Français | English | Español | Português

República de Irlanda Política

El Reino Unido cuenta con una población de 65,1 millones de habitantes, de los que se calcula que más de tres millones son musulmanes. El último censo, de 2011, arrojaba la cifra de 2.780.000, la mayoría residentes en Inglaterra y Gales, con 77.000 en Escocia y 4.000 en Irlanda del Norte. Los musulmanes suponen el 8,1% de todos los alumnos de primaria y el 13% de los reclusos de las prisiones británicas. La principal agrupación es el Consejo de Musulmanes Británicos (MCB), fundado en 1997, de tendencia suní y que agrupa a 500 mezquitas y asociaciones. Se nutre con fondos públicos gubernamentales y donaciones privadas. Tras los atentados de Manchester, las principales organizaciones de musulmanes en el Reino Unido han condenado el atentado al unísono, calificándolo de «horrible» y expresando su conmoción. También expresan su apoyo y solidaridad con las víctimas y sus familias. El secretario general del MCB, Harun Khan, se ha expresado en estos términos: «Es horrible. Es criminal. Los perpetradores deben encarar todo el peso de la justicia, tanto en esta vida como en la próxima». El tono es similar en los comunicados del Consejo de Mezquitas de Mánchester y el de la Comunidad Musulmana del Gran Mánchester. Sin embargo todas esas declaraciones tienen algo en común: ninguna condena el radicalismo islámico, la ideología que subyace tras el atentado. A título particular, algún imán, como Irfan Chisti, titular de la Mezquita Central de Máchester, rechaza que el yihadismo pueda tener una justificación religiosa: «Ese ataque no cabe en la religión del Islam». Pero en general las mezquitas y asociaciones musulmanas eluden el tema de si el radicalismo religioso lleva al terrorismo y el MCB incluso rechaza de plano esa tesis. De cara a las elecciones del próximo 8 de junio, el MCB ha emitido unas pautas con consejos electorales para el llamado «sermón del viernes» y ha reeditado un manual de guía sobre cómo votar que ya publicó ante los comicios de hace dos años, titulado «Justicia, no favores». En ese informé ofrece ocho criterios que un musulmán debe tener en cuenta a la hora de elegir a qué candidato votará. En el quinto punto exige la «revisión independiente» de la estrategia del Gobierno británico contra la radicalización en escuelas, mezquitas y asociaciones, impulsado en 2011 y denominado «Prevent». El MCB aboga por la retirada del plan Prevent con el objeto de «defender las libertades civiles y reconstruir la confianza de las comunidades [musulmanas] cuando se persigue el crimen y el terrorismo». En el texto consideran que la estrategia del Gobierno contra la radicalización tiene un fallo de base, y es que traza una relación entre «el extremismo no violento y el extremismo violento», que el Consejo cree que no existe. El documento pide que «no se gasten recursos en falsas batallas ideológicas» contra «el mal definido extremismo no violento». Como solución para que los jóvenes no se radicalicen, abogan por crear «espacios donde debatir ideas en público», a fin de que las nuevas generaciones no acaben «en el mundo underground, donde la radicalización es más posible». El documento revela el problema cultural que late tras el problema del terrorismo islámico: la principal organización musulmana del Reino Unido cree que las prédicas radicales no guardan relación con el terrorismo. En sus guías electorales, el MCB defiende también la existencia en el Reino Unido de tribunales islámicos, regidos por la «sharia», la ley islámica de origen medieval, que han tenido revival desde finales del siglo pasado gracias al wahabismo sufragado por los saudíes. Es una norma controvertida, incluso para algunos musulmanes, porque enjuicia de manera distinta al hombre y la mujer, contempla castigos muy crueles y resulta poco compatible con los derechos consagrados en las democracias occidentales. El Consejo de Musulmanes Británicos la defiende así las cortes de justicia islámicas que operan en el Reino Unido y que el Gobierno rechaza: «Es importante entender que para quienes optan por recurrir a ellas les proporcionan un valioso servicio para resolver disputas, como hacen foros de mandato religioso en otras confesiones». También niegan que se trate de un sistema judicial contradictorio con el estatal: «Rechazamos que con la sharia tengamos un sistema de justicia paralelo». Una opinión que choca con la de Theresa May, que en días pasados criticó expresamente la sharia y recordó que «la única ley en el Reino Unido es la ley británica». El documento electoral pide también que se vote a candidatos que apoyen la creación de un estado palestino, «combatan la islamofobia» y defiendan los derechos de las diversas creencias a sus costumbres de vestimenta y alimentación. Expresamente el informe defiende que se permita el uso del velos integral, el niqab, por parte de las mujeres.
www.abc.es | 24/05/17
El grupo terrorista Daesh ha reivindicado la autoría del atentado que dejó 22 muertos, entre ellos varios niños, y 59 heridos durante un concierto de la cantante Ariana Grande en Mánchester este lunes por la noche. El grupo terrorista ha afirmado a través de un comunicado, cuya autoría no ha podido ser todavía comprobada, que un «soldado del califato» colocó «varios paquetes bomba» en varias concentraciones de «cruzados» en la ciudad británica. Funcionarios de Estados Unidos dicen que las autoridades británicas han identificado al sospechoso en el atentado suicida de Manchester como Salman Abedi. Un funcionario estadounidense confirmó la identidad el martes a The Associated Press. No hay detalles adicionales disponibles inmediatamente. «Con la gracia y el apoyo de Alá, un soldado del califato logró colocar varios artefactos en medio de una reunión de cruzados en la ciudad británica de Manchester, en venganza por la religión de Alá, en un intento por aterrorizar a los mushrikin (incrédulos) y en respuesta a sus transgresiones contra las tierras de los musulmanes», ha asegurado el grupo terrorista, en un mensaje publicado en Amaq y difundido por el grupo de Inteligencia SITE. El grupo que lidera Abú Bakr al Baghdadi afirma que habrá más ataques contra «los seguidores de la cruz y sus aliados», «con el permiso de Alá». Todo comenzó a las 22.35 de la noche (una hora más en España) del lunes, cuando una bomba explotó en el recinto donde se celebraba el concierto de Grandes, una artista muy querida por el público joven. Lo cierto es que el ataque destaca por su crueldad extrema, dado que hasta la concentración pop se habían acercado, sobre todo, niños y adolescentes. Precisamente, la persona más joven asesinada es una menor de ocho años, Saffie-Rose Roussos. La otra víctima ya identificada es Giorgia Callander, de 18 años, vecina de Whittle-le-Woods, en Lancashire. El atacante, un hombre que ya ha sido identificado pero cuyos datos no se han hecho públicos, es un suicida que murió cuando se hizo explotar. Un hecho que tuvo lugar a la salida del pabellón Mánchester Arena. Las pesquisas de la policía, que investiga la tragedia como «incidente terrorista», se centran en aclarar si actuó solo o si lo hizo como miembro de una célula radical. Los agentes han explicado que el terrorista empleó «un artefacto casero» para cometer la matanza. Algunos testigos hablan de que el suelo del lugar de la detonación había tuercas, tornillos y clavos, con los que habría cebado la bomba para hacer el máximo daño. Por el momento, solo un hombre de 23 años ha sido detenido en relación con el ataque. Además, otro varón también ha sido arrestado en el centro comercial Arndale de Mánchester, aunque, por ahora, no está vinculado con el incidente. Para Reino Unido, el atentado contra el pabellón Mánchester Arena es el más terrible desde los ataques islamistas de Londres en 2005. Fue entonces cuando las autoridades británicas adoptaron medidas para evitar la venta de material susceptible de servir para la fabricación de artefactos explosivos. Pero esta vez no han evitado el ataque. En algunas web incluso circulan manuales de cómo hacer bombas caseras. Tras el ataque suicida en el Arena, la policía de Mánchester llevó a cabo una detonación controlada de un objeto en el jardín de la catedral, a la 1.32 horas de la madrugada. Hoy se ha reforzado el dispositivo policial en toda la ciudad. Lugar del atentado de Mánchester. Imagen satelital: Google Earth- LUIS CANO Las reacciones no se han hecho esperar. La campaña electoral ha quedado suspendida y a las 9 de la mañana hora local la primera ministra Theresa May ha reunido al gabinete COBRA que afronta los casos de emergencia. Mánchester, con un área metropolitana de 2,2 millones de habitantes, es la mayor ciudad del Noroeste de Inglaterra. Por su parte, su alcalde, el laborista Andy Burnham, ha hecho una declaración frente al ayuntamiento esta mañana: «No ganarán, permaneceremos fuertes. Tristes, heridos, pero somos más fuertes». Burham elogió la buena pasta de la gente de Manchester «que tras el ataque abrió sus casas a extraños, ese es el espíritu que prevalecerá, permaneceremos unidos». [Sigue en directo la última hora sobre el atentado en Mánchester] Pánico en el pabellón La bomba estalló en el vestíbulo del auditorio de conciertos, el más grande de Mánchester de su tipo, con aforo para 21.000 personas. Ese hall está cercano a las taquillas y sirve de acceso a la cercana estación ferroviaria Victoria. Las personas que hacían cola para volver a su casa en el transporte público se vieron alcanzadas por una terrible explosión. «Todo el edificio tembló y había cuerpos y sangre por todas partes», cuentan los testigos. «La gente intentaba ponerse de pie como podía escapar». «Se veía a personas caminando heridas de metralla». «Algunos grupos buscaban a sus amigos o familiares». Son algunas de las frases que resumen el horror de la escena. La explosión dejó primero una llamarada y luego llenó de humo la zona. De inmediato pasó a percibirse la enorme devastación. «Me volvía loca. Todo el mundo empezó a gritar. No vimos la explosión, pero sentimos el olor a quemado», explicó una madre que había acudido al concierto con su marido y sus tres hijos. Así huyeron asistentes al concierto de Ariana Grande en Manchester, tras registrarse dos explosiones. Más de 20 muertos y cientos de heridos pic.twitter.com/wqFyulaYeo— LARSA Comunicaciones (@LARSAVISIONTV) 23 de mayo de 2017 Tras la deflagración se produjeron de inmediato 240 llamadas a los servicios de emergencia y pronto llegaron al estadio 60 ambulancias y 400 policías. Particulares y hoteles ofrecieron en Mánchester, a través de internet, habitaciones a los asistentes al concierto de Ariana Grande. En Twitter, la etiqueta «RoomForManchester» («Habitación para Maánchester») se ha convertido en uno de los temas más comentados en la popular red social, en la que miles de usuarios han publicado sus anuncios de ayuda. Además, muchos taxistas de la ciudad se han acercado a los aledaños del recinto para ofrecer viajes gratis a los asistentes. La policía de Manchester ha habilitado un teléfono de información: 0161 856 9400. En twitter la etiqueta #MissingManchester sirve para ofrecer información sobre las víctimas. Según las primeras informaciones, el consulado español no tiene constancia de víctimas españolas. También hay una etiqueta #RoomForManchester en la que se invita a los vecinos de la ciudad a acoger a las personas que lo necesiten en relación al atentado. La reacción de los ciudadanos de Manchester fue magnífica, con muchos abriendo las puertas de sus casas anoche a personas que salían conmocionadas del coliseo. Desaparecidos Ariana Grande, artista originaria de Boca de Ratón, en Florida, ha manifestado que está «rota»: «me siento tan apenada que no puedo hablar». En algunas imágenes puede verse deambulando a adolescentes ataviadas con orejas de conejo fosforescentes, lo que da idea del ambiente lúdico y un poco tierno que imperaba, ajeno al terror que aguardaba a la salida. La situación más angustiosa es ahora la de algunos padres, que buscan desesperadamente a sus hijos. Esta mañana en BBC radio, una madre, Charlotte Campbell, daba cuenta de sus dramáticos esfuerzos para intentar dar con su hija Olivia, de 15 años: «Ella estaba en el concierto y había visto ya a los teloneros cuando me dijo que lo estaba pasando de maravilla y me dio las gracias por haberla dejado ir. Estaba con su amigo Adam, que apareció a la media hora en un hospital, pero ella aún no ha aparecido. He telefoneado a todo el mundo: hospitales, policía, centros de niños… Su padre está allí buscándola y también algunos amigos. La gente tiene su foto. La llamo a su teléfono, pero está muerto». Alarma antiterrorista El atentado, que aunque no se ha dicho todavía será a buen seguro obra del fanatismo islamista, es el más brutal desde julio de 2005 en Londres, que costó 52 víctimas, con bombas yihadistas en un autobús de dos pisos y una línea de metro. El Reino Unido está en el segundo nivel máximo de alerta desde agosto de 2014. El país sufrió su anterior atentado el pasado 22 de marzo en Londres, cuando un ciudadano británico de credo yihadista arrolló en el Puente de Westminster con un coche a dos docenas de personas y más tarde apuñaló a un guardia de la verja del Parlamento provocándole la muerte. En total murieron seis personas, incluyendo el atacante. La Policía británica y el servicio de información del MI5, considerados entre los mejores del mundo, han prevenido docenas de atentados. Tras el ataque se Londres de marzo se ha producido un goteo constante de redadas, algunas desarticulando a células con planes avanzados para atentar. En las calles se ha mantenido siempre la normalidad. Se han reforzado mucho los controles policiales, en especial en metros, estaciones de trenes, puertos de ferrys, y aeropuertos, pero sin atosigar al público. Las autoridades, incluido el ex primer ministro Cameron, han reconocido una y otra vez que Gran Bretaña podría sufrir en cualquier momento un ataque de las dimensiones que han padecido Francia, Bélgica y Alemania. El país es uno de los que cuenta con más cámaras de circuito cerrado de televisión en las calles. Es inevitable no recordar que el atentado ocurre a las puertas de las elecciones. Lo previsible, dado la cultura política británica, es que no sea utilizado políticamente. En la campaña del referéndum sobre la UE, el pasado 23 de junio, un radical neonazi apuñaló hasta la muerte a la diputada laborista Jo Cox, una firme europeísta, pero nadie utilizó lo sucedido en la liza política. Theresa May ha sido ministra del Interior durante casi siete años y ofrece mayor solvencia en temas de seguridad que Jeremy Corbyn, un pacifista de izquierdas que el pasado fin de semana se vio envuelto en una polémica cuando en una entrevista en la BBC rehúso varias veces a preguntas del presentador a condenar al IRA, la organización terrorista irlandesa que tanto dolor causó en Irlanda el Norte y la propia Inglaterra.
www.abc.es | 23/05/17

El primer ministro de IrlandaEnda Kenny, anunció este miércoles 17 de mayo que a medianoche dejará de liderar su partido Fine Gael, abriendo el proceso para elegir a un nuevo jefe de gobierno.

"El año pasado dije que no lideraría al Fine Gael en las próximas elecciones. Hoy decidí materializar esta decisión", dijo el líder de centroderecha, de 66 años de edad, en un comunicado.

Kenny llegó al poder en 2011 y lideró al país tras la gran crisis de 2008. Aunque fue reelegido en 2016, no logró la mayoría absoluta y se vio obligado a contar con apoyo de la oposición.

Siempre dijo que no aspiraría a un tercer mandato, pero su salida se precipitó por las críticas a su gestión de un escándalo en la policía.

La dimisión abre un proceso que acabará con un nuevo secretario general del Fine Gael y primer ministro el 2 de junio, como muy tarde.

"Quiero asegurar a la gente que durante este proceso interno seguiré cumpliendo con todos mis deberes y responsabilidades", afirmó Kenny, que llevaba 15 años al frente del Fine Gael.

www.prensa.com | 17/05/17
¿Cómo recordamos? ¿Cómo se recordará cuando no haya testigos? ¿Qué es peor, el recuerdo o el olvido? ¿Es posible el olvido voluntario? ¿Deben nuestras sociedades dedicar al olvido una parte mínima de la energía que ahora dedican a recordar? ¿Y si, a largo plazo, el olvido fuera inevitable, mientras que incluso en un plazo relativamente breve el recuerdo del mal radical no lograra impedir su repetición? Estas son algunas de las preguntas que David Rieff (Boston, Estados Unidos, 1952) se formula en «Elogio del olvido», ensayo que incorpora y amplía las reflexiones que ya planteó en «Contra la memoria» , publicada en 2012 en castellano y un año antes en inglés. Como el autor señala, no puede haber una respuesta categórica ante interrogantes como los formulados, de ahí la consideración de diferentes posibilidades y opciones que varían en función de escenarios y coyunturas. En ese sentido el título puede resultar algo engañoso dado que el elogio del olvido por el que el autor aboga no es genérico, sino más bien matizado y justificado en determinadas situaciones. Condenados «No sostengo que siempre sea un error insistir en la rememoración como imperativo moral» sostiene Rieff antes de añadir: «Si existe la posibilidad práctica tanto de componer un informe honrado de los hechos como de llevar ante la justicia a los perpetradores, debería hacerse». Como plantea al cuestionar la célebre sentencia de George Santayana («Aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo»), recordar no siempre vacuna contra futuras atrocidades, postura que complementa proponiendo recordar solo si ese recuerdo «no engendra nuevos horrores». Resultan fundamentales para el autor los trabajos de, entre otros, Arendt, Judt, Margalit, Yerushalmi y Todorov, quienes ya habían analizado en profundidad algunas de las cuestiones abordadas en este volumen. Precisamente porque Rieff es deudor de todos ellos, merecerían que sus obras fueran correctamente referenciadas en una bibliografía ahora inexistente o en notas a pie de página que son mínimas en la edición de Debate y en las que están ausentes todos los trabajos o las páginas de los que se han extraído citas entrecomilladas imprescindibles para el ensayo. La política de algunas editoriales de evitar referenciar correctamente las fuentes utilizadas por los autores, o la elección de estos en este sentido, empobrece la obra y perjudica a los lectores. En este caso es evidente y desafortunado, pues David Rieff apela de forma constante a las tesis de autores como los señalados sirviéndose de ellos para construir su argumentación. Así es como David Rieff, inspirándose en Yerushalmi (el antónimo de olvidar no es recordar, sino justicia), y en la sociedad decente de Margalit, concluye que si bien dentro de cien años se relativizará o no importará lo que hoy es presente, «sin justicia no es posible una sociedad decente». Recurre asimismo a Tony Judt para prevenir sobre el «saqueo del pasado en busca de provecho político», o a Pierre Nora para distinguir entre «los imperativos de la memoria» y «los imperativos de la historia», al tiempo que se apoya en otros intelectuales para disertar sobre la instrumentalización de la memoria y de cómo en ocasiones su manipulación y mistificación ha convertido la rememoración en un «nocivo pegamento» que ha alimentado «añejos rencores y martirologios contendientes», como ejemplifica el ciclo de violencia en Irlanda del Norte o Bosnia. Distorsión El sugerente ensayo flaquea cuando David Rieff cae en exageraciones que distorsionan la realidad y su análisis de la Ley de Memoria Histórica en España. Por ejemplo, cuando afirma que «son notablemente parecidos a los de Elie Wiesel» los planteamientos de Baltasar Garzón al emprender «la investigación de la muerte de las 114.000 personas que se estima fueron asesinadas por el bando fascista durante la Guerra Civil entre 1936 y 1939». Carece de rigor la comparación del premio Nobel de la Paz en 1986 y superviviente de los campos de exterminio nazi que dedicó el resto de su vida a mantener viva la memoria del Holocausto con el magistrado español que fue suspendido de la magistratura por un motivo que Rieff ignora u olvida: la condena unánime de los siete miembros del Tribunal Supremo en 2012 por un delito de prevaricación cometido por Garzón tras intervenir comunicaciones de varios detenidos, «laminado» así, como rezaba la sentencia, el derecho de defensa. Otra sentencia del TS le absolvió del delito de prevaricación por investigar los crímenes del franquismo, aunque el tribunal consideró que el juez expulsado incurrió en «errónea aplicación del derecho». «Elogio del olvido. Las paradojas de la memoria». David Rieff Ensayo. Ytad. de Aurelio Major. Debate, 2017. 144 páginas. 16,90 euros. E-book: 8,99
www.abc.es | 17/05/17
Europa es consciente de que la victoria de Macron solo ha conseguido comprar tiempo. La necesidad de renovación del proyecto europeo es más urgente que nunca y el presidente del prestigioso Instituto IFO de Múnich, Clemens Fuest, cree haber dado con la fórmula que permitirá al euro no solamente sobrevivir, sino además salir reforzado de la crisis. “Los países europeos no respetan los Tratados”, afirma Fuest sin hacerse ilusiones, “que un país como Grecia no cumpla con lo que ha prometido no es un accidente sino una especie de principio fundacional”. Partiendo de esta base, afirma que la estabilidad de la zona euro no puede depender del auto cumplimiento. “Creo que ese es un camino equivocado”, asegura, para a continuación citar a Homero y explicar el título de su libro: “El principio Ulises”. La Odisea cuenta cómo Ulises sabe que las sirenas seducen a los marineros con sus cantos para matarlos, de modo que pide a sus compañeros que lo aten al mástil del barco y que ellos se taponen los oídos con cera. Así, cuando pasan ante las pérfidas criaturas, Ulises pide desesperado que lo suelten para ir hacia ellas, pero los navegantes no lo oyen y la expedición sobrevive. Inspirado en este clásico, articula “una propuesta pragmática para solucionar la crisis del euro”. Fuest concibe la zona euro dividida en dos franjas, la norte y la sur, a la que pertenecen Grecia, España, Italia, Portugal e Irlanda, además de Francia. Justifica esta división con una serie de gráficos macroeconómicos sobre saldos por cuenta corriente, PIB, empleo, costes laborales o competitividad que aportan menos novedad que frustración. El caso de Grecia se presenta como paradigma de la esencia del problema, que afecta a las dos franjas. El Pacto de Estabilidad, recuenta Fuest, que obliga a mantener el déficit por debajo del 3%, ha sido violado en 168 ocasiones (Grecia anualmente, Portugal en 15 ocasiones, Alemania en 4…), lo que demuestra que los estados soberanos no se atienen a lo que firman y dan la razón al ex ministro de Finanzas griego, Yanus Varufakis, que tan descaradamente dijo en su día: “da igual lo que digan los alemanes, al final les toca pagar”. Este es el punto de bloqueo en el que Fuest llama a no darse por vencidos y propone un plan de cinco puntos que no estén basados en nuevos compromisos europeos que, al igual que los anteriores, no serán cumplidos. Los puntos son los siguientes: Ceder competencias. Una división clara de las responsabilidades entre el nivel europeo y el nacional que ya funciona exitosamente, por ejemplo, en el BCE. Política europea monetaria y bancaria. Debe ser establecida una clara cláusula no-bailout que deje claro que no habrá rescates ni a los Estados ni a los bancos. Los bancos no pueden mantener deuda de sus propios Estados y deben tener capital para afrontar las pérdidas. Además habría que establecer un control de la deuda, de manera que cuando un Estado sobrepase el déficit presupuestario del 0,5% del PIB su deuda pase a financiarse en otro rango de intereses más altos. Nueva cláusula de insolvencia. El mecanismo de estabilidad europeo (ESM) adopta un nuevo papel en el modelo de Fuest. En lugar de las constantes amenazas de impago de los países problema como Grecia, los préstamos con vencimiento deben ser prolongados automáticamente y el ESM debe ser parte de ese sistema. Reprogramación automática de la deuda. Si un Estado cae en situación de insolvencia, su deuda debe ser reestructurada automáticamente en el plazo de tres años. Y por último, prohibir al BCE la compra de deuda soberana. El BCE no debe tener la posibilidad de financiar a los Estados, como está haciendo actualmente y hay que poner fin de forma inmediata al programa OMT. Fuest reconoce intereses divergentes y que Alemania tendría que hacer algunas concesiones, pero considera más aconsejables las transferencias limitadas que dejar abierta esa “puerta al chantaje”. Fuest añade que no hacer nada ahora significa que la incertidumbre aumentará en la zona euro hasta la próxima crisis y entonces será ya tarde para convencer al electorado alemán de que debe seguir apostando por Europa. Recuerda que Odiseo, tras un viaje lleno de peligros y aventuras que duró diez años, terminó llegando de nuevo a casa.
www.abc.es | 16/05/17
El ministro para el Brexit del Gobierno británico, David Davis, ha criticado la posición de la UE de cara a la negociación como "ilógica" por haber elaborado ya unas directrices unilaterales sobre la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.
www.europapress.es | 14/05/17
Ayudarse de los votos perdidos por Rusia para ganar Eurovisión 2017. En mitad de una dura batalla entre Italia y Portugal para llevarse el festival, el búlgaro Kristian Kostov quiere hacerse un hueco en la reñida contienda. El artista de 17 años, el primero nacido en el siglo XXI que participa en el concurso, logró este jueves el pase a la gran final durante la segunda semifinal del famoso concurso musical celebrada en Kiev (Ucrania). Kostov brilló por encima del resto de candidaturas en una discreta gala gracias a una puesta en escena elegante y muy cuidada al servicio de su poderosa balada "Beautiful Mess" y de una voz prodigiosa y muy desarrollada para su corta edad. La delegación búlgara, que el año pasado quedó cuarta tras nueve años sin pasar a la final, le ha cogido el truco al certamen y ha enviado de nuevo este año una propuesta competitiva que hace soñar al país con su primera victoria. Para muchos expertos en el certamen, la ausencia de Rusia tras el veto del gobierno ucraniano a su representante multiplica sus opciones. Kristian Kostov nació y vivió hasta hace muy poco en Moscú, donde hace cuatro años llegó a la final de un concurso de voz infantil de la mano del célebre Dima Bilán, ganador del festival Eurovisión en 2008. Los medios rusos revelaron hoy que Kostov también actuó en Crimea después de la anexión, algo que le costó a la rusa Yuliya Samóylova su participación en Eurovisión. Los servicios de seguridad ucranianos (SBU) han confirmado esta información, aunque aclararon que el artista búlgaro era por entonces menor de edad y estuvo en la península antes de que se aprobara la ley que prohíbe entrar en territorio ucraniano a quienes hayan visitado ilegalmente Crimea. Pese a que la televisión pública rusa ha boicoteado esta edición por la expulsión de su candidata, es presumible que muchos rusos en otros países europeos apoyen en la final al talentoso moscovita. Además, países del este como Armenia o la propia Bulgaria se podrían beneficiar de la ausencia de una Rusia siempre muy votada. Puntos que tendrán que desviarse en esta ocasión hacia otras candidaturas y qué mejor receptor que un artista joven ruso que destaca sobre la gran mayoría de propuestas. Discreta semifinal Porque la segunda semifinal del festival mostró un nivel muy pobre en cuanto a calidad musical. Además del búlgaro, solo salvaron la noche la danesa Anja con su solemne balada "Where I am", el trío de hermanas neerlandesas O'G3NE con "Lights and shadows" y el noruego JOWST con la electrónica "Grab the moment". Todos ellos estarán en la final del sábado gracias a la combinación de puntuaciones recibidas de los jurados nacionales y el televoto. La estridencia llegó de la mano del dúo rumano Ilinca & Alex Florea, con un tema llamado "Yodel it!" que fusiona pop, rock, hip hop y canto tirolés. La mezcolanza de estilos les ha servido a ambos para superar la criba de la semifinales. Mientras, el croata Jacques Houdek ha seducido a Europa en su peculiar intento de demostrar su versatilidad como cantante pop y tenor con el tema "My friend". Es el único representante de un país exyugoslavo que estará en la final del concurso. La dulzura del austriaco Nathan Trent, subido a una gigante luna, y el carisma del israelí IMRI, que repitió fórmula con baile resultón y exceso de pirotecnia, han servido para que dos países que siempre suelen tener problemas para pasar lo hayan hecho en esta ocasión cumpliendo los pronósticos. Las dos propuestas de la noche que no eran en inglés, también: la húngara "Origo" de Joci Pápai y la bielorrusa "Story of my life" del dúo Naviband. Pedida de mano en directo Mientras, Serbia, Malta, Irlanda, Suiza y Lituania se quedan fuera. Ni siquiera han conseguido el pase el dúo estonio formado por Koit Toome y Laura, muy favoritos entre los eurofans; y la cuatro veces representante por San Marino Valentina Monetta, convertido ya en un icono eurovisivo por su constancia y paciencia. Contra todo pronóstico, la macedonia Jana Burceska se suma a la lista de derrotadas pese a partir como una de las favoritas de la noche. Sin embargo, ella ya es historia en Eurovisión al haber protagonizado en directo junto a su marido la primera pedida de mano del festival. Ella, al contrario que Europa, dijo 'sí'. Los diez países que se han clasificado este jueves se unen a los otros finalistas de la primera semifinal: Suecia, Australia, Bélgica, Azerbaiyán, Portugal, Grecia, Polonia, Moldavia, Chipre y Armenia. El «Big 5» (España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania), y Ucrania en calidad de anfitrión completan la línea de salida de la gran final de este sábado.
www.abc.es | 12/05/17
La aerolínea Norwegian ha decorado la cola de uno de su aviones con un retrato del escritor grancanario Benito Pérez Galdós, que se convierte así en la octava figura de la historia de España que recibe este homenaje en su flota, según ha informado la propia compañía. En la actualidad, 87 aviones de Norwegian lucen en sus timones de cola retratos de personales históricos de los países nórdicos, el Reino Unido, Irlanda y España. En el caso de España, ya se podía ver en sus aeronaves los rostros de los navegantes Cristóbal Colón y Juan Sebastián Elcano, la abogada y política Clara Campoamor, el premio Nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal, y los escritores Miguel de Cervantes, Gloria Fuertes y Rosalía de Castro. El avión que lucirá el retrato de Pérez Galdós, con matrícula EI-FVS y licencia irlandesa, es un nuevo Boeing 737-800, de 186 plazas. El montaje de la imagen del escritor en el timón de cola se llevó a cabo en los hangares de Norwegian en Oslo. La imagen utilizada en la decoración del avión ha sido cedida por la Casa-Museo de Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, entidad dependiente del Cabildo Insular. Se trata del retrato del autor tomado en torno a 1890 por el fotógrafo Christian N. Franzen y cuya copia en papel es custodiada por la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria. Homenaje «El homenaje de Norwegian a Pérez Galdós quiere reivindicar a uno de los escritores de mayor calidad y también más prolíficos de las letras españolas; sin su aportación no sería posible, por ejemplo, entender el periodo que va de Trafalgar a la Restauración. Al mismo tiempo, es un homenaje a Gran Canaria, uno de nuestros mercados más queridos en España», asegura el responsable de mercadotecnia de Norwegian en España, Miguel Urresti. Por su parte, la consejera de Turismo del Cabido, Inés Jiménez, resalta que Benito Perez Galdós «es una figura universal que representa a la perfección la tradición literaria de Gran Canaria, por lo que este emotivo reconocimiento, que llega justo la semana en la que se conmemoran los 174 años de su nacimiento, es la mejor forma de promocionar los atractivos culturales que ofrece el destino a sus visitantes».
www.abc.es | 11/05/17
Pese a todas las trabas legales, económicas y políticas, Kiev está preparada para alzar esta noche el telón de Eurovisión 2017. La capital ucraniana acoge por segunda vez en su historia el famoso certamen musical, aunque durante los últimos meses su papel de ciudad anfitriona ha estado en peligro en numerosas ocasiones. Y es que los problemas burocráticos y la guerra soterrada con la vecina Rusia han puesto contra las cuerdas a los reponsables del festival. Elegir la sede del concurso fue todo un quebradero de cabeza, ya que ninguna infraestructura del país cumplía con los requisitos exigidos por la UER (Unión Europea de Radiodifusión). Tras la cancelación de diversas ruedas de prensa y la consumación de los plazos establecidos, se designó el Centro Internacional de Exposiciones como el lugar más apropiado para celebrar el concurso. Pero se ha tenido que acondicionar todo el interior: montar las gradas, mejorar el sonido, montar la sala de prensa, las cabinas de los comentaristas... Una reforma integral de un espacio que muchos, al principio, no veían idóneo. Mientras, el gobierno ucraniano se mostró torpe y lento a la hora de emprender reformas legislativas necesarias para garantizar la viabilidad del proyecto. Por ello, los medios denunciaron una clara falta de entendimiento entre la administación estatal y la televisión pública. «Peleamos contra el sistema, el sabotaje, la corrupción y el nepotismo», llegó a decir en noviembre el director interino del ente público, Alexander Harebin, sólo semanas después de que cayera en bloque la directiva encargada de organizar el festival. «El tiempo se acaba», advirtió públicamente Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo de la UER. Casi de forma milagrosa, todas las barreras administrativas y económicas desaparecieron en enero y los reponsables ucranianos comenzaron a ganar el tiempo perdido en disputas internas. Y cuando la situación parecía encauzada, Eurovisión tropezó con uno de los mayores escollos a los que ha tenido que hacer frente en sus 62 años de historia. Veto a Rusia Rusia confirmaba en marzo a Julia Samóylova, una cantante de 28 años en silla de ruedas por una atrofia muscular espinal, como su representante en Kiev. Rápidamente, el gobierno ucraniano advirtió de que la artista no tendría permitida la entrada a Ucrania al haber actuado en la península de Crimea tras la anexión de Rusia en 2014. El Servicio de Seguridad consideró que la artista cruzó ilegalmente la frontera al acceder sin autorización a un territorio que sigue considerando suyo. La legislación ucraniana condena esta acción con tres años de prisión. La UER adoptó durante dos meses un papel de mediador para conseguir que Ucrania finalmente levantara el veto. A través de un dilatado trabajo diplomático, para muchos poco hábil, las buenas palabras y la actitud conciliadora dieron paso a última hora a las presiones y las advertencias para romper el bloqueo ucraniano. Ingrid Deltenre, directora general de la UER, escribió personalmente al Primer Ministro Volodymyr Groysman para advertirle del «impacto negativo» que esta decisión conllevaba y la seria posibilidad de quedarse fuera del concurso el año siguiente. Víctima de una broma telefónica, la propia Deltenre amenazó incluso a los anfitriones con llevarse el concurso a Berlín si mantenían su decisión. Pese a todo, el gobierno ucraniano se plantó en el «no» y, a pocos días del certamen, la televisión rusa anunciaba su ausencia forzada. Este duro enfrentamiento ha herido como nunca antes el espíritu neutral y apolítico de un concurso que nació precisamente para unir a un continente desgarrado por la II Guerra Mundial a través de la música. A la espera de sus posibles consecuencias, los esfuerzos de la UER se concentran ahora en salvar esta convulsa edición de la mejor manera posible. Por eso, las expectativas para la primera semifinal de esta noche son altísimas. Portugal, Suecia y Azerbaiyán, favoritas 18 países competirán por lograr una de las diez plazas que dan acceso a la gran final que tendrá lugar el próximo sábado y para la que ya están clasificados los miembros del llamado «Big 5» (España, Italia, Reino Unido, Francia, Alemania) y Ucrania como anfitrión. Suecia y Portugal parten como favoritas para lograr el ansiado pase. Robin Bengtsson buscará la séptima victoria de su país, que lo igualaría con Irlanda en el liderato, con una apuesta pop moderna, elegante y definida al milímetro. Un derroche de ingenio sueco para una actuación que arranca en el backstage y que protagonizan las cintas de correr en las que Robin y sus coristas se suben para ejecutar una coreografía perfecta en un festival cada vez más volcado en la parafernalia y el show. Una propuesta muy diferente a lo que plantea Portugal, que aspira a conseguir el mejor resultado de su historia solo con el talento desbordante de su intérprete Salvador Sobral. Los lusos, que han competido casi cincuenta veces y nunca han ganado, sorpenden con su cuarto lugar en las casas de apuestas gracias a la delicada y embelasada melodía de «Amar pelos dois». El cantante, vencedor del último festival da Cançao, llega a Kiev aquejado con graves problemas de salud que ha declinado precisar. En tales circunstancias, ha sido su hermana Luísa Sobral quien lo ha sustituido durante los ensayos previos a esta semifinal. Azerbaiyán y Armenia, países históricamente enfrentados, suben como la espuma en las predicciones. Los azeríes vienen dispuestos a sorpender con una actuación impregnada de surrealismo y locura, donde un hombre con una cabeza de caballo subido en una escalera roba protagonismo a la cantante Dijah. Mientras, los armenios buscan repetir el sorprendente efecto que provocó la actuación de Iveta Mukuchián en 2016 repitiendo ese laborioso trabajo de realización y escenografía, esta vez al servicio de Artsvik. Unos guiños a Bollywood y la aparición de un ave gigante en como fondo de escenario adornan una actuación que ha levantado muchas expectativas. Todo lo contrario a Bélgica, que tras sus dos primeros ensayos ha perdido posiciones en las casas de apuestas. Blanche ha sido muy crítica por su actitud inexpresiva y limitada voz en los ensayos de «City lights», donde precisamente el juego de luces es la gran baza visual de los belgas. Todos los candidatos buscan explotar sus fortalezas para captar votos: el montenegrino Slavko Kalezi? fía sus opciones al juego coreográfico que desarrolla con su larga (y postiza) trenza, los moldavos Sunstroke Project prometen poner a bailar a todo el mundo al ritmo de su saxo, y la diva griega Demy tira de chulazos sin camiseta para aportar más espectáculo a su discotequera «This is love». Las baladas tendrán el sello personal de la polaca Kasia Mo?, la checa Martina Bárta, la albanesa Lindita, el esloveno Omar Naber, el dúo finlandés Norma John y el australiano Isaiah, que protagoniza la tercera participación del país oceánico en Eurovisión. La psicodelia llegará de la mano de los letoneses Triana Park y el tradicional canto a la paz lo interpretará este año la georgiana Tako Gachechiladze. La islandesa Svala Björgvinsdóttir y el chipiota Hovig completa el cartel de candidatos que sueñan con hacerse un hueco en una final de Eurovisión donde Italia es gran favorita para la victoria. Precisamente, su candidato, Francesco Gabbani, y el español Manel Navarro estarán en el show de esta noche para presentar un anticipo de sus candidaturas.
www.abc.es | 9/05/17
«Piensa como yo, calla o muere». Ese es el lema que alimenta los fanatismos y el terrorismo, ya sea este local (nacionalista) o trasnacional (yihadismo). Y el que ha provocado que con la llegada del siglo XXI, el siglo de la globalización en el que se difuminan las fronteras físicas y cibernéticas, que el mundo se vea golpeado de manera insiste por ataques irracionales y muy sagrientos, dejando a las víctimas y sus familias huérfanas del apoyo de los gobiernos ante una falta de legislación específica (solo la tienen España, Francia e Italia). Ayer se presentó en Madrid el «Libro blanco y negro del terrorismo en Europa», promovido por la eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundua. Un exhaustivo trabajo, «la base de datos más completa que creo que existe», apuntó la eurodiputada, que pretende ser la primera fotografía integral de la victimización de los ciudadanos europeos, dentro o fuera de Europa. El informe se refiere al número total de personas asesinadas tanto en suelo de la UE, como fuera, entre 2000 y 2016: arrojando el drástico número de 1.687 víctimas mortales, de las que 1.573 eran europeas (a las que habría que sumar otras siete de las que se desconoce su nacionalidad). Base de datos y análisis «El estudio analiza diferentes puntos de vista del fenómeno del terrorismo en la Unión Europea (UE) o con víctimas de la UE fuera de Europa, en este siglo de globalización», indicó Pagazaurtundua durante la presentación a los medios. Realizado a lo largo de un año, «es una gran radiografía, una gran base de datos» que ha buscado responder a los aspectos cuantitativos (libro negro) y también cualitativos (libro blanco). En esta última parte, se incluye el análisis de varios expertos, como Fernando Reinares, el general Miguel Ángel Ballesteros, Rogelio Alonso o el especialista en el uso de las redes sociales por parte de los yihadistas, Javier Lesaca; así como personas que han aprendido a través de la experiencia directa, como el alcalde de la ciudad belga de Malinas, Bart Sommers, que se ha convertido en un referente por su política de prevención ante la radicalización, o Dounia Bouzar, que ha promovido la apertura de centros de desradicalización en varias localidades francesas. El director de la fundación «Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo», Florencio Domínguez, que actúo de padrino de la presentación del documento, lo definió como un «trabajo sólido y solvente que permite desarrollar nuevas investigaciones sobre terrorismo», al mismo tiempo que permite ofrecer «una perspectiva real del fenómeno terrorista». Asimismo subrayó la necesidad de este tipo de informes, que permiten estudiar el terrorismo «con la cabeza fría que nos dan los datos», frente a las emociones que procuran «los grandes titulares sobre el último atentado». 75 ataques ordenados o inspirados en Daesh Según el libro negro, entre los años 2000 y 2016 han muerto un total de 658 personas en suelo europeo (en 12 países), el 82,8% de ellos por atentados yihadistas y el 13,8%, por terrorismo local. España es el país que más número de víctimas ha sufrido (253) en Europa, debido a la última campaña de ETA (58 víctimas), abriendo el milenio, y a los atentados del 11 de marzo de 2004, que se cobraron la vida de 191 personas (es el atentado con más víctimas en suelo europeo). A nuestro país le siguen, Francia (250) y Reino Unido (74), que sufrieron atentados de Daesh y Al Qaida, respectivamente. Tan solo cuatro países europeos no han sufrido ningún atentado terroristas dentro de sus fronteras durante este periodo: Austria, Luxemburgo, Malta y Eslovenía. Mientras el terrorismo local es analizado como un fenómeno que ha dado sus últimos coletazos en nuestro país o en Irlanda del Norte en este milenio, el yihadismo ha crecido generando una gran onda expansiva de terror, dentro y fuera de Europa. El estudio contabiliza un total de 1.029 europeos asesinados fuera de la UE, en 22 países del mundo (632 de ellos en Afganistán). Personas que realizaban trabajos humanitarios, seguridad, misiones de paz, turistas, empresarios o trabajadores expatriados. El estudio también incluye datos poco conocidos, como el número de atentados ordenados por el yihadismo o inspirados en él que han tenido lugar fuera de su «califato», que abarca territorio de Irak y de Siria. La cifra se eleva a 75 ataques en un total de 20 países de todo el mundo. Ausencia de legislación europea El objetivo que persigue este estudio, que una vez sea traducido al inglés será enviado al Parlamento Europeo, es «contribuir a extender la concienciación sobre los efectos del terrorismo y sobre las víctimas», defiende Pagazaurtundua. Es por eso que dicho volumen va acompañado de un libro gris, cuyo contenido es una comparativa sobre los estatutos jurídicos de las víctimas del terrorismo en Europa. Un trabajo que hace hincapié en que tan solo tres países disfrutan de dicha legislación -España, Francia e Italia-. Países que han sufrido más de cerca el terror. «Existe un déficit claro, relacionado con la experiencia empírica», señala Pagazaurtundua. La trasnacionalidad de los atentados es otro de los factores que afecta a la hora de atender a los víctimas, por falta de protocolos. «No todos las víctimas del terrorismo tienen los mismo derechos en Europa. Esta es la razón de este estudio», sentencia la eurodiputada. Irene Muñoz, responsable del libro gris, corrobora tras realizar esta comparativa de legislaciones europeas respecto al terrorismo la existencia de una recepción desigual de la situación de necesidad de tener una legislación, y la falta de identificación de dicha necesidad; detecta asimismo «nula experiencia a la hora de afrontar este tipo de delitos», cuando toda la sociedad europea corre el riesgo de ser victimizada ante grupos terroristas como Daesh. El bajo nivel de concienciación es otra de las consecuencias, lo que dificulta la labor de prevención. Todo ello lleva a que se legisle a golpe de experiencia, esto es a posteriori, tras sufrir un gran atentado. Con nombre y apellido Si bien el libro negro pretende una fría fuente datos, y el blanco, un análisis, Maite Pagazaurtundua no ha querido dejar al margen de estos estudios que en ellos se habla de víctimas, de personas. Ha querido humanizar y aportar un punto emotivo a este exhaustivo estudio con la inclusión de todos los víctimas, con nombre y apellidos. «A excepción de las alemanas», pues su país ha querido mantener su privacidad.
www.abc.es | 6/05/17
El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, admitió hoy que si los habitantes de Irlanda del Norte deciden en un referéndum la reunificación de la isla en un solo país, como contempla el Acuerdo del Viernes Santo, la Unión Europea (UE) reconocería todo el territorio como Estado miembro. «Todo está relacionado con el Acuerdo del Viernes Santo, donde se dice con claridad que los seis condados (de Irlanda del Norte) permanecen en el Reino Unido hasta que sus habitantes decidan algo diferente por medios democráticos en un referéndum que solo podría convocar el ministro del Reino Unido para Irlanda del Norte», afirmó el mandatario tras la cumbre europea celebrada hoy en Bruselas. No obstante, recalcó que en la actualidad no se cumplen las condiciones necesarias para celebrar la votación. «El valor de la decisión adoptada hoy es que, si en algún momento del futuro se convoca el referéndum y el pueblo de Irlanda del Norte toma la decisión (de la reunificación), no solo se reconocería el resultado, sino que el Consejo Europeo aceptaría a toda la isla como parte de la Unión Europea», dijo el primer ministro irlandés. El jefe de Gobierno se mostró satisfecho de que las directrices negociadoras sobre el «brexit» apoyen «los compromisos y beneficios del proceso de paz» y se mostró a favor de evitar una frontera «dura» entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte una vez consumada la salida de Londres de la Unión Europea. «La intención no es volver a una frontera dura, no es la intención del Gobierno británico ni del Gobierno de Irlanda», declaró Kenny, quien asumió que hará falta «imaginación» para dar una solución a la línea divisoria entre ambos países, y aseguró que se dedicará a esa labor «durante los próximos meses». El primer ministro también se mostró dispuesto a mantener una relación «fuerte y constructiva» con el Reino Unido en el futuro y añadió que el resultado de las elecciones generales británicas del próximo 8 de junio no cambiará la «posición» del bloque comunitario sobre el «brexit». Kenny dijo que las directrices negociadoras apoyan «los desafíos únicos y específicos» a los cuales se enfrenta Irlanda, así como Chipre y Gibraltar, y también reconoció que «algunos países quedarán más afectados que otros» por la marcha de Londres. Sobre la reubicación de la Agencia Europea del Medicamento y la Autoridad Bancaria Europea, actualmente en Londres, el político confirmó que el Consejo Europeo tomará una decisión sobre las nuevas sedes en la cumbre europea de otoño, prevista para el 19 y 20 de octubre. En cuanto a las obligaciones financieras del Reino Unido con la Unión Europea, asumió que son necesarios «progresos», si bien confirmó que los líderes europeos no debatieron sobre «cifras». Los líderes de los 27 países de la Unión Europea (todos menos el Reino Unido) aprobaron hoy las directrices negociadoras para el «brexit», que consagran el principio de que el club comunitario negociará «unido». El acuerdo de Viernes Santo estipula que, en caso de producirse una reunificación pacífica y democrática de Irlanda, esta sería reconocida por las autoridades británicas.
www.abc.es | 30/04/17

Los gobernantes europeos han aprobado por unanimidad las directrices que regirán las negociaciones con Gran Bretaña para su salida del bloque, dijo el sábado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Tusk tuiteó: “directrices aprobadas unánimemente. Mandato político firme y justo de Unión Europea (UE) 27 para conversaciones de 'brexit' está preparado”.

Guidelines adopted unanimously. EU27 firm and fair political mandate for the #Brexit talks is ready. #EUCO

— Donald Tusk (@eucopresident) 29 de abril de 2017

Los gobernantes de 27 naciones de la Unión Europea se reunieron en Bruselas sin la presencia de la primera ministra británica Theresa May. Se prevé que las negociaciones comenzarán después de las elecciones generales británicas del 8 de junio.

Horas antes, Tusk dijo que Gran Bretaña enfrentará un bloque unido de 27 países en sus negociaciones de separación. Cualquier exigencia de Theresa May, se gestionará “con firmeza”, añadió.

Tusk hizo esas declaraciones antes de presidir la cumbre en Bruselas para terminar de definir las bases de su postura negociadora. May activó el pasado 29 de marzo el proceso de salida, que se extenderá dos años.

Donald Tusk insistió en que no puede haber negociaciones sobre una relación futura entre Londres y el bloque hasta que haya acuerdo suficiente en asuntos como cuánto dinero debe Gran Bretaña al bloque, y reiteró que el bienestar de ciudadanos y familias que viven en territorio del otro bando será la prioridad cuando comiencen las conversaciones.

Todas las partes “necesitan garantías firmes para todos los ciudadanos y sus familias que se verán afectados por el Brexit a ambos lados. Esa debe ser la prioridad número 1”, dijo Tusk.

Unos 3 millones de ciudadanos de las 27 naciones de la Unión Europea viven en Gran Bretaña, mientras que hasta dos millones de británicos viven en el continente europeo. Todos afrontan una situación de incertidumbre en cuestiones como servicios sociales y empleo.

Tusk ha dicho que la unidad continuada de los 27 ayudará a Theresa May, porque tendrá certidumbre política durante el proceso. “Nuestra unidad también va en interés de Gran Bretaña”, dijo.

“Siento un firme apoyo de todas las instituciones de la UE, incluido el Parlamento Europeo, así como de todos los 27 estados miembros. Sé que esto es algo único y confío en que no cambiará”.

En los últimos años, el bloque ha sufrido frecuentes y agrias divisiones por cuestiones como la crisis financiera y cómo gestionar la llegada de cientos de miles de inmigrantes. Estaba previsto que los mandatarios reconocerán en su cumbre que Irlanda del Norte podría unirse al bloque en el futuro si su población vota a favor de reunificarse con Irlanda, miembro de la UE.

Dos funcionarios europeos indicaron que era probable que se incluyera una declaración al respecto a los documentos de la cumbre, que se celebrará sin May. Los funcionarios pidieron no ser identificados porque la reunión aún se estaba preparando.

Las relaciones futuras entre Irlanda y Gran Bretaña, lo que incluye la forma que tomaría la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte cuando Gran Bretaña abandone el bloque, se han planteado como un problema clave a abordar en las negociaciones del 'brexit'.

www.prensa.com | 29/04/17
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha confirmado este martes que el coste de las ayudas financieras como consecuencia del rescate a estas entidades se situará en 2017 en el 0,1% del PIB, «un impacto muy pequeño», a juicio del gobernador. Respondiendo al portavoz económico de Unidos Podemos en el Congreso, Alberto Montero, Linde ha defendido durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos que el rescate «no se hizo para salvar a los consejos de administración ni a los accionistas, sino para salvar a los depósitos». «Si no hubiera sido por el rescate, los depositantes hubieran perdido su dinero. Nuestros bancos hubieran quebrado», ha aseverado, señalando que todos los países de Europa, a excepción de Chipre, tomaron la misma decisión de rescatar a sus entidades. Montero, que ha cuestionado posteriormente esa afirmación, defendiendo que sí que existían otras posibilidades de asegurar los depósitos, ha criticado que rescate financiero en España es, por coste, el segundo más elevado después del realizado en Irlanda. «La gracia nos ha costado a los españoles bastante dinero», ha dicho. Respecto a la deuda que la banca española sigue teniendo con los mecanismos de liquidez impulsados desde el Banco Central Europeo (BCE), Linde ha sostenido que no ve ningún problema con ello. «Todo es normal y no debe preocuparnos en absoluto», ha aseverado. «La banca acude a esa financiación igual que el resto de bancos de la Unión Europea. Es financiación ordinaria del BCE. Se hace con banca española igual que otros bancos», ha apostillado. Por otro lado, Linde también se ha referido a la modificación del régimen contable en la Sareb, el conocido como 'banco malo', aprobado por el Gobierno a finales del año pasado, y por la cual se incluyeron las modificaciones del precio de los activos en los estados patrimoniales y la cuenta de resultados. Linde ha manifestado que esta actuación fue «legítima» y no cuestiona su conveniencia. «No teníamos objeción. Era perfectamente legítimo y razonable», ha aseverado.
www.abc.es | 26/04/17
La socialdemocracia europea sigue hundiéndose. Sus grandes baluartes en el continente han sido consumidos por los populistas. El descalabro de Benîot Hamon en las presidenciales francesas es solo el último paso del camino del socialismo en su alejamiento del poder. Francia Lejos quedan los tiempos de François Mitterrand. El socialismo francés no concurrirá a la segunda vuelta. Benoît Hamon, el candidato socialista para estas elecciones, elegido en primarias en contra de los deseos del aparato del partido, ha hundido los resultados de un PS que sale de la presidencia de François Hollande por la puerta de atrás, el único presidente de la V República que no se presenta a la reelección, con su popularidad por los suelos, a pesar de haber cumplido el sueño de recuperar el Elíseo para los socialistas. Hamon, alejado del socialismo ortodoxo y más próximo a posiciones radicales, ha salido perjudicado en su deseo de competir en un terreno dominado por el auge de la izquierda populista de Jean-Luc Mélenchon . Alemania El antes todopoderoso SPD alemán era la referencia en la izquierda europea hasta hace una década. El gobierno de «gran coalición» con la canciller Angela Merkel ha sido penalizado por los votantes socialistas. Los democristianos, después de tres legislaturas en las encuestas, han caído en las encuestas de las elecciones de 2017, aunque siguen como primera fuerza; pero, para desgracia del SPD, los socialistas no son los únicos que recogen sus votos, sino también los populistas de Alternativa para Alemania. Martin Schulz, anterior presidente del Parlamento Europeo, tratará de mantener la relevancia del partido, durante años sumido en una crisis de liderazgo. Italia El referéndum convocado por Matteo Renzi supuso su suicidio político y sumió a la socialdemocracia italiana, ya tocada, en una crisis aún mayor, descabezada después de un liderazgo de un personalismo tan marcado como el del ex primer ministro italiano. El Partido Democrático, que esconde su filiación socialista como un estigma, es el partido con mayor representación parlamentaria; pero en las encuestas es superado por los populistas del Movimiento 5 estrellas de Beppe Grillo en un momento de turbulencias económicas y políticas en el país, gobernado ahora por Paolo Gentiloni, del PD. Reino Unido Después del largo gobierno de Tony Blair, el laborismo británico vive una etapa de zozobra desde la derrota en las elecciones de 2010. La «tercera vía» que defendió el entonces primer ministro como alternativa al socialismo está ya enterrada. El líder actual, Jeremy Corbyn, de posiciones radicales, logró derrotar al aparato del partido para llevarlo a posiciones cercanas al populismo de izquierdas en auge en Europa. El líder laborista tiene parte de culpa de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, cuya defensa de la permanencia se quedó corta. La decisión de la primera ministra conservadora, Theresa May, de adelantar las elecciones al 8 de junio, se debe a la enorme debilidad de Corbyn, según auguran las encuestas, para poder así obtener mayor libertad para gestionar el Brexit. Extrema izquierda en Grecia y Portugal La fórmula para la supervivencia del Partido Socialista portugués ha sido una alianza con los radicales de izquierdas. Han logrado así encaramarse al poder a pesar de no haber sido el partido más votado. El actual primer ministro, António Costa, recupera así el poder para un partido que había quedado hundido tras el gobierno de José Sócrates, en el cargo cuando Portugal solicitó el rescate y, tras su dimisión, encarcelado por corrupción. En Grecia, el antes poderoso Pasok es ahora un partido irrelevante. Su espacio político ha sido ocupado en su práctica totalidad por los radicales de izquierda de Syriza. Holanda Los votantes han penalizado al Partido Laborista Holandés (PvdA) por la «gran coalición» formada con los democristianos. En las elecciones del pasado marzo pasaron de ser la segunda fuerza más votada en 2012 a quedar por debajo del 6% de los votos. Suecia La socialdemocracia sueca es la gran superviviente en Europa. Espejo durante décadas de aplicación del modelo socialista, se mantiene todavía como bastión en el continente, ahora de la mano del moderado Stefan Löfven, antiguo líder sindical. Escandinavia, sin embargo, ya no es el bastión socialdemócrata de antaño. Recientemente han perdido el Gobierno en Noruega y Dinamarca. También en Austria. En Irlanda también se han hundido. En el siguiente mapa se puede observar en qué países están actualmente en el poder en solitario (rojo oscuro), en coalición (rojo claro) o en la oposición (gris). Gobiernos socialistasRojo oscuro, gobierno socialista. Rojo claro, socialistas en gobierno de coalición. Gráfico: Luis Cano
www.abc.es | 23/04/17
Así como Adriani, la infatigable esposa del comisario Kostas Jaritos, ha tenido que hacer malabarismos para que durante estos años no faltase un plato en la mesa, Petros Márkaris (Estambul, 1937) también ha salido magullado y trasquilado de su contacto con la crisis. Al final, reconoce, dar forma a ese retrato del hundimiento de Grecia que componen «Con el agua al cuello», «Liquidación final», «Pan, educación y libertad» y «Hasta aquí hemos llegado» le ha acabado pasando factura. «Para mí es muy difícil escribir una novela sobre la crisis mientras la vivo en primera persona, ya que la crisis está atacando a familiares y amigos que cada vez sufren más y tú sufres con ellos», explica horas antes de ponerse manos a la obra en una maratoniana sesión de firmas en Sant Jordi. Es por eso que a la hora de enfrentarse a «Offshore» (Tusquets Editores), nueva entrega de la serie protagonizada por el comisario Jaritos, Márkaris ha preferido alejarse un poco de los escombros de la realidad para imaginar lo que ocurriría si de pronto en Grecia empezasen a aflorar millones en inversiones y el dinero fluyese de nuevo como si las cosas nunca se hubiesen ido a pique. Un arranque que él mismo considera «como de ciencia-ficción» pero que, a pesar de todo, le ha llevado a firmar otra novela con la que alerta de los desmanes de los ricos y poderosos. «Al final es una novela sobre la falta de transparencia del dinero. Pero no sólo el dinero negro, sino todo el dinero. Nadie sabe de dónde viene. Si alguien llegase mañana a Grecia, España o Italia con un montón de dinero y dijera “vengo a invertir ”, todo el mundo estaría tan encantado que nadie se preguntaría de dónde viene». Con todo, el dinero, corriente subterránea que recorre una novela que arranca con el brutal asesinato de un funcionario de la Secretaría de Estado de Turismo, no es más que una de las patas de una novela con la que Márkaris sigue explorando las relaciones de familia de Jaritos y ajustando cuentas con una gestión política que, asegura, ha llevado a Grecia y también a Europa al borde del abismo. «Grecia fue un error de evaluación de los europeos -asegura-. En Europa se creyó que todo tenía que ver con la crisis y el dinero, y no vieron lo que iba mal en términos políticos en todo el mundo. Pensaron que imponiendo políticas de austeridad a Irlanda, Grecia, Portugal y España todo iría bien, y ahora tenemos los problemas que tenemos debido a que se subestimó o se ignoró todo», explica. Tanto es así que Márkaris tiene claro que si Grecia ha desaparecido del plano informativo es porque los problemas del resto de países son ahora mucho más acuciantes. «El Brexit, Alemania, las elecciones en Francia, las relaciones con los Estados Unidos… Al lado del cáncer que sufre Europa, lo de Grecia es sólo un dolor de cabeza», sostiene un autor que, pese a querer alejarse de la crisis, sigue tomándole el pulso a la actualidad de su país y filtrándola en unas novelas de realismo social teñido de negro. De ahí que también tenga su propia explicación al hecho de que Syriza ya no cope titulares. «Creo que Syriza mantuvo la atención mientras alimentó la ilusión de que iba a cambiar Europa, pero en cuanto quedó claro que eran lo mismo que los anteriores, perdieron el interés de los medios», explica. O eso o, añade, que la presencia de Varoufakis fue determinante. «Cuando Varoufakis dimitió, Syriza desapareció, lo que significa que no sólo Hollywood necesita su Rita Hayworth», bromea.
www.abc.es | 23/04/17
El Gobierno británico ha dicho este viernes que está dispuesto a ampliar el plazo para las conversaciones para la formación de un gobierno en Irlanda del Norte hasta el 29 de junio, tras la convocatoria de elecciones anticipadas para el 8 de junio aprobada esta semana.
www.europapress.es | 21/04/17
No se sabe si era su intención, porque primero utilizó su cuenta privada y solo después de varias vacilaciones lo publicó en la institucional, pero el caso es que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se convirtió ayer en una estrella de las redes sociales al expresar en Twitter su opinión sobre la convocatoria de elecciones anticipadas en el Reino Unido. El polaco hizo una comparación sarcástica entre lo que sucede en la política británica y una película de suspense y escribió un mensaje en el que decía que «El Brexit parece un guion de Alfred Hitchcock. Primero un terremoto y luego aumenta el suspense». Esto es todo lo lejos que han llegado los comentarios sobre una decisión que en Bruselas se ha recibido como una nueva confirmación de que del otro lado del canal la situación política sigue siendo confusa y que a día de hoy en Londres nadie sabe con exactitud en qué va a acabar el proceso de divorcio con la UE. El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, intentó reflejar una normalidad que en el fondo no es tal, diciendo que si la UE es una asociación de democracias lo más normal es que haya elecciones todo el tiempo y que ello no deberá suponer ningún cambio en el proceso de negociaciones. Seguirá pues el calendario previsto: primero la cumbre para fijar el mandato negociador, su aprobación por todos los países que se quedan, para que el inicio formal de negociaciones se produzca a primeros de junio. Proceso en marcha Como dijo el liberal belga Guy Verhofstadt, que será el representante del Parlamento Europeo en el proceso, es evidente que el Brexit será el elemento central de la campaña electoral de modo que los ciudadanos «podrán expresarse sobre cómo ven el futuro de las relaciones entre su país y la UE». Por supuesto, la idea de que estas elecciones abran la puerta a un giro de 180 grados para anular el proceso de divorcio ha estado flotando en la capital comunitaria, aunque no se haya citado abiertamente como sí ha hecho el eurodiputado socialdemócrata alemán Jo Leinen que ha dicho que las elecciones «pueden ser un segundo referéndum». Frente a ello, el ministro alemán de Medio ambiente, el democristiano Norbert Roettgen, cree, al revés, que «la idea de una salida del Brexit es totalmente insensata». De todos modos, técnicamente después de que la primera ministra, Theresa May, hubiera invocado a finales de marzo el Artículo 50, ya se ha puesto en marcha un proceso en el que la marcha atrás solo sería posible si lo aceptan todos los demás países, es decir que ya no está solamente en manos de los británicos. Pero nadie ignora que las elecciones pueden cambiar la percepción sobre ciertos elementos del debate, específicamente el territorial, dependiendo de los resultados en regiones como Escocia o Irlanda del Norte. El resultado de las candidaturas proeuropeas en esos territorios puede hacer aún más compleja la situación para los negociadores británicos. Los escoceses pueden buscar argumentos para un segundo referéndum de independencia. Y en el Ulster, los líderes del partido nacionalista Sinn Feiun creen que «puede ser una oportunidad para construir un procreso político hacia un referéndum sobre la unidad de Irlanda» dentro de la UE».
www.abc.es | 19/04/17

Miles de venezolanos radicados en otros países salieron este sábado 15 de abril a protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro y la cúpula militar.

“¡Unidos en el mundo por la democracia!”, “¡Democracia ya!” son algunos de los mensajes que portan los venezolanos que se han concentrado en plazas y avenidas principales de importantes ciudades.

Se han concentrado en Escocia, Alemania, Inglaterra, Irlanda, entre otro países. En Panamá, tienen previsto concentrarse en el parque Urraca, de 5:00 p.m. a 8:00 p.m.

Hoy en más de 40 ciudades del mundo los venezolanos protestan contra la dictadura de Nicolás Maduro. #NoMás #15Abril pic.twitter.com/LbzXZQJY8B

— #VOTOPORVZLA (@VotoPorVzla) 15 de abril de 2017

En Venezuela, las manifestaciones contra Maduro cumplen casi dos semanas. La principal demanda en la calle es la destitución de los magistrados del máximo tribunal, luego de que se adjudicaran temporalmente las funciones del Parlamento de mayoría opositora y revocaran la inmunidad de los diputados. También se exige un cronograma electoral.

El próximo miércoles 19 de abril ha sido convocada la denominada "madre de las marchas", que llegará a la Defensoría del Pueblo, ubicada en el centro de la ciudad, donde se concentran los poderes públicos y es considerado un bastión del chavismo.

La oposición ya intentó en otras oportunidades llegar a ese organismo, pero las fuerzas del orden siempre se lo impidieron.

Los Teques, a 20 km de Caracas, es escenario de dos días de violencia y saqueos. Hay barricadas de basura, troncos y piedras en la capital mirandina, que la Guardia recorre con blindados y usa gases para dispersar manifestantes, reportó el diario El Nacional.

Atención CARACAS #19AVzlaContraElGolpe La movilización protesta será también en el resto de Venezuela!Se anunciará próximamente! https://t.co/zdOlFVLmM3

— Henrique Capriles R. (@hcapriles) 14 de abril de 2017

(Con información de agencia de noticias AFP)

www.prensa.com | 15/04/17
Los partidos de Irlanda del Norte tienen la "última oportunidad" antes de mayo para formar gobierno y evitar otras elecciones o aceptar las órdenes directas de Londres, ha dicho este miércoles el ministro para Irlanda del Norte del Gobierno británico, James Brokenshire, que ha pausado las conversaciones con motivo de la Semana Santa.
www.europapress.es | 12/04/17
El IVA se ha convertido en uno de los protagonistas de los Presupuestos de 2017. El Gobierno ha decidido rebajar el impuesto del valor añadido a los espectáculos (entre los que no se incluye el cine) del 21 al 10%. También entrarán en el tipo reducido las monturas de las gafas y lentes graduadas, que hasta ahora también eran gravadas al 21%. Pese a estas bajadas, el Ejecutivo espera incrementar un 7,3% la recaudación por este impuesto directo durante este ejercicio, hasta los 67.463 millones de euros. ¿Cuántos tipos de IVA tiene España? Tres. General (21%) reducido (10%) y superreducido (4%). Estos tipos se han mantenido intactos desde septiembre de 2012, cuando el Gobierno subió el tipo general del 18 al 21% y el reducido del 8 al 10%. Fue la sexta modificación del impuesto sobre el valor añadido, que fue implantado en España en 1986 con un tipo general del 12%. Hasta 1992 también hubo un tipo incrementado de IVA, que llegó a ser del 33%. Cada tipo recoge varias modalidades de productos. El tipo superreducido, por ejemplo, incluye bienes de primera necesidad. Bienes como alimentos (pan, leche, queso, huevo, frutas, verduras, cereales...), libros (los que no incluyan publicidad), medicamentos, viviendas de protección oficial o prótesis y servicios como reparación de vehículos para personas de movilidad reducida, alquiler de viviendas de protección oficial o servicios de teleasistencia. En el reducido se recogen un alto porcentaje de bienes. Entre ellos destacan todo tipo de alimentos que no sean de primera necesidad (menos bebidas y tabaco), el agua, productos farmacéuticos, bienes utilizados en la actividad agrícola, importaciones de arte, el transporte, la hostelería (desde esta semana, también los servicios mixtos), servicios de limpieza pública, eventos deportivos, exposiciones o alquileres de viviendas. Por último, el tipo general desde tabaco y bebidas alcohólicas a ropa y calzado. En este grupo también se incluyen productos muy utilizados como pañales, luz, gasolina, teléfono o ADSL o flores. En cuanto a los servicios, destacan las peluquerías, los servicios funerarios y los veterinarios. Cabe recordar que hay servicios que están exentos de pagar IVA, cómo los dentistas, los servicios de asistencia social, la educación, la hospitalización o asistencia sanitaria o las donaciones de sangre. ¿Y en Europa? España se encuentra muy próxima a Europa en materia de IVA. Mientras en el territorio nacional el tipo general es del 21% en el viejo continente este es del 21,5% de media. Hungría (27%), Suecia, Dinamarca y Croacia (25) lideran la clasificación de los IVA más altos de la Unión Europea, mientras que los tipos generales más bajos se dan en Luxemburgo (17%) y Malta (18%). De igual forma, llama la atención la «exclusividad» del tipo superreducido, ya que únicamente está presente en cuatro países de la UE además de España. Estos son Italia, Luxemburgo, Irlanda y Francia. El más bajo es el del país galo: un 2,1%.
www.abc.es | 8/04/17
La formación nacionalista irlandesa Sinn Féin exige que se convoquen nuevas elecciones si los partidos no alcanzan un acuerdo para la formación de Gobierno antes de que la próxima semana termine el plazo establecido para ello, según ha dicho este viernes un miembro del partido tras una semana de negociaciones en la que se han producido pocos avances.
www.europapress.es | 7/04/17
El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy su posicionamiento sobre las negociaciones del Brexit sin incluir a Gibraltar, en la línea que defiende el Gobierno de España y apoyan los grandes grupos de la Eurocámara. No salieron adelante ninguna de las tres enmiendas que pedían nombrar a Gibraltar interpuestas por eurodiputados británicos, una laborista, un conservador y un euroescéptico. A una de ellas, la de Claire Moody, laborista, se habían sumado entre otros eurodiputados de ECR, PdeCAT y PNV, que querían que el texto del PE antes de negociaciones recordara que «tanto en Irlanda del Norte como en Escocia y Gibraltar ganó la opción de la permanencia en el Reino Unido». Aunque no aparece en la resolución, Gibraltar centró parte del debate dedicado al posicionamiento sobre el Brexit en la Eurocámara. El líder del UKIP, Nigel Farage, dijo hoy que «Gibraltar va a romper el acuerdo» entre la Unión Europea y Reino Unido, por el veto que España utilizará si se incluye el peñón en el acuerdo en vez de tratarse de forma bilateral entre Londres y Madrid. Farage afirmó que es «una hipocresía3 que los Veintisiete digan que irán a una en las negociaciones y no se admitirán acuerdos bilaterales de los Estados miembros con Londres "pero se incluya una cláusula que dice que España tiene derecho de veto si no están de acuerdo con la solución para Gibraltar". El líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, afirmó que «los españoles no estarán solos con respecto a Gibralta r frente a Londres. Los intereses de los españoles son los de todos los europeos». Por su parte, el portavoz del PSOE en la Eurocámara, Ramón Jáuregui, señaló que debe buscarse «un acuerdo que sea fruto de una voluntad de convivencia con Gibraltar. No es guerra de soberanías. Pero no se puede admitir que haya una colonia en Europa en el siglo XXI». En la resolución de la Eurocámara sobre el Brexit aprobada por 516 votos a favor, 133 en contra y 50 abstenciones, se reclama que el Reino Unido pague los costes del «divorcio» y un trato fronterizo especial para Irlanda del Norte. El acuerdo del Brexit deberá entre otras prioridades, según la Eurocámara, aclarar el estatuto legal de los británicos que viven en la Unión Europea y viceversa, así como provisiones sobre sus derechos fundamentales tras la salida de Reino Unido. Igualmente, los eurodiputados reclamaron aclarar las nuevas fronteras exteriores de la UE, para cuyo diseño algunos grupos políticos quieren un trato especial para Irlanda del Norte, de forma que no se torpedee el proceso de paz con más inestabilidad.
www.abc.es | 5/04/17
El Estado portugués ha gastado ya 13.000 millones de euros desde 2007 para evitar el desplome de la banca, según los datos recién difundidos en Lisboa por el Instituto Nacional de Estadística. Una factura muy alta que lastra las cuentas públicas con un ‘ratio’ que equivale al 7% del Producto Interior Bruto (PIB) del país vecino El sector financiero es, de largo, el que peor lo está pasando al otro lado de la frontera en todo este periodo de crisis en la Unión Europea, especialmente a partir de la solicitud de rescate al Fondo Monetario Internacional efectuada por el Gobierno que encabezaba el socialista José Sócrates en 2011. Pero, naturalmente, la intervención estatal se considera una prioridad, tanto por el Ejecutivo que lideraba el conservador Passos Coelho como por el actual de signo socialista al cargo del primer ministro António Costa. En caso contrario, las consecuencias habrían sido catastróficas, hasta el punto de que se habrían cumplido las amenazas de convertirse en Grecia 2. El punto más álgido se alcanzó a causa de la quiebra del Espírito Santo en agosto de 2014, que obligó a poner sobre la mesa 4.900 millones de euros (más otros 210 para otras firmas) con tal de evitar el colapso de todo el sistema. Ahí, con los activos saneados de aquella entidad, se pusieron los cimientos de Novo Banco, cuya operación de venta al fondo norteamericano Lone Star se cerró el pasado 31 de marzo por 1.000 millones de euros. Es decir, sus efectos continúan dejándose sentir en el bolsillo de los sufridos contribuyentes portugueses, por mucho que António Costa se empeña en negarlo. Ni siquiera el Reino Unido anterior al Brexit (una economía 13 veces mayor que la de Portugal) había tenido que emplearse tan a fondo para salvar Northern Rock y Bradford & Bingley. Basta un dato para darse cuenta: 11.600 millones de euros públicos llovieron en la City, es decir, un 0,4% de su PIB. 12 meses después, hicieron falta 2.821 millones de euros con el objetivo de equilibrar los balances, lo que desembocó en un impacto del 3% en el PIB. Novo Banco y Caixa Geral de Depósitos El año que menor coste registraron las arcas públicas lusas fue 2016, con 380 millones de euros, en su mayoría requeridos en el caso del Banco Portugués de Negocios (BPN). No era ninguna casualidad porque la operación de Novo Banco y la recapitalización de Caixa Geral de Depósitos se aplazaron a este año, precisamente para no descabalgar las cuentas del Gobierno socialista. Esta última se halla en curso. De momento, le cuadran los números al Ministerio de Finanzas, toda vez que el déficit del año pasado se situó en el 2,1%, la cota más baja desde el estallido de la Revolución de los Claveles el 25 de abril de 1974. Eso sí, el Instituto Nacional de Estadística no se ha olvidado de realizar una comparativa europea, con el resultado de que Irlanda, España, Alemania, Grecia y Austria se vieron obligados a inyectar más dinero todavía. Berlín y Fráncfort, motores de la primera economía comunitaria (su tamaño es 17 veces mayor que el de la portuguesa), tuvieron que dar la cara por Commerzbank y Deutsche Bank, lo que se tradujo en un gasto próximo al 1% de su PIB. En cuanto a España, no quedó más remedio que recurrir a 45.500 millones extra, un 4% del Producto Interior Bruto pero el 57% de la carga aplicada al déficit luso. Las inyecciones económicas se realizan bajo los efectos de las tasas de interés, y ahí es donde Lisboa pierde gas, tal cual acredita el presente informe. Polémica sobre Lone Star Cuando la investigación sobre la bancarrota del Espírito Santo dista mucho de haber finalizado (e incluso con ramificaciones en el ‘caso Sócrates’ por supuestos blanqueo de capitales, corrupción y tráfico de influencias), el que fue su hombre fuerte, Ricardo Salgado, no ha desaprovechado la oportunidad de alzar su voz en contra de la adquisición de Novo Banco por parte de Lone Star. «Es una desgracia», ha llegado a manifestar. También los dos socios radicales del Partido Socialista en el Palacio de Sao Bento, los comunistas de Jerónimo de Sousa y el Bloco de Esquerda de Catarina Martins (admiradora de Pablo Iglesias), se muestran en contra con absoluta rotundidad. Si los términos de la recapitalización de Caixa Geral no se cierran en buenas condiciones, la burbuja financiera aún puede estallar, aunque António Costa haya puesto toda la carne en el asador para intentar evitarlo. El Partido Social Demócrata de Passos Coelho, líder de la oposición, aguarda con las garras afiladas e incluso pide la comparecencia del actual primer ministro en el Parlamento para aclarar la operación de Novo Banco, más allá de que él mismo se aviniese a explicarla el día que expiraba el plazo de su cambio de manos. Un proceso, de acuerdo con el antiguo mandatario, que no ha sido todo lo transparente que las circunstancias requerían, a su juicio.
www.abc.es | 4/04/17
El Gobierno ha presentado esta semana las líneas generales de los Presupuestos de 2017 y las cifras de déficit de 2016, que suponen que, por primera vez en una década, el Ejecutivo ha cumplido el objetivo fijado. Sin embargo, pese al cumplimiento, Bruselas, el FMI y la OCDE seguirán incluyendo serias recomendaciones para nuestro país del lado fiscal. España es el cuarto país de la UE con menor presión fiscal pese a que tiene tipos más altos que la mayor parte de Europa. De esta forma, solo en el IVA España cuenta con un tipo general similar al de la UE, del 21%, frente al 21,5% de media continental. En IRPF y Sociedades, los impuestos máximos son más elevados: el marginal del impuesto de la Renta para los ingresos más altos es del 45% frente al 39% de la UE, y en Sociedades el tipo nominal es del 25%, superior al 22,5% de media europea. Pese a que la reforma fiscal ha ayudado a aproximar los tipos al contexto europeo, aún queda camino por recorrer. Los tipos en España son altos sobre el papel, pero los efectivos se reducen considerablemente por las deducciones. Ello se percibe en la recaudación, menor a la de otros países. La presión fiscal bajó en 2016 por tercer año consecutivo, siete décimas, al 37,9% del PIB frente al 44,9% de la media de la UE. Presión de los organismos internacionales En las últimas semanas, la Comisión Europea, el FMI y la OCDE han publicado informes sobre la economía española con recetas parecidas del lado fiscal. Si España tiene tipos altos y una recaudación baja se debe sobre todo a las deducciones de sus impuestos: según los Presupuestos Generales de 2016, el año pasado Hacienda dejó de recaudar 34.498 millones de euros por bonificaciones. En su último informe, la OCDE denuncia que algunos de estos beneficios fiscales «son especialmente regresivos» al beneficiar sobre todo a las rentas más elevadas. El organismo se refería a la deducción por compra de vivienda habitual que sigue aplicando para las operaciones anteriores a 2013 y que supone un agujero de 1.241 millones, o las reducciones a los planes de pensiones. Por ello, la OCDE defiende bajar impuestos al trabajo, como las cotizaciones sociales, para beneficiar al empleo a cambio de eliminar deducciones. Precisamente, España recauda más que la media de la UE por cotizaciones sociales a cargo del empleador, un 8,2% del PIB en 2015 frente al 6,9% de la UE, si bien al incluir también las cotizaciones de los empleados ingresa un 12,3% del PIB, un punto inferior a la media. Los impuestos al trabajo son mayores en España que en la media de la OCDE: mientras en nuestro país suponen un 55% de los ingresos, en las 34 economías más desarrolladas del planeta representan un 51,9%. BBVA Research calcula que si se bajaran las cotizaciones sociales en 2,3 puntos y subieran dos puntos los impuestos indirectos –es decir, IVA e impuestos especiales–, la economía española crearía 200.000 empleos. La OCDE alerta de que las altas cotizaciones perjudican a la creación de trabajo y puede suponer un aumento del empleo sumergido. Según el organismo, la estructura fiscal en España «está orientada hacia los ingresos laborales y penaliza el crecimiento y el empleo», por lo que pide bajar cotizaciones. La UE también destaca que la carga fiscal de España sobre los trabajadores con menores sueldos es mayor que la media. En el caso de un trabajador que gane un 67% del salario medio, en España un 37,2% de su sueldo va a impuestos (cotizaciones e IRPF) mientras que en la UE este porcentaje es del 36,7%. La estrategia marcada desde el exterior es reducir impuestos al trabajo y elevarlos al consumo. De los 34.598 millones de bonificaciones en impuestos, el IVA concentra más de la mitad de la pérdida de ingresos, 19.241 millones, debido a exenciones (8.074 millones), además de por gravar productos al tipo superreducido del 4% (3.250 millones) y al reducido del 10% (7.917 millones). Una pérdida de recaudación que aumentará el próximo año, ya que el Gobierno incluirá en los Presupuestos Generales del Estado una bajada del IVA a los espectáulos culturales en directo del 21 al 10%, que supone 45 millones menos. Una medida contraria a lo que reclaman los organismos internacionales, que coinciden en pedir al Ejecutivo que suba el IVA de productos que ahora se gravan con tipos del 4% o el 10%. El FMI recuerda que en España solo el 60% de los productos de la cesta de la compra están gravados al tipo nominal (del 21%) frente al 80% y al 70% de Alemania y Francia respectivamente. Bruselas va más allá y calcula que el IVA de España es el más bajo de la UE. La Comisión Europea señala en un informe encargado y publicado hace unos meses que el tipo efectivo de IVA en España es del 8,6% frente al 21% de nominal, unas cifras con las que la Agencia Tributaria y los inspectores de Hacienda discrepan, ya que señalan que aplican una metodología incorrecta. La UE tiene de media un tipo del 12,6%. Como fuere, España es el tercer país de la Unión –junto a Italia e Irlanda– que menos ingresa por IVA, con un 6,5% del PIB. Ello provoca que la recaudación de IVA esté por debajo de la media europea, por lo que sugiere que España eleve su recaudación del impuesto en 20.000 millones, es decir, un 2% del PIB. La OCDE pide subir el IVA a los productos que no sean regresivos. «No vamos a subir el IVA. No tienen razón los organismos internacionales que lo recomiendan», señaló Montoro hace unos días. Fraude fiscal El otro factor que explica que España tenga tipos más altos que la media es el fraude fiscal. Nuestro país tiene una economía sumergida del 17,9% del PIB, que está en la media de la Unión Europea. Así lo recoge el índice de referencia del profesor Friedrich Schneider. España ha reducido su fraude desde el 22,2% que suponía en 2003. Pese a ello, aún está lejos de países como Alemania (10%) y Francia (12,6%), si bien mejora los datos de Grecia (22%) e Italia (20,2%) y está cerca de Bélgica (16,1%). La OCDE reclama al Gobierno ingresar más y gastar mejor. En su informe, el organismo también llamó la atención a la falta de eficiencia del gasto público para redistribuir. De los 34 países del organismo, solo Grecia e Italia conceden menos ayudas a los hogares con rentas más bajas que España. «Las transferencias ayudan a reducir la pobreza, pero son bajas y benefician generalmente a la población más acomodada», critica la OCDE para pedir más ayudas a las familias de menor renta con hijos. Ingresos récord por Sociedades La globalización ha provocado que en las últimas décadas los países estén cada vez más atentos a su atractivo fiscal para atraer empresas e inversiones. Sin ir más lejos, el Gobierno redujo el tipo nominal del impuesto de Sociedades al 25%, aunque también subió los anticipos de los pagos fraccionados de las grandes empresas, con lo que recaudó 2.967 millones más que el año pasado. Ello llevó al tributo a cosechar su máxima recaudación desde 2008 al ingresar 21.747 millones de euros. Para este año, el Ejecutivo ha eliminado un amplio ramillete de deducciones y ventajas fiscales para las grandes empresas de cara a recaudar 4.650 millones más y así llevar recaudación a 24.399, un 12,6% más. España es el segundo país de la UE que más grava las inversiones. Así lo recoge el informe «Taxation trends in the European Union», con datos de 2015. El tipo efectivo al retorno de las inversiones empresariales en España es del 32,9%, un porcentaje solo superado por Francia (38,3%) y muy superior a la media europea que es del 21,1%. Este indicador toma una combinación de impuestos que gravan la inversión y los rendimientos, desde el impuesto de Sociedades al IRPF y cotizaciones, e intenta calcular la carga fiscal sobre la inversión de las empresas. Camino opuesto a otros países Al analizar las cifras de recaudación, el único impuesto de los tres principales en el que España alcanza la media de recaudación europea precisamente es el impuesto de Sociedades. El tributo ingresó un 2,4% del PIB en 2015, una décima menos que la media europea. Países como Estados Unidos y Reino Unido han anunciado rebajas en Sociedades en los últimos meses para tratar de atraer inversiones. En los últimos años, la tendencia ha sido la de reducir tipos y recaudación fiscal de las empresas. En esta carrera de rebajas, España ha seguido el camino opuesto en los últimos cuarenta años. En parte ello se ha dado porque tradicionalmente venía de unos niveles de recaudación muy bajos. En 1965 recaudaba un 1,3% de su PIB en Sociedades, casi la mitad que los países desarrollados. Hasta los noventa, España no se acercaría a los niveles de ingresos de las principales economías mundiales, cuando comienzó a recaudar más de un 2% del PIB. Las últimas reformas fiscales han acercado el tipo nominal de Sociedades de España –que ha caído del 35% al 25% en diez años– al de la media europea, que está en el 22,5%.
www.abc.es | 2/04/17
La multa por adquirir servicios sexuales en calles de Suecia como las de Estocolmo es de 5.000 euros. Una cifra que solo recae en quien «compra», nunca en la prostituta, que se entiende no ejerce «el oficio» más antiguo, sino que está siendo explotada. Este cambio de mentalidad, de 180 grados, lo promueve la ministra del Partido Socialdemócrata Sueco Åsa Regnér, que ha dado en Madrid una charla sobre cómo se contiene la prostitución callejera. Explíquenos el modelo contra la compra de sexo que han impulsado... Hemos penalizado la compra de servicios sexuales porque pensamos que debe ser un delito. No es un negocio entre dos personas, como cualquier otro, si no que vemos la prostitución como explotación. No ha sido por casualidad que hayamos penalizado al cliente. Puede tener hasta un año de cárcel o multas, dependiendo de la situación, de 5.000 euros. Estamos en pleno debate, porque hay organizaciones que opinan que debe considerarse como un delito aún más grave. En España cada vez hay más veinteañeros en clubes de alterne. ¿Cómo se logra que no vayan? Nosotros introdujimos esa ley en 1999 y una de las razones ha sido educativa. Era una manera del Gobierno sueco de encauzar el tipo de sociedad que queremos; no queremos que la gente pueda comprar los cuerpos de otras personas y eso ha tenido efecto en la generación más joven, así que, ahora, midiendo opiniones y actitudes entre jóvenes, se ve que hay un nivel de no aceptación del sexo pagado muy grande. Por supuesto hay excepciones, no somos un paraíso. Además, esta ley tiene casi 20 años y siempre hay que ir renovando la información, por eso vamos a modernizar la educación sobre la sexualidad. Y otra cosa es que vamos a lanzar un programa en relación a los recién llegados a Suecia, porque hemos recibido en 2015 más inmigrantes que ningún otro país (somos 10 millones y recibimos 160.000 refugiados) y ellos tienen que tener la oportunidad de enterarse de la legislación sueca y su manera de pensar en igualdad de género. Cuando dice que Suecia no es un paraíso, ¿a qué país querría parecerse? —Lamentablemente no hay ningún país con igualdad de género, porque eso significaría que no tendría brechas salariales y nada de violencia de hombres a mujeres; no conozco ningún país con esa situación. Por suerte, sí que hay un debate global vivo sobre igualdad de género. Cada gobierno tiene que encontrar sus herramientas y nosotros hemos llegado a cierto nivel. Del 0 al 100, ¿a qué nivel? —Difícil de decir, pero en los rankings mundiales estamos en el nivel alto. ¿El consumo de sexo pagado bajó a raíz de la ley o se mantiene? Cuando se hizo la ley, la prostitución callejera se redujo el 50%. La legislación tuvo un impacto grande. Ahora esas cifras tienen unos ocho años. También se notó que las bandas organizadas evitaron Suecia porque esa ley establece un obstáculo para los traficantes de personas; y otro impacto fue en las actitudes de la nueva generación que ya no acepta como antes la compra de servicios sexuales. ¿Qué necesita España para luchar contra el consumo de sexo exhibido en plena calle? Aconséjenos. Nosotros hemos nombrado un embajador sobre tráfico de personas, porque los crímenes relacionados con la prostitución también son parte del crimen organizado. Lo vemos como una manera de frenar la trata. Es una cadena positiva, porque no solo se llega al primer delito. Noruega, Francia e Irlanda han aprobado una legislación similar. En Grecia trabajan en ello. Es una buena herramienta, no la única. Al visitar Estocolmo uno comprueba que no hay prostitución callejera, tampoco mendicidad. ¿Cómo se hace? Ahora sí hay indigentes en las calles, ciudadanos europeos en situación vulnerable que buscan una vida mejor. Es cierto que como se corre un riesgo comprando sexo en la calle, no hay, aunque no se puede decir que no exista porque también se vende por internet. En Suecia, cada denuncia de una mujer suma como violación, lo cual hace que los registros de abusos sexuales se disparen. ¿Esto es así? Hemos introducido un cambio importante en la ley: ahora se definen más actos como violación (por ejemplo, sexo con menores con independencia de la edad; de si hay o no penetración) y por eso subieron las tasas. Su reciente estrategia contra la violencia doméstica, ¿qué medidas trae? Acabamos de presentarla. Además de la educación, realmente veo la igualdad de género como un proyecto de libertad. Tenemos subvenciones estatales para que haya casas de acogida por obligación en todos los municipios, también tenemos el foco puesto en la violencia de honor porque eso, lamentablemente, existe en ciertos grupos en Suecia. Tiene que ver con la migración, pero también con la segunda generación; el control sobre una mujer no se puede aceptar en Suecia. Hemos introducido también en algunas profesiones (abogados, médicos, policías) la obligación de pasar cursos de violencia para detectarla, y apoyar y proteger a sus clientes y pacientes. ¿Tienen un problema con la inmigración como sugirió Donald Trump? Cuando citó algo que ocurría con la inmigración en Suecia, no sabíamos de qué hablaba, en realidad. ¿Qué opina de Trump? Es un presidente electo, tenemos que cooperar con EE.UU., aunque en temas de igualdad de género no sabemos mucho de su agenda, así que vamos a ver.
www.abc.es | 1/04/17
El diputado por el Sinn Féin Peadar Tóibín ha reprochado al Gobierno irlandés que le hayan pillado "dormido" por la ausencia de referencias claras sobre el futuro de Irlanda del Norte tras el 'Brexit' mientras España ha logrado garantizarse capacidad de veto en el documento borrador de directrices generales para la negociación de la salida de Reino Unido de la UE.
www.europapress.es | 1/04/17
Han bastado unos pocos días desde que el Reino Unido activó el mecanismo de su desconexión de la Unión Europea para que España se haya anotado el primer triunfo en el contencioso de Gibraltar. El Gobierno está más que satisfecho de que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, haya incluido, en el borrador de directrices de negociación de Bruselas con Londres, la demanda española de que el futuro de la colonia sólo puede ser fruto de un acuerdo bilateral entre España y el Reino Unido. Así pues, si el resto de los socios europeos está de acuerdo y apoya en este punto la propuesta de Tusk en el Consejo Europeo del 29 de abril, la cuestión gibraltareña quedará fuera de las negociaciones del Brexit. Si Londres quiere buscar un determinando estatus para Gibraltar en su relación con la Unión Europea tendrá que esperar a concluir su salida como país y, además, habrá de negociar con España. Unanimidad Lo previsible es que los 27 hagan pocas modificaciones a la propuesta y aprueben estas directrices generales por unanimidad, lo cual supondrá un contundente respaldo a España en su contencioso frente a quien quiere dejar el club comunitario y en un punto que es una de las líneas rojas españolas. El texto de Donald Tusk es muy claro al afirmar que «una vez que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido se podrá aplicar al territorio de Gibraltar sin el acuerdo entre España y Reino Unido». Posición de España Ayer el portavoz del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, señaló tras el Consejo de Ministros que el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, había presentado un informe sobre el Brexit, y dijo que el Gobierno le «satisface plenamente» el reconocimiento por parte de la Unión Europea «de la situación jurídica y política que ha defendido España». Subrayó Méndez de Vigo la identificación de España con las dos líneas de actuación de la Comisión Europea en las negociaciones del Brexit, que son que cuando el Reino Unido abandone la UE saldrán también todos los territorios sobre los que ejerce algún tipo de jurisdicción y que cualquier futuro acuerdo debe ser acordado por Madrid y Londres. Ya el pasado miércoles en una comparecencia ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, Dastis había hecho hincapié en que cualquier disposición o acuerdo que se derive del futuro marco de relaciones de la UE con el Reino Unido «deberá contar con el consentimiento de España y ser objeto de acuerdo entre los dos países». Y agregó que no se aceptará «ninguna disposición que perjudique la posición de España en la controversia sobre la soberanía o que suponga el mantenimiento de determinadas condiciones (aduaneras, fiscales) de la actividad económica de Gibraltar hacia la UE que perjudican grave y desproporcionadamente los intereses económicos españoles». La previsible aprobación de las directrices supone un revés para las autoridades de Gibraltar, que confiaban en que el Gobierno británico pudiera plantear las aspiraciones de su colonia durante el proceso negociador, teniendo en cuenta que los gibraltareños habían expresado mayoritariamente su deseo de seguir contando con las ventajas que supone estar dentro de la UE. Negativa a negociar Gibraltar tendrá, pues, que esperar y quedar a merced de lo que acuerde España con el Reino Unido, que, en los últimos quince años se ha negado a negociar cualquier aspecto que tenga que ver con la soberanía del Peñón. Y ello ha sido así por su compromiso con la colonia, a la que concedió la llamada «doble llave»: no entrar en conversaciones sobre la soberanía sin el consentimiento de los gibraltareños y no concluir ningún acuerdo que no cuente con el visto bueno de estos. Las pretensiones de Gibraltar de ser aceptada en la UE al mismo nivel que otros territorios británicos como Irlanda del Norte o Escocia, que también se oponen a la salida, no han tenido éxito tampoco en otras instancias comunitarias. La Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo votará el miércoles próximo una resolución, en la que a instancias de PP, PSOE y Ciudadanos evitará citar a Gibraltar al reconocer a los territorios que desean permanecer en la UE. Frente a esa unidad, el eurodiputado de la antigua Convergencia Ramón Tremosa se muestra dispuesto a votar una enmienda de los laboristas británicos para que se mencione a Gibraltar.
www.abc.es | 1/04/17
Los partidos políticos de Irlanda del Norte reanudarán el lunes las conversaciones para tratar de formar gobierno y evitar que, por primera vez en una década, Londres asuma el 'control directo' del territorio, según ha informado este viernes el Gobierno británico.
www.europapress.es | 31/03/17
Pese al veto del gobierno ucraniano, Rusia sigue presente en los planes de Eurovisión 2017. La organización ha revelado hoy el orden de actuación de las semifinales y la representante rusa ya tiene lugar asignado para defender su candidatura. Julia Samóylova, en silla de ruedas por una atrofia muscular espinal, actuaría en la tercera posición de la segunda semifinal. La duda es si finalmente podrá hacerlo, puesto que Ucrania mantiene su decisión de prohibir su entrada al país por haber cantado en Crimea después de la anexión rusa. El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, antiguo KGB) argumenta su decisión en que la joven intérprete, a punto de cumplir los 28 años, cruzó ilegalmente la frontera al acceder sin autorización a la península de Crimea, un territorio que Kiev perdió en 2014 y que no renuncia a recuperar. La UER, ente organizador del certamen, no se ha quedado de brazos cruzados y ha lanzado una ofensiva diplomática para que el gobierno ucraniano revierta esta decisión y permita a Rusia participar en el concurso. Ingrid Deltenre, directora general, ha escrito una carta al Primer Ministro Volodymyr Groysman para advertirle de que, si el veto se lleva a cabo, «se produciría un impacto negativo muy grande en la reputación internacional de Ucrania». «No hace falta decir que también estamos muy preocupados por el daño que esto infligirá a la propia imagen del festival. Muchos socios critican esta decisión y están considerando retirarse del evento». Por este motivo, Deltenre pide a Groysman que «intervenga excepcionalmente» para permitir la participación de Julia Samóylova, ya que no supone «ninguna amenaza para el país», y ensalza el valor del festival como un evento «alejado de lo político». La Directora General, por último, advierte: «Si no encontramos una solución satisfactoria a este asunto, las próximas participaciones de Ucrania en el festival estarían en peligro». El orden de actuación también ha dejado otras sorpresas. Suecia, una de las grandes favoritas, será la encargada de abrir la primera semifinal del festival (9 de mayo). Serbia, mientras, hará lo propio en la segunda (11 de mayo). Sólo veinte países de los 37 obligados a superar la criba de semifinales lograrán el pase para la final. Los clasificados pelearán por el triunfo junto al Big5 (Francia, Italia, Reino Unido, Alemania y España) y la anfitriona Ucrania en la gran gala del sábado 13 de mayo. EUROVISIÓN 2017: Orden de actuación SEMIFINAL 1 1. Suecia 2. Georgia 3. Australia 4. Albania 5. Bélgica 6. Montenegro 7. Finlandia 8. Azerbaiyán 9. Portugal 10. Grecia 11. Polonia 12. Moldavia 13. Islandia 14. Chequia 15. Chipre 16. Armenia 17. Eslovenia 18. Letonia SEMIFINAL 2 1. Serbia 2. Austria 3. Rusia 4. ARY Macedonia 5. Malta 6. Rumanía 7. Países Bajos 8. Hungría 9. Dinamarca 10. Irlanda 11. San Marino 12. Croacia 13. Noruega 14. Suiza 15. Bielorrusia 16. Bulgaria 17. Lituania 18. Estonia 19. Israel
www.abc.es | 31/03/17
«No es un día feliz. Ahora se trata de controlar los daños», comentó un taciturno Donald Tusk, el polaco que preside el Consejo de Europa, cuando a las 13:20 de la tarde el embajador británico ante la UE le entregó solemnemente la carta de Theresa May que inicia el proceso de salida. Una misiva de 2.200 palabras, con un tono mucho más afable que la aguerrida retórica brexiter de la premier en los últimos nueve meses. Tras sus reiteradas proclamas antieuropeas, el Gobierno británico aspira ahora a seguir disfrutando del mercado único y de una Europa sin fronteras. May incluso llega a amenazar en su misiva con «debilitar» la cooperación en seguridad si no alcanza ese objetivo económico. En medios comunitarios se ha llegado a tachar ese comentario de «chantaje». En la hora del divorcio, May demandó una y otra vez una «nueva, profunda y especial sociedad» entre el Reino Unido y la UE, unión a la que los británicos han elegido dar portazo tras 44 años como socios y cuando celebra su 60 cumpleaños. El tono del Gobierno británico es muy conciliador, como expresiones como «seguiremos siendo los mejores amigos y aliados». May incluso aspira a que el nuevo acuerdo comercial entre ambos tenga «mayor alcance y ambición que cualquiera anterior». Por supuesto pretende que la City de Londres, la locomotora económica del Reino Unido, siga teniendo barra libre en Europa, al igual que la industria manufacturera. Merkel: solo se hablará de un nuevo acuerdo cuando esté finalizado el divorcioEl cambio de tono resulta tan notorio que fue interrumpida por las risas de la oposición cuando en su alocución en los Comunes, tras la entrega de la carta, pronunció esta frase: «Ahora más que nunca el mundo necesita de los valores liberales y democráticos de Europa, valores que el Reino Unido comparte». Las negociaciones le gustaría que fuesen «lo más suaves, justas y constructivas posibles». Pero una cosa son las aspiraciones británicas y otra lo que contesten los 27. La UE afronta las negociaciones con la necesidad de mantener un delicadísimo equilibrio. Una ruptura total con un país tan importante como el Reino Unido, quinta economía mundial, la debilita. Pero tolerar que siga disfrutando del club sin pagar sus cuotas ni respetar sus reglas podría animar a otros socios a tomar ese camino artero. El Parlamento Europeo ya dio este miércoles un aviso: el Reino Unido no puede dejar el mercado único y recibir exactamente los mismos beneficios. También recordó, al igual que Tusk, que habrá un finiquito, que deberá pagar por sus compromisos contraídos como socio. Merkel arrojó otro jarro de agua fría sobre la carta británica. Las dos hijas de vicarios ya han chocado antes de que comiencen las negociaciones. «Es necesario acordar los términos de nuestra futura sociedad [con la UE] a la par que nuestra salida», demanda la inglesa. Su par alemana le respondió con un no: solo se hablará de un nuevo acuerdo cuando esté finalizado el divorcio. Ciudadanos comunitarios En el Reino Unido viven 3,2 millones de ciudadanos comunitarios y 900.000 británicos en la Europa continental (308.000 en España) May se ha resistido hasta ahora a garantizar sus derechos de residencia, por lo que la oposición la ha venido acusando de «utilizar a esos ciudadanos como moneda de cambio en las negociaciones». En la carta asegura que desea un acuerdo rápido sobre su situación, «porque para nosotros las personas son lo primero». Irlanda del Norte, que votó Remain y está en una delicada situación desgobierno, preocupa mucho al Gobierno británico, al igual que el pulso abierto de Escocia. May pide en la misiva que la UE no establezca una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, que será el único linde terrestre del Reino Unido con la UE. También anunció en el Parlamento que desea conservar los derechos laborales que ha consagrado la UE y que habrá más competencias en el futuro para Gales, Irlanda del Norte y Escocia. «No hay marcha atrás» Por supuesto su alocución tuvo muchas pinceladas del habitual tono épico y patriótico. «Hoy estamos ante un momento histórico. No hay marcha atrás. El Reino Unido está dejando la UE», comenzó entre vítores de su bancada. Este jueves mismo se presentará el «libro blanco» de la llamada «Gran Ley de Revocación», que convertirá la normativa europea en leyes británicas. Aunque esa reforma no será operativa hasta que se complete el divorcio en marzo de 2019. Una enorme ventaja política para May es que juega sin adversario en los Comunes, por la inoperancia del líder de la oposición. Corbyn, un euroescéptico de quien su propio hermano llegó a decir que había votado Leave, reiteró que el Partido Laborista no pondrá trabas al Brexit. Se limitó a advertir que no permitirá que el Gobierno «convierta el país en un paraíso fiscal de saldo». Más enérgico estuvo Tim Farron, líder del Partido Liberal Demócrata, que enarbola a día de hoy la bandera europeísta. «La carta [a la UE] es una amenaza descarada. Ha mezclado el comercio con la cooperación. Es algo escandaloso». El párrafo de la polémica reza así: «En términos de seguridad, un fracaso a la hora de alcanzar un acuerdo significaría que nuestra lucha contra el crimen y terrorismo se debería debilitada». Toda la prensa británica infiere de esa frase que amenaza con no cooperar en seguridad si no se le da acceso al mercado único. Amber Rudd, la ministra del Interior, lo negó: «No es una amenaza». Por la noche, en una entrevista en la BBC, a May le preguntaron directamente y despejó con una frase ambigua: «Nos gustaría ser capaces de mantener el grado de cooperación en esas materias que tenemos ahora». Arranca el Brexit. Dos años de laberínticas negociaciones y muchísimas dudas. La libra pasó el día con relativo sosiego. Este miércoles por la tarde caía un 0,4% frente al dólar y un 0,1% ante el euro.
www.abc.es | 29/03/17
La carta de May a Donald Tusk en la que le comunica la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa y el inicio de la salida del Reino Unido de la UE no es espacialmente larga para la importancia del documento. Son 2.200 palabras (para ubicar a los lectores, un poco más que dos terceras de ABC). El tono es de absoluto guante blanco, casi un ruego de que se otorgue al Reino Unido el mejor acuerdo posible con la UE, por el bien de ambos. La misiva tiene cuatro puntos: Principios, Negociaciones Reino Unido-UE, Principios para la discusión y Tareas por delante. En primer apartado arranca explicando los primeros pasos internos en el Reino Unido, que consistirán en la aprobación de una norma que revertirá la Ley de Comunidades Europeas de 1973, que convirtió la legislación comunitaria en obligada en el Reino Unido. Ahora se hará lo contrario, aunque no se aplicara esa revocación de la normativa europea hasta que se complete la salida de la UE. May advierte también que solo habrá un negociador, el Gobierno de Londres, que lo hará en nombre de un único Reino Unido. Un claro aviso doméstico en un momento en que la tensión separatista en Escocia vuelve a ser máxima. Sobre las futuras relaciones de ambos, aspira a una «profunda y especial sociedad con la UE en economía y seguridad». Si no se logra esa aspiración en las negociaciones, advierte que el Reino Unido se tendrá que incorporar como un país más a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y que se debilitará «la seguridad contra el crimen y el terrorismo» en el Reino Unido en Europa. «Debemos trabajar juntos para evitar ese desenlace», concluye. Esta frase es muy importante, porque en cierto modo desmonta su polémica bravata de que «es mejor ningún acuerdo con la UE que un mal acuerdo». Como «principios para las conversaciones», pide que se lleven a cabo «con un espíritu respetuoso de cooperación y constructivo». Reconoce también que el Reino Unido perderá influencia, pues su economía se verá afectada por leyes en las que no tendrá voz ni voto. Comunitarios en el Reino Unido Sobre el controvertido tema de los comunitarios afincados en el Reino Unido, que May se había reservado hasta ahora como moneda de cambio para las negociaciones, expresa su deseo de resolver su situación cuanto antes, y también la de los británicos en Europa continental, «porque para nosotros las personas son lo primero». Pide expresamente que no se vuelva a una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda y que no se perjudique el proceso de paz. Aboga por comenzar cuanto antes a estudiar las cuestiones técnicas para un nuevo acuerdo comercial, que «debería ser el de mayor alcance y ambición que cualquier otro anterior» y que abarque servicios financieros y redes industriales. Reclama que se mantenga «un ambiente de comercio justo y abierto» y por defender en el mundo «los valores compartidos». Libre comercio y seguridad En el último capítulo, el de «tareas por delante», vuelve a insistir en la necesidad de alcanzar un acuerdo en libre comercio y seguridad, «porque debilitar nuestra cooperación para la prosperidad y la protección de los ciudadanos sería un costoso error». Concluye convencida de que se puede alcanzar un acuerdo en el plazo previsto de dos años. Toda la carta supone un cambio de tono notable respecto a sus proclamas bréxiters, constantes desde que en enero anunció que se inclinaba por un Brexit duro. La misiva de hoy indica que mucha de aquella pirotecnia dialéctica era para calmar a su insaciable bancada eurófoba. A la hora de la verdad, la primera ministra, que al fin y al cabo hizo campaña por la permanencia, aspira a lograr el máximo acceso a la UE que ahora dejan los británicos. La duda es cómo responderá la otra parte a su interesada propuesta, que viene a ser querer disfrutar de todo lo bueno de la UE sin poner dinero ni someterse a sus reglas.
www.abc.es | 29/03/17
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha recibido este miércoles la notificación formal del Gobierno británico (carta íntegra en inglés) para iniciar las negociaciones de su salida del club comunitario, cuyas condiciones deberán pactarse en un plazo máximo de dos años.«Después de nueve meses, Reino Unido lo ha activado», ha anunciado Tusk en las redes sociales. After nine months the UK has delivered. #Brexit— Donald Tusk (@eucopresident) 29 de marzo de 2017Cerca de las dos de la tarde, Donald Tusk compareció mostrando la carta de la primera ministra británica Theresa May en la que esta le comunica formalmente el resultado del referéndum, lo que ha desencadenado la entrada en vigor del artículo 50 del Tratado de Lisboa. «Ya os echamos de menos», empezó diciendo Tusk para recordar que esta «no puede ser una jornada alegre». Tusk hizo una corta alocución parcialmente improvisada en la que dijo que en esencia su mandato y el de la Comisión Europea consiste en defender los intereses de la Unión y «limitar los daños para los ciudadanos». Por lo que se sabe, el proceso ha empezado ya con discrepancias esenciales sobre el proceso a seguir a partir de ahora. En su carta May pide negociar a la vez la salida y el nuevo estatus futuro del Reino Unido, mientras que la UE ha anticipado claramente que quiere eludir esa fórmula y que insistirá en separar los dos capítulos, es decir que primero pretende que se pacte la desconexión efectiva y solo entonces empezará a negociar, cuando Londres sea la capital de un país tercero, la nueva relación que tendrá con la UE. Los británicos por su parte quieren poder intercambiar concesiones en el mecanismo de salida con contrapartidas futuras en su nueva relación y sostienen que «nada está acordado hasta que todo está acordado». Como en todos los divorcios, el dinero es la clave. La cuestión de los compromisos económicos que el Reino Unido ha firmado y que deberá pagar aunque deje la UE estará muy probablemente el centro de los problemas. A partir de ahora empieza una cuenta atrás de dos años en la que los británicos tienen las alas cortadas para hacer mucha presión. Si no ha habido un acuerdo para su salida pactada en 2019, se producirá una salida desordenada y se irán sin acuerdo. Esa sería la peor opción para todos, pero especialmente para los británicos. Donald Trump, muestra la carta que activa el Brexit durante su comparecencia ante los medios- REUTERS Unidad del Reino Unido En el momento de la entrega de la carta, la primera ministra Theresa May se encontraba en el Parlamento, en el que declaró que la activación el Brexit es un momento «histórico» y un «punto sin retorno» para el Reino Unido, que votó por abandonar la Unión Europea (UE) en un referéndum el pasado 23 de junio. A lo que añadió que «vamos a seguir siendo un amigo estrecho y un gran socio de la UE». Ha instado, además, a la «unidad» del país de cara a las negociaciones sobre la salida de la Unión Europea (UE). «Ahora que la decisión ha sido tomada de dejar la UE, es el momento de unirnos», afirmó May en una declaración en la Cámara de los Comunes. Subrayó, sin embargo, que si bien negociará con la Unión Europea (UE) como un «único Reino Unido», tendrá en cuenta «los intereses de todas las regiones», Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales. Theresa May, durante su intervención en la Cámara de los Comunes- AFP Se espera que en 48 horas a partir de este miércoles, probablemente el viernes, Tusk haga público un borrador de «directrices negociadoras», que tendrán en cuenta el contenido y las intenciones expresadas en la carta británica. En las semanas posteriores ese documento será debatido a diferentes niveles (en reuniones de expertos, sherpas y ministros), indicaron a Efe fuentes europeas. Los líderes de los Veintisiete adoptarán las directrices que fijarán los principios básicos de las negociaciones en una cumbre extraordinaria que tendrá lugar el próximo 29 de abril.
www.abc.es | 29/03/17
La campaña del Leave, la primera ministra May y el ala más brexiter de su Gobierno han lanzado una serie de promesas que la realidad comienza ya a desmentir. Estas son las cinco mentiras más notables de los pro Brexit: 1.-La unidad de la nación no peligrará, de hecho se fortalecerá. Falso. El problema territorial es ya el más acusado del Reino Unido, tan grave como el propio Brexit. El Parlamento de Escocia pidió el martes a Westminster un referéndum de independencia. El Gobierno separatista del SNP lo ha impulsado con el pretexto de que en Escocia la Permanencia en la UE se impuso por 62%-38%, mientras que en el conjunto del Reino Unido ganó el Leave por 51,8%-48,1%. Nicola Strurgeon justifica su obsesión independentista diciendo que los escoceses «tienen derecho a elegir entre el Brexit duro tory o la independencia». El Brexit también ha azuzado el problema territorial en Irlanda del Norte, donde la permanencia ganó por 56%-44%. El republicano Sinn Féin, que apoyó el Remain, ha crecido en las elecciones de comienzos de este mes y está a solo un escaño del unionista y brexiter DUP. Irlanda del Norte se encuentra sin Gobierno, sumida en una grave crisis política, y el Número 10 ha reconocido que en los Acuerdos de Paz de Viernes Santo de 1998 existe una cláusula que autoriza un referéndum para la unión de Irlanda del Norte con la República de Irlanda si las encuestas detectan apetito por esa consulta. Conclusión: el Brexit sí amenaza la integridad del Reino Unido. 2.-«Cada semana enviamos a la UE 350 millones de libras que se pueden destinar al NHS [la sanidad pública]». Fue un eslogan famosísimo en la campaña del referéndum de la UE, porque iba impreso en la carrocería del bus rojo con que Boris Johnson recorrió todo el país como paladín del Leave. Hasta los propios brexiters han reconocido que fue una hipérbole. Johnson se equivocó en la cifra, porque no tuvo en cuenta los rembolsos de la UE hacia el Reino Unido. También hizo un trasvase automático de partidas económicas que en la realidad no opera así. Conclusión: el lema más famoso de la triunfal campaña del Leave Boris Johnson era mentira. 3.-«La inmigración bajará de inmediato tras hacernos con el control de nuestras fronteras». El debate de la inmigración, muchas veces con tintes xenófobos; el nacionalismo inglés más desatado y el rechazo de la Inglaterra rezagada al cosmopolitismo de Londres fueron las tres claves de la victoria del Brexit. La campaña del Leave primó la reclamación de acabar con la llegada masiva de inmigrantes, 300.000 al año según las últimas cifras netas, cuando Cameron había prometido en la campaña de las generales de 2015 que no pasarían de cien mil anuales. Pero hoy ya no está tan claro que el Brexit sirva para frenar de inmediato el elevado volumen de inmigrantes. Significativamente, el lunes, en el espacio de audiencia masiva de la BBC «Question Time», el ministro para Salida de la UE, el eurófobo David Davis, reconoció abiertamente que la inmigración no va a caer, que incluso puede seguir subiendo algunos años, y que se seguirá necesitando que lleguen comunitarios para cubrir algunos puestos de trabajo. La aportación de los europeos continentales es medular en la agricultura, la sanidad, la hostelería y los servicios sociales. Conclusión: en contra de lo dicho, el propio Gobierno ya admite que no habrá una caída acusada de las cifras de inmigrantes tras el Brexit. 4.-Los malos pronósticos para la economía por parte de los partidarios del Remain son el «Proyecto miedo». No pasará nada, el Reino Unido se convertirá en un gran líder global del libre comercio. Hoy es evidente que la campaña del Remain, el Gobierno de Cameron y los grandes bancos y organismos económicos internacionales dramatizaron las consecuencias del Brexit. Sus vaticinios han marrado de manera clamorosa. Por ejemplo, se llegó a hablar de un desplome inmediato del FTSE 100, el índice de Londres, y al final ha llegado a alcanzar máximos tras el Brexit. Además el paro está en el 4,8%, el mínimo en once años, con solo 1,6 millones de desempleados. Sin embargo es falso decir que el Brexit ha reforzado económicamente al Reino Unido y que no ha pasado nada. La divisa se ha desplomado (la libra está un 17% por debajo de su valor de antes del Brexit). La inflación sube, lo que castiga especialmente a los menos pudientes. Las tan queridas vacaciones en la Europa sureña, sobre todo en España, se han encarecido mucho. Ha comenzado también el éxodo de grandes ejecutivos de la City. El banco estadounidense Goldman Sachs ha iniciado el traslado a París y Fráncfort de «centenares de empleados». El suizo UBS, el británico HSBC, y los estadounidenses J.P. Morgan, Citigroup, Morgan Stanley y Bank of America han anunciado traslados similares. La City de Londres es el pulmón económico del país, con 450.000 empleos directos. Supone el 3% del PIB nacional, sin contar el movimiento auxiliar que genera. El Brexit amenaza también a la menguante industria fabril británica, sobre todo a las plantas de coches, que ven con preocupación que puedan imponerse aranceles a sus vehículos. Por últimos, tras la revolución thatcheriana el modelo económico británico se basó en atraer capital foráneo de todo el planeta, ofreciendo seguridad jurídica, estabilidad y fiscalidad llevadera. El Brexit ha creado incertidumbre sobre el país y el capital global es asustadizo. El mercado inmobiliario de gran lujo en Londres ya se ha estancado. Conclusión: Los vaticinios agoreros de la campaña del Remain resultaron falsos y exagerados, la economía no se ha despeñado, pero el Leave también falseó la realidad al anunciar más bonaza económica. El Brexit ya está creando problemas. 5.-«Ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo». Controvertida frase de Theresa May, que tras hacer campaña por la permanencia se ha reconvertido al Brexit duro y se declara dispuesta en el peor de los casos a dejar la UE dando un portazo, sin acuerdo alguno, incorporando al país al gravoso régimen arancelario de un país más de la OMC. La frase es falsa, porque abandonar sin ningún tipo de vínculo la mayor zona comercial abierta del mundo, de 500 millones de personas, será muy dañino para la economía británica. Además de renunciar al mercado único, May quiere salir también de la unión aduanera, lo trabará los productos británicos con controles fronterizos. La propia May se contradice cuando recalca que buscará un acuerdo comercial con la UE «lo más profundo posible» para establecer «una nueva forma de sociedad». Su ministro de Economía, Philip Hammond también se ha mostrado hoy convencido de que se alcanzará un buen acuerdo con la UE. Michel Barnier, el jefe negociador en nombre de los 27, ha advertido esta misma semana que una ruptura sin acuerdo alguno sería enormemente lesiva para ambas partes. Los brexiters del Partido Conservador y UKIP, May y los ministros del Leave repiten cada día que con el Brexit el Reino Unido se convertirá ahora en una «Gran Bretaña global», líder del comercio planetario. La paradoja es que el supuesto líder del comercio abierto inicia su singladura rompiendo con sus socios comerciales de hace 43 años. La realidad es que a día de hoy el 44% de las exportaciones británicas van al resto de la UE, mientras que para los 27 el Reino Unido solo les supone el 10% de las suyas. El Reino Unido exporta más a la minúscula Irlanda que a la gigantesca China. Conclusión: Un divorcio sin acuerdo comercial alguno con la UE castigaría mucho al Reino Unido, que vende más a Bélgica (11,2 millones de habitantes) que a la India, su antigua colonia (1.252 millones).
www.abc.es | 29/03/17
La pelea real del Brexit comienza este miércoles. Theresa May enviará esta mañana a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, la carta para la activación del Artículo 50 que iniciará el divorcio. A pesar de su decantación por el Brexit duro y de amenazas como que «es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo», a medida que se acerca la hora de la verdad la premier parece girar al pragmatismo: «Buscaremos una sociedad profunda y especial con la UE», enfatizó este martes, en un encuentro con inversores cataríes. El inicio del proceso de salida, saludado este martes por el eurófobo Farage como «el día en que recuperamos nuestro orgullo y auto respeto», coincide con un grave problema territorial doméstico. Los ex primeros ministros Major y Blair se cansaron de advertir hace nueve meses que el Brexit podría dañar la integridad del Reino Unido. Nadie escuchó a los viejos jarrones chinos, pero tenían razón. El Parlamento Escocés aprobó este martes la petición de una nueva consulta separatista. Además, el Ejecutivo británico ha reconocido que el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998 contiene una cláusula que permite convocar un referéndum para unir Irlanda del Norte a la República de Irlanda si hay demanda popular de celebrarlo. Irlanda del Norte votó contra el Brexit (56%-44%), está sin Gobierno y esa hipótesis ya no resulta inverosímil. La aventura brexiter, una alarde de nacionalismo inglés, podría acabar convirtiendo al Reino Unido en «Little England». Bruselas también se prepara para los complejos 18 meses de negociaciones. Fuentes comunitarias enviaron este martes una advertencia de última hora a Londres: no habrá acuerdo con la UE si en su carta de hoy May intenta limitar la libre circulación de comunitarios antes de que se complete la salida del Reino Unido, prevista para marzo de 2019. También se espera que Bruselas les presente al final un finiquito de salida de 50.000 millones de euros, cifra que sulfura a los brexiters. «Estoy asustado. Trabajo en una fábrica de coches y el Brexit puede dejarnos sin encargos»A diferencia de la Europa meridional, una grandeza británica es que en los informativos de televisión no impera la tiranía de la piel tersa. David Dimbley, tiene 78 años, ha presentado todas las noches electorales desde 1979 y sigue al frente del «Question Time» de la BBC, programa político con preguntas del público. Su última emisión ha mostrado que el país sigue partido en dos. «Europa nos necesita más que nosotros a ellos. Además en el resto del mundo están deseando hacer acuerdos con nosotros», proclamó entre ovaciones un encorbatado brexiter del público. «Estoy asustado. Trabajo en una fábrica de coches y el Brexit puede dejarnos sin encargos», replicó luego un hombre en camiseta, muy aplaudido también. Es cierto que el Brexit se impuso con claridad (51,8%-48,1%). Pero también es verdad que la permanencia obtuvo 16,1 millones de votos, más que cualquier partido en unas elecciones (Cameron triunfó con 11,3 millones de votos). El «Remain» fue además la opción que triunfó en Londres, entre los jóvenes (70%), entre las clases ilustradas y en Escocia e Irlanda del Norte. Una vez que el Gobierno ha implantado el rodillo de una salida dura, el público europeísta percibe que su voz no cuenta, sensación agudizada por la inoperancia de un Partido Laborista roto y fofo. Ante la dejación de funciones de Corbyn, de alma euroescéptica, la bandera de un Brexit prudente ha quedado en manos de iniciativas como Open Britain, un lobby que une a políticos de todos los partidos y que apoya Blair. Este martes presentaron en Westminster un plan para fiscalizar durante las negociaciones que se cumplen las promesas del Gobierno y la campaña del «Leave». Por ejemplo, se prometió que la salida de la UE reforzaría la unidad nacional, lo cual a día de hoy ya es falso. También se dijo que se conservaría el mismo nivel de acceso comercial al mercado único europeo, algo dudoso. Tampoco se olvida la famosa promesa del bus de campaña de Boris Johnson: «Cada semana enviamos a la UE 350 millones de libras que pueden ir a la sanidad pública». Un lema que los propios brexiters han reconocido como errado. «Ganadores tristes» ABC asistió este martes al acto de Open Britain en el centro de Londres, que reunió a Nicky Morgan, ex ministra de Educación con Cameron, una europeísta cesada por May; Nick Clegg, el liberal que fue vice primer ministro, y el respetado diputado laborista Chris Leslie. «Somos patriotas y queremos lo mejor para nuestro país, pero cada vez hay un agujero mayor entre lo que se le prometió al pueblo británico y lo que está ocurriendo», advirtieron. Morgan destapó que el Gobierno de May no es por dentro tan brexiter como parece, «no puedo dar nombres, pero hay fuertes partidarios del Remain». También reprochó a la premier algo que ya es una obviedad: «La integridad del Reino Unido está hoy amenazada por dejar la UE». Clegg abundó en esa línea -«el tema de Irlanda del Norte es más serio y profundo de lo que la gente aprecia»- e hizo un comentario que arrancó risas: «Nunca se ha visto a unos ganadores tan tristes como estos del Leave. Señal de que no tienen confianza en lo que están haciendo». Este miércoles por la mañana, May hablará en el Parlamento para anunciar la salida. Un ojo estará allí, otro en Bruselas y un tercero, atento a los mercados.
www.abc.es | 29/03/17
Belfast. El gobierno británico dio ayer más tiempo a los principales partidos de Irlanda del Norte para formar un nuevo Ejecutivo de poder compartido, evitando el riesgo de una suspensión por primera vez en una década. La política de Irlanda del Norte ha estado en crisis desde que el partido nacionalista irlandés Sinn Fein se retiró del gobierno en enero. La expiración de un plazo de tres semanas para formar gobierno tras las elecciones del 2 de marzo aumentó los temores de que las instituciones descentralizadas establecidas tras un acuerdo de paz de 1998 puedan colapsar y conllevar a que el poder se revierta al gobierno británico en Londres. La última vez que pasó esto se necesitaron cinco años para restablecer el autogobierno en el Ulster. “Creo que pueden contar con unas semanas más para solucionar las cosas”, dijo James Brokenshire, secretario de Estado británico para Irlanda del Norte, poco después de que expiró el plazo. Los partidos de Irlanda del Norte tenían que acordar un nuevo gobierno de poder compartido, pero no lo lograron debido a las profundas divisiones entre los dos principales: uno nacionalista y otro unionista. El fracaso prolonga un periodo de parálisis política cuando Reino Unido comienza las conversaciones para abandonar la Unión Europea, lo cual determinará el futuro económico y político de Irlanda del Norte. Tanto el gobierno británico como el irlandés han dicho que se oponen a que la toma de decisiones vuelva a Londres, algo que no ocurre desde 2007.
www.jornada.unam.mx | 28/03/17
Llega el día D del Brexit. El miércoles Theresa May activará el artículo 50 con una carta a Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo. Comenzará la salida de la UE, que dará pie a unas negociaciones de divorcio de 18 meses. Los brexiters lo celebran como «el Día de la Independencia». Pero lo cierto es que la aventura nacionalista y más bien xenófoba que fue el Brexit ha desatado a su vez tensiones territoriales en Escocia e Irlanda del Norte, que votaron por la permanencia. Irlanda del Norte se encuentra sin Gobierno, con los republicanos del Sinn Féin y los unionistas del DUP incapaces de ponerse de acuerdo. Más tensión todavía genera Escocia, cuyo parlamento de Holyrood aprobará hoy la petición a Westminster de un segundo referéndum de independencia. El Reino Unido, con 64,1 millones de habitantes, lo componen cuatro naciones. Dos votaron Leave (Gales e Inglaterra) y dos Remain (Escocia e Irlanda del Norte) En realidad la locomotora y el poder fáctico del país es Inglaterra, que cuenta con Londres y con 53,1 millones de habitantes. Pero antes de activar el Brexit, May ha hecho una gira por las otras tres naciones, que ha concluído este lunes en lo que es su avispero: el pulso escocés. El viaje resultó infructuoso. May amenazó a Sturgeon en un discurso matinal antes de verla, que fue un gran canto patriótico al unionismo: «Nunca permitiré un Reino Unido más flojo o más débil». También le advirtió que no admitirá una consulta separatista mientras duren las negociaciones con la UE, porque debilitaría el esfuerzo negociador británico. Pero la primera ministra escocesa no se dio por enterada. Es más, salió de su entrevista con May proclamando que las exigencias de Londres se adaptan perfectamente a su pretensión de celebrar un referéndum separatista entre el otoño del año que viene y la primavera de 2019. El argumento de la líder separatista es que la negociación del Brexit estará completa en las fechas que ella maneja para la consulta, con lo cual queda sin sentido la objeción de May: «Se hace muy difícil que pueda plantear una oposición racional a las fechas que le he planteado». Lo que omite Sturgeon es que si May aceptase ya el referéndum se abriría de facto la precampaña y Londres tendría dos frentes abiertos, a cual más duro. A diferencia del mal estilo de los separatistas catalanes, el nacionalismo escocés guarda las formas institucionales y observa los cauces legales. Al inicio de su encuentro en Glasgow, el primero desde que Sturgeon lanzó su pulso, ambas posaron sonrientes. Sus portavoces aseguraron que su reunión fue «cordial» y «de negocios». Llamó la atención la modestia de la estancia hotelera en la que se encontraron y el hecho de que no lo hiciesen en unas cercanas instalaciones del Gobierno escocés. Sturgeon reprocha a May que haya ignorado a Escocia en el proceso de salida, lo cual es cierto, pues el Número 10 ha elegido el Brexit duro y para nada ha tenido en cuenta la sensibilidad de Escocia (o de Londres, donde también ganó el Remain). Por su parte May promete que intentará construir «una nueva forma de sociedad con Europa» y repite una y otra vez que estamos ante los albores de una «Gran Bretaña global», cuya génesis curiosamente consiste en romper con sus socios desde hace 43 años, a los que vende el 41% de sus exportaciones. «Mi visión es muy simple y no voy a cambiarla. Ahora no es el momento de un segundo referéndum de independencia», zanjó May antes de ver a Sturgeon. Pero el miércoles Holyrood enviará a Westminster su solicitud y es muy complicado que con los acuerdos constitucionales británicos May no acabe admitiendo una consulta que intentará aplazar al máximo.
www.abc.es | 27/03/17
Las negociaciones para formar Gobierno en Irlanda del Norte han quedado rotas a solo unas horas para que expire el plazo dado por Londres para alcanzarlo, que concluye a las cuatro de la tarde de este lunes (cinco en España). Los acuerdos de paz del Viernes Santo de 1998, que pusieron fin al sangriento conflicto norirlandés, obligan a que el ejecutivo local esté formado por una coalición de unionistas y republicanos. Pero el partido nacionalista Sinn Féin se levantó el domingo de las negociaciones con el unionista DUP, celebradas en el castillo de Stormont, sede del Gobierno. El Gobierno británico tiene ahora dos opciones: convocar unas nuevas elecciones anticipadas, aunque se acaban de celebrar unas el pasado 2 de marzo, o ganar tiempo de algún modo para intentar que los dos partidos antagonistas alcancen un acuerdo. Mientras tanto, los funcionarios se harán cargo de que siga funcionando la maquinaria gubernamental. Las elecciones anticipadas de comienzos de este mes se celebraron tras la dimisión en enero del vice primer ministro republicano, Martin McGuiness, un antiguo terrorista reconvertido en hombre de paz, muy enfermo y fallecido hace dos semanas con 66 años. McGuiness dejó el ejecutivo en protesta por un caso de primas en las energías renovables que a su juicio implicaba a la primera ministra, Arlene Foster, de DUP. Foster se resistía a una comisión de investigación del escándalo conocido como «ash for cash», dinero por cenizas. En los comicios, los nacionalistas, liderados ahora allí por Michelle O’Neill, aunque quien manda de verdad es el veterano Gerry Adams, obtuvieron un excelente resultado y el Sinn Féin pasó de estar a diez escaños de DUP a quedarse a solo uno. En las fallidas negociaciones, DUP ha acusado al Sinn Féin de hacer juegos políticos a riesgo de dañar la estabilidad de Irlanda del Norte. Por su parte los republicanos advierten que nada volverá a ser como antes: «DUP vive en el paraíso de los locos si cree que puede volver sin más al Gobierno». Michelle O’Neill, la nueva líder de Sinn Féin en Irlanda del Norte, remarca que no admitirá un Gobierno con Foster de primera ministra. Pero quien mueve los hilos del nacionalismo, Gerry Adams, ha matizado que lo importante es alcanzar un acuerdo global y que luego se hablará de Foster. El escollo de los años de terrorismo Los temas que en realidad separan a los dos partidos son la revisión de los años de violencia en el Ulster, conocidos eufemísticamente como la etapa de «Los Problemas», y el reconocimiento del gaélico. DUP acusa al Sinn Féin de hacer hincapié en los daños cometidos por el Ejército británico, en lugar de en los de los paramilitares de ambos bandos, que según las cifras causaron la mayoría de las muertes. En el caso del gaélico, como tantas veces el nacionalismo quiere imponer por motivos ideológicos una lengua que en realidad casi no se utiliza allí. De los 1,8 millones de habitantes que tiene Irlanda del Norte, solo 4.130 (0,2% de la población) emplean el irlandés como primer idioma de uso diario. El número de quienes son capaces de hablar algo en él se queda en un 6,5%. Hoy estaba prevista una sesión parlamentaria para formar el nuevo Gobierno. Pero a la vista de la ruptura de las conversaciones se cree que se aplazará.
www.abc.es | 27/03/17
El ministro de Reino Unido para Irlanda del Norte, James Brokenshire, deberá decidir si da más tiempo a los partidos regionales para formar gobierno, recupera tal poder para las autoridades británicas o convoca nuevas elecciones, tras el fracaso de las negociaciones.
www.europapress.es | 27/03/17
El partido nacionalista irlandés Sinn Féin ha anunciado que da por rotas las negociaciones para la formación de un gobierno de coalición con los unionistas en Irlanda del Norte a menos de 24 horas de que se cumpla el plazo establecido y por tanto se abre la posibilidad de que se convoquen nuevas elecciones. «Este proceso de negociaciones ha agotado su recorrido. El Sinn Féin no va a apoyar mañana ningún nombramiento para portavoz del Ejecutivo», ha apuntado desde Belfast la líder del Sinn Féin en Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, según recoge la prensa norirlandesa. El portavoz del Ejecutivo es el vice ministro principal, contemplado como pieza clave del autogobierno norirlandés según los Acuerdos del Viernes Santo que pusieron fin a décadas de conflicto armado. Con esta negativa se podría llegar a las 16.00 horas del lunes, fecha límite para la consecución de gobierno. A partir de ese momento, el Gobierno británico podría convocar nuevas elecciones en Irlanda del Norte como las del pasado 2 de marzo, en las que el Partido Unionista Democrático (DUP, 29,2 por ciento) se impuso al Sinn Féin (24 por ciento). Por el momento la líder del DUP, Arlene Foster, ha expresado su disposición a seguir negociando, aunque reconoce que «hay poca base para creer que el Sinn Féin quiera lograr un acuerdo», según declaraciones recogidas por la BBC. Caída del gobierno de coalición Las elecciones se convocaron de forma anticipada tras la dimisión el pasado 9 de enero del vice ministro principal, el histórico líder del IRA y del Sinn Féin Martin McGuinness, fallecido el 21 de marzo. McGuinness dimitió en protesta por la decisión de la ministra principal Arlene Foster de no apartarse del cargo para facilitar la investigación sobre un polémico programa energético. El Sinn Féin considera que el Incentivo para la Calefacción Renovable (RHI, por sus siglas en inglés) ha costado a los contribuyentes cientos de millones de libras de forma irresponsable. La dimisión de McGuiness supuso automáticamente la destitución de Foster -aunque retuvo ciertas competencias- conforme a lo recogido en los protocolos conjuntos del acuerdo de coalición entre republicanos y unionistas. Tras la dimisión, el ministro británico para Irlanda del Norte convocó elecciones anticipadas. En los comicios, DUP y Sinn Féin se confirmaron como los principales partidos, pero el DUP perdió parte de su apoyo y el Sin Féinn creció significativamente y quedó solo un escaño por detrás de los unionistas.
www.abc.es | 27/03/17
El partido nacionalista irlandés Sinn Féin ha anunciado que da por rotas las negociaciones para la formación de un gobierno de coalición con los unionistas en Irlanda del Norte a menos de 24 horas de que se cumpla el plazo establecido y por tanto se abre la posibilidad de que se convoquen nuevas elecciones.
www.europapress.es | 26/03/17
Se fue John Banville (Wexford, 1945) al son de «La guitarra azul» y, fiel a su cita, reaparece Benjamin Black, estilizado traje de etiqueta negra que el irlandés desempolva casi cada verano para seguir los pasos de Quirke, el patólogo forense que deambula por el Dublín de los años 50 intentando descubrir porqué los vivos son aún más extraños que los muertos. En esta ocasión, y bajo el muy revelador título de «Las sombras de Quirke» (Alfaguara), el tándem Banville-Black sigue hurgando en la herida y conduce a Quirke hasta a un extraño caso de suicidio que reactivará los recuerdos más escabrosos de su infancia en un orfanato de Carricklea. Así que, con Black firmando nuevo libro pero Banville haciéndole el trabajo sucio de dar la cara, el irlandés pasó por el festival Kosmopolis para seguir ahondando en esa dualidad literaria que le acompaña donde quiera que vaya. —¿A qué se dedica John Banville cuando Benjamin Black está de gira? —En realidad, ni Banville ni Black existen; dejan de hacerlo en cuanto me levanto de mi escritorio. Mientras lo digo, me doy cuenta de lo extraño que suena, pero contar historias para adultos es un fenómeno extraño. —Cada vez que es Banville quien saca novela, se suele decir que regresa la literatura en mayúsculas. ¿Está de acuerdo? —Tampoco me gusta la noción de género. La novela negra también es novela. Pero sí que es difícil conseguir una obra de arte haciendo thriller, porque tienes que someterte a los clichés. Quizá por eso lo interesante es encontrar maneras nuevas de contar esos tópicos. Cuando empecé a leer, quien escribía este tipo de historias eran mujeres con abrigos de pieles y el corazón lleno de crímenes. Siempre me sorprendió que la víctima no tuviera mayor importancia. —¿Esos clichés no tienen algo de liberador? Saber que hay unos raíles que marcan el camino puede resultar de ayuda. —Como decía Stravinsky, «nunca soy tan libre como cuando obedezco las normas». Y la vida en sí es un cliché. No hay nada nuevo sobre lo que escribir. Pero sí que un día me gustaría escribir una novela negra con un héroe felizmente casado, con tres hijos y que no beba;una persona normal. —Eso sí que sería romper clichés. —¿Verdad? Creo que debería hacerlo. —¿Significa esto que Quirke tiene fecha de caducidad? —No creo. Tampoco esperaba que fuese a enamorarse de una mujer tan interesante, como en este libro. Lo que ocurre es que cada vez que termino un libro de la serie me digo «se acabó, nunca más», pero luego me empiezo a interesar otra vez por los personajes y a preguntarme qué les pasará. En realidad, escribir es una actividad sumamente infantil; es inventarse historias. Quizá por eso al menos una vez cada día levanto la vista del escritorio y me pregunto: «¿pero qué haces? ¿no tendrías que llevar una vida normal de adulto?» —Pero con una vida de adulto sólo podría ser una persona. —Nadie es una sola persona. Eso sólo es una resaca que nos queda de la religión, la idea de que tenemos una lucecita dentro que brilla con la intensidad de un santuario. Eso no existe. Sería aburridísimo si todo el mundo fuese sólo de una manera. —¿Qué tiene la Irlanda de los años cincuenta que no encuentra en la actual? —Es un país completamente diferente. Otro mundo. El país en el que crecí no existe. Escribir entonces era muy difícil: los libros más inocentes estaban prohibidos y la mayoría de los grandes escritores se marcharon: Beckett, Joyce, Wilde… Tuvieron que irse porque la vida intelectual estaba muy acotada. —¿Y un personaje como Quirke podría existir hoy en día? —Quizá en la Irlanda rural. Estoy seguro de que en algún pueblecito hay un abogado que no para de beber y es profundamente infeliz. —Da la sensación de que su manera de entender la escritura y la creación está muy conectada con la infancia. —Baudelaire decía que el genio consistía en ser capaz de dominar la infancia a voluntad, y eso se aplica a cualquier artista. Mira a Picasso: a los quince años podía dibujar como Rafael y tuvo que aprender a dibujar como un niño. Contar historias es infantil, es lo que hacen los niños, y todos los adultos son niños a la hora de irse a la cama. —¿Entonces prefiere contar historias o que se las cuenten? —Adoro leer, me quedo maravillado por lo que significa un libro, pero siempre he hecho reseñas de libros y he perdido la capacidad de leer inocentemente, incluso de aquellos de los que no tengo que escribir. —¿Cómo se ve desde Irlanda la situación política de sus vecinos ingleses? —El Brexit es un desastre. Tenía esperanza de llegar a ver en vida los Estados Unidos de Europa, pero va a ser que no. Ante eso, lo que podemos hacer los escritores es seguir manteniendo puro el lenguaje . Nabokov decía que los tiranos aman el lenguaje descuidado e impreciso, así que si tenemos alguna tarea pública es mantener el lenguaje rico, no dejar que muera. —¿Qué ocurre ahora con Banville? ¿Ya está manos a la obra? —Acabo de terminar la secuela de «Retrato de una dama», de Henry James. Una locura. Los críticos me van a destrozar. —¿Envidia quizá de cuando Black se metió en el pellejo de Chandler? —No, siempre he pensado que «Retrato de una dama» es medio libro, y James incluso pensó en una segunda parte, así que me he encargado yo. Qué arrogancia, ¿verdad?
www.abc.es | 26/03/17
El primer ministro irlandés, Enda Kenny, ha planteado la posibilidad de dar más tiempo a los partidos políticos de Irlanda del Norte para sellar un acuerdo de gobierno, ante el temor de que no se hayan dado avances suficientes antes de que expire el actual plazo límite, fijado para el 27 de marzo.
www.europapress.es | 21/03/17

Martin McGuinness, que pasó de comandante del IRA en Irlanda del Norte a liderar el proceso de paz en la provincia británica, murió a los 66 años, anunció su partido, el Sinn Féin. "Con gran pesar e inmensa tristeza acabamos de conocer la muerte de nuestro camarada Martin McGuinness, fallecido en Derry durante la noche. Los que lo conocen le echarán muchísimo de menos", dijo el partido republicano en su página web.

Según varios medios, el político falleció por una enfermedad de corazón que le había apartado de la política en los últimos meses.

Junto a Gerry Adams, McGuinness fue la cara visible de los republicanos en el proceso que desembocó en los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998, que pusieron fin a tres décadas de un conflicto abierto entre los católicos leales a Dublín y los protestantes leales a Londres que dejó más de 3 mil 500 muertos.

La mayoría de reacciones a su muerte destacaron su conversión al proceso de paz, que le llevó a congeniar con viejos enemigos acérrimos como la reina de Inglaterra, Isabel II, con quien se reunió en al menos un par de ocasiones, y el reverendo unionista Ian Paisley, que fue su primer jefe de gobierno.

"Aunque nunca podré aprobar el camino que tomó en la primera parte de su vida, Martin McGuinness acabó jugando un papel determinante en alejar de la violencia al movimiento republicano", dijo la primera ministra británica Theresa May en un comunicado.

"Sea cual sea el pasado de Martin McGuinness, creo que hoy no es inapropiado recordar lo que hizo por la paz", dijo Tony Blair, primer ministro en la época de los acuerdos de paz.Colin Parry, cuyo hijo de 12 años murió en un atentado del IRA en la ciudad inglesa de Warrington, en 1993, dijo que nunca podrá perdonar a la organización armada pero alabó el "anhelo de paz" de McGuinness.

Fue "un hombre valiente, que asumió riesgos" ante la línea dura del movimiento republicano, dijo Parry, según el diario The Guardian.

"Lo que importa no es como empiezas tu vida, sino como la acabas", dijo a la BBC Ian Paisley, el hijo del reverendo unionista y también político.

McGuinness era número dos del IRA en Derry cuando se produjo uno de los episodios más amargos del conflicto, el "Bloody Sunday", Domingo Sangriento, el 30 de enero de 1972, cuando 13 manifestantes murieron por disparos del ejército británico.

Ex viceprimer ministro de la provincia entre 2007 y 2017, Martin McGuinness dimitió en protesta por las sospechas de corrupción que pesaban sobre la jefa de gobierno, Arlene Foster, del Partido Democrático Unionista (DUP), lo que llevó a nuevas elecciones regionales.

En virtud de los acuerdos de paz, el primer partido de cada comunidad, en este caso el DUP y el Sinn Fein, estaban obligados a gobernar en coalición.

"Era un republicano apasionado que trabajó sin descanso por la paz y la reconciliación y por la reunificación de su país. Pero ante todo quería a su familia y a la gente de Derry, de la que estaba muy orgulloso", dijo Gerry Adams, jefe y líder histórico del Sinn Féin.

www.prensa.com | 21/03/17
Martin McGuinness, fallecido en la madrugada de este martes a causa de una afección cardiaca, lo ha sido todo en Irlanda del Norte. Histórico líder del Ejército Republicano Irlandés (IRA), fue clave en las negociaciones que alumbraron los Acuerdos del Viernes Santo y hasta hace poco formó parte del Gobierno de la región británica.
www.europapress.es | 21/03/17
Los principales líderes políticos de Reino Unido han expresado sus condolencias por la muerte de Martin McGuinness, excomandante del IRA pero también ex viceministro principal, al que han descrito en su mayoría como uno de los artífices de la paz en Irlanda del Norte. McGuinness ha muerto en la madrugada de este martes en su localidad natal, Derry, a los 66 años de edad a causa de una afección cardíaca que el pasado enero le obligó a retirarse de la política, tras casi dos décadas. Uno de los primeros en reaccionar a la noticia ha sido Kyle Paisley, hijo del histórico líder del Partido Democrático Unionista (DUP) Ian Paisley, con quien McGuinness compartió gobierno en Irlanda del Norte e incluso llegó a forjar una inusitada amistad pese a ser rivales políticos. «Muy triste por la muerte de Martin McGuinness», ha escrito Paisley en su cuenta oficial de Twitter. «Recuerdo con placer el importante año que él y mi padre compartieron en el Gobierno y el gran trabajo que hicieron juntos», ha añadido. La actual dirigente del DUP, Arlene Foster, también ha puesto en valor la «significativa contribución» que McGuinness hizo al proceso de paz en Irlanda del Norte. «La historia recordará las diferentes visiones y opiniones sobre el papel de Martin McGuinness (...) pero ayudó a construir la paz que hoy disfrutamos», ha recalcado. Foster ha enfatizado igualmente la participación de McGuinness en la política moderna de la región británica. «Fue viceministro principal durante casi una década y fue clave para llevar al movimiento republicano hacia una posición pacífica y democrática», ha dicho. «Aunque nuestros diferentes recorridos y experiencias vitales significan que inevitablemente hay mucho que nos separa, compartimos el profundo deseo de ver a las instituciones trabajando para conseguir resultados positivos para todo el mundo», ha afirmado Foster. Entre las filas opositoras, destaca también la valoración del ex líder laborista Alastair Campbell, que le ha definido como «un gran hombre». «Algunos nunca olvidaremos su pasado, pero sin él la paz no habría sido posible», ha subrayado en Twitter. «Amigo y camarada» Su partido político, el Sinn Féin, ha despedido «con gran pesar y tristeza» al que fuera su líder, «amigo y camarada». «Todos los que le conocíamos le echaremos profundamente de menos», ha sostenido en un breve comunicado. Por su parte, el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, ha señalado la «determinación, dignidad y humildad» mostradas por McGuiness «durante toda su vida», que «no han sido diferentes durante la corta enfermedad» que ha sufrido. «Era un apasionado republicano que trabajó incansablemente por la paz y la reconciliación y por la reunificación de su país pero que, sobre todo, quería a su familia y al pueblo de Derry y estaba inmensamente orgulloso de ambos», ha indicado. «En nombre de todos los republicanos en cualquier parte, expresamos nuestras condolencias a Bernie, Fiachra, Emmet, Fionnuala y Grainne, a sus nietos y a la extensa familia McGuinness», ha añadido el líder norirlandés. La sucesora de McGuinness como cabeza del Sinn Féin en Stormont, Michelle O'Neill, también ha rendido tributo a su figura. «Mi corazón está roto. Hemos perdido a una leyenda, a un hombre gigante. Estoy muy orgullosa de que fuera mi amigo y mi mentor», ha escrito en dicha red social. «Decisivo papel» Desde Londres, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha destacado el «decisivo papel» que McGuinness jugó para pacificar la región británica, a pesar «del camino que tomó en la primera parte de su vida» como comandante del IRA. May ha enfatizado que, con esta importante decisión, McGuinness «hizo una contribución histórica al extraordinario viaje que Irlanda del Norte emprendió desde el conflicto armado hasta la paz», que culminó con los Acuerdos de Viernes Santo. El ex primer ministro Tony Blair, con quien McGuinness firmó la paz, ha mencionado «el amargo legado de la guerra» dejado por el político republicano, al tiempo que ha reconocido que «no podría haber acabado sin su liderazgo, valentía y calmada insistencia». «Crecí viendo y escuchando cosas sobre Martin McGuinness como importante miembro del IRA, implicado en la lucha armada y conocí al Martin McGuinness que dejó a un lado esta lucha armada para hacer la paz», ha dicho Blair. «Cobarde» En un tono mucho más crítico se ha pronunciado al ex ministro británico Norman Tebbit, cuya mujer quedó paralítica por una bomba colocada por el IRA en 1984. «Fue un cobarde que se presentó como un hombre de paz una vez que fue derrotado», ha dicho en declaraciones a la emisora local LBC.
www.abc.es | 21/03/17
De excomandante del IRA a viceministro principal norirlandés, el republicano Martin McGuinness, fallecido hoy, había anunciado recientemente que abandonaba la política por motivos de salud y encarnaba mejor que nadie el largo viaje del nacionalismo radical irlandés hacia la paz. Durante ese trayecto, pasó de liderar una organización terrorista empeñada en acabar a través de la violencia con la presencia del Reino Unido en Irlanda del Norte a darse un apretón de manos con la reina Isabel II en Belfast en 2012 o cenar con ella en el Castillo de Windsor dos años después. «Estoy muy, muy orgulloso de ello», dijo McGuinness en 1973 al ser condenado por pertenencia al ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), lo que confirmó, sin rubor, 28 años después, cuando confesó que había sido el «número dos« de la banda el 30 de enero de 1972, el año del denominado «Domingo Sangriento» en Derry. Con la voz quebrada por la emoción, vino a decir lo mismo en 2007 durante una conferencia especial del Sinn Féin, brazo político del IRA, aunque en esa ocasión tiró de sus credenciales republicanas para pedir a sus correligionarios que aceptasen, por primera vez en su historia, la autoridad de la Policía y la Justicia norirlandesas. Era el final del trayecto para una organización que causó casi 2.000 muertos en las más de tres décadas de conflicto armado en la isla de Irlanda y el Reino Unido. Meses después, el Sinn Fein volvía a entrar en el Gobierno norirlandés de poder compartido entre católicos y protestantes, aunque, en esta ocasión, junto al mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) del ya fallecido reverendo Ian Paisley. Cuando en 2009 el IRA de Continuidad, una facción disidente del IRA, asesinó a un policía norirlandés y McGuinness llegó a calificar a los pistoleros, republicanos como él, de «traidores», una declaración que sorprendió tanto a la comunidad católica como a la protestante. Casado y padre de cuatro hijos, Martin McGuinness nació en 1952 en el Bogside, el barrio católico de Derry (Irlanda del Norte), e ingresó en el IRA en 1969, condición que no le impidió iniciar en 1972 negociaciones secretas con el Gobierno británico para lograr un alto el fuego definitivo del grupo armado, que llegaría en 1997. A diferencia del presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, McGuinness no proviene de una familia republicana, pero se unió al movimiento motivado por la brutal respuesta que recibieron los grupos pro derechos civiles a manos de las fuerzas de seguridad a finales de la década de los años 60. Política y violencia Su habilidad política y su carisma entre los voluntarios del IRA le convirtieron pronto en uno de los máximos exponentes de la doble estrategia de la «urna y el rifle»: la mezcla de política y violencia como única vía para la reunificación de la isla. Cuentan sus biógrafos que, cuando ya era una figura política destacada, alojó en una ocasión a una unidad del IRA en fuga en el fronterizo condado irlandés de Donegal, después de que Adams se negase a hacerlo. No obstante, su reputación como estratega político y militar choca con controvertidas decisiones que tomó en momentos clave para el secreto proceso de paz, antes de la firma del acuerdo del Viernes Santo (1998), cuando el IRA todavía ejercía considerable influencia sobre el Sinn Fein y no al revés. A los ojos de varios observadores, sus iniciativas llevaron a la organización paramilitar a un callejón en el que la única salida ha sido la vía democrática y pacífica. En 1997 fue elegido diputado en la Cámara de los Comunes, puesto para el que sería reelegido en 2001, 2004 y 2010, mientras en 1998 logró un escaño en la Asamblea norirlandesa, que ha mantenido hasta las elecciones autonómicas del pasado mayo. Ministro de Educación Tras la breve restauración de la autonomía norirlandesa, entre 1999 y 2002, McGuinness sirvió como ministro de Educación en el Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes. Y en 2007 le llegó el turno de regir los destinos de la provincia junto a su eterno enemigo, Ian Paisley, con quien llegó a mantener una cálida relación profesional y personal, lo que les valió el apodo de los «Hermanos Risitas» y molestó a no pocos unionistas. Con el sucesor del reverendo en el Gobierno y en el DUP, Peter Robinson, no existió el mismo «feeling» y las tensiones entre sus respectivos partidos desde 2011 han marcado su convivencia en el Ejecutivo, hasta provocar la dimisión de McGuinness el pasado 9 de enero. El «número dos» del Sinn Féin abandonó el cargo de viceministro principal en protesta por la gestión de un escándalo financiero detectado en la política de energías alternativas del Gobierno norirlandés, encabezado por la actual líder del DUP, Arlene Foster. El partido republicano Sinn Fein difundió hoy un comunicado en el que «con profundo pesar y tristeza» informaba de la muerte «de nuestro amigo y camarada Martin McGuinness, que falleció en la madrugada en Derry (Irlanda del Norte)».
www.abc.es | 21/03/17
La extraordinaria pirueta de la vida de Martin McGuinness, fallecido este martes a los 66 años en su Derry Natal, puede resumirse recordando que en 1973 fue detenido en un coche con armas y explosivos del IRA y 36 años después daba la mano en Belfast a la Reina Isabel II entre sonrisas de ambos. Fue un dirigente duro del IRA que supo ver que el terrorismo tenía que dejar paso a la paz y resultó clave en los Acuerdos de Viernes Santo de 1998. «Mi guerra se ha acabado. Mi trabajo como líder político es evitar esa guerra y me apasiona», solía decir, reconvertido ya en vice primer ministro de Irlanda del Norte, cargo que ocupó desde 2007 hasta el pasado enero. McGuinness abandonó el Gobierno de coalición con el partido unionista DUP a comienzos de año, al no avenirse la primera ministra Arlene Foster a permitir una investigación sobre las supuestas irregularidades cometidas por ella en un programa de ayudas a las renovables. El escándalo es conocido como “cash for ash” (dinero por ceniza). La dimisión provocó la convocatoria de elecciones anticipadas, en las que el Sinn Féin creció y se quedó a solo un escaño de DUP. McGuinness estaba ya muy enfermo. Sufría una dolencia rara, amiloidosis, que le afectaba al corazón y los riñones. Ha muerto poco después de un nuevo ingreso en el hospital y deja mujer, Berdardette, con la que se había casado en 1974, y cuatro hijos, dos mujeres y dos varones. Theresa May lo ha despedido con un mensaje ambivalente. Recuerda su “significativa contribución al frágil y precioso Gobierno compartido” de Irlanda del Norte, pero también su pasado violento. “Aunque yo nunca podré condonar el camino que tomó en la parte temprana de su vida, Martin MacGuinness finalmente jugó un papel definitivo en sacar al movimiento republicano de la violencia. Haciendo eso, dejó una contribución esencial e histórica en el extraordinario viaje de Irlanda del Norte del conflicto a la paz”. Gerry Adams, su compañero de filas, jefe y amigo, ha destacado que “mostró siempre una gran determinación, dignidad y humildad, también en la enfermedad”. En sus últimos años, McGuinness cultivaba la imagen de un abuelo amable, profundo creyente católico, aficionado al ajedrez, la pesca y a jugar con sus nietos. Un hombre frugal, que nunca bebió ni fumó (en parte porque formaba parte de una asociación católica pro temperancia, Pioneer, pero también porque de joven llegó a la conclusión de que esos hábitos podían debilitarlo en los interrogatorios de las fuerzas británicas). Pero su perfil no se agota ahí, se da por probado que fue uno de los cinco jefes del IRA en los días tempranos de un conflicto que entre 1969 y 1998 costó 3.592 vidas en Irlanda del Norte. McGuinness, en su juventud un hombre de rostro redondo y afable y llamativo pelo rubio rizado, fue detenido dos veces a comienzos de los setenta, ambas con cortas condenas. En 1973 fue sorprendido con un coche que llevaba armas y explosivos del IRA y recibió una condena de seis meses de cárcel. Visitó mucho menos la prisión que su compañero Adams, que se pasó los setenta entrando y saliendo. Pronto mostró que tenía cabeza y miras para ser algo más que un terrorista. Con solo 22 años ya formó parte junto a Adams de la delegación que viajó en secreto a Londres para tantear un alto el fuego. Los agentes del MI5 lo describieron como “un hombre serio con visión estratégica”. Paso a la política Formalmente dejó el IRA en 1974 para incorporarse en su rama política, el Sinn Féin. Pero ahí lleva una de las partes más espinosas de su biografía. Muchos investigadores del conflicto, conocido en el mundo anglosajón con el eufemismo de “The Troubles” (los problemas), sostienen que todavía formaba parte del mando militar del IRA cuando lanzó una mortífera oleada de atentados en los años ochenta, incluido el intento de asesinato de Margaret Thatcher en un hotel de Brighton. También se le ha relacionado con la bomba de Enniskillen, que provocó once muertos. Siempre se desvinculó de esas acciones violentas de manera enfática y también de la acusación de que estaba presente en el interrogatorio de un colaborador del IRA al que el grupo terrorista mató de un tiro en la cabeza. James Martin Pacelli McGuinnes había nacido en las afueras de Derry, en el Norte de Irlanda, el 23 de mayo de 1950, hijo de un empleado de una fundición, en una familia de una gran piedad católica y sin intereses políticos. El nombre intermedio de Pacelli se lo pusieron por el papa de ese apellido, Pío XII. Sostenía que se integró al IRA por el Bloody Sunday y otros abusos violentos y discriminatorios a cargo de los protestantes y las tropas unionistas que vivió en su ciudad natal. De un modo un tanto forzado comparaba su lucha con la de los negros de Soweto. El que algún día sería ministro de Educación de Irlanda del Norte apenas tenía estudios. Dejó la escuela a los 15 años tras fallar en los exámenes 11-Plus y comenzó a trabajar, primero como mozo de un taller mecánico y después en una carnicería. Pero pronto el IRA se convirtió en toda su vida. El Acuerdo de Paz de 1998, en el que McGuinnes tuvo una importante contribución, establece que el Gobierno de Irlanda del Norte debe formarlo una coalición de unionistas y republicanos. Esa fórmula lo convirtió en vice primer ministro en 2007, cargo que ocupó hasta enero. Debutó formando una pareja insólita con el primer ministro Ian Paisley, un fiero unionista de verbo flamígero. Nadie daba una libra por aquel dúo de Gobierno: el ex terrorista del IRA y el reverendo volcánicamente antirrepublicano. Pero sorprendieron entendiéndose bien y hasta acabaron siendo amigos. Se ganaron el apodo de los “Chukle Brothers”, una popular pareja de cómicos de la BBC, debido a su constante intercambio de chanzas y risas. Posteriormente, McGuinnes sirvió con otros dos primeros ministros de DUP, Peter Robinson y Arlene Foster, con la que rompió en enero por la corrupción en las renovables y también forzado por su mala salud, que anticipaba el pronto final que ahora ha llegado. En 1979, el IRA llevó a cabo uno de sus atentados más simbólicos y sonados. La colocación de la bomba que mató en su barca de pesca a Lord Mountbatten, tío de la Reina y preceptor del príncipe Carlos, y a varios acompañantes. También asesinó a 18 soldados británicos en la inmediata emboscada de Warrenpoint. Siempre se ha debatido si Adams y McGuinness estuvieron tras la orden de aquel ataque. Adams de hecho llegó a ser arrestado e interrogado como sospechoso. Como siempre, McGuinness negó todo conocimiento. Aquel atentado acrecienta el enorme simbolismo del encuentro en Belfast en 2012, cuando Isabel II y el antiguo terrorista se dieron la mano con sonrisas de ambas partes. “Admiro su coraje por reunirse conmigo, porque sabe que he estado enfrentado a sus soldados, pero ambos estamos preparados para situarnos por encima de eso”, declaró McGuinnes, con la retórica habitual en este tipo de reconversiones, que omite que hubo víctimas y hay deudos que siempre penarán la violencia terrorista, en la que unos matan y otros mueren. La Reina y McGuinness volvieron a verse aquel año en un brindis en el castillo de Windsor. Su último encuentro fue en el castillo de Hillsborough en 2016. Fue sonada entonces la irónica salida de Isabel II cuando el vice primer ministro norirlandés le preguntó por su salud: “Bueno, todavía estoy viva”. So sad Martin McGuinness has died. Some will never forgive his past but without him there would be no peace. The man I knew was a great guy— Alastair Campbell (@campbellclaret) 21 de marzo de 2017
www.abc.es | 21/03/17
Las situaciones de Escocia y Cataluña ante un posible referéndum independentista son incomparables, según reconocen los propios dirigentes del Partido Nacionalista Escocés (SNP). En resumen, las diferencias son estas: -Escocia se mantuvo independiente hasta 1707 y su acta unión con Inglaterra fue el fruto del acuerdo de dos Estados. Cataluña jamás ha sido independiente ni un Estado. -El Reino Unido es fruto de la unión de cuatro naciones. España es un Estado de corte federalista (las comunidades autónomas), cuya Constitución establece que “la soberanía nacional reside en el pueblo español”. -La Constitución no escrita británica permite las consultas separatistas, previa autorización del Parlamento de Westminster. La Constitución española de 1978, que recibió en Cataluña un apoyo del 90,4%, no lo permite, como todas las grandes cartas magnas europeas con la excepción de la británica. -Los separatistas escoceses no desafían la legalidad británica, actúan siempre sin salir de la senda legal. Los independentistas catalanes abogan por romper el marco legal para convocar un referéndum que no es posible según nuestras leyes. Sí dispondrían de un posible cauce legal: lograr una reforma de la Constitución de 1978 para que pasasen a permitir los referendos convocados por las comunidades autónomas. Pero sabedores de que carecen de fuerza parlamentaria para sacar adelante tal proceso legal han optado por incumplir la ley abiertamente, al tiempo que dicen abogar por un diálogo que solo consiste en aceptar todo lo que ellos demandan. Sturgeon: «Escocia no es lo mismo que Cataluña, cada caso es distinto y cada circunstancia histórica también» En el referéndum escocés de 2014, nacionalistas catalanes, vacos y gallegos viajaron a Escocia buscando un ejemplo alentador para sus secesiones, pero salieron decepcionados. El unionismo ganó por diez puntos y además los dirigentes del SNP separaron una y otra vez los casos escocés y catalán. Alex Salmond, por entonces primer ministro escocés, señalaba “una diferencia clave”, que resumía así: “No creo que Cataluña sea un ejemplo comparable al nuestro. Nuestro proceso ha sido consensuado y es fruto de un acuerdo entre el Gobierno británico y el escocés”. En fecha tan reciente como el pasado junio, la actual primera ministra escocesa, la separatista Nicola Sturgeon, que pide ahora un segundo referéndum, fue igual de concluyente: “Quebec no es lo mismo que Escocia y Escocia no es lo mismo que Cataluña. Cada caso es distinto y cada circunstancia histórica también. En Escocia celebramos un referéndum democrático y constitucional”. El separatismo escocés guarda un respeto institucional del que carece el catalán Las declaraciones de tono insultante o despectivo del separatismo catalán y sus pulsos ilegales serían impensables en los nacionalistas escoceses. El SNP observa siempre el respeto institucional, patente en el tono de sus 56 diputados en el Parlamento de Westminster o en la participación de Nicola Sturgeon en las ceremonias importantes de la Corona en Londres. Un plante como el del presidente catalán a la pasada conferencia de presidentes autonómicos sería simplemente impensable en el Reino Unido. Escocia e Inglaterra, una unión entre iguales tras siglos de independencia El origen el reino de Escocia se rastrea en 843 y conservó la independencia, con puntuales invasiones inglesas, hasta 1707. El 1 de mayo de 1707 entró en vigor la Union Act, por la que los parlamentos de dos Estados independientes, Escocia e Inglaterra, acordaban unirse como un único Estado en el Reino de la Gran Bretaña. El Reino Unido es el fruto de la unión de cuatro naciones: Gales, Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. Su formulación actual data de 1922, tras la independencia irlandesa. Gales se unió a Inglaterra en 1535 y Escocia, a comienzos del XVIII. Cataluña, aunque ha tenido sus condes y consellers, jamás ha sido un Estado independiente. La Constitución no escrita británica permite al parlamento autorizar los referéndum de independencia El Reino Unido no cuenta con una constitución escrita, sino que es fruto de leyes, convenciones y jurisprudencia acumulada, por ello puede ser reformada por nuevas normas parlamentarias. El referéndum escocés debe ser autorizado por el Parlamento de Westminster. De hecho, este miércoles se espera que el SNP saque adelante en el Parlamento de Escocia (Holyrood) la petición de un segundo referéndum separatista. A continuación esa demanda escocesa irá a Parlamento de Westminster. La premier Theresa May ya ha anunciado que no lo permitirá en las fechas que exige Nicola Sturgeon, que lo quiere entre otoño de 2018 y la primavera de 2019, antes de que se complete el Brexit. May acabará teniendo que autorizarlo, pero se reservará la fecha. El referéndum de 2014 fue fruto de un acuerdo consensuado y legal entre David Cameron y el primer ministro escocés de entonces, Alex Salmond. Esos acuerdos constitucionales británicos explican, por ejemplo, la neutralidad de Isabel II en la campaña del referéndum de 2014, aunque era fervorosa partidaria de la Unión. No hay lugar en la constitución española para un referéndum convocado por una comunidad autónoma El título preliminar de la Constitución democrática española de 1978 cierra la vía legal a un referéndum separatista. En su artículo 1 establece que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. En su artículo 2 reza que “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”. La única vía legal para los separatistas sería sacar adelante una reforma constitucional, ateniéndose a los cauces y exigencias de mayorías que la propia Carta Magna contempla. A Cataluña le va mejor en España que a Escocia en el Reino Unido Cataluña goza un PIB un 117,8% superior a la media española, mientras que Escocia está por debajo de la media británica: 99%. Escocia tiene además menos peso en el Reino Unido que Cataluña en España. Supone el 8,4% del PIB británico, mientras que Cataluña es el 16% del español. Poblacionalmente, el Reino Unido cuenta con 65,1 millones de habitantes, de los que 53,1 millones son ingleses y solo 5,4 escocesas. Cataluña tiene una población de 7,5 millones de personas, en un país de 46,7 millones. Escocia tampoco se ha beneficiado históricamente de aranceles monopolistas como los que concedió en su día el Gobierno español al textil catalán, por entonces una industria crucial, de las pocas del país. Cataluña dispone de elementos de autogobierno que no posee Escocia El Parlamento escocés fue repuesto en fecha tan tardía como 1999. A día de hoy, Cataluña posee algunas competencias que anhelarían los nacionalistas escoceses, como por ejemplo una televisión propia, formidable herramienta de propaganda. La devolución de poderes a Escocia es lenta. A pesar de lo prometido en la campaña del referéndum de 2014, el Parlamento de Westminister remolonea a la hora de completarla. El laborismo fue clave en 2014 a la hora de defender la Unión A diferencia de lo que ocurre en Cataluña con el PSC, que busca una vía intermedia entre el separatismo y la defensa de la unidad de España que propugna el Gobierno, el Partido Laborista se convirtió en 2014 en el principal activo en la defensa de la integridad del Reino Unido. Dos laboristas, Alistair Darling, portavoz de la campaña Better Together, y el ex primer ministro Gordon Brown, fueron los rostros principales del unionismo. Los medios de Londres, de izquierda a derecha, tampoco incurrieron en las terceras vías y componendas con el separatismo que propugna a veces alguna prensa española. Todos los periódicos de Londres hicieron una campaña frontal y contundente contra la ruptura.
www.abc.es | 20/03/17

El gobierno de Venezuela rechazó este jueves 16 de marzo la recomendación de un grupo de seis países, entre ellos Brasil y España, pidiendo la liberación de los presos políticos, en el marco del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

En un documento publicado esta semana y que fue discutido este jueves en la sede el Consejo en Ginebra, Caracas detalla su posición sobre una lista de más de 200 recomendaciones hechas en noviembre pasado por los estados miembros de la ONU.

La recomendación de liberar a los presos políticos, impulsada por Australia, Brasil, Irlanda, Canadá, España y Estados Unidos, es solo una de las 274 que contiene el documento de noviembre. De ellas, Venezuela rechazó este jueves explícitamente 53 y "tomó nota" de otras 28, un eufemismo que la ONU considera también como un rechazo.

El gobierno venezolano considera "sesgadas, confusas, políticamente mal intencionadas, elaboradas sobre bases falsas y contrarias al espíritu de cooperación y respeto" todas las recomendaciones rechazadas en su documento.

El informe de noviembre fue el resultado del llamado Examen Periódico Universal (EPU), un examen sobre derechos humanos que deben pasar todos los miembros de la ONU.

Los países sometidos al EPU reciben recomendaciones de sus pares y deben pronunciarse sobre ellas. Venezuela tampoco atendió un llamamiento de 19 países para que invite a visitar el país a los expertos de la ONU que velan por los derechos humanos.

En su documento presentado el jueves, Venezuela desestimó asimismo los requerimientos de Brasil, Uruguay y Georgia para que reconsidere "su decisión de retirarse de la Convención Americana sobre Derechos Humanos".

Ocurrió lo mismo con la demanda de ocho países para que Caracas restablezca el Estado de derecho, la independencia, autonomía e imparcialidad del sistema judicial, la separación de poderes y el respeto al debido proceso.

Venezuela tampoco aceptó una recomendación de Suecia para "combatir la situación de inseguridad alimentaria y de salud pública" -una inquietud también recogida por Alemania, Canadá e Islandia- ni otras de Letonia, España, Canadá y México para que se garantice la libertad de expresión.

Venezuela es uno de los 47 Estados que constituyen este año el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

www.prensa.com | 16/03/17
El futuro de la Unión Europea está en la progresión a diferentes velocidades y el primer campo en el que esta idea se va a abrir paso es la Defensa común. Una vez que la primera ministra británica, Theresa May, abandonó este viernes Bruselas, la reunión de los otros 27 países se centró en los preparativos de la celebración del 60 aniversario de la firma del Tratado de Roma dentro de dos semanas y en el diseño de una UE que sobreviva al trauma del Brexit y a las divisiones que deja la crisis política de los refugiados. Según fuentes del Consejo, la discusión de la reunión a 27 se dedicó a intentar apaciguar a los países más reticentes a la idea de esa Europa a varias velocidades que los cuatro grandes –Alemania, Francia, Italia y España– han puesto sobre la mesa con claridad. La canciller germana, Angela Merkel, que hasta ahora no era muy favorable a la idea de un grupo de países que acelere en el camino de una mayor integración, insistió en que esta no es una idea nueva ni orientada contra nadie. La canciller explicó que en realidad ese modelo ya existe: «Ya tenemos una Europa a varias velocidades, con el euro, con Schengen... Lo que hemos dejado claro es que ese modelo sería el de una Europa inclusiva, no exclusiva». El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, explicó que la opción de las distintas velocidades ha encontrado reticencias en los países del Este de Europa que miran hacia esa posibilidad como una nueva división. «He comprobado con sorpresa –dijo– que algunos de nuestros colegas lo ven como si se tratara de introducir una nueva línea divisoria, un nuevo telón de acero entre el Este y el Oeste y es evidente que no es la intención», aseguró Juncker. España figura entre los países más entusiastasLa idea de las dos velocidades se basa en el mecanismo denominado «cooperación reforzada», que permite que un grupo de países que sumen al menos nueve Estados pongan en marcha políticas comunes utilizando las instituciones. Polonia, Hungría y, en general, los países del Este, creen que generalizar este camino les arrinconaría a la hora de tomar decisiones si no quieren avanzar más hacia la integración política. La idea que se ha abierto paso en este consejo es empezar por una fuerte cooperación en Defensa, que es uno de los pocos campos en el que estos países están más de acuerdo en acentuar la colaboración en el seno de la UE, habida cuenta de su muy sensible percepción de la amenaza de Rusia. «La Europa de la Defensa –dijo Merkel– es uno de los elementos que no ha funcionado», a pesar de que estaba en los fundamentos del proyecto de la Unión. Ahora que Gran Bretaña dejará de oponerse y que Francia recupera su interés en este campo, «podemos relanzar la cooperación en materia de Defensa», subrayó. Lo que a su juicio será «un salto cualitativo importantísimo» en la construcción europea. Suecia o Irlanda serían los más escépticos en materia de Defensa. Aunque Irlanda sí está dispuesta a sumarse en todas las demás áreas de integración. España figura entre los más entusiastas. Reticencias El hecho es que los países del Este mantienen un grado de desconfianza bastante significativo hacia la Europa de dos velocidades, porque interpretan este modelo como un medio para arrinconar su capacidad de influir en la dirección de esas políticas, ahora que Gran Bretaña no va a estar para hacer de cortafuegos euroescéptico. Los primeros ministros del Benelux, los tres liberales, que representan a países pequeños, se han ofrecido para hacer de mediadores y para tranquilizar a los del grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia). Por esa razón, lo que se ha acordado es que no habrá una mención muy determinante al modelo de velocidad variable en el documento que se aprobará en Roma con motivo del 60 aniversario del nacimiento de la UE. De aquí al día 25 se pretende cerrar un texto en el que se manifestará la voluntad clara de permanecer unidos después del trauma del divorcio británico y se van a fijar metas claras para los próximos diez años.
www.abc.es | 10/03/17
w3architect.com | hosting p2pweb.net
afromix.org | afromix.info | mediaport.net | webremix.info