Français | English | Español | Português

República de Irlanda Política

El ministro británico de Finanzas, Philip Hammond, se ha comprometido este sábado a apoyar económicamente proyectos financiados por la Unión Europea (UE) después de que el Reino Unido abandone el bloque comunitario. La medida, que podría costar a las arcas públicas británicas unos 4.500 millones de libras anuales (5.200 millones de euros), garantizará que sectores como la agricultura o la investigación científica continúan recibiendo "fondos estructurales y de inversión", señaló en un comunicado Hammond. "Queremos que la gente tenga estabilidad y seguridad durante el periodo anterior a nuestra salida de la UE. Estamos decididos a aprovechar las oportunidades que presenta nuestra marcha para fijar nuestras propias prioridades", dijo el titular de Economía. Entre otros, el Tesoro británico mantendrá los fondos destinados por Bruselas a la agricultura de este país hasta 2020 en el marco de la Política Agrícola Común (PAC), así como los del programa de investigación y desarrollo "Horizonte 2014-2020". El pasado enero, la UE confirmó que "Horizonte 2020" contará con un presupuesto un 40% mayor (en precios actuales) a lo largo de sus siete años de vida, hasta los 77.000 millones de euros. El Reino Unido aportó en 2015 13.000 millones de libras (15.000 millones de euros) al presupuesto comunitario, mientras que la UE invirtió en este país 4.500 millones de libras (5.200 millones de euros), lo que fijó la contribución neta británica en unos 8.500 millones de libras (9.800 millones de euros). Esa relación será revisada cuando el Gobierno de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, active el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un periodo legal de dos años para negociar los términos de la retirada del Reino Unido del bloque común. El Ejecutivo de Londres ha indicado que no tiene intención de lanzar ese proceso hasta finales de año o principios de 2017. Además de la agricultura o la investigación científica, Hammond ha reiterado que su departamento se compromete también a mantener los fondos destinados a apoyar el proceso de paz de Irlanda del Norte, donde la mayoría de su electorado votó en contra del "brexit" en el referéndum del pasado 23 de junio. El "Proyecto de Paz" de la UE contempla la inyección de hasta 17 millones de euros en la provincia británica hasta 2020 para financiar programas de ayuda a las víctimas del pasado conflicto, de reconciliación o de reinserción de los paramilitares.
www.abc.es | 13/08/16
David Van Reybrouck (Brujas, Bélgica, 1971) escribió «Contra las elecciones» en 2013 y, a pesar de haberlo publicado en el limitado espacio de la lengua flamenca, la repercusión del libro ha sido considerable. Un año después salía en Francia, y en 2016 ha aparecido la edición inglesa, con una recomendación en su cubierta firmada por el Nobel sudafricano J. M. Coetzee. La traducción española correrá a cargo de la editorial argentina Katz. Van Reybrouck ya era un escritor conocido por su monumental «Congo», obra elogiada por «The New York Times». «Contra las elecciones» va a ser sin duda uno de los libros que más dará que hablar en los próximos años, no sólo por la minuciosa descripción que hace de la crisis de la democracia occidental, sino por la solución que propone para recuperar su legitimidad: introducir la elección por sorteo para designar a los encargados de tomas las decisiones. como se hacía en algunas instituciones atenienses. Sin oxígeno «La democracia está enferma, efectivamente, y no sólo en Europa -asegura David Van Reybrouck-. En resumen, creo que hemos reducido la democracia a los partidos políticos y los debates televisivos, y esa combinación, amplificada por los medios, es tóxica. La principal constatación de mi libro es que hace dos siglos que hemos hecho una asociación indisoluble entre democracia y elecciones, y eso ya no funciona hoy. Es más, empieza a ser peligroso pensar que no hay alternativas a las elecciones dentro de la democracia». Y añade: «Con este libro he querido explicar que sí hay salidas. Estamos todos en una habitación en la que empieza a escasear el oxígeno, pero hay una ventana que podemos abrir». Lo que el autor propone, introducir el sorteo para elegir a los que toman las decisiones, es algo que choca. Él se defiende: «En 1850 hablar del derecho de voto de las mujeres también fue muy chocante. Cada innovación democrática ha empezado con un choque, desde el sufragio universal. Todo parecía insensato. Y pasa lo mismo con la elección por sorteo. Cuando alguien escucha por primera vez esto, cree que es una idiotez y, sin embargo, es un procedimiento perfectamente conocido y respetable en la Historia de la democracia. Además, en realidad la elección por sorteo es algo que ya se emplea en nuestras democracias, pero se hace de la forma menos indicada. Con las encuestas de opinión se hace cada día: se llama a miles de personas por teléfono y se les pregunta qué piensan de tal o cual cosa, de modo que luego eso es tenido en cuenta a la hora de tomar decisiones». «La democracia no siempre sirve para resolver los conflictos, sino para enseñarnos a vivir con ellos» «Cuando se trata de afrontar el peligro del populismo no hay más remedio que renovar nuestras democracias -afirma Van Reybrouck-. Mire lo que pasa en Estados Unidos, donde una persona como Donald Trump puede acabar siendo el hombre más poderoso del mundo porque los norteamericanos se niegan a renovar su sistema democrático. Y eso pasa en todos los países occidentales. Los populistas no son posibles porque la gente sea estúpida, sino porque organizamos nuestra democracia de manera que el populismo tenga más oportunidades. Si se limita la democracia a las elecciones, los debates televisivos y Facebook, un día u otro tendrás un Donald Trump o alguien parecido». ¿O un Podemos? «Tal vez, pero no conozco suficientemente la situación española. Me han dicho que son una fuerza de izquierda que habla de renovar la democracia, pero que en realidad busca integrar a todo el mundo. Eso no es fácil». «En nuestras democracias se habla de los otros sin hablar con los otros -puntualiza-. Irlanda es ahora el país más interesante desde el punto de vista de la renovación democrática. Con la convención constitucional reunieron a 33 políticos y 66 ciudadanos elegidos al azar. Esas 99 personas se vieron una vez al mes durante un año para discutir la reforma de la Constitución en ciertos aspectos: los derechos de la mujer, la edad de voto y el artículo más controvertido, el matrimonio homosexual. Hubo un debate sereno entre esas personas en el que también han participado otros actores, desde miles de personas de modo individual a la propia Iglesia Católica. ¿El resultado? Que después de ese debate se propuso una reforma que fue aprobada en referéndum. Al mismo tiempo, en Francia se hizo la reforma sobre el matrimonio homosexual del modo tradicional, desde los partidos políticos, y el resultado fue que la sociedad estuvo dividida durante más de un año. Irlanda ha gestionado esta cuestión de forma mucho más inteligente, mientras que Francia se hundió en una crisis política». «La democracia no siempre sirve para resolver los conflictos, sino para enseñarnos a vivir con ellos, gestionándolos -aclara-. Ahora, sin embargo, los actores de nuestras democracias, incluyendo España, no hacen sino agigantar los problemas. Los conflictos no deben ocultarse porque es natural que en una sociedad haya líneas de fractura. Se trata de usar la democracia para atravesar esas fracturas, pero nuestra democracia obsoleta no hace más que agigantarlas». Al estilo escandinavo «El autoritarismo está de regreso -sostiene Van Rey-brouck-. Si se compara con el fin de la Segunda Guerra Mundial, hoy hay muchísimos más países que se dicen democráticos; y si se pregunta a la gente si está a favor de la democracia, el 90 por ciento dirá que sí. Pero en África existen ahora muchos más presidentes que están más cerca del modelo corrupto-autoritario y electo de Blatter en la FIFA que de Mandela». «Yo no estoy de acuerdo con defender las elecciones como un nuevo modelo de evangelización obligatoria -concluye-. En esta evangelización electoral los sacramentos acaban siendo más importantes que la fe. He seguido lo que ha pasado en lugares como Congo o Afganistán. Parecía que pensábamos que si organizábamos las elecciones al estilo escandinavo, al día siguiente nos despertaríamos y serían como Suecia. Hemos gastado 2.000 millones de euros en organizar las elecciones congoleñas..., ¿para qué? La mejor democratización es la educación, no las elecciones. Sobre todo porque a veces en esas sociedades hay también instituciones locales que son democráticas, o protodemocrá-ticas, y que pueden utilizarse. Estamos viendo en Europa que nuestro modelo está agotándose. ¿Por qué sería bueno exportarlo como si fuera un mueble de IKEA?». «Against Elections.The Case for Democracy». David Van Reybrouck Penguin Books, 2016. 208 páginas.11,17 euros.E-book:9,49 euros
www.abc.es | 11/08/16
Hubo un tiempo en el que, mientras miles de soldados morían en una Península Ibérica convertida en improvisado campo de batalla, Isabel y Fernando lograron, a base de tratados, convertirse en los Reyes de Castilla y Aragón. También hubo otros años durante los cuales, tras un aislamiento de décadas, Mijail Gorbachov consiguió que la URSS se acercarse lo suficiente a Estados Unidos como para que terminase la Guerra Fría y se limitase el uso de armas nucleares en un mundo atestado por los misiles. Sin embargo, a día de hoy nuestros políticos han demostrado tras varios meses de intentos (y dos elecciones generales) que les resulta imposible llegar a un acuerdo de mínimos que les permita formar Gobierno. En una historia cíclica y que siempre suele repetirse, quizá lo mejor sea que Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera den un paso adelante y, como ya hicieron otros personajes tan reconocidos en nuestro país como Adolfo Suárez, arriesguen su cabeza política por el bien de España. Isabel la Católica Wikimedia Fecha de nacimiento – 22 de abril de 1451. Lugar de nacimiento - Castilla y León (España). Fecha de muerte – 26 de noviembre de 1504. Siempre se ha dicho que la mejor baza de los Reyes Católicos para acabar con sus enemigos fue la espada de Fernando. Sin embargo, también es cierto que Isabel y su esposo contaron con grandes dotes de negociación. Algo que demostró la futura reina al lograr ser nombrada Princesa de Asturias por delante de la mismísima hija de Enrique IV (su hermanastro y el rey de Castilla) en el Tratado de los toros de Guisando. El primer pacto que ambos protagonizaron, y que cambió la Historia de la Península, fue el arreglo de su propia boda. Se celebró el 19 de octubre de 1469 de forma clandestina y su principal objetivo fue terminar uniendo en multitud de facetas los reinos de Castilla y Aragón. Posteriormente lograron acabar con la guerra civil que se vivía en España acercándose a los nobles regionales y, con los años, fomentaron la división de los musulmanes durante los últimos coletazos de la Reconquista. Su política de alianzas con el papa llevó también a limitar el poder de Francia (uno de sus mayores enemigos) en Europa. Finalmente, Isabel y Fernando evitaron una posible guerra en el Nuevo Mundo contra Portugal mediante un acuerdo conocido como el Tratado de Tordesillas. Este pacto fue firmado el 7 de junio de 1494 y trazó una línea en América del Sur que repartió la región entre ambas potencias. El documento fue suscrito tras una serie de laboriosas negociaciones entre ambas partes. Francisco de Miranda Wikimedia Fecha de nacimiento – 28 de marzo de 1750. Lugar de nacimiento – Caracas (Venezuela). Fecha de muerte – 14 de julio de 1816. Francisco de Miranda, el primer hispanoamericano universal para muchos autores (además del precursor de la independencia de Venezuela), fue el prototipo de político perfecto de su época. Aunque no firmó tratados de envergadura como tal, sí dejó claro que las buenas relaciones políticas son clave a la hora de crecer personal y profesionalmente. Así lo demuestra el que lograse el favor de todo tipo de personajes de su época como Catalina la Grande de Rusia, la cual llegó a concederle su protección. «Miranda era de la opinión de que no se podía ser un político de verdad si no se había leído, viajado, se sabían idiomas y se tenía cierta “cultura de la conversación”. Sabía que, si manejaba la cultura de los demás, podía convencerles de casi cualquier cosa. Antes todos los que tenían un cargo reunían estas características, ahora nuestros políticos tienen una cultura muy superficial», explica el historiador Manuel Lucena Giraldo (autor de «Francisco de Miranda: la aventura de la política»), a ABC. Sus premisas no le fueron del todo mal, pues logró conseguir del mismísimo Thomas Jefferson (el presidente de los Estados Unidos) el beneplácito (y una promesa de ayuda) para invadir las posesiones españolas en América. A base de tratados y política fomentó también la independencia de Venezuela (región que tuvo mucho que agradecer a sus capacidades negociadoras) y se puso al frente de su Primera República. Para su desgracia, el último pacto que firmó fue en el que rendía el país a los españoles. Lord John Hay ABC Fecha de nacimiento – 1 de abril de 1793. Lugar de nacimiento – Reino Unido. Fecha de muerte – 9 de septiembre de 1851. Lord John Hay fue uno de los artífices de que se firmara el pacto que puso fin a la Primera Guerra Carlista el 31 de agosto de 1839. Por entonces se vivía España una guerra civil entre los isabelinos (partidarios de que, tras la muerte de Fernando VII, el trono lo debía ocupar su hija Isabel) y los carlistas (que entendían que el verdadero monarca tenía que ser el hermano de fallecido, el Infante don Carlos). La contienda, que se extendió durante siete años y se cobró la vida de casi 200.000 soldados, parecía que estaba destinada a perpetuarse en el tiempo. Sin embargo, este comodoro (posteriormente comandante general de las fuerzas inglesas en las costas de Cantabria, partidarias de Isabel) se entrevistó varias veces con el general carlista Maroto. Sabedor de que los españoles ya habían sufrido bastante y de que era posible acercar posturas entre partes aparentemente irreconciliables, se esforzó en mostrar durante los últimos años de la lucha a los seguidores del Infante lo difícil que era que se aceptasen sus condiciones de paz. Fue un mediador gracias al cual se propició el abrazo de Vergara (el tratado de paz con el que acabó aquella sangría) y se ganó el respeto de los carlistas, como bien dejó escrito su intérprete, J. M. Satrústegui: «Los jefes vascos […] le consideraban como persona que sinceramente deseaba el bienestar de España. […] Los oficiales carlistas parecían haber puesto en él grandes esperanzas y su entera confianza». Neville Chamberlain ABC Fecha de nacimiento – 18 de marzo de 1869. Lugar de nacimiento – Birmingham (Reino Unido). Fecha de muerte – 9 de noviembre de 1940. «Un hombre recto, competente y bien intencionado». Así definió Winston Churchill en uno de sus libros a Neville Chamberlain, el Primer ministro del Reino Unido entre 1937 y 1940. La Historia, para su desgracia, le recuerda como un político inoperante que, en los años previos a la IIGM, no tuvo el valor de enfrentarse al incipiente partido nazi. La realidad se encuentra entre ambos extremos, pues Chamberlain fue la cara más conocida de la llamada «política de apaciguamiento», una forma de gobernar basada en no solucionar jamás los problemas mediante las armas y hacerlo, por el contrario, a base de tratados. Aunque a posteriori esta premisa puede ser tildada de errónea, el británico (al igual que su homólogo francés Daladier) tenía sus razones para pensar así. Y es que, consideraba que Europa ya había llenado suficientes ataúdes tras la IGM y que Inglaterra no estaba preparada para entrar en un conflicto internacional de nuevo. Así lo afirmó en uno de sus discursos: «En ausencia de cualquier poderoso aliado debemos ajustar nuestra política exterior a nuestras circunstancias y aceptar con paciencia acciones que nos gustaría tratar de una manera muy diferente». A pesar de que Chamberlain representa la cara más amarga de los pactos políticos, fue un hombre convencido de que, mediante acuerdos, es posible acercar posturas. Entre sus logros se encuentra ser uno de los artífices de los pactos de Múnich, unos textos mediante los que se entregaron los Sudetes a Hitler a cambio de que frenase en ese punto sus ansias expansionistas. Muhammad Anuar el Sadat Flickr Fecha de nacimiento – 25 de diciembre de 1918. Lugar de nacimiento –Mit Abu l-Kum (Egipto). Fecha de muerte – 6 de octubre de 1981. Un político al que su lucha por la paz le llevó a ser asesinado. La vida de Muhammad Anuar el Sadat fue una curiosa mezcla de batallas que no quería librar y una serie de combates políticos mediante los que intentó buscar la tregua entre su país (Egipto) e Israel. No en vano, en su tumba se puede leer lo siguiente: «Héroe en la guerra y en la paz. Vivió para la paz. Murió por sus convicciones». Anuar el Sadat ascendió a la presidencia de Egipto el 15 de octubre de 1970 y, durante su primer año de mandato, quedó claro su compromiso con la libertad cuando introdujo una serie de clausulas democráticas en la Constitución. Sin embargo, su mayor reto fue tratar de dar solución al conflicto que existía entre su país y el estado judío. Un enfrentamiento entonces activo y que había comenzado en 1948. En un intento de desligarse de los países árabes que todavía combatían contra Israel, Anuar el Sadat viajó en noviembre de 1977 hasta Jerusalén. Dado el primer paso y relajadas las tensiones, el presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter hizo de mediador entre este político y el primer ministro israelí Begin. Al final, todo este proceso derivó en unos acuerdos de paz firmados en Camp David (cerca de Washington) en 1978 que pusieron fin a 35 años de guerra. Por desgracia, a una serie de oficiales extremistas del ejército no les gustó esta medida y, a principios de octubre de 1981, le asesinaron durante un desfile militar. Karol Wojtyla ABC Fecha de nacimiento – 18 de mayo de 1920. Lugar de nacimiento –Wadowice (Polonia). Fecha de muerte – 2 de abril de 2005. «No tengáis miedo». Fue con estas palabras con las que, el 22 de octubre de 1978, Karol Wojtyla se convirtió oficialmente en Juan Pablo II. Estos vocablos fueron también los que marcaron el inicio de su pontificado. Un total de 27 años en los que el máximo representante de Dios en la Tierra se desplazó por más de medio mundo (no en vano realizó más de un centenar viajes internacionales y completó 30 vueltas al mundo) llevando consigo los buenos deseos del Señor y un mensaje de igualdad y derechos humanos a todos los territorios que pisaba. Desde entonces, si por algo destacó el hombre que se ordenó sacerdote después de ver las barbaridades perpetradas en la IIGM fue por combatir desde la cultura el comunismo, contra el que cargó en varias ocasiones afirmando que había que abrir «las fronteras de los Estados» y «los sistemas económicos y políticos». Con todo, también criticó a los EE.UU. por querer controlar el Golfo Pérsico y, haciendo honor a su fama de líder global, solicitó que se ayudara a multitud de regiones como Haití o el Timor Oriental. A su vez, pisó caminos de tierra en África y calles precariamente asfaltadas en las «favelas» de Río de Janeiro para llevar fe a sus habitantes. Fue, sin duda, un ejemplo de lo que las relaciones humanas pueden llegar a conseguir. Ya lo dijo Gorbachov: «Sin este Pontífice no se puede comprender lo que sucedió en Europa a finales de los años ochenta». Mijail Gorbachov ABC Fecha de nacimiento – 2 de marzo de 1931. Lugar de nacimiento – Privolnoye (URSS). Mijail Gorbachov siempre será recordado como el hombre que acabó con la Unión Soviética y abrió sus fronteras al mundo occidental. Sin embargo, también puede presumir de haber sido uno de los líderes políticos que más se acercó a los antiguos enemigos de la URSS a base de pactos políticos. Gorbachov llegó al poder en 1985, cuando se convirtió en secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética. A partir de ese momento elaboró un plan económico (perestroika) para reactivar una economía que llevaba estancada desde los años 70 y que estaba destinada (entre un 16% y un 28%) a mantener un gigantesco ejército formado por cinco millones de hombres. Además, comenzó su aproximación a los Estados Unidos y a su presidente, Ronald Reagan. Así fue como ambos líderes firmaron en diciembre de 1987 el Tratado de Washington, un pacto mediante el que acordaron destruir las armas nucleares de corto y medio alcance (principalmente, los misiles SS-20 Saber rusos y los MGM-31 Pershing americanos). «Nuestro complejo y diverso mundo está volviéndose, por una evolución inevitable, más y más interrelacionado e interdependiente. Y ese mundo necesita cada vez más un mecanismo capaz de permitir la discusión de los problemas comunes de una manera responsable», afirmó entonces Gorbachov. Posteriormente, el ruso favoreció y firmó varios convenios como el de París en 1990 (mediante el que la OTAN y el Pacto de Varsovia redujeron sus fuerzas militares en Europa) o las negociaciones START en 1991 (gracias a las que su país redujo las armas estratégicas). Adolfo Suárez ABC Fecha de nacimiento – 25 de septiembre de 1932. Lugar de nacimiento – Castilla y León (España). Fecha de muerte – 23 de marzo de 2014. Fue uno de los artífices de la Transición y tuvo que enfrentarse a dos intentos de golpe de Estado. Adolfo Suárez, el primer presidente tras la llegada de la democracia a España, fue para muchos ejemplo de consenso y diálogo. Su aparición en el mundo de la política pública se produjo en el año 1976, cuando Juan Carlos I le nombró presidente con el objetivo de sacar al país de la dictadura. Fue entonces cuando empezó a dirimir con el resto de fuerzas políticas un cambio de régimen que no fuera traumático para la sociedad. Así fue como ideó la «Ley para la Reforma Política», un texto que llevaría al país hacia la creación de un estado democrático. El problema radicaba en que las encargadas de aprobarla eran las «Cortes Españolas» (creadas por Francisco Franco). Es decir, que Suárez debía conseguir que los políticos que venían de la era franquista firmaran su propia desaparición. Tras muchas conversaciones, y todo tipo de convenios, el 18 de noviembre la ley fue aprobada. Había logrado pactar con los diferentes grupos por un bien mayor. Posteriormente, Suárez supo tender puentes con las diferentes agrupaciones al legalizar los partidos socialista y comunista antes de fundar la UCD y ganar las elecciones. En el 77 llegó otra de sus grandes victorias cuando su partido impulsó los Pactos de la Moncloa, un cambio definitivo en la política económica del país que fue refrendado por las diferentes fuerzas políticas. «Al final, he llegado a la conclusión de que los políticos son hombres como los demás. En el fondo, las cualidades que verdaderamente cuentan son las humanas», dijo en una entrevista a ABC en 1980. John Hume ABC Fecha de nacimiento – 18 de enero de 1937. Lugar de nacimiento – Londonderry (Irlanda del Norte). «Hay que compartir el mismo sudor, y no la sangre o las armas». Con estas palabras definió John Hume la premisa que siguió durante años para tratar de poner fin al conflicto en Irlanda del Norte. Una guerra civil que se saldó con más de 3.500 víctimas y enfrentó –desde 1968- a los católicos y a los protestantes de la región. Los primeros, partidarios en su mayoría de emanciparse del Reino Unido y los segundos, deseosos de seguir del lado inglés. Entre atentados, cócteles molotov y los ataques protagonizados por el IRA y el IRA Provisional (una escisión más violenta del primero) un grito de paz se alzó, y salió de la garganta de John Hume. Este político, que ya había sido el presidente de una organización dedicada a la defensa de los Derechos Civiles, mantuvo contactos en los 80 y los 90 con el «Sinn Féin» (el brazo político del Ejército Republicano Irlandés) y el gobierno británico en un intento de lograr una solución que detuviera la violencia. A pesar de las diferencias irreconciliables que había entre ambas partes, este negociador nato logró (después de 21 meses) que llegaran a un acuerdo y firmasen, el 10 de abril de 1998, los «Acuerdos de Viernes Santo». Un pacto que terminó con la barbarie y estableció que serían los votos del pueblo los que decidirían el futuro de la zona.
www.abc.es | 7/08/16
Un Lord Inglés de 55 años, llamado Michael Bates, llegó ayer en Río de Janeiro, después de caminar más de 3.000 kilómetros desde Buenos Aires. La meta de su peregrinación es recaudar fondos para UNICEF y promover la Tregua Olímpica. Según el noble caminante, cree que va a recaudar más de 300 mil dólares con su esfuerzo personal. La Tregua es una tradición que se remonta a la antigua Grecia, pero fue renovada para una resolución de la ONU en 1993. Su principio requiere que los estados miembros de la ONU suspendan cualquier guerra en los siete días antes y hasta siete días después de los Juegos Olímpicos. El noble pelegrino de la Tregua parece ser un hombre de elevados principios. Es un político conservador británico, elegido en 2008 a la Cámara de los Señores. Fue ministro del interior y tiene una amplia experiencia en la vida pública, que comenzó en los años 70. Lord Bates provoca la curiosidad de las miradas brasileñas. Sin hablar portugués, con un bastón de caminante, un pantalón de color beige, una barba blanca bien recortada y un tercer Católico colgado en su mochila de viaje. Él ofrece sonrisas a los desconocidos. Los planes de peregrinación del Lord empezaron en 2008, el mismo año en que ganó su título de noble. En ese momento, sin éxito, trató de persuadir al Gobierno británico para apoyar oficialmente la idea de la Tregua olímpica en Beijing. Antes de los Juegos de Londres, intentó una vez más y, otra vez, sin éxito. Él tomó la acción sin el apoyo de su reinado, demostrando la verdadera naturaleza de la nobleza. «En lugar de preguntarles lo que harían por la tregua, le pregunté qué podía hacer», afirma Bates. En compañía de su esposa, Lady Xuelin Bates, que hace la ruta en coche para proporcionar apoyo logístico para el marido, la pareja noble lleva a cabo eventos de caridad para recaudar recursos por donde pasan. En una cena única, en Sao Paulo, hace unos días, lograron recaudar 15 mil dólares en donaciones. El camino brasileño El Lord Bates es también un caminante experimentado. Su primera ruta transfronteriza se produjo en 2011, cuando caminó 4.700 kilómetros en 300 días, dejando a Atenas y llegando a Londres en 2012. El año siguiente hizo 835 kilómetros entre Inglaterra e Irlanda del Norte, para los hijos de Siria. En 2014, fueran 1.700 kilómetros entre Londres y Berlín, para llamar la atención acerca de las jóvenes víctimas de la guerra. El año pasado, caminó 71 días dentro de China, con el fin de recaudar fondos para los proyectos de la Cruz Roja. La caminada de Buenos Aires hasta Río también tiene un propósito muy similar, además de la Tregua Olímpica. La capital argentina recibirá los Juegos Olímpico Juveniles en 2018. El viaje de Bates comenzó el 6 de abril y se cerrará el lunes, cuando el noble peregrino llega al Parque Laje, en el Jardín Botánico, donde se encuentra la casa de acogida del Reino Unido para los Juegos Olímpicos. Poco después, Lord Bates subirá la cuesta del Cristo. En su experiencia actual en el país, él sorprende con una curiosidad: «no he sido parado por la policía en cualquier momento. En Argentina, a todas hora me pedían mis documentos», dice Bates. La peor parte de la ruta para él fue en momentos que caminó en las carreteras brasileñas, conocidas por sus limitaciones. «Mi gran dificultad, en Brasil, estaba con los camiones en las carreteras. Ellos corren mucho». Señor y Señora Bates durmieran en Nova Iguaçu, cerca del centro de Rio de Janeiro. En el camino, se cruzaran pasarelas, viaductos y barrios pobres. Esta no será su última aventura por la Paz. «Cada vez que cerramos, nos hablamos y prometemos que será la última vez. Pero ya tenemos algunas ideas para el futuro. El año que viene, tal vez lo haremos en África. Y en 2020, la idea es caminar desde Pekín a Tokio», dice el Lord. Él cree que los deportes rescatan el sentido de unidad y de paz.
www.abc.es | 28/07/16
Aunque los votantes al final no les hicieron mucho caso, los ex primeros ministros John Major y Tony Blair, zorros plateados de la política británica, advirtieron en la campaña de que un triunfo del Brexit exacerbaría el separatismo y amenazaría la unidad del país. Cuando solo ha pasado un mes de la votación, su vaticinio comienza a cumplirse. La nacionalista Nicola Sturgeon, la primera ministra de Escocia, volvió a amenazar el lunes con un segundo de referéndum de independencia si los escoceses se ven arrastrados a dejar la UE. En paralelo, Theresa May viajó a Belfast para ofrecer garantías de que tras la salida de Europa no se levantará una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. El problema radica en que mientras que el conjunto del Reino Unido votó a favor del Brexit (52%-48%), en Escocia ganó por gran ventaja la permanencia (62%-38%) y también lo hizo en Irlanda del Norte, con un 56% de apoyo. Los nacionalistas escoceses alegan que es injusto que tengan que dejar la UE a rebufo de los ingleses. La unidad del país preocupa enormemente a May, que se refirió a ella en su discurso de llegada al Número 10. Su primera medida en el poder fue un simbólico viaje a Edimburgo para verse con Sturgeon. Imperó la cordialidad, pero solo unos días después la mandataria escocesa afirmó que un segundo referéndum «es altamente probable». May lo rechaza, pues recuerda que todavía no se han cumplido ni dos años del anterior, en el que los separatistas fueron derrotados claramente. Contra Cameron Pero Sturgeon volvió el lunes a la carga, con un duro discurso en Edimburgo. De entrada, arremetió contra Cameron. Lo llamó «temerario» y lo acusó de «la más vergonzante abdicación de responsabilidad de la política moderna». Luego enumeró las causas por las que desea seguir en la UE y planteó a May una especie de ultimátum: «Podemos buscar el modo de que Escocia tenga una voz distintiva que le permita defender sus intereses dentro de la UE, o podemos considerar de nuevo la opción de la independencia». Los representantes escoceses del Partido Conservador lo ven claro: «Los nacionalistas nunca llegan a una conclusión que no sea que quieren otro referéndum separatista».
www.abc.es | 26/07/16
Aunque los votantes al final no les hicieron mucho caso, los ex primeros ministros John Major y Tony Blair, zorros plateados de la política británica, advirtieron en la campaña que un triunfo del Brexit exacerbaría el separatismo y amenazaría la unidad del país. Cuando solo ha pasado un mes de la votación, su vaticinio comienza a cumplirse. La nacionalista Nicola Sturgeon, la primera ministra de Escocia, volvió a amenazar ayer con un segundo referéndum de independencia si los escoceses se ven arrastrados a dejar la UE. En paralelo, Theresa May viajó a Belfast para ofrecer garantías de que tras la salida de Europa no se levantará una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. El problema radica en que mientras que el conjunto del Reino Unido votó a favor del Brexit (52%-48%), en Escocia ganó por gran ventaja la permanencia (62%-38%) y también lo hizo en Irlanda del Norte, con un 56% de apoyo. Los nacionalistas escoceses alegan que es injusto que tengan que dejar la UE a rebufo de los ingleses. La unidad del país preocupa enormemente a May, que se refirió a ella en su discurso de llegada al Número 10. Su primera medida en el poder fue un simbólico viaje a Edimburgo para verse con Sturgeon. Imperó la cordialidad, pero solo unos días después, la mandataria escocesa afirmó que un segundo referéndum “es altamente probable”. May lo rechaza, pues recuerda que todavía no se han cumplido ni dos años del anterior, donde los separatistas fueron derrotados claramente. Confusión Pero Sturgeon volvió ayer a la carga, con un duro discurso en Edimburgo. De entrada, arremetió contra Cameron. Lo llamó “temerario” y lo acusó de “la más vergonzante abdicación de responsabilidad de la política moderna”. Luego enumeró las causas por las que desea seguir en la UE y planteó a May una especie de ultimátum: “Podemos buscar un modo en que Escocia tenga una voz distintiva que le permita defender sus intereses dentro de la UE, o podemos considerar de nuevo la opción de la independencia”. Los representantes escoceses del Partido Conservador lo ven claro: “Los nacionalistas nunca llegan a una conclusión que no sea que quieren otro referéndum separatista”. Por su parte May acudió a Belfast para intentar aportar tranquilidad. Allí el Sinn Féin también protesta contra el Brexit: “La gente de aquí, unionistas, nacionalistas y republicanos, quieren ver su futuro en Europa”, advirtió Martin McGuinnes, el vicepresidente republicano. Aunque la presidenta norirlandesa, la unionista Arlene Foster, fue más contemporizadora y recordó que debe respetarse el voto del conjunto de los británicos. May prometió que no levantará una frontera cuando se culmine la salida de la UE, y esgrimió que ya había libre circulación cuando ninguno de los dos países formaban parte del Mercado Común. Por supuesto repitió su mantra de cada día: “Brexit es Brexit y vamos a convertirlo en un éxito”. Pero Sturgeon le respondió con un reproche que cada vez se escucha más: “Eso no es más que un eslogan que enmascara la falta total de una dirección clara de a dónde quieren ir”. Algo de eso hay. Un mes después el Gobierno no sabe ni cuándo aplicará el ya celebérrimo artículo 50 que inicia la salida.
www.abc.es | 25/07/16
La economía parece de momento estar a resguardo de la inestabilidad política que vive el país. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, anunció ayer que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá este año dos décimas más de lo previsto, hasta el 2,9%, fruto del tirón del consumo, aunque se desacelerará en 2017. «El cuadro macroeconómico, que sería el primer paso para la elaboración del futuro presupuesto por parte del próximo Ejecutivo, indica un año 2016 más fuerte de crecimiento económico, en el entorno del 3%, concretamente el 2,9%», aseguró el ministro en fuciones desde Chengdu, donde participó en la reunión de ministros de Economía y Finanzas del G-20, informa Efe. Para 2017, sin embargo, los pronósticos son menos optimistas ya que, según De Guindos, «la expansión de la economía española se ralentizará el próximo año, de manera consecuente y acorde con la tendencia de la Eurozona y del conjunto de la economía mundial». El Banco de España anticipó que la economía española ha crecido un 0,7% en el segundo trimestre del año en tasa intertrimestral, con lo que es posible que el Instituto Nacional de Estadística confirme a su vez un dato similar esta semana que, en todo caso, de confirmarse el 0,7% sería una décima menos que en los tres primeros meses del año. Los principales responsables de este crecimiento económico volvieron a ser el consumo así como la recuperación del sector inmobiliario privado, en contraste con el parón que está sufriendo la obra pública, según el Banco de España. La economía española creció un 3,2% en 2015 y se situó entre los países europeos con una economía más expansiva. El titular en funciones de Economía destacó ayer la importancia de que España siga creciendo a un ritmo mínimo anual del 2,5% «ya que de ese modo es perfectamente factible llevar el déficit público por debajo del 3%». Precisamente en relación con el déficit el ministro reiteró que «no hay ni habrá sanciones económicas por parte de la Unión Europea a España por incumplir sus compromisos de déficit público por una cuestión de sentido común. Sería paradójico multar a la economía europea que actualmente experimenta un mayor crecimiento. Hay razones de peso que justifican que no haya multa ni para España ni para Portugal». En todo caso la última palabra sobre este polémico asunto la tiene la Comisión Europea, que el próximo miércoles podría anunciar la cuantía de la posible multa para ambos países por haber registrado déficits públicos superiores al máximo del 3% del PIB en el año 2015 y no haber realizado los planes de ajuste de gasto recomendados por Bruselas. España tuvo un déficit del 5,1%en 2015, lejos del objetivo del 4,2% que le había fijado Bruselas y también del 3% que establece el Pacto de Estabilidad. Desde el Ejecutivo comunitario uno de sus vicepresidentes, Maros Sefcovic, explicó por su parte que «la Comisión Europea tiene la obligación legal de poner una cifra a la sanción económica, que podría llegar a alcanzar los 2.000 millones de euros, aunque se puede reducir o cancelar si está justificado». El próximo miércoles Bruselas también dará la «receta» que tienen que seguir tanto España como Portugal para situar el desequilibrio de sus cuentas públicas por debajo del tope del 3% este año y el próximo, lo que pasará seguramente por recortes de gasto público y aumento de ingresos por la vía de subidas de impuestos. Anticipo del Impuesto de Sociedades El Gobierno en funciones, en todo caso, ya ha anunciado que se ha puesto manos a la obra para reducir el desequilibrio de las cuentas públicas mediante una mejora en la recaudación y un recorte de gastos de más de 8.000 millones de euros adicionales que saldrán sobre todo de la creación de un tipo mínimo en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades que permitirá ingresar hasta 6.000 millones de ruos más. La patronal CEOEse ha mostrado en contra de este anticipo fiscal que se piensa poner en marcha para las empresas. Uno de los problemas de la controvertida multa a España y Portugal es que Alemania quiere hacer cumplir la normativa europea en la materia, cuando ese país como muchos otros han incumplido las normas del Tratado de Maastricht en numerosas ocasiones. Según el instituto alemán Ifo, entre 1999 y 2015 Francia fue el país más incumplidor, 11 veces y sin estar en recesión, seguido de Grecia, Portugal y Polonia (10), Hungría (7), Alemania e Irlanda (5) mientras que España incumplió en 4 ocasiones. Hasta la fecha ninguno de estos incumplimientos se ha convertido en una multa en forma de reducción de ayudas europeas.
www.abc.es | 25/07/16
La Gran Armada que Felipe II arrojó contra Inglaterra no era una empresa quijotesca, ni una utopía, simplemente era una operación «muy bien organizada desde el punto de vista logístico», que acabó en desastre por la mala coordinación entre las fuerzas terrestres y las navales. En la novela de Emilio Lara, «La cofradía de la Armada Invencible» (Edhasa, 2016), la coordinación no falla. La mezcla entre ficción y una documentación muy cuidada permite embarcarse de nuevo entre aquellos hombres que pretendían «culminar la hegemonía imperial de España en Europa para varias generaciones más». «Al final la documentación histórica es como un iceberg, el lector solo puede ver la punta, pero la base debe ser muy grande», explica Lara, escritor e historiador, en una entrevista con ABC. En paralelo a los sucesos que se desarrollaron en las costas de Inglaterra, Emilio Lara emplaza la trama de su novela en el seno de una cofradía española que debe cumplir una misión especial en Irlanda. Por orden de Felipe II, se encomienda a una cofradía de Cartagena una misión secreta: dirigirse hacia Lisboa para unirse a la Gran Armada, navegar hasta Irlanda, alzar en armas a los católicos irlandeses y expulsar a los soldados ingleses de la isla. Unas misteriosas muertes dificultarán la aventura de estos humildes cofrades, a los que la peligrosa Irlanda se alzará ante sí. –¿Cómo le contaron a usted la historia de la Armada Invencible cuando era pequeño? –Mi padre era un devorador de libros y un historiador, que me introdujo en muchos de estas historias. Recuerdo la Armada como un episodio negro y triste. Lo que pudo haber sido y no fue, puesto que la victoria hubiera supuesto culminar la hegemonía imperial de España en Europa para varias generaciones más. Cuando fui creciendo descubrí que no había casi historiografía sobre el asunto; y en la carrera no me explicaron absolutamente nada. Empecé por esas fechas a leer a Geoffrey Parker y a Carlos Gómez Centurión, coincidiendo con el cuarto centenario de la Armada Invencible en 1988. –¿En qué momento le fascinó este episodio histórico? –Mi fascinación por la Armada llegó con un artículo de Parker escrito en Historia 16, que se titulaba «Y si la invencible hubiera tenido éxito». En este texto no elucubraba, simplemente rescataba las instrucciones reales de Felipe II sobre lo que tenían que hacer los Tercios de Flandes una vez hubieran desembarcado en Inglaterra. Entonces me di cuenta de que la campaña logística y estratégica estaba muy bien organizada. Felipe II tenía pensado hasta la indemnización económica que debía pagar Inglaterra, la política religiosa que se iba a aplicar y la forma en la que iba a acabar con los piratas. Lo único en lo que se dudaba era si mantener o no a Isabel I en el trono. A partir de entonces empecé a leer en serio sobre el tema. Imagen de la presentación del libro de Emilio Lara en la casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial. –Ahí es cuando empezó usted a pensar en escribir una novela, el germen de la «La Cofradía de la Armada Invencible» –La historia empezó a cobrar forma a partir de un curso de El Escorial en 1998. Asistí a una exposición magnífica dedicada al Rey Prudente y empecé a leer con más ahínco. Buscaba mezclar el episodio histórico con una trama de ficción lo suficientemente coherente y documentado como para que la novela en conjunto resultara verosímil. Para mí la novela histórica tiene que tener un equilibrio entre los episodios reales y los imaginados, de forma que ambas vertientes queden bien encajadas y equilibradas. Mis referentes del género son Robert Graves, autor de «Yo claudio», Umberto Eco, «El nombre de la Rosa», Arturo Pérez Reverte, Juan Eslava Galán, Hilary Mantel...Conjugan muy bien lo literario con lo histórico y no permiten que el marco histórico se coma la trama. Para mí la novela histórica tiene que tener un equilibrio entre los episodios reales y los imaginados –¿Se inspira la Cofradía de la Armada Invencible en algún episodio histórico similar? –Es ficción. Pero me he basado en los arquetipos de las cofradías de Semana Santa que existían en ese momento. Aparte es un guiño a los planes de Álvaro de Bazán para realizar un desembarco en Irlanda, cuyos habitantes estaban dispuestos a rebelarse a favor de España. Eso sin olvidar que durante el reinado de Felipe III, 3.000 hombres al cargo de Juan del Águila consiguieron desembarcar en Irlanda y resistir varios meses hasta que fueron obligados a rendirse. En este sentido las relaciones entre obispos irlandeses y los Austrias fueron enormes a partir de Felipe II, pidiendo insistentemente ayuda para que invadieran la isla. No hay que olvidar que la Armada fue una operación militar con una finalidad política, pero también religiosa. El sentido de cruzada estaba clarísimo. –La dificultad para un escritor en estos casos es que todo el mundo conoce el destino de la Armada, ¿cómo se salva lo previsible? –Cuando vemos de nuevo obras maestras del cine, como Casablanca, pensamos que esta vez sí van a tener final feliz y que el amor va a triunfar. Hasta los últimos tres minutos no te das cuenta de que todo va a salir igual de mal que las otras veces que viste la película. Con la Cofradía de la Armada Invencible he querido transmitir la sensación al lector de que esta vez puede ser diferente. Por otro lado, la novela sobre todo se centra en la aventura de la cofradía en Irlanda, cuya trama se desarrolla en paralelo. ¿Tendrán éxito en su misión? Y si la Armada fracasa, ¿qué será de la cofradía aislada en Irlanda? –¿Qué hubiera hecho falta para que la Armada Invencible hubiera tenido éxito? –Lo primero que hay que comprender es que no era ninguna utopía, ni una quijotada, ni un plan descabellado. En una época en la que no existía la inmediatez en la comunicación, falló la coordinación entre la flota de Medina-Sidonia y los Tercios de Alejandro Farnesio. Felipe II dejó muchos detalles en manos de Dios. Se creía un instrumento divino, así que las menudencias se las dejó a él. Cuando la Armada llegó a la altura de Calais, los Tercios de Flandes no estaban preparados. No en vano, Farnesio, que era un genio de la logística, en uno o dos días estuvo a punto de embarcar. El peor error es que tampoco se planificó como debían embarcar los tercios. ¿Saldrían los tercios en sus barcazas en busca de la Armada o sería la Armada la que se adentraría en su búsqueda? Los comandantes no terminaban de decidirse, cuando los ingleses lanzaron los famosos brunotes, los barcos ardiendo, «los mecheros del infierno», que consiguen romper la formación española. En un ataque de pánico los marineros cortaron las sogas de las anclas y los barcos se hicieron ingobernables, a merced del viento. Además, ya se encontraban machacados con las luchas anteriores con los ingleses. Medina-Sidonia fue un un gestor de recursos humanos excepcional, en poco tiempo dejó organizada la flota en Lisboa, pero como militar era un desastre y era muy cobarde –¿Medina-Sidonia acertó con con sus decisiones? –Medina-Sidonia decidió circunvalar las islas británicas y allí embarraron muchos galeones. Yo creo que Sidonia acertó, tomando la decisión menos mala. Podía haberse dirigido a algún puerto alemán o incluso a puertos de países nórdico, pero los españoles no sabían cuál podía ser el recibimiento. Además, lo que no podía prever en ese momento es que las tormentas destrozarían los barcos. –¿A quién habría que culpar principalmente del fracaso de la campaña? –Medina-Sidonia, sin duda. Si la Armada hubiera atacado a la flota inglesa atracada en el puerto de Plymouth, como recomendó Martinez Recarte a finales de julio, la hubieran machacado. Hubiera sido muy fácil embarcar a los tercios sin enemigos a la vista... Sidonia se negó a atacar, porque era un inútil militarmente y sintió pánico de salirse de los planes dados por Felipe II. El Rey había dado instrucciones de no desviar el rumbo y dirigirse directamente a recoger a los tercios. Medina-Sidonia fue un un gestor de recursos humanos excepcional, en poco tiempo dejó organizada la flota en Lisboa, pero como militar era un desastre y un cobarde. Sin embargo, era un grande de España y una de las grandes fortunas de España. Felipe II le perdonó completamente. –En el libro se plasma un ambiente muy optimista entre los responsables de conducir la Armada, ¿es cierta esta sensación de que nada podía salir mal? –En España se pasaron un año recaudando dinero para la Armada; de hecho, Miguel de Cervantes estuvo recorriendo Andalucía para recaudar impuestos para costear la empresa. Felipe II pidió a los obispos y a las cofradías que dedicaran misas y procesiones al éxito de la empresa. En consecuencia, los españoles de a pie estaban convencidos de que la causa protestante iba a ser vencida e iban a conquistar Inglaterra. El fracaso de la Invencible, que no la derrota, fue un auténtico jarrón de agua fría. El sueño se tornó en pesadilla. Retratode Felipe II, ya en la madurez de su vida –¿Es la forma de actuar de Felipe II la de un fanático religioso? –No. Su religiosidad es la normal de la época. Felipe II era una persona muy compleja y, en tiempos de la Gran Armada, era un hombre machacado por la enfermedad y las desgracias familiares. La timidez de Felipe II de su juventud le hacía una persona inflexible, desconfiada, que tardaba en adoptar una decisión y cuando lo hacía al fin la llevaba al extremo. En lo respectivo a su religiosidad, era una persona con un sentido mesiánico de la vida, que se creía un instrumento de Dios. Desde nuestra óptica actual, lo más chocante era su veneración por las reliquias. Más que para coleccionarlas las guardaba para salvaguardarlas de los protestantes, que las estaban profanando por toda Europa. Las besaba, las cogía y rezaba con ellas. –El libro presenta dos visiones del Catolicismo. La que representaban los jesuitas y la de los dominicos, los segundos íntimamente relacionados con la Inquisición. ¿Con quién se posicionaba Felipe II? –Con los jesuitas, llamados «los canes de Dios», que encabezan la Contrarreforma. Mitad monjes, mitad soldados, ejemplarizaban bien la lucha contra la Reforma con ese sentido militar tan particular que le imprimió San Ignacio de Loyola. Los dominicos controlaron históricamente la inquisición. Esta lucha iría evolucionando conforme avanza el siglo XVII. –Al otro lado del tablero estaba Isabel Tudor, ¿era una mujer cruel, una malvada? –Era una mujer autoritaria, hija de su padre Enrique VIII, que prefigura de alguna manera el papel de las mujeres en el siglo XX: es decir, una mujer que tenía que tomar decisiones unilaterales en un mundo controlado por los hombres. Era muy cicatera con el dinero, estaba obsesionada con su seguridad personal. Por contra, era una mujer que sabía delegar y dejaba los aspectos técnicos en manos de los expertos. Escuchaba a todos y luego tomaba las decisiones. Además, tenía un enorme sentido de la oportunidad. Cuando la Armada Invencible se estaba adentrando en el Mar del Norte ella fue a lomos de un caballo a ver a sus tropas acantonadas a las orillas del Támesis. Arenga a las tropas con un discurso corto, conciso, donde se presenta como una reina al servicio del pueblo. Tenemos aquí el anticipo de los discursos radiofónicos de Churchill, salvando las distancias. Lo contrario que Felipe II, que era un rey burócrata al que le desagradaba el contacto social. «200.000 irlandeses sirvieron en el Ejército español entre el siglo XVI y principios del XVII» –Los enemigos del Imperio español sacaron ventajas de la rebelión en Flandes, ¿por qué España apenas pudo aprovechar la rebelión de Irlanda para debilitar a Inglaterra? –Irlanda era un país muy empobrecido, de una base agrícola y con una nobleza muy atomizada. No tenían acceso a fuerzas militares y la estructura de poder estaba completamente en manos de los ingleses, sobre todo alrededor de Dublín. Era tan empobrecido que no tenían capacidad de movilización de personas ni de medios. La vía de escape que tuvieron miles de irlandeses fue la de emigrar a España. 200.000 irlandeses sirvieron en el Ejército español entre el siglo XVI y principios del XVII. Hasta la Guerra de Independencia hubo regimientos de origen irlandés. –En Irlanda creían, a nivel eclesiástico y legendario, que España tenía una responsabilidad histórica –Los irlandeses se consideraban primos hermanos de los gallegos y, desde un punto de vista mítico, creían que España tenía una misión histórica, sobre todo en los sectores eclesiásticos. Los obispos pidieron a España que incorporara Irlanda a la Monarquía española y les liberaran del yugo inglés. Tras la fracasada incursión de Juan del Águila, ya en el reinado de Felipe III, se iría abandonando este anhelo. –La novela cuenta tras de sí con una amplia documentación, especialmente llamativa es la clase de comida que se comía en la España del siglo XVI. ¿Qué es lo que más nos choca en la actualidad? –No se comía la patata, porque creían que causaba la lepra. Se lo daban a los cerdos. El tomate no se usaba. El aceite de oliva era considerado algo propio de los judíos y los moros. Se utilizaba la manteca y el tocino, en su lugar. La leche no se tomaba, si acaso para elaborar comida. Se comía mucho pescado, legumbres, pan, vino y carne quienes podían. Todo muy sazonado para que aguantara lo máximo sin pudrirse, lo cual daba como resultado sabores extremadamente fuertes.
www.abc.es | 25/07/16
François Hollande dice «compartir» con Angela Merkel la «misma aproximación» hacia las consecuencias del Brexit, para el Reino Unido y la UE. Pero pone mucho más énfasis en la «rapidez» y «urgencia» de unas negociaciones que deben comenzar “lo antes posible”. Antes de recibir a la primera ministra inglesa, Theresa May, en el Elíseo, a última hora de la tarde del jueve s, para celebrar una reunión y cena de trabajo, el presidente francés ha avanzando en Dublín las exigencias de su gobierno ante el Brexit. El presidente Hollande ha culminado en Irlanda una gira europea que ha incluido Portugal, Austria y la República Checa, intentado encontrar aliados más allá de las negociaciones entre Londres y la UE. Desde Dublin, horas antes de recibir a Theresa May, Hollande ha insistido en varias cuestiones que Francia considera esenciales: «Las negociaciones con Londres deben comenzar lo antes posible». «No puede haber negociaciones "previas" a la negociación ordenada de la salida del Reino Unido de la UE». «El Reino Unido no podrá tener acceso al mercado único si no respeta el principio de la libre circulación de las personas», ha dicho Hollande, quien ha añadido que «si el Reino Unido desea “aplazar” su decisión definitiva deberá presentar justificantes, en caso de posibles aplazamientos». Francia y Alemania, Hollande y Merkel, llevan años intentando «armonizar» posiciones en todos los terrenos capitales para el futuro de la UE. En vano. Hace años que París y Berlín no presentan iniciativas comunes en materia europea. Ante el Brexit, el presidente Hollande dice «compartir» con la canciller alemana los grandes principios de la negociación entre el Reino Unido y la UE. Pero Merkel parece utilizar un lenguaje más o menos «comprensivo» allí donde Hollande dice cosas parecidas en un tono más «enérgico».
www.abc.es | 21/07/16
El Reino Unido ha decidido renunciar a la presidencia de turno del Consejo Europeo del año próximo, tras la victoria a favor de la salida británica de la Unión Europea (UE) en el referéndum de junio, informó hoy la residencia de Downing Street. La primera ministra británica, Theresa May, informó al presidente del consejo, Donald Tusk, sobre su decisión en una comunicación telefónica que ambos mantuvieron ayer, añadió la fuente. La «premier» conservadora asumió el poder hace hoy una semana tras la dimisión de David Cameron a raíz del voto favorable al «brexit» -salida de la UE- del 23 de junio. Reino Unido tenía que hacerse cargo de la presidencia semestral rotatoria del consejo en la segunda mitad de 2017, pero May ha optado por no asumir su turno puesto que los británicos respaldaron por mayoría abandonar el bloque de los todavía 28. Según Downing Street, May le dijo a Tusk que abandonar la presidencia en 2017 era la medida «correcta», puesto que su país estará centrado en las negociaciones para la retirada. La primera ministra, ha precisado la fuente, llegó a la conclusión de que era mejor dar tiempo para que otro país de la UE pudiera prepararse para asumir la presidencia en la segunda mitad de 2017. Esta ha sido la primera conversación telefónica que May y Tusk han mantenido desde que la «premier» asumió el poder. May aún no ha indicado cuándo invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un periodo de negociación de dos años sobre los términos de la retirada de un país miembro. Al asumir el cargo, May dejó claro que el Reino Unido cumplirá con la voluntad democrática del pueblo británico de salir de la UE. Para ello, la primera ministra ha nombrado al diputado «tory» David Davis ministro para la salida británica de la UE, encargado de las futuras negociaciones con la UE sobre la ruptura con Bruselas. Davis ya ha indicado que el Reino Unido podría invocar ese artículo a finales de año o principios de 2017. Fuentes de Downing Street han indicado que May no tiene intención de activar el artículo hasta consultar primero con las administraciones autonómicas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, así como con diferentes sectores industriales, sobre cuáles son sus objetivos en relación con la salida del bloque comunitario. La primera ministra estará este miércoles en Alemania para entrevistarse con la canciller, Angela Merkel, en su primer viaje al extranjero desde que la reina Isabel II le pidiera formar Gobierno. Mañana jueves, May estará en París para entrevistarse con el presidente francés, François Hollande. En unas declaraciones antes de su viaje, May dijo que está determinada a que la salida británica de la UE resulte beneficiosa para su país y destacó que este viaje es una oportunidad para entablar una «fuerte relación de trabajo» con Europa. May admitió que no subestima el «desafío» que supondrá negociar la salida de la UE, por lo que se mostró a favor de entablar un diálogo «sincero» y «abierto» con Europa.
www.abc.es | 20/07/16
Con optimismo heroico, François Hollande estima que todavía puede «relanzar» la construcción política de Europa y ser reelegido jefe del Estado, desmintiendo a los sondeos que lo cotizan como el presidente más impopular de la V República. Las críticas feroces a su política antiterrorista, antes y después de la matanza de Niza, no han mermado su confianza en sí mismo. Los diputados serán invitados a aprobar la semana que viene la prolongación del estado de emergencia nacional, decretado por el presidente, a pesar de las críticas de «inoperancia» caídas como chuzos de punta desde todo el abanico social y político nacional. Los enfrentamientos públicos a primera sangre política entre su primer ministro, Manuel Valls, y su ministro de Economía, Emmanuel Macron (rivales a la conquista del mismo electorado de centro izquierda, «social-liberal»), confirman al presidente en lo «bien fundado» de su nuevo proyecto electoral: crear una «Alianza Popular», que el primer secretario del PS, Jean-Christophe Cambadélis, presenta de este modo: «Nuestra Bella Alianza Popular será una alternativa al liberalismo ambiente y el nacionalismo triunfante». En un lenguaje menos lírico, Hollande espera que su Alianza Popular (AP) sea una «federación electoral de todas las izquierdas», confiando en reconquistar a los 40 o 50 diputados socialistas que no han deseado votar una reforma laboral rechazada por todas las izquierdas políticas, ecologistas y sindicales. En el caso de Hollande y el PS, «alianza popular» es un eslogan electoral muy alejado de la realidad social: más del 30 % de los obreros franceses votan sistemáticamente al Frente Nacional (FN, extrema derecha) desde hace más de veinte años. El presidente esbozó el primer objetivo electoral de su alianza popular durante su intervención solemne del 14 de Julio, tras las ceremonias de celebración de la Fiesta nacional: «Consolidar la unidad, cuando sus valores esenciales pueden estar amenazados…». En términos apenas velados, Hollande sale al paso del programa ultranacionalista de la extrema derecha y de los programas tímidamente liberales del centro y la derecha . En Francia, la palabra «liberal» es un arma política arrojadiza. Hollande se presenta como defensor de un eventual programa liberal conservador calificado preventivamente de amenazante para la solidaridad nacional. Miedo a la extrema derecha Mientras sus delfines políticos, Manuel Valls y Emmanuel Macron, se disputan a mordiscos rabiosos el «target publicitario social liberal», Hollande comienza a instalarse en el podio del mejor candidato de las izquierdas contra las amenazas de Marine Le Pen, Nicolas Sarkozy o Allain Juppé. Confiado en su destino nacional, al frente de una «Bella Alianza Popular», Hollande se presenta a sí mismo como artífice de un posible relanzamiento de la UE, tras el Brexit. Hollande comenzará la semana que viene una gira europea. El día 19 visitará Portugal. El día 20 estará en Austria, la República Checa y Eslovaquia. El 21 recalará en Irlanda. El presidente francés presentará a sus interlocutores portugueses, austríacos, checos, eslovacos e irlandeses unas iniciativas que sucesivos gobiernos franceses, de izquierda y derecha, llevan muchos años sugiriendo, sin éxito, a todos los vecinos y aliados europeos: «gobierno político de la zona euro», «un presupuesto y un parlamento común para la zona euro», «una coordinación más profunda entre los países que deseen acelerar una mejor integración». Jacques Chirac ya propuso ideas muy semejantes a Gerhard Schröder, con poco éxito: el canciller alemán consumó unas reformas nacionales que el presidente no pudo o no quiso realizar en Francia. Nicolas Sarkozy propuso ideas muy semejantes a Angela Merkel, con poco éxito: la canciller alemana respondió con un Pacto fiscal europeo que Hollande tampoco ha cumplido. Tras las elecciones europeas de 2014, Hollande retomó los antiguos proyectos nacionales, en vano. El presidente francés relanzó la misma iniciativa el mes de julio de 2015, recibiendo una diplomática respuesta de Angela Merkel, sin consecuencias prácticas conocidas. No es fiable Tras el Brexit, la canciller alemana propuso una reunión en Berlín, con Hollande y Matteo Renzi. A juicio de la prensa alemana, Merkel invitó al presidente del consejo italiano porque no considera «fiable» al presidente francés. Así las cosas, Hollande iniciará la semana que viene una discreta gira por cinco países europeos, intentando ganar aliados para las empantanadas iniciativas francesas, que chocan, hoy como ayer, con una tragedia de fondo: Francia ha perdido influencia en Europa; y el presidente Hollande ha recortado esa influencia. Guinda esperpéntica, la crisis desatada por el sueldo mensual del peluquero personal de Hollande (9.985 euros, con cargo a los presupuestos del Estado)destiñe en todos los frentes políticos. «¿Cómo puede aspirar a reformar la Unión Europea un presidente que no consigue reformar su propio país?” repiten al unísono fuentes diplomáticas y analistas políticos. «¿Como puede llamarse “socialista” y de “izquierdas” un presidente que tiene peluquero propio, con un sueldo superior al de todos los ministros?», repiten una y otra vez los lectores de periódicos y los oyentes de emisiones audiovisuales. Detalles que no modifican de ninguna manera la determinación del presidente y su guardia pretoriana a presidir Francia otra vez el año que viene.
www.abc.es | 17/07/16
El próximo Gobierno tiene sobre la mesa un rosario de asuntos pendientes, entre los que brillan con luz propia las pensiones. Buscar una salida a la encrucijada de la financiación es apremiante teniendo en cuenta que en el Fondo de Reserva solo quedan 25.176 millones, que llegan para hacer frente a tres pagas extras más. Al ritmo actual de retiradas, a finales de 2017 se agotará la «hucha», pero el déficit del sistema no lo hará, tampoco el problema del envejecimiento, que seguirá agravándose en toda Europa. Más quizá en España, donde los hijos de «baby boom» se acercan a la edad de retiro. Hasta ahora la últimas reformas paramétricas de las pensiones puestas en marcha en 2011 y 2013 han actuado sobre los gastos (retraso de la edad de jubilación; cambios en la fórmula de cálculo de la pensión; factor de revalorización y factor de sostenibilidad, entre otros cambios). Ahora urge actuar sobre los ingresos, insuficientes. Todos los partidos parecen estar de acuerdo en que la única vía para atajar este déficit es actuar sobre los ingresos, buscar fórmulas que inyecten liquidez al sistema público. La clave está en el Pacto de Toledo, recuerda el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. Insta a que se conforme cuanto antes esta comisión del Congreso para que pueda comenzar los trabajos, aunque también resta dramatismo. Recuerda que, con las reformas de 2011 y 2013, la previsión de gasto en pensiones en España en los momentos de más presión por el envejecimiento (2050) no superará el 12,5% del PIB y hay países, como Italia, en los que rebasará el 15%. Los partidos políticos logran ponerse en muy pocas cosas de acuerdo en España, pero sí lo están en la necesidad de encontrar ingresos extra para el sistema de previsión. Todos coinciden en que la Seguridad Social necesita más financiación y ninguno ha puesto sobre la mesa ajustes adicionales a los que ya están en marcha, como el retraso de la edad legal de jubilación, el aumento del periodo de cómputo o el endurecimiento del retiro anticipado. Burgos es partidario de que las pensiones de viudedad y orfandad se paguen con impuestos, lo que liberaría 24.000 millones de la Seguridad Social. Defiende también que el Estado asuma más protagonismo en el pago de pensiones, pero rechaza la propuesta del PSOE de crear un impuesto específico a imitación del modelo francés que sufragarían también los propios pensionistas y los parados. Esta semana UGT ponía sobre la mesa la mesa la posibilidad de que los 2.500 millones que se dedican al año a bonificar la contratación se destinen a pagar pensiones mientras CC.OO. propone seis medidas. Una inmediata, que sería revertir la última reforma fiscal, que rebajó el IRPF, y fijar un ingreso mínimo del 10% en Sociedades, con lo que se obtendrían ingresos por impuestos de 12.000 millones (1,1% del PIB). Ponerse de acuerdo urge en el corto y medio plazo. En el corto porque los gastos que cada mes tiene que afrontar la Seguridad Social son más elevados que los ingresos debido al aumento del número de pensionistas, por encima del 1% anual, al recambio de las nuevas pensiones que entran al sistema, que son casi un 40% más altas que las que salen, y al alza mínima garantizada por ley del 0,25%. Una mezcla explosiva que ha provocado que la Seguridad Social fuera la única administración que elevó su déficit en 2015, hasta el 1,3% del PIB, es decir 13.592 millones, el doble de lo previsto (0,6%). Y en el medio y largo plazo el sistema tendrá que hacer frente a su prueba de fuego cuando los hijos del «baby boom» comiencen a jubilarse en la próxima década con una esperanza de vida dos años superior a la de los homólogos europeos. Esto supondrá pagar un 70% más de pensión en 2050 que ahora. A España le toca buscar nuevo modelo de financiación, y nada mejor que encontrar soluciones en las legislaciones comparadas. ¿Cómo se financian las pensiones en el resto de Europa? ¿Qué peso tienen las aportaciones del Estado? ¿Y las cotizaciones? El reto del envejecimiento La población de jubilados de Europa es la mayor del mundo, y las previsiones apuntan a que lo será por mucho tiempo. Hay 42 personas mayores de 65 años por cada 100 trabajadores activos; para 2060, esta proporción aumentará a 65 por cada 100, según Eurostat. La tendencia al envejecimiento de la población y las reducidas tasas de natalidad son un nexo que une a los países industrializados y ha provocado que la mayoría de ellos hayan tenido que repensar sus legislaciones para hacer frente al cada vez mayor número de pensionistas. La proporción de jubilados sobre el total de ocupados aumenta a ritmos de vértigo, lo que está haciendo mella en los sistemas de financiación. Las cotizaciones llevan años sin ser suficientes para sostener un sistema de pensiones cada vez más costoso para las arcas públicas, lo que ha hecho que las aportaciones del Estado hayan ido ganando terreno en la mayoría de los países. Para el conjunto de la UE-15, las principales fuentes de financiación de las pensiones son las cotizaciones sociales que abonan los empresarios y las aportaciones públicas. Las aportaciones del Estado en 2012 supusieron un 13,1% del PIB, y un 11% del PIB las cotizaciones que abonan los empleadores, seguidas de las cotizaciones que pagan cada mes los trabajadores, cuyo peso sobre el PIB fue del 6,2%. Hay grandes diferencias entre países respecto a las formas de financiación de la protección social como consecuencia de los diferentes sistemas de Seguridad Social. En países como Dinamarca las cotizaciones de empleadores representan solo el 4,5% del PIB, frente al 12,9% de Bélgica o el 14,2% de Francia. La cotización de personas protegidas es mayor en Holanda, con el 12,5% del PIB, mientras que las aportaciones públicas son clave en Dinamarca, con un 28,8% del PIB, e Irlanda, con un 20,3% del PIB. Estos datos revelan la existencia de sistemas de financiación muy diferentes en la UE. En los polos extremos está Dinamarca, donde la mayor financiación corre a cargo de las aportaciones públicas, y Holanda, con una reducida aportación estatal en relación con el gasto. También existe mucha disparidad en la cuantía aportada por los trabajadores. La mayor aportación se registra en Holanda, con un 12,5% del PIB frente al 6,2% del PIB, que es la media de la UE-15. En España, en comparación con la UE-15, destaca la menor financiación por cotizaciones de los trabajadores, que suponen el 3,1% del PIB. En cuanto a la aportación de los empleadores, los porcentajes mayores los tienen Francia (14,2% del PIB) y Bélgica (12,9%). En España la aportación de empleadores es del 10,9%.
www.abc.es | 17/07/16
No es muy apetecible estar en los vistosos zapatos de Theresa May, porque la nueva primera ministra afronta tres enormes retos: la zozobra económica del Brexit, la amenaza independentista escocesa y la falla que ha dejado el referéndum de la UE en la sociedad británica y en su partido. En su primer discurso tras ser confirmada por la Reina, May ya recalcó que la unidad del país está entre sus mayores desvelos. Este viernes volvió a ratificarlo, eligiendo Edimburgo para su primera visita fuera de Londres. Su objetivo era persuadir a Nicola Sturgeon, la líder independentista escocesa, de que Escocia no tiene nada que temer de la salida del Reino Unido de la UE. Pero el encuentro no fue un pleno éxito. Los separatistas nunca cejan en su objetivo máximo y, aunque con buenos modos, Sturgeon amenazó a May con un segundo referéndum de independencia. El Brexit fue el inesperado triunfo de la Inglaterra más atrasada, la gente mayor y las clases populares y aristocráticas sobre las urbes y las clases medias profesionales y universitarias. El «Remain» ganó en Londres y Manchester, también en Irlanda del Norte y, sobre todo, arrasó en Escocia: 62-38 (mientras que en el conjunto del Reino Unido la salida de la UE se imponía por 3,8 puntos). «Tratar de bloquear un referéndum si es lo que quiere la gente de Escocia sería algo totalmente equivocado»Nicola Sturgeon Los nacionalistas escoceses, que jamás han acabado de aceptar su clara derrota en la consulta separatista de septiembre de 2014, han aprovechado el voto diferente sobre la UE de Escocia y el Reino Unido para desempolvar la idea de un segundo referéndum independentista. Sturgeon volvió a defenderlo este viernes, tras un encuentro de 45 minutos con May en su residencia oficial de Bute House, en Edimburgo: «Tratar de bloquear un referéndum si es lo que quiere la gente de Escocia sería algo totalmente equivocado», advirtió. May descartó esa segunda consulta, argumentando que «los escoceses mandaron un mensaje muy claro con su voto de 2014». Como siempre que andan de por media las pasiones nacionalistas, la situación se torna un poco kafkiana. Sturgeon se indigna porque no quiere romper sus lazos con la UE, pero su desvelo absoluto es soltar los que los unen a los ingleses, con los que llevan 300 años en común. Por su parte May defiende la unidad del Reino Unido como «una gran alianza de ciudadanos», pero ha constituido un Gobierno de eurófobos para aplicar el Brexit y cortar así una relación solidaria de 43 años con Europa. Con todo, van apareciendo matices. El viernes, el ferviente brexiter David Davis, al que May ha nombrado ministro de la nueva cartera de Salida de la UE, aseguró que a finales de este año se aplicará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la ruptura. Pero este viernes su jefa enfrió sus ardores rupturistas: «No quiero activar el artículo 50 hasta que piense que tenemos clara una estrategia británica y unos objetivos para la negociación. Es importante establecer eso antes de aplicar el artículo 50». Además, May aseguró a su homóloga escocesa que está «dispuesta a escuchar todas las opciones» para una futura relación de Escocia con la UE. También ofreció que el Gobierno escocés estará presente en las negociaciones británicas. David Mundell, el ministro británico para Escocia, fue tal vez más realista que su superiora: «La idea de Escocia permaneciendo dentro del Reino Unido y al mismo tiempo dentro de la UE es una fantasía». Es decir, la verdad a saco: si el Reino Unido se va de Europa arrastrará a Escocia, pues según el Gobierno de Londres «no habrá segundo referéndum de independencia». Mensaje a las niñas El conflicto independentista se enquista en el Reino Unido. La diferencia es que los separatistas escoceses son mucho más institucionales que sus pares catalanes y además se atienen al cauce de la ley. Gestualmente, se percibió cordialidad entre Sturgeon y May, que optó esta vez por unos zapatos rojos, frente a los azules de la primera ministra escocesa, ambas con camisetas blancas y elegantes trajes chaqueta. Sturgeon subió a Twitter una foto de ambas saludándose sonrientes y escribió: «Espero que las niñas de todo el mundo vean esta foto y crean que no hay límites para ellas».
www.abc.es | 16/07/16
La economía de la República de Irlanda creció un 26,3% durante 2015 respecto al año anterior, una cifra récord propiciada por «factores» circunstanciales, informó hoy la Oficina Central de Estadísticas (CSO). El marcado aumento del Producto Interior Bruto irlandés, explicó la CSO, contrasta con las previsiones anteriores, que pronosticaban una expansión de la economía del 7,8% en 2015 respecto a 2014. Las nuevas cifras, apuntó el informe, reflejan una subida del 102% en las exportaciones netas y las actividades de una compañía de alquiler de aviones, que domicilió su multimillonario balance de cuentas en Irlanda durante el pasado año. Asimismo, un número de multinacionales, sobre todo del sector tecnológico, han movido a la isla parte de sus activos, entre otros por motivos relacionados con las patentes, para aprovechar los beneficios fiscales que ofrece el gobierno de Enda Kenny, lo que ha contribuido a inflar las cifras. El crecimiento económico apenas incidió en la tasa de desempleo, que el pasado mes fue del 7,8% También el Producto Nacional Bruto irlandés, que excluye las aportaciones de las multinacionales y que, para muchos expertos, es un indicador económico más fiable, aumentó un 18,7% 2015 respecto a 2014. La CSO indicó que el aumento del PIB y PNB durante el pasado año no ha tenido gran incidencia sobre el índice de desempleo, que el pasado mes se situó en el 7,8%. El análisis advirtió de que el PIB se contrajo un 2,1% durante el primer trimestre de 2016 respecto a los últimos tres meses de 2015, mientras que el PNB creció un 1,3% en ese periodo. De acuerdo con el documento, todos los sectores de la economía irlandesa experimentaron una expansión en 2015, con la industria —que incluye la construcción— a la cabeza, gracias a un crecimiento del 87%. Las exportaciones aumentaron un 34,4% respecto a 2014 y las importaciones lo hicieron en un 21,7%, mientras que el consumo doméstico y el gasto público subieron un 4,5% y un 1,1%, respectivamente. El crecimiento a ojos del gobierno El ministro irlandés de Finanzas, el conservador Michael Noonan, aseguró hoy que los números demuestran que la economía nacional está experimentado un «crecimiento real». «Irlanda está ahora en una posición en la que puede acudir a los mercados de deuda para pedir préstamos relativamente pequeños a intereses muy bajos», declaró Noonan a los medios desde Bruselas, donde asiste a una reunión con colegas comunitarios. El ministro destacó que su Gobierno ya no necesita imponer «duros recortes» a los servicios públicos e insistió en que «tiene margen de maniobra para invertir en servicios e infraestructuras».
www.abc.es | 12/07/16
Los países miembros de la UE han incumplido el límite del 3% de déficit que establece el Pacto de Estabilidad en 165 ocasiones y solamente en 51 de ellas pudo justificarse por una situación de recesión económica. En 114 casos, los países sencillamente se saltaron la norma. «El número de violaciones es enorme», concluye sobre esta estadística el prestigioso Instituto IFO, con sede el Múnich, para cuyos expertos está claro que «las reglas no funcionan». En un comunicado publicado esta mañana y firmado por su presidente, Clemens Faust, se destaca que nunca han sido puestas en marcha las sanciones establecidas por el tratado y se sugiere que «son necesarios otros mecanismos». Defensor de la disciplina fiscal, el Instituto IFO no está sugiriendo una flexibilización de los límites de endeudamiento y las sanciones asociadas a ellos, sino posiblemente todo lo contrario, un endurecimiento que impida a los gobiernos prescindir de la norma tan asiduamente: desde 1999, Francia en 11 casos injustificados, Grecia, Portugal y Polonia en 10, Reino Unido en 9, Italia en 8, Hungría en 7 y Alemania e Irlanda en 5 ocasiones. España ha rebasado el límite en 8 casos, pero 4 de ellos estaban justificados, por lo que el índice de incumplimiento español es bastante inferior a la media. En el caso de España, el Instituto Ifo ya ha criticado anteriormente que el crecimiento esté siendo espoleado a base de déficit público. Sus analistas se han manifestado reiteradamente «escépticos» y, aunque reconocen que la situación macroeconómica en España ha mejorado «sensiblemente» en los últimos años, advierten que eso está sucediendo al precio de un endeudamiento público «por encima del 5%». El déficit, advierte el Instituto IFO, es como el «dopaje», que mejora los resultados a corto plazo a costa de empeorar a largo plazo el cuadro macroeconómico. «El endeudamiento público consigue aumentar la demanda agregada en el presente a costa de que se contraiga en el futuro», argumenta, señalando que el objetivo no ha de ser lograr un crecimiento rápido, sino asegurar la sostenibilidad. En el contexto de refundación europea abierto por el Brexit, en opinión de Fuest sería necesario introducir reformas que convirtiesen en más efectivo el Tratado de Masstricht, que recoge como criterio de convergencia el límite de 3%. Su predecesor en el cargo, el reconocido economista Hans Werner Sinn, que acaba de jubilarse, ha llegado a recomendar incluso que Alemania, sencillamente, abandone el Tratado de Maastricht. Sinn, que lejos de haber pasado a la inactividad tras su jubilación el mes pasado sigue presente en los medios de comunicación alemanes con el argumento de que «no hay tiempo para descansar, hay que reconstruir Europa», llama la atención sobre el cambio en el equilibrio de poder en la UE que tendrá como consecuencia el Brexit, debido a las normas de votación en el Consejo Europeo. Se refiere a la denominada «minoría de bloqueo» y advierte que el peso proporcional de la población variará en el momento en que no se contabilice la población de Reino Unido, lo que pondrá las decisiones del Consejo en manos que para Alemania serán, en su opinión, peligrosas. Una vez se descuente la población británica, Francia, Italia y España sumarán conjuntamente el 39% de la población europea donde hasta ahora sumaban solamente el 34%. Determinadas decisiones, que requerían un 35%, quedan ahora en manos de los gobierno de estos tres países y Hans Werner Sinn teme que “Alemania deje de avanzar hacia el Estado Europeo, sino hacia la Caja Europea”.
www.abc.es | 12/07/16
El primer ministro británico, David Cameron, presidió hoy una «emotiva» última reunión de su Gobierno, antes de presentar mañana su dimisión a la reina Isabel II y ceder el cargo a la nueva líder del Partido Conservador, Theresa May. Cameron reunió esta mañana a sus ministros en el Número 10 de Downing Street, donde May, aún titular de Interior, y George Osborne, responsable de Economía, encabezaron los homenajes al jefe del Gobierno, según algunos ministros. Al término de la reunión de hoy, de unas dos horas de duración, el secretario de Cultura, John Whittingdale, contó a los periodistas que se trató de un momento «emotivo» en el que todos valoraron el trabajo de Cameron durante sus seis años en el poder. «Fue emotivo, pero es lógico, porque pasamos mucho tiempo trabajando en asuntos del Gobierno, pero tuvimos un momento para rendir tributo a su extraordinario servicio», explicó. Otra ministra, la de Irlanda del Norte, Theresa Villiers, dijo que Cameron deja a un Reino Unido en mejor situación que cuando asumió el poder -en coalición con los liberaldemócratas- en 2010. «Él ha cambiado nuestro partido para mejor, ha cambiado al país para mejor, también a mí me ha dado enormes oportunidades, así que para mí fue un día triste ver la última reunión del gabinete», explicó Villiers, que hizo campaña a favor del Brexit. «Pero estoy segura de que nuestro país está en manos seguras con Theresa May"», subrayó Villiers. Por su parte, la secretaria de Estado de Empresa, Anna Soubry, destacó que Cameron deja un legado «increíblemente importante», con reformas como la legalización del matrimonio gay. «Él es optimista y positivo» sobre el futuro del Reino Unido, insistió Soubry después de la reunión. El primer ministro, que prepara hoy la mudanza, preside mañana la última sesión de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes del Parlamento antes de acudir al palacio de Buckingham para presentar la dimisión a la reina Isabel II. Después de Cameron le tocará el turno a Theresa May, que recibirá el encargo de la soberana para formar Gobierno, algo en lo que puede empezar a trabajar mañana mismo una vez que entre en Downing Street. May tendrá la difícil tarea de unificar a su partido ofreciendo previsiblemente ministerios destacados a los diputados que apoyaron el Brexit y también a los de la permanencia en la Unión Europea. Según adelantan hoy los medios, May puede ofrecer la importante cartera de Economía al actual titular de Exteriores, Philip Hammond, viejo aliado de la nueva líder conservadora. A su vez, Osborne, que hizo campaña a favor de la permanencia, p odría cruzar la calle para hacerse con el Foreign Office, un ministerio vital ante las futuras negociaciones con la Unión E uropea sobre los términos de la salida del Reino Unido del bloque europeo. La prensa adelanta hoy que el diputado Chris Grayling, que organizó la campaña de May para el liderazgo conservador, será premiado con el puesto que ella deja vacante, el de Interior. Está por verse si May ofrecerá cargos relevantes al exalcalde de Londres Boris Johnson, al todavía ministro de Justicia, Michael Gove, y a la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom, quienes hicieron una fuerte campaña a favor del Brexit. Fue precisamente la retirada de Leadsom ayer de la carrera por el liderazgo tory lo que despejó el camino para que May fuese confirmada como la sucesora de Cameron al frente del partido y el Gobierno.
www.abc.es | 12/07/16
El Fondo Monetario Internacional (FMI) dibuja un escenario lleno de obstáculos para la recuperación de la economía europea. La misión del organismo encargada de evaluar a fondo la Eurozona durante el último año ha concluido que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del área euro se moderará debido, principalmente, a un entorno de desaceleración económica global y a la incertidumbre geopolítica generada por el voto favorable de Reino Unido al Brexit, la falta de respuesta a la crisis de los refugiados y la amenaza terroristas. «Las perspectivas a medio plazo son mediocres», dice la institutición dirigida por Christine Lagarde en el informe anual elaborado tras esa revisión, que se enmarca en el llamado Artículo IV del Fondo, por el cual cada año evalúa la economía europea, actualiza sus previsiones y hace sus propias recomendaciones para corregir los desequilibrios detectados. El organismo preveía un crecimiento económico del 1,7% para este año y el próximo, frente al avance del 1,5% que registró el PIB en 2015. Ahora cree que se desacelererará al 1,6% en este mismo ejercicio, al 1,4% en 2017 y crecerá un 1,6% en 2018 «debido principalmente al impacto negativo del resultado del referendo en Reino Unido». Además, el FMI advierte de que ante un mayor flujo de refugiados hacia la zona euro y la ausencia de una respuesta común, de forma que se establezcan controles fronterizos adicionales, puede mermar la actividad económica del Viejo Continente entre un 0,4% y un 1,2% hasta 2025. Otro de los principales desafíos citados por el Fondo es la débil rentabilidad del sector financiero y, sobre todo, la elevada morosidad que arrastran los bancos de determinados países, como Chipre, Grecia, Irlanda, Portugal e Italia, país este último que ya estaría buscando y negociando con la Comisión Europea una solución para entidades en apuros como Monte dei Paschi di Siena. De hecho, el propio Fondo recomienda, para acelerar ese saneamiento, que aquellos países donde la situación de la banca suponga un riesgo sistémico —y no lo cita, pero el caso italiano lo es—, que las reglas de la unión bancaria para el rescate de bancos, que limita las ayudas públicas, se limite y se permita que los Estados presten apoyo a medidas como la creción de bancos malos. Una recomendación que encaja perfectamente con lo que plantea Italia para apuntalar su sistema financiero. El FMI, que cree la la política monetaria del BCE está siendo la adecuada, urge a los gobierno a llevar a cabo más medidas estructurales, sobre todo tributarias y de la administración pública; en el mercado laboral, para atajar la dualidad y reducir el paro; en los servicios profesionales, para mejorar la competitividad, así como avanzar en una mayor integración europea, desde el punto de vista fiscal y de la unión bancaria, creando un fondo de garantía de depósitos común.
www.abc.es | 8/07/16
Alemania: un sector con graves problemas estructurales Deutsche Bank está en el disparadero de los mercados por la debilidad estructural de su negocio, que ejemplifica lo que sucede en el resto del sistema germano. La política monetaria de tipos cero está matando a una industria que había sido muy rentable gestionando solo la ingente masa de ahorro de los alemanes. Además, el sector está muy atomizado, con miles de entidades, lo que lo hace ineficiente. Muchas son bancos locales como las antiguas cajas españolas, con una exposición problemática a sectores como el naval, y sobre la que los gobiernos regionales y central han corrido un tupido velo. España: ejemplo de saneamiento y reestructuración La banca española comenzó a desmoronarse cuando pinchó la burbuja inmobiliaria. Aunque tardó en reaccionar con eficacia, España, además de solicitar el rescate del sistema, tomó en 2012 una medida trascendental: reconoció que el sector tenía un problema de solvencia, obligando a las entidades a reconocer las pérdidas ligadas al ladrillo y a recapitalizarse, lo que provocó un proceso de consolidación que redujo de 45 a 15 el número de bancos. Además, las entidades politizadas se profesionalizaron. Por eso Europa mira hoy a la reforma bancaria española como ejemplo a seguir. Francia: sobreexposición a la crisis griega y al petróleo El sector financiero ha pasado sin hacer demasiado ruido por la crisis financiera, sin embargo presenta algunas debilidades de su exposición a determinados activos. En primer lugar, por su inversión en deuda pública de Grecia, cuyo rescate ya hizo tambalearse en Bolsa a los tres grandes bancos del país, BNP Paribas, Crédit Agricole y Société Générale, los principales acreedores de Atenas. Pero además, el sistema bancario galo es el principal prestamista de las compañías petroleras de todo el mundo, con lo que están sufriendo en sus cuentas y cotización la caída del precio del crudo. Grecia: de un problema de capital a otro de confianza La banca griega, como la de otros países, también ha tenido que ser recapitalizada para afrontar el problema del elevado volumen de activos tóxicos que acumula. El sector presenta aún unos niveles de morosidad elevados, pero ahora su problema es otro: de liquidez por la falta de confianza de los clientes. Grecia ha sido rescatada tres veces y el Gobierno tuvo que imponer en 2015 un corralito. En ese ambiente se produjo una fuga masiva de ahorros, así que uno de los grandes retos del sector es ahora aumentar su volumen de depósitos con el fin de mejorar su liquidez y empezar a dejar de depender del dinero del BCE. Irlanda: un sistema financiero en plena recuperación Como España, Irlanda había gestado antes de 2008 una enorme burbuja inmobiliaria, y su estallido dejó al sector privado cargado de deudas, especialmente sus bancos, que llegaron a tener un tamaño ocho veces superior al PIB del país y acabaron por arrasar la solvencia del Estado. El Gobierno pidió en 2010 un rescate por 85.000 millones para sanear el sistema. Además, como en España, Alemania y otros países europeos, Irlanda creó un banco malo que absorbió los activos tóxicos del fallido sector financiero. Hoy, con una banca más racional, los sectores bancario y de la construcción irlandeses se recuperan poco a poco. Portugal: la banca lusa ante una inevitable reordenación A la banca lusa se le han juntado tantos problemas y deberes como en su día a la banca española: un exceso de activos improductivos, unos niveles de capital reducidos y falta de liquidez, un exceso de capacidad instalada y, por si fuera poco, la presión que la política monetaria ejerce ahora sobre la rentabilidad de las entidades. Aunque la quiebra del Espírito Santo tuvo mucho que ver con sus particularidades societarias, afloró las debilidades del sector y la necesidad de su reordenación. El Gobierno de Lisboa afronta grandes retos como una ampliación de capital en Caixa Geral de Depósitos y la venta de Novo Banco.
www.abc.es | 6/07/16
Un 68% de los franceses ha afirmado que las políticas de la Unión Europea (UE) han ido en la mala dirección en los últimos años aunque eso no impide que un 61% considere que si su país la abandonara tendría consecuencias negativas, según un sondeo publicado este miércoles el diario «Libération». La encuesta, efectuada por el instituto demoscópico Vivavoice después del referéndum del «brexit» (la salida del Reino Unido del bloque comunitario) del 23 de junio, pone en evidencia que los franceses querrían que la UE les ofreciera más protección frente a los efectos de la globalización económica, señaló el diario. Pero a la vez, se quejan de que la Unión ha sido demasiado generosa con los países en dificultades por la crisis y ha tenido demasiada manga ancha con el flujo de refugiados e inmigrantes. Sólo un 13% de las personas preguntadas dice que las decisiones europeas de los últimos años han ido por la buena dirección. Así un 41% se queja de que la UE ha ayudado demasiado a los países más endeudados como Grecia, Irlanda, Portugal y España, mientras un 27% juzga que ha habido equilibrio entre solidaridad y firmeza y para un 18% no se les ha dado suficiente respaldo a esos Estados. Crisis de refugiados La situación es todavía más crítica con la gestión de la crisis de refugiados, ya que un 54% afirma que la UE ha tenido una actitud de acogida demasiado generosa, frente a un 15% que la califica de equilibrada y a un 18% para el que no se ha hecho lo suficiente para que vengan y se instalen en Europa personas que huyen de la guerra en países como Siria e Irak. Un 50% de los franceses reprocha a Europa que con su política económica y social sobre todo acentúa el «dumping» social, cuando únicamente un 6 % sostiene que protege a los trabajadores. En cuanto a las preferencias sobre lo que habría que hacer tras la decisión de los británicos de abandonar la UE, un 40% de los franceses (la opción de las propuestas que cuenta con el mayor porcentaje) quiere impedir nuevas ampliaciones durante un tiempo. Para un 37%, habría que relanzar el proyecto europeo pero a partir de un número reducido de países, para un 35% reforzar el funcionamiento democrático ofreciendo más poderes para los ciudadanos, para un 28% organizar referendos en cada país sobre el mantenimiento o no en la UE. Las siguientes opciones son, para un 27% crear un gobierno económico del euro con un presidente estable y para un 24% avanzar hacia una Europa más social con nuevos derechos para los trabajadores.
www.abc.es | 6/07/16
La campaña del referéndum fue sencilla argumentalmente. Los partidarios del Brexit hicieron una apelación nacionalista para liberar al país de Bruselas, «el día de la independencia», según clamó con éxito Boris Johnson. Además, desdeñaron las advertencias económicas de la campaña del Remain, que bautizaron como el «Proyecto Miedo» de Cameron. «La gente está harta de expertos», zanjó Michael Gove, ridiculizando los avisos del FMI, la City, la OCDE, el Gobierno y al Banco de Inglaterra. Enfrente, la campaña del «In» fue incapaz de articular un mensaje en positivo sobre Europa. El propio Cameron reconoció que él también era euroescéptico, al igual que Corbyn, quien apenas se implicó. Cameron y su ministro Osborne se limitaron a insistir en los riesgos de la ruptura: los ingresos por hogar caerán en 4.500 euros anuales, bajará el valor de las viviendas, subirá la cesta de la compra, se reducirá la inversión. Habrá recesión. Los votantes prefirieron la emoción patriotera del hoy ya defenestrado Boris al cansino discurso del riesgo económico. El Brexit se impuso a caballo del sentimentalismo nacionalista y rechazo a los extranjeros: 51,8%-48,1% (17,4 millones de votos contra 16,1). Tras conocerse el resultado, bolsa y libra cayeron con estrépito . Pero curiosamente, el FTSE, el índice de Londres, volvió a los números negros rápidamente. La semana pasada incluso marcó un pico en diez meses. Los pronósticos de los grandes bancos quedaban en mal lugar. La entidad suiza UBS había vaticinado que el FTSE 100 se hundiría hasta los 4.900 puntos. Pero el Brexit había pasado y el índice se mantenía cómodamente sobre los 6.000. Los apóstoles del «Out» sacaron pecho. Comenzaron a ironizar sobre el apocalipsis del «Proyecto Miedo». En su artículo del lunes, Johnson despreció de la que llamó la mayor campaña de amedrentamiento desde la Segunda Guerra Mundial. Pero ayer, doce días después de la votación, se comenzó a sentir súbitamente todo el dolor de la ruptura. «Hay evidencias de que algunos riesgos del Brexit están comenzando a cristalizar», reconoció el director del Banco de Inglaterra, Mark Carney, al que la campaña del Leave había denostado por agorero. El regulador ha vuelto a tomar medidas de emergencia. Ha suavizado las exigencias de capital a los bancos para tratar de estimular el crédito, que espera aumentar en 150.000 millones de libras (176.000 millones de euros). «La economía ha entrado en un período de incertidumbre», advierten. La libra cayó ayer a su peor registro en 31 años frente al dólar. En cuanto al euro, buen momento para un viaje vacacional al Reino Unido: la esterlina, que superaba los 1,40 euros el pasado agosto, está hoy a 1,17. Pero lo peor es que se ha descubierto que el Brexit ya hacía daño incluso antes de existir. Los servicios, el sector medular, marcaron el mes pasado su peor dato en 38 meses (en España, el mejor en siete). El crecimiento podría estar ralentizándose ya. El dinero es miedoso. Acude a donde hay estabilidad y lo tratan bien fiscalmente. Thatcher inició una revolución abriendo totalmente Gran Bretaña a la inversión foránea. Blair tuvo el buen ojo de perseverar en el modelo. Londres se convirtió en una meca para el capital. La City se apuntaló como centro financiero global. Los bienes raíces experimentaron una revalorización inaudita (un alquiler en el centro de Londres triplica de largo a uno en Madrid). Pero el apetito por los activos británicos está desfalleciendo. La inversión extranjera en bienes inmuebles comerciales se ha desplomado un 50% en los primeros tres meses del año. Si ese efecto se traslada al sector residencial, será el comienzo de una espiral temible. Desde el lunes han suspendido su cotización tres potentes fondos de inmuebles comerciales -Standard Life, Aviva y M&G-, invocando «circunstancias extraordinarias de mercado». La suma de los tres supone más de un cuarto del sector. Las grandes constructoras bajaron ayer un 6%. El Gobierno ha anunciado una rebaja del impuesto de sociedades, que podría reducirse del 20% al 15%, acercándose al competitivo 12,5% de Irlanda y muy lejos del 30% alemán. Moody’s y Standard & Poor’s han rebajado su calificación al Reino Unido. El “Proyecto Miedo” empieza a parecer el “Proyecto Cordura”.
www.abc.es | 5/07/16
El ministro británico de Finanzas, George Osborne, ha expresado la disposición de su Gobierno a reducir por debajo del 15%, frente al 20% actual, el impuesto de sociedades con el objetivo de frenar la potencial marcha de empresas de Reino Unido tras el resultado favorable al 'Brexit' en el referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea (UE), según indicó el ministro en una entrevista con 'Financial Times'. De este modo, Reino Unido pasaría a contar con el menor gravamen empresarial entre las principales economías mundiales y se acercaría al tipo del 12,5% aplicado en la vecina Irlanda. En declaraciones al diario de referencia en la 'City', el ministro de Finanzas de Reino Unido ha subrayado la necesidad de centrarse en el «horizonte y el trayecto», así como su voluntad de cobrar un papel destacado en el diseño de «una economía supercompetitiva» con bajos impuestos a las empresas bajos y un enfoque global. Asimismo, el responsable de la Hacienda británica apuntó que, además de esta bajada de impuestos, pretende impulsar un plan en el que se contempla un nuevo impulso a las inversiones procedentes de China, así como garantizar la capacidad de préstamo de los bancos y el mantenimiento de la credibilidad fiscal de Reino Unido. Según un portavoz del Tesoro de Reino Unido, no se conoce por el momento cuándo podría tener lugar este recorte del impuesto de sociedades. El pasado mes de marzo, Osborne había anunciado una bajada de dicha tasa al 17% para 2020.
www.abc.es | 4/07/16
La Batalla del Somme es todavía, cien años después, uno de los grandes desastres del ejército del Reino Unido en su historia, pero también una muestra de cómo fue capaz de combatir codo con codo junto a Francia por unos ideales. A la conmemoración de esta batalla de la Primera Guerra Mundial han asistido los líderes políticos de ambos países y algunos de los representantes de la Corona británica. Con la sombra del Brexit presente en todo momento, el presidente de Francia, François Hollande, no dejó escapar la oportunidad de recordar la importancia de la construcción europea. «Quiero recordar que la idea europea ha permitido superar las divisiones y las rivalidades entre Estados, y nos ha traído la paz desde hace 70 años», señaló Hollande en un mensaje difundido por el Elíseo. Evocó a aquellos soldados que «se pelearon por la paz y la amistad entre los pueblos, y esa es la lección que hoy nos importa transmitir». «Recordemos los que fueron los combates de las dos guerras mundiales y por qué queremos convivir en paz en Europa», señaló a través de un mensaje en Twitter. Estos llamamientos se mezclaron con su recordatorio de «la fuerza de los lazos entre el Reino Unido y Francia», que permitieron a ambas naciones luchar juntas en las trincheras a ambos lados del río Somme en una batalla de 141 días en la que un millón de personas murieron o resultaron heridas. [Vea aquí las mejores imágenes de la conmemoración] Hollande, que en principio no iba a acudir a la ceremonia hasta la victoria del «sí» en el referéndum del Brexit, se reunió unos minutos en privado con Cameron. Tras la entrevista, recordó ante la prensa que el pueblo británico ha optado libremente por salir de la Unión Europea (UE), por lo que esta decisión «no puede ser retrasada ni anulada». Para Hollande, una vez recibida la notificación del próximo primer ministro británico, que sustituirá a Cameron –quien ha anunciado su intención de dimitir en octubre próximo–, se abrirá una fase de negociaciones no superior a los dos años, aunque aseguró que «cuanto más rápido vaya, mejor». El presidente de Francia precisó que posteriormente, «se le dará un estatus al Reino Unido, que no seguirá en la UE, pero que podrá, bajo ciertas condiciones que habrá que negociar, seguir vinculado al mercado único». Salvo la reina Isabel II, la plana mayor de las autoridades civiles, militares y religiosas del Reino Unido se congregó en Thiepval para recordar un enfrentamiento grabado en la memoria colectiva de ese país, por el medio millón de bajas que sufrió. Junto al propio Cameron se desplazaron el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles, los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, y el presidente de Irlanda, Michael Higgins, además del expresidente alemán Horst Köhler. La nota curiosa la pusieron los miembros de la Familia Real británica, que se encontraron sin plazas libres suficientes en ninguno de los hoteles de la cercana ciudad de Amiens, por lo que finalmente tuvieron que ser alojados en las dependencias de la prefectura (delegación del Gobierno) en esa ciudad. Algunos de los presentes leyeron extractos de textos históricos que recogen escenas de la batalla o cartas de los propios soldados, en sus idiomas originales, incluido el alemán. La jornada de conmemoración comenzó a las 07.28 hora local (05.28 GMT), el mismo momento cuando, cien años antes, sonó el silbato que dio la orden de ataque a los militares británicos y franceses, que emplearon 300 toneladas de explosivos en su primera carga con la que generaron un cráter de 91 metros de diámetro.
www.abc.es | 1/07/16
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, consideró hoy una «pésima idea» convocar un referéndum en la República Checa sobre su permanencia en la UE, después de que el presidente de ese país, Milos Zeman, hiciera unas manifestaciones en favor de la consulta. García-Margallo señaló que los referendos sobre asuntos europeos siempre le han parecido «de alto riesgo», y recordó los resultados que se han dado, además del Brexit en el Reino Unido, cuando se consultó sobre el Tratado de Maastricht en Dinamarca, la Constitución Europea en Francia y Países Bajos o el Tratado de Lisboa en Irlanda. El ministro hizo estas afirmaciones durante una rueda de prensa conjunta en Madrid con la canciller argentina, Susana Malcorra, ante una pregunta sobre una entrevista de radio en la que el presidente checo, aunque defendió que su país siga siendo parte de la UE, se comprometió a hacer «todo lo posible» para que los contrarios a la UE o a la OTAN «tengan un referéndum y puedan así expresarse». Desde Praga, el primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, tuvo que aclarar que su Gobierno no tiene intención de convocar un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea. Por otra parte, sobre las pretensiones de Escocia de seguir formando parte de la UE, tras la decisión del Reino Unido de abandonar el club comunitario, García-Margallo insistió en que los Tratados europeos hablan de relaciones entre Estados. En consecuencia -subrayó- si Escocia quiere seguir formando parte de la UE, tendría primero que independizarse de Reino Unido, lograr que Naciones Unidas le reconociese como Estado y después pedir la adhesión. Y concluyó: «Todo lo demás son sueños de una noche de verano».
www.abc.es | 1/07/16

Los resultados muestran que el 52% de los votantes eligió dejar la UE, mientras que el 48% – principalmente en Londres, Escocia e Irlanda del Norte- votó por la permanencia. La última opción también fue la de la vasta mayoría de electores entre 18-44 años de edad. El 24 de junio Cameron anunció su dimisión comp primer ministro y líder del Partido Conservador, mientras que la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, anunció que "un segundo referéndum" sobre la independencia de Escocia "está encima de la mesa."

“Nadie, excepto los nacionalistas de todo el país, puede recibir este resultado con satisfacción” escribe Laurent Joffrin. Para el director de Libération,

Las fuerzas de la apertura, del intercambio, y de la tolerancia, han sido severamente golpeadas por los partidarios de la desconfianza y de la soberanía solitaria. El miedo al extranjero, que contamina hasta a las opiniones más democráticas, ha jugado un rol nocivo en este resultado dirigido tanto contra los inmigrantes, como contra Europa. […] Para la Unión Europea, la derrota es hiriente. La Comisión, el Banco Central, los Gobiernos, los partidos de gobierno, las mentes racionales y abiertas con las que cuenta el continente y que han multiplicado las advertencias, y a veces las amenazas, nadie tuvo éxito. Es incluso probable que esta decorosa unanimidad haya influido a favor del Brexit, exasperando el rechazo de los de arriba.

“La UE tal vez volverá el proceso de salida del Reino Unido tan duro, que ningún otro país miembro querrá tomar el mismo camino”, escribe Patrick Bernau, cronista del Frankfurter Allgemeine Zeitung. Él afirma que otros países como Dinamarca, Países Bajos, o incluso Eslovaquia podrían estar tentados de “buscar la puerta de salida”:

Ahora que los británicos, generalmente favorables al mercado, desertan, la consecuencia para Alemania es que tendrá que pensárselo dos veces antes de tomar posiciones dentro de la UE. La Unión presenta numerosas ventajas y numerosos inconvenientes: tendrán que ser discutidos de manera racional. La Unión no ha parado de ayudar para atenuar las luchas de poder, asegurando al mismo tiempo el mantenimiento de la paz, y ello ha permitido a Europa hacer frente a otras regiones del mundo, sobre todo en lo que respecta a las negociaciones comerciales. Por otro lado, ya hace tiempo que no nos hemos preocupado del atractivo de la Unión Europea. Países muy diferentes unos de otros han sido puestos en el mismo barco, los partidarios de la UE han ido demasiado rápido queriendo crear una unión política, cuando, propiamente hablando, no existe una esfera pública europea. Una cosa es segura: una UE que tuviera la tendencia de actuar según las reglas de la Europa del Norte no es precisamente la mejor opción para los intereses alemanes.

José Ignacio Torreblanca, responsable de la rúbrica “opinión” del diario El País, piensa que “la victoria de la salida de la UE es una inmensa derrota para el proyecto europeo” y se pregunta “¿qué va a ocurrir ahora?”:

No deja de ser paradójico que la confianza en sí mismos que han demostrado una mayoría de británicos al votar por marcharse de la Unión Europea sea simétrica al abatimiento que han provocado en el resto de Europa y al entusiasmo entre los eurófobos, que lo celebrarán y querrán imitar. Después del voto británico, la UE se parece hoy al Reino Unido de 1973: perdida y desorientada, desbordada por los acontecimientos, sin un plan de futuro claro. Después de años de rescates de estados miembros golpeados por la crisis, es urgente rescatar al proyecto europeo. Ello requiere que los líderes europeos tracen un plan y lo respalden políticamente con todas las consecuencias.

“Los británicos han votado su salida de la Unión Europea y fueron así contra la voluntad de su propio gobierno, del liderazgo económico y político, mientras ignoraban los deseos de sus aliados”, escribe Peter Wolodarski en Dagens Nyheter. Él continúa explicando que Europa “está siendo presa de un verdadero terremoto político del que no se pueden prever las consecuencias.” Y añade:

De lo que podemos estar seguros es de que las políticas británica y europea conocerán un cambio radical. El Reino Unido va a abandonar el proyecto que había sido creado tras la guerra para lograr la paz y la estabilidad. Su salida de la Unión será extremadamente complicada, y creará muchas interrogantes acerca del futuro de la UE. ¿Partirán los demás países? Un golpe ha sido asestado a la UE, que ha sido fragilizada. Además, el futuro del Reino Unido es también incierto: en Escocia, donde la mayoría de los electores votaron a favor de mantenerse dentro de la UE, los planes de salida del Reino Unido están en preparación. La situación es dramática para todos aquellos que querían que Europa permaneciera abierta y democrática y que la cohesión fuera su cimiento. Lo peor ha llegado. Siempre que las repercusiones de esta decisión sobre el resto del mundo sean las menores posibles.

No hay duda de que "La Unión Europea ha recibido una bofetada en la cara", afirma Le Monde en editorial, según el cual

En su realidad brutal y oscura, esta es la lección que podemos extraer del referéndum organizado por Cameron. Signfica que la segunda mayor economía de la UE, tras Alemania, va a abandonar el proyecto europeo Significa que uno de los pocos países de la UE que tiene una fuerza militar respetable y una red diplomática extensa ha abandonado Europa. De cualquier manera que se mire a esta triste cuestión, es una derrota para la UE, que la deja debilitada dentro de sus fronteras y cuya imagen como actor global está en declive.

Annamari Sipilä, corresponsal en Londres del Helsingin Sanomat, escribe que “la conmoción de los resultados el viernes por la mañana ha mostrado que la decisión del líder del Partido Conservador, David Cameron, de hacer un referendo había marcado el principio del fin”:

ameron había prometido el referendo con el objetivo de consolidar su poder así como el de su partido. El sabía que el eurofobia es un sentimiento extendido en el Reino Unido y que el plebiscito no era el mejor medio para tomar tal decisión. Eso no le ha impedido prometer un referendo. Ahora es el momento de asumir las consecuencias. […] El desafío era grande, y Cameron, al igual que el Reino Unido y la Unión Europea, es el gran perdedor de esta historia. No importa de qué manera veamos este asunto, es una derrota para la UE, que la deja debilitada dentro de sus propias fronteras y cuya imagen vista desde el exterior es la de un actor en declive.

“En los días y las semanas a venir, las fuerzas centrífugas que están siendo ejercidas dentro de le UE intentarán delicada pero seguramente de comprometer a la Unión”, previene Tomasz Bielecki, corresponsal en Londres de Gazeta Wyborcza, afirmando:

a integración dentro de la Unión Europea ya no es irreversible y todo nos hace creer que el Brexit producirá una reacción en cadena. El Brexit va a reforzar a los partidos populistas de los otros países miembros. Los partidos tradicionales tendrán que hacer de todo para vencer al miedo voraz de perder a su electorado y de esa manera tomar las decisiones necesarias para la supervivencia de la Unión. A los ojos de Rusia, China y de Estados Unidos, el peso de Europa ha disminuido considerablemente, de manera literal, pero también Europa está disminuida económica y geopolíticamente hablando.

www.voxeurop.eu | 30/06/16
Cuando amaneció el 28 de junio de 1914, el mundo no imaginaba que ese día cambiaría la Historia. El asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando de Austria provocó un efecto dominó en todas las potencias, que acabó con el estallido de la Gran Guerra. El 2 de agosto aparecía publicado en ABC un dibujo en el que los líderes mundiales bailan cogidos de la mano una danza de alianzas. Está firmado por Sileno, el gran caricaturista político español, al que el Museo ABC le dedica una exposición, «Tambores de guerra», centrada en su monumental crónica ilustrada de la I Guerra Mundial. No pisó el campo de batalla, pero desde la retaguardia, armado con una pluma (muy afilada, por cierto), supo dibujar como pocos esa otra guerra (más geopolítica que histórica) que se libró en los despachos de los Gobiernos de los países combatientes. España vio los toros desde la barrera. Así dibujó Sileno la decisión del Gobierno de Eduardo Dato de mantener la neutralidad. El humor de Sileno, en cambio, fue casi neutral. Como explica el comisario de la exposición, Víctor Zarza, se le acusó de ser germanófilo y abiertamente anglofóbico. Sus filias y fobias se advierten entre líneas en sus ilustraciones. La mayoría de las veces, de forma sutil, velada. Y es que sus críticas, siempre ácidas, eran muy inteligentes. «Fue un hombre culto. Tenía un sentido del humor muy fino y agudo. A menudo utiliza la parodia», añade Zarza. «La paloma de la paz», de Sileno, publicado el 7 de noviembre de 1915- MUSEO ABC De los más de 3.700 dibujos de Sileno que atesora la Colección del Museo ABC, 540 están centrados en la I Guerra Mundial. Para esta muestra se han seleccionado 90. Aborda en ellos los hechos más trascendentales de la contienda, como las batallas de Verdún, Dardanelos y el Somme (el viernes se conmemora el centenario del comienzo de esta última, una de las más largas y sangrientas), el desembarco de Galípoli, la entrada de Estados Unidos... La I Guerra Mundial dejó un terrible saldo: unos 10 millones de soldados y siete millones de civiles perdieron la vida. Pero la muerte apenas se asoma en los dibujos de Sileno (tampoco hay sangre, ni bayonetas). Solo aparece en diez. El más sobrecogedor, uno publicado el 27 de marzo de 1916 sobre la Batalla de Verdún. En él su personaje más popular, Gedeón, se quita el sombrero y contempla emocionado un campo sembrado de muertos. Galería de imágenes Vea la galería completa (13 imágenes) Este Pepito Grillo pícaro y bonachón da nombre a una revista que se gestó, como cuenta Víctor Zarza, en 1895 en una tertulia de periodistas que solía reunirse en la cervecería La Iberia, en la madrileña Carrera de San Jerónimo. Nació como semanario satírico. Se autoproclamaba «el periódico de menos circulación de España». Acabó siendo un suplemento de ABC de tres páginas. Para dar vida a Gedeón, Sileno se inspiró en el cerillero de La Iberia. Le puso barriga cervecera y una nariz prominente. Ocultaba su calva con un sombrero, vestía levita y llevaba bastón. Solía disfrazarlo. Zarza lo ve «como un antecedente del popular Mortadelo de Ibáñez». Años más tarde Sileno fundaría una nueva publicación satírica, «Buen Humor», donde colaboraron nombres como Jardiel Poncela, Tono, Mihura, Neville, los hermanos López Rubio... y de la que fue heredera «La Codorniz». «¡La gran farandola!», de Sileno, publicado el 2 de agosto de 1914- MUSEO ABC Narró Sileno la Gran Guerra publicando una o dos viñetas religiosamente cada semana tanto en ABC como en Blanco y Negro, donde colaboró, intermitentemente, desde 1893 hasta 1939. Es una de sus señas de identidad, junto a nombres como Mingote, Xaudaró, Eulogio Varela, Enrique Climent, Méndez Bringa... Como curiosidad, en el ABC republicano tres de sus viñetas fueron manipuladas: cambiaron su texto por otro. Para la directora del Museo ABC, Inmaculada Corcho, esta exposición «nos descubre a un maestro del dibujo y a un gran caricaturista político, uno de los grandes maestros que renovaron la ilustración española». Dardos contra Inglaterra Sus dardos envenenados apuntan especialmente a una diana: Inglaterra. La dibuja como una mano en cuyos dedos aparecen los dirigentes de las potencias aliadas como si fueran títeres manejados por ella. En otra viñeta retrata a John Bull (personificación nacional del Reino Unido en el humor gráfico político) como el Hamlet shakespereano, solo que en vez de calavera porta en su mano la bola del mundo. Y en una tercera, demoledora, un fusilero inglés posa sonriente con una pipa en la boca y apoyado en su arma. Tras él, dos muertos con los carteles de traidor y desleal. Sileno contaba así el alzamiento en 1916 de unos paramilitares independentistas de Irlanda contra el Gobierno británico y la reacción de éste al intento de crear la República irlandesa. ¿Cómo dibujaría hoy el triunfo del Brexit? «La batalla de Verdún», de Sileno, publicado el 27 de marzo de 1916- MUSEO ABC Hombre entreguerras (nació poco antes de que estallase la Guerra Franco-Prusiana y murió en plena II Guerra Mundial), también analiza en sus viñetas otros asuntos colaterales de la contienda, como el bloqueo económico y la guerra de propaganda. Ejemplo de esta última, un curiosísimo dibujo en el que se están peleando un soldado ruso y otro alemán. Sileno lo firmó arriba y abajo con el objetivo de que se pudiera exhibir de dos formas: dando la vuelta al dibujo, el ganador era uno u otro. Además, utiliza muchas alegorías, como si fueran fábulas: a cada país atribuye un animal. Sobre las peculiaridades del estilo de Sileno, comenta el comisario que su dibujo «es sintético, expresivo y dinámico». Nada fue ajeno a las irónicas observaciones y comentarios críticos de Sileno. Aunque sus caricaturas políticas ensombrecieron el resto de su trabajo, su carrera fue mucho más amplia: también abordó la ilustración de textos literarios, realizó escenas costumbristas, siluetas negras... Veinte obras dan buena fe de su trayectoria en la exposición. La muestra cuenta con la colaboración del Gobierno de Flandes y el Museo de Brujas, que ha cedido una docena de fotografías tomadas por Arthur Bruselle y los hermanos Maurice y Robert Antony entre 1918 y 1921 de un Flandes en ruinas. Los antiguos negativos en vidrio han sido digitalizados por Carl de Keyzer, fotógrafo de Magnum. En un dibujo publicado el 10 de noviembre de 1918, Sileno ilustra el fin de la Gran Guerra con un puzle en el que se trata de recomponer a la vieja Europa destrozada. Fue una guerra, advierte Víctor Zarza, que todos perdieron en mayor o menor medida. La guerra que nadie supo ganar. De izquierda a derecha, el arquitecto Antonio Palacios, Sileno y el padre Félix Granda- ABC Una carrera ligada a ABC Pedro Antonio Villahermosa y Borao (Zaragoza, 1869-Madrid, 1945) se licenció en Derecho, pero su vocación fue la ilustración. Firma sus dibujos con el pseudónimo Sileno por vez primera en la revista «Monigotes». Fue en «Gedeón» donde se gestó el caricaturista político, pero su consagración llegó en ABC y Blanco y Negro, donde trabajó de 1893 a 1939, llegando a crear más de 3.700 dibujos.
www.abc.es | 29/06/16
Nuevos leños son arrojados a la pira de la confusión ideológica y política mundial. En otra vuelta de tuerca de la globalización excluyente, en referendo y democráticamente, Reino Unido se pronunció en favor de su salida de la Unión Europea (UE, Tratado de Maastricht, 1993). No obstante, Escocia, Gales e Irlanda del Norte parecen no estar de acuerdo con el llamado Brexit.
www.jornada.unam.mx | 29/06/16
La reina británica, Isabel II, poco dada a salirse del guión, ha bromeado este lunes al reunirse con el viceministro principal de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, y a la pregunta sobre qué tal se encontraba ha respondido: «Todavía estoy viva». La monarca, que cumplió 90 años en abril, ha emprendido un viaje de dos días a Irlanda del Norte y, en Belfast, se ha visto con McGuinness, miembro del Sinn Féin, en plena resaca política por los resultados del referéndum del pasado jueves. Las cámaras han captado el momento en el que ambos se encontraban y, con ello, el breve intercambio de palabras inicial. «¿Estás bien», le ha preguntado McGuinness. A lo que Isabel II ha respondido, sonriendo: «Todavía estoy viva». A continuación, la reina dice que han estado «bastante ocupados» y McGuinnes apunta que «están ocurriendo muchas cosas». "He tenido dos cumpleaños, así que he estado ocupada", añade Isabel II, en alusión a las recientes celebraciones. La monarca no se ha pronunciado sobre su preferencia acerca de la continuidad de Reino Unido en la Unión Europea, ejemplo de una estricta política de imparcialidad que ha mantenido durante sus 60 años de reinado. El Palacio de Buckingham tampoco ha comentado las especulaciones sobre una supuesta preferencia de Isabel II por el 'Brexit'.
www.abc.es | 28/06/16
Standard and Poor's ha cumplido su amenaza y ha rebajado la nota de Reino Unido debido a su salida de la UE. La agencia de calificación ha anunciado esta tarde que degrada la nota sobre su deuda soberana de la «triple A», la máxima calificación que disfrutaba el país, a «AA» con perspectiva negativa. Esta rebaja afectará al Banco de Inglaterra y a todas las administraciones y empresas públicas británicas que emiten deuda en el mercado. Reino Unido llevaba 38 años con «AAA» y ni siquiera el estallido de la crisis financiera había conseguido que perdiera la máxima nota de S&P. Ahora la situación ha cambiado. En un extenso informe, el organismo detalla que la salida de Reino Unido de la UE «debilitará la predictibilidad, estabilidad y efectividad de las políticas de Reino Unido, y afectará a su economía, su crecimiento y su equilibrio fiscal y externo». Asimismo, la agencia avisa que el resultado puede provocar «una crisis constitucional» si da paso a un segundo referendo sobre la independencia de Escocia de Reino Unido. Y también resalta las posibles tensiones que se pueden generar en Irlanda del Norte, que al igual que Escocia votó a favor de la permanencia. En el lado económico, S&P prevé que la salida de la UE empeore las condiciones de financiación de Reino Unido en el mercado, lo que impactará especialmente sobre su sector financiero, «principal motor del empleo y los ingresos públicos» de la economía británica. El Brexit también podría afectar, según la agencia, al rol global de la libra esterlina como moneda de reserva. S&P calcula que esta podría dejar de representar el 4,9% de las reservas mundiales para pasar a suponer menos del 3%. Ahora se abre un proceso de negociaciones para firmar definitivamente la salida–un proceso que S&P calcula que se dilatará dos años– pero también para definir el nuevo status comercial de Reino Unido con la UE, hacia la que se dirigen el 44% de las exportaciones británicas. Y en este capítulo, S&P augura un proceso arduo y prolongado, ya que deberá contar con el visto bueno de los 27 parlamentos nacionales de los estados miembros de la UE, además de permitir el libre acceso de trabajadores europeos, un aspecto que no goza de gran popularidad en Reino Unido. Como fuere, S&P volverá a decidir sobre la nota de la economía británica el próximo 28 de octubre. La agencia señala que degradará aún más la nota de Reino Unido si la libra pierde su status de moneda global de reserva, las finanzas públicas se deterioran o el PIB per cápita se deteriora, hay un referendo sobre la independencia de Escocia o se produce algún suceso que eleve la incertidumbre institucional, financiera y económica del país. S&P alaba las ventajas que la UE otorgaba a la economía británica, cómo ayudó a consolidar la «importancia de Londres como centro financiero global» y benefició a la libra. Pese a la incertidumbre que ahora siembra el Brexit y la rebaja de la nota, la agencia destaca que Reino Unido continuará beneficiándose de su economía «diversificada y abierta» en campos como el mercado laboral y seguirá con una política monetaria «creíble». Fitch baja la nota también Fitch también ha rebajado la nota de Reino Unido de «AA+» a «AA» y ha reducido sus previsiones de crecimiento del país del 1,9% al 1.6% para 2016 y desde el 2% al 0,9% en 2017 y 2018. Las razones son prácticamente las mismas que en el caso de S&P: el organismo reseña «el impacto negativo en la economía británica y la continuidad política» de la salida de la UE y volverá a emitir un veredicto sobre la calificación de Reino Unido el 9 de diciembre.
www.abc.es | 27/06/16
Cameron zanjó hoy cualquier posibilidad de realizar un segundo referéndum sobre la permanencia o no en la Unión Europea en su primera intervención en la Cámara de los Comunes tras el apoyo al brexit . «No puede haber dudas con el resultado... soy claro y el gobierno ha acordado esta mañana que la decisión debe ser respetada», ha dicho Cameron, que ha pedido al Parlamento que no bloquee la voluntad del pueblo británico. Durante el fin de semana, hasta 3,7 millones de británicos apoyaron una petición ciudadana ante la Cámara de los Comunes para anular los resultados del referéndum del pasado día 23 y celebrar uno nuevo. El primer ministro ha dicho que el Reino Unido debe buscar tener «los mejores vínculos económicos posibles» y que será labor del próximo gobierno asegurarse el tener «el mejor acceso posible al mercado único» comunitario. Con estas declaraciones Cameron sigue el discurso del exalcalde de Londres y candidato a nuevo líder conservador Boris Johnson que había dicho que el Reino Unido pretendía seguir beneficiándose del mercado único. Cameron ha dicho que el gobierno aún no va a implementar el Artículo 50 para la desconexión de las instituciones europeas y que incluirá en las conversaciones de salida a los responsables de gobierno de Escocia, Irlanda del Norte y Gales. El aún primer ministro británico h a formado ya un grupo de trabajo para empezar el proceso de desconexión de las instituciones europeas. En esa unidad se incluirán a los ministros de Asuntos Exteriores y del Tesoro, según informó la portavoz de Cameron. El primer ministro además no ha descartado que se realicen elecciones anticipadas, aunque ha dicho que esta decisión será tomada por el nuevo líder conservador. No a Escocia Cameron considera que no hay razones para realizar un segundo referéndum escocés como así lo pidió su líder Nicola Sturgeon tan sólo 18 meses después del primero ya que el referéndum del brexit no ha cambiado la situación. El gobierno británico también ha contestado a las amenazas de Sturgen de bloquear la salida de la Unión Europea. La fuente oficial del gobierno ha sido tajante y ha dicho que el Parlamento escocés no tiene potestad para vetar el voto del brexit ya que esta ha sido tomada por los ciudadanos de todo el Reino Unido.
www.abc.es | 27/06/16
Otros tres miembros del equipo del líder laborista británico, Jeremy Corbyn, presentaron este lunes la dimisión descontentos con el liderazgo del político izquierdista, tras la victoria del «Brexit» en el referéndum del jueves. El portavoz laborista para las Fuerzas Armadas, Toby Perkins; la «número dos» de Exteriores de la formación, Diana Johnson, y la responsable de sociedad civil, Anna Turley, se unieron a los otros 12 colegas que ayer domingo presentaron sus renuncias. Estas dimisiones sitúan al principal grupo de la oposición británica en una crisis, mientras aumentan las presiones para que Corbyn presente su dimisión, si bien este lo ha descartado. Críticas internas y moción de confianza Corbyn ha sido criticado por varios miembros de su «gabinete» por falta de liderazgo y por no haber hecho lo suficiente en la campaña por la permanencia del Reino Unido en la UE antes del plebiscito. El grupo parlamentario laborista debate este lunes una moción de confianza a Corbyn, pero éste ha indicado que si hubiera otra elección para elegir a un nuevo líder volverá a presentarse por considerar que cuenta con un fuerte apoyo de las bases. La portavoz de Educación del partido, Lucy Powell, que ya dimitió ayer, ha insistido en que no se trata de un «planeado golpe» contra Corbyn y recalcado que es una reacción a los eventos «sísmicos» de los últimos días en Westminster, sede del Gobierno. Las dimisiones de ayer se produjeron después de que Corbyn retirase de su equipo al portavoz de Exteriores, Hilary Benn, una de las figuras más destacadas de la formación. Moción de confianza Los diputados que han dimitido son las portavoces de Sanidad, Heidi Alexander; Educación, Lucy Powell; Medioambiente, Kerry McCarthy; Transporte, Lilian Greenwood; el portavoz para Escocia, Ian Murray; el portavoz de Justicia, Charles Falconer; para Irlanda del Norte, Vernon Coaker, y las responsables del Tesoro, Seema Malhotra, y Juventud, Gloria de Piero.También han renunciado Chris Bryant, portavoz del grupo parlamentario, y el «fiscal en la sombra», Karl Turner. Frente a estas dimisiones, el portavoz de Economía, John McDonnell, y la titular de Cooperación Internacional, Diane Abbott, viejos aliados del dirigente laborista, han apoyado a Corbyn. Corbyn, de 66 años y elegido en septiembre del año pasado, es un fuerte crítico del programa de austeridad del Gobierno, y cuenta con el apoyo de los principales sindicatos británicos. Se espera que los diputados laboristas voten mañana la moción de confianza a Corbyn tras debatirla hoy. Según las normas de la formación, puede convocarse otro concurso por el liderazgo si al menos 50 diputados apoyan a un nuevo candidato.
www.abc.es | 27/06/16
¿Es posible celebrar otro referéndum desde el punto de vista legal? El compromiso adquirido por el Partido Nacional Escocés (SNP) en 2015 decía que se podría convocar un segundo referéndum por la independecia si las circunstancias cambiaban «de forma significativa». Ejemplo de ello sería el Brexit, que habría modificado sensiblemente las circunstancias. El referéndum es posible, aunque todavía no es un hecho seguro al 100 por ciento. Conservadores y laboristas se oponen y los verdes –de los que depende el actual gobierno nacionalista– todavía creen que hay que sopesar si conviene celebrar la consulta en estos momentos. ¿Qué haría que Escocia diera un paso atrás? La región se enfrenta a dos problemas que aún no se han resuelto de cara a su eventual independencia: el petróleo y la moneda. La divisa que se usa en Escocia es la libra y hasta ahora los independentistas son favorables a su mantenimiento. Pero si quiere integrarse en la UE, tendrá que comprometerse a entrar en la zona euro. A una eventual Escocia independiente no se le podría aplicar el estatus de Gran Bretaña. Por otro lado, el precio del petróleo ha caído y no da señales de volver a recuperarse a corto plazo, algo que ha afectado también a Escocia y que la hace más dependiente del Gobierno británico y de sus transferencias económicas. ¿Cómo entraría una Escocia independiente en la UE? Debería seguir la vía tradicional, y también la más lenta, que consiste en pedir la adhesión y, después, negociar las condiciones, una vez que el Reino Unido haya completado su salida de la UE. Irlanda del Norte, sin embargo, podría tener acceso al modelo rápido si un país miembro como Irlanda se anexionase este territorio a modo de «ampliación interna». Escocia necesitaría el visto bueno de todos los socios de la UE. ¿Puede Escocia negociar directamente con la UE? La Unión Europea solo hace tratos directos con estados, no con regiones. Es el motivo por el que la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, también advirtió ayer de que su Gobierno hará todo lo posible para impulsar un segudo referéndum por la independencia. ¿Qué votó Escocia en el referéndum? Aunque el 52 por ciento de los británicos sentenció con su voto que Reino Unido debía abandonar la Unión Europea (UE), en algunas zonas como Escocia, Irlanda del Norte o Londres la población dejó claro que estaba a favor de la permanencia. ¿Cuál ha sido la reacción de Escocia después del Brexit? Nicola Sturgeon, líder del SNP, quiere iniciar conversaciones con la UE para proteger el lugar que ocupa su región dentro de la institución.
www.abc.es | 26/06/16
El delantero del Real Madrid Gareth Bale quiere extender la sorprendente actuación de Gales en la Eurocopa logrando el pase a octavos de final, un objetivo que tampoco ha logrado nunca Irlanda del Norte, su rival este sábado (18.00) en el Parque de los Príncipes de París. Dos días después del 'Brexit' que sacará al Reino Unido de la Unión Europea, la atención de las islas británicas se volverá momentáneamente al fútbol para contemplar un derbi entre dos de las selecciones más sorprendentes de esta Eurocopa, ambas debutantes y envueltas en un sueño del que aún no quieren despertar. [Dónde ver Gales-Irlanda del Norte] El papel de favoritos recae sobre los dragones, el equipo más goleador de toda la primera fase (6) junto con Hungría -curiosamente en la Eurocopa menos prolífica desde 1980-, y capaz de arrebatarle a Inglaterra el primer puesto del Grupo B, a pesar de la derrota frente a sus vecinos (2-1). Los triunfos ante Eslovaquia (2-1) y Rusia (3-0) llevaron a Gales a los octavos de final y, nada más barrer a los rusos, Bale avisó de que no se conforman. «Obviamente vas a un torneo por una razón, ganarlo, no para jugar tres partidos e irte a casa», animó el madridista, 'pichichi' de la competición junto con Álvaro Morata, ambos con tres goles. El 'Expreso de Cardiff' ha sido capaz de marcar en todos los encuentros de su selección en territorio francés y se ha mostrado como la punta de lanza perfecta de un equipo cerrado en defensa con su línea de cinco y sólido en el centro del campo bajo el gobierno de Aaron Ramsey. 36 años sin ganar En esta parte 'débil' del cuadro de las eliminatorias, ese en el que no comparecen las principales favoritas al título, también se ha colado Irlanda del Norte como una de las mejores terceras, a pesar de encajar sendas derrotas por 1-0 ante Polonia y Alemania. La victoria contra Ucrania (2-0) y los reflejos del portero George McGovern, que frustró a los alemanes y acabó provocando la clasificación de su equipo gracias a la diferencia de goles, han colocado en octavos de final a una de las selecciones teóricamente más débiles del torneo. Al contrario que Gales, que llegó a disputar los cuartos de final del Mundial de 1958, la 'Green and White Army' jamás había llegado tan lejos y afronta sin presión el duelo frente a un vecino al que no gana desde hace 36 años, una racha de ocho partidos saldada con cuatro victorias de Gales y cuatro empates.
www.abc.es | 25/06/16
El artículo 50 del Tratado de Lisboa establece el procedimiento para que un país abandone la Unión Europea. Lo primero que debe pasar es que el Reino Unido comunique formalmente su decisión en este sentido. Y aquí está el primero tropiezo, porque mientras el todavía primer ministro británico, David Cameron, ha dicho que dejará esta misión para quien le suceda después de la conferencia del Partido Conservador en octubre, desde Bruselas todas las instituciones y los partidos políticos le han respondido que esa es una posición inaceptable y que no causaría más que una incertidumbre prolongada. En la cumbre europea del próximo martes y miércoles se le pedirá claridad al británico. De momento, en la declaración conjunta de los presidentes de las tres instituciones que ha leído el responsable de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se declara anulado el acuerdo al que llegó Cameron en febrero para fijar las reglas de la excepción británica si se quedaban en la UE. Como estaba previsto, ese acuerdo «ha dejado de existir y no habrá renegociación». La amenaza lanzada durante la campaña según la cual «fuera es fuera» era en serio. Otros responsables políticos advierten en privado de que es «absolutamente necesario que el Brexit no sea un éxito» a corto plazo Sayed Kamal, el portavoz del Partido Conservador británico en el Parlamento Europeo, que era partidario del Brexit, dijo ayer por la mañana que las negociaciones pueden llevarse a cabo con serenidad «para acabar siendo buenos vecinos durante mucho tiempo». También Juncker ha dicho que las negociaciones se llevarán a cabo «buscando el beneficio de las dos partes», pero desde el punto de vista estratégico otros responsables políticos advierten en privado de que es «absolutamente necesario que el Brexit no sea un éxito» para Gran Bretaña a corto plazo, porque eso llevaría a otros países a imitar el gesto de dejar la UE. De momento, desde el punto de vista jurídico, mientras el Reino Unido no haya salido completamente de la UE sigue siendo un miembro de pleno derecho «con todas sus obligaciones y derechos» y la ley europea «está plenamente vigente en su territorio». Esa es la versión que pretende garantizar la seguridad jurídica en este periodo de transición. Según las disposiciones legales, lo único en lo que el Reino Unido no puede participar es en las decisiones que tienen que ver con las negociaciones sobre su retirada de la UE. Eso quiere decir que por ahora el comisario británico Jonathan Hill sigue siendo comisario europeo y sus decisiones son legales mientras no se haya consumado la salida total del Reino Unido. Los funcionarios de nacionalidad británica, sin embargo, seguirán siendo funcionarios europeos aún después de la desconexión porque cumplían la condición de ser nacionales de un Estado miembro en el momento del inicio de su carrera, aunque es evidente que dejarán de ocupar puestos de alta responsabilidad política. Muchos han anunciado que, dado que cuentan con varios años de residencia legal en Bruselas, pedirán la nacionalidad belga para regularizar su situación y volver a ser ciudadanos europeos. Otro de los aspectos que debe ser analizado es el futuro de las agencias europeas que están en el Reino Unido, ya que estas dependen de convenios entre la UE y el Gobierno británico. Una de ellas es precisamente una de las más importantes en todo este proceso, la Agencia de Supervisión Bancaria (EBA) cuyo mero traslado puede tener efectos directos en el mercado financiero. Una vez que se inicien las negociaciones se podrá empezar a descoser el complejo entramado económico e institucional para convertir a Gran Bretaña en un país tercero que puede elegir la legislación europea que quiere aplicar, pero que dejará de tener capacidad para diseñarla. El calendario De momento desde Bruselas se considera que lo más importante ahora es el calendario. Tanto los populares, como los socialistas, los liberales o los verdes han pedido que el proceso se ponga en marcha lo antes posible. La portavoz de la Izquierda Unitaria, Gabriele Zimmer, ha sido la primera en mencionar las consecuencias territoriales para el Reino Unido y ha apoyado abiertamente la celebración de referendos separados tanto en Irlanda del Norte como en Escocia, cuya población se ha manifestado mayoritariamente por permanecer en la UE. El Sinn Fein, el viejo brazo político del IRA, forma parte del grupo de la Izquierda Unitaria. La portavoz de los verdes, Rebecca Harms, también cree que el proceso que se inicia ahora desembocará en la partición del Reino Unido. Mientras Manfred Weber, líder de los populares europeos, opina que «la UE está abierta a nuevos miembros», en referencia a Escocia. El artículo 50 establece un plazo de dos años para que la legislación europea deje de tener vigencia en el territorio del país que deja la UE. Pero no dice que no se pueda hacer antes. De hecho resultaría muy extraño que en el segundo semestre de 2017 Reino Unido ocupase su turno de presidencia rotatoria, como está previsto según el calendario establecido, o que los británicos votasen en las elecciones europeas que tendrán lugar en mayo de 2019. Artículo 50, la puerta de salida El Reino Unido y la UE deberán definir sus futuras relaciones antes de que se consume su salida, que tendrá lugar en un máximo de dos años. El artículo 50 del Tratado de la Unión regula la salida de un socio del club: 1. Cualquier Estado miembro que quiera salir de la UE deberá hacerlo en acuerdo a sus requerimientos constitucionales. 2. El Estado miembro deberá notificar a la UE su decisión de salir. Tras ello la UE deberá llegar a un acuerdo con el país miembro sobre los mecanismos de salida, teniendo en cuenta las futuras relaciones con tal país. Deberá concluirse la relación por parte del Consejo Europeo tras la aprobación por mayoría del Parlamento Europeo. 3. Los tratados dejarán de tener efecto en el momento en que la UE y el Estado miembro lleguen a un acuerdo o en un máximo de dos años, a no ser que se llegue a un acuerdo para extender tal periodo. 4. El representante del Consejo Europeo del Estado miembro saliente no formará parte de las conversaciones de salida del Consejo Europeo. 5. Si el Estado miembro saliente decide volver a la UE, deberá seguir el procedimiento del Artículo 49 (que exige la unanimidad de los socios para su reingreso).
www.abc.es | 25/06/16
A muchos españoles que residen en Reino Unido el resultado del referéndum les ha pillado por sorpresa. En general, respiraban un ambiente en el que el Remain parecía la opción dominante, pero el Brexit ya es una realidad y la incertidumbre es una de las palabras que mejor describen el nuevo escenario. ¿Qué pasará cuando la salida de la Unión Europea (UE) se haga efectiva? ¿Deberán coger las maletas y regresar a España? ¿Tendrán que pedir la residencia al Gobierno de su país de acogida? La única certeza hasta ahora es que su poder adquisitivo ha quedado mermado por el descalabro de la libra. «Es pronto para sacar conclusiones pero, a medio o largo plazo, a los que vivimos aquí nos afectará», asegura Manuel Rivas, un español de 36 años que vive en Londres desde hace más de un año y que trabaja en el sector de Promociones y Eventos. «En Londres hay muchos ciudadanos de la UE. No pueden coger y echarnos a todos de la noche a la mañana», expresa este joven, quien también recuerda que el Gobierno británico ha dejado claro que Reino Unido tiene dos años para negociar los términos de su salida de la Unión. «No va a ser una deportación», tranquiliza Rivas. Manuel Rivas considera que, tarde o temprano, el Brexit afectará a los españoles de allí- CEDIDA Adriana Costoya Rodríguez es una joven de 23 años que desde noviembre también reside en Londres, hasta donde voló para mejorar su nivel de inglés. Es «au pair» y esta mañana, cuando ha acudido a sus clases, el director de la academia le ha contado que el Brexit podría acabar con su negocio. «El 80% de sus alumnos son 'au pairs' y si a partir de ahora se cierran las fronteras, países como Irlanda serán los elegidos por los jóvenes que unicamente quieran aprender inglés». «No pueden coger y echarnos a todos de la noche a la mañana» Un rato más tarde, en el metro, una londinense le ha comentado que la ciudad multicultural de Europa por excelencia no podía cerrar ahora sus fronteras: «No va con su esencia», le ha asegurado. Después, al llegar a casa, el padre de la familia de acogida con la que vive, le ha explicado que, a corto plazo, las consecuencias para Reino Unido van a ser «devastadoras» aunque finalmente la decisión acabe siendo beneficiosa». Como se puede leer, en una sóla mañana, esta graduada en Periodismo ha conseguido pulsar perfectamente el espíritu que se vive en la capital londinense donde ella únicamente permanecerá un par de meses más. «Estoy tranquila porque en el mes de agosto me vuelvo a España», suscribe Costoya, quien sin embargo conoce a otros europeos que están más preocupados: «Hay muchas familias, como una pareja de eslovacos que conozco, con hijos y trabajando aquí, que se encuentran un tanto abrumadas tras el referéndum porque desconocen en que situación quedan ahora». A Alberto Moreno le han escrito sus amigos británicos pidiéndole perdón por el Brexit- CEDIDA «Se trata de una situación de incertidumbre en la que no sabemos cómo nos afectará a nivel laboral», indica Alberto Moreno de la Gándara, un madrileño de 32 años que trabaja para una startup de biología molecular con sede en Cambridge y a quien, según confiesa, le han escrito «todos sus amigos británicos para pedirle perdón» por el resultado del referéndum. Además, lamenta que, como europeo, el Brexit signifique para él «la potencial pérdida de una serie de derechos, como el visado, el permiso de trabajo o residencia, cosas que ya teníamos ganadas por el simple hecho de pertenecer a un tratado económico común». Miguel García tiene dos trabajos en Escocia y ahora ve que sus ahorros se han devaluado- CEDIDA Por su parte, Miguel García Benito, un madrileño de 23 años, llegó hace casi dos años a Edimburgo (Escocia) para aprender inglés. Hoy trabaja por las mañanas en el departamento de Recursos Humanos de una cadena hotelera, ocupación que compagina con las labores de camarero en otro hotel. «Mi moneda valía más ayer que hoy» «Incertidumbre y desconocimiento de lo que va a pasar», dice al ser preguntado por su situación en estos momentos. «Mi moneda valía diez céntimos más ayer que hoy», añade indignado y es que, como muchos jóvenes españoles, García pretendía volver algún día, pero ahora se encuentra con que sus ahorros se han devaluado después del derrumbe de la libra. «Ha sido una sorpresa», insiste el joven, que en sus dos trabajos palpaba, en los días previos a la consulta, un ambiente a favor de permanecer en la UE. Esto se entiende, quizá, porque en el sector de la hostelería el porcentaje de extranjeros es muy elevado y sus compañeros escoceses «estaban muy seguros de que se iban a quedar», relata. «No he hablado con nadie que se quisiera el ‘Leave’», asegura antes de mostrar su disgusto con el resultado del referéndum: «No saben lo que han votado. Esto me impulsa, aún más, a irme», sentencia uno de los alrededor de 200.000 españoles que se estima que residen en Reino Unido.
www.abc.es | 25/06/16
Cayó el gobierno de Cameron. Escocia e Irlanda, pro europeos, quieren salir del Reino Unido.   Un clima de pesadumbre y lejos de alegría se apoderó de los británicos ante el triunfo del Brexit, que votaron masivamente pero que nadie imaginó que podría ganar.
www.clarin.com | 25/06/16
El artículo 50 del Tratado de Lisboa establece el procedimiento para que un país abandone la Unión Europea. Lo primero que debe pasar es que el Reino Unido comunique formalmente su decisión en este sentido. Y aquí está el primero tropiezo porque mientras Cameron ha dicho que dejará esta misión para el primer ministro que le suceda después de la conferencia del Partido Conservador en Octubre, desde Bruselas todos los partidos políticos le han respondido que esa es una posición inaceptable y que no causaría más que una incertidumbre prolongada. En la cumbre europea del martes y miércoles -donde ya se celebrará una reunión a 27, es decir la primera sin el Reino Unido- se le pedirá claridad al británico. Una vez que se ha desencadenado el mecanismo, la alta representante deberá hacer un informe de las relaciones con el país en cuestión que pasará a ser un país tercero y el Consejo Europeo nombrará a un negociador. Las negociaciones en este caso no necesitan ser equilibradas, puesto que el objetivo es separarse, así que si el Reino Unido no estuviera de acuerdo con alguna propuesta europea no tiene manera de arreglarlo. Sayed Kamal, el portavoz del Partido Conservador británico en el Parlamento Europeo, que era partidario del Brexit, ha dicho esta mañana que las negociaciones pueden llevarse a cabo con serenidad "para acabar siendo buenos vecinos durante mucho tiempo". Sin embargo, tanto los populares, los socialistas, los liberales o los verdes han pedido que el proceso se ponga en marcha lo antes posible. La portavoz de la Izquierda Unitaria, Gabriele Zimmer, ha sido la primera en mencionar las consecuencias territoriales para el Reino Unido y ha apoyado abiertamente la celebración de referéndum separados tanto en Irlanda del Norte como en Escocia, cuya población se ha manifestado mayoritariamente por permanecer en la UE. El Sinn Fein, el viejo brazo político de los terroristas del IRA, forma parte del grupo de la Izquierda Unitaria. la portavoz de los verdes, Rebecca Harms ha dicho también que cree que el proceso que se inicia ahora desembocará en la partición del Reino Unido. Manfred Weber, el líder de los populares europeos también ha dicho que "la UE está abierta a nuevos miembros" en referencia a Escocia. El artículo 50 establece un plazo de dos años para que la legislación europea deje de tener vigencia en el territorio del país que deja la UE. Pero no dice que no se pueda hacer antes. De hecho resultaría muy extraño que en el segundo semestre del año que viene Gran Bretaña ocupase su turno de presidencia rotatoria, como está previsto según el calendario establecido, o que votasen en las elecciones europeas de mayo de 2019. Pero lo cierto es que la legislación también especifica que mientras no esté fuera del todo, está dentro del todo. Eso tiene que ver por ejemplo con los cálculos del famoso cheque británico por el que se les devuelve una parte de sus contribuciones. Pero también tiene que ver con los miles de funcionarios británicos que trabajan en las instituciones. Lo primero que se congelará son las nuevas contrataciones. El futuro de los que ya forman parte del ejército de burócratas europeos se decidirá en las negociaciones, aunque es evidente que los que puedan quedarse dejarán de ocupar puestos de responsabilidad política. Muchos han anunciado que dado que cuentan con varios años de residencia legal en Bruselas, pedirán la nacionalidad belga. Y a partir de la desconexión los británicos deberán elegir qué tratamiento dar a los viajeros y residentes del continente, que seguramente tendrá consecuencias de reciprocidad respecto a los británicos que viven en la UE. Pero para los irlandeses la frontera terrestre con Irlanda del norte se convierte en frontera exterior y según las reglas de Schengen debe quedar cerrada y sujeta al control de pasaportes, igual que la de Gibraltar con España. Esa es la razón por la que los norirlandeses quieren permanecer en la UE. Este inconveniente puede tener efecto en la fluidez de los viajes a la city y la opinión de las empresas que pueden preferir desplazarse hacia Francfort como centro de operaciones. Las instituciones europeas van a favorecer en todo caso este tránsito, porque el peor espectro ahora sería que la operación de salir de la UE fuera percibida como un éxito o un gesto neutro para el país que abandona el proyecto, porque daría alas a los euroescépticos de todo signo. Weber insiste en que las cosas deben hacerse de modo que quede claro «que el problema lo tienen los británicos y no nosotros».
www.abc.es | 24/06/16
Los columnistas de diario ABC analizan las causas y las consecuencias del Brexit . Corresponsales, enviados especiales y firmas del periódico dan su visión sobre lo ocurrido en Reino Unido: [Aquí, todo el contexto: Reino Unido elige irse] Difícil vender algo que no es bueno (Luis Ventoso) El Brexit ha goleado contra pronóstico: 51,8-48,2, más de un millón de votos de ventaja y 3,6 puntos arriba. Solo Escocia, Irlanda del Norte y Londres han optado por la permanencia, tres islas que no han podido contener un tsunami nacionalista. Lo cierto es que cuesta encontrar un británico que simpatice por completo con la Unión Europea, incluso ante quienes lo voten (tampoco el Leviatán bruselense ayuda mucho a generar simpatía, con su falta de democracia interna y su exasperante lentitud operativa). De ahí, de ese endémico antieuropeísmo, viene la derrota de Remain. Tanto Cameron como Corbyn son euroescépticos confesos, han llegado a reconocerlo en plena campaña, y es muy difícil vender algo diciendo que no es bueno. Ganó Nigel Farage (Ramón Pérez-Maura) Hace sólo cinco años, el extremista Nigel Farage era un ser marginal, que había abandonado el Partido Conservador y se había lanzado a engordar un monstruo que hoy ha derribado el establishment británico. En esos días no conseguía que nadie le hiciese ni una entrevista. En 2014 te decían que era poco relevante, pero el veneno que portaba Farage ya había infectado al partido conservador Desde un partido cuyas bases cabían en un taxi fue difundiendo por todo el país el mensaje del odio a Europa. Fue una siembra exitosa que ya se puso de manifiesto en dos elecciones europeas en las que conseguía resultados crecientes. Hasta ganar las elecciones europeas de 2014. Todavía entonces te decían que eso era poco relevante porque en las elecciones generales su resultado sería marginal. Y así fue en las de 2015. Pero el veneno que portaba Farage ya había infectado al Partido Conservador en el que muchos temían el voto que le estaba quitando en tantas partes del Reino Unido. Y eso fue juntar él hambre con las ganas de comer. Muchos conservadores que habían sido matizadamente euroescépticos tuvieron una nueva causa por la que luchar: ser más radicales, más populistas y más euroescépticos que Farage. Todo un reto. Salvador Sostres Los gobernantes están para tomar decisiones, y sobre todo las decisiones importantes. Los referendos son pupulismo y que la democracia sea el menos malo de los sistemas no significa que tengamos que abusar de ella. Manuel Marín Una de las consecuencias será una reafirmación del populismo como corriente de poder fáctico La Europa que hemos concebido durante más de 50 años estaba tocada en su diseño, estructura y eficacia. El Brexit era la prueba definitiva para calcular su resistencia, y se ha roto por la cuaderna. Ahora la UE tendrá que hacer malabarismos para no hundirse. Las tres principales, y muy preocupantes consecuencias, serán una reafirmación del populismo como corriente de poder fáctico en cada vez más países europeos; la incertidumbre económica y financiera cuando el mundo aún ha sido incapaz de recuperarse de la crisis global; y el efecto contagio que pueda tener en otros países, en los que la salida de la Unión de Gran Bretaña se transformará en un argumento atractivo de castigo al sistema, y no en lo que es: un riesgo para retroceder 50 años en la historia de las democracias occidentales. Las alarmas se han encendido. Un «Braveheart» paleto (Rosa Belmonte) Hace poco, una residente británica en San Pedro del Pinatar (Murcia) bromeaba con el Brexit: «Imagina que tuviéramos que regresar todos los británicos que viven en Europa. Nos colocarían en una ciudad hecha con tiendas de campaña en la costa sur inglesa, como en un campo de refugiados, y saldríamos encaramándonos a la parte trasera de los camiones, intentando volver a España». Pero no todos los británicos tienen ese sentido del humor. Con el resultado del referéndum está claro que la mayoría vive en la nostalgia del Imperio, en la consideración de que su país es superior a los demás. También está claro que la posibilidad de una isla es ya la certeza de una isla. Que ganen tipos como Nigel Farage o Boris Johnson deprime a cualquiera. Que Cameron se haya hecho sitio en la Historia con la decisión de convocar el referéndum, también. Se tira de Churchill y de Thatcher, de que ellos no lo hubieran hecho. Pero lo que tenemos es a Cameron, a Farage, a Johnson o a Donald Trump, que dice que los británicos por fin han tomado el control de su soberanía. Lo que han hecho es un ‘braveheart’ paleto contra Europa. Como dice José Antonio Montano, el quinto «beatle» era Paco Martínez Soria. La eutanasia europea (Mayte Alcaraz) Lo que acaba de ocurrir en el Reino Unido consagra una realidad inquietante: la Unión Europea no es un proyecto ireversible Si hasta hace poco la entrada a un club era una experiencia envidiable y ahora uno de sus miembros más destacados decide marcharse, ese club tiene un problema grave. Lo que acaba de ocurrir en el Reino Unido consagra una realidad inquietante: la Unión Europea no es un proyecto irreversible sino un trabajo escolar con recortables. Es solo un síntoma de que en esta primera mitad del siglo XXI algunas sociedades occidentales, la ciudadanía europea, ha decidido en un proceso de involución muy peligroso hacer una copia mala del siglo XX: nacionalismos, radicalismos, populismos... Curioso: las sociedades más avanzadas, cuyo nivel de progreso ha tocado la cima del bienestar, han decidido practicar el suicidio inducido a través de las urnas. En España estamos a un cuarto de hora. Para ser más exactos, a un día de reflexión de practicarnos la eutanasia. Jaime González El Brexit es la consecuencia directa de esa politica naif que nos invade y que lo consulta todo al pueblo porque no existe liderazgo. Ahora que los lideres no abundan emergen los aprendices de brujo.
www.abc.es | 24/06/16
ANTECEDENTES. Los ingleses no siempre fueron tan euroescépticos. En 1961 llamaron por primera vez a la puerta del Mercado Común, pero el altivo general De Gaulle los vetó varias veces. Ingresaron por fin en 1973 y dos años después aprobaron en referéndum continuar dentro, con un 67% de apoyo. El Partido Conservador pidió entonces el “sí”. En los noventa, las épicas peleas presupuestarias de Thatcher con Bruselas siembran las primeras semillas antieuropeas en la familia tory, que brotan frondosas cuando su sucesor John Major firma el tratado de Maastricht en 1992. La herida euroescéptica siguió abierta desde entonces en el partido. Cameron quiso cerrarla definitivamente con la consulta y, sobre todo, buscó proteger su flanco electoral derecho ante la crecida de UKIP, partido eurófobo y casi xenófobo que cala en las clases populares inglesas. BORIS. Se llama Alexander Boris de Pfeffel Johnson y es periodista. Nació en Nueva York hace 52 años y tiene sangre turca (un abuelo), suiza, francesa e inglesa. Aclamado alcalde de Londres durante dos mandatos, hace solo un par de años defendía seguir en el mercado único europeo. Se ha puesto al frente de la campaña Leave para intentar alcanzar así el sueño de su vida, dormir en el Número 10. Ha cultivado el nacionalismo inglés en la campaña y presenta la jornada de mañana como “el Día de la Independencia”. Ha recurrido estos días a numerosos datos y afirmaciones mendaces, como que Turquía va a entrar en la UE ya, o que Londres envía a Bruselas cada semana 350 millones de libras (se probó que son 130). Su padre y sus hermanos apoyan a Remain. CAMERON. Tremenda encrucijada la de hoy para su carrera. Si gana el referéndum, será a sus 49 años el político más exitoso de la posguerra, con dos victorias electorales -una con la primera mayoría absoluta tory desde 1992- y triunfos en dos referéndums a cara de perro, el escocés y el europeo. Si pierde, él asegura que seguirá en el poder. Pero habrá un motín de tories eurófobos para desalojarlo al momento. Ha reconocido en campaña que es euroescéptico, pero recomienda seguir en la UE por la economía y razones de seguridad. Cameron trata a Boris, quien se cree mucho más listo que él, con cierto paternalismo. Patricios ingleses, ambos pasaron por Eton y Oxford. Han fingido llevarse bien durante años, pero nunca han sido amigos. COX. El salvaje asesinato de la diputada laborista Jo Cox, que ayer habría cumplido 42 años, a manos del desequilibrado neonazi Thomas Mair, sacudió y estremeció la campaña. Era una activa pro europeísta y una mujer admirada por su compromiso solidario con los países del tercer mundo y su buen humor. Su marido Brendan, antiguo asesor de Gordon Brown, asegura que “fue asesinada por sus ideas políticas”. GOVE. El cualificado y sinuoso ministro de Justicia, Michael Gove, escocés de 48 años, ha sido para Cameron el “tú también, Bruto” de esta campaña. David y Samantha eran amigos personales de Gove y su esposa Sarah. Fue adoptado cuando tenía cuatro meses por una familia dueña de una piscifactoría escocesa, que quebró. Culpa a la UE de aquella bancarrota y dice que es lo que lo hizo euroescéptico. Ha derrapado mucho en campaña, abogando por no creer a los expertos. Ayer pidió disculpas por comparar el trato de Remain a Leave con los nazis que se reían de los experimentos de Einstein. FARAGE. El hombre de las pintas, el inteligente líder populista y populachero de UKIP, ha sigo el garbanzo negro de la campaña. Nadie, ni siquiera Gove y Boris, ha dejado de condenar su bochornoso cartel electoral con una cola de refugiados bajo el lema “Punto de ruptura”. Pero tiene su público. El xenófobo UKIP ganó las europeas de 2014 y obtuvo cuatro millones de votos en las generales de hace un año PARLAMENTO. Es abrumadoramente europeísta. De los 650 diputados de los comunes, 478 votarán “In” (73,5%) y 159 “Out”, menos de un cuarto. Guardan su secreto el 1,4% de sus señorías. PERFILES. Escocia, Irlanda del Norte y Londres, por este orden, son los territorios más europeístas. Los que menos East Anglia y las Mindlands, la franja del centro de Inglaterra. El prototipo del perfecto votante del “In” sería una escocesa universitaria, de entre 18 y 29 años, clase alta o media y simpatizante de Los Verdes. El perfecto “outer” sería un varón de más de 60, sin estudios, de clase baja, trabajador manual y votante de UKIP. PRONÓSTICOS. Las encuestas han ido fluctuando, más bien cerca de un empate. Ayer el barómetro de sondeos de “Financial Times” daba un punto de ventaja a Leave y el del “Telegraph” situaba dos por delante a Remain. El indicador de los mercados del juego, que acierta en el Reino Unido más que la demoscopia, da 76% de posibilidades al “In”, con más de cien millones de libras colocados en la mayor apuesta no deportiva de la historia del Reino Unido. Hay más indicios pro “In”: la libra se apreció fuertemente el lunes y martes y la bolsa, el FTSE 100, subió ayer a las 2.30 (hora española) 50 puntos, su pico más alto en dos semanas. Lo normal es que gane la permanencia. RAZONES. La campaña del “In” defiende que el país será “mejor, más fuerte y más seguro” dentro de la UE. Pero en la práctica, Cameron y Osborne casi se han limitado a apelar al miedo al shock económico que traería el Brexit. El Gobierno ha dicho que cada hogar perdería 4.500 euros anuales, subirían la cesta de la compra y las hipotecas y se perdería empleo. También han amenazado con un “Presupuesto de Emergencia” en caso de Brexit, con subidas de impuestos y recortes sociales para ahorrar 30.000 millones de libras. Leave llama a esos augurios económicos el “Proyecto Miedo”. Su discurso es que el país ha perdido democracia y soberanía, inmolados ambos en el altar burocrático de Bruselas, y es hora de “retomar el control”. Alegan que la primera corte británica es ahora el Tribunal de Justicia Europeo. Su gran arma ha sido la inmigración. Recuerdan cada día, a veces con tintes xenófobos, el dato cierto de que Cameron prometió cien mil inmigrantes al año y ahora son 330.000. Nacionalismo sentimental, que se condensa en las apelaciones de Boris que enardecen al público. “El Día de la Independencia”. Como la película de Hollywood. REPERCUSIONES. Si en la madrugada de mañana hubiese Brexit, algunos bancos globales auguran una devaluación de la libra de hasta el 20% y que el FTSE caería a los 4.900 puntos, dejándose 346.000 millones de libras. El Gobierno ha preparado un plan de emergencia ante la (improbable) salida. RESPALDOS. Ningún aliado importante histórico del Reino Unido (EE. UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda) apoya el Leave. El FMI, Obama, la OCDE, la patronal británica CBI, la mayoría de los grandes empresarios locales, la City y la gran banca están por la permanencia. Remain recuerda como caricatura –aunque es bastante cierto- que los únicos líderes foráneos que están por el Out son Donald Trump y Marine Le Pen.
www.abc.es | 23/06/16
Este jueves se celebra el referéndum para decir la permanencia o salida del Reino Unido en la Unión Europea. Aquí respondemos a algunas preguntas para estar informado al detalle sobre la consulta del Brexit. ¿Qué se les pregunta a los británicos? La pregunta que los ciudadanos británicos encontrarán en la papeleta reza así: ¿Debería permanecer el Reino Unido como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea? ¿Qué significa la palabra Brexit? Brexit es una abrevación de los términos en inglés «British», británico, y «exit», salida, en referencia a la posibilidad de abandonar la Unión Europea. ¿Cuánto dura la votación? Los británicos podrán votar este jueves 23 de junio desde las 07:00 hora local (las 08:00 en España), hasta las 22:00 hora local (las 23:00 en nuestro país), cuando se cerrarán los colegios electorales. ¿Quién puede votar? Todos los ciudadanos británicos, norirlandeses y pertenecientes a la Commonwealth que sean mayores de 18 años y residan en el Reino Unido o Gibraltar. Los residentes fuera del Reino Unido podrán votar sólo si han estado registrados como residentes en el Reino Unido en los anteriores 15 años, informa la web oficial del Gobierno británico. Se calcula que pueden votar más de 46 millones de británicos. ¿Cómo se dividen los votos en el Reino Unido? El mapa electoral está dividido en doce regiones entre Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte y Gibraltar. Estas once regiones se subdividen en 382 ciruncsripciones. ¿Cuándo se conocerán los resultados? Oficialmente los resultados no se anunciarán hasta el día siguiente. El mediodía del viernes la presidenta de la Comisión Electoral Jenny Watson anunciará el resultado definitivo en el Ayuntamiento de la ciudad de Manchester. Sin embargo, conforme vayan conociéndose los resultados de cada circunscripción los medios irán publicando resultados preliminares. La cadena británica BBC asegura que sobre las 04:00am hora local (una más en España) los resultados serán definitivos . ¿Cómo ha discurrido la campaña? La campaña por el referéndum ha sido tumultuosa, violenta y divisiva. El pasado 16 de junio un partidario del Brexit asesinó a la diputada laborista Jo Cox tras salir de un mitin por la permanencia, causando un revuelo nacional. Llamativa también fue la batalla naval en el río Tamesis entre las flotillas rivales, lideradas por el rockero Bob Geldoff apoyando la permanencia y el líder del UKIP Nigel Farage apoyando la salida de la Unión Europea. ¿Qué pronostican las últimas encuestas? Las encuestas se encuentran muy ajustadas a un día de la votación. Tras varias semanas donde la salida ganaba por amplio márgen la permanencia en la Unión ha ido recuperando terreno desde la muerte de Jo Cox. El lunes el Daily Telegraph daba hasta siete puntos de ventaja a la opción de la permanencia. Sin embargo ayer la empresa de encuestas Survation pronosticaba unos resultados muy ajustados con una ventaja de tan solo un punto, 45% contra el 44% para los partidarios de permanecer en la Unión. En esa encuesta incluía a un 11% de indecisos que pueden ser claves para determinar la balanza hacia un lado u otro. ¿Quiénes son las principales caras de la campaña del «In» (permanencia)? El primer ministro británico David Cameron lidera la campaña por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, junto con el recién elegido alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, son también algunas de las caras visibles por la permanencia en la Unión. El Partido Liberal Demócrata, el Partido Nacional Escocés así como el Partido Laborista de Irlanda del Norte y el Partidos de los Verdes también apoyan permanecer en la Unión. ¿Quiénes s0n las principales voces en la campaña del «Leave» (salir)? El exalcalde de Londres y miembro del partido conservador Boris Johnson es la mayor cara visible de la campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea junto con su compañero de partido Michael Gove. El líder del Partido Independiente del Reino Unido (UKIP) Nigel Farage también apoya el Brexit. Además, según la BBC, varias organizaciones como «Agricultores por Gran Bretaña», «Musulmanes por Gran Bretaña» y el grupo gay «Abierto y Orgulloso» también apoyan la salida de la Unión ¿Es el referéndum vinculante? No es un referéndum legalmente vinculante. Si vence la salida de la Unión Europea los diputados británicos p odrían bloquarla en el Congreso aunque esta es una opción muy poco probable y con casi total seguridad se respetará la decisión de los ciudadanos. ¿Hay algún precedente de salida de la Unión Europea? No. Hasta ahora ningún país miembro ha salido de la Unión. Sin embargo Groenlandia , región autónoma dentro de Dinamarca, rompió sus vínculos tras votar en un referéndum en 1982 para no formar parte del mercado común y desde entonces mantiene acuerdos bilaterales con la Unión y recibe fondos económicos de ésta.
www.abc.es | 21/06/16
LONDRES (Sputnik) — El viceministro principal de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, ha declarado a Sputnik Nóvosti que la salida de Reino Unido de la Unión Europa en el referéndum del día 23 puede acelerar el proceso de unificación política de la isla.

El Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional se estableció como la referencia por excelencia sobre los niveles de corrupción, desde que se calculara por primera vez en 1995. En este índice, Noruega ocupa la quinta posición.

La nueva clasificación, en la que Noruega es el primer país, se establece según un nuevo “Índice de Integridad Pública” calculado por el proyecto ANTICORRP, un grupo de investigación financiado por la UE. Según exponen los investigadores, el índice mide la corrupción mediante variables objetivas, en lugar de basarse en la percepción de los niveles de corrupción de un país.

“Si bien debemos reconocer el mérito del índice [de Transparencia Internacional], se trata de un índice subjetivo”, afirmaba Alessio Terzi, afiliado del grupo de expertos Bruegel en Bruselas, en una introducción a una charla centrada en el Índice.

Y, aunque la nueva medida guarda relación con el antiguo Índice de Percepción de la Corrupción y con las cifras del Banco Mundial sobre control de la corrupción, también demuestra que, en Europa, los habitantes de Italia creen que su Gobierno es más corrupto de lo que realmente es, mientras que los alemanes tienen una visión quizás demasiado favorable de su administración.

En efecto, Italia ocupa el puesto 27 en el Índice de Percepción de la Corrupción y el 20 en el Índice de Integridad Pública, en una lista de 28 países europeos sobre los que ofrecen datos ambos índices, según un análisis realizado por VoxEurop.

Alemania, a pesar de estar en el sexto puesto en la Percepción de Corrupción, acaba en el puesto octavo en el índice de ANTICORRP. Austria pasa de la posición 10 a la 14, Bélgica de la 9 a la 11, y Croacia, del puesto 21 en Percepción de la Corrupción, al 28 en el Índice de Integridad Pública. República Checa mejora levemente y pasa del puesto 19 al 15.

El Índice de Integridad Pública de ANTICORRP utiliza los "big data" disponibles públicamente en seis ámbitos clave identificados por los investigadores para medir la corrupción: independencia judicial, carga administrativa, apertura comercial, transparencia presupuestaria, ciudadanía digital y libertad de prensa.

Los criterios se han seleccionado en función de un marco teórico creado por Alina Mungiu-Pippidi, profesora en la Hertie School of Governance y un equipo del Centro Europeo de Investigación contra la Corrupción y la Construcción del Estado (ERCAS). Los investigadores de ANTICORRP además aplican una definición más amplia de corrupción que incluye también la atribución de contratos o fondos públicos a amigos de políticos, entre otros criterios.

Mungiu-Pippidi afirmó en el grupo Bruegel de Bruselas que la corrupción, es “cualquier forma de favoritismo, legal o ilegal, que genere un privilegio o la discriminación de ciudadanos o empresas por la acción de una autoridad pública”.

“Nos preocupa el soborno, pero nos preocupa mucho más el favoritismo político”, explicaba Mihaly Fazekas, investigador asociado del departamento de sociología de la Universidad de Cambridge, que también participó en el proyecto de ANTICORRP.

Según Mungiu-Pippidi, solo hay alrededor de 20 países en los que los recursos públicos se distribuyen equitativamente. Nueva Zelanda (4º puesto), Estados Unidos (10º), Corea del sur (16º) y Costa Rica (18º) son los países no europeos entre los 20 primeros en el Índice de Integridad Pública.

Chad y Venezuela ocupan los últimos puestos de los 105 países incluidos en el índice. Estos dos últimos países también registran una mala puntuación en el Índice de Percepción de la Corrupción, en el que ocupan los puestos 147 y 158, respectivamente, de los 168 países incluidos en el índice de Transparencia Internacional.

Nuevos modos de luchar contra la corrupción

Mungiu-Pippidi expuso que la corrupción sigue siendo un problema en Europa y que es la responsable de la mitad de la pérdida de confianza en las instituciones europeas en el tiempo transcurrido entre las dos últimas elecciones europeas.

“Si todos los países de la UE tuvieran que controlar la corrupción en todos los niveles de los Estados más avanzados de la UE, obtendríamos de inmediato la mitad del presupuesto de la UE para este año”, sobre todo en impuestos, explicaba.

No obstante, Europa ha estado luchando más que nunca contra la corrupción, afirmaba Carl Dolan, director de la oficina de Transparencia Internacional de Europa, aunque los marcos legales europeos sigan siendo débiles y aún quede mucho por hacer.

Otro de los objetivos del índice de ANTICORRP es señalar las áreas claves en las que hay que trabajar para contener la corrupción. El Índice “muestra importantes áreas de reformas”, según se lee en el sitio web del Índice. “Si un país no funciona bien en estas áreas, es poco probable que pueda controlar la corrupción”.

El concepto de la ciudadanía digital incluye el porcentaje de población con acceso a Internet de banda ancha, así como el porcentaje de usuarios de Facebook en un país. La medida de la carga administrativa incluye cifras como el número de procedimientos necesarios para poner en marcha un negocio o el número de pagos de impuestos al año, según el sitio web.

La mayor diferencia entre el país con la mejor y la peor puntuación de la UE, Noruega y la región de EE. UU. se registra en el ámbito de la independencia judicial, con puntuaciones que van desde el 9,86 sobre 10 de Finlandia, hasta el 3,37 de la República Eslovaca. Las puntuaciones en libertad de prensa oscilan entre el 5,21 (Grecia) y el 10 (Noruega y Suecia). Bélgica, Croacia, Grecia, Malta y Lituania ocupan las peores posiciones en transparencia presupuestaria, con puntuaciones inferiores a 7, mientras que Irlanda y Francia lideran en apertura comercial.

En todo el mundo, Venezuela se sitúa en el último puesto en independencia judicial y en carga administrativa, mientras que Sierra Leona es el último país en ciudadanía digital, ambos países con una puntuación de 1 sobre 10 en estas categorías. En lo que respecta a transparencia presupuestaria en todo el mundo, Bolivia, Chad, Egipto, Líbano, Birmania, Catar, Arabia Saudí y Venezuela registran una puntuación de 1 sobre 10, mientras que Finlandia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, de 10 sobre 10.

Aún así, no muchos países acudieron a Lancaster House, cerca del Palacio de Buckingham, en Londres, el 12 de mayo de 2016, para asistir a la primera cumbre mundial contra la corrupción. En dicha cumbre, David Cameron denominó la corrupción como “el cáncer en el núcleo de tantos problemas del mundo” y “uno de los mayores enemigos del progreso de nuestro tiempo”.

Tras una jornada de conversaciones, los alrededor de 40 países asistentes firmaron un compromiso para “exponer la corrupción allí donde se encontrara, perseguir y castigar a los que perpetren actos corruptos, los faciliten o sean cómplices de ellos, ayudar a las comunidades que padezcan este mal y garantizar que no se desarrolle en nuestras instituciones gubernamentales, en nuestras empresas y en nuestras comunidades”.

Según afirman los investigadores, el Índice de Integridad Pública constituye una nueva herramienta para medir los efectos concretos, más allá de los titulares que acaparan estas políticas. Pero su dependencia de los datos públicos y de fuentes abiertas es uno de sus puntos débiles.

“Lo importante es que estos datos están ahí”, afirmaba Fazekas. “Lo que hemos hecho ha sido crear las herramientas para analizarlos”.

www.voxeurop.eu | 10/06/16
La Comisión Europea ha planteado a España la necesidad de reducir su déficit del 5% del PIB al 3,7% en 2016 y el 2,5% en 2017, pero el Gobierno podría reducirla solo al 2,9%, como prevé en sus estimaciones, y escapar así del procedimiento de déficit excesivo de Bruselas. Una vez que un estado reduce su agujero público por debajo de este umbral la influencia de la UE sobre el país en cuestión es menor, si bien Bruselas continuará pidiendo que el Gobierno ajuste su desequilibrio presupuestario al 2,5%, según señalan fuentes comunitarias a EP. Por su parte, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, señaló la pasada semana que España podría cumplir el objetivo de déficit público en 2016 solo con la aplicación de los acuerdos de no disponibilidad de gasto previstos para este año, para reducirlo en ausencia de más medidas al 2,9% en 2017 gracias a la inercia del ciclo económico. A partir de ahí, Guindos dejó la puerta abierta al próximo Gobierno para que adoptase las medidas preceptivas para rebajar el saldo negativo de las cuentas públicas al 2,5%. Por otro lado, Bruselas ha pedido a España un esfuerzo estructural del 0,75% para cumplir esta senda, el primer 0,25% este año, que el Gobierno en funciones da por cubierto con esos acuerdos, y el 0,50% restante en 2017. Sin embargo, estas fuentes indican que se dicho límite al gasto podría tomarse como un esfuerzo estructural en la medida en que fuera «permanente». El problema que viene: la deuda Además, la vigilancia de Bruselas no se limita sólo al déficit, sino también a los desequilibrios económicos que persisten y, sobre todo, a la elevada deuda pública de España. Así, además del procedimiento de déficit excesivo en el que aún se encuentra la economía española, también está inmersa en un menos conocido proceso de vigilancia de los desequilibrios macroeconómicos, en cuya posición España va mejorando, pero del que las mismas fuentes han indicado que va a tardar mucho tiempo en salir. Actualmente, España está siendo objeto de esta vigilancia a la par que Finlandia, Alemania, Irlanda, Holanda, Eslovenia y Suecia. Otros países de la UE se encuentran, no obstante, en una situación de desequilibrios excesivos, que España ya ha dejado atrás. Uno de los principales desequilibrios es el de la deuda pública, que supera el 100% del PIB. La Comisión Europea da por hecho que España seguirá siendo una de las economías más fuertes de Europa el año que viene, pero alcanzar el objetivo del deuda del 60% que prevé la UE, más aún en un contexto de inflación negativa, parece complicado. El reglamento comunitario indica que, una vez un país sale del procedimiento correctivo del déficit, del que España saldría previsiblemente en 2018, año para el que las previsiones de su programa de estabilidad ya debería fijar un déficit inferior al 3%, se activaría un procedimiento preventivo, muy estricto también. Según este procedimiento, España tendría que rebajar su exceso de deuda pública a un ritmo del 5% anual, lo que supone unos dos puntos porcentuales. No obstante, en este caso se tiene más en cuenta el ciclo económico y existen mayores flexibilidades, por lo que en caso, por ejemplo, de que la inflación se mantenga en niveles muy bajos, la Comisión Europea podría abrir algo la mano a la hora de exigir el cumplimiento. En caso de que un país no cumpla tampoco esta senda de reducción de la deuda pública, podría enfrentarse a sanciones de hasta el 0,2% del PIB, igual a las que aún está por ver si la Comisión Europea impone a España por el incumplimiento del déficit en 2015.
www.abc.es | 31/05/16
Estados Unidos ha perdido en el último año el puesto de país más competitivo del mundo, que ahora ocupa Hong Kong seguido de Suiza, con lo que el país americano ha quedado relegado a una tercera posición, según el informe anual del Centro Mundial de la Competitividad (CMC). Según los analistas de este centro de estudios, el poderío económico de Estados Unidos ya no basta para mantenerlo en la cumbre de la competitividad mundial, donde estuvo los últimos tres años. Este ránking es elaborado en función del análisis de 340 criterios que se derivan de cuatro factores: desempeño económico, infraestructura física e intangible (educación y sistemas de salud), así como eficiencia gubernamental y empresarial. Asimismo, se basa en las repuestas de 5.400 ejecutivos y personas de negocios a los que se pide evaluar a sus propios países. Para el actual informe, el sondeo culminó hace sólo un mes y reflejó que «la incertidumbre política relacionada con las elecciones presidenciales» y la posibilidad de que el republicano Donald Trump llegue a la presidencia dominan la clase ejecutiva de EEUU, dijo a Efe el director del CMC, Arturo Bris. «La inestabilidad de las políticas penaliza mucho la competitividad. La creación de valores y de empresas requiere que haya certidumbre sobre las políticas, ya que las percepciones determinan el futuro», explicó. Hong Kong se ha erigido como el estandarte de la competitividad gracias a que ha creado un entorno muy favorable para los negocios y a que se ha posicionado como un centro bancario y financiero de renombre. Esta región china, que goza de una amplia autonomía en todas las áreas con excepción de defensa y asuntos exteriores, ha impulsado la innovación a través de impuestos que los autores del informe consideran «bajos y simples», y de la ausencia de restricciones para que los capitales entren y salgan de este territorio. Asimismo, destaca que Hong Kong representa una puerta de entrada privilegiada para las inversiones extranjeras directas a China continental, al mismo tiempo que permite a los inversores de este país tener acceso a los mercados de capitales globales. Sin embargo, el informe recalca que aparte de China, Hong Kong y de Singapur, la competitividad del resto de Asia «ha retrocedido en su conjunto» desde el anterior informe de hace un año. Esto explica que Taiwán, Malasia, Corea del Sur e Indonesia hayan perdido varias posiciones en la clasificación respecto a 2015. Compromiso con la calidad en Suiza De Suiza se explica que, a pesar de su pequeña talla, ha logrado subir al segundo lugar por su compromiso con la calidad. «Esto le permitió reaccionar rápido para mantener su economía en alto», señala el informe que el CMC actualiza anualmente desde 1989 y que es considerado un referente académico. Después de Hong Kong, Suiza y China siguen en la clasificación de países más competitivos -en orden descendiente- Singapur, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Noruega y Canadá. Alemania, el país con más peso económico de la Unión Europea, aparece en la decimosegunda posición, mientras que Reino Unido, que en menos de un mes votará en un referéndum su permanencia o no en el bloque comunitario, se encuentra en el decimooctavo lugar. Bris explicó que el patrón común de los países que se encuentran en los primeros veinte lugares del ránking es que han dirigido sus esfuerzos a crear un ambiente favorable a los negocios e inversiones, al tiempo que se han dotado de infraestructuras y de instituciones inclusivas. En Europa, fueron los países del este -en particular Letonia, Eslovaquía y Eslovenia- los que han mostrado «los avances más significativos» en materia de competitividad. Los países de Europa occidental también han mejorado en esa ámbito de la mano con la recuperación del sector público en el periodo poscrisis.
www.abc.es | 30/05/16
Kevin Vickers, uno de los hombres más queridos de Canadá por su esencial intervención en un atentado yihadista fallido de 2014, se encuentra ahora en el centro de las críticas por haber retenido a un manifestante irlandés que irrumpió en un evento conmemorativo en Dublín. El activista, Brian Murphy, señaló que en ningún momento actuó con mala voluntad. El suceso ocurrió el pasado jueves en un cementerio de la localidad irlandesa durante un acto en honor a los soldados británicos que murieron en el Alzamiento de Pascua de 1916. Las imágenes de la detención, que se difundieron rápidamente a través de YouTube, provocaron todo tipo de opiniones entre aquellos que defendían la actuación de Vickers y los que creían que, en esta ocasión, su actuación había sido exagerada. «Puede ser que tuviese una percepción diferente de lo que estaba pasando o de lo que cuáles eran mis intenciones», afirmó Murphy, de 46 años, a medios canadienses. Su objetivo, añadió, no era otro que el de llamar la atención internacional acerca de la «injusticia» que han sufrido muchos hombres encarcelados en Irlanda. El manifestante, que trabaja como director en un centro juvenil de Dublín, se enfrenta a una acusación de violación del orden público. Por su parte, el republicanismo irlandés ha exigido una disculpa al gobierno del país norteamericano y el cese de Vickers como embajador de Canadá: «Su posición no le permite involucrarse en asuntos internos de Irlanda», afirmó en un comunicado la «Irish Republican Prisioners Welfare», organización de la que es miembro Murphy.
www.abc.es | 27/05/16
La sede de la Comunidad de Madrid se convertirá la noche del próximo viernes en escenario del primer asalto de la final de la Champions League , con un «duelo» tuitero entre los seguidores del Real Madrid y el Atlético de Madrid que podrá ser contemplado en la fachada de la Real Casa de Correos, ha informado la Comunidad en un comunicado. De esta manera, durante dos horas -de 22.00 a 24.00 horas-, los seguidores de los equipos madrileños podrán enviar tweets de apoyo a los mismos que serán proyectados en este emblemático edificio y que culminarán con la iluminación del mismo con los colores del club que haya conseguido más fervor tuitero. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, participará en este evento que será puesto en marcha con el apoyo de Twitter y que convertirá el kilómetro 0 en un lugar de referencia internacional, al recibir mensajes de todos los lugares del mundo. En esta iniciativa, además, también participarán los equipos que disputan la final, a través de sus cuentas @realmadrid, @atleti, así como la UEFA, @ChampionLeague, que se unirán a la @ComunidadMadrid y a la propia @ccifuentes, para animar la competición. Twitter, a través de sus cuentas @TwitterSpain, @TwitterEspanol y @TwitterSports, invitará a sus usuarios a sumarse a esta iniciativa. De esta manera, a partir de las 22.00 horas y hasta las 24.00 horas, ambas aficiones y los seguidores del deporte podrán tuitear sus mensajes de ánimo. La afición colchonera podrá enviar sus tweets usando el hashtag #km0AúpaAtleti, mientras que los del Real Madrid utilizarán #km0HalaMadrid. A medianoche se conocerá, por la iluminación, el equipo ganador. Milán también se sumará a esta iniciativa y se podrá ver iluminada la sede de Unicredit, el mayor banco de Italia, que posee la torre más alta de la capital lombarda. Anima a tu equipo antes de #UCLfinal e ilumina con tuits La Puerta del Sol, tuitea #Km0HalaMadrid o #Km0AúpaAtleti pic.twitter.com/LOk48KI5Cg— Twitter España (@TwitterSpain) 26 de mayo de 2016Esta iniciativa se une a la promoción que ha previsto el Gobierno madrileño en la región en Milán con varias iniciativas, entre ellas la instalación de una carpa en las inmediaciones del estadio de San Siro desde hoy mismo, en la Plaza Ángelo Moratti, en la que se ubicará una foodtruck que ofrecerá más de 7.000 raciones del mejor queso de la Sierra de Madrid, otras tantas de las prestigiosas aceitunas de Campo Real y casi 22.000 chatos de los caldos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Habrá tres degustaciones diarias, a las 14.00, a las 18.00 y a las 21.00 horas. Además, la carpa de la Comunidad de Madrid mostrará a los milaneses y visitantes de todo el mundo el potencial turístico de la región, con información sobre los lugares más atractivos, bicicletas tematizadas con la imagen de Madrid que recorrerán las calles de la ciudad y un photocall con estampas típicas madrileñas en el que cualquiera podrá posar y compartir su experiencia a través de las redes sociales. El Gobierno regional quiere aprovechar esta oportunidad para llegar a algunos de los principales mercados emisores de turistas a Madrid, como Portugal, Países Bajos, Austria, Irlanda, Reino Unido, Suecia, Brasil y México, y aprovechar la repercusión que tiene el fútbol para atraer más turistas a Madrid, la ciudad de los dos grandes finalistas de la Champions.
www.abc.es | 26/05/16
Una de las distorsiones que más quebraderos de cabeza están generando a los mercados los principales banqueros centrales del mundo es la sequía de rentabilidad. La política de tipos bajos puesta en marcha por el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central de Japón, entre otros, ha generalizado situaciones ajenas a la lógica económica en las que los inversores tienen que pagar por prestar su dinero. Y ya no solo a algunos Estados, sino también un buen puñado de empresas. Esta circunstancia ha hecho que los mercados agudicen su ingenio en busca de rentabilidad y una de las fórmulas más recurridas está siendo invertir en deuda a «ultra largo» plazo. Porque lo que nació como un revulsivo para la economía y balón de oxígeno para los más endeudados ha terminado convirtiéndose en una auténtica pesadilla para los ahorradores. En 2015 se lanzaron emisiones de bonos a cien años por parte de México, Filipinas, Petrobrás y la francesa EDF y este año son ya varios los países europeos que se han lanzado a emitir deuda con vencimiento superior a 50 años, entre ellos España. Irlanda y Bélgica colocaron referencias a cien años, aunque por un importe reducido de cien millones de euros, mientras que Francia y el Tesoro español optaron por plazos más cortos, de 50 años, e importes más elevados, 3.000 millones de euros cada emisión. Los intereses ofrecidos oscilan entre el 2% y 2,5%, un rendimiento muy atractivo, especialmente si se tiene en cuenta que la remuneración de los depósitos no llega ni al 0,5%. Alargar la vida media de la deuda está permitiendo a los emisores reducir el llamado riesgo de refinanciación sin apenas coste, mientras que a los inversores les permite obtener algo más de rentabilidad en productos seguros. No hay que olvidar además que hay inversores con perfil más conservador, como aseguradoras o fondos de pensiones, a los que la regulación obliga casi a optar por alargar duración, dado que invertir en créditos de menor calidad les penaliza en términos de solvencia. Una tendencia al alza Los expertos de Analistas Financieros Internacionales (Afi) aseguran en un estudio que «la emisión de bonos a ultra largo plazo han venido para quedarse. Teniendo en cuenta el alineamiento que el entorno actual provoca entre emisores e inversores, sobre todo aquellos con pasivos a muy largo plazo, creemos que el flujo de emisiones de deuda con vencimientos a más de cincuenta años continuará en el horizonte de los próximos trimestres». «Los inversores se están viendo obligados a alargar las duraciones de forma agresiva o a elevar substancialmente el riesgo de sus inversiones para conseguir alcanzar rentabilidades aceptables», concluyen.
sevilla.abc.es | 25/05/16
Una de las distorsiones que más quebraderos de cabeza están generando a los mercados los principales banqueros centrales del mundo es la sequía de rentabilidad. La política de tipos bajos puesta en marcha por el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central de Japón, entre otros, ha generalizado situaciones ajenas a la lógica económica en las que los inversores tienen que pagar por prestar su dinero. Y ya no solo a algunos Estados, sino también un buen puñado de empresas. Esta circunstancia ha hecho que los mercados agudicen su ingenio en busca de rentabilidad y una de las fórmulas más recurridas está siendo invertir en deuda a «ultra largo» plazo. Porque lo que nació como un revulsivo para la economía y balón de oxígeno para los más endeudados ha terminado convirtiéndose en una auténtica pesadilla para los ahorradores. En 2015 se lanzaron emisiones de bonos a cien años por parte de México, Filipinas, Petrobrás y la francesa EDF y este año son ya varios los países europeos que se han lanzado a emitir deuda con vencimiento superior a 50 años, entre ellos España. Irlanda y Bélgica colocaron referencias a cien años, aunque por un importe reducido de cien millones de euros, mientras que Francia y el Tesoro español optaron por plazos más cortos, de 50 años, e importes más elevados, 3.000 millones de euros cada emisión. Los intereses ofrecidos oscilan entre el 2% y 2,5%, un rendimiento muy atractivo, especialmente si se tiene en cuenta que la remuneración de los depósitos no llega ni al 0,5%. Alargar la vida media de la deuda está permitiendo a los emisores reducir el llamado riesgo de refinanciación sin apenas coste, mientras que a los inversores les permite obtener algo más de rentabilidad en productos seguros. No hay que olvidar además que hay inversores con perfil más conservador, como aseguradoras o fondos de pensiones, a los que la regulación obliga casi a optar por alargar duración, dado que invertir en créditos de menor calidad les penaliza en términos de solvencia. Una tendencia al alza Los expertos de Analistas Financieros Internacionales (Afi) aseguran en un estudio que «la emisión de bonos a ultra largo plazo han venido para quedarse. Teniendo en cuenta el alineamiento que el entorno actual provoca entre emisores e inversores, sobre todo aquellos con pasivos a muy largo plazo, creemos que el flujo de emisiones de deuda con vencimientos a más de cincuenta años continuará en el horizonte de los próximos trimestres». «Los inversores se están viendo obligados a alargar las duraciones de forma agresiva o a elevar substancialmente el riesgo de sus inversiones para conseguir alcanzar rentabilidades aceptables», concluyen.
www.abc.es | 25/05/16
La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair ha informado este lunes de que obtuvo 1.242 millones de euros netos de beneficios en su año fiscal que finalizó en marzo, un 43% más que en su anterior ejercicio fiscal. Entre otros factores, la compañía con sede en el aeropuerto de Dublín ha atribuido el aumento de sus ganancias a una subida del 18% en su tráfico de pasajeros, que alcanzó los 106 millones entre los meses de marzo de 2015 y de 2016. Asimismo, la aerolínea líder en Europa del sector de vuelos económicos ha mejorado en cinco puntos su factor de carga, que mide el porcentaje de asientos ocupados en cada avión y que se situó en el 93 por ciento durante ese periodo. También ha crecido un 16% sus ingresos anuales, hasta los 5.654 millones de euros, y redujo un 6% sus costes por unidad, si bien la tarifa aérea se abarató un 1%, hasta los 46 euros de media. «Repetidas» huelgas de controladores Ryanair ha explicado que sus operaciones durante el cuarto trimestre de su año fiscal, que coincidieron con la Semana Santa, se ha visto afectadas negativamente por las «repetidas» huelgas de los controladores aéreos, «principalmente franceses», así como por los atentados terroristas perpetrados en Bruselas, lo que provocó la cancelación de más de 500 vuelos. «En las últimas semanas, los sindicatos de controladores aéreos italianos, griegos, belgas y franceses han convocado más huelgas injustificadas que también han resultado en la cancelación de más de 400 vuelos», ha señalado la aerolínea en un comunicado. Esta suspensión de rutas, ha advertido la aerolínea, «afectará negativamente» a sus operaciones en el primer trimestre del presente ejercicio fiscal, el cual no coincidirá con las vacaciones de Pascua y en el que prevé que sus competidores rebajarán, además, el precio de sus tarifas. Brexit Otra fuente de preocupación para Ryanair en este periodo es la depreciación de la libra esterlina ante la incertidumbre por el resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE) que se celebrará en ese país el 23 de junio. En este sentido, la compañía ha hecho campaña en las últimas semanas en contra de la ruptura de Londres con Bruselas, el llamado «Brexit». El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, ha destacado hoy que el «éxito continuado» del nuevo programa de atención al cliente de Ryanair, llamado «Siempre Mejorando» (AGB, sus siglas en inglés), ha llevado a la compañía a nuevas cotas de crecimiento durante los dos últimos años, después de identificar esta cuestión como uno de sus puntos débiles. La compañía irlandesa de vuelos económicos Ryanair también ha recordado que ha distribuido este año entre sus accionistas los 398 millones de euros obtenidos por la venta de su participación en la antigua aerolínea pública de Irlanda, Aer Lingus. Ryanair aceptó el pasado agosto la oferta de compra presentada por el grupo aéreo hispano-británico IAG para hacerse con el 29,8% de acciones que tenía en Aer Lingus, compañía privatizada por el Gobierno irlandés en 2006 e integrada ya en la matriz de Iberia, Vueling y British Airways.
www.abc.es | 23/05/16
w3architect.com | hosting p2pweb.net
afromix.org | afromix.info | mediaport.net | webremix.info