Français | English | Español | Português

Suecia Política

No llegan a seis millones y medio los austriacos con derecho a voto en las elecciones presidenciales de este domingo. Pero son ellos los que decidirán si Austria va a acometer su más profundo cambio político desde la II Guerra Mundial. Y si Europa da un paso más hacia la renacionalización y la liquidación definitiva del consenso político del bipartidismo centrista europeísta. Este domingo por la noche o, dado el masivo recurso al voto por correo, a más tardar el lunes, se sabrá si el presidente de la República se llama Norbert Hofer o Alexander van der Bellen. ¿Habrá cambio de época o un balón de oxígeno para que el sistema intente reformarse para salvarse? Ni la elección de Hofer, que siempre respetó las reglas democráticas supone un abismo ni la victoria de Van der Bellen aleja la derrota de los partidos tradicionales ante el FPÖ en las elecciones generales, que serán antes de lo previsto con seguridad. Jugarán un papel muy importante en el resultado diversos factores, desde el agotamiento general que siempre produce una gran coalición de la que sin duda se ha abusado, hasta el repunte del paro, los precios de la leche, el miedo a la globalización y ante el acuerdo de libre comercio TTIP o las guerras de Ucrania y Oriente Medio. Pero sin duda el factor que debe considerarse catalizador de todo el terremoto político es la inmigración desde el Tercer Mundo y muy especialmente la crisis de los refugiados que estalló en el pasado verano. Austria es uno de los países más afectados. En el pasado dio cobijo a grandes oleadas de refugiados. Y siempre ha tenido una política de gran generosidad comparable solo a la de Suecia. Es Hofer el que reta al sistema y a la clase política, y dice que hasta aquí se ha llegado en la crisis de los refugiados Pero la crisis que comenzó el pasado verano y que llega sobre una enorme presión de la inmigración musulmana desde hace tiempo con inmensas dificultades de integración y problemas sociales en medio de la crisis han hecho estallar las costuras del aguante y la tolerancia de la población. La inmigración es la clave de toda la crisis política europea porque nutre y refleja a un tiempo una crisis de identidad, de miedo al futuro y de nula confianza en los políticos y caída en la credibilidad de las instituciones. Es Norbert Hofer el que reta al sistema y a la clase política, y dice que hasta aquí se ha llegado. Que hay que cerrar las puertas y cambiar radicalmente las formas de actuar en Europa. También ha sugerido que recurrirá a atribuciones que cree poder usar desde el cargo de presidente. Van der Bellen por su parte se presenta como un defensor del sistema mucho más de lo que a él le habría gustado. Se verá si el miedo al ultraderechista que ha sido el principal argumento en contra de Hofer, aun tiene el efecto deseado por la izquierda que lo utiliza. Hofer ha insistido siempre en distanciarse en los más duros téminos de «las bandas de asesinos de los nazis» con los que su partido no tendría nada que ver. Pero sus adversarios no le creen, por supuesto. El viejo profesor van der Bellen es así el candidato de todos los que tienen miedo que se erija en triunfador Hofer, el joven ingeniero derechista del Partido Liberal (FPÖ) que fue el candidato más votado con muchísima diferencia. Si todos los votantes de la primera ronda que no votaron a Hofer, los socialistas, populares y liberales de izquierdas se unieran como han pedido muchos en la dirección de los partidos tradicionales, el fantasma del presidente derechista en el Palacio de la Hofburg estaría neutralizado. Pero todos saben que esto no será así y que pesará mucho más el hartazgo y el malestar hacia el sistema y los partidos gobernantes. Para Van der Bellen, no facilita las cosas el ser de repente el representante del sistema, él que no es de los dos partidos, el socialista SPÖ y el popular ÖVP, que han dirigido siempre el país y que ahora llevan tres legislaturas gobernando juntos en una gran coalición que se identifica ya con todo el deterioro general. Gran expectación Jamás había despertado una elección presidencial austriaca un interés parecido. Desde 1945 en las primeras leyes aun dictadas sobre los escombros de la guerra y después en el Acuerdo de Estado por el que recuperaba su soberanía, la jefatura del estado se interpretó y asumió por todos como un cargo eminentemente simbólico que sirviera como instancia representativa y moral para la democracia. Sin embargo, en las actuales circunstancias con toda una oleada de populismo que recorre Europa, derechista en el norte, comunista en el sur, la decisión que tome el electorado austriaco tendrá una inmensa repercusión. Porque romperá un tabú ante elecciones en otros países con partidos derechistas al alza. Y porque marca el ocaso del poder y la influencia de los partidos que han gobernado europea occidental desde 1945.
www.abc.es | 22/05/16
Svetlana Alexiévich (Stanislav, Ucrania soviética, 1948) confiesa que, estos días, está leyendo a Chesterton. La autora bielorrusa, premio Nobel de Literatura 2015, necesita aferrarse a los sólidos cimientos de la obra del viejo zorro británico para no caer en esa «agresividad nacionalista» que ahora parece envolverlo todo. Lo confiesa con una mezcla de timidez y reserva, como si temiera equivocarse, u ofender. Pero no es eso. Es pudor. El pudor de quien ha sufrido el desgarro del exilio, de quien ha soportado, en su vida y en su obra, la losa del comunismo soviético. Y modestia. La modestia de quien ha elevado el género periodístico hasta el altar de la Academia Sueca, y responde sin requiebros (y en zapatillas) en un lujoso hotel de Madrid. - Es la primera periodista que logra el Nobel de Literatura. ¿Lo considera un reconocimiento a la profesión? ¿Cómo lo valora? - Yo hago literatura, pero es una nueva forma de hacer literatura, porque me parecía que la modernidad lo pedía. La vida cambia, nuestra conciencia también, y todas las artes buscan nuevas formas de expresión. Todo se sucede de forma muy rápida y no tenemos tiempo, como Tolstói, de escribir sobre acontecimientos que terminaron hace 50 años. Nosotros tenemos que hacer algo ahora, de forma inmediata. Siempre me interesó el hombre pequeño, insignificante. Lo que hago se parece a la tradición rusa, ese intento de componer una obra de un mosaico de testimonios. Esa novela de voces es, de hecho, una conversación con testigos. Me acerco a gente a la que nadie le ha preguntado nunca nada porque se les ha considerado la arena de la historia; les utilizaron para realizar grandes ideas, pero nadie les preguntó qué pensaban de esas ideas. - Y, cuando se acerca a esas voces a las que nadie ha dado voz, ¿lo hace como periodista o como escritora? - Yo les busco. Las novelas de Tolstoi nacieron de lo que leía en la prensa. Lo que tiene mi obra de periodismo es la búsqueda de la gente. La conversación en sí no es una entrevista, sino una conversación sobre la vida. Me interesa conseguir el detalle, la materia del acontecimiento. - Claro, pero cómo determinar dónde comienza la ficción y acaba la realidad… - Existe el deseo de captar la realidad, pero no existe un documento verdadero, tenemos que ver con las versiones de la realidad y con las pasiones humanas. Alguien que me cuenta cosas depende de las pasiones de su tiempo, de los prejuicios que tiene, de sus miedos, de aquello que ha leído, de su felicidad o infelicidad; mientras lo cuenta, está creando una obra. - ¿Cree que esa nueva forma de literatura que usted hace es la mejor herramienta para denunciar la realidad? - Es lo que intento, pero la realidad es inalcanzable, no se puede tocar. Cuando leemos a Plutarco, por ejemplo, vemos sus creencias, sus visiones de la realidad, pero no la realidad misma. Con esta cercanía a la realidad, con esta multiplicidad de testimonios, al cruzar esas narraciones, puedo crear una cierta imagen del tiempo que se acerca, en principio, a la realidad. - De hecho, la Academia Sueca habló de «escritura polifónica». - Sí, es la verdad que surge en el cruce de muchos testimonios. - La cito: «Lo fundamental en las catástrofes es la voz de quienes las sufrieron». - Así es. El testigo es el único que posee el misterio de la verdad porque los políticos, los historiadores, los escritores, usarán ese testimonio para su interpretación de la realidad. Yo trato de captar ese testimonio tal como surge, directamente del testigo. - En «Voces de Chernóbil» asegura que «han pasado veinte años de la catástrofe, pero hasta hoy me persigue la misma pregunta: ¿de qué dar testimonio, del pasado o del futuro?». - La primera versión de este libro se publicó en Japón hace diez años. Estuve en la isla de Hokkaidō, donde se encuentra una de las centrales nucleares más grandes de Japón, y los trabajadores me decían que aquello sólo podía pasar en Rusia, porque es un país desordenado, y los japoneses lo tienen todo controlado. - Y, años después, tuvo lugar el desastre de Fukushima. - Exacto: diez años después hemos visto la civilización convertida en un montón de escombros, un barco encaramado en las rocas... Sólo un milagro les salvó de una explosión más fuerte. Ese es el futuro. - En el discurso de aceptación del Nobel dijo que el momento actual que vive Rusia es «un tiempo de segunda mano». - En los años noventa, soñábamos con la libertad y con la democracia. Veinte años después, hemos sufrido una derrota: Putin, y el propio pueblo, quieren otra cosa. Todo vuelve: otra vez tenemos al Partido Único, el mismo himno, las mismas ideas comunistas, hasta ha vuelto Stalin, y se le abren museos... - ¿Y cómo puede haberse convertido el «homo sovieticus» en ese «homo putinista»? - El pueblo se siente engañado, robado. No se ha podido construir una sociedad justa. Lo que pasa ahora recuerda mucho a la sociedad capitalista del Chicago de los años 30. En los años noventa, éramos muy inocentes, creíamos que la gente, al ser liberada de esa gran cárcel en la que vivíamos todos, sería libre, pero ha resultado imposible. La Perestroika fue obra de Gorbachov, no del pueblo. De pronto, el pueblo despertó en un país completamente distinto. El pueblo quería un socialismo con rostro humano. - Pero, ¿cómo se consigue un socialismo con rostro humano? ¿Usted lo ve posible? - No lo sé. Viví en Suecia cuando me exilié y allí vi algo parecido, pero luego los suecos votaron algo distinto y todo se acabó. Al mismo tiempo, veo elementos del socialismo en muchos países europeos como Alemania o Francia. La idea del socialismo es muy bella, pero exige cierto desarrollo, no se puede conseguir con un camino tan sangriento como el que recorrió Rusia. - Volviendo a «Voces de Chernóbil», es un libro que está prohibido en Bielorrusia, donde usted reside, pese a estar traducido a más de veinte idiomas. ¿Cómo se puede escribir en ausencia de libertad? - Estoy muy acostumbrada al conflicto con el poder. Otra cosa es el conflicto con tu propio pueblo, eso sí que es complicado. Ver cómo el 90% de rusos apoya a Putin y el 80% de bielorrusos a Lukashenko, dos gobernantes totalitarios… - ¿Qué sucede para que la población apoye a regímenes totalitarios? - Es lo que le decía antes: es imposible salir de la cárcel y ser libre inmediatamente. La libertad es un camino muy largo. La gente está muy acostumbrada a una determinada visión del mundo y tiene que recorrer cierto camino hasta que llegue a comprender lo que es la libertad. - ¿Y usted se considera libre? - [Sonríe tímidamente] No lo sé, pero creo que en cierta medida sí. Pasé doce años en Europa y siempre he tratado de comprender por qué nuestra gente no se convierte a la libertad. Pero, ¿puedo preguntarle si usted se considera libre? - Lo intento, al menos. - Eso es, eso es. Porque, en el sentido filosófico de la palabra, es muy difícil decir si eres libre. No dependemos sólo de los aspectos sociales de nuestra vida, también de nuestros familiares, de nuestros miedos, nuestros complejos… de muchas cosas. - Hablando de miedos, recuerdo que cuando le comunicaron que había ganado el Nobel declaró que esperaba que los poderosos de Rusia y Bielorrusia ya no pudieran rechazarla con un gesto despectivo de la mano. ¿Cómo ha cambiado su vida desde entonces? - Ahora es más compleja. La publicidad te hace la vida muy difícil: hablas con un amigo y al día siguiente lo es en un periódico, compras un piso y al día siguiente todo el país lo comenta… - Está más expuesta. - El poder quizás es más cauteloso conmigo, aunque no han comenzado a publicar mis libros, más bien hacen como si no existiera [ríe]. - Hablando del poder y de sus relaciones con la cultura, hace unos días Valery Gergiev dio un concierto en Palmira que fue interpretado como una maniobra política de Putin. ¿Usted cómo lo valora? - Es una catástrofe. La élite cultural rusa ha seguido el juego del intercambio de poder entre Putin y Medvédev. Entre la gente de confianza del poder están personas tan respetadas como el propio Gergiev. Hay muy poca gente honrada entre la élite cultural que se haya opuesto. Cuando pregunto a mis amigos por qué lo hacen me dicen que porque son partidarios de la gran Rusia. Pero no demonizaría a Putin. A fin de cuentas, se trata de un Putin colectivo. Lo que ha hecho Putin es explotar muy bien los sentimientos de la gente humillada y robada, distraerles de las fechorías cometidas por el poder para crear nuevos enemigos en Europa o América. Como decía Dostoievski, en Rusia siempre abundarán niños de taberna soñando con una nueva revolución. Hay muchos jóvenes nacionalistas que consideran que Putin es demasiado débil, que ha cedido Ucrania y se muestra débil frente a Estados Unidos. Esto te hace pensar que podemos ir a peor, que nadie sabe qué se cuece en esta caldera rusa. - ¿Usted cree que irá a peor? - Sí, todo puede pasar. ¿Sabe cuál es mi lectura preferida ahora? - ¿Cuál? - Los libros que hablan de la llegada al poder de Hitler en Alemania y de las vísperas de la Revolución Rusa. - Precisamente, quería preguntarle qué suele leer. - No sé por qué, pero ahora estoy leyendo a Chesterton, algo a lo que aferrarse para no caer en esta agresividad nacionalista que lo envuelve todo. - Ha escrito sobre Chernóbil, sobre la Guerra de Afganistán, sobre la Segunda Guerra Mundial… Me pregunto sobre qué le gustaría dar testimonio ahora. ¿El drama de los refugiados en Europa, quizás? - No, ahora tengo dos temas distintos: el amor… - ¿El amor? - Sí, el amor. Y la vejez y la muerte. Cuando terminé esta enciclopedia de la vida rusa, decidí escribir sobre alguien ajeno a eso, alguien cuya vida se desarrolla alrededor del amor y de la muerte. Es la continuación de la pregunta que llevo años haciéndome: ¿qué es el ser humano? Pero ahora quiero abordarlo de una forma más privada, más humana. - ¿Y no cree que, de alguna manera, vivimos en un exceso de realidad? - No creo que conozcamos la realidad. La información no es la realidad. ¿En qué se diferencia el periodismo de la literatura? En que el periodismo tiene que ver con la información, mientras que la literatura descubre el misterio de la vida humana. Todo lo que algún día llegamos a imaginar ha quedado reducido a la nada comparado con la realidad. Nunca pudimos imaginar que llegaría el momento en que el hombre tuviera miedo de la tierra, del agua. El problema es que el futuro es tan impredecible, tan inimaginable, que le tenemos mucho miedo. Nunca el mundo ha vivido tanto en el presente como ahora, no queremos que ese presente cambie, porque no tenemos fe en un futuro brillante. - Nació en Ucrania y vive en Bielorrusia, pero ha estado exiliada en Suecia, Alemania, Francia e Italia. ¿Cuál es su patria? - [Desliza una amplia sonrisa] Minsk, sin duda, Bielorrusia. Allí crecí y pasé mi infancia, por eso he tenido que volver, porque necesito ese ambiente, la gente sobre la que escribo, el paisaje, su geografía. - Vuelvo a citarla: «A veces me pregunto porqué continúo descendiendo a los infiernos. Creo que lo hago para encontrarme con el ser humano». ¿Cómo se define Svetlana Alexiévich? - [Piensa un largo rato] No me gusto mucho, me gustaría ser más perfecta, mejor persona. Estoy en ello… [reímos ambas].
www.abc.es | 17/05/16
Sábado de calor raro y adelantado para el mayo de Londres. En Archway, barrio un poco anodino al norte de la ciudad, calles despejadas a las dos de la tarde. A unos pasos de la estación del metro, en una perpendicular, se levantan varias naves de ladrillo victoriano, vestigios del legado industrial. En la puerta enrejada de una de ellas, tres jóvenes ríen mientras teclean unos dígitos en una cerradura que se abre. Son artistas que vienen a trabajar a The Bomb Factory. La fundación ofrece 17 estudios a buen precio a una treintena de creadores de medio mundo. Su nombre atiende a que durante la Segunda Guerra Mundial allí había una fábrica de municiones. Tras pasar un patio abierto, accedes a un espacio totalmente blanco, cuya estancia central domina una mesa de pimpón. «Estoy buscando a Jwan Yosef», le digo a un muchacho que avanza cargando materiales. Me indica y enseguida aparece Jwan, uno de los artistas repartidos por los pequeños estudios. Tiene 32 años, resulta ser amable, sosegado, de respuestas que medita bien y atractivo (por lo visto eso significa su nombre en kurdo: guapo). Lleva el pelo revuelto, una camisa de rayas floja y playeras blancas. Las obras que se ven en su estudio parecen elocuentes y elegantes, a veces también provocadoras. En el ojo público Las curiosidades que rodean a Jwan comienzan antes de su nacimiento. Su madre era una cristiana armenia, y su padre, un musulmán kurdo. Un amor complicado para unos sirios, que acabó llevándolos al frío Estocolmo. Jwan nació en Siria, pero es ciudadano sueco y ahora vive en Londres. Desde niño le gustaba dibujar y lo canalizó académicamente, primero en una universidad de Estocolmo y luego en la Central Saint Martins londinense. Ha hecho un par de exposiciones en solitario y anda en la pelea por salir a flote en un mercado muy animado, pero también con muchos aspirantes. Sin embargo, lo ha situado en el ojo público algo ajeno a su talento: el mes pasado, en una gala benéfica en Sao Paulo, apareció de la mano de Enrique Martín, de 44 años, portorriqueño que posee también la nacionalidad española; Ricky Martin para el gran mundo. Jwan accede a hablar de su arte y de cómo ve el mundo. De salsa rosa no tiene ganas. La primera foto de su relación con Martin fue curiosa, seguramente idea suya: ambos en Tokio, con las caras tapadas con mascarillas sanitarias. Jwan comenta que entre la familia de Ricky Martin hay un ambiente políglota, «no solo hablan inglés, también español y francés, tengo que aprender español». También dice que le gusta mucho Madrid, donde el cantante tiene una vivienda, «por esa energía tan especial que tiene la ciudad». -¿Cómo acabó en Estocolmo? -Yo nací todavía en Siria, pero mis padres querían una vida mejor para su familia. La situación de mis padres era complicada, inaceptable en Siria. -¿Por la religión? -Eso es. Mi madre era cristiana armenia, y mi padre, musulmán kurdo. Los dos venían de grandes familias del norte de Siria, en Al-Qamishli [frontera con Turquía]. Era muy complicado para ellos, y cuando yo tenía tres años decidieron moverse a Suecia. -Curiosa elección, Suecia. -Es que ya estaba allí mi bisabuela. Fue muy fácil y armonioso todo. Tuvimos suerte. Mis padres y hermanos siguen viviendo allí. -Su historia es como una parábola del futuro: un sirio que es sueco y vive en Londres. -Sí [se ríe]. Es un modo simpático de hablar de la identidad. Hay una rama arábiga muy drástica, luego una nórdica muy presente. Me siento también muy sueco. -¿Qué ha aprendido de esas culturas? -Creo que la parte árabe es más emocional. Mientras que la parte nórdica es más tranquila y reflexiva. Pueden chocar, pero si te digo la verdad en mi caso me han abierto muchas puertas. -Ha empollado mucho. -Sí. Estudié pintura dos años en una escuela privada, luego me gradué en Konstfack University de Estocolmo, y tras eso me vine a Londres a hacer mi máster en Bellas Artes en Central Saint Martins. -Sin embargo, tras tanto estudiar, parece como si luego se hubiese desnudado de todo lo aprendido para alcanzar una gran simplicidad. -Pues sí, eso está bien visto. La simplicidad es la clave: hacer algo extremadamente fácil de ser contemplado. -Su arte es elegante y se percibe trabajo detrás, no incurre en la moda de los «instaladores», que amontonan objetos normales en una sala y los llaman arte. ¿Qué opina de eso? -Gracias por lo que dice de mí, pero no estoy seguro. ¡Es broma! Mi referencia es siempre la pintura, lo que yo uso es un medio extremadamente clásico. -¿Por qué evita en su trabajo la política y la religión? -Bueno, yo creo que todo el arte de algún modo es político. Hay un punto de vista, y eso es político. Trabajo con la identidad. No diría que no soy político. También exploro el sexo, la pintura, los materiales. Lo que no hago es sentarme y decir: «Esta es mi obra sobre el conflicto sirio». -Pero a veces deben de darle ganas de gritar algo con las obras. -Yo soy sirio, vengo de Siria. Pero no me gusta estrechar mi trabajo solo con una simple declaración política. -Nicholas Serota, el jefe de las galerías Tate, advirtió hace unas semanas de que Londres está perdiendo su creatividad, porque los jóvenes artistas no pueden permitirse vivir aquí. -Es un problema enorme. Si estamos aquí en un espacio como este es precisamente por ese problema. No podrías tener esto en el centro de Londres. Estas naves eran una fábrica de bombas abandonada, que una fundación rehabilitó y convirtió en estudios, con unos precios muy bajos para los estándares londinenses. -¿Qué tal se venden sus obras? ¿Es usted caro? -Tuve la suerte de que cuando fue la gran crisis económica yo estaba estudiando. Ahora puedo vender lo que hago, y eso está bien. Soy muy afortunado de no tener que trabajar en nada más. -¿Qué ha sido de la bohemia? Los jóvenes artistas de ahora parecen unos curillas tipo oficinista comparados con aquellos Bacon y Freud que se devoraban el Soho… -¿Tú crees? [estalla en una gran risotada]. Creo que la gente todavía bebe un montón y tiene un montón de sexo. Aquí hacemos un montón de todo. No diría que tenemos la vida más saludable… -¿Le interesa el arte español? -He pasado mucho tiempo en España. Pero no conozco bien a sus artistas actuales. Me falta familiaridad con su arte moderno. Su historia es riquísima: arte, arquitectura… ¡guerras! [se ríe]. -¿Qué opina de la tragedia de los refugiados sirios? -Es muy difícil hablar de estas cosas cuando están sucediendo, con esa guerra civil tan cruel, ese baño de sangre. Mi punto de vista ha cambiado tantas veces… Unas he pensado «este tiene razón», luego he creído que el otro…. Hoy veo el conflicto como una gran provocación. Mostramos todo, cosas horribles. Eso me hace sospechar. Es como si se quisiese provocar algo que no estoy seguro si debería provocarse. Se está creando miedo en la gente, y el miedo puede ser el mayor diablo. -¿Qué le parece que Londres tenga un alcalde musulmán? -Me parece bien, sí. Yo he vivido en un vecindario musulmán los últimos años, en el este de Londres, que es muy paquistaní, con sus centros islámicos. Es superpacífico, para ser honestos. No me he encontrado con fanáticos religiosos. -¿Trabaja mucho aquí? -Cuando estoy en Londres, paso aquí unas seis horas diarias. En verano haré aquí una exposición. Pero, para ser honesto, tengo que decir que mi próximo paso, el próximo mes, es no trabajar. Estaré trabajando en un proyecto personal. -¿Cómo ha cambiado su vida con su relación, su famosa relación? -¡Mi famosa relación con Enrique Martín! Pues ha sido asombroso; un cambio muy drástico para una vida normal de artista aquí en Londres. Suscitas de repente un montón de atención, pero ¿es una atención que te gusta u otra clase de atención? Es muy interesante hasta ahora. Pero aprendes muy pronto a no ver esa especie de circo. Lo que al final ves es a otro hombre y que tienes una relación. -¿Tuvo algún problema con su familia árabe por su homosexualidad? -No por parte de mi propia familia. Tampoco por parte de los medios. No importa de dónde vengas, sueco, americano, árabe, indio, japonés… todo el mundo entiende la sexualidad.
www.abc.es | 15/05/16
Un documento sobre algunas normas para acudir como espectadores al Festival de Eurovisión que se celebrará entre el 10 y el 14 de mayo en Estocolmo prohíbe introducir la ikurriña, según denuncia Bildu. Sitúa la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca entre la bandera de Nagorno Karabaj y la del Daesh. El grupo parlamentario de Bildu en el Congreso de los Diputados, que es quien ha sacado a relucir el documento, ha pedido una reunión urgente con el embajador de Suecia «por la prohibición/criminalización de la ikurriña». El documento incluye otras banderas como las de Crimea, Kosovo o Palestina entre otras. Eso sí, al comienzo de las banderas prohibidas, el documento explica que se trata de una «lista no exhaustiva». En el mismo se indica el tamaño y las dimensiones máximas que tendrán que tener el resto de banderas. El texto también especifica que serán admitidas la bandera de la Unión Europea y la bandera arco iris. Sin embargo, pide a los asistentes respeto a la naturaleza no política del Festival de la Canción de Eurovisión. El Gobierno Vasco ha iniciado gestiones para mostrar su «profundo malestar» por la inclusión de la ikurriña en la lista de «banderas especialmente prohibidas» por las normas internas de Eurovisión, que este año se celebra en Suecia, junto a otras enseñas como, por ejemplo, la del Ejército Islámico. Acción Exterior del ejecutivo autonómico vasco pedirá a la embajada de Suecia la subsanación del error, ha informado el Gobierno Vasco en un comunicado. Asimismo contactará con RTVE, miembro de Eurovisión, y solicitará la inmediata retirada de la ikurriña de la lista de banderas vetadas. La eurodiputada del PNV en el Parlamento Europeo, Izaskun Bilbao, ha enviado hoy una carta al comisario de Cultura, Tibor Navracsics, en la que le informa del asunto. Bilbao pide al comisario que explique a los organizadores del festival qué es una ikurriña y que anime a corregir «un boicot» que considera «impropio de la historia democrática» del país escandinavo además de «una ofensa para la ciudadanía vasca».
www.abc.es | 14/05/16
José Luis Uribarri siempre se adelantaba. «Los doce puntos de Noruega van a ser para Suecia», decía con voz rotunda a modo de vaticinio durante cualquier retransmisión del festival de Eurovisión. El presentador, que narró para TVE el famoso concurso de la música hasta en diecinueve ocasiones, se hizo célebre gracias a su audacia para predecir los puntos que los distintos países se otorgaban durante la fase de votaciones del certamen. Pero detrás de sus vaticinios, había truco. Las acusaciones de injerencia política y fraude han lastrado la credibilidad y la imagen de Eurovisión. Un eterno estigma al que el festival hace frente con continuos cambios en el sistema de votación pero que sigue desacreditando a un formato sexagenario que busca la mayor limpieza en sus votaciones. La entrada de sistema mixto de televoto y jurado en 2009 palió, de alguna manera, las evidentes tendencias que los votos de los espectadores generaban. Sin embargo, y tal como demuestran los datos que ABC ofrece en este estudio, el sistema de bloques y las «sinergias» tradicionales se mantienen pese a todos los instrumentos reparadores introducidos a lo largo de los últimos años. En Eurovisión, hay cuatro grandes bloques según el origen o destino de los votos de los distintos países: el soviético, que integra a Rusia y los países exsoviéticos; exugoslavos, con los países que formaron la extinta Yugoslavia; escandinavos, integrada por los países nórdicos; y báltico, con Letonia, Lituania y Estonia. La «vieja Europa», integrada por los países históricos del continente, apenas se ayuda entre sí en comparación con el resto de bloques, lo que podría demostrar su posición natural de desventaja con respecto a los demás. Serbia, la gran beneficiada del bloque exyugoslavo Los países exyugoslavos son los que más se benefician entre sí. Su media de puntos en las finales del concurso es de 8,92 sobre doce, más de tres puntos de diferencia con respecto a cualquier otro bloque. Especialmente, Serbia es el país más beneficiado por sus vecinos. Montenegro siempre le da sus doce puntos cuando está a la final, Bosnia no le da nunca menos de diez y Croacia no menos de ocho. Macedonia también otorga una media de nueve puntos sobre doce a los serbios, aunque su absoluta predilección es Albania, a quien siempre le ha dado el «doce» cuando ha llegado a la final con la excepción de 2009. Eslovenia también es generosa con Serbia, a la que ha otorgado una media de diez puntos. Los serbios, por su parte, también reparten mucho amor entre sus vecinos: otorga 10,17 puntos de media a Bosnia, 11 a Macedonia y el año pasado le dio el doce a Montenegro en su primera oportunidad tras la escisión de 2006. Lituania, la «oveja negra» báltica Los países bálticos también muestran un claro apoyo entre sí, aunque Lituania es notablemente la que menos puntos recibe en el intercambio de favores. Los tres países, eso sí, otorgan buenas medias a los países escandinavos y evidencian una simpatía muy especial con Rusia. Estonia mima a países escandinavos como Finlandia (7,13) o Suecia (6,47), aunque su país predilecto es Rusia, con una media de 8,94 puntos. Con respecto a sus vecinos más próximos, apoya mucho a Letonia (7,30), pero muy poco a Lituania (1,89). Algo que no parece molestar a los lituanos, porque Estonia recibe por parte de ellos una media de 7,17 puntos. No supera, eso sí, el registro de Letonia: nueve puntos de media. Los letones, por su parte, también quieren mucho a sus vecino (7,67 a Estonia y 6,13 a Lituania), aunque su favoritismo por Rusia también es patente con una media de 8,60 puntos. El dominio ruso se mantiene entre exsoviéticos Rusia es el candidato de Eurovisión que más se beneficia del poder vecinal. Los datos hablan por sí solos: en los primeros cuatro años de participación, Armenia siempre dio el «12» a los rusos y su nota más baja hasta la fecha es un siete en 2013. Bielorrusia le ha concedido la máxima puntuación en nueve de las doce oportunidades que ha tenido. Moldavia, Azerbaiyán y Georgia no suelen ser tan generosos, pero prácticamente nunca han dejado a la canción rusa fuera de sus favoritos. A día de hoy, Ucrania es el único país de su órbita que le ha dejado de ser leal en Eurovisión tras el enfrentamiento bélico por la península de Crimea: acostumbrados a sus ocho, diez o doce puntos a los rusos, en los dos últimos años no ha pasado de los cuatro. En total, la media de puntos que se reparten entre sí es de 6,50; el segundo dato más alto después de los exyugoslavos. Eso sí, la confrontación política también pasa factura entre ellos. Al ejemplo de Rusia y Ucrania también hay que sumar el de Azerbaiyán y Armenia, en eterna disputa por el dominio del enclave del Alto Karabaj. Los armenios sólo se acordaron de sus vecinos en 2009, cuando les concedió un punto. Los azeríes, nunca. Suecia, el predilecto del bloque escandinavo Los países escandinavos también funcionan como un fuerte bloque. De hecho, cuatro de los últimos siete triunfadores del festival proceden de tierras nórdicas. Suecia es el país que más se beneficia de sus vecinos: Dinamarca le ha concedido tres de sus últimos cuatro «12», Noruega le mantiene una media de 8,46 y Finlandia, 7,92. Islandia le da 6,36 puntos, aunque ellos se inclinan por dar más favoritismo a Dinamarca (9,73). Finlandia es, del bloque escandinavo, el más desligado. Exceptuando Suecia, ningún otro país vecino recibe por su parte más de seis puntos de media y su preferencia es un vecino, pero de otro bloque: Estonia (9,17). El viejo bloque no actúa unido El bloque de países históricos, o la «vieja Europa», no trabaja con la misma coordinación que el resto. De hecho, no existe en el festival un bloque que integre a los países clásicos del concurso puesto que sus puntuaciones son mucho más libres. La media de votos que se dan entre sí es de 2,50; prácticamente cuatro puntos menos que cualquier otro de los bloques ya analizados. Salvo ciertas «sinergias» como la resultante entre Bélgica y Países Bajos, el resto de altas coincidencias son meramente anecdóticas. Un ejemplo sería el de España con respecto a Portugal, donde la media es de apenas seis puntos. Salen mejor parados, sin embargo, países que cuentan con una alta emigración en estos países, como muestran los ejemplos de Turquía (10,25 puntos desde Francia o 9,25 desde Alemania) o Rumanía (8,07 de media desde España). Las otras «curiosas sinergias» Fuera de los bloques tradicionales, hay otros ejemplos sospechosos de intercambio de puntos. Grecia y Chipre forman un caso paradigmático. Los chipriotas han dado siempre el «12» a Grecia con la única excepción del año pasado. Los griegos, mientras, han cumplido con su parte del «trato»: siempre la máxima nota salvo en 2015. Por su parte, Macedonia siempre le ha dado el «12» a Albania en las finales que ha participado salvo en 2007, un gesto de gratitud que los albanos sólo devuelven a medias (6.00 de media). Turcos y azeríes son la pareja perfecta: intercambio de máximas puntuaciones durante los cinco años que coincidieron en el concurso. Mientras, Rumanía ha otorgado a Moldavia siempre su «12» salvo en 2010, cuando le contentó con la segunda mejor puntuación. Moldavia también ha sido generosa con Rumanía, con nueve de once «doces» posibles. Albania, el inesperado aliado de España Para lograr la victoria este año, Barei no podrá contar con dos de los principales apoyos que España tiene el concurso. La intérprete de «Say Yay!» no recibirá votos de Portugal, que se ausenta de esta edición por motivos económicos, y Andorra, que abandonó el concurso hace ya siete años. Desde el año 2000, los lusos han sido los más generosos con nosotros (103 puntos) y los andorranos, los terceros (60). Francia, nuestro otro país vecino, es el segundo que más nos ha puntuado en estas últimas dieciséis ediciones. Fuera del vecinismo, las grandes esperanzas de España pasan por Israel (56 puntos), Suiza (55) y, curiosamente, Albania. Los albaneses han otorgado puntos a España en cuatro de las últimas seis ediciones, incluido un «12» para Ruth Lorenzo, sin que España haya otorgado ni un solo punto a cualquier representante de este país en el mismo espacio de tiempo. Algo más que una cuestión geográfica El factor geográfico es esencial a la hora de analizar las puntuaciones que anualmente se otorgan en Eurovisión. Sin embargo, otros elementos también juegan un papel trascendental para evaluar el reparto actual de los votos en el festival. Según un estudio de dos expertos en estadística del Imperial College de Londres publicado en 2014, las votaciones se basan en «lealtades positivas» derivadas de la «cultura, la geografía, la historia y la migración». De hecho, el mismo estudio deja claro que no se encontraron evidencias convincentes de prejuicio o discriminación contra nadie: «Ningún país tiene realmente algún enemigo». Y es que, pese a las evidentes tendencias en las puntuaciones de Eurovisión, sólo un país (Suecia) ha conseguido más de una victoria en estos últimos catorce años de festival, lo que demuestra que cualquier participante puede ganar el concurso pese a no contar con el apoyo vecinal o cualquier otro factor. Un mensaje de esperanza para un país, como España, que está a punto de cumplir medio siglo sin el ansiado triunfo eurovisivo. Metodología El mapa representa la media de los puntos recibidos y otorgados por cada país, teniendo en cuenta el número de participaciones de cada uno, tanto como finalista como país votante. Importa, por tanto, el número de participaciones entre 2000 y 2015, no el número total de ediciones. Solo aparecen los países que han participado alguna vez en una final en ese periodo. Andorra, República Checa y Eslovaquia, por tanto, no entran puesto que nunca han recibido votos en una final. El número de países votantes cada edición es mayor que el de finalistas, ya que también cuenta con países que han participado pero no se han clasificado para la final. La media de votos no se ha calculado entre el número total de ediciones porque no tendría en cuenta el hecho de que no todos lo países llegan a la final ni participan como votantes cada año. Así, por ejemplo, Grecia ha otorgado una media de 12 puntos a Bulgaria, ya que la única vez que Bulgaria llegó a la final recibió de los griegos la máxima puntuación. Grecia, por su parte, ha recibido una media de 9 puntos de Bulgaria, ya que las nueve veces en las que ha estado en la final y Bulgaria ha votado ha recibido unas puntuaciones de 7, 1, 10, 5, 12, 10, 12, 12, 12, consecutivamente entre 2005 y 2013, los años en los que votaron los búlgaros. Si se hubiera calculado con el número total de ediciones, y no de participaciones, se habría dicho que Bulgaria recibe una media de menos de un punto de Grecia, cuando, en realidad, en la única oportunidad que Grecia ha tenido ocasión de votarles les ha dado la máxima puntuación. La media por países de cada bloque, representada con el gráfico de barras, ha sido realizada bajo la misma premisa que el cálculo anterior, es decir, teniendo en cuenta el número de participaciones de cada país, no el número total de ediciones, tanto como finalista en el caso de recibidos como de votante en el caso de otorgados. Este apartado tiene en cuenta el número de países que conforman cada bloque, distinto en cada caso. El apartado de «bloques» (adónde van sus votos y de dónde vienen), representado con gráficos circulares, recoge los valores totales de las votaciones. Estos apartados no discriminan entre el número de países que conforman cada grupo, ya mostrado en la media de países de cada bloque.
www.abc.es | 12/05/16
El paraíso nórdico no es lo que esperaban o eso demuestran las cifras de refugiados que han decidido regresar a sus países cansados de la larga espera para que sus solicitudes de asilo sean aprobadas en Suecia o Dinamarca. Según el diario Sydsvenskan, el número de personas que busca asilo en Suecia ha disminuido de forma dramática desde que se introdujeron los controles de pasaportes en las fronteras a principios de año, a lo que ahora se añade una nueva situación y es la de las personas que deciden retirar su solicitud y regresar a su país. Hartos de la espera para que su caso sea aprobado, de la vida en los albergues y de la burocracia, los refugiados están acogiéndose al programa de incentivos del gobierno, que concede a cada familia 8.000 euros como ayuda para volver a adaptarse a la vida en sus lugares de origen. Eso sí, el dinero solo lo reciben una vez que han abandonado el país. «Tenemos indicios de que los demandantes de asilo están cansados de esperar un proceso tan largo y de que las cosas no son como ellos imaginaban en Suecia», explica Kristina Ränner de la Agencia de Migración. Así, en lo que llevamos de año son 1.336 los emigrantes iraquís que ha cancelado su solicitud, una cifra que supera al número de personas que han solicitado asilo procedentes de ese país (1.243). Y lo mismo sucede con los procedentes de Afganistán, cuyas demandas de asilo son rechazadas en un 82% de los casos, por lo que 500 de ellos ya han optado por regresar. «El ambiente ha empeorado en Suecia lo que les lleva a tomar otro tipo de decisiones», comentó Ränner. La llegada de refugiados, un valor a la baja Con una población de 9,8 millones de habitantes, Suecia recibió el pasado año a 160.000 personas, siendo uno de los países con más número de refugiados per capita. En octubre el flujo de emigrantes semanal era de 10.000 personas, mientras que en los primeros tres meses de este año apenas 9.000 personas han solicitado asilo, debido al control de pasaportes en las fronteras suecas y a la dificultad de atravesar Europa por la ruta de los Balcanes . La Agencia de Migración también ha revisado a la baja el dinero que necesitará para hacer frente a la llegada de refugiados, aproximadamente 6.000 millones de euros, casi la mitad de lo que calculaba al iniciar el año. Una situación similar se vive en Dinamarca, donde la ministra de Integración, Inger Støjberg, anunció que desde enero de este año cerca de 279 personas han retirado sus solicitudes de asilo, la mayoría de origen iraquí e iraní, aunque también hay algunos sirios, y que muchos otros emigrantes han abandonado el país sin informar a las autoridades. Para Martin Henriksen, miembro del People’s Party, esto constituye una prueba de que los refugiados no eran políticos sino «de conveniencia». El gobierno danés paga los billetes de avión a las personas que regresan voluntariamente a sus países. Dinamarca recibió 21.000 solicitudes de asilo en 2015, un 44% más que en 2014. Sin embargo, desde que se implantaron los controles de fronteras, apenas llegan 45 refugiados por semana comparado con los más de 600 que llegaban el pasado año.
www.abc.es | 12/05/16
Muchos ven en ella la apuesta de futuro de TVE para el festival de Eurovisión. Y la historia parece avalar esta teoría: el mítico Federico Gallo debutó como comentarista en el certamen con 31 años. Uribarri, con 33. Beatriz Pécker, a los 32. Julia Varela se estrenó en la narración del concurso el año pasado con 33 años. Lo hizo en Viena junto a José María Íñigo, con el que, según sus palabras, forma «un buen tándem». Relacionada con el mundo de la música gracias a su trabajo como locutora y redactora de Radio 3, Varela está predestinada a tomar las riendas del festival una vez que el veterano periodista vasco dé el paso atrás. Ella, sin embargo, evita pronunciarse sobre este asunto y reconoce que no es una «expertísima eurofan». «Estoy aprendiendo mucho acerca de las afinidades culturales entre países a la hora de las votaciones. ¡Algunas son inexplicables!», comenta con una sonrisa. Defensora del uso del inglés para intentar ganar el festival, Varela cree que la mejor mejor arma de Barei para llevarse la partida este año es su voz. «Conecta con el público y se maneja a la perfección en el escenario. Es natural y segura». Y además, se muestra muy optimista: «Vamos a ganar, ¿lo dudas?». - Cuando TVE te llamó el año pasado para proponerte comentar Eurovisión, ¿no te entró el miedo por el cuerpo? - Lo primero que sentí fue una sensación de responsabilidad: Eurovisión es el evento televisivo no deportivo con más audiencia del año en España. En 2015, hubo picos de casi ocho millones de espectadores. Cuando me propusieron ser comentarista, pensé que era un programa que interesa a muchísima gente y, sobre todo, que era un proyecto nuevo y atractivo para mí. Lo vi sin duda como una oportunidad y un reto profesional. - ¿Pero sabías algo sobre el festival? ¿Lo habías visto los años anteriores? - Sigo el festival desde niña porque me gusta la música en general. Pero no llego a la categoría de expertísima eurofan. Sin embargo, he trabajado en la mejor radio musical de este país, Radio3. Con ese bagaje, me enfrenté a la retransmisión de Eurovisión como si se tratase de alguno de los conciertos que he comentado para esa emisora. Mi trabajo es glosar con información y apreciaciones interesantes para todo tipo de público un gran espectáculo televisivo. Eso hice, sin tener en cuenta tópicos. - ¿Cómo ha cambiado tu opinión con respecto a Eurovisión tras tus vivencias en Viena? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido? - He aprendido muchísimo acerca de la geopolítica del festival. Es decir, de las afinidades culturales entre países a la hora de las votaciones. ¡Algunas son inexplicables! Lo que más me sorprendió fueron los recursos con los que cuenta el festival. Todo está pensado casi al milímetro, desde la realización hasta el tiempo para comentar entre canción y canción. 45 segundo exactos. Eurovisión es la emisión en directo más longeva de la historia de la televisión y eso se nota. - ¿Y qué tal la colaboración de José María Íñigo? ¿Ha sido fácil o han existido piques? - Es estupendo trabajar con un experto en televisión como José María Íñigo. Él es un tutorial de carne y hueso. Me ha enseñado mucho y este año lo seguirá haciendo. Lo que intentamos es equilibrar su experiencia y su voz veterana con mi inquietud y tono más juvenil. Creo que hacemos buen tándem y este año lo bordaremos. Como persona es cercano, entrañable y de Bilbao. Así que lo pasaremos incluso mejor que en 2015. - ¿Te ves como la «sucesora natural» al frente de las retransmisiones de Eurovisión? La nueva Uribarri, vaya. - Me veo como una periodista que siempre tiene ganas de saber más y de aprender. Ese es mi leit motiv en cualquier proyecto laboral. - ¿Quiere TVE realmente ganar Eurovisión? ¿No hay vértigo por el coste económico y el esfuerzo técnico que supondría? - Al contrario. Pienso que acoger el festival sería un motor económico importante para la ciudad anfitriona, en términos turísticos y de atención mediática. Pero es mi opinión personal, ¡no puedo hablar en nombre de TVE! - Háblanos del experto eurofan que os acompaña en las retransmisiones. ¿Era él el verdadero artífice de las predicciones de Uribarri? - Víctor Escudero trabaja para la organización internacional de Eurovisión y, como dices, es un sabio de este festival. Le apasiona, es como una enciclopedia eurovisiva, y nos aporta información y muchos consejos de cara a la retransmisión. Yo no estaba en la cabina cuando Víctor trabajaba con Uribarri, pero supongo que le ayudaba al igual que hace con José María Íñigo y conmigo. Antes de que cada portavoz pronuncie sus puntos, ¡Víctor ya los intuye! Su conocimiento histórico de las preferencias de los países es tan grande que es capaz de adivinar el destino de las puntuaciones... No hay bola de cristal, solo experiencia. Víctor nos asesora en la cabina y que eso ocurra es un lujo. Además, me cae fenomenal. La votación es un momento emocionante y muy divertido para mí gracias a él. - ¿Qué opinión tienes sobre la polémica del inglés? ¿Debe España cantar en castellano? - Desde 1999, el reglamento de Eurovisión permite cantar en el idioma que cada país prefiera. Aunque no sea el suyo oficial. De las 61 ediciones del festival, la mitad de las canciones ganadoras han sido interpretadas en inglés. De hecho, desde 2008, solo han ganado canciones en el idioma anglosajón. Esos son los datos y hay que tenerlos muy presentes. Eurovisión es una competición donde hay que trazar una estrategia para ganar. Adoro la lengua española, es muchísimo más bella y rica que el inglés. La hablan 500 millones de personas en el mundo. Pero, por desgracia, el inglés es en la actualidad el idioma de los negocios, de la informática, de la política y también de la industria musical. - ¿Y la polémica sobre la ikurriña? ¿Se ha sobredimensionado el asunto? - Es un grave error que por lo que sé a estas alturas ya se ha subsanado. Entiendo que desde el Gobierno vasco hayan manifestado su queja. Es una confusión grande, la ikurriña es una bandera legal, no equiparable a otras banderas no reconocidas por la comunidad internacional. - ¿Por qué estilos crees que TVE debería apostar en el futuro para ganar Eurovisión? - Me gusta hablar del presente, no se me da bien el papel de pitonisa. Creo que a lo largo de estos años las propuestas que TVE ha llevado a Eurovisión han sido variadas. De hecho, esta vez innova con un tema cantando íntegramente en inglés y con un estilo urbano que hasta ahora no se había probado. - ¿Cuáles son las grandes bazas de Barei para intentar lograr el triunfo este año? - Bárbara tiene un herramienta que domina con una intensidad increíble: su voz. Y Eurovisión es, literalmente, el Festival Europeo de la Canción. Lo más relevante es cantar bien. El resto de los instrumentos son pregrabados. La canción es enérgica y con una cadencia pegadiza, es pop con reminiscencias funky, muy bailable. Además, Barei conecta con el público y se maneja a la perfección en el escenario. Es natural y segura. - Mójate y dime qué país ganará este año y en qué puesto crees que quedará España - Vamos a ganar, ¿lo dudas? (ríe) Confío en ello o en, al menos, estar dentro de los diez primeros. Te diría que no creo que obtengan malos resultados estos países: Rusia, Francia, Australia, Suecia, Ucrania... Pero lo cierto es que hay que escucharlos y verlos sobre el escenario del Globen Arena. El directo te hace con frecuencia cambiar de opinión.
www.abc.es | 11/05/16
La primera y, hasta ahora, única vez que España organizó Eurovisión fue en 1969 tras la victoria de Massiel en Londres con su mítico «La la la». Los gastos estimados de ese certamen, que se celebró en el Teatro Real de Madrid y que presentó Laura Valenzuela, fueron de unos cien millones de pesetas. Sin embargo, el gobierno de Franco no escatimó en recursos con tal de ofrecer a través del concurso una imagen moderna de España a toda Europa. Tanto fue así que, incluso se invitó a todos los cantantes, compositores, directores y acompañantes a unas vacaciones pagadas a la Costa del Sol y Mallorca, cenas copiosas, cócteles a granel, tablaos, partido de fútbol y hasta una visita por el Madrid de los Austrias. Salvador Dalí recibió el encargo de hacer el cartel promocional y el lema del festival fue en aquella ocasión «La España diferente». La retransmisión mostró las carencias de una televisión pública que todavía no estaba a la altura de un evento de tal magnitud, pero que solventó con buena nota el reto eurovisivo. Sólo la confusión tras la conclusión de las votaciones, con cuatro distintos ganadores, puso la nota discordante a una noche que atrajo la mirada de más de doscientos millones de personas. El «Vivo cantando» de Salomé fue una de las cuatro canciones triunfadoras de la gala. La última vez que España disfrutó del éxito en Eurovisión. Salomé, cantando «Vivo cantando» en el Teatro Real de Madrid en 1969- eurovision-spain.com Casi medio siglo después, TVE no ha vuelto a asumir la responsabilidad de organizar un programa de televisión que se ha situado en la vanguardia tecnológica, con tres galas de más de ocho horas en directo, países innovando cada año en sus puestas en escena y cuya exigencia técnica es cada año mayor. La rivalidad entre Rusia y Francia por la victoria de esta edición complica las aspiraciones de Barei de ganar el concurso pese a estar bien situada en las casas de apuestas. Su «Say Yay!», primer tema íntegramente en inglés que representa a España en el certamen, tiene la misión encomendada de devolver el ansiado triunfo eurovisivo a tierras ibéricas, pero su coste y la dificultad técnica arrojan dudas sobre si nuestro país podría finalmente acoger el evento. «Por supuesto que podemos», explicaba a ABC el año pasado Federico Llano, jefe de la delegación española desde 2002. «Habría que hacer nuevas partidas presupuestarias y el primer día estaríamos algo confundidos. Sin embargo, es posible. Además, si miramos atrás a los últimos organizadores, estas televisiones pasaron de ser muy pesimistas a, de repente, tener todo el apoyo de su país». El gasto, a medias entre el gobierno y la ciudad Organizar Eurovisión no es tan caro como en un principio se presupone y puede arrojar beneficios si el presupuesto es ajustado. Fue el caso de Viena el año pasado, que invirtió 21 millones de euros en el festival y los ingresos directos fueron de 38. En total, 17 millones de euros de beneficio sin añadir la proyección publicitaria, que pudo alcanzar un valor superior a los cien millones. Malmö 2013, con un beneficio directo de 7 millones de euros, Düsseldorf 2011 y Oslo 2010 también son otros buenos ejemplos que demuestran que organizar Eurovisión, lejos de ser un problema, puede ser una oportunidad única para recibir ingresos y un impulso para el mercado laboral. El año pasado, Viena registró un beneficio de 17 millones de euros En el otro lado de la balanza se encuentra Copenhague 2014. La capital danesa se excedió en el gasto para el acondicionamiento de su sede, los antiguos astilleros de la isla de Refshaleøen, y su gasto pasó de los 20 presupuestados a los 45 en total. El déficit que dejó el concurso en las arcas del Ayuntamiento fue de 15 millones de euros. Suecia ha presupuestado para este año 13 millones dedicados al festival, de los cuales seis serán aportados por el consistorio de Estocolmo. A tenor de los últimos años, organizar Eurovisión cuesta entre 13 y 45 millones de euros. El gasto se reparte principalmente entre dos organismos: la televisión publica del país, con dinero de los presupuestos aprobados por el Gobierno central; y la ciudad sede del festival, principal beneficiaria de los ingresos directos que genere el certamen. Siguiendo el ejemplo de Viena, un Ayuntamiento como el de Madrid tendría que destinar unos 11 millones a organizar el concurso. Con los presupuestos de 2016 que aprobó el gobierno de Carmena, que ascienden a 4.488.000.000 euros, y un gasto como el de Viena de 11 millones, la incidencia del festival en el total del presupuesto sería del 2,45%. Estas cifras van en consonancia, por ejemplo, con lo que gastó el Ayuntamiento de Madrid en las candidaturas frustradas de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2016 (16,8 millones de euros) o 2020 (11,5 millones). ¿Madrid o Barcelona? La primera gran decisión que TVE debería tomar es qué ciudad sería la sede del festival. Para ello, lo habitual es que, en primer lugar, las urbes interesadas en acoger el concurso presenten sus candidaturas y un plan financiero. La Unión Europea de Radiodifusión, por su parte, exige que la ciudad elegida tenga un aeropuerto con buenas conexiones internacionales, gran oferta hotelera y un estadio con una capacidad no inferior a diez mil espectadores que reúna las condiciones necesarias para desarrollar el festival con todas sus exigencias técnicas. Aunque muchas ciudades españolas podrían cumplir con los requisitos, lo normal es que la decisión estuviera entre Madrid y Barcelona. La capital cuenta con el Barclaycard Center (antiguo Palacio de los Deportes) como principal apuesta, ya que en principio cumpliría con todas las premisas establecidas. Eso sí, habría que reubicar los partidos del Real Madrid de baloncesto y el Estudiantes durante los 45 días que el recinto necesitaría estar cerrado para la construcción del escenario, instalación del apartado técnico, ensayos y desarrollo final del festival. El Barclaycard Center, el Madrid Arena y el Palau Sant Jordi, posibles sedes También cumpliría con todos los requisitos el Madrid Arena, que además no cuenta con compromisos permanentes como en el caso del Barclaycard Center. Mientras, en Barcelona, el Palau Sant Jordi podría ser una perfecta sede para el festival. Tendría una capacidad similar al de los dos madrileños y actualmente sólo se utiliza para conciertos y ferias, por lo que su disponibilidad sería total. Con una oferta hotelera y de conexiones internacionales similar entre ambas ciudades, la decisión final podría depender finalmente del porcentaje de gasto que cada Ayuntamiento estaría dispuesto a asumir y las preferencias políticas o logísticas, ya que para TVE sería probablemente más sencillo organizar el festival en Madrid al contar con el grueso de su infraestructura en la capital. Una ciudad «eurovisiva» y una discoteca Además de la sede del festival, que tendría que contar con una sala de prensa con capacidad para más de mil periodistas en un espacio cercano al estadio, es habitual que la ciudad que ejerza de anfitriona construya en una plaza céntrica el Eurovillage, un pequeño núcleo eurovisivo donde se hagan diversas actividades lúdicas relacionadas con el festival y actuaciones de los candidatos, además de una pantalla gigante para seguir desde la calle las galas. En Viena, el coste del Eurovillage fue de 150.000 euros. Por la noche, una de las discotecas de la ciudad deberá transformarse en el Euroclub, un espacio donde se dan cita artistas, fans y prensa acreditada. También es habitual que la organización busque voluntarios, unos ochocientos, para ayudar a los seguidores del certamen y que sean asesorados en asuntos priomordiales como el idioma o el transporte. ¿Quiere TVE ganar Eurovisión? Una vez elegida la sede, todos los esfuerzos deben centrarse en garantizar la seguridad del evento y ofrecer ocho horas de puro espectáculo para una audiencia millonaria. Los organizadores deben buscar una símbología propia (una mariposa en Malmö 2013, un diamante en Copenhague 2014 o un diente de león en Estocolmo 2016) y un lema que recoja el espíritu integrador y transformador del festival. «Es un enlace con la historia del concurso, aunando pasado y presente, que une a todos y cada uno de los países que participan con nosotros», señalaba la televisión sueca este año cuando presentó su lema: «Come together». Además, TVE podría aprovechar el tirón del festival para promocionar los numerosos destinos turísticos españoles y su oferta cultural y gastronómica a través de las postales que preceden a la actuación de cada artista y que, normalmente, recogen elementos característicos del país anfitrión. Una proyección publicitaria masiva y gratuita de la «Marca España» que ayudaría a reforzar a nuestro país como destino preferencial del turismo. «TVE tiene ahora una clara falta de profesionales asentados e identificables» Otro delicado asunto sería el de la elección de presentadores para el concurso. La fórmula es distinta según la edición: desde la figura del único conductor, como en el caso de Petra Mede en 2013, al trío de chicas de Viena 2015 pasando por la tradicional pareja, la fórmula más escogida a lo largo de la historia del concurso. Los presentadores elegidos deben tener un alto nivel de inglés y ciertas nociones de francés, además de experiencia profesional en el directo y estar preparados para saber reaccionar ante cualquier imprevisto. «Eurovisión debería recuperar, con algún cameo o guiño, a Laura Valenzuela, como la presentadora que comandó el único Eurovisión que organizó TVE desde el Teatro Real. Y, por supuesto, debería recaer el peso de la gala en algún rostro de la cadena, para que Eurovisión sirviera como impulso a la imagen del canal», señala Borja Terán, crítico de televisión. Sin embargo, él también advierte: «Ahora mismo, faltan en TVE profesionales asentados e identificables con su ámbito del entretenimiento. Y esa es una asignatura a reforzar por parte de los gestores de la cadena», Para Terán, la historia demuestra que TVE «puede organizar un acontecimiento como Eurovisión e incluso innovar, como sucedió en los Juegos Olímpicos de Barcelona'92. En los últimos años se ha caído en el error de realizar unas galas de preselección que eran un mero trámite, sin crear un evento que interesara más allá de los eurofans. Pero TVE cuenta con los mejores profesionales para organizar el festival. De hecho, cuenta con más capacidad que la televisión austriaca o incluso la sueca», incide. Una opinión que no se comparte del todo en Torrespaña. Varios empleados y responsables de la cadena ponen en duda que el equipo actual pueda llevar a cabo con éxito un trabajo de la envergadura técnica que requiere Eurovisión. «Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, ni siquiera hay un deseo real de ganar el festival. Basta con hacer una buena audiencia y que el producto no muera», señalan a ABC trabajadores de la cadena pública. Para ellos, el certamen sólo sería visto como «un marrón» entre los directivos del ente público al que habría que dar salida «como se pudiera». «España no es que no haga lo posible para ganar Eurovisión, es que sencillamente hace lo mínimo para participar. El problema tiene más relación con la 'ley del mínimo esfuerzo' que con un trasfondo económico», señala a su vez Vicente Rico, redactor de la web eurovision-spain.com. «TVE sufre una época de vagancia creativa. Hay grandísimos profesionales que podrían hacer un gran trabajo, y organizar otro festival como el de 1969 que pase a la historia, con más ideas y menos recursos. Otra cosa es que los que mandan salgan del letargo».
www.abc.es | 11/05/16
Eurovisión cruza los dedos. El show televisivo más importante del continente, que en los últimos años ha hecho evidentes gestos de apoyo al mundo homosexual y cuya base de fans se nutre en buena medida de este colectivo, puede quedar sometido a una dura disyuntiva. Si las casas de apuestas y la gran mayoría de pronósticos no fallan, Rusia se proclamará ganadora del concurso este año gracias a Sergey Lazarev y su canción «You're the only one». Un triunfo, el segundo en la historia eurovisiva del país, que le otorgaría el derecho a organizar el próximo certamen y que ha despertado gran inquietud entre los seguidores del concurso dadas las leyes de carácter homófobo que Putin ha promulgado en los últimos años. Y todo en un momento en que la espiral de crispación que la participación rusa genera ha llegado, además, a cotas problemáticas para la propia organización. En los dos últimos años, sus representantes fueron abucheados por el público y algunos de los asistentes al espectáculo ondearon banderas arcoíris durante sus actuaciones como gesto de protesta. Tanto es así que, en la edición de 2015, la televisión austriaca implementó los «aplausos enlatados» para evitar que los pitos fueron mayoritaríos y durante las votaciones, cuando Rusia lideraba la clasificación, las presentadoras tuvieron que recordar que Eurovisión era «un concurso musical» alejado de cualquier discurso político. En el momento en que Suecia comenzó a remontar, los gritos de apoyo fueron unánimes a favor del candidato sueco y cada «twelve points» que recibía se celebraba como un triunfo. 80 personas fueron detenidas en una marcha a favor de los derechos de homosexuales en 2009 Bajo estas circunstancias, una victoria de Rusia en Eurovisión podría convertir la próxima edición del concurso en un campo minado donde las posibles reivindicaciones y el ejercicio de la libertad de expresión podrían chocar frontalmente con las leyes de un país que, además, ya ha mostrado en anteriores ocasiones tolerancia cero ante este tipo de actuaciones en grandes eventos. Hay incluso antecedentes en Eurovisión: en 2009, único año en el que Rusia ha ejercido como anfitrión del festival, ochenta personas fueron detenidas en una marcha no autorizada celebrada en el centro de Moscú el mismo día de la final. Pese a que por entonces no estaba todavía vigente la conocida como «Ley contra la propaganda homosexual», una forma eufemística de censurar cualquier actividad pública de reivindicación y defensa de los derechos de este colectivo bajo posibles multas y penas de cárcel, el alcalde de la capital rusa ya dejó claro que reprimiría «duramente» cualquier manifestación en este sentido. Hasta artistas participantes en el festival, como el holandés Willem Cornelis, abiertamente homosexual, también anunciaron su intención de acudir a la marcha. Sin embargo, tras no lograr el pase a la final, el propio cantante justificó su ausencia por el temor que tenía a ser detenido por las fuerzas de seguridad rusas. La Policía rusa reprime una manifestación a favor de los derechos de homosexuales el 16 de mayo de 2009, horas antes de la final del festival de Eurovisión- REUTERS No fue el único acto de carácter violento que se vivió en Moscú por entonces, tal como denuncian algunos fans que acudieron a la cita eurovisiva. «Guardo un recuerdo agridulce de mi viaje en 2009», relata Vicente Rico, eurofan y redactor de la web especializada Eurovision-spain.com, la más importante sobre el festival en lengua castellana. «Una parte de la organización y los moscovitas se mostraron muy antipáticos, por decirlo sutilmente, con gestos y tonos muy alejados de lo que se puede considerar un buen anfitrión. Incluso unos amigos españoles llegaron a sufrir una agresión en el metro de camino a la sede. Fue un caso aislado, pero no olvidable», explica. Según relató por entonces la Consejería de Información de la Embajada de España en Moscú, los 'fans' españoles estaban sentados en un vagón del metro cuando «sin ningún tipo de intercambio previo» fueron agredidos por tres hombres. El 5% de los rusos creen que los gays deberían ser, simplemente, «liquidados» Una encuesta de 2013 apuntaba que un 74% de los rusos considera que los homosexuales no deben ser aceptados por la sociedad, un 16% que debían ser aislados de la sociedad y hasta un 5% creía que, simplemente, debían ser «liquidados». «En los últimos años no se pita a la candidatura o al artista ruso 'per se' sino al propio país por amparar y fomentar leyes discriminatorias por razones de orientación sexual. Y este año, con Sergey Lazarev, a pesar de su condición de favorito, ocurrirá lo mismo», vaticina José García Hernández, subdirector también de Eurovision-spain.com. Para él, si finalmente Rusia organiza el festival del año que viene, deberían tomarse todas las medidas posibles para garantizar la seguridad e integridad de los asistentes al festival. Las reglas del concurso eluden cualquier posible veto y sólo exigen al país organizador un plan financiero viable y respetar la libertad de expresión de «participantes, periodistas y seguidores del concurso». Azerbaiyán, el antecedente Pero Rusia no es el único escollo en clave política al que el festival se ha enfrentado. En 2012, la organización dio luz verde a Azerbaiyán como sede del festival pese a las importantes deficencias en materia de derechos humanos y democracia interna que el país azerí sufre, según denuncian diversas ONG's. Al igual que en Moscú, la policía del país reprimió horas antes de la final del festival una marcha y llevó a cabo 70 detenciones de activistas que pedían mayor libertad en el país. «Si Eurovisión no se estuviese celebrando aquí, bajo la mirada de la prensa internacional, estoy seguro de que las consecuencias serían mucho peores», aseguraba Fuad Hasanov, uno de los que fueron detenidos. Azerbaiyán organizó el festival bajo denuncias de falta de derechos y libertades La propia planificación del festival tampoco estuvo exenta de polémica. El Gobierno azerí levantó la sede del concurso, el Palacio de Cristal de Bakú, sobre una barriada que quedó totalmente destruida. Familias enteras fueron desalojadas sin previo aviso y con una mínima indemnización, según Human Rights Watch. Pese a las exigencias de las ONG's y de otros organismos, el festival se celebró con aparente normalidad y sin que la dirección del concurso mostrara ningún gesto condescendiente en favor de las libertades en el país azerí. Más bien, el gobierno local uso el festival como instrumento para potenciar su imagen y transmitir a Europa un mensaje de modernidad y fortaleza. Todo fue controlado, hasta la actuación durante la gran final ante una audiencia de más de cien millones de espectadores de Emin, el yerno del presidente. Sochi, una «prueba fallida» Eurovisión no sería la primera gran prueba de fuego a la que se enfrentaría el gobierno ruso para demostrar su firmeza en la protección de la polémica ley anti-gay. Los Juegos Olímpicos de invierno, celebrados en Sochi en febrero de 2014, ya evidenciaron la magnitud mediática que el debate puede llegar a suscitar cuando los ojos de millones de personas miran hacia Rusia. En ese caso, el gobierno no se amilanó y mantuvo que todo aquel que violara la norma podría ser detenido y expulsado del país. «Sochi es 100% heterosexual. Los atletas gays son bievenidos, pero lo que no queremos es que quieran imponer sus hábitos a los demás», señalaba por entonces el alcalde de la ciudad. Numerosos deportistas como el patinador Blake Skelierup se mostraron muy preocupados por su seguridad mientras que el COI se limitó a asegurar que trabajaba «para garantizar» que los Juegos pudieran «desarrollarse sin discriminación». Su inacción, sin embargo, también despertó críticas en numerosos colectivos y Rusia no consiguió sacudirse la negativa imagen generada pese a su aparente éxito en la organización del evento. Muchos eurofans se plantean no acudir al festival en 2017 si Rusia ejerce de anfitrión Eurovisión 2017 podría quedar abocada a ese mismo fracaso: en un evento donde se ha visibilizado la homosexualidad en numerosas ocasiones y se ha apoyado de manera velada el matrimonio gay, las acciones de protesta por parte de eurofans e incluso de participantes parecen inevitables. La organización, además, quedaría en jaque ante su importante base de seguidores, cuando muchos además ya han dejado claro que no acudirán a Rusia si finalmente el concurso se celebra el año que viene allí. Y Putin, a su vez, no parece que vaya a dar un paso atrás en la defensa de su controvertida ley. «Un festival en Rusia serviría como plataforma para reivindicar la libertad, la tolerancia y la diversidad en un país donde esos principios y derechos escasean»; asegura José García Hernández, que ha cubierto durante doce años consecutivos la información del concurso. «Yo no soy partidario de que la solución sea un veto a Rusia, ya que se estaría aplicando la misma política discriminatoria y de exclusión que se critica». José Juan Satana, presidente del club de fans del festival en España, considera, sin embargo, que no hay que aprovechar el certamen «para hacer una crítica por unos ideales que no comparte todo el pueblo ruso. Hay que ir a disfrutar de algo maravilloso como es la música y el espectáculo en sí, y no a resolver temas políticos ni sociales». 42 países compiten este año por ganar Eurovisión. Además de Rusia, Francia, Australia, Suecia e incluso España parten como favoritos. Los votos de la audiencia decidirán finalmente si Eurovisión se ve precipitado a este complicado escenario o libera al festival de un peligroso juego de la ruleta rusa con demasiadas balas en el tambor.
www.abc.es | 10/05/16
La conciliación familiar y laboral es, posiblemente, uno de los mayores desafíos políticos de las próximas décadas. Llamar la atención sobre las medidas que facilitan la conciliación empleo-familia es el objetivo del Estudio «Empleo y maternidad: obstáculos y desafíos a la conciliación de la vida laboral y familiar», editado por Funcas. La publicación analiza el impulso legislativo que se ha producido en España para mejorar los derechos vinculados a la maternidad y la paternidad, pero subraya el desfase existente entre los cambios socioculturales y los laborales. Margarita León, Zyab Ibáñez y Carolina Muñoz-Mendoza, autoras del estudio, señalan que la precariedad del mercado laboral y la baja productividad española chocan con el disfrute de estos derechos y recuerdan que la crisis y los recortes han supuesto un alto en el camino hacia la convergencia con los países europeos avanzados. En los últimos diez años las excedencias por cuidado de hijos han aumentado un 10,6%, desde las 28.403 en 2005 a las 31.435 en 2014, aunque el incremento no ha sido constante. Entre 2008 y 2014, de hecho, el número de excedencias se redujo un 16,7%. Por sexos, el porcentaje de madres que hicieron uso de la excedencia bajó del 96,67% en 2005 al 94,01% en 2014, mientras que el de padres subió del 3,33% al 5,99%. Las cifras muestran una ligera mejora en la distribución de las cargas entre mujeres y hombres aunque evidencian la persistencia de importantes brechas de género. En el caso de la reducción de la jornada laboral, de los 5,02 millones de ocupados con hijos a cargo, solo un 12,8% se acogió a este beneficio en 2010 (3,3% de los hombres frente al 22,5% de las mujeres). El poco uso de las excedencias y las reducciones de jornada pone de manifiesto que este tipo de beneficios no son incentivos suficientes ya que implican una reducción de los ingresos sin que se vean compensados por los subsidios. Además, abordar soluciones a la conciliación empleo-familia implica tener muy presente la creciente segmentación laboral por ocupaciones entre las mujeres, que es superior a la de los varones, puesto que muchas optan por trabajos o sectores en los que la conciliación es algo más viable, como el sector servicios u ocupaciones poco cualificadas. Existen además más de 15 puntos porcentuales de diferencia en el acceso a la reducción de jornada y excedencia no remunerada entre mujeres de niveles educativos altos y bajos. Las mujeres con niveles educativos más altos tienen más probabilidades de hacer uso del permiso parental y durante más tiempo que las mujeres con niveles educativos inferiores. En porcentaje de PIB gastado en política social y familiar (permisos maternidad, paternidad y cuidado infantil), hay margen para converger con los países europeos más avanzados. Teniendo en cuenta la distribución de ese gasto entre transferencias, servicios y desgravaciones fiscales, Reino Unido por ejemplo destina más del 4% de su PIB a partidas específicas para las familias con un claro predominio de las transferencias monetarias. Por el contrario, países como España, Grecia o Portugal no llegan al 1,5%. Permisos parentales en Europa Los permisos parentales en 21 países de la OCDE van desde las más de 47 semanas de permiso remunerado (en jornadas equivalentes de tiempo completo) de Suecia y Alemania, a ninguna en Australia y Estados Unidos. España ocupa una posición destacada en cuanto al número de semanas de permiso parental que se ofrecen a ambos cónyuges conjuntamente, pero pasa a una de las últimas posiciones cuando se tiene en cuenta el número de semanas remuneradas en términos de jornadas equivalentes a tiempo completo. Esta situación contrasta con lo que ocurre en otros países donde la generosidad de la remuneración es mayor. En Finlandia, por ejemplo, las mujeres pueden tomar solo un tercio de las 48 semanas de permiso remunerado, facilitando así que los hombres tomen tiempo para cuidar de sus hijos. Suiza por su parte es un ejemplo de permisos altamente remunerados, pero orientados únicamente a las madres. Para acercarnos a los países más avanzados en conciliación familiar y laboral, el estudio cita un ejemplo de políticas innovadoras: los permisos de paternidad obligatorios y no transferibles (es decir sólo para padres) que han introducido algunos países nórdicos con el fin de apoyar explícitamente una mayor paridad en la distribución de los tiempos de cuidado y que han disparado su efectividad. Hasta ahora existe una gran disparidad entre las legislaciones que entienden el permiso de paternidad como una ausencia excepcional del trabajo (desde 15 días en España, Francia, Italia y Reino Unido a cinco en Portugal o tres en Alemania) y aquellas que buscan una mayor implicación de los padres en los primeros años de crianza (ocho semanas en Suecia, cinco en Noruega y hasta cinco meses en Islandia). Cuidado infantil En el ámbito de los servicios a la infancia el estudio destaca la gran diferencia entre la consolidación de la segunda etapa de la educación infantil (3-6) dentro del sistema educativo público y la etapa 0-3 donde existe mayor desigualdad. El estudio advierte de que si bien los índices de cobertura han ido aumentando progresivamente, ha sido en buena medida a costa de unos bajos índices de calidad del servicio. Entre las medidas que favorecerían la conciliación figuran una mayor provisión de cuidado infantil para niños menores de tres años y la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, además de ser necesarias reformas que favorecerían a toda la población, independientemente de su situación familiar, como acortar la transición educación-empleo para facilitar la emancipación de los jóvenes, la promoción de trabajos a tiempo parcial de calidad, una mayor racionalización de los horarios o la reducción de las largas jornadas laborales. Otra cuestión es saber hasta qué punto estas mejoras revertirían en mayores índices de fecundidad. Países como Alemania, Holanda o Dinamarca, con apuestas a favor de la conciliación y la natalidad más decididas que en España y los países mediterráneos, siguen teniendo dificultades para alcanzar una fecundidad de reemplazo. Así, las políticas dirigidas a mejorar las relaciones empleo-familia no deberían estar exclusivamente centradas en el problema de la baja natalidad sino en procurar una mejora en la calidad de vida de madres, padres e hijos, independientemente de sus circunstancias sociolaborales.
www.abc.es | 5/05/16
Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció el sábado por última vez una demostración de comedia burlona en la cena con los corresponsales de la Casa Blanca, intervención a la que puso fin al dejar caer su micrófono con estas palabras: “Obama out” (Obama, se acabó), un gesto de las estrellas de la cultura pop que quiere decir que la actuación ha sido tan buena que no hay nada más que añadir. Se mostró nostálgico en ocasiones. “Hace ocho años dije que era hora de cambiar el tono de nuestra política. En retrospectiva, claramente debí ser más específico”, dijo, y admitió que los años se han cobrado un precio: “Estoy gris, canoso...” Afirmó: “el año que viene otra persona estará en este mismo sitio, y nadie sabe quién será ella”, en alusión a Hillary Clinton. Pero los republicanos fueron el blanco de la mayoría de su chistes. Sobre Donald Trump indicó que “ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbaiyán”. En un momento de seriedad, el presidente dio las gracias a la prensa que trabaja en la Casa Blanca y elogió la prensa libre. Antes de su monólogo se proyectó un video burlón de homenaje a sus más de siete años en el cargo, que contenía momentos destacados de errores que cometió, por ejemplo hablando de “57 estados” y equivocándose al deletrear “respeto”, así como momentos ligeros de sus mandatos.
El glamur se abre paso en la cena de los corresponsales de la Casa Blanca, una tradición que cada vez se parece menos a la velada original, el sencillo encuentro con periodistas que el presidente Kennedy instauró en 1962. El discurrir de modelos, actores y famosos compitió fuertemente con el discurso de Barack Obama, que ejerció por octava y última vez como «comediante en jefe» en el hotel Washington Hilton de la capital estadounidense. A sus chanzas, que volvieron a disparar más contra los políticos que contra los periodistas, precedió un auténtico desfile de personajes que por momentos se asemejó a la pasarela de los Oscar de Hollywood. Los actores Damian Lewis y Emma Watson con otros invitados- REUTERS Con el matrimonio Obama como anfitrión de la fiesta, E mma Watson, Hellen Mirror, Will Smith, Kendal Jenner, Carrie Fischer, Irina Shayk, Michelle Dockery, Morgan Freeman, Emily Ratajkowski, Adriana Lima, Kerry Washington, Edward Burns o Christy Turlington compartieron protagonismo con el secretario de Estado, John Kerry , a quien acompañaba su mujer, Theresa Heinz; la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagard; el exalcalde de Nueva York, el millonario Michael Bloomberg; la presidenta del Santander y principal presencia española en el evento, Ana Botín, y el mismísimo Bernie Sanders. Ni el veterano senador demócrata se libró de las burlas presidenciales, cuando recibió el calificativo de «reluciente cara nueva del partido». Christine Lagarde y Ana Botín- REUTERS Aunque Donald Trump volvió a recibir los principales dardos en una cena a la que el humor da pleno sentido. Cinco años después de que Obama se mofara ante el magnate neoyorquino de su autoproclamada capacidad para el liderazgo, el destino ha querido que la candidatura del showman neoyorquino a la presidencia de Estados Unidos, presentada entonces como una fantasía delirante por el inquilino de la Casa Blanca, sea hoy casi una realidad. El contratiempo no impidió a Obama volver a la carga la noche del sábado. Con Erik, el tercer hijo de los Trump, sentado en una de las mesas, el presidente aseguró no entender por qué los republicanos se sorprendían de que el millonario pudiera ser finalmente el nominado del partido, dada su experiencia en política exterior. Y culminó así la ironía: «Ha tenido conversaciones con Miss Suecia, Miss Argentina y Miss Azerbaiyán». También se refirió a su ausencia del showman en la cena, preguntándose: «¿Está en casa comiendo filetes Trump? ¿Tuiteando insultos a Angela Merkel? ¿Qué está haciendo?». El punto débil de Hillary La casi segura rival del magnate en la elección presidencial, Hillary Clinton, se llevó una de cal y otra de arena. Obama dio por hecho que la próxima protagonista del tradicional evento con la prensa de Washington sería ella, en un claro apoyo frente a Sanders. Pero también sacó a relucir su lado débil en la campaña, en el que hurga una y otra vez su rival socialista, su excesiva buena relación con los bancos y los 200.000 euros que cobró por cada conferencia. Mirando ya a su etapa de expresidente, Obama espetó: «Si este material (el discurso) funciona bien, voy a usarlo con Goldman Sachs el año que viene». Erik Trump y su esposa- REUTERS Sobre sí mismo, Obama no desaprovechó la ocasión de reivindicar su mayor popularidad, cercana al 50% de aceptación, transcurrido un año desde la última velada. Pero devolvió la carcajada a los invitados cuando proclamó su confianza en los servicios de seguridad, tras el reciente y enésimo salto de la verja por un desconocido: «Cuando encontraron a Michelle, lograron traerla de vuelta».
www.abc.es | 2/05/16
El presidente Obama protagonizó la octava y última cena de los corresponsales ante la Casa Blanca, la oportunidad anual de la que goza el comandante en jefe norteamericano para burlarse de los periodistas. Pero, como es habitual, el centro de la sátira de Obama volvieron a ser los políticos, sus rivales republicanos, sus más cercanos demócratas y él mismo. En una cena a la que asistió una variopinta representación de políticos, empresarios, actores, modelos y famosos de toda condición, recibidos por el matrimonio Obama, cada vez más la velada nocturna más célebre de la capital de Estados Unidos se parece a la pasarela de los Oscar de Hollywood. Así, Emma Watson, Kendal Jenner, Will Smith y Carrie Fischer, entre otros muchos, departieron con el secretario de Estado John Kerry, Bernie Sanders y la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. Obama se mofó de Donald Trump, de quien dijo no entender por qué en el Partido Republicano no se creen que pueda ser su candidato, e ironizó sobre su experiencia en política exterior: “Ha tenido conversaciones con Miss Suecia, Miss Argentina y Miss Azerbaiyán”. No fue el único momento en que lanzó dardos al magnate. También se refirió a su ausencia de la cena, preguntándose: “¿Está en casa comiendo filetes Trump? ¿Tuiteando insultos a Angela Merkel? ¿Qué está haciendo?” Y remató su especial dedicatoria cuando valoró la capacidad del millonario para cerrar la prisión de Guantánamo: “Trump sabe una o dos cosas sobre destruir propiedades en la costa”. Tampoco sus compañeros de partido se libraron de las caricaturas proferidas por Obama. A Bernie Sanders, el veterano senador que compite con Hillary Clinton, le calificó de “reluciente nueva cara del Partido Demócrata”. Y comparó su frescura con la de “un millón de dólares”, aunque, dada la aversión de Sanders a las grandes donaciones, por las que tanto critica a Hillary Clinton, precisó: “Para ponerlo en términos que entenderás, mejor lo dejamos en 37.000 donaciones de 27 dólares cada una”. A su exsecretaria de Estado le dedicó una de cal y otra de arena. Dio por hecho que la próxima protagonista del tradicional evento con la prensa de Washington sería ella, en un claro apoyo frente a Sanders. Pero también sacó a relucir su lado débil en la campaña, en el que hurga una y otra vez su rival socialista, su excesiva buena relación con los bancos y los 200.000 euros que cobró por cada conferencia. Mirando ya a su etapa de expresidente, Obama espetó: “Si este material (el discurso) funciona bien, voy a usarlo con Goldman Sachs el año que viene”.
www.abc.es | 1/05/16
El cumpleaños del Rey Carlos Gustavo de Suecia será la primera ocasión en la que podrá verse juntos a los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, en viaje oficial después de casi año y medio. La última vez fue en diciembre de 2014, cuando acudieron al entierro de la Reina Fabiola de los Belgas. La Zarzuela anunció que los Reyes asistirán a diversos actos durante la mañana y la tarde de este sábado en Estocolmo, aunque en principio no se quedarán a la cena de gala que tendrá lugar esta noche en el Salón de Estado del Palacio Real. Durante varias semanas se especuló con la posibilidad de que fueran Don Felipe y Doña Letizia quienes acudirían al aniversario del Monarca de Suecia, pero la situación política en España aconsejó en su momento que fueran los padres del Rey los que estuvieran presentes en la gran fiesta de la Casa de Bernadotte. Según ha podido confirmar ABC, los Reyes eméritos tenían previsto viajar en la tarde de ayer a Estocolmo para asistir al Te Deum que se celebra en la mañana de hoy en la Capilla Real (Slottskyrkan) del Palacio Real. Luego se trasladarán al «Lejonbacken» (el «Talud de los leones»), un sistema de rampas fuera del Palacio que lleva el nombre de los leones esculpidos en piedra que las coronan, donde un coro cantará en honor del anfitrión. Don Juan Carlos y Doña Sofía también asistirán al almuerzo ofrecido en homenaje al Rey Carlos Gustavo en el Ayuntamiento de Estocolmo, pero en principio no se quedarán al banquete previsto para esta noche. Desde la abdicación del Rey Don Juan Carlos, el 18 de junio de 2014, las oportunidades de ver reunido al matrimonio han sido escasas, algo más de una decena. La última vez que se fotografiaron juntos en un acto oficial fue con motivo de la cena ofrecida a los Reyes Abdalá y Rania de Jordania en el Palacio de El Pardo a mediados del mes de noviembre del año pasado. Tras el relevo en la Corona, el peso de los actos oficiales ha recaído en Don Felipe y Doña Letizia, y los padres del Rey han pasado voluntariamente a ocupar un segundo plano, alejado de la esfera pública. La Proclamación de Don Felipe el 19 de junio de 2014 permitió ver a la Familia Real al completo saludando desde el balcón del Palacio Real al público congregado en la Plaza de Oriente. Una imagen familiar que se repitió el 20 de mayo de 2015, aunque en esa ocasión se trataba de un acto privado: la Primera Comunión de Doña Leonor, la Princesa de Asturias. El beso de Doña Sofía a su marido en octubre de 2014 cuando el Rey Don Juan Carlos acudió para entregar su donativo a la mesa de la Cruz Roja que la Reina madre presidía en la Puerta del Sol fue un gesto cariñoso del matrimonio que acaparó la atención de los medios. Cuatro funerales Juntos han acudido a entierros y funerales, como el de la Reina Fabiola de los Belgas a mediados de diciembre de 2014, el de la duquesa de Alba, el 15 de diciembre del mismo año que se celebró en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid, el del Príncipe Kardam de Bulgaria, oficiado en el Monasterio de los Jerónimos en junio de 2015, y el del último Infante de España, Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias, que fue enterrado en el Monasterio de El Escorial en octubre de 2015. Este será el primer viaje que Don Juan Carlos y Doña Sofía realicen juntos al exterior en año y medio. De esta forma, los Reyes eméritos acompañarán a al Rey Carlos Gustavo y a la Reina Silvia, en un aniversario tan especial. Las relaciones entre las dos Casas Reales siempre han sido muy estrechas, aunque la Familia Real española no asistió a las bodas de la Princesa Magdalena de Suecia en junio de 2013 ni a la del Príncipe Carlos Felipe dos años más tarde.
www.abc.es | 30/04/16
La sorpresiva e inesperada inclusión de la ikurriña entre las banderas que no se podrían exhibir en la próxima edición de Eurovisión en Suecia ha generado una breve pero intensa polémica en la que han intervenido desde el Gobierno y los partidos vascos hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores. La polémica saltaba al hacerse público que en la página web de las empresas que comercializan las entradas para la próxima edición del festival de la canción de Eurovisión, Globe Arena y AXS, se incluían una serie de ejemplos de las banderas cuya exhibición estará prohibida en la gala de Estocolmo. En dicha web se adjunta una relación, a modo de ejemplos, de banderas prohibidas en la que se incluía a la ikurriña junto a banderas de Estados no reconocidos oficialmente como Palestina, Crimea, Kosovo o el enclave de Nagorno Karabaj, cuya titularidad se disputan Armenia y Azerbayan, entre otras. Bajo el epígrafe de «expresamente prohibida», cerraba esta relación la bandera del grupo terrorista ISIS o Daesh. Este hecho ha provocado la inmediata reacción de las autoridades vascas, con el lendakari, Iñigo Urkullu, al frente, que, desde primeras horas de esta mañana, han exigido a Eurovisión la inmediata rectificación y la exclusión de dicho listado de la ikurriña, bandera reconocida oficialmente como enseña de Euskadi. El lendakari, antes de conocer la rectificación, ha llegado a afirmar que «no sería un mal gesto» que España se negara a participar en Eurovisión en el caso de que no se retire la ikurriña de la lista de «banderas especialmente prohibidas» por las normas internas de dicho evento. Durante toda la mañana el Gobierno Vasco ha mantenido contactos con la Embajada de Suecia en España y con los ministros en funciones de Asuntos Exteriores, Manuel García-Margallo, y de Sanidad, Alfonso Alonso, también presidente del PP vasco. Representantes del Ejecutivo vasco han hablado también con el presidente y el director corporativo de RTVE, José Antonio Sánchez y Enrique Alejo, respectivamente, a quienes solicitaron que exigiesen una rectificación rápida. «Todos han rechazado la presencia de la ikurriña entre las banderas prohibidas», han asegurado las fuentes del Gobierno Vasco. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, pidió una «rectificación urgente» y la Embajada española en Suecia hizo además una gestión urgente informal para que los organizadores de Eurovisión corrigieran la lista. La rectificación de Eurovisión, con solicitud de disculpas incluida «a todo aquel que se sienta ofendido», y la elaboración de un nuevo listado de banderas prohibidas en el que ya no figura la ikurriña, llegó horas después. Eurovisión hizo público un comunicado en el que explicaba que esa «no exhaustiva lista de ejemplos» no estaba prevista para ser publicada y anunciaba que había ordenado que el listado sea inmediatamente retirado y sustituido por un documento oficial, sin ejemplos, en el que se explica que están prohibidas todas las banderas (regionales, locales, etc) que no sean las oficiales de cada país participante. La organización del festival musical han manifestado «comprender y reconocer la sensibilidad que ha podido despertar la publicación de una relación de enseñas 'prohibidas' de organizaciones y territorios, cada uno de ellos de muy diferente naturaleza». A primera hora de la tarde, fuentes del Gobierno vasco confirmaban a ABC que habían recibido disculpas por la inclusión de la ikurriña en la «lista negra». También se le notificó al ejecutivo autonómico que este hecho sería subsanado. Antes de producirse la retirada del listado de banderas, los partidos vascos PNV, PSE-EE, PP, EH Bildu y UPyD, hicieron pública su indignación y protesta por lo ocurrido. La eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao envió, además, una carta al comisario europeo de Cultura, el húngaro Tibor Navracsics, en la que señalaba que la inclusión de la ikurriña es un «error impropio del nivel cultural y la historia democrática de Suecia». La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, calificó de «insulto» que la ikurriña fuera incluida en la lista de «banderas prohibidas», en tanto que el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, manifestó que este hecho «ofende a los vascos». Embajadora de Suecia: «El Gobierno sabe que la ikurriña no tiene nada que ver con el Daesh» La embajadora de Suecia en España, Cecilia Julin, manifestó a ABC que el Gobierno de su país «tiene muy claro que la bandera del País Vasco no tiene nada que ver con el Daesh» y recordó que la responsabilidad del documento publicado es de la entidad organizadora del festival, la Unión Europea de Radiodifusión (EBU). Cecilia Julin insistió en que no se trata de un conflicto entre España y Suecia, aunque reconoció que ha estado en contacto con autoridades españolas y con la Embajada de España en Estocolmo para tratar de favorecer que se subsane el error de incluir la ikurriña junto a la enseña del grupo terrorista Estado Islámico. La embajadora indicó que su Gobierno lamenta lo sucedido, que, en su opinión, tiene efectos negativos en el certamen. Precisamente ayer se celebró un fiesta en la Embajada de Suecia, en la intervino la cantante que representará a España en el festival. Julin indicó que no había hablado aún con el lendakari, Iíñigo Urkullu, pero esperaba hacerlo en las próximas horas para reiterarle al posición del Ejecutivo sueco.
www.abc.es | 29/04/16
ESTOCOLMO (Sputnik) — El primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, llamó a Rusia a respetar el derecho de su país a tomar sus propias decisiones sobre política exterior y seguridad.
El Gobierno vasco ha iniciado este viernes gestiones para mostrar su profundo malestar por la inclusión de la ikurriña en la lista de banderas «especialmente prohibidas» en la próxima edición del festival de Eurovisión. Acción Exterior del ejecutivo autonómico vasco va a pedir a la embajada de Suecia la subsanación del error y contactará con RTVE para que solicite a la UER, ente organizador del certamen, la inmediata retirada de la ikurriña de la lista de banderas vetadas. En total, son diez las banderas que el certamen no permitirá de forma muy estricta que los espectadores puedan exhibir durante las semifinales y la final del famoso concurso. La ikurriña comparte, en este caso, protagonismo junto a las banderas de Kosovo, Palestina, Crimea o Estado Islámico. El documento aclara que no es una relación «exhaustiva», por lo que la organización se reserva el derecho a introducir nuevas exclusiones. Al margen de la lista de banderas «especialmente prohibidas», la organización sólo permite al público mostrar símbolos oficiales de los 42 países participantes, de naciones que ya no formen parten del concurso - Turquía, Portugal o Rumanía, por ejemplo-, y en general los de los Estados miembros de Naciones Unidas. También se admite la bandera de la UE y la arcoíris, símbolo del movimiento de defensa de derechos para personas homosexuales. Esta última es, realmente, la única con connotaciones políticas que el festival admite. La «lista prohibida» publicada por la organización veta especialmente enseñas de territorios en los que hay una reclamación independentista y vinculadas, ya sea ahora o en el pasado, con la violencia. Este hecho explicaría la inclusión de la ikurriña junto a las de otras de territorios como Crimea, Donetsk o la zona del Nagorno Karabaj, que enfrenta a azeríes con armenios. Tampoco se pueden exhibir a pie de escenario ninguna bandera «local, regional o provincial», lo que excluiría también cualquiera de una comunidad autónoma, y aquellas que contengan mensajes ofensivos, discriminatorios o de carácter religioso. A fin de evitar sorpresas, la seguridad sueca confiscará todas las pancartas que no estén redactadas en inglés. Pese a las restricciones, es muy frecuente ver banderas de comunidades autónomas españolas en el festival de Eurovisión. Por ejemplo, en el show inicial del concurso de 2013 se pudo ver una bandera asturiana junto a la ganadora Loreen. Un año antes, durante la actuación de Pastora Soler, ondeó al fondo durante casi toda su actuación una catalana.
www.abc.es | 29/04/16

El Gobierno Vasco ha iniciado hoy gestiones para mostrar su "profundo malestar" por la inclusión de la ikurriña en la lista de "banderas especialmente prohibidas" por las normas internas de Eurovisión, que este año se celebra en Suecia, junto a ...

La Comisión de Empleo ha aprobado estudiar la modificación de la Ley General de Seguridad Social para incluir la compatibilidad del cobro del 100% de la pensión con el desarrollo de una actividad laboral, sea por cuenta ajena o propia. El grupo parlamentario del PP ha presentado esta proposición no de Ley que ha recibido 22 votos a favor, 19 en contra y 1 abstención. Los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Democracia i Libertad (DiL), y la formación política PNV han apoyado la propuesta, mientras que los grupos de PSOE y de Podemos-En Comú Podem-En Marea, la han rechazado. Según la iniciativa popular, la modificación de la Ley General de Seguridad Social debería estudiarse en la Comisión del Pacto de Toledo para que determine los requisitos que se han de cumplir para tener acceso a dicha compatibilidad. La portavoz del PP en la Comisión de Empleo Susana López ha defendido que este c ambio promovería el envejecimiento activo y evitaría que la reducción de la pensión pueda desincentivar la continuación de la actividad laboral de determinados profesionales. La Ley de 2013 regula la compatibilidad entre la percepción de una pensión de jubilación y el trabajo remunerado por cuenta propia o ajena sin fijar un límite de ingresos con el objetivo de favorecer el alargamiento de la vida activa. Sin embargo, la normativa establece como requisito que sólo se pueda compatibilizar la actividad con el 50 % de la pensión de jubilación recibida y el PP ve necesario aumentarla hasta el 100 % en actividades literarias, artísticas o científicas que afectan a escritores, músicos, pintores o fotógrafos. «Parece razonable plantear compatibilizar el cobro completo de la pensión de jubilación con la realización de actividades tales como impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios o la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas», señala la propuesta aprobada, que incide en que así se evitarían desigualdades con el resto de trabajadores y profesionales. Al respecto, subraya que esta compatibilidad existe en países del entorno europeo como Alemania, Francia, Reino Unido, Austria, Suiza, Suecia o Polonia.
www.abc.es | 26/04/16
Parecía que alguien se había vuelto loco en Tass, la agencia oficial de noticias soviética. Durante aquel 26 de abril de 1986 era como si no hubiera más noticia en el mundo que el relato de todos los accidentes nucleares sufridos por Estados Unidos. Nunca había imaginado que el amigo americano hubiese estado tantas veces al borde del apocalipsis. Al mismo tiempo, desde Suecia se alertaba de una subida dramática de los niveles de radiactividad sobre su territorio. Cuánto más subían los niveles de radiactividad en Suecia, más abundaba la agencia Tass en informarnos del accidente nuclear en la isla norteamericana Tres Millas y otras catástrofes del capitalismo. Solo después de unas tres horas de documentarnos sobre el supuesto penoso estado de la industria nuclear estadounidense, un teletipo de una sola línea de Tass informaba de que «un incidente ha ocurrido en la central de Chernobil». Naturalmente, fueron suecos y norteamericanos los que nos tuvieron que decir que Chernobil era una central nuclear ucraniana, no muy lejos de Bielorrusia. Aquella noche el «Bremia», el telediario de las 21.00 horas, el principal informativo de la televisión soviética, emitió un reportaje desde Pripiat, una pequeña ciudad del norte de Ucrania, en la frontera con Bielorrusia, en el que -sin decir por qué- se nos daba cuenta de la regalada vida de la que disfrutaban aquellos privilegiados ciudadanos. Un habitante de la ciudad enseñaba a la cámara el colosal pez que había pescado muy poco antes en el río Pripiat, el mismo que pasa junto a la central nuclear. El reportaje concluía con un mensaje: «En Pripiat, en toda la próspera región de Chernobil, no existe el pánico». Ni una palabra de que la central nuclear había estallado y una inmensa nube de veneno nuclear comenzaba a extenderse por la zona. A nadie se le había ocurrido avisar a aquel infeliz pescador de que el pez que había atrapado era una bomba tóxica. Ni a él ni a los cientos de miles de personas que vivían en la región. Los medios de información soviéticos tardaron más de dos días en alerta a la población. Cuando lo hicieron, las primeras palabras del locutor del «Bremia» fueron: «En Chernobil, en Pripiat, no existe el pánico». Nadie, tampoco, había previsto la evacuación de la población, ni siquiera informar de la gravedad de aquella explosión. Mientras la central escupía toneladas de humo radiactivo que se extendían por toda Europa, el único mensaje a la gente era el de que «aquí nadie tiene miedo». Ningún periodista occidental fue autorizado a viajar a Chernobil hasta ocho o nueve años después de la catástrofe. En 1986 había que pedir un permiso especial para viajar fuera de Moscú y, obviamente, nadie podía ni soñar con acercarse a menos de cientos de kilómetros de una central nuclear o de cualquier instalación que la URSS considerase de «alta seguridad». La colonia de occidentales en Moscú sabía que algo muy grave había ocurrido, pero tampoco había una información muy precisa de nada. Algunos europeos creyeron que lo más seguro era alejarse de Moscú cuanto antes y tomaron un avión hacia sus hogares, hacia occidente, sin reparar en que el viento soplaba precisamente en aquella dirección. No sabían que estaban volando en medio de la nube radiactiva de Chernobil. El balance oficial de víctimas fue de 31 muertos. Pero nunca se sabrá cuántos de aquellos cientos de miles de personas estaban siendo envenenadas mientras durante semanas se les repetía que no cundiera el pánico ni se moviera nadie de donde estaba. Más de un mes tardó en ser evacuada la población de la zona. El entonces líder soviético, Mijail Gorbachov, nunca fue un político muy sagaz y previsor. Pero sí un hombre de paz, un buen tipo que creía sinceramente que el comunismo se podía reformar para hacer habitable aquel experimento. Recién llegado al poder, tardó en reaccionar. Cuando al fin fue consciente de la gravedad del desastre y del inmenso daño que el silencio oficial y la resistencia a reconocer la catástrofe habían provocado, adoptó su primera gran consigna de cambio. Fue entonces cuando vino la histórica directriz política de la «glasnost» (transparencia). La «glasnost» no tenía nada que ver con la libertad de información, pero suponía el reconocimiento de que la opacidad imperante hasta entonces no había sido solo una actitud ridícula, sino también criminal. Aquello fue la ventana por la que, poco a poco, se fue colando el informe cotidiano que destapó que la ineficacia, la corrupción y un inmenso absurdo corroían las bases del sistema. Aunque avanzaba muy poco a poco, la «glasnost acabó siendo un instrumento que escapó al control de su propio creador. Ya en el ocaso del régimen, hacia 1990, se distribuyó en los pujantes circuitos contraculturales del país un documental que mostraba terneros de dos cabezas, fetos monstruosos, enfermedades inimaginables en los animales expuestos a la radiación de Chernobil. Imposible no imaginar qué habría ocurrido con los paisanos de aquel hombre al que se le felicitaba por pescar una hermosa perca en el río Pripiat el mismo día de la explosión nuclear. En Moscú nadie se enteró En Moscú tampoco nadie se dio por enterado. Pocos días después del accidente, miles de obreros fueron acarreados desde su fábrica a la Plaza Roja para celebrar el gran desfile del Uno de Mayo. El resto de la población disfrutó de un soleado día de fiesta, bebió como solía y dio unos cuantos hurras a los fuegos artificiales con los que se cerró la celebración. En realidad la nube tóxica no había pasado por Moscú, pero por si acaso en mi casa intentamos ser cuidadosos. Durante meses fregamos las verduras en agua hirviente y basamos nuestra dieta en alimentos occidentales -preferentemente enlatados- que comprábamos en las tiendas exclusivas para quienes teníamos dólares. El agua ni la probábamos. Entonces éramos jóvenes y recuerdo que, durante unos meses, mi mujer y yo tuvimos como principal base de nuestra dieta los botes de cerveza danesa que comprábamos al por mayor. Teníamos miedo de la lluvia, porque no se sabía de dónde venían las nubes. Y nos recogíamos en casa en cuanto comprobábamos que el viento soplaba con fuerza. Así, durante cuatro o cinco meses. Los bomberos que acudieron de urgencia a la central sabían que iban a morir, como lo sabían los aviadores que durante meses estuvieron arrojando sacos de arena a la central para enterrarla antes de comenzar a construir el sarcófago que aislaría a la bestia del mundo exterior. Ninguno de ellos dio media vuelta ni se quejó de su suerte. En las catástrofes, los rusos se crecen. Lo que sí terminaron sabiendo todos los soviéticos, rusos o no, es que la explosión de Chernobil fue debida a un experimento en el que se desactivaron todos los mecanismos automáticos de seguridad. Las alarmas advertían de que el reactor estaban siendo erroneamente manipulado. Pero, como el experimento tenía que seguir adelante a toda costa, se desconectaron también las alarmas y se siguió trasteando manualmente el reactor. Hasta que la chapuza acabó en una apocalíptica explosión que, por poco, arrasa media Europa. La metáfora perfecta de lo que era la Unión Soviética. Aquel fue el principio del fin de aquel desgraciado monstruo histórico.
www.abc.es | 24/04/16
No habrá finalmente récord de participación en el próximo festival de Eurovisión. La Unión Europea de Radiodifusión, ente organizadora del famoso certamen de música, ha expulsado a Rumanía del festival debido a la elevada deuda que su televisión pública ha adquirido con el organismo europeo. Según la información divulgada, la TVR acumula un débito de unos 14,5 millones de euros desde 2008, cifra que no ha conseguido rebajar pese a las sucesivas advertencias de la UER que han desembocado finalmente en esta drástica decisión a menos de un mes de celebrarse el concurso. Además de esta expulsión, la televisión pública Rumanía también perderá el acceso a otros servicios de la cartera de la UER, como derechos deportivos, cobertura informativa o apoyo jurídico y técnico. La directora general de la UER, Ingrid Deltenre, ha expresado su «decepción» por tener que apartar a la TVR del organismo, aunque incide en que la responsabilidad absoluta es del gobierno rumano, «que no ha manifestado voluntad para resolver este asunto». Rumanía iba a participar en la segunda semifinal de Eurovisión 2016 con el cantante Ovidiu Anton y su tema «Moment of silence» tras ganar la preselección que la cadena estatal emitió a primeros de marzo para escoger a su abanderado. Ante los rumores de una posible salida, Ovidiu Anton ya había mostrado en días anteriores su preocupación por verse negado a formar parte en un show televisivo que siguen cada año más de cien millones de personas. «Un artista no debe verse envuelto en una situación así. La TVR tiene el deber de promover la música, uno de nuestros valores más importantes», llegó a manifestar. La televisión sueca SVT, anfitriona este año del festival, ha mostrado también su tristeza por la salida de Rumanía y ha lamentado el trabajo perdido que estaba desarrollando para la actuación del cantante rumano. «Esta expulsión es perturbadora, pero no afectará negativamente al festival», señala también Jon Ola Sand, máximo responsable del concurso. Con la salida de Rumanía, Eurovisión pierde la oportunidad de igualar el récord de participación de 43 países que ya se cosechó en las ediciones de 2008 y 2011. Finalmente, serán 42 los candidatos que buscarán el triunfo en Estocolmo. Las galas de semifinales se celebrarán los días 10 y 12 de mayo, con dieciocho países compitiendo en cada una, y la gran final el 14 de mayo, con los 20 clasificados, Suecia como país anfitrión y el Big5, integrado por España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania.
www.abc.es | 22/04/16
Eurostat terminó ayer con las especulaciones: España cerró 2015 con un déficit del 5,1% del PIB, una desviación a todas luces inaceptable según las reglas del pacto de Estabilidad, muy lejos del 4,2% que se había pactado con la Comisión. El dato abre la puerta a que se imponga una sanción por ello. Los ministros de Economía de la zona euro estarán mañana en Ámsterdam y aunque no está previsto tomar decisiones específicas porque se trata de una reunión informal, será la primera ocasión en la que se reúnen después de la publicación de estas cifras. En general, las autoridades europeas pueden presumir de que tanto en la zona euro como en el conjunto de la UE se ha reducido el déficit público. En la Eurozona bajó al 2,1% del PIB (medio punto menos que el año anterior y en la UE 0,6% menos, es decir un 2,4%). Los dos países con mayor déficit público son Grecia (-7,2%) y España, por delante de Portugal y Reino Unido (-4,4%), Francia (-3,5%), Croacia (-3,2%) y Eslovaquia (-3%). Los déficits más bajos fueron los de Lituania (-0,2%), República Checa (-0,4%), Rumanía (-0,7%) y Chipre (-1%). Luxemburgo (1,2%), Alemania (0,7%) y Estonia (0,4%) cerraron son superávit, mientras que Suecia registró un equilibrio en sus cuentas . En el caso de España, Eurostat constata que se ha reducido levemente el porcentaje entre deuda pública y PIB hasta un 99,2%, una décima menos que el año pasado y que sigue estando por encima de la media tanto de la UE (85,2%) como de la zona euro (90,7%). Según fuentes del Eurogrupo, en la reunión de hoy en Ámsterdam no se espera «ninguna discusión formal sobre la situación presupuestaria» ni de España ni de otros países, aunque no es imposible que los ministros aborden el tema de manera informal. Muchos de los responsables de Economía y más concretamente el español Luis de Guindos, ya se han visto en la reunión del FMI de Washington con el comisario de Economía Pierre Moscovici, sin duda tratando de encauzar esta delicada sucesión de fechas que sigue a la validación de las cifras de déficit. Por ahora, nadie es capaz de adelantar si esta situación llevará o no a que la Comisión proponga imponer una multa a España por incumplir con sus compromisos, si optará por darle una nueva prórroga de dos años para alcanzar sus metas o si las dos posibilidades están enlazadas necesariamente. Según un alto responsable del grupo de trabajo del Eurogrupo, todas las fórmulas están contempladas en las normas del euro, pero no es de esperar que se aborde esta cuestión antes de que la Comisión presente formalmente una propuesta en mayo. En efecto, el Gobierno tiene que enviar a la Comisión antes de fin de mes un programa de reformas describiendo qué pretende hacer para poner fin a la situación. Y la Comisión publicará sus previsiones el día 3 de mayo, unas semanas antes de decidir sobre eventuales sanciones. Como sería la primera vez que se impusiera una multa de este tipo y España vive una situación política no menos inédita -con un Gobierno en funciones y probablemente en plena campaña electoral- nadie es capaz de prever cuál será la fórmula por la que se acabará optando. Una personalidad muy conocida del Eurogrupo ha llegado a barajar que se acuerde una sanción simbólica, algo así como «una multa de cero euros».
www.abc.es | 22/04/16
Dos días después del nacimiento del bebé, el rey Carlos Gustavo anunció tras la reunión del consejo de ministros, a la que también asistió la princesa heredera Victoria, que el recién nacido se llamará Alexander Erik Hubertus Bertil y se le ha otorgado el ducado de Södermanland, una de las provincias más antiguas de Suecia, situada al sur de Estocolmo. El príncipe Alexander ocupa el quinto lugar en la sucesión al trono tras su tía Victoria, sus primos Estelle y Óscar y su padre. Aunque todavía no hay fecha para el bautizo, se cree que será a finales del verano, ya que aún está pendiente el bautismo del príncipe Óscar que se oficiará el 27 de mayo en la capilla real del Palacio de Estocolmo. Carlos Felipe y Sofía de Suecia con el pequeño AlexanderEl nombre de Alexander es el que escogió la pareja como nombre de pila mientras que los demás nombres guardan relación con la familia materna o paterna. Así, Erik es el nombre del padre de Sofía, Bertil el del padrino de Carlos Felipe y Hubertus era uno de los nombres del abuelo del rey. Las apuestas se inclinaban porque el bebé se llamaría Bertil como el padrino del príncipe Carlos Felipe a quien se sentía muy unido, pero, al final, los padres se decidieron por un nombre con poca historia en la genealogía real de Suecia, después de haber barajado casi un centenar de opciones como reconoció el príncipe a los periodistas. Por otro lado, la elección del ducado otorgado al príncipe Alexander fue motivo de gran alegría en Södermanland, una región pintoresca situada en la costa sureste de Suecia en la que abundan los bosques y lagos y donde, al parecer, los príncipes Carlos Felipe y Sofía vivieron momentos románticos de su noviazgo. El pequeño Alexander, que nació el martes en el hospital Danderyd de Estocolmo, ya se encuentra en el palacio de Drottningholm con sus padres donde este jueves han recibido la visita del primer ministro de Suecia, Stefan Löfven. «Estaba profundamente dormido, pero aparentemente ha tenido despiertos a sus padres gran parte de la noche», comentó el político a la salida. El viernes, la familia así como los miembros del gobierno y autoridades del país asistirán a un Te Deum de Acción de Gracias en la Capilla Real que, en principio, estaba previsto para el día siguiente del nacimiento pero que ha tenido que retrasarse para que pudiera regresar la reina Silvia que se encontraba de viaje en Nueva York. Carlos Felipe, de 36 años, es el segundo hijo y único varón del rey Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, aunque la heredera del trono es su hermana mayor, la princesa Victoria. El 13 de junio de 2015, después de cinco años de noviazgo, contrajo matrimonio con Sofia Hellquvist, de 31 años, una joven que ha tenido que luchar contra su pasado para ganar el corazón de la familia real y de los suecos. Una portada en la revista Slitz en la que aparecía vestida con la parte inferior del bikini y una boa constrictor alrededor del cuello y la participación en el reality show del canal TV4 Paradise Hotel, una especie de Gran Hermano, forman parte de esos «pecados de juventud» que la acompañarán el resto de sus días. Pero, apenas un año después de la boda, la pareja sigue viviendo su gran historia de amor con la complicidad y el cariño de los suecos.
www.abc.es | 21/04/16
El nombre del primer hijo de los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia, que nació el martes a las 18.25 horas en el hospital Danderyd de Estocolmo, se dará a conocer el jueves tras la reunión del consejo de ministros, en el que, además, el rey Carlos Gustavo informará al gobierno del título que le será concedido. Según algunas fuentes, el pequeño podría recibir el Ducado de Dalarna, la región en la que la princesa Sofía ha pasado la mayor parte de su vida. El departamento de prensa de la Casa Real publicó la primera foto del bebé cuando la familia abandonaba el miércoles por la tarde el hospital para dirigirse a su nueva casa en Sjöpaviljongen, una vivienda del siglo XVIII de dos plantas y 1.700 metros cuadrados situada dentro de los terrenos del palacio de Drottningholm, por lo que serán vecinos de los reyes Carlos Gustavo y Silvia durante una temporada hasta que terminen las obras en Villa Solbacken, su residencia habitual en Djurgarden. El hijo de los príncipes Carlos Felipe y Sofía midió 49 centímetros y pesó 3,595 gramos al nacer y, según declaró su padre a los periodistas, tiene el cabello moreno y «es una buena mezcla de los dos». En la rueda de prensa en la que se anunció el nacimiento, Carlos Felipe se mostró entusiasmado y explicó que haber asistido al nacimiento de su hijo había sido «una experiencia increible». La princesa Sofia dio a luz ayudada por la comadrona Ana Stahl y la médico Sophia Brismar Wendel que también atendieron a la princesa Magdalena en el nacimiento del príncipe Nicolás. Carlos Felipe comentó que no quisieron saber el sexo del bebé durante el embarazo y que habían barajado cientos de nombres antes de escoger uno definitivo. El Te Deum de acción de gracias para el que se habían enviado las invitaciones hace varias semanas se celebrará el viernes en la Capilla del Palacio Real a fin de que la reina Silvia que se encontraba de viaje en Nueva York pueda estar presente. Desde la sede de Naciones Unidas donde asistía a unas conferencias sobre la drogadicción, la reina declaró a la prensa que se sentía «como en una nube» y que le había resultado difícil concentrarse en las reuniones cuando se enteró de la noticia por los gestos de sus asistentes. Por su parte, el rey Carlos Gustavo, que visitó a su nieto el miércoles en el hospital, comentó a los periodistas que hacían guardia en la puerta que el pequeño era «muy guapo» pero se negó a desvelar el nombre del bebé hasta que se anuncie oficialmente el jueves. En varias ciudades de Suecia se dispararon el miércoles varias salvas de cañones para festejar la llegada del recién nacido que ha sido recibido con gran alegría entre los suecos, como atestiguan los numerosos mensajes de felicitación que está recibiendo la pareja. El pequeño ocupará el quinto lugar en la linea sucesoria al trono de Suecia tras su tía, la princesa Victoria, sus primos Estelle y Óscar, y su padre. Carlos Felipe de Suecia y Sofía contrajeron matrimonio el 13 de junio de 2015 en la capilla del Palacio Real de Estocolmo. Su noviazgo de cinco años tuvo que vencer la resistencia de la familia real que no veía con buenos ojos la relación de Carlos Felipe con una joven que había posado semidesnuda en una revista y participado en un reality de la televisión sueca. Sin embargo, Sofía ha asumido las labores de su cargo a la perfección y, poco a poco, ha ido ganando el corazón de los suecos y de su familia política, gracias a su simpatía y naturalidad. La llegada de su primer hijo cierra, de momento, el baby boom de la Casa Bernadotte que comenzó con el nacimiento del pequeño Nicolás, hijo de la princesa Madeleine, en junio, siguió con el príncipe Óscar, primer varón de la princesa heredera Victoria, que nació el 2 de marzo, y este nuevo bebé, primero de la pareja formada por el príncipe Carlos Felipe y Sofía.
www.abc.es | 21/04/16
El Parlamento Europeo, reunido en sesión plenaria en Luxemburgo, propone prorrogar el uso del glifosato -un herbicida en el punto de mira por ser «probablemente cancerígeno»- siete años más, en lugar de los quince años que había propuesto la Comisión Europea y lejos de la prohibición total que reclamaba la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo. Por 374 votos a favor, 225 en contra y 102 abstenciones, los europarlamentarios se mostraron divididos sobre que se continúe utilizando glifosato -una sustancia que se usa como pesticida- más allá del 30 de junio, que es cuando caduca la autorización para su uso en la Unión Europea. No obstante, el PE acepta algunas enmiendas de Los Verdes europeos y propone la prohibición del glifosato para usos particulares, cerca de parques públicos y de las escuelas, o para ciertos usos agrícolas. Florent Marcellesi, portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, señala a ABC que esta prórroga «es decepcionante. Está claro que en las instituciones europeas, sigue habiendo una lucha encarnizada entre el lobby de la agroindustria a favor del beneficio por encima de todo y el lobby ciudadano a favor de la salud pública y del bien común». La última palabra la tiene el Consejo Europeo, que se reúne a mediados de mayo El glifosato es el herbicida más utilizado en el planeta, se usa ampliamente en la agricultura y en el mantenimiento de parques y jardines y de infraestructuras de todo tipo y ha suscitado una fuerte controversia científica por sus potenciales efectos cancerígenos y como disruptor endocrino. En marzo del año pasado, la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial para la Salud incluyó el glifosato en su lista negra de sustancias, al declararlo probable carcinógeno para humanos. Sin embargo, ese mismo año, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que ese riesgo resulta «improbable», aunque al mismo tiempo aseguraba no poder llegar a «una conclusión firme» respecto al potencial del glifosato de actuar como un disruptor endocrino. Ahora la última palabra la tiene el Consejo Europeo, que se reúne a mediados de mayo. Mientras tanto, Equo y el grupo europeo de Los Verdes han lanzado una iniciativa en la que invitan a todos los eurodiputados a realizarse un test de orina para comprobar los niveles de glifosato en su cuerpo. El asunto del glifosato y otros fitosanitarios lleva tiempo dividiendo a Europa. Así, algunos países como Francia, Italia, Suecia y Países Bajos mostraron su oposición a la reautorización de esta sustancia sin restricciones como propuso inicialmente la Comisión Europea, mientras que España se ha mostrado a favor de que se autorice. En este sentido, hace unos días 59 entidades enviaron una carta abierta a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y al ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, para solicitar que el Gobierno español reconsidere su postura y vote contra la reautorización, en tanto se aclara la controversia científica existente y se decide su clasificación en la UE. En nuestro país ya hay comunidades autónomas, como La Rioja y Aragón, cuyos parlamentos regionales han votado a favor de reducir la exposición de la población y del medio ambiente a los contaminantes hormonales. Y el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, anunciaba el mes pasado que va a aplicar el principio de prevención, y dejará de utilizar este herbicida progresivamente, sumándose a una lista de municipios libres de glifosato, entre los que se encuentran Barcelona y Zaragoza.


www.abc.es | 13/04/16
Tras dos años y medio de bizantinos debates parlamentarios, en las dos cámaras, Asamblea Nacional y Senado, los diputados franceses aprobaron la tarde del miércoles la penalización de los clientes de prostitutas callejeras, despenalizando la «solicitación» de clientes en la vía pública. Tras Suecia, Noruega e Italia, Francia es el cuarto país europeo que ha optado por la penalización de los clientes, que podrán ser castigados con multas de 1.000, 1.500 y hasta 3.750 euros, en caso de reincidencia. La nueva Ley destinada a reforzar judicialmente la lucha contra la prostitución callejera se ha inspirado de manera significativa en la Ley sueca de 1999. Por el contrario, la nueva legislación suprime el delito de «solicitación» pasiva o activa de las prostitutas en la vía pública, que castigaba con multas de 3.750 euros y dos meses de cárcel a los hombres o mujeres que se prostituyesen en la calle, desde la legislación de 2003, concebida por Nicolas Sarkozy. Se trata de un cambio radical en la política de lucha nacional contra la prostitución. Entre 2003 y 2016, Francia optó por castigar, multar y penalizar a las prostitutas. Tras dos años y medio de debates parlamentarios, el gobierno francés ha cambiado estrategia radicalmente: quedan abolidos los delitos de «solicitación» de clientes prostibularios en la vía pública; serán castigados, penalizados y multados los clientes de prostitutas callejeras. Como medidas de acompañamiento, la nueva legislación de lucha contra la prostitución tiene previsto adoptar próximamente medias de acompañamiento: se concederán permisos de residencia a hombres y mujeres extranjeros que ejerzan la prostitución en Francia sin permiso de residencia. Se ofrecerán «cursillos de reinserción» a prostitutas / prostitutos que deseen «dar un nuevo rumbo a sus vidas». El Estado tiene previsto crear un fondo de 4 millones 800.000 euros para estas medidas de reinserción. Perseguidos y castigados los clientes de prostitutas / prostitutos callejeros, no está muy claro como podrán ser perseguidas y castigadas, eventualmente, las nuevas formas de prostitución, que han crecido de manera espectacular a través de las redes sociales y los nuevos recursos tecnológicos.


sevilla.abc.es | 8/04/16
Tras dos años y medio de bizantinos debates parlamentarios, en las dos cámaras, Asamblea Nacional y Senado, los diputados franceses aprobaron la tarde del miércoles la penalización de los clientes de prostitutas callejeras, despenalizando la «solicitación» de clientes en la vía pública. Tras Suecia, Noruega e Italia, Francia es el cuarto país europeo que ha optado por la penalización de los clientes, que podrán ser castigados con multas de 1.000, 1.500 y hasta 3.750 euros, en caso de reincidencia. La nueva Ley destinada a reforzar judicialmente la lucha contra la prostitución callejera se ha inspirado de manera significativa en la Ley sueca de 1999. Por el contrario, la nueva legislación suprime el delito de «solicitación» pasiva o activa de las prostitutas en la vía pública, que castigaba con multas de 3.750 euros y dos meses de cárcel a los hombres o mujeres que se prostituyesen en la calle, desde la legislación de 2003, concebida por Nicolas Sarkozy. Se trata de un cambio radical en la política de lucha nacional contra la prostitución. Entre 2003 y 2016, Francia optó por castigar, multar y penalizar a las prostitutas. Tras dos años y medio de debates parlamentarios, el gobierno francés ha cambiado estrategia radicalmente: quedan abolidos los delitos de «solicitación» de clientes prostibularios en la vía pública; serán castigados, penalizados y multados los clientes de prostitutas callejeras. Como medidas de acompañamiento, la nueva legislación de lucha contra la prostitución tiene previsto adoptar próximamente medias de acompañamiento: se concederán permisos de residencia a hombres y mujeres extranjeros que ejerzan la prostitución en Francia sin permiso de residencia. Se ofrecerán «cursillos de reinserción» a prostitutas / prostitutos que deseen «dar un nuevo rumbo a sus vidas». El Estado tiene previsto crear un fondo de 4 millones 800.000 euros para estas medidas de reinserción. Perseguidos y castigados los clientes de prostitutas / prostitutos callejeros, no está muy claro como podrán ser perseguidas y castigadas, eventualmente, las nuevas formas de prostitución, que han crecido de manera espectacular a través de las redes sociales y los nuevos recursos tecnológicos.


www.abc.es | 7/04/16
Penas de hasta cinco años de cárcel podrían caer sobre los clientes de prostitutas forzadas en Alemania. El Consejo de Ministros ha despachado el miércoles al Parlamento una regulación que complementa la nueva ley sobre la prostitución que entrará en vigor a mediados de 2017. «Debemos proteger mejor a las mujeres y los niños frente a la trata de personas y a la prostitución forzada» ha indicado el ministro de Justicia Heiko Maas, autor de la regulación que busca ajustarse a las directrices de la UE: una Europa libre de prostitución forzada. Más radical ha sido París que aprueba una ley que castiga a los clientes con hasta 3.500 euros y elimina toda multa a las prostitutas. Francia se convierte así en el quinto en sancionar a los clientes de prostitución, después de Suecia –el primer país en hacerlo, en 1999–, Noruega, Islandia y el Reino Unido. Si bien casi toda prostitución es forzada, Berlín aplicará penas de tres meses a cinco años contra los clientes de prostitutas que no ejerzan libremente. Cuando el cliente sea consciente de ello; dice la regulación. Y he aquí el problema: el presidente del Sindicato de la Policía Olav Malchow valoró en un comunicado la nueva norma –«mejorará la protección de las mujeres y los hombres que trabajan en la prostitución»– advirtiendo, sin embargo, la dificultad de probar que un cliente sabía o podía haber sabido que la prostituta a la que había contratado no ejercía libremente. La ley que tiene como objetivo final luchar contra las mafias que trafican con personas, no castigará a los clientes que denuncien un caso ni a quien demuestre que no sabía y no podía saber que la prostituta estaba siendo forzada. A mediados de 2017 entrará en vigor en Alemania la nueva ley sobre la prostitución con el objetivo de proteger a las trabajadoras del sector. La ley diseñada por conservadores y socialdemócratas de la coalición de Gobierno ha puesto, sin embargo, en pie de guerra a prostitutas y asociaciones ya que según ellos no se trata de una ley de protección, sino que una de «control». Sus críticos hablan que tal normativa provocará el desplazamiento de las prostitutas y su marginación. Según Gudrun Greb del centro de asesoramiento «ragazza», «la prostitución es un problema para las autoridades, cuando se trata de su visibilidad» y recuerda que «el 70% de las prostitutas son migrantes». Para Greb, la nueva ley con sus controles echará por tierra la confianza entre prostitutas y las asociaciones lograda tras años de trabajo. Manifestaciones en París Francia formará parte de los países europeos que sancionan a los clientes de las prostitutas, una polémica medida que ha sido objeto de muchos debates y divide tanto a la clase política como a las asociaciones de ayuda a las prostitutas. La Asamblea Nacional (Cámara Baja), establecerá el miércoles que «la compra de actos sexuales» podrá ser sancionada con una multa de 1.500 euros, y de hasta 3.500 en caso de reincidencia. Todos los países europeos castigan el proxenetismo pero Francia será el quinto en sancionar también a los clientes de las prostitutas, después de Suecia, Noruega, Islandia y el Reino Unido. Una manifestación de prostitutas contra el texto estaba prevista cerca de la Asamblea Nacional.


www.abc.es | 6/04/16
El mundo del deporte se encamina hacia Río 2016, los primeros Juegos Olímpicos de la historia que se celebran en Suramérica, algo que sería imposible si el sueño de Pierre de Coubertin, barón de Coubertin, se hubiese convertido en realidad hace hoy 120 años. La ciudad de Atenas vivía la inauguración de los Primeros Juegos Olímpicos modernos y dejaba un gran legado que aún hoy disfrutamos. En mucho se diferencian los Juegos que hoy conocemos de los que se produjeron en 1896 en la capital griega. Solo participaron atletas masculinos –un total de 241–, que acudían a Atenas en busca de las medallas en nueve deportes (atletismo, ciclismo, esgrima, gimnasia, halterofilia, lucha, natación, tenis y tiro). Todos ellos todavía hoy disponen de un hueco entre los deportes elegidos por el Comité Olímpico Internacional, aunque la halterofilia faltó en dos ocasiones, la lucha en París 1900 y el tenis se mantuvo ausente entre París '24 y Seúl '88. A Atenas acudieron solo representación de catorce países reconocidos por el COI: Alemania, Australia, Austria, Bulgaria, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Reino Unido, Suecia y Suiza. Hubo que esperar cuatro años para ver presencia española en unas Olimpiadas, ya que ocho deportistas participaron en París 1900 y dos de ellos se colgaron el oro en Pelota Vasca, aunque no pudieron revalidar su título olímpico cuatro años más tarde ante una nueva ausencia española. Desde Amberes 1920, España no ha faltado a una cita tan importante –a excepción de los Juegos de Berlín en 1936, a causa de la Guerra Civil–. Nada de esto habría sido posible sin el barón de Coubertin. Hijo de pintor, sus padres le tenían destinado un futuro relacionado con el Ejército o la política, aunque sus intereses lo llevaron más hacia la educación y la pedagogía. Eso sí, acabó creando un acto deportivo que tiene que ver casi más con la política que con el deporte. No había cumplido aún los 20 años cuando ya había realizado numerosos viajes por Inglaterra y Estados Unidos que le permitieron formar una base de su reforma educativa, muy enfocada en el deporte. En uno de sus desplazamientos a Grecia, halló las ascuas de su fuego interno en la llama olímpica y comenzó a dar forma a su proyecto. Las medallas que se entregaron a los vencedores en Atenas 1896- COI El barón utilizó la exposición universal de París de 1889 para compartir su idea e inicitar a los políticos a unir lazos a través del deporte. Rescatar los Juegos Olímpicos de antaño era su sueño, aunque en aquel momento no pensaba en que fuera a ser posible solo siete años más tarde. No tuvo éxito en su primera tentativa, pero no frenó en su empeño y en el Segundo Congreso Internacional del Deporte, en 1894, volvió a promoverlo y consiguió que se aprobara la celebración de los Primeros Juegos Olímpicos modernos. Así, el 6 de abril de 1896, el rey Jorge de Grecia pronuncia por primera vez las palabras rituales: «Declaro abierto los Primeros Juegos Olímpicos Internacionales de Atenas». El sueño de Coubertin se hacía realidad y disfrutó de sus Olimpiadas en esa ocasión y en otras siete hasta que anunció su retirada como presidente del COI en 1924. Dio paso a una vida en soledad de la que se despidió en Ginebra el 2 de septiembre de 1937. Fue enterrado en Lausana, aunque su corazón fue trasladado a Olimpia por expreso deseo del barón. En aquella ocasión no hubo espacio para las mujeres. No fue hasta cuatro años más tarde cuando 22 atletas se convirtieron en olímpicas y la tenista Charlotte Cooper se hizo con la primera medalla de oro femenina. En París 1900 también se amplió el número de disciplinas hasta la veintena, cifra que se ha ido ampliando hasta los 28 que formarán parte del programa de Río 2016. Será la próxima cita olímpica, que comenzará el 5 de agosto en el estadio João Havelange su edición número 28. Como cada cuatro años, puntual en el calendario casi como un símbolo de tregua entre conflictos. De hecho, solo dejó de celebrarse durante las guerras mundiales, en 1916, 1940 y 1944.


www.abc.es | 6/04/16

Si Europa acogiera el mismo porcentaje de personas que huyen de la guerra que Líbano, tendría que abrir la puerta a 100 millones de refugiados. Este cálculo demoledor ilustra la abismal desigualdad que rige la acogida de refugiados por parte de la comunidad internacional y lo puso sobre la mesa este miércoles Naciones Unidas durante una conferencia en Ginebra. Los países limítrofes con Siria, desbordados con 4.8 millones de refugiados son de lejos los más generosos. Europa, mientras, adquiere compromisos raquíticos que no acaba de cumplir.

Así por ejemplo, la Unión Europea (UE) se comprometió el año pasado a reasentar a 22 mil refugiados de países vecinos de Siria y de momento apenas 4 mil 555 han llegado a su destino final. Algo parecido sucede con los 937 solicitantes de asilo –de 160 mil comprometidos– que han sido trasladados desde Italia y Grecia. Cinco millones de sirios han sido forzados a abandonar su país y más de 6 millones han buscado resguardo dentro de la propia Siria. A falta de vías legales y seguras, cientos de miles de sirios se juegan la vida para llegar a Europa. Al menos 7 mil 500 han muerto tratando de cruzar el Mediterráneo, según datos de Oxfam.

En un llamamiento urgente, la ONU pidió este miércoles a la comunidad internacional que se comprometa a reasentar a 480 mil sirios en los próximos tres años. Ese número representa apenas el 10% de los huidos de la guerra que se encuentran en los países vecinos de Siria. “Debemos encontrar la manera de gestionar esta crisis de una manera más humana y equitativa”, dijo Filippo Grandi, alto comisionado de la ONU para los Refugiados en Ginebra. Desde 2013, los países occidentales se han ofrecido a reasentar a 179 mil 150 sirios, según la ONU; una cifra mínima comparada con la magnitud del flujo de refugiados. Acnur asegura no tener datos acerca de cuántos de esos ofrecimientos se han hecho efectivos.

Estos son algunos de los datos que conviene tener en cuenta a la hora de plantear cualquier debate sobre la acogida de refugiados: Países limítrofes. La mayoría de los sirios que han huido de la guerra malviven en los países vecinos, pese a la debilidad de sus economías. Hasta 4.8 millones de refugiados han recalado en los países que hacen frontera con Siria: Turquía, Líbano, Jordania e Irak. En Líbano hay cerca de un millón de refugiados registrados y otro millón, pendiente de registrar. En Jordania, el 10% de la población (639 mil) es ya refugiada, mientras Turquía acoge a 2.7 millones de sirios.

Parálisis. La UE trabaja a varias velocidades y con escaso éxito de momento para reasentar a refugiados desde los campos de fuera de la UE y para reubicar a los solicitantes de asilo atascados en Grecia y en Italia. De los 22 mil 504 asentamientos de países terceros acordados en julio pasado, apenas 4 mil 555 se habían llevado a cabo a mediados de marzo. A España, por ejemplo, le correspondía reasentar a mil 449 procedentes de los países vecinos, sin que ninguno haya llegado por esa vía, según los datos que publicó el Ejecutivo comunitario a mediados de marzo. Ese objetivo de 22 mil 500 se ve ampliado ahora tras lograrse el polémico acuerdo con Turquía por el que la UE devolverá a los migrantes que lleguen a las islas griegas, refugiados incluidos y por el que se comprometen también a acoger a un máximo de 72 mil sirios; un número que no llega a la mitad del número de personas que han desembarcado este año. Mientras, el compromiso para reubicar a 160 mil refugiados llegados a Italia y Grecia sigue aplicándose con cuentagotas. A mediados de marzo solo se había traslado a 937 personas, según las cifras de la Comisión Europea, que achaca la lentitud a “la falta de voluntad política”.

Más allá de los programas de reasentamiento, en 2015, un total de 368 mil 400 sirios solicitaron asilo en los países de la UE, según los datos de Eurostat. El mayor número de solicitudes se presentó en Alemania, seguida de Hungría (64 mil) y de Suecia (51 mil). España recibió 5 mil 725 solicitudes, según la oficina estadística europea.

www.prensa.com | 1/04/16
El Gobierno de Suecia ha iniciado el proceso para declarar oficialmente muerto a Raoul Wallenberg, el diplomático que salvó a 50.000 judíos húngaros de la muerte a manos de los nazis en la Segunda Guerra Mundial y que desapareció tras la toma soviética de Budapest. La Agencia Tributaria sueca ha publicado en dos periódicos locales un anuncio en el que se exige a Wallenberg que se presente, antes del 14 de octubre, en su sede de Skatteverket, en las afueras de Estocolmo. Si Wallenberg -que tendría en la actualidad 104 años- no comparece, la Agencia Tributaria podrá declararlo oficialmente muerto y cumplir así el deseo de la familia de zanjar, al menos en el plano administrativo, el drama de la vida de este diplomático. Varios familiares de Wallenberg pidieron al Gobierno sueco el pasado noviembre que iniciase los procedimientos para declararle muerto. Tras extender salvoconductos a decenas de miles de judíos húngaros para que escapasen de los nazis, Wallenberg fue detenido en las afueras de Budapest en 1945 por militares soviéticos. Décadas después el Gobierno ruso indicó que el diplomático sueco había muerto de un ataque al corazón en una cárcel en Moscú en 1947, aunque la explicación fue recibida con amplio escepticismo. Wallenberg, cuyo apellido da nombre a un premio del Consejo de Europa a la solidaridad, activismo y humanismo, ha sido declarado ciudadano honorario de Estados Unidos y Canadá, y ha recibido de forma póstuma varios galardones como el título Justo entre las Naciones, que concede Israel a quienes ayudaron a salvar a judíos durante el Holocausto nazi.


www.abc.es | 29/03/16

Una encuesta hecha en 64 países de los cinco continentes revela que el Papa Francisco goza de una imagen favorable, que trasciende el ámbito católico. Un 54% dijo tener una opinión positiva del pontífice contra sólo un 12% que la juzgó negativa, mientras que un 34% no supo evaluarlo, sobre todo por desconocimiento de su personalidad. Los países donde el Papa tiene la mayor imagen favorable son Portugal (94%), Filipinas (93%), Argentina (89 %) e Italia (86 %). En tanto que las regiones donde cuenta con más opiniones favorables son América Latina (77%), América del Norte (63%) y Europa (62%).

El sondeo -que se conocerá hoy en todo el mundo y que Clarín publica en exclusiva para la Argentina- fue hecho entre setiembre y diciembre pasado por WIN, una asociación líder en investigación de mercado y social y política, formada por 77 empresas independientes, cuyo representante en nuestro país es VOICES! Abarcó alrededor de mil personas por país (en 26 fue cara a cara; en 15, por teléfono, y en 23, on line), totalizando 63.272 consultados.

En cuanto a la imagen por religión, las opiniones más favorables se dieron entre los católicos (85%), seguidos por los judíos (65%) y los protestantes (53%). Curiosamente, a continuación aparecen los ateos (51% y con sólo 17% de opinión desfavorable). Luego “otros cristianos” (50%); ortodoxos (49%); “otras religiones” (47%); hindúes (43%); budistas (33%) y los islámicos (28%). En los tres últimos grupos fueron mayoría los que no supieron evaluarlo (51%, 57% y 55% respectivamente.

De los 64 países estudiados, en 60 las opiniones positivas superan a las negativas. En Latinoamérica, además de la Argentina (89% contra 3 %), aparecen Colombia (84% contra 8%), en Perú (79% contra 8%) y en Ecuador (78 % contra 9%). En la otra punta, figura México (67% contra 20%). En Norteamérica, el pontífice cuenta con mejor imagen en Canadá (67% contra 9%) que en tanto que en Estados Unidos (58% contra 20%).

En la Unión Europea, además de Portugal (94% contra 2%) e Italia (86% contra 9%), figuran en el tope España (80% contra 9%), Polonia (78% contra 5%), Austria (75 % contra 8 %) y Eslovenia (73% contra 6%).

En donde menos imagen positiva tiene es en Suecia (37 % contra 14 %); en Gran Bretaña (37 % contra 17 %) y sobre todo en Grecia (36 % contra 23 %).

En la Europa del Este, Georgia lidera las opiniones favorables (77% contra 7%), seguida por Armenia (75% contra 7%). En el otro extremo está Azerbaiyán (5% contra 8% pero con un 87% que no supo contestar, especialmente porque es el país donde más se lo desconoce de todos los relevados.

En el Medio Oriente y los países del Magreb, el Papa tiene la mayor cantidad de opiniones favorables en Líbano (80% contra 3%) y la menor en Túnez (15% contra 25%) y Argelia (9% contra 28%), pero con un alto grado de desconocimiento (60% y 64%, respectivamente). En el África subsahariana, tiene la mejor imagen en Nigeria (51% contra 16%) y Congo (50% contra 20%), mientras que en la otra punta aparece Sudáfrica (36% contra 18%) y Etiopía (22% contra 6%).

www.clarin.com | 25/03/16

Antes de fin de año el Papa Francisco desclasificará los documentos del Archivo Secreto del Vaticano sobre la represión ilegal de la dictadura gracias a su decisión política y a una cultura vaticana de preservar documentos que contienen 1.200 años de la historia de la humanidad. Es que allí se guardan, entre otras joyas históricas, los cables secretos que mandan los nuncios apostólicos desde las casi 100 embajadas que el Vaticano tiene alrededor del mundo. Es tanto el valor histórico y político del archivo que cuando Napoleón invadió Italia se llevó varios tesoros, entre ellos, el archivo completo.

El diputado de Confianza Pública y amigo del Papa, Gustavo Vera, dijo a Clarín que “la apertura de esa parte del archivo es parte de un proceso mayor de apertura que Francisco está dando contra la cultura del secretismo de sectores del Vaticano. Creo que los documentos sobre la dictadura se van a conocer antes de fin de año”. 

En febrero tuve el privilegio de que el Vaticano aceptara un pedido de visitar el archivo cuyos estantes con documentación, si se pusieran en fila, alcanzarían los 85 kilómetros. La mayoría están bajo los museos vaticanos fundamentalmente la plaza de la piña romana. De la mano del oficial del archivo, el historiador argentino Alejandro Dieguez, me deslumbré con la sala de Los Angeles Músicos pintada en el Renacimiento, el bunker de cemento con los estantes, la cámara climatizada para guardar pergaminos escritos con letra de oro u otros enviados por el sobrino de Gengis Kan, o la cámara para digitalizar toda este historia de papel.

Luego llegamos a la fila de los archivos que contienen todos los documentos enviados por los embajadores vaticanos desde después de la Revolución de Mayo. En el enorme estante con los cables enviados por el entonces nuncio apostólico en el país, monseñor Pio Laghi, veo que están perfectamente encuadernados y clasificados por fecha, pero por ahora no se pueden ver hasta que Francisco firme la orden de desclasificación.

En cambio, voy unas cuántas décadas atrás y me permiten abrir un archivo móvil y ver los cuadernos de la época de Perón, Yrigoyen, Rosas y otros líderes argentinos. Abro uno que contiene los cables del embajador enviado a Buenos Aires durante el gobierno del “Restaurador” (1835-1852). En italiano y con caligrafía perfecta, el nuncio cuenta que Rosas le puso un palacio a disposición para seducirlo pero que lo aceptó para no quedar bajo su influjo. Luego revela que discutió con el caudillo qué obispo argentino debía ser el nuevo cardenal de Buenos Aires y que cuando le nombró a su preferido, Rosas le contestó sin inmutarse:

— A ese no lo mandé a matar porque sabía que era su candidato.

 Mi guía me explica que cualquier estudioso, sin importar su religión, puede pedir permiso para explorar en este universo de información, imágenes y colores. Solo se rechazaron algunos pedidos poco serios como los relacionados con el libro “El Código Da Vinci” que preguntan por ficciones y no hechos comprobables. Sin embargo, en otra parte se preserva un rollo de papel con el juicio de inquisición a los caballeros templarios que hizo el rey Felipe el Hermoso de Francia en el siglo XIII. En otra sala se guarda el registro del juicio a Galileo Galilei, quien tuvo que rectificarse y aceptar que la tierra era el centro del universo, aunque dijo “sin embargo se mueve”.

Mientras empleados con carretillas van de un lado para el otro llevado documentos, llegué a través de escaleras de mármol a la famosa torre de Los Vientos, el ex observatorio astronómico del Vaticano construído en el siglo XV. Su reloj de sol fue clave para el Papa Gregorio XIII reformara el calendario juliano en 1582. Está decorado con figuras mitológicas griegas que representan los vientos. El viento norte tiene una frase en latín que dice algo así: todo lo malo viene del norte. Pero cuando la reina Cristina de Suecia se convirtió al catolicismo en el 1600, por cortesía, tuvieron que taparlo

www.clarin.com | 22/03/16
Ha estrenado hace poco el cargo en Lombard Odier pero tiene a sus espaldas 20 años de trayectoria en diferentes bancos internacionales. Desde esta gestora «boutique» del banco del mismo nombre analiza la coyuntura financiera internacional y las mejores opciones para invertir. —¿Cuáles son los riesgos para los mercados en este 2016? —En realidad no son tan peligrosos como se está queriendo ver. La corrección de los mercados de renta variable global de junio a diciembre del año pasado fue normal dentro de un mercado alcista que ha durado cuatro o cinco años. Lo que ha habido en enero y en febrero ha sido un crack bursátil con pánico, en parte propiciado por el Banco Central Europeo y el resto de bancos centrales. Hasta ahora los bancos centrales han estado en un terreno desconocido con tipos de interés por debajo de la inflación e inyectando dinero en los mercados de renta fija y eso ha provocado tipos de interés artificialmente bajos que no le encajaban al inversor. Hemos visto un cambio muy fuerte de exposición de activos libres de riesgo como los monetarios o renta fija a activos de más riesgo donde se ha producido luego la corrección, sobre todo en los activos más inflados como high yield, bonos convertibles, deuda de emergentes y renta variable en general. Había muchos inversores que tenían estos productos que, en realidad, no encajaban mucho con su perfil y que cuando ha venido la corrección ha habido pánico. —¿Y ha pasado ya lo peor en cuando a corrección del mercado? —Ha pasado el pánico pero ahora viene algo complicado de evaluar, como es el escenario de tipos de interés negativos, ya que es un terreno desconocido tanto si los bancos centrales lo hacen de forma generalizada o si lo hacen segmentando el objetivo, es decir, con un tipo de depósito para particulares y otro para los inversores institucionales. —Será nuevo para la Eurozona pero ya se ha puesto en marcha antes en otros países. «En Dinamarca en 2015 se empezaron a dar hipotecas a tipos de interés negativos» —Claro, claro. Los que han vivido antes esta situación son países pequeños que están alrededor de la Eurozona: Suiza, Suecia, Dinamarca y Noruega. Lo que ha ocurrido en estos países es que como actuaban como valor refugio ante una política monetaria demasiado laxa en la Unión Europea han tenido que poner los tipos de interés en negativo para defender sus monedas y evitar que se apreciasen frente al euro. Todo esto empezó a principios del año 2015 y, por ejemplo, en Dinamarca empezaron a darse hipotecas a tipo de interés negativo, o lo que es lo mismo, el banco toma prestado el dinero a un tipo negativo y luego lo presta a un tipo menos negativo y se queda con el diferencial. Lo que ocurre es que cuando pones tipos de interés negativos, incluso para hipotecas, en un país donde hay una burbuja inmobiliaria, literalmente pierdes el control a futuro de qué es lo que puede ocurrir, es decir, si esa inflación inmobiliaria que se provoca acaba trasladándose al resto de los activos. El contagio —¿Con lo que se crearía una especie de espiral de contagio? —Es una situación complicada que estamos empezando a vivir en la Unión Europea y además no sabemos dónde está el límite de los tipos de interés negativos. Hay estudios que sostienen que más allá de un -0,5% acaba provocando que la gente retire los depósitos de los bancos para no tener que pagar ese -0,5% pero la primera evidencia que tenemos de que eso no es así es el caso e Suiza, donde ya están en el -0,75%. —¿Y ha habido retiradas de dinero de los bancos o en Suiza pagar un 0,5% no afecta demasiado? —Algo sí, ya que, a diferencia de la Unión Europea, en Suiza la legislación ya está adaptada a que puedas sacar el dinero de una cuenta corriente y meterlo en una caja fuerte del banco. Los bancos suizos están alquilando cajas fuerte por metros cúbicos ya que es mucho más barato para el ahorrador. Lo que ocurre además es que en Suiza luego se puede sacar el dinero de la caja fuerte y volver a meterlo en tu cuenta corriente mediante un sistema de certificación por el que se garantiza que ese dinero viene de la caja fuerte y no de otro tipo de actividades. —Y en esta coyuntura, ¿Cuáles son las mejores opciones de inversión? —Telecos, farmacéuticas y todos los sectores relacionados con el consumo. También hemos empezado a comprar renta fija emergente en moneda local de China e India.


www.abc.es | 21/03/16

Al menos 13 estudiantes extranjeros murieron y 43 resultaron heridos esta mañana cuando el micro en el que viajaban chocó contra otro vehículo en una ruta de la localidad de Tarragona, al noreste de España.

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, informó que se están llevando a cabo las tareas de identificación y contacto con las familias, y a partir de ahí comenzará el procedimiento de repatriación. "Se inicia ahora y probablemente durará días", dijo.

Según informó el Ejecutivo catalán, en el autobús siniestrado viajaban estudiantes de Erasmus, un programa de intercambio universitario de estudiantes extranjeros. En total había 56 jóvenes provenientes de Perú, Bulgaria, Polonia, Irlanda, Palestina, Japón, Ucrania, República Checa, Nueva Zelanda, el Reino Unido, Italia, Hungría, Alemania, Suecia, Noruega y Suiza que estaban cursando diferentes carreras en dos universidades de Barcelona.

El siniestro ocurrió cuando volvían de ver la Noche del Fuego de las fiestas de las Fallas de Valencia. Según las primeras informaciones, el micro que iba hacia Barcelon, perdió el control, cruzó de mano en la ruta y chocó contra un coche, cerca de las  6 de la madrugada. El ministro de Interior del Gobierno de Cataluña, Jordi Jané, atribuyó inicialmente la causa del accidente a un "error humano".

El conductor dio negativo en el control de drogas y alcohol, según fuentes judiciales, y el vehículo, de unos tres años de antigüedad, cumplía todas las normas de seguridad, según la empresa. 

El viaje había sido contratado por la Asociación European Students Network, organización de estudiantes en la que participan diversas universidades catalanas, informó el rector de la Universidad de Barcelona, Dídac Ramírez. 

www.clarin.com | 20/03/16
Según los medios suecos, la fortuna de Ingvar Kamprad, el fundador de la mayor empresa productora de muebles del mundo, asciende a unos 65.000 millones de euros. Llegó a ocupar el cuarto puesto entre los hombres más ricos del mundo de la revista "Forbes" en 2006, pero ha desaparecido de la lista y sus hijos solo figuran en el lugar 1.694. No es que su patrimonio se haya evaporado, pero es tal el entramado financiero que resulta complicado separar qué parte le pertenece a él, a sus hijos o a la fundación Interogo que estableció a finales de los ochenta en el principado de Liechtenstein. Kamprad, a punto de cumplir 90 años, nació el 30 de marzo de 1926 en la provincia sueca de Småland, una región agrícola al sur del país, en una época de penurias, escasez y trabajo duro. Su infancia en una Suecia rural y pobre marcó su carácter y ha impregnado el espíritu de la compañía que creó con apenas diecisiete años. Una personalidad emprendedora y las carencias de su infancia le empujaron a los seis años a vender cerillas a sus vecinos y a recorrer su pueblo, a partir de los diez, repartiendo decoraciones de navidad, postales y lápices que sus paisanos le encargaban de un catálogo. A los diecisiete años, su padre le regaló una pequeña suma de dinero por sus buenos resultados en el colegio y, con ella, amplió su negocio de venta, al que incorporó los muebles que los granjeros de la zona fabricaban a mano para conseguir ingresos adicionales. Desde entonces, su firma no paró de crecer hasta convertirse en el gran imperio del mueble y la decoración, cuyas tiendas están en todo el planeta. Un tacaño millonario Si algo destacan las personas que le conocen es su tacañería. Viaja en clase económica, se hospeda en hoteles sencillos, tuvo que dejar de utilizar su viejo Volvo 240 porque el estado del vehículo hacía peligrar su seguridad y va a la peluquería cuando viaja a países del Tercer Mundo. "Normalmente me corto el pelo cuando voy a un país menos desarrollado. La última vez lo hice en Vietnam", contó en una ocasión al diario "Sydsvenskan" mientras se quejaba de que un corte de pelo en Holanda costaba 22 euros. En un programa de la televisión sueca emitido a principios de marzo Kamprad confesó que toda su ropa era de segunda mano. "No creo que haya nada de mi ropa que no haya sido comprado en una tienda de segunda mano. Eso significa que doy un buen ejemplo", dijo al canal TV4. "Está en la naturaleza de los de Småland ser agarrados", aseguró. En su biografía hay también episodios oscuros, como sus simpatías adolescentes por el partido nazi, algo que achacó a la admiración que su abuela alemana sentía por Hitler. Tiempo después calificó aquel periodo como "el mayor error de mi vida" e, incluso, escribió una carta a sus empleados pidiendo perdón. Además, no ha sido un hombre popular en su país natal, ya que en 1973 trasladó la sede de la firma a Copenhague para esquivar los elevados impuestos del Gobierno sueco y fijó su residencia en Epalinges (Suiza) desde 1976 hasta 2014. La muerte de su segunda esposa en 2011 y su avanzada edad le han hecho regresar a Älmhult en su región natal. La sede de Ikea hoy está en Holanda y, poco a poco, se ha ido retirando de sus negocios que ya gestionan sus tres hijos: Peter, Jonas y Mathias.


www.abc.es | 14/03/16

En Suecia dicen que el “ala más joven” del Partido Liberal sueco propone la legalización del incesto entre los mayores de 15 años, y la necrofilia, previo consentimiento de la persona antes de morir. Cecilia Johansson, una de los miembros del partido, dice “debería ser tu decisión lo que sucede con tu cuerpo después de morir”.

En Alemania, el Tribunal Constitucional ha desestimado las demandas de un hombre y de una mujer quienes alegaban que la prohibición de mantener actos sexuales con animales “atenta contra el derecho básico de libertad sexual que garantiza la Constitución”. La ley alemana establece que los actos sexuales con animales están penalizados hasta 27 mil dólares.

En Suiza, el Gobierno ha propuesto una reforma al Código Penal para despenalizar el incesto entre padre e hijos mayores de edad y hermanos adultos. Las relaciones entre padres y entre hermanos están prohibidas. Es un delito que se castiga con hasta tres años de cárcel.

En Italia, el Senado ha aprobado la ley que reconoce las uniones homosexuales con 173 votos a favor y 71 en contra. La ley no incluye el derecho de adopción. Aprobado por el Senado pasará a la Cámara de Diputados.

La ley italiana establece que los cónyuges se comprometen a mantenerse fieles. La ley para los homosexuales elimina la fidelidad de los homosexuales. O sea la fidelidad no es asunto de los homosexuales. Ya lo dijo el diseñador homosexual Stefano Gabbana: “nos oponemos a la adopción, la única familia es la familia tradicional. Se nace de una madre y un padre sin química y útero alquilado, hay cosas que no se deben cambiar”.

Mientras tanto, la Carta Interamericana de Derechos Humanos ha emitido una resolución para obligar a Costa Rica a permitir la aplicación de la fertilización in vitro.

En Perú ha sido promulgada la Ley de Protección y Bienestar Animal para penalizar con cárcel a las personas que maltratan a perros y gatos con actos de crueldad, como no alimentarlos o tener sexo con ellos. La ley incluye la no utilización de animales en labores policiales. Es un asunto de derechos de los animales.

En Chile, la Cámara de Diputados debate la propuesta de ley para la despenalización del aborto en caso de violación, peligro para la vida de la madre o inviabilidad del feto.

En Alemania –por los accidentes, las agresiones sexuales y ataques de parte de los refugiados– se abrirá un albergue para la protección de los homosexuales “por ser vulnerables a la violencia de sus países de origen”. Las emociones, ¿otro virus?

www.prensa.com | 14/03/16

Los cimientos de la fortaleza Europa empezaron a temblar en agosto del pasado año, cuando la canciller alemana, Angela Merkel, anunció la suspensión del Reglamento de Dublín, compleja normativa jurídica que regulaba el ingreso y la permanencia de refugiados sirios en la Unión Europea (UE). Pocas horas después del anuncio de Berlín, interminables columnas de desplazados emprendieron camino hacia Grecia, primer país comunitario situado en los confines con el Medio Oriente.

En menos de seis meses, cerca de un millón de inmigrantes llegó a Europa, tierra de promisión para las víctimas de los conflictos étnico religiosos de Siria e Irak. A los refugiados se sumaron inmigrantes económicos afganos, paquistaníes, somalíes, magrebíes, deseosos de llegar a Alemania, Suecia o Inglaterra. Alguien les había indicado que el paraíso terrenal se hallaba en el norte. A los inmigrantes, núcleos de aún inconfesados yihadistas que buscaban nuevos escenarios para la pugna entre el islam –la llamada casa de la paz– y Occidente –la casa de la guerra.

Detalle interesante: la Administración Obama trata de convencer a los europeos de que la llegada de refugiados procedentes de Medio Oriente tendrá efectos benéficos para la economía comunitaria. Algunos de sus diplomáticos insinúan que Europa necesitará más de 20 millones de inmigrantes en las próximas décadas. Y advierten de que las reacciones xenófobas registradas en algunos países de Europa septentrional (Alemania, Suecia, Dinamarca) se deben a la campaña de incitación al odio de los servicios secretos rusos, que emplean los métodos de la KGB.

Al inusual histerismo del aliado transatlántico se suma la preocupación de algunos gobiernos europeos. Hace apenas unas semanas, el Gabinete de Merkel encargó a los servicios de inteligencia un informe sobre la posible participación de Rusia en la campaña de desestabilización política en Alemania, así como la relación del Kremlin con los movimientos populistas de extrema derecha. Los analistas políticos de la OTAN advierten: si el Frente Nacional capitaneado por Marine Le Pen se alza con la victoria en las elecciones presidenciales francesas, el responsable del fracaso de los partidos democráticos será… Vladimir Putin.

Las autoridades de Ankara no dudan en echar más leña al fuego, asegurando que los bombardeos rusos contra objetivos del Estado Islámico en Siria son una injerencia directa en la crisis de los refugiados. El país otomano, que acogió en su suelo a más de dos millones de personas desplazadas, recibirá de la UE alrededor de 6 mil 690 millones de dólares para la custodia de los refugiados. Además, Bruselas se compromete a suspender la obligatoriedad del visado para los turcos que viajen al espacio Schengen y a reactivar las consultas sobre la adhesión de Ankara a la UE. Grecia, mero alfil en el complejo tablero de la geopolítica germano-estadounidense, no parece propensa en asumir el papel de… campamento de refugiados de la vieja Europa.

Al aliado transatlántico le preocupa el impacto de la futura alianza entre Rusia y China. Y, por supuesto, el porvenir de su indomable enemigo jurado: Vladimir Putin, encarnación de todos los males. ¿Por qué será?

www.prensa.com | 13/03/16
Cinco españoles solicitaron asilo en Finlandia el pasado septiembre y otro más en octubre, en plena ola de refugiados. Tres hombres y tres mujeres. Cuatro menores de 18 años y dos adultos. No son los únicos que pidieron protección fuera de España en 2015: en total son medio centenar. Suecia, Noruega, Dinamarca y Canadá son los destinos que tramitaron más solicitudes. A tres de esos españoles ya les ha sido denegada la petición de asilo, según explica a ABC el Ministerio de Inmigración finlandés. Su caso no entraba en los estándares de acogida. Sobre los otros tres todavía no se ha pronunciado la Administración. Por motivos de confidencialidad, no especifica si pertenecen a una misma familia. Tampoco se pronuncia sobre el motivo de petición de asilo. Noruega, sin embargo, sí especifica las razones de las apelaciones recibidas de manos de españoles. Dos de ellas fueron por causas humanitarias, y una tercera fue retirada por el solicitante. Todas han sido rechazadas. Las peticiones de asilo de españoles, según cifras de ACNUR, agencia de Naciones Unidas para refugiados, aumentaron sensiblemente desde el comienzo de la crisis. De 1999 a 2008 había una media de 24 al año. A partir de 2009 creció hasta alcanzar un pico de 85 en 2011. Desde entonces comenzó un descenso gradual hasta las 41 confirmadas en 2015; una cifra que podría ser superior puesto que algunos países no especifican el número exacto cuando es inferior a 5 al mes. [Ver metodología abajo] «Uso desproporcionado» «Un ciudadano español no puede acogerse a una cláusula humanitaria. Supone un uso desproporcionado, fuera de todo lugar», explica Javier de Lucas, catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en el Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València y expresidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Los convenios internacionales no recogen las causas económicas como motivo de asilo. Solo en caso de extrema gravedad, como las hambrunas, cabe la posibilidad de que las autoridades busquen una protección análoga a la de un refugiado. No sería el caso de España, con unos estándares equiparables al resto de Europa, matiza De Lucas. «Suponen intentos subrepticios de inmigrantes por cuestiones económicas que no van a conseguir ser aceptados por otras vías para quedarse en el país. Es un uso fraudulento», apunta el catedrático. Santiago Yerga, ex asesor de la Secretaría de Estado de Inmigración, añade otra posible causa: «Algunos de esos casos son de personas que han adquirido la nacionalidad española, pero que se apoyan en su anterior nacionalidad para pedir asilo». «Buscan la protección generosa de los países del norte», apunta Yerga. Suecia recibió nueve peticiones de españoles: cinco mujeres y cuatro hombres; seis de ellos eran menores de edad. Ya han sido rechazadas ocho; la novena está en trámite. Las dos peticiones recibidas por Dinamarca serán desestimadas con total seguridad, según confirma el Ministerio de Inmigración danés, al ser una solicitud «manifiestamente infundada» puesto que España está dentro de la lista de países seguros. «Solicitud manifiestamente infundada» Los países de recepción pueden valerse del concepto de país seguro de origen como base para rechazar sumariamente, sin examinar sus méritos, a demandantes de asilo. Todos los países de la Unión Europea forman parte de esa categoría. En un país seguro, según la directiva europea, no existen persecución, tortura, tratos o penas inhumanas o degradantes ni amenaza de violencia indiscriminada en situaciones de conflicto armado internacional o interno. Países no comunitarios también tienen ese estatus según el listado de la UE; aunque en algunos casos es controvertido, como ocurre con Turquía. Reino Unido recibió tres peticiones de españoles en 2015, una ya rechazada y la otra en trámite. Estados Unidos no ha admitido a ninguno. Ni Australia, ni Japón, ni Alemania, presentes también en menor medida entre los países con apelaciones de españoles el año pasado, como muestra el mapa. Canadá recibió al menos siete peticiones. Y a Bélgica entró una en abril. Bélgica ha vivido algunos de los últimos episodios más conocidos de petición de asilo de españoles. Miembros de ETA y de la izquierda abertzale solicitaron su amparo. Siempre fueron rechazadas desde la Transición. Un expediente aceptado de inicio fue pronto revisado y denegado, recuerda De Lucas; el único caso de asilo en la España democrática. Francia también rechazó solicitudes similares años atrás. Metodología Desde 2014, ACNUR no ofrece la cifra exacta de peticiones de asilo cuando son entre una y cuatro solicitudes al mes, con el objetivo de anonimizar más a los solicitantes. No obstante, los Gobiernos de algunos países sí ofrecen ese dato. La cifra de 41 solicitudes de asilo de españoles el año pasado es el resultado de sumar las cifras aportadas por los ministerios de Inmigración de Suecia (9), Finlandia (6), Noruega (3), Reino Unido (3) y Dinamarca (2). En el resto de países que recibieron alguna solicitud se ha contado como 1 el número de aplicaciones al mes recogidas por las estadísticas de ACNUR. De ahí que, por tanto, 41 sea una cifra de mínimos. Así, en Australia se han contado dos, puesto que recibió solicitudes en enero y mayo. Estos son el resto de países que tramitaron peticiones de españoles: Japón (1), Serbia (1), Alemania (1), Bélgica (1), Canadá (7) y EE.UU (5).


www.abc.es | 11/03/16

La desproporción entre las mujeres que han sido galardonadas con el Premio Nobel respecto de los hombres es evidente. Conozcamos, en cualquier caso, a todas las ganadoras.

A pesar de que

hipertextual.com | 9/03/16

No solo de México, en promedio las mujeres ganan los salarios que los hombres ganaban hace diez años.

"La brecha salarial de género se define como la diferencia entre la media de ingresos entre hombres y mujeres con relación a la media de ingresos de los hombres." Así conceptualiza este término el

hipertextual.com | 8/03/16
Para regatear, no hay nadie tan bueno como los mercaderes de alfombras del bazar de Estambul. Y eso lo han descubierto crudamente los líderes de los veintiocho países de la UE, que necesitan desesperadamente la ayuda de Ankara para poner orden en la gravísima crisis que provoca la llegada masiva de refugiados. Este lunes vieron al primer ministro, Ahmet Davotuglu, doblar el precio de su colaboración. Le habían ofrecido 3.000 millones de euros para que se hiciera cargo de la mayor parte de los refugiados, además de una promesa de que se aceleraría el trámite para permitir la entrada en Europa de los viajeros turcos sin visado. El primer ministro turco ha pedido el doble, 6.000 millones, una fecha concreta para la liberalización del visado y progresos claros en las negociaciones de adhesión. La cumbre extraordinaria de este lunes debía haber sido un corto almuerzo de trabajo con Davotoglu, ya que había sido preparada cuidadosamente en varios viajes a Ankara y a los Balcanes por parte del presidente del Consejo, Donald Tusk, y en una reunión previa en Bruselas del dirigente turco con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro holandés, Mark Rutte. Todo parecía estar claro, al menos las líneas generales del acuerdo. Con razón, varios líderes europeos reaccionaron diciendo que necesitarían más tiempo para poder asumir esta inesperada posición turca aunque nadie la rechace frontalmente. En efecto, Davotuglu llegó a la reunión del Consejo Europeo con una inesperada propuesta que puede complacer a la mayoría de los europeos, porque supondría que Turquía se haría cargo de la gestión del flujo de refugiados, de manera que se pondría fin a la llegada desordenada y azarosa a las islas griegas, pero que a cambio dobla el precio económico y político. De modo que la comida decisiva se transformó en cena crucial y, como tantas veces, la cumbre europea se alargó hasta entrada la noche. Novedades de la propuesta Es decir, los jefes de Estado y de Gobierno decidían si aceptan o no la oferta presentada horas antes por Davutoglu, de doblar hasta los 6.000 millones de euros la ayuda a cambio de que Turquía acepte readmitir a los demandantes de asilo sirios e inmigrantes económicos llegados a la UE a través de su frontera. La principal novedad del acuerdo que había sobre la mesa es que las solicitudes de asilo se deben tramitar todas en Turquía y que la UE se compromete a aceptar tantos refugiados registrados e identificados como Turquía acepte a su vez de los que sean expulsados de Europa porque no cumplen con los requisitos para recibir asilo, incluyendo a sirios. La Comisión Europea ha dicho desde noviembre que ha pactado un «plan de acción» con Turquía para gestionar los flujos, pero la realidad es que hasta ahora Turquía no se ha tomado mucho interés, o, al menos, no el que los europeos esperaban. Cuando llegó a la reunión de este lunes, Davotuglu admitió que el número de entradas irregulares desde su territorio a las islas griegas no se ha reducido al ritmo esperado, por lo que explicó que había decidido ofrecer a la UE medidas «más ambiciosas», es decir, regatear un poco más el precio de la alfombra. La petición de doblar las prestaciones económicas por su colaboración ha pillado con cierta sorpresa a los europeos, que ya han tenido problemas para recaudar los 3.000 millones iniciales que se le habían ofrecido para desembolsar antes de 2017, y que no sabe muy bien de dónde van a salir los 3.000 adicionales que quieren recibir en 2018. En un gesto destinado a aumentar la presión, desde Ankara, el presidente de la República, el islamista Tayip Erdogan, se quejó públicamente y en términos poco amables de que la UE no haya entregado aún los 3.000 millones que estaban sobre la mesa: «Dijeron: Os vamos a dar 3.000 millones de euros de ayuda. Han pasado cuatro meses y todavía no nos han dado nada», se quejó durante un congreso de un sindicato en Ankara. «Una nueva era» Para justificar la conveniencia de su oferta, el primer ministro turco dijo que «con esta nueva propuesta, n uestro objetivo es el de salvar las vidas de los refugiados, poner trabas a aquellos que quieren explotar la situación desesperada de los refugiados, combatir el tráfico de seres humanos y contar con una nueva era en las relaciones entre la UE y Turquía». Una vez explicada su propuesta, Davotuglu abandonó de la reunión y sin salir de Bruselas acudió a reunirse con el secretario general de la OTAN, Jan Stoltemberg, ya que un grupo marítimo de la Alianza va a empezar a patrullar en el Egeo en apoyo de la agencia europea de fronteras Frontex. Y tras escuchar al primer ministro turco, los líderes europeos continuaron la discusión entre ellos para analizar las demandas de Ankara y valorar si son o no aceptables. Entre los europeos, además, no hay un pleno consenso sobre la aceptación de los refugiados, que a su vez quieren irse masivamente a Alemania o a Suecia y no quieren saber nada de ser instalados en ciertos países, donde saben que los gobiernos y las sociedades no están a favor de acogerlos. De todos modos, esta era una reunión consagrada esencialmente a Turquía, ya que dentro de diez días se celebrará un nuevo Consejo Europeo en el que la política migratoria será el tema central de discusión. En todo caso, si no en esta, en la siguiente, lo cierto es que la intención de los europeos es «taponar» lo antes posible la vía de entrada a través de Grecia y de los Balcanes. Atenas mira con cierta impotencia esta situación en la que unos y otros hablan de lo que sucede en su territorio y sus fronteras, pero sin contar prácticamente para nada con su opinión. Bastantes problemas tienen los propios griegos con su insondable crisis económica como para poder ponerse a regatear como sus vecinos turcos. A los griegos ya nos les quedan ni alfombras que ofrecer a cambio.


www.abc.es | 8/03/16
Todos tenemos un primo favorito, pero los reyes y reinas, duchos en el arte de dominar sus emociones, lo disimulan mejor. A Miguel de Rumanía siempre se le ha considerado «el primo predilecto de Doña Sofía», aunque él esperó 90 años para hablar públicamente sobre el estrecho vínculo con su regia parienta. «Las relaciones son excelentes. Aunque nos vemos muy poco. Nos acerca no sólo la proximidad familiar, sino el destino histórico. También la Reina Sofía sabe lo que es el exilio», reveló el antiguo monarca rumano en una entrevista en 2011. Doña Sofía ha demostrado en más de una ocasión el cariño que profesa por el «primo Michael». En octubre de 2011 viajó a Bucarest con «Tipsy», su inseparable yorkshire terrier, para celebrar por todo lo alto el 90 aniversario de quien es considerado el único superviviente de los jefes de Estado europeos de la II Guerra Mundial (los soviéticos lo forzaron a abdicar en 1947, cuando solo tenía 26 años). En aquel encuentro entre primos hermanos, Doña Sofía y Miguel posaron juntos jugando con la entrañable perrita de la Reina («Tipsy» ya ha fallecido); asistieron a una función de gala en la Ópera y compartieron un almuerzo privado en el que, acompañados por la mujer de Miguel, Ana de Borbón-Parma, soplaron las velas de una gran tarta con la forma del escudo del antiguo Reino de Rumanía. Ambos reyes pudieron recordar anécdotas de su infancia, marcada por la guerra y el destierro. Los dos tuvieron que huir de la Segunda Guerra Mundial, aunque sus enemigos y destinos fueron muy diferentes. La Familia Real griega escapó de las garras del nazismo refugiándose en Egipto y Sudáfrica, mientras que sus parientes rumanos lo hicieron de los soviéticos recalando en Reino Unido y luego en Suiza. El exilio de Doña Sofía duró cinco años, el de su pariente se prolongó durante medio siglo y nunca más volvió a reinar. Quizá por eso siempre ha sido objeto del afecto de sus primos reales, entre los que se figuran Isabel de Inglaterra, Margarita de Dinamarca, Harald de Noruega y Carlos Gustavo de Suecia. Esta semana, las Casas Reales europeas recibieron con gran preocupación el último varapalo para el que algunos llaman «el monarca melancólico». La noche del miércoles, Traian Sarca, canciller de la Casa de Su Majestad, anunció a través de un solemne comunicado que el rey rumano padece un «carcinoma epidermoide metastásico y leucemia crónica» y que su estado de salud es muy delicado. Conmoción en el Gotha El cáncer ha forzado al ex jefe de Estado a tomar la decisión más difícil de su vida: abandonar sus responsabilidades como jefe de la dinastía Hohenzollern-Sigmaringen para «someterse a un tratamiento complejo y exigente» en una clínica de Lausana que lo mantendrá «alejado de la vida pública». «Estoy seguro de que mi hija Margarita, desde ahora custodia de la Corona, encontrará la sabiduría y la fuerza para representarme y llevar a cabo mis actividades públicas», concluía el soberano en el mensaje a su pueblo. En su entorno apuntan que todos los miembros de su familia, incluida Doña Sofía, están «muy apenados y pendientes de la situación». «Todas las Familias Reales europeas han sido informadas y están siguiendo su evolución», informan desde el Palacio Elisabeta de Bucarest. El Rey Miguel ingresó hace cinco días en una clínica suiza y, según el último parte médico, emitido ayer, ahora padece un «severo estado de debilidad física y está recibiendo un tratamiento constante». «Ha sido estabilizado por los médicos y los especialistas opinan que se mantendrá estable durante los próximos días», apuntan. Ciertamente la noticia ha llegado en un mal momento para los monárquicos rumanos, quienes se están preparando para celebrar los 150 años de la dinastía Hohenzollern-Sigmaringen, la rama de los antiguos gobernantes alemanes que reinaron en Rumanía entre 1866 y 1947. El próximo 10 de mayo, la Princesa Margarita y su marido, el Príncipe Radu, ofrecerán una gala y un concierto en los jardines del Castillo de Peles, la fortaleza neorenacentista que mandó a construir el primer monarca de la dinastía a las puertas de Transilvania. Los fastos siguen en pie. El escenario elegido para las conmemoraciones no es casual. El castillo de Peles, a 120 kilómetros de Bucarest, es un símbolo de los Hohenzollern y de la lucha judicial que libró el Rey Miguel para recuperar sus posesiones tras la caída del telón de acero. El monarca nació en ese castillo de 160 habitaciones en 1921 y pudo regresar a él en el año 1997, tras el largo exilio impuesto por los comunistas. Una década después, en 2007, el gobierno aprobó la devolución del palacio a su dueño legítimo. La prensa ruamana publicó que la Familia Real lo ponía a la venta por 30 millones de euros, pero no tardaron en desmentir el rumor. Habría sido un precio de ganga considerando que la propiedad atesora arañas de Murano, paredes cubiertas de cuero de Córdoba y porcelanas de Meissen. Recuerdos de tiempos mejores.


www.abc.es | 6/03/16
Al menos 35,5 millones de niños menores de cinco años de todo el mundo se quedan solos en casa de manera regular sin la supervisión de algún adulto, una cifra alarmante que apunta a una crisis global en el cuidado infantil. Así lo advierte el nuevo informe del «Overseas Development Institute» (ODI), un centro de estudios del Reino Unido que se centra en asuntos de desarrollo, publicado hoy con motivo del Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo. Este número supera la cantidad de niños menores de cinco años que viven en toda Europa, lo que pone de manifiesto la gran lucha a la que muchos padres, pero sobre todo las madres, se enfrentan cada día por equilibrar su trabajo con el cuidado de los hijos. Las mujeres son quienes más sufren esta crisis, muchas de ellas forzadas a migrar a ciudades o encontrar trabajos eventuales mal pagados para mantener a sus familias. Como consecuencia, estos niños se quedan encerrados en sus casas y pasan hambre, y a menudo se ven forzados a cuidar de sus hermanos más pequeños mientras los padres trabajan, lo que les obliga a abandonar sus estudios. La autora del informe, Emma Samman, investigadora en el ODI, indicó a Efe que existen «amplias diferencias» entre países desarrollados y en desarrollo. Diferencias debidas a la riqueza El análisis de los datos recogidos de 53 países con ingresos medios y bajos muestra que uno de cada cinco pequeños se queda en casa solo o bajo el cuidado de un hermano menor de edad. En cuatro de estos países (la República Democrática del Congo, Costa de Marfil, la República de Chad y la República Centroafricana) esta cifra aumenta a más de la mitad. «Mientras que en los países pobres los padres no tienen elección a la hora de dejar a sus hijos pequeños a solas, este es un caso muy raro en países más ricos, ya que, en líneas generales, los padres tienen otras opciones», explicó. Los instrumentos políticos dirigidos a asuntos relacionados con el cuidado infantil tienden a seguir el modelo de los países desarrollados y se basan en las provisiones que ofrece el mercado de trabajo, como la excedencia por maternidad o paternidad y la protección de la lactancia materna. Desde el ODI, consideran que estas políticas son importantes pero «insuficientes» en las regiones más pobres, ya que «la mayoría de mujeres tienen trabajos informales con los que no pueden acceder a estas protecciones». El informe además revela que las madres pasan más horas que los hombres al día a cargo de los niños sin ninguna remuneración. Desigualdad entre mujeres y hombres Irak es el país donde se detectó una mayor desigualdad, ya que las mujeres dedican hasta cinco horas más al día al cuidado no retribuido en comparación con los hombres, equivalente a diez años a lo largo de su vida. En las economías emergentes, como India o México, las mujeres hacen entre nueve y diez años más de cuidados que los hombres. Pero también en los países desarrollados hay disparidad. El Reino Unido se sitúa en el puesto 11 de la clasificación, con 1,7 horas más al día, mientras que España se sitúa en el número 21, con una diferencia de 2,28 horas diarias, un total de cinco semanas al año. La distribución más equilibrada se encuentra en Suecia, pese a que las madres todavía pasan 1,6 años de su vida más que los varones dedicándose a la atención no remunerada de los niños. El documento también demuestra que no son solo las mujeres adultas las que soportan la responsabilidad de la crianza de los hijos, sino también las adolescentes y las abuelas. «Deberían hacer un enfoque multigeneracional y reconocer que a menudo personas que no son los padres cuidan a los pequeños, como los abuelos», precisó la investigadora, quien reclama la creación de políticas de protección social que se ajusten a las necesidades de estos cuidadores. La autora criticó que los gobiernos «están ignorando esta crisis», pese a que el bienestar de las mujeres y los niños es vital para la prosperidad mundial. «Consideramos que se ha rechazado el cuidado infantil en la agenda política por diversas razones: normas sociales que se centran en la primacía de las madres como cuidadoras, órganos y gobiernos que han tendido a cerrar los ojos, un espacio fiscal limitado y conflictos de intereses», apuntó.


www.abc.es | 4/03/16

Hoy se cumplen 30 años de la publicación del tercer disco de estudio de Metallica, Master of Puppets, un gran impulso para que la banda se convirtiese en el mastodonte del rock duro que es hoy en día.

hipertextual.com | 2/03/16
Londres. Los cineastas Oliver Stone (estadunidense) y Alfonso Cuarón (mexicano), la novelista india Arundhati Roy, el disidente chino Ai Weiwei y la periodista Carmen Aristegui figuran entre unas 500 celebridades que firmaron un documento en el que piden al gobierno de Gran Bretaña que permita la salida de Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador. En el texto divulgado este martes, los firmantes destacan que un panel de la Organización de Naciones Uidas determinó que el fundador de Wikileaks se encuentra detenido “arbitrariamente” en la legación ecuatoriana en Londres. El australiano buscó refugio en la embajada hace cuatro años, cuando agotó todos los recursos legales para evitar su extradición a Suecia, que lo reclama para interrogarlo como sospechoso de una violación.

La compañía nipona Robot Taxi ha comenzado las pruebas de un servicio de taxis sin conductor para residentes en Fujisawa (sur de Tokio) con el objetivo de que estos vehículos de conducción automática operen en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Durante un periodo de díez días una decena de ciudadanos de esa localidad japonesa pueden solicitar a través de sus teléfonos inteligentes uno de los coches de Taxi Robot para acudir al supermercado y posteriormente ser devueltos a sus casas, informaron medios locales. Un trabajador de la compañía permanece en el asiento del piloto durante el trayecto para realizar los cambios de carril y las paradas en los semáforos, mientras que un sistema de conducción automática ejecuta el resto de operaciones, detalló el diario Nikkei. La empresa nipona pretende que su servicio de taxis de conducción automática opere plenamente durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para transportar a los atletas y turistas desde la capital nipona hasta las sedes olímpicas y viceversa. El Gobierno japonés anunció el pasado mes de octubre que los vehículos sin conductor podrán circular por Tokio en el año 2020 y además pretende tener listo un marco legal para este tipo de coches antes de finalizar el próximo año fiscal, que concluirá en marzo de 2017. Así, el país asiático se equipararía con Estados Unidos, donde se introdujo por primera vez en el mundo una legislación para permitir los ensayos con vehículos sin conductor, mientras que Alemania y Suecia han sido los pioneros en Europa. Entre las empresas que han decidido apostar por el sector de los coches autónomos destacan algunos fabricantes nipones como Toyota Motor, Honda Motor y Nissan, que trabajan en la actualidad para liderar el mercado de los coches autónomos. Por su parte, la estadounidense Google comenzó en julio a probar su propio sistema de vehículos de conducción automática en Texas (Estados Unidos), mientras que la empresa de transporte de pasajeros Uber experimenta con coches sin conductor en Pittsburg.


www.abc.es | 1/03/16
El Consejo de Seguridad de la región del Kurdistán iraquí anunció hoy la liberación cerca de la ciudad de Mosul de una adolescente de nacionalidad sueca de 16 años que, engañada, se había unido al grupo yihadista Daesh. Según un comunicado, fuerzas especiales antiterroristas liberaron el pasado 17 de febrero a la ciudadana sueca, identificada como Marlin Stevani y originaria de la ciudad de Boras, en una operación contra una zona bajo control de Daesh, cerca de Mosul. La nota explica que un combatiente de Daesh «engañó» a la adolescente y la convenció para que viajara de Suecia a Siria y desde allí a Mosul, ciudad situada a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad. El comunicado señaló que la familia de la joven y responsables del Gobierno sueco habían pedido al Consejo de Kurdistán que rescataran a la chica. Según el Consejo de Seguridad, la adolescente se encuentra ahora en la región autónoma del Kurdistán y las autoridades suecas están tomando las medidas para que regrese a su país. En junio de 2014, los yihadistas de Daesh se hicieron con el control de la ciudad de Mosul, la segunda más importante de Irak y situada en el norte del país, y lograron avanzar hacia otras zonas de Irak y de Siria.


www.abc.es | 23/02/16

Crónica del lado científico más desconocido del 23-F, una fecha clave en la historia reciente de la democracia española.

A las 16:45 h de la tarde, un ingeniero protagonizaba la sesión que estaba a punto de comenzar en la Carrera de San Jerónimo. Leopoldo Calvo-Sotelo Bustelo se sometía al segundo debate para ser investido como presidente del Gobierno, después del fracaso en la primera

hipertextual.com | 23/02/16

Suecia es una monarquía constitucional con una forma parlamentaria de gobierno. El Rey, Carlos XVI Gustavo, desempeña únicamente funciones protocolarias como Jefe del Estado. El Parlamento es unicameral, siendo elegidos los parlamentarios directamente por representación proporcional para legislaturas de cuatro años. En Suecia rige el sufragio universal desde los 18 años de edad. La participación electoral fue del 81,4% en las elecciones de 1998. El Partido Socialdemócrata (SAP) se ha mantenido en el poder, unas veces solo y otras en coaliciones, durante los períodos de 1932-1976 y 1982-1991, y también desde 1994, mientras que los partidos no socialistas ejercieron el poder central de 1976-1982 y 1991-1994. Después de las elecciones de 1998, el SAP formó un gobierno de minoría ocupando 131 de los 349 escaños del Parlamento. Las elecciones en octubre 2006 dieron los siguientes resultados: Partido Socialdemócrata (SAP): 130 escaños Partido Moderado (M) : 97 escaños Partido del Centro (C) : 29 escaños Partido Popular Liberal (FP) : 28 escaños Partido Demócratacristiano (KD) : 24 escaños Partido de Izquierda (V) : 22 escaños Partido Ambientalista de los Verdes (MP) : 19 escaños El total de los partidos de gobierno (M+C+FP+KD) son 178 escaños. El total de los partidos de oposición (SAP+V+MP) son 171 escaños. Los parlamentarios fueron elegidos para el período 2006 - 2010.


Desde dbpedia, licencia creative commons CC-BY-SA
w3architect.com | hosting p2pweb.net
afromix.org | afromix.info | mediaport.net | webremix.info