Français | English | Español | Português

Suecia Política

Las autoridades de Suecia han anunciado este jueves que las fuerzas del seguridad del país podrán realizar redadas en empresas y fábricas con el fin de hallar inmigrantes que se encuentren trabajando de forma ilegal, una medida que será puesta en marcha por el Gobierno con el fin de detectar y deportar a aquellos inmigrantes cuyas solicitudes de asilo hayan sido rechazadas.
www.europapress.es | 22/09/16
El tópico parece albergar algo de verdad: como en España, en ningún sitio. O en casi ninguno. Por noveno año, el banco británico HSBC, cuarto del mundo en activos, ha llevado a cabo una encuesta mundial entre ejecutivos expatriados, que eligen en qué países son los mejores para instalarse. La encuesta, con 26.871 entrevistados, valora las posibilidades económicas y de hacer carrera, la calidad de vida y qué naciones resultan más apropiadas para las familias. El mejor país para un ejecutivo foráneo ha resultado ser Singapur, que entre otras ventajas ofrece unos ingresos medios de 139.000 dólares anuales, frente a la media planetaria de 97.000. España aparece en el puesto 16, con una caída de tres respecto al año pasado. Sin embargo en el apartado de mejor calidad de vida y mejor experiencia vital se encarama en el segundo lugar, solo superada por Nueva Zelanda. En familia, es séptima, con Suecia como líder, y en economía cae al puesto 42. España puntúa muy alto en buen vivir. Por ejemplo, es citada como el país con mejor salud del mundo, el quinto en cultura y facilidad para hacer amigos, el noveno en integración y el décimo quinto en seguridad. También aparece como el séptimo mejor para instalarse con una familia, aunque la calidad de su educación cae al puesto 24. En seguridad aparece en el 15. Pero donde flojea España es en los apartados económicos. Como experiencia laboral ocupa el puesto 42. En el epígrafe de emprendimiento, el 42; en salarios y posibilidades de progresión profesional, el 45. Tampoco se elogia su política (35 del mundo). Los diez mejores países para instalarse que eligen los ejecutivos son, de primero a décimo: Singapur, Nueva Zelanda, Canadá, República Checa, Suiza, Noruega, Austria, Suecia, Baréin y Alemania. España, en el puesto 16, supera a muchos países de fuste como destino favorito de los ejecutivos mundiales: Japón (20), Francia (21), Reino Unido (22), Estados Unidos (30), Italia (43) o Brasil (45).
www.abc.es | 21/09/16
La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre las indemnizaciones por despido entre trabajadores temporales y fijos ha abierto el debate normativo. Aun así, los costes de cesar a un empleado en España contrastan de forma evidente con los registrados en otros países del Viejo Continente. La reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en febrero de 2012 rebajó la indemnización por despido improcedente, que pasó de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades a 33 días y 24 meses. Hoy, nuestro país se mantiene a la cabeza de la Unión Europea en el coste de la extinción. La indemnización media en España es de 28 semanas de sueldo y de casi 22 en Alemania. En Irlanda son 21 semanas y de 17 en Portugal. En el Reino Unido, Francia y Luxemburgo se sitúa por encima de las ocho semanas. Así, el coste de despedir a un trabajador en España se sitúa por encima que el de cualquier otro país en la Unión Europea, donde algunos Estados ni siquiera contemplan indemnizaciones por despido procedente. Este es el caso de países como Austria, Dinamarca, Finlandia, Suecia e Italia.
www.abc.es | 21/09/16
Eurovisión ha sido todo un éxito para Estocolmo, la ciudad anfitriona de la última edición del festival. La capital sueca ha obtenido unos ingresos totales de 27,5 millones de euros según el balance de facturación publicado por el ayuntamiento de la ciudad y la televisión pública. En estos datos también se estima que alrededor de 38.000 personas viajaron hasta Estocolmo para seguir en directo el famoso concurso musical. El balance económico no puede ser más exitoso para la ciudad. El gobierno local dio luz verde a una partida de diez millones para poder albergar Eurovisión: cinco millones fueron empleados para acondicionar el Globen Arena, sede del festival, y otros cinco millones para sufragar los gastos derivados del Eurovillage, el Euroclub y decoración de la ciudad. Tras el cálculo de ingresos, Estocolmo ha obtenido un beneficio de más de 17 millones de euros; una cifra que se mantiene positiva si sumamos los poco más de tres millones que invirtió también en el festival la cadena de televisión SVT a través de la financiación pública. Por tanto, el balance final de beneficio para Suecia rondaría los 14 millones. La alcaldesa holmiense, Karin Wanngård, no puede estar más satisfecha por los resultados: «El éxito de Estocolmo 2016 ha roto por completo nuestras expectativas desde el ayuntamiento». Además, según las encuestas realizadas, ocho de cada diez visitantes dieron la máxima puntuación a la organización de la ciudad anfitriona y la mayoría optarían por volver en un futuro. Kiev también espera un balance positivo El dato de Estocolmo es una nueva prueba de que el festival puede ser un evento atractivo para una ciudad, pero también rentable. La también sueca Malmö, organizadora del festival 2013, obtuvo un beneficio de siete millones de euros y Viena subió la cifra a 17 el año pasado sin añadir la proyección publicitaria en ambos casos, que pudo alcanzar un valor superior a los cien millones. El festival es seguido cada año por más de doscientos millones de espectadores. Todas las miradas están ahora puestas en Kiev, sede del próximo festival. El concejal de Turismo de la capital ucraniana Anton Taranenko ya ha hecho también sus cálculos y estima que los ingresos para la ciudad podrían alcanzar los 30 millones de euros, ya que esperan para mayo la llegada de unas 20.000 personas de toda Europa. La inversión ucraniana para el festival de 2017 rondará los 15 millones.
www.abc.es | 20/09/16
Viajar al lugar donde se hundió la fragata Mercedes en 1804, durante la batalla del Cabo de Santa María, no es fácil, pero resulta emocionante. Se encuentra en aguas internacionales, al sur de Portugal. La lentitud de la navegación (tardamos cinco horas en llegar al pecio desde Ayamonte, a bordo del Atalaya, patrullero de altura de la Armada) propicia que imaginemos la batalla, un ataque a traición en tiempo de paz, y el fragor de los cañones de aquel 5 de octubre, que produjo el estallido de la nave, y los 249 muertos que arrastró al fondo la explosión, o la guerra que desató y que desembocó en Trafalgar... Llegados al lugar, acompañar durante unas horas a los arqueólogos en la segunda campaña sobre el pecio de aquella fragata que volvió a ser famosa en 2007 porque fue expoliada por Odyssey, es toda una experiencia. Trabajan a bordo del buque oceanográfico Ángeles Alvariño, botado en 2012, y lo que hacen resulta casi un viaje en el tiempo. Porque descienden un kilómetro bajo la superficie y, en medio de la oscuridad, se asoman al pasado, a los restos desperdigados de aquella destrucción. La sala de supervisión del ROV está montada en un container sobre la cubiertaMientras los periodistas eran testigos de excepción, el barco del Instituto Español de Oceanografía (IEO), dotado con la más avanzada tecnología, lanzó el vehículo remoto (ROV) Liropus 2000, con cámaras y sensores, para investigar y documentar con todo detalle el yacimiento, que está exactamente a 1.138 metros de profundidad en una llanura arcillosa. El Liropus tiene dos brazos de titanio, con guantes de neopreno para manipular sin peligro las delicadas piezas que los cazatesoros «olvidaron», algunas con más interés arqueológico que otras. Hay anclas muy oxidadas (de hecho ya no queda núcleo metálico sino que son aglomeraciones de óxido y concreción, según nos explica el especialista Juan Luis Sierra), y también hay lingotes de estaño. Pero lo más valioso son los cañones, entre ellos dos culebrinas de gran tamaño y unos 1.800 kilos de peso, y las piezas de una vajilla de plata vieja (en 1804) que sus dueños traían a España en aquel viaje con el fin de fundirla. El director de la campaña, en el laboratorio central Iván Negueruela, el director de campaña -también lo es del Museo Nacional de Arqueología Subacuática- explica con vehemencia que «aquel expolio fue un acto de piratería, como lo fue el ataque inglés de 1804 en tiempo de paz». Y cuenta a un reducido grupo de periodistas que el motivo fundamental por el que se ha hecho esta misión es porque, una vez vencidos los cazatesoros en los tribunales -tuvieron que devolver toda la carga que se habían llevado-, «después de ganada la batalla judicial en Estados Unidos había que ganar la de la arqueología, demostrar que España sí puede ocuparse de su patrimonio naval». Era un desafío tecnológico y de colaboración institucional que se ha pasado con nota. Ha habido mala suerte con la meteorología. Hasta el viernes no se pudo trabajar en condiciones en el pecio Odyssey solo estaba interesada en lo que tiene valor de mercado, y sacó a toda prisa casi 600.000 monedas y pequeños objetos como tabaqueras y gemelos de oro que extrajeron también pensando en su venta. La historia, la arqueología, la dignidad o los restos de los marinos muertos aquel 5 de octubre de 1804 no les interesaban. Montaron la carga en un avión en Gibraltar y especularon con el hallazgo en bolsa. Mala mar Sin embargo, la campaña prevista por el Ministerio de Cultura para este año, del 9 al 20 de septiembre, ha tenido poca suerte con la meteorología. Con mala mar, el ROV no pudo trabajar durante la primera semana. Se intentó el día 11, coincidiendo con la visita de ABC, durante unas horas de mejoría, pero los operarios decidieron reflotar el Liropus cuando estaba a 150 metros de profundidad. Los tirones que el mar de fondo provocaba en el cable hacían peligrar la integridad de los equipos. Aun así, pudimos observar la organización de los trabajos, con los técnicos del ROV, empezando por su piloto, Marco Gómez, y vimos cómo toda la información se recoge y se pasa en tiempo real al laboratorio central del buque, desde donde el equipo de Negueruela dirige las operaciones. Sin embargo, al día siguiente de la visita de ABC el tiempo empeoró y el Ángeles Alvariño se refugió en el puerto de Cádiz. El ROV Liropus 2000 sale del agua el pasado 11 de septiembre, cuando el mar de fondo impidió realizar la misiónDe vuelta al mar, han esperado una ventana de buen tiempo que por fin sucedió el viernes. Mientras el llegaba, Negueruela repasaba los objetivos y realizaba simulaciones de intervención junto a su equipo, formado por la arqueóloga Rocío Castillo, la conservadora Patricia Recio y el restaurador Juan Luis Sierra, más el capitán de navío Juan Rengel, del instituto Hidrográfico de la Marina, que ha relevado al capitán de corbeta Augusto Conte de los Ríos como observador. Se trataba de ajustar el tiempo de trabajo al máximo en cuanto se pudiera comenzar la inmersión. Objetivos cumplidos El cambio en el mar llegó por fin anteanoche y el ROV estuvo trabajando trece horas, hasta la mañana de ayer sábado, durante las cuales se han cumplido «bastantes objetivos», según añadía Negueruela por teléfono desde el puente de mando del buque. «Si hay suerte esta noche (por anoche) volveremos al trabajo». El director de campaña no aporta demasiados detalles de lo realizado, a la espera de un balance más completo que se hará público el día 22 en Cartagena. Las piezas hablan de los que murieron en el naufragio: «La plata de la vajilla debía tener cien años en 1804» Pero la foto enviada ayer desde el barco permite observar que el Liropus ha estado trabajando en la caja de vajilla de plata de la que en la pasada campaña de 2015 se extrajeron 3 platos, un candelabro y algunos cubiertos. La imagen ofrece pistas de que se han retirado bastantes piezas más de esta vajilla que una familia llevaba a España para fundir. «La plata debía ser al menos un siglo anterior al naufragio -añade- tal vez del XVII». El trabajo con estas piezas pequeñas sigue el método inventado el pasado año, durante la primera campaña. Consistió en aplicar agua a presión desde la bomba del Liropus a través de una «pajita» y variando la presión remover el sedimento para limpiar o mover las piezas. Se hizo con la vajilla, con el pequeño cañón extraído en 2015 (hay esperanzas de reflotar otro similar que quedó clavado verticalmente en el lecho marino cuando cayó al abismo en 1804) e incluso se utilizó para desincrustar óxido y leer las inscripciones de una de las culebrillas. Entre los objetivos de esta campaña destaca la extracción de piezas de vajilla y tal vez algún cañón Otro de los objetivos que Negueruela marcó el día 11 era recuperar las culebrinas que sirvieron para identificar el pecio y ganar el juicio contra Odyssey. Se trata de enormes cañones obsoletos en 1804 que se registraron como lastre en el inventario de carga de la nave. Por si finalmente se produce esa extracción, se han diseñado dos cajas enormes que viajan en la cubierta del Ángeles Alvariño. Con mejor tiempo, según señala el arqueólogo, se podría haber documentado en esta campaña todo el pecio e incluso se podría haber explorado alrededor del mismo en las zonas adyacentes a la que ya está documentada, que tiene una extensión de 120 metros por 140. En el lado sur, señala Negueruela, cabría tener esperanzas de nuevos hallazgos. Sobre el plano del yacimiento, Negueruela nos explicó todo lo realizado en 2015 durante la visita: la documentación y geoposicionamiento de 3 anchas, 28 cañones, de hierro, lo tres pedreros o más bien obuses de a 3, las decenas de lingotes de estaño, las citadas culebrinas... Mejoras en el ROV: llega la innovación El Liropus ha sido mejorado este año gracias a esa experiencia, lo cual demuestra que este proyecto produce innovación. Se le ha mejorado con más cámaras, sobre todo una cenital muy útil en trabajos arqueológicos, y también con un GPS en la parte de alante, porque solo tenía uno detrás y para situar con total exactitud los restos es mejor esa nueva situación. Además se le ha añadido el segundo brazo, lo que aumenta su capacidad para intervenir y manipular los restos. Uno de los misterios no resueltos es la ausencia de restos de madera de la fragata. Habrá que investigar Uno de los misterios que aún no se ha resuelto en este pecio de la Mercedes es la ausencia total de madera de la fragata, un caso singular en la historia de la arqueología. Los barcos de esa época son enormes y tienen grandes cantidades de madera. Otros pecios, incluso estallados, han conservado la mayor parte del casco y tienen incluso restos humanos. Máxime a tanta profundidad. Si no quedó enterrada podría estar en otro lugar aún no explorado de las cercanías. O tal vez no existir, pero habría que explicarlo con datos ciertos y de momento solo hay hipótesis. El Ministerio de Cultura hizo públicas hace unos días unas imágenes de los trabajos de la primera campaña. Lo que sí permiten esas imágenes de 2015 es denunciar los daños causados por Odyssey al yacimiento durante la extracción de 600.000 monedas, una valoración que, paradójicamente, no se ha hecho pública. Se aprecian estrías en el yacimiento y se sabe por el juicio en Tampa que reunían las monedas en grandes cajas que arrastraban con el ROV Zeus. ¿Cuánto daño hay en el yacimiento? ¿Se valorará y se hará algo con esa información? De momento no se ha dicho nada. Mucho trabajo, el futuro Negueruela subrayaba a preguntas de los periodistas, a bordo del barco del IEO, que el objetivo es terminar una publicación científica completa con los trabajos realizados que devuelva a la sociedad toda la información que la arqueología pueda extraer aún del pecio. Hay que celebrar, de momento, que esta misión arqueológica tendrá continuidad en 2017. Que se hayan llevado a cabo dos campañas es ya un paso de gigante, impensable hace cuatro años. «Coloca la arqueología española a la cabeza Europa», añade el arqueólogo. Desde luego, sí nos sitúa a un buen nivel científico, como Francia, Gran Bretaña, Suecia u Holanda, aunque todos esos países han realizado más proyectos porque llevan más tiempo con una dedicación continuada de equipos y presupuesto específicos. El acuerdo del Ministerio, el IEO y la Armada es un éxito y permite soñar con más proyectos para la arqueología En España aún faltan más proyectos. Pero el acuerdo Ministerio de Cultura / Armada / IEO permite soñar con ellos, con esa continuidad y esos avances, sobre todo si sumamos el barco del Ceimar gaditano y el Thetis, del centro catalán CASC. La arqueología marítima española está empezando a cambiar realmente casi diez años después del caso Odyssey. A bordo del Ángeles Alvariño, Negueruela respondía a una pregunta sobre el futuro: «¡Hay trabajo para cien años!", decía. Y pensaba en la inmensa historia naval que ha dejado patrimonio en todo el mundo. «Tenemos pecios en el Pacífico, el océano que durante dos siglos se conoció como "el lago español". Se trata de un patrimonio abandonado que debe ser un objetivo, de Valparaíso a Manila. También tenemos gran cantidad de naufragios en el Atlántico, sobre todo en las costas de los países de hispanoamérica, donde debemos colaborar, un objetivo fácil de lograr y para el que ya se están dando los primeros pasos. Y luego, sin duda, tendremos que pensar en capítulos importantes y más concretos, como la Armada Invencible, cuyos pecios están en las costas de Escocia e Irlanda... y ya hay contactos de cooperación. Añadir Lepanto, una de las grandes batallas de nuestra historia, que no se ha investigado sobre el terreno. El museo tendría con esto trabajo para un siglo. Pero quizá, también sería muy interesante si desde la Junta de Andalucía se pudiera sumar un proyecto relativo a Trafalgar, ya que está bajo su competencia. Allí están los restos de los mejores navíos de Europa en la época, es de gran importancia. Eso sería un muy buen principio», concluye con gran optimismo. Y hay que darle la razón. Además de unir esfuerzos colaborando entre instituciones -lo que ha permitido llegar hasta la Mercedes- es importante que en España se empiece a pensar una estrategia a largo plazo para que la política arqueológica esté a la altura de un patrimonio que, si se hubiera valorado como se debe, llevaría muchos años estudiándose a fondo. Secretos de plata en una vajilla En la campaña de 2015 se recuperaron, entre otras piezas, tres platos de una vajilla que figura en los documentos del Archivo de Indias y que una familia traía para fundir. Estaban unidos por el óxido que ha provocado el mar a estos enseres de plata que ya era vieja en el momento del naufragio, 1804, y ahora Iván Negueruela cree que tendría al menos cien años entonces. «Hablamos seguramente de plata de 1700 o tal vez del siglo anterior». Juan Luis Sierra, el restaurador del Arqua ,nos relata el proceso de conservación: «Extrajimos tres platos muy oxidados de los que el del medio estaba en mejores condiciones. Se han descubierto las marcas del platero “XX”, e incluso marcas de cuchillo, propias del uso de la vajilla, en el fondo del plato». El restaurador describe el entorno del pecio como muy erosivo y destructivo. «Con una corriente de más de un metro por segundo, y una temperatura no muy fría, con mucha vida, un entorno aeróbico, con mucho oxígeno. No solo ha disuelto el núcleo metálico de los cañones de hierro, ha oxidado algo el bronce, que es mucho más resistente. Y los cubiertos de plata se han afilado hasta casi desaparecer» Negueruela, por su parte, subraya la historia que cuentan todos estos objetos. «Esta vajilla por ejemplo, habla de una familia y seguro que algunos datos de las marcas podremos estudiarlos para saber más, porque además está documentado en los legajos del Archivo de Indias».
www.abc.es | 18/09/16
Mientras los líderes europeos discuten este viernes en Bratislava cómo asegurar las fronteras comunitarias, la propia Unión Europea (UE) explica que no cesan las llegadas de refugiados y que los ataques racistas y las trabas legales contra ellos siguen creciendo. «Hemos visto un claro aumento en el número y la naturaleza de los delitos de odio», explica Martina Huber, una de las autoras del informe presentado este viernes por la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA, por sus siglas en inglés) de la UE. Así, en el documento se mencionan pintadas nazis e insultos racistas en Austria, un aumento de los comentarios negativos en las redes sociales en Bulgaria y la insistencia del Gobierno húngaro de presentar la inmigración como una amenaza a la seguridad. Según la Fundación pro asilo Amadeu Antonio, en Alemania se producen diariamente ataques a refugiados y cada tres días se registra un nuevo incendio provocado en un centro de acogida. «Muchos casos nunca se hacen públicos, especialmente porque las víctimas tienen miedo de la Policía o porque no quieren llamar la atención debido a que están preocupados por su estatus de residencia o por los procedimientos de asilo en marcha», señala la FRA. En Alemania, donde sí hay un estricto registro de esos ataques, sólo en agosto 31 personas resultaron heridas en 25 ataques contra refugiados o centros de acogida. Según Huber, el aumento de los ataques es independiente de que el número de refugiados haya bajado y tiene más que ver con la polarización en la sociedad y el mensaje de ciertos partidos. Pese a que hay menos llegadas que durante la oleada del pasado otoño e invierno, muchos inmigrantes buscan aún asilo en Europa. Las entradas a Bulgaria se duplicaron en agosto respecto al mes anterior, hasta alcanzar las 3.270 personas interceptadas. Hungría, que hasta el cierre de sus fronteras el pasado otoño fue una de las escalas de paso de cientos de miles de refugiados por la ruta de los Balcanes, sólo registró a 141 personas, un 83 % menos que en julio, como resultado del endurecimiento de medidas legales y policiales. Afganistán, Siria e Irak (todos sumidos en conflictos) son los países de procedencia de la mayoría de quienes tratan de entrar a Europa por esta vía balcánica. Las nacionalidades de quienes llegan por Italia son diferentes: n igerianos, sudaneses y eritreos suman la mitad de las 17.400 personas que alcanzaron por mar las costas italianas durante agosto. El informe advierte de las malas condiciones de acogida en algunos países, como Bulgaria, Italia y Grecia, donde el hacinamiento en los centros de acogida «conducen a violentos enfrentamientos entre sus ocupantes». «Más de 11.300 personas están alojadas en las islas (de Grecia) pese a que sólo tienen capacidad para 7.450», señala la FRA en este informe sobre la situación de la emigración en Europa en agosto. Entre otros, se destaca el problema de los miles de menores no acompañados (unos 1.500 en Grecia, más de 1.700 en Alemania) y de las dificultades para facilitarles alojamiento y tratamiento separado del resto de refugiados. El informe dedica un capítulo a las políticas de reunificación familiar y denuncia que algunos Estados como Austria, Hungría, Suecia y Alemania han aprobado recientemente cambios legales que reducen los plazos para solicitarla o aumentan los requisitos para obtenerla. Además, en varios países los refugiados no son informados convenientemente de la posibilidad de reunificación familiar. A esos problemas se suma la dificultad para localizar a las familias que han quedado separadas durante su viaje hacia y por Europa. Errores al registrar los nombres, uso de nombres falsos, desconocimiento de los refugiados sobre el país en el que quedaron separados, ausencia de documentos e incluso la lentitud en identificar a quienes mueren ahogados al cruzar el Mediterráneo, dificultan el proceso de localización y reunificación, según la FRA.
www.abc.es | 16/09/16
Playas idílicas y bañistas disfrutando de las aguas del Mediterráneo es la imagen que el Ministerio sirio de Turismo muestra del país en un vídeo promocional que ha suscitado polémica por ignorar la trágica realidad de una Siria devastada por la guerra. Los responsables turísticos alegan, sin embargo, que el objetivo de esta iniciativa es atraer a visitantes sirios y no a extranjeros. La grabación, de un minuto y 43 segundos y titulada «Siria, siempre bonita», está rodada con drones, que han captado playas de arena dorada abarrotadas de gente y motos de agua surcando el mar, al ritmo de la canción «Faded» de Alan Walker. Las palmeras y las sombrillas aportan una estética vacacional a la escena, mientras que a través del zoom de la cámara se descubre un paisaje verde y una ciudad junto a la playa. Los comentarios que circulan por internet sobre el vídeo van desde los de quienes se alegran de que se difunda la belleza de Siria hasta los de gente que lo critican, dada la situación actual del país. Y es que el pasado lunes, Tartús, uno de los principales destinos turísticos de Siria junto a la costa mediterránea, fue golpeado por un doble atentado, reivindicado por Daesh, que causó 30 muertos y 45 heridos, según fuentes oficiales, aunque activistas elevaron la cifra de fallecidos a 43. Lejos quedan los tiempos de antes de la guerra cuando Siria tenía una floreciente industria turística, que recibió 8,5 millones de visitantes en 2010. Para animar el sector, el Ministerio de Turismo ha publicado una decenas de vídeos promocionales en las ultimas tres semanas. Uno de ellos está dedicado a los sitios históricos, como Palmira, cuyas ruinas grecorromanas son Patrimonio Mundial de la Unesco, y que hasta marzo pasado estuvo en manos de DaeshI hasta que el Ejército la recuperó. En otra de las grabaciones aparece un coche de carreras en marcha con el mensaje en inglés «La rueda de la vida nunca se detiene». Para el asesor del Ministerio de Turismo, Ayman Qahaf, los vídeos promocionales dan una idea sobre «la civilización, la historia y la belleza del país contra el que el mundo conspira para destruirlo». «Enseñan la voluntad del pueblo sirio de vivir, no son para atraer a turistas extranjeros para que pasen sus vacaciones (aquí)», declaró. Qahaf explicó que la política de su departamento es atraer a familias sirias, sobre todo, a aquellas con ingresos limitados para que disfruten de vacaciones en la costa a precios razonables. El propio ministro de Turismo, Bisher Yazedyi, es optimista en su página personal de Facebook, en la que recientemente señaló que el número de visitantes había aumentado en Siria un 30 % respecto al año pasado. Posiblemente, este optimismo se deba a los recientes avances del Ejército sirio, que en colaboración con las fuerzas rusas destacadas en el país árabe, han arrebatado a Daesh y a otros grupos amplios territorios. Entretanto, algunos turistas extranjeros aparentemente han visitado el territorio sirio este año. Así lo afirma Mahmud Arnut, dueño de la agencia de viajes Mithra, que asegura que en lo que va de 2016 ha recibido o nce grupos de turistas europeos; mientras que en 2015 fueron nueve. Francia, España, Italia, Islandia, Dinamarca, Suecia y Noruega son algunas de las nacionalidades de los visitantes que supuestamente han viajado Siria, dice Arnut, y en contra de las recomendaciones de trasladarse a este país de muchos Gobiernos. «El próximo mes, un grupo de 43 turistas franceses vendrá a Siria a pasar una semana, y antes yo iré a París para promover mi bello país», adelanta Arnut, que señala que el año pasado él mismo estuvo en Estrasburgo para hablar al Parlamento Europeo sobre Siria. Los turistas que llegan a Siria a través de la agencia de Arnut visitan Damasco, Homs, Hama, el Crac de los Caballeros, Tartús y Latakia, así como sitios religiosos en territorios seguros, la mayoría cerca de la capital como Malula y Seidnaya. Pese a que muchas aerolíneas comerciales dejaron de operar a Damasco tras el inicio de la guerra en marzo de 2011, todavía hay vuelos directos desde países como el Líbano, Egipto, Argelia, Sudán, Jordania, Rusia e Irán, entre otros. Pese a los intentos de las autoridades turísticas, Siria, tras cinco años de guerra, ha pasado de ser uno de los países más liberales de la región, con una escena cultural, gastronómica y de ocio crecientes, a un lugar destruido por la contienda con más de 280.000 muertos.
www.abc.es | 8/09/16
«Billones de pequeñas piezas de plástico se acumulan en los oceános, lagos y estuarios de todo el mundo, amenazando la vida marina y la cadena alimentaria. Estas microesferas de plástico presentes en exfoliantes, geles de ducha y pasta de dientes son un problema evitable de la polución por plásticos. Una sola ducha puede producir 100.000 partículas de plástico al oceáno». Es la advertencia del Parlamento británico que, a partir de 2017 prohibirá el uso de partículas de plásticos en productos de baño. La medida establece que la mayor parte de las compañías de cosméticos deberán tomar compromisos voluntarios para evitar esos dañinos elementos en 2020. Sin embargo, se ha destacado la necesidad de aprobar una ley nacional para 2017. Este lunes, Greenpeace pidió a las grandes compañías de productos cosméticos y de cuidado personal que dejen de utilizar microplásticos en sus productos, ya que cada año, sólo en Europa, acaban en el medio marino 8.627 toneladas de plástico, lo que equivale al peso de la Torre Eiffel. De hecho, la Unión Europea va con con retraso en esta materia puesto que la prohibición de estas partículas ya se ha prohibido en Estados Unidos y Australia, mientras que Canadá, Dinamarca, Suecia y Reino Unido van camino a hacerlo. Según denunció la organización este lunes en un informe, grandes marcas como Revlon, Procter & Gamble y Unilever están fallando en la eliminación de los microplásticos de sus cosméticos, y denuncia la falta de medidas por parte de estas empresas, ya que, según la organización, muchas están ignorando la problemática y otras tomando acciones limitadas. Las microesferas son pequeñas piezas de plástico empleadas en una variedad de productos para el hogar, incluyendo cosméticos o detergentes, para añadir función exfoliante o para dar color y textura. Pueden estar fabricadas en distintos tipos de plástico como polietileno (PE), polipropileno (PP) o poliestireno (PET). Su tamaño tan reducido (inferiores a 5 milímetros) hace que no queden atrapadas por los filtros de las depuradoras y llegan directamente al mar. Un ránking peligroso El informe analiza 30 principales empresas a nivel global de productos de cuidado personal en función de sus compromisos para eliminar las microesferas, siendo las primeras del ranking las que tienen una mejor política respecto a estas sustancias. Entre las empresas analizadas se encuentra la española Puig (número 28 por volumen de ventas), dueña de marcas como Nina Ricci, Prada y Comme des Garçons, que ha quedado en el séptimo nivel del ranking. Cuatro empresas comparten la primera posición: Beiersdorf (Alemania), Colgate-Palmolive (Estados Unidos), L Brands (Estados Unidos) y Henkel (Alemania). Por su parte, las firmas Estée Lauder, Amway, Revlon y Edgewell Personal Care Brands son las que obtuvieron peores resultados. «La industria cosmética no tiene una actitud contundente contra las microesferas. Son grandes empresas y marcas a nivel mundial y ninguna de ellas tienen un plan aceptable para acabar con el uso de las microesferas. El compromiso voluntario de estas empresas no es suficiente. Hace falta acción política para prohibir su uso de una vez por todas», ha declarado Elvira Jiménez, responsable de Océanos de Greenpeace.
www.abc.es | 5/09/16
La ministra de Educación Superior y Formación Profesional del Gobierno de Suecia, Aida Hadzialic, ha anunciado su dimisión después de haber dado positivo por alcoholemia con su vehículo en un control policial.
www.europapress.es | 13/08/16
La ministra de Educación Secundaria y para Adultos sueca, Aida Hadzialic, ha anunciado este sábado su dimisión tras haber dado positivo en un control de alcoholemia. Hadzialic reveló en una comparecencia que hace días fue sometida a un control en Malmoe (sur del país) cuando volvía en coche de un concierto en Copenhague y que la prueba arrojó como resultado 0,2 miligramos de alcohol en sangre, la cantidad mínima que en Suecia se considera delito. "Decidí coger el coche a Malmoe creyendo por supuesto que ya no estaba bajo los efectos del alcohol", ha declarado en una rueda de prensa Hadzialic, quien admitió haber bebido vino horas antes de ser parada en un control rutinario por la policía, que le puso una multa y denunció el caso a las autoridades. Hadzialic lamentó haber "decepcionado" a mucha gente y dijo estar "furiosa consigo misma", además de "profundamente arrepentida". El primer ministro sueco, Stefan Löfven, socialdemócrata como Hadzialic, aseguró en un comunicado compartir con su ministra "el análisis sobre la gravedad de la situación" y lamentó "perder a una apreciada y exitosa colega", que presentará el lunes formalmente su dimisión. La titular de Educación Superior, Helene Hellmark Knutsson, asumirá temporalmente sus competencias. De 29 años y originaria de Bosnia Herzegovina, Hadzialic asumió el cargo en 2014, cuando subió al poder un gobierno en minoría de coalición entre socialdemócratas y ecologistas, y se convirtió entonces en la ministra más joven en la historia de Suecia.
www.abc.es | 13/08/16
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha celebrado este jueves que finalmente la Fiscalía de Suecia vaya a interrogarle en la Embajada de Ecuador en Londres, donde está recluido desde hace cuatro años, como parte de la investigación por las acusaciones de abusos sexuales. El Ministerio de Exteriores de Ecuador ha anunciado que ya ha comunicado a la Fiscalía sueca «su disposición a dar trámite al interrogatorio a Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres». «En las próximas semanas se acordará la fecha», ha detallado. La Cancillería ha explicado que el Acuerdo de Asistencia Legal en materia penal, que fue suscrito por ambos países en diciembre pasado, «constituye el marco jurídico para la práctica de la diligencia judicial requerida». «Obviamente el señor Assange lo aplaude», ha dicho Melinda Taylor, que forma parte del equipo de defensa legal del periodista australiano, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik. Taylor ha subrayado que «esto no cura el daño» ocasionado a Assange por el retraso de «un procedimiento fundamental en la ley sueca» y ha confiado en que no sea un interrogatorio «superficial». Tanto el fundador de Wikileaks como Ecuador proponen desde hace años que este interrogatorio tenga lugar en la misión diplomática londinense, para evitar que sea extraditado a Suecia y después a Estados Unidos. Assange fue objeto de cuatro denuncias por violencia sexual en Suecia, de las cuales ya han prescrito tres, aunque aún sigue vigente el cargo más grave, el de violación, que no decaerá hasta 2020. Caso Assange El periodista lleva recluido en la Embajada en Londres desde el 19 de junio de 2012, cuando solicitó asilo político a Ecuador. Aunque éste se lo concedió, Reino Unido se negó a darle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la «obligación legal» de extraditarle a Suecia. Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un «estado de indefensión» ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia —su país de origen— lo impida. El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una «persecución política» por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.
www.abc.es | 11/08/16
David Van Reybrouck (Brujas, Bélgica, 1971) escribió «Contra las elecciones» en 2013 y, a pesar de haberlo publicado en el limitado espacio de la lengua flamenca, la repercusión del libro ha sido considerable. Un año después salía en Francia, y en 2016 ha aparecido la edición inglesa, con una recomendación en su cubierta firmada por el Nobel sudafricano J. M. Coetzee. La traducción española correrá a cargo de la editorial argentina Katz. Van Reybrouck ya era un escritor conocido por su monumental «Congo», obra elogiada por «The New York Times». «Contra las elecciones» va a ser sin duda uno de los libros que más dará que hablar en los próximos años, no sólo por la minuciosa descripción que hace de la crisis de la democracia occidental, sino por la solución que propone para recuperar su legitimidad: introducir la elección por sorteo para designar a los encargados de tomas las decisiones. como se hacía en algunas instituciones atenienses. Sin oxígeno «La democracia está enferma, efectivamente, y no sólo en Europa -asegura David Van Reybrouck-. En resumen, creo que hemos reducido la democracia a los partidos políticos y los debates televisivos, y esa combinación, amplificada por los medios, es tóxica. La principal constatación de mi libro es que hace dos siglos que hemos hecho una asociación indisoluble entre democracia y elecciones, y eso ya no funciona hoy. Es más, empieza a ser peligroso pensar que no hay alternativas a las elecciones dentro de la democracia». Y añade: «Con este libro he querido explicar que sí hay salidas. Estamos todos en una habitación en la que empieza a escasear el oxígeno, pero hay una ventana que podemos abrir». Lo que el autor propone, introducir el sorteo para elegir a los que toman las decisiones, es algo que choca. Él se defiende: «En 1850 hablar del derecho de voto de las mujeres también fue muy chocante. Cada innovación democrática ha empezado con un choque, desde el sufragio universal. Todo parecía insensato. Y pasa lo mismo con la elección por sorteo. Cuando alguien escucha por primera vez esto, cree que es una idiotez y, sin embargo, es un procedimiento perfectamente conocido y respetable en la Historia de la democracia. Además, en realidad la elección por sorteo es algo que ya se emplea en nuestras democracias, pero se hace de la forma menos indicada. Con las encuestas de opinión se hace cada día: se llama a miles de personas por teléfono y se les pregunta qué piensan de tal o cual cosa, de modo que luego eso es tenido en cuenta a la hora de tomar decisiones». «La democracia no siempre sirve para resolver los conflictos, sino para enseñarnos a vivir con ellos» «Cuando se trata de afrontar el peligro del populismo no hay más remedio que renovar nuestras democracias -afirma Van Reybrouck-. Mire lo que pasa en Estados Unidos, donde una persona como Donald Trump puede acabar siendo el hombre más poderoso del mundo porque los norteamericanos se niegan a renovar su sistema democrático. Y eso pasa en todos los países occidentales. Los populistas no son posibles porque la gente sea estúpida, sino porque organizamos nuestra democracia de manera que el populismo tenga más oportunidades. Si se limita la democracia a las elecciones, los debates televisivos y Facebook, un día u otro tendrás un Donald Trump o alguien parecido». ¿O un Podemos? «Tal vez, pero no conozco suficientemente la situación española. Me han dicho que son una fuerza de izquierda que habla de renovar la democracia, pero que en realidad busca integrar a todo el mundo. Eso no es fácil». «En nuestras democracias se habla de los otros sin hablar con los otros -puntualiza-. Irlanda es ahora el país más interesante desde el punto de vista de la renovación democrática. Con la convención constitucional reunieron a 33 políticos y 66 ciudadanos elegidos al azar. Esas 99 personas se vieron una vez al mes durante un año para discutir la reforma de la Constitución en ciertos aspectos: los derechos de la mujer, la edad de voto y el artículo más controvertido, el matrimonio homosexual. Hubo un debate sereno entre esas personas en el que también han participado otros actores, desde miles de personas de modo individual a la propia Iglesia Católica. ¿El resultado? Que después de ese debate se propuso una reforma que fue aprobada en referéndum. Al mismo tiempo, en Francia se hizo la reforma sobre el matrimonio homosexual del modo tradicional, desde los partidos políticos, y el resultado fue que la sociedad estuvo dividida durante más de un año. Irlanda ha gestionado esta cuestión de forma mucho más inteligente, mientras que Francia se hundió en una crisis política». «La democracia no siempre sirve para resolver los conflictos, sino para enseñarnos a vivir con ellos, gestionándolos -aclara-. Ahora, sin embargo, los actores de nuestras democracias, incluyendo España, no hacen sino agigantar los problemas. Los conflictos no deben ocultarse porque es natural que en una sociedad haya líneas de fractura. Se trata de usar la democracia para atravesar esas fracturas, pero nuestra democracia obsoleta no hace más que agigantarlas». Al estilo escandinavo «El autoritarismo está de regreso -sostiene Van Rey-brouck-. Si se compara con el fin de la Segunda Guerra Mundial, hoy hay muchísimos más países que se dicen democráticos; y si se pregunta a la gente si está a favor de la democracia, el 90 por ciento dirá que sí. Pero en África existen ahora muchos más presidentes que están más cerca del modelo corrupto-autoritario y electo de Blatter en la FIFA que de Mandela». «Yo no estoy de acuerdo con defender las elecciones como un nuevo modelo de evangelización obligatoria -concluye-. En esta evangelización electoral los sacramentos acaban siendo más importantes que la fe. He seguido lo que ha pasado en lugares como Congo o Afganistán. Parecía que pensábamos que si organizábamos las elecciones al estilo escandinavo, al día siguiente nos despertaríamos y serían como Suecia. Hemos gastado 2.000 millones de euros en organizar las elecciones congoleñas..., ¿para qué? La mejor democratización es la educación, no las elecciones. Sobre todo porque a veces en esas sociedades hay también instituciones locales que son democráticas, o protodemocrá-ticas, y que pueden utilizarse. Estamos viendo en Europa que nuestro modelo está agotándose. ¿Por qué sería bueno exportarlo como si fuera un mueble de IKEA?». «Against Elections.The Case for Democracy». David Van Reybrouck Penguin Books, 2016. 208 páginas.11,17 euros.E-book:9,49 euros
www.abc.es | 11/08/16
Activista en política y cultura, el chileno residente en Suecia, Roberto Muñoz, considera como su obligación “contrarrestar la propaganda” antirrusa que llevan a cabo los medios occidentales. Entre otras razones, lo hace en reconocimiento al papel jugado por el país eslavo en la “lucha contra el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial”.
El sexo se ha convertido en un asunto de Estado en Suecia. El ministro de Salud del país, Gabriel Wikström ha tomado cartas en el asunto y encargado a la Agencia de Salud Pública un amplio informe sobre los hábitos sexuales de los suecos, que culminará en 2019, y que es el primero que se realiza a nivel nacional desde hace 20 años, informan varios medios nacionales e internacionales. Todo ello se debe a la publicación en los últimos años, en varios medios locales, de estudios sobre una menor actividad sexual entre los habitantes de este país nordico. El propio Wikström escribió una columna en el diario «Dagens Nyheter» en la que consideraba «importante investigar si este es el caso y, si es así, cuál es la razón», afirmaba el ministro quien añadía que «si el estrés y otros problemas de salud están afectando a las vidas sexuales de los suecos «eso también es un problema político». En declaraciones para «The Guardian», uno de los asesores de Wikström, Morgan Eklund, ha aclarado que en su columna el ministro se refería concretamente al estudio publicado en 2013, realizado a 3.000 personas, en el tabloide «Aftonbladet» en el que se constataba una disminución del apetito sexual entre los suecos. En este sentido, este alto funcionario ha añadido que el citado estudio no era lo suficientemente científico como para cogerlo de referencia para las políticas del ejecutivo, «aunque sí apunta la dirección que podrían adoptar futuras medidas». La decisión de encargar un amplio informe sobre los hábitos sexuales en el país, no ha sido bien recibida por la oposición. En concreto, Cecilia Widengren, portavoz de políticas sociales del conservador Partido Moderado, ha afirmado que «el sexo y la política no se mezclan» y sugerido que hay otras áreas que podrían ser del interés del ejecutivo liderado por los socialdemócratas como la reducción de las listas de espera o la escasez de personal. En el sitio web oficial del gobierno sueco, Wikström ha respondido que se necesita mejor información en este ámbito: «La sexualidad es un área que influye fuertemente sobre la salud de las personas, de tal forma que no sólo podemos hablar sobre temas como las enfermedades venéreas sino también acerca del propio deseo», ha constatado el ministro.
www.abc.es | 2/08/16
Si avanzan en una rápida lectura hasta el final de la entrevista, verán que casi concluye con la palabra cansado. Mircea Cartarescu (Bucarest, 1956) acaba esta entrevista cansado porque ha venido a España, a instancias de su editorial, Impedimenta, y la gira ha sido intensa y extensa. Estamos en el «hall» del hotel donde se aloja siempre, y como siempre, Mircea seduce por su discreta inteligencia de poeta que recita en rumano. –¿Habla español? –Un poco, un poquito. –Usted viene mucho por estos lares, y se le aprecia mucho. ¿Qué piensa de España? –Siempre he tenido una sensación, unos pensamientos, unas ideas muy positivas sobre España. Los rumanos se sienten muy bien aquí, empezando por los inmigrantes, que han venido a trabajar y tienen una impresión muy buena, muy positiva del pueblo español. –¿Sigue el devenir de la cultura española, la literatura…? –No podría decir que esté al día con la cultura española, porque no puedo decir que esté al día con la cultura rumana. A partir de una cierta edad, lectura significa relectura, pero, por supuesto, conozco unos cuantos autores españoles que me gustan mucho, a los que admiro, algunos españoles y otros en lengua española. –Habla de relectura: ¿qué relee? ¿Cuáles son sus clásicos? –Releo anualmente algunos autores que son fundamentales: casi toda la obra de Kafka, todo lo que puedo de Dostoievski, y releo tal vez no anualmente, pero como mucho cada dos o tres años, la «Divina Comedia». Y también algunos otros autores clásicos latinos. –Leí en el titular de una entrevista suya cómo decía que su mundo tiene el diámetro de su cerebro. ¿Eso se traduce en que su literatura es tan intimista que se cierra al resto de la realidad? –No, es como una gota de rocío que refleja todo el mundo. Aunque el hecho de que mi mundo sea mi mente no quiere decir que no refleje el resto del mundo. Es cierto que yo, en primer lugar, me nutro de mí mismo, de mis traumas, sueños, mi vida interior, pero al mismo tiempo estoy interesado por todo el frente del conocimiento. Releo todo lo que puedo en todos los ámbitos del conocimiento: teología, filosofía, matemáticas, y literatura. Y procuro también ser un ciudadano. –Cómo procura ser un escritor, más o menos lo sabemos. Pero ¿cómo procura ser un ciudadano? –Cualquier escritor puede ser contemplado desde otro ángulo, y ese ángulo es el ángulo del intelectual. El intelectual tiene como destino establecer un compromiso con la comunidad a la que pertenece. Y en los últimos veinte años he estado en cierto modo implicado en la vida social rumana: he intentado ser un buen líder de opinión y convertirme en una referencia gracias a la defensa de los grandes valores comunes europeos. –Habla de los grandes valores comunes europeos y le pregunto: ¿cómo ve a Europa? La identidad es importante, la gente tiene que saber quién es para comprender cómo actúa –Se encuentra en la situación más dramática desde la II Guerra Mundial y merece ser defendida. Se encuentra en una situación muy difícil, yo diría que en todos los niveles: está amenazada por Oriente, está amenazada financieramente por la situación de Grecia, y no solo Grecia; es el terreno de juego del terrorismo internacional y se enfrenta al gran problema de los inmigrantes. Europa no se ha visto nunca obligada a hacer frente a tantos problemas en un período de tiempo tan breve. Lo que me preocupa es que en estas circunstancias muchos países y muchas personas se convierten en euroescépticos. Es como si la culpa de los problemas fuera de Europa, y no de los factores externos. Yo, por el contrario, creo que hay que defender Europa, y que Europa es un lugar bueno para la gente desde todos los puntos de vista. Y, puesto que yo soy un artista, considero que Europa es por encima de todo un concepto cultural, y después viene la Europa económica y política. –¿Pero no cree que esa Europa cultural es la que menos se cuida como un valor sólido? –Sí, efectivamente es así, y esto tiene mucho que ver con la educación de los jóvenes y con el fracaso de la educación en general. Además, esta visión cultural se ve perturbada por la influencia de esta revolución tecnológica en la que vivimos. La revolución de las redes sociales, de internet, y por tanto esa idea que tenemos de Europa, con su arte, su filosofía, de este modo se ve también amenazada. Y, sin embargo, cuando veo una entidad amenazada, mi primer impulso es salir en su auxilio, y me digo: «Sigo creyendo en estos valores, que son los valores de la democracia». Sigo creyendo en el valor cultural de este continente y creo que su herencia cultural debe seguir. –¿No piensa que hay una dejación, por parte de los intelectuales europeos, de la defensa de estos valores? No es su caso, obviamente. –Yo no puedo saber cuáles son las intenciones, qué piensan los intelectuales, o qué piensa la gente común, pero yo puedo hacer más. Incluso aunque Europa acabe siendo destruida, yo seguiré viviendo en Europa, porque de hecho yo ya la he interiorizado. –Volviendo a su literatura: poeta, narrador… ¿Con qué se siente más identificado? –Soy fundamentalmente un poeta, lo he mantenido siempre. Y tanto mis relatos como mis novelas son poemas en forma narrativa. Y digo esto porque en la capa más profunda de las novelas encontramos los símbolos, que son todos ellos de naturaleza poética. Y, por supuesto, sin duda, me siento narrador. Y me siento muy orgulloso de algunas de mis narraciones. –¿Cuáles? –De las que ya se han traducido al castellano aprecio uno de los textos que figuran en «Nostalgia», que se titula «Rem», que es uno de los primeros y uno de mis textos mejor construidos. Personalmente me gusta mucho una novela de travestis, «Lulú», que trata del estudio de un caso psicoanalítico con una gran implicación autobiográfica. –Reivindicación de género. Este es un tema que usted ha seguido muy de cerca. ¿Cree que el de las identidades es uno de los grandes debates de la sociedad contemporánea? Europa es por encima de todo un concepto cultural, después viene la Europa política y económica –La identidad siempre es importante, la gente tiene que saber quién es para comprender cómo actúa, cómo se relaciona, cómo es socialmente. Y no solo es importante la identidad propia, sino la identidad de los demás. A mí, por ejemplo, me cuesta mucho hablar con alguien sin saber quién es esa persona, porque yo hablo de forma diferente con cada persona. –¿Y hablar de usted le cuesta? –Este es mi trabajo. Yo siempre he hablado de mí. Los únicos momentos en los que no hablo de mí es en las fiestas. Esto me separa de la mayoría de los escritores. Prefiero volcar mi ego en las páginas de los libros antes que ahogar a los demás con el ego, pero es cierto que en mis libros hablo de forma obsesiva sobre mí mismo. Yo soy el personaje bajo diferentes avatares, hasta tal punto de que la crítica literaria habla de mí mismo como un psicólogo. –¿Pero hablar de uno mismo no quiere decir ser egocéntrico? –Ser egocéntrico no es exactamente malo; lo malo es ser egoísta, ególatra. Es algo que nunca he sido, pero sí que soy egocéntrico en el sentido de que vivo centrado en mí mismo. El motivo por el que lo hago es porque yo solo me siento seguro de mí mismo, y mi escritura tiene como sentido fundamental seguir conociéndome. –Digamos: ¿un continuo aprendizaje de sí mismo? –Muchas veces he dicho que escribo libros para contarme a mí mismo cosas que no sé de mí. –¿Y necesita contárselas a otros? –En primer lugar, contármelas a mí. De hecho, debo decirle que mi principal texto es mi diario, lo comencé en 1973 y nunca he dejado de escribir este diario, en el que prácticamente anoto algo todos los días. He publicado ya tres volúmenes de mi diario y, de hecho, muchos críticos han dicho que ahí está el tronco de mi árbol literario. Y desde ese tronco se abren las ramas, que son los libros. –Ha citado varias veces en la conversación a los críticos. ¿Cree mucho en lo que dicen o hay ironía en sus palabras? –La crítica literaria es importante, no solo para mí. La crítica estructura la literatura y establece una jerarquía. Yo siento respeto por los críticos buenos, pero al mismo tiempo la institución de la crítica está sujeta a la corrupción, como cualquier otra institución humana. –Ahora que habla de corrupción… No sé de Rumanía, de lo que pasa allí, pero cuando llega a España, devorada por la corrupción, ¿qué piensa? Prefiero volcar mi ego en las páginas de los libros antes que ahogar a los demás con mi ego –La corrupción está bien anclada a la condición humana, y es evidente que no vamos a conseguir librarnos de ella. Sin embargo, hay algunas sociedades que están tan bien construidas que pueden crecer incluyendo a la corrupción. La corrupción existe, sin duda, incluso en los mejores mundos posibles: en Suecia, en Noruega... Sin embargo, una sociedad profundamente corrompida es aquella que no puede controlar, no puede construir con su propia corrupción. Y así es la sociedad rumana desde hace unas cuantas décadas: una sociedad enferma que no tiene instrumentos para enfrentarse a este fenómeno. –A pesar del profundo conocimiento que tiene de sí mismo, de la condición humana, de la Historia de Europa, parece que Mircea Cartarescu es un hombre optimista. –Existen muchas formas de optimismo: existe un optimismo idiota que ve solamente cosas buenas en todas partes y que no tiene en cuenta las partes oscuras, los peligros. Y está el pensamiento positivo, que es la parte buena del optimismo, y yo creo que hago esfuerzos por conservar este pensamiento positivo, incluso en situaciones desagradables, porque de esta manera creo que puedo controlar mejor mis temores, mis miedos, mis ansiedades, y puedo seguir adelante. Esta actitud la pongo en práctica tanto en la vida personal como profesional, en mi condición de autor. –¿No está aburrido de ser un eterno candidato al Nobel? ¿Y si se lo dieran...? –No sé si mi vida sería mejor o no, pero estoy profundamente convencido de que yo seguiría siendo el mismo. Probablemente estaré más cansado durante el primer año.
www.abc.es | 31/07/16
El Rey, como el árbitro de un partido de fútbol, «no puede ser el protagonista». Su función es la de mantener el juego fluido y evitar que se produzcan bloqueos durante el partido. Con este símil futbolístico analizó Benigno Pendás, director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, la figura del Monarca a partir de su definición en la Constitución Española. «El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones», como recoge la Carta Magna; o «un activo democrático en tiempos difíciles», en palabras de Pendás. Enmarcado en el seminario «Monarquía y política en democracia: España y Europa» que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, personalidades que han mantenido algún tipo de vínculo con la Monarquía o la vida política española reflexionaron ayer lunes sobre el papel que desempeña la Corona en el panorama actual. La «unidad interior del pueblo» que proporciona el Monarca frente a la labor de un presidente de república fue uno de los argumentos más defendidos por los ponentes del encuentro, entre los que se encontraba Eduardo Serra, exministro de Defensa. «En una jefatura de Estado republicana, el presidente representa la unidad, pero menos, porque ha sido elegido por unos y no por otros», aportó Emilio Lamo de Espinosa, presidente del Real Instituto Elcano. Frente a la percepción de la Monarquía Parlamentaria por una parte de los españoles como una institución «cara e ineficiente», Lamo de Espinosa aclaró que el coste de la Monarquía solo supone 0,23 dólares per cápita al año. Un importe irrisorio comparado con los 7,58 dólares por cabeza que cuesta la Monarquía noruega y casi la mitad de los 0,43 de la jefatura de la república alemana. Rey constitucional Sobre el papel del Rey Don Felipe, el presidente del Real Instituto Elcano dijo que aún debe llegar a una población joven menos conectada con la Monarquía, igual que hizo Don Juan Carlos con su papel fundamental en la Transición. Julián Ariza, exdirigente de Comisiones Obreras, afirmó que el Rey actual debe seguir trabajando para «mantener y reforzar lo que su padre hizo». El debate confirmó que la Monarquía, tal como está concebida en España desde 1978, no sigue los cánones tradicionales de los países regidos por sistemas con la misma jefatura del Estado. El modelo en el que se constituye el Estado nació de la Carta Magna; el ahora Rey emérito, heredero del trono tras la abdicación de su padre y la muerte de Franco, fue desprovisto de todo poder ejecutivo en el proceso de la Transición por parte de las Cortes y la Constitución que de ellas emanó. Este papel actual implica un jefe del Estado con importancia en la vida política desde la imparcialidad de su figura: esta semana, tras las segundas elecciones en España y el bloqueo político, Don Felipe tiene que recibir una información «ya hecha» para proponer un candidato a la presidencia del Gobierno, no los ingredientes para que sea él quien desenquiste la situación, tal como afirmó ayer Benigno Pendás. De la mesa redonda surgió uno de los argumentos más sólidos para defender la Monarquía española: el reconocimiento constitucional a los Borbones sirvió para equiparar a España con los países más avanzados del mundo, entre los que se encuentran monarquías legítimas fundamentadas sobre los valores democráticos modernos. Japón, Noruega, Bélgica, Canadá, Suecia… y España, entre otros países, copan los principales ránkings de calidad democrática del mundo: las democracias coronadas, pese a suponer un 12 por ciento de los países a nivel mundial, son más del 50 por ciento de los estados con mayor bienestar, justicia e igualdad. «Miedo» al populismo Juan José Laborda, el que fuese presidente del Senado además de portavoz del PSOE en la Cámara Alta, abordó durante la ponencia inaugural del curso la legitimidad de los distintos sistemas de gobierno. A su juicio, la democracia es el sistema «más imperfecto», pero también el único que posee la «legitimidad» para someter a los gobernantes a las leyes. Así, igualar a los ciudadanos y a los miembros del Gobierno ante la justicia evita que el sistema «inspire temor» a la población. El populismo, sin embargo, busca «empoderar» a los votantes «contra amenazas reales y no reales». Esta corriente, según Laborda, «es incapaz de hacer la revolución y tan imprevisible como la democracia», con el «pueblo indignado» como único instrumento. Y, pese a la garantía que el Rey supone para la democracia ante este fenómeno, «el populismo da miedo».
www.abc.es | 26/07/16
Del 24 de julio al 1 de agosto Córdoba será la capital del debate. La ciudad acogerá durante una semana, de sábado a lunes, el Campeonato Mundial de Debate Universitario en Español (CMUDE). Con más de 550 participantes será la competición más grande en este campo hasta la fecha. Participarán más de veinte nacionalidades diferentes, incluidas varias de países no hispanohablantes, como Reino Unido, Rusia o Suecia. El anfitrión del evento, la asociación Aula de Debate Universidad de Córdoba, ha sido la encargada de hacer frente a la organización de un mundial en una ciudad que no es capital del país, algo que nunca había sucedido. En comparación, hace solo dos años, en México 2014, participaron 80 equipos, frente a los 155, casi el doble, de esta edición. El campeonato se desarrollará en el Campus de Rabanales, propiedad de la Universidad de Córdoba, que ha cedido las instalaciones. Los 155 equipos participantes estarían organizados en parejas, lo que haría un total de 310 debatientes, todos de diferentes universidades del mundo y de diferentes puntos dentro del mismo país, como en el caso de EE.UU. Aparte de ellos en el campeonato también participarán 120 jueces, también de diferentes puntos del globo; 12 observadores internacionales y casi cien personas de organización, separadas en distintas tareas. Toda la comunidad de países hispanohablantes participará con su propia delegación dentro del campeonato, siendo España la que aportaría la mayor delegación del torneo, con 50 participantes. Desde fuera de esa comunidad participarán también Países Bajos, EE.UU., Marrueco s o Alemania, entre otros muchos. España deberá defender entre otros el título de Mejor Orador Universitario en Español, actualmente en manos de Antonio Fabregat. Acorde al tamaño del evento, será el campeonato con mayor apoyo público y privado hasta la fecha. La actividad ha contado con el apoyo de la Universidad de Córdoba (UCO), el Ayuntamiento de la ciudad, la Diputación de Córdoba, más de 40 empresas locales, la Fundación Princesa de Girona de Cataluña, la editorial jurídica Fe de Erratas de Madrid y empresas internacionales como Coca-Cola. El CMUDE fue posible después de que un equipo venezolano consiguiera llegar a las finales del mundial en inglés, formado por Alejandro García Noguera, antiguo alumno de la Universidad Central de Venezuela. A partir de ese momento el mundo anglosajón decidió ayudar a crecer la iniciativa del debate permitiendo emular su mundial pero esta vez en español. Debatiendo según la tradición británica Los participantes deberán medir su destreza en tres competiciones diferentes. Una de ellas, la principal, de carácter obligatorio y las otras dos de adhesión voluntaria. En la competición principal los debatientes competirán entre sí, y por parejas, utilizando el método de Parlamento Británico, desarrollado y heredado de organizaciones tan prestigiosas como la Oxford Union, cantera de numerosos políticos británicos como Boris Johson o el ex primer ministro David Cameron. En este modelo los debatientes emulan la disposición de las cámaras del parlamento británico, la de los Comunes y la de los Lores. Enfrentados en Gobierno y Oposición tienen que debatir una cuestión que se les proporciona solo quince minutos antes del inicio del debate. El enfrentamiento es consecutivo en las dos cámaras, donde debaten pareja frente a pareja. Las reglas prohíben utilizar aparatos electrónicos y comunicarse fuera de la pareja, incluida con la que compartes bancada. Como en el propio Parlamento se valora la capacidad de improvisación, la agilidad mental y la creatividad de los participantes. Cada uno de ellos toma un rol diferente, desde el Primer Ministro o el líder de la Oposición hasta llegar a los famosos Látigos británicos, los últimos oradores en hablar. Los temas suelen referir a cuestiones sobre las políticas públicas, pero en el desarrollo del debate el tema puede discurrir por argumentos económicos, éticos, jurídicos o hasta filosóficos. Con todo, el mundo del debate hispanohablante ha ido modificando poco a poco el modelo introduciendo características propias. De la misma forma que hicieron los estadounidenses cuando adoptaron el modelo y el resto de países europeos donde está presente. Gonzalo Herreros, director académico del Aula de Debate y parte de la organización del torneo, prefiere llamarlo de «parlamento internacional» por la pérdida de esencia británica y por el contagio de los formatos de debate españoles en el modelo. El resto de competiciones, serán una Copa de Naciones y una Competición de Discursos. En la primera de ella se enfrentan directamente un país con otro, con equipos que esta vez ya no son parejas, si no más numerosos. Y la segunda sería una competición individual, donde a los oradores se les dan cinco minutos para preparar un discurso de cinco minutos sobre un tema común a todos, desde «la guerra» hasta «consejos que le darías a tu futuro hijo». Camino de ser una tradición en España Dentro de todos los países de nuestro entorno, tanto europeos como latinoamericanos, España ha sido de los últimos en incorporarse al mundo del debate. Reino Unido o los Países Bajos llevan siglos desarrollando modelos propios y contribuyendo a la formación de quien quiera aprender retórica. En latino américa desde los 90 universidades como Tec de Monterrey en sus diversos campus, o el Rosario de Bogotá, ya crearon sus propias instituciones de debate. Existiendo por entonces sociedades de debate ya asentadas, como en el caso chileno. En España, el debate lleva cerca de una década de trayectoria. Vino de la mano de la Universidad Francisco de Vitoria, que fue la primera en crear una institución y organizar un torneo. A ella se unió también la Universidad Complutense, siendo ambas las dos sociedades de debate más antiguas. Desde ese momento el debate se ha ido extendiendo por nuestro país, con participantes más o menos mediáticos como Albert Rivera. Se ha ido conformando un circuito de debates a nivel nacional e internacional, con presencia de varias universidades españolas, como la Universidad Rey Juan Carlos y su club de debate, una de las últimas públicas de Madrid en incorporarse. El interés está creciendo en España, incluso ciudades como Córdoba acogen ya dentro de su Universidad a tres asociaciones de debate diferentes. El mundo empresarial ya comienza a fijarse en los oradores y son varias las empresas de diferentes sectores las que comienzan a buscar en estos jóvenes universitarios para incorporarse a sus plantillas.
www.abc.es | 24/07/16
Los líderes de la Alianza Atlántica mostraron su preocupación por el papel desestabilizador de Rusia en los Balcanes occidentales, es decir, en países como Montenegro (firmó en mayo pasado el acta de adhesión a la OTAN), Macedonia o Bosnia y Herzegovina, según informaron ayer a ABC fuentes oficiales. «Hay que estar unidos y apoyar a estos países, donde observamos los mismos comportamientos desestabilizadores existentes en otros países como Georgia, Ucrania o Moldavia», explicó la fuente refiriéndose al auge de opciones políticas pro rusas contrarias a la OTAN y la UE. Este fue uno de los asuntos que los jefes de Estado y de Gobierno analizaron durante la cena oficial en el Palacio Presidencial de Polonia con el anfitrión Andrezj Duda. Participaron por primera vez los presidentes de Suecia y Finlandia, países no miembros de la OTAN pero con relaciones cada vez más estrechas dada la hiperactividad militar rusa en el Ártico. La cena de líderes, que se centró en analizar la amenaza rusa, tuvo un encuadre de profundo simbolismo: la misma sala donde un 14 de mayo de 1955 Nikita Kruschev y otros seis países socialistas sellaron el Pacto de Varsovia, la alianza militar del bloque comunista durante la Guerra Fría. Los aliados también insistieron en la necesidad de permanecer «firmes y unidos» frente a las políticas expansionistas de V ladímir Putin y abogaron por la denominada «política de doble vía» con el Kremlin: «disuasión y diálogo». Sin ir más lejos, el próximo miércoles la OTAN y Rusia mantendrán un encuentro a nivel embajadores en Bruselas tras una Cumbre de Varsovia en la que se aprobó el despliegue de cuatro batallones –de unos mil efectivos cada uno– en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Se trata de un despliegue de la Alianza Atlántica sin precedentes en Europa del Este y que se complementa con la misión aérea en Estonia y Lituania y con el denominado «escudo antimisiles» cuya capacidad operativa inicial ha sido declarada en Varsovia. Este sistema de defensa antimisiles de la OTAN cuenta con lanzaderas terrestres en bases de Rumanía (ya activado) y Polonia (en obras), además de los c uatro destructores estadounidenses con base en Rota, que pueden desplazarse al mar Báltico o Negro con sistema de combate Aegis y misiles SM-3. Retirarse de Crimea El presidente estadounidense, Barack Obama, subrayó que para contrarrestar la amenaza rusa «no basta sólo la fuerza de las capacidades militares sino también la fuerza de nuestras ideas y valores». Respecto a Ucrania, la OTAN acordó seguir exigiendo que Moscú cumpla con los Acuerdos de Minsk y se retire completamente de su territorio, de donde incluso se anexionó la península de Crimea. En la segunda y última jornada de la Cumbre de Varsovia, celebrada en el Estadio Nacional de Polonia a orillas del río Vístula, el secretario general, Jens Stoltenberg, subrayó la «unidad» de todos los miembros de la OTAN en la estrategia frente a Rusia: «Estamos unidos en nuestro enfoque de fuerte defensa y diálogo constructivo». En su rueda de prensa, Stoltenberg rechazó hablar de una nueva Guerra Fría, aunque reconoció «una situación nueva que nunca habíamos experimentado antes». Reacción de Gorbachov Una de las reacciones a la Cumbre de Varsovia provino ayer del último presidente de la URSS, Míjail Gorbachov, quien considera que la OTAN se prepara para la guerra: «Toda la retórica en Varsovia clama por la intención de casi declarar la guerra a Rusia. No sólo hablan de la defensa, sino que de hecho se preparan para la ofensiva», dijo a la agencia Interfax el hombre que terminó con cuatro décadas de Guerra Fría entre la Unión Soviética y el bloque occidental. «Los miembros de la OTAN intentan hacer ver que no tiene miedo de nada, y es muy sospechoso, porque con ello nos fuerzas a nosotros y a todo el mundo a un enfrentamiento mayor», advirtió Gorbachov en declaraciones recogidas por la agencia Efe. Principales acuerdos Frente al desafío de Rusia: despliegue de cuatro batallones en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Se complementa con una misión aérea y el «escudo antimisiles». Despliegue español: Rajoy aseguró el mantenimiento de los actuales contingentes españoles a las misiones, y aseguró más «en la medida de nuestras posibilidades». Lucha contra Daesh: Información a la coalición que lucha contra Daesj en Siria e Irak, a través de los Awacs. Ayuda a Afganistán: Ayuda de 1.000 millones de dólares a las fuerzas de seguridad afganas durante tres años.
www.abc.es | 10/07/16
El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha confirmado que habrá una reunión del Consejo OTAN-Rusia «poco después» de la cumbre del organismo de defensa euroatlántico que se celebrará los días 8 y 9 de julio en Varsovia, en la que los líderes aliados acordarán desplegar cuatro batallones en los países bálticos y Polonia para disuadir a Rusia tras su intervención en Ucrania. «Estamos hablando con Rusia de celebrar otra reunión del Consejo (OTAN-Rusia) poco después de la cumbre de Varsovia, en la que la transparencia y la reducción de las tensiones debe ser un tema importante», ha explicado el secretario general aliado en rueda de prensa previa a la cumbre de la OTAN. «No importan tanto si (la reunión) tiene lugar justo antes o después de la cumbre. Lo importante es que tenga lugar», ha subrayado Stoltenberg, que ha recalcado que los aliados estaban dispuestos a reunirse tanto antes como después de la cumbre con Rusia y ha subrayado la importancia todavía mayor de mantener los canales de diálogo a nivel político y militar en momento de tensión, como el actual y de evitar «incidentes» y «accidentes» entre las fuerzas militares de ambas partes. Ambas partes mantienen un diálogo sobre «las modalidades, la agenda y la fecha concreta» de su próxima reunión aunque todavía «no hay acuerdo final» sobre estas cuestiones, ha explicado el noruego, después de que el Ministerio de Defensa ruso avanzara este sábado que la reunión del próximo Consejo OTAN-Rusia a nivel de embajadores tendrá lugar el 13 de julio. Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN acordarán entre otros en la cumbre de Varsovia desplegar cuatro batallones en Lituania, Estonia, Letonia y Polonia —hasta 4.000 soldados, según fuentes aliadas— que liderarán Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Canadá, aunque se espera que otros aliados también contribuyan. «En todas nuestras decisiones, nuestro objetivo es defender a nuestros aliados, no aumentar las tensiones en Europa», ha subrayado, insistiendo en que la OTAN no busca una nueva guerra Fría con Rusia, que ha avisado que responderá de forma «asimétrica» al refuerzo militar aliado cerca de sus fronteras. Preguntado por las recientes críticas del ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, a las maniobras de la OTAN en el este de Europa, que calificó de «ruido de sables» y pidió evitar «generar pretextos para que se reavive una vieja confrontación», Stoltenberg ha dejado claro que «todos» los aliados apoyan el refuerzo de la defensa colectiva y tratar de tener «una relación más cooperativa y constructiva con Rusia». «Alemania está a favor de eso también», ha insistido, recalcando que el refuerzo aliado es «proporcional» y «defensivo. Capacidad operativa inicial del escudo antimisiles Stoltenberg también ha avanzado el objetivo de declarar en la cumbre de Varsovia «la capacidad operativa inicial» del sistema de defensa antimisil de la OTAN, en el que están integrados los cuatro destructores estadounidenses con base en Rota, España. Estados Unidos debe transferir el mando del sistema a la OTAN para entonces, aunque falta por ver si se podrá porque es algo complejo no solo desde el punto de vista político, sino también técnico, han explicado fuentes diplomáticas. «Estamos trabajando en esto ahora», ha explicado Stoltenberg, que ha admitido la necesidad de encontrar vías para «garantizar el control político necesario» y «el mejor mando y control» teniendo en cuenta que en caso de ataques hay «un plazo de tiempo muy corto» para tomar una decisión de interceptar un misil. Stoltenberg ha subrayado que el escudo de defensa antimisil de la OTAN «no está dirigido contra Rusia» sino que responde a la necesidad de hacer frente a «una proliferación de misiles balísticos» fuera de la zonaeuroaltántica y ha incidido en que el sistema es «defensivo» y «solo puede interceptar misiles entrantes» y no pueden «interceptar los misiles balísticos intercontinentales rusos». Finlandia y Suecia Respecto a la reciente amenaza del presidente ruso, Vladimir Putin , de acercar sus soldados a la frontera con Finlandia si este país entra en la OTAN, Stoltenberg ha recalcado que tanto Finlandia como Suecia son «socios muy estrechos» de la Alianza Atlántica y la importancia de su cooperación para garantizar la estabilidad en el mar Báltico y ha dejado claro que compete a ambos países decidir si quieren entrar en la OTAN o no y que «será absolutamente injustamente si esto provoca una reacción negativa por cualquier otro país». «Compete a Finlandia y Suecia decidir si quieren más (con la OTAN). Esto es solo una cena», ha ironizado Stoltenberg, que ha confirmado que el presidente finlandés, Sauli Niinisto, y el primer ministro sueco, Stefan Lofven, participarán en la cena del viernes de los jefes de Estado y de Gobierno aliados, a la que también asistirán el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para discutir las relaciones con Rusia.
www.abc.es | 4/07/16
¿Te imaginas cómo sería viajar con tu vehículo como si fuera un coche de choque? ¿Crees en la posibilidad de abandonar los combustibles fósiles en favor de la electricidad? Si tus respuestas a las dos preguntas anteriores han sido negativas, es que no has visto la nueva autopista eléctrica que ha inaugurado Suecia. Una carretera cuyo carril derecho cuenta con unos cables a los que se pueden enganchar los camiones. El vídeo que explica su uso no ha tardado en hacerse viral en Facebook. El clip al que nos referimos, concretamente, fue subido a Facebook el pasado 1 de julio y, desde entonces, ha logrado cosechar nada menos que tres millones de reproducciones, 50.000 reacciones (de momento gana el «Me encanta»), 40.000 compartidos y casi 700 comentarios. Y todo, en apenas unas horas y, simplemente, explicando en sencillo funcionamiento de esta autopista. Una carretera, por cierto, con la que queda claro que el futuro ya está aquí. Facebook y la primera carretera eléctrica Tal y como se explica en este vídeo de Facebook, la autopista eléctrica ya ha sido inaugurada y busca disminuir las emisiones de los vehículos pesados como los camiones. Unos aparatos que prudecen nada menos que el 15% de las emisiones de dióxido de carbono en el país. Por ello, el gobierno decidió instalar estos curiosos cables eléctricos en un tramo de aproximadamente dos kilómetros de la carretera E16, al norte de Estocolmo, como prueba. Más información: La primera carretera eléctrica del mundo es sueca El funcionamiento no puede ser más sencillo. «La primera autopista eléctrica del mundo ya está en marcha en Suecia. Funciona con rieles como los tranvías y está pensada para que los camiones reduzcan sus emisiones de CO2. Se enganchan para recibir energía y se desenganchan para adelantar. Pretende redefinir el concepto de moverse por carretera», determina en Facebook PlayGround, autor del video. Esta, a su vez, señala que el objetivo final es eliminar las emisiones de gases provocados por los combustibles fósiles en 2030. Pero no solo de los vehículos pesados, sino también de los utilitarios. De momento parece que el plan les va perfectamente, pues -además de llamar la atención en Facebook- no tardará en empezarse a usar.
www.abc.es | 4/07/16
Pierre, el hijo mayor de Nicolás Sarkozy y su primera mujer, Marie Dominique Culioli, ha sido uno de los participantes a la VII edición de la Land Rover Challenge que se ha celebrado en Cantabria. Pinchadiscos de profesión y «rebautizado» como Mosey en el mundo de la música, Sarkozy es un atractivo treintañero que tiene las ideas muy claras y sabe hasta donde puede llegar cuando le preguntan por su padre. Aunque sudó por conquistar la victoria en defensa de la ONG que representaba, Pierre no consiguió arrebatarles el premio a Bimba Bosé y el cocinero Jesús Torres, pero sí disfrutó de unos días de aventura y riesgo con la presencia también de su novia, una diseñadora de moda mulata natural de Suecia con la que se nota que es feliz. -Ha sido uno de los participantes más activos de la Land Rover Challenge. ¿Le van las aventuras? -No sé si soy un hombre de aventuras, pero mi trabajo sí es una aventura que me permite llevar mi música por todo el mundo. De ahí que mi profesión tenga un punto de aventura en el sentido de que no tiene una rutina. Cada día de mi vida es diferente y suceden cosas inesperadas. He disfrutado mucho de esta Challenge porque me encantan los deportes y, sobre todo, el espíritu de estar en un equipo. -¿Le gusta vivir al límite? -No. Intento hacer todo aquello que me emocione sin tener en cuenta lo que opinen los demás. Si eso supone en alguna ocasión que tego que vivir al límite, lo asumo. Pero nunca sería un objetivo, más bien la consecuencia de mis actos. -¿Cuál ha sido su última locura? -Recuerdo, hace muchos años, una noche que estaba con un amigo que es igual que el actor Elijah Wood (Frodo en «El señor de los anillos») y acabamos en un club nocturno. Ahí mi padre aún no había estado al mando de Francia. Mentimos al portero diciendo que era el famoso actor y una vez dentro nos ofrecieron beber de todo. Nosotros dijimos que éramos buenos chicos y no bebíamos alcohol, el problema llegó cuando una camarera nos dijo que estaba en la sala Leonardo DiCaprio y quería saludarnos. Mi amigo no tenía ni idea de hablar inglés y nos fuimos de allí para que no nos pillaran. He tenido muchas anécdotas divertidas en mi vida, pero no soy de los que les gusta presumir o alardear. -¿Cómo es un día normal en su vida? -Casi todo el tiempo estoy viajando entre Europa, Brasil y parte de Rusia. Suelo ir también a Ibiza, que no tiene nada que ver con el resto de España, hay una atmósfera muy especial. Si estoy en París, cuando me levanto voy al estudio que tengo cerca del Arco del Triunfo y allí trabajo en mis composiciones musicales. Mi tiempo libre aprovecho para ir al cine o jugar al fútbol. -¿Cuál es su inspiración en el mundo de los deejay? ¿David Guetta? -Para nada. Respeto lo que hace, pero no es mi estilo. Mi primera referencia es Daft Punk y todos los autores franceses de los años 90 de música electrónica. -Ha venido muchas veces a España. ¿Qué opinión tiene sobre nuestro país? -Me encanta España porque todo es más tarde: la hora de cenar, de levantarse, de acabar una fiesta... Va mucho conmigo porque en Francia siempre llego tarde a todo y aquí, sin embargo, estoy en mi franja horaria. A los artistas nos gusta crear por la noche, cuando hay silencio y estás más inspirado. En ese momento te sientes como el master del universo, sin distracciones y tú sólo con tus creaciones. De España también me encanta lo afectuosa que es la gente y la cultura de fiesta que tienen. -¿Qué canción le definiría en este momento de su vida? -No lo sé, tal vez Prince, a quien no dejo de escuchar tras su muerte. -¿Piensa vivir toda su vida como deejay o tiene otro plan para el futuro? -La música es mi pasión y me permite contar historias. Con música o imágenes puedo lograr mis proyectos. Mi único objtivo es poder llegar al público con mis creaciones y el ambiente que organizo. No descarto producir también una película. -¿Cuándo decide profesionalizarse como deejay? -A los 15 años comencé a estudiar cómo componer y a los 20 me pagaron por primera vez por un trabajo. Fue una auténtica sorpresa, ya que hasta ese momento me dejaba todo mi dinero en comprar equipos y mi tiempo en crear composiciones. Era maravilloso comprobar cómo podía vivir de mi gran pasión que era la música. -¿Cuánto ayuda ser hijo de Nicolas Sarkozy? -Como todo en la vida tiene sus cosas buenas y malas, pero en este caso es muy exagerado. Por eso hay que saber tener la cabeza en su sitio y no emborracharse con el éxito ni hundirse en los fracasos. Es importante mantener un equilibrio para no perder el norte. Me puse un nombre artístico porque quería comprobar mi auténtica valía, si me seguían por mi talento o por mi apellido, o si gustaba a una chica por mis ojos o mi familia. Era una necesidad más personal que profesional. No me avergüenzo de nada y por eso sólo he tratado de que me acepten por mis méritos y no por ser «el hijo de» ni que tengan una idea preconcebida. -¿Si hablamos de política le pongo en un problema? -Si fuera un músico con mensaje político tendría que hablar sobre política, pero no es mi caso. No quiero que me relacionen con una ideología determinada ni considero necesario pronunciarme al respecto. Lógicamente, soy un ciudadano más y tengo mi opinión. Para mí lo fundamental es que todos ejerzamos nuestro derecho a vivir en democracia, algo por lo que tuvieron que morir muchas personas. Por eso siempre animo a que la gente vaya a votar cada vez que hay elecciones. -El mundo está cambiando. ¿Cómo ha vivido el Brexit? -En este asunto sí haré una excepción a la hora de pronunciarme. Mi esperanza es vivir lo suficiente para poder ver a Europa unida, algo que veo a menudo en los viajes que realizo casi todas las semanas. Está claro que hay muchas diferencias entre nosotros, entre España, Francia o Austria. Pero incluso así hay algo más fuerte que nos une y ojalá Europa se una más sin que eso signifique acabar con nuestras diferencias sino más bien lo contrario. Estoy muy triste con el resultado del Brexit, entiendo que haya muchas personas preocupadas y asustadas, pero incluso así no descarto esa unión europea en el futuro. -¿Se imagina viviendo fuera de Francia? -Soy muy feliz en mi país a pesar de los problemas que estamos padeciendo, al igual que el resto del mundo. -¿Qué le parece la música de la esposa de su padre, Carla Bruni? -Me encanta. Tiene un estilo muy personal y diferente. Ella es italiana pero tiene una voz muy especial y sus composiciones son realmente buenas. -En un año habrá elecciones en Francia. Con la preocupación del auge de movimientos tan extremistas como el de Marie Le Pen, ¿qué cree que pasará? -Estoy convencido de que los franceses sabrán elegir con inteligencia y serenidad a su próximo lider. -Cambiando de asunto, durante la Land Rover Challenge ha estado en compañía de su pareja. ¿Qué me puede decir sobre ella? -Uy, de eso nada. No me gusta hablar de mi intimidad y creo que ella debe estar al margen de todos los focos. Primero porque no le gusta y segundo porque es mi manera de pensar.
www.abc.es | 4/07/16
Los británicos han escogido salir de la Unión Europea. Lo que comenzó como una especie de chantaje de David Cameron para satisfacer las demandas de Reino Unido en Bruselas, es hoy una realidad y amenaza con extenderse por el resto de países del bloque comunitario. Los líderes de las fuerzas ultraconservadoras y nacionalistas han aprovechado el triunfo del Brexit para exigir las mismas consultas en sus respectivos países. Al mismo tiempo, el euroescepticismo parece crecer entre los ciudadanos europeos. Estos son los países con más posibilidades de celebrar un referéndum para su salida de la Unión. Francia Uno de los primeros partidos en celebrar la salida de Reino Unido de la Unión Europea ha sido el Frente Nacional. La líder de la formación de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, no ha tardado en festejar el triunfo del Brexit, resultado que ha definido como «victoria de la libertad» y pedido un mismo referéndum para Francia. Según un estudio llevado a cabo por el Pew Research Center llamado «Euroescepticismo más allá del Brexit», el 61% de los franceses tiene una opinión desfavorable de la UE. Los ataques terroristas que ha sufrido Francia últimamente han hecho evidentes los problemas de integración del país y han aumentado al miedo hacia los inmigrantes y refugiados. Además, el estancamiento de su economía, que no termina de despegar a pesar de las políticas de austeridad, ha hecho que muchos vean a la UE como el origen de estos problemas. De continuar su débil crecimiento económico y las altas tasas de paro, la coyuntura podría beneficiar al Frente Nacional, que ya ha dejado claro que convocaría un referéndum para la salida de Francia del bloque comunitario. Países Bajos En la misma línea, el político ultraconservador neerlandés Geert Wilders, líder del Partido de la Libertad, se ha sumado a la petición de un referéndum para la salida de los Países Bajos del bloque comunitario. «¡Hurra por los británicos! Ahora es nuestro turno. Es hora de un referéndum neerlandés», ha escrito Wilders a través de su cuenta oficial en Twitter. Actualmente su partido es la tercera fuerza política en el parlamento, constituido tras las elecciones de 2012. Sin embargo, en las últimas encuestas el partido de extrema derecha encabeza todas las encuestas de intención de voto en Holanda. Suecia y Dinamarca Tanto Dinamarca como Suecia han tenido una evolución muy similar a la de Reino Unido. En 2002 los tres países rechazaron usar la moneda común. El ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), tercera fuerza parlamentaria, ha pedido al Gobierno que tome la iniciativa para entablar discusiones con Bruselas y que se convoque luego una consulta sobre el resultado. Por su parte, los ultranacionalistas daneses, segunda fuerza parlamentaria y aliados externos del Gobierno liberal en minoría, han celebrado este viernes el triunfo del Brexit en el Reino Unido, mientras que los rojiverdes han pedido una consulta similar para Dinamarca. «Felicidades a los británicos, han tomado su decisión. La conclusión es clara: la UE ha subestimado completamente el escepticismo de la gente. La UE ha tomado demasiado poder de los estados nacionales y ahora paga el precio», ha indicado el líder del ultranacionalista Partido Popular Danés, Kristian Thulesen Dahl. En el pasado mes de diciembre, el 53.1% de los daneses votaron «no» a un acercamiento a las políticas de seguridad interior de la UE. Copenhague no ha cedido competencias en esta materia, después de que el país votara «no» al Tratado de Maastricht de 1992 y se le concediera un protocologo especial, el conocido como «opting out» o cláusulas de exención Países del este En los países del este los partidos ultranacionalistas y conversadores han ganado fuerza. A pesar de ser críticos con la Unión, especialmente en materia de inmigración y refugiados– sus gobiernos se han mostrado en contra de la salida de Reino Unido. Además, el europeísmo de los países del este es bastante palpable. Por mencionar un dato, en el mismo estudio del Pew Research Center, el 72% de los polacos y el 61% de los húngaros tienen una opinión favorable a la UE. Sin embargo, confirmado el Bretix, los Gobiernos de estos países están ejerciendo presión para que la UE cambie sus políticas en contra de la entrada de refugiados en suelo europeo. El primer ministro de Hungría, Víctor Orban, del partido ultraconservador y nacionalista Fidesz, ha afirmado que la principal lección que debe sacarse del referéndum en Reino Unido es que Bruselas «debe escuchar la voz de la gente». En declaraciones a la emisora húngara InfoRadio, Orban ha recalcado que la inmigración ha sido uno de los puntos principales durante la campaña, agregando que la población británica no estaba satisfecha con las políticas del país en este sentido. «Debe respetarse la decisión británica, porque todas las naciones tienen derecho a decidir su destino», ha remachado. El ministro de Asuntos Exteriores de Polonia ha afirmado que el Brexit es una prueba de que la Unión Europea necesita cambios. Si continuara la escalada de tensión en este ámbito, en un hipotético caso se podría producir la salida de estos países. Aunque resulta bastante improbable dada la gran cantidad de fondos de los que se benefician estos países. El partido ultranacionalista y euroescéptico austríaco FPÖ, cuyo líder Norbert Hofer se quedó a las puertas de conseguir la presidencia el pasado mes –solo le separaron 144.000 votos de su contrincante, el ecologista Alexander van der Bellen–, felicitó este viernes a los británicos por «recuperar» su soberanía. La formació asegura que la decisión de su salida se debe a la «locura migratoria».
www.abc.es | 24/06/16
Durante décadas, Suecia se sentía orgullosa de su rigurosa política de consumo de alcohol. Hoy en día, la venta por todo el país de un helado mezclado con licor —posible gracias a una laguna legal en la normativa de bebidas alcohólicas— puede frustrar los esfuerzos del Gobierno sueco de empujar a sus ciudadanos hacia la sobriedad.
La escritora JK Rowling, autora de la saga Harry Potter y una de las mujeres más ricas de Reino Unido, ha criticado la campaña del referéndum por ser «la más amarga» que recuerda, al haber creado «un monstruo», ha escrito en su web. Rowling se ha quejado de que unos utilizan la xenofobia para movilizar el voto y otros la amenaza económica sobre las consecuencias del Brexit. No ha revelado qué va a votar este jueves. La escritora ha señalado un problema que empieza a preocupar a las clases dominantes del país. Con la tragedia del asesinato de la diputada laborista Jo Cox como telón de fondo, el debate entre los dos bandos se ha intensificado hasta tal punto en que las peleas entre partidarios del Brexit y Bremain siguen la estela de los «hooligans» británicos en la Eurocopa. Un hombre ha sido detenido en Cumbria, en el norte de Inglaterra, por haber agredido presuntamente a un jubilado después de una disputa sobre el referéndum del Brexit. Los sondeos que hace una semana señalaban una diferencia notable a favor de la salida de la UE, ahora dan un empate técnico e incluso una victoria a la permanencia. «Lo que puede suceder es que el asesinato de Cox lleve a movilizar a gente que no estaba segura de lo que votar o incluso que no sabía si lo iba a hacer. Se puede vincular el supuesto grito del asesino, de "Britain First", asociado al partido de extrema derecha, con la tragedia, como parte de una agitación más radical de la campaña del Brexit. Y lo que parece claro, una mayor movilización favorecería al Bremain», explica a ABC el investigador principal para Europa del instituto Cidob, Pol Morillas, que estos días no para de atender a los medios, en plena vorágine del referéndum. El asesinato de la diputada Jo Kox retrotrae otros asesinatos y tragedias durante las campañas electorales que pudieron cambiar, o no, el curso de la campaña electoral. El de Robert Kennedy, en Estados Unidos, Pim Fortuyn, en Países Bajos, Anna Lindh, en Suecia, podrían compararse a la tragedia de Cox. Robert Kennedy iba camino de obtener la nominación demócrata en 1968, pero fue asesinado apenas meses después de Martin Luther King. Ambas tragedias marcaron la campaña electoral, que sin embargo ganó el republicano Richard Nixon. El neerlandés Pim Fortuyn, de la formación ultraderechista LPF (Lista Pim Fortuyn), fue asesinado en 2002 a nueve días de las elecciones. Su partido, que concurría por primera vez en unos comicios, consiguió terminar en segundo lugar, con el 17% de los votos y siendo el mejor debut de un partido de reciente creación. Fue disuelto en 2008. Por último, la ministra sueca Anna Lindh, en pleno debate sobre la entrada o no en el euro de Suecia, estaba a favor de que su país entrara en la Unión Monetaria, pero su muerte no cambió gran cosa en el resultado: el No estaba 15 puntos por delante y ganó el referéndum por 14 puntos. ¿El asesinato de Cox cambiará el voto? «Tenemos el precedente del caso de la ministra sueca que defendía el referéndum para el euro, y ahora Suecia no está en el euro; no ganaron los proeuropeístas. Así que este ejemplo es dudoso en sí mismo. Es posible afirmar que las encuestas están empatadas pero hay mucho ruido, no es tan obvio como parece lo del impacto del asesinato de Cox. Es muy dudoso que tenga un efecto así», dice a ABC Álvaro Imbernón, investigador de ESADEgeo. España tiene el 11-M, una tragedia que incidió en las elecciones de 2004. El atentado de Al Qaida movilizó a los simpatizantes del PSOE hasta el punto de darle un vuelco a las encuestas y hacer presidente a José Luis Rodríguez Zapatero. «No me atrevería a hacer este paralelismo con lo que ha ocurrido ahora en Reino Unido. Hay una tensión inherente en la idea de que los mayor movilizadores son los del UKIP, que tienen lazos con la extrema derecha y esto puede disuadir a votantes más moderados. Pero en Reino Unido se necesita inscribirse para votar, y el asesinato de Cox ha ocurrido después de que se cerrara el plazo. Por tanto, podría subir un poco la participación, pero no mucho más», añade Imbernón. El investigador del Cidob también rechaza en parte una hipotética «apropiación» de la tragedia por parte de la clase política británica. «El asesinato de Cox no tiene la magnitud de un 11-M, con la diputada al principio todo el mundo fue muy cauto, ninguno de los líderes trató de hacer una apropiación, ni que tuviera un efecto, en la cultura británica no se quiere utilizar esto con gestos políticos», señala. Así, Nigel Farage, cabeza visible del xenófobo UKIP, ha querido desmarcarse, al igual que Britain First, del asesinato de Cox: «Siento que la campaña por la permanencia (...) está diciendo: "Nosotros somos los buenos y "Vote por salir" son los malos, y quiero rechazar eso», dijo el político. «Quiero decir que lo que sucedió fue un incidente aislado y no tiene nada que ver, francamente, con los verdaderos argumentos de este referéndum», añadió. Con su marcado discurso xenófobo, el candidato republicano a las presidenciales estadounidenses, Donald Trump, ha provocado varios altercados raciales en sus mítines. Este lunes, indirectamente o no, el odio generado le ha golpeado como un bumerán. Un hombre ha sido arrestado en un mitin del magnate en Las Vegas después de intentar quitarle el arma a un oficial para disparar al candidato republicano a la Casa Blanca, según un policía federal de Estados Unidos. Había viajado en coche desde California hasta Las Vegas para matar a Trump, y el día anterior había ido a una galería de tiro para aprender a disparar. Los sondeos en Reino Unido fallaron estrepitosamente en las elecciones de 2015, apuntando a un resultado ajustado entre los laboristas y los tories. Finalmente Cameron ganó de forma contundente. Lo que en un inicio parecía una victoria sin paliativos del Remain, meses más tarde, el divorcio entre Reino Unido y la UE fue haciéndose más probable según los sondeos durante la campaña. «Las encuestas han creado mucho ruido y muchas dudas sobre la metodología, especialmente por las encuestas telefónica y online», dice a Imbernón. El próximo jueves se sabrá si el caso de Cox ha cambiado el rumbo del Reino Unido.
www.abc.es | 21/06/16
El Reino Unido ha rechazado «categóricamente» impulsar «una relación bilateral positiva» con Ecuador hasta que se resuelva el caso de Julian Assange , reveló hoy en Londres el canciller ecuatoriano, Guillaume Long. Long expresó su «decepción» por esta posición, en una rueda de prensa después de reunirse con el secretario de Estado de Asuntos Exteriores británico, Hugo Swire, al que planteó la posibilidad de cooperar bilateralmente, «al margen del caso Assange», en materia de comercio, educación y de ayuda humanitaria. La relación entre los dos países se ha deteriorado desde que Ecuador concediera asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres el 19 de junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia. «Le insistí en la necesidad de impulsar una agenda positiva entre ambos países. Se podría mejorar la colaboración universitaria, la humanitaria y también el comercio», dijo el canciller. Long mencionó a Argentina como ejemplo de Estado con el que el Reino Unido mantiene relaciones en algunos campos a pesar del conflicto político que les enfrenta, por las islas Malvinas. «Desafortunadamente, la respuesta fue categórica, que no habrá progresos en una agenda bilateral positiva hasta que Ecuador revierta su asilo a Assange», explicó. Pese a esta situación, Long insistió en que su país «no lamenta» haber concedido asilo al informático australiano, si bien admitió que albergarle en la embajada ecuatoriana «es una carga desde el primer día». «Tanto él como el personal de la embajada lo están sufriendo, es un espacio muy pequeño y es como estar asediados todo el día», señaló. Durante su reunión con Swire, el canciller le recordó que el Reino Unido tiene obligación de respetar el dictamen de febrero del Grupo de Trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias, que pidió a este país y a Suecia que permitan la liberación de Assange al considerar ilegítimo su cautiverio. Tanto Londres como Estocolmo se han negado a acatar la decisión, algo que Long calificó de «sorprendente», pues si esta «se hubiera referido a otro país, sin duda habrían insistido para que se respetara». El canciller explicó también al secretario de Estado que Ecuador está estudiando una petición de la Justicia sueca para interrogar a Assange en la misión diplomática, y espera emitir su respuesta «en unas semanas». Tras una primera petición defectuosa, la fiscal sueca Marianne Ly ha presentado «por fin» una solicitud formal correcta a las autoridades ecuatorianas, dijo Long. El canciller, que hoy pronuncia una conferencia sobre política en Londres, se reunió el domingo con Assange y su abogado, el jurista español Baltasar Garzón, en la embajada de Ecuador, cuando se cumplían cuatro años de la entrada del australiano. Assange fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 -después de que su portal difundiera cables diplomáticos secretos de EEUU- a petición de la Justicia sueca, que busca interrogarle por un presunto delito de agresión sexual del que no ha sido acusado y que él niega. El informático se refugió en la embajada tras perder en el Reino Unido un juicio contra la extradición a Suecia, pues teme que, si se entrega a ese país, de allí podría ser extraditado a Estados Unidos, donde posiblemente afrontaría un juicio militar y la pena de muerte por las revelaciones de su portal
www.abc.es | 20/06/16

El resultado de la encuesta de opinión realizada en mayo a más de 10.000 personas en diez países (Alemania, España, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido y Suecia) se registra en un informe publicado el 13 de Junio. El mismo indica que los europeos quieren centrarse en temas nacionales y ponen en cuestión los compromisos con sus aliados. Al tiempo en que critican la forma en que la UE ha manejado la crisis de los refugiados, también quieren que esta desempeñe un papel más importante en el mundo.

Así, la mayoría de los habitantes de siete de los diez países en los que se realizó la encuesta, Grecia, Hungría e Italia a la cabeza, quieren que su país "se centre en sus propios problemas y que los otros países manejen los suyos lo mejor que puedan". Por el contrario, españoles, alemanes y suecos creen que su país debe "ayudar a otros a resolver sus problemas." No es sorprendente que los países del primer grupo son los que "son más propensos a perseguir sus intereses nacionales sin tener en cuenta los puntos de vista de sus socios internacionales."

Del mismo modo, si "son muy críticos de la forma en que la UE ha manejado la crisis de los refugiados, la economía y las relaciones con Rusia, reconocen el lugar que ocupa cada vez más importante en la escena internacional la institución con sede en Bruselas" y todos quieren, con españoles, franceses e italianos a la cabeza, que desempeñe un papel más importante", señala el informe. Estos últimos ocupan también los primeros puestos del ranking de los que sienten que su país ha perdido su influencia en el mundo durante la última década. Por el contrario, los británicos y los holandeses sienten que su país desempeña un papel más importante y que la UE debería ser menos activa.

La encuesta también examina las amenazas, que, según los europeos, pesan más en Europa. La organización Estado Islámico, a pesar de su creciente fragilidad en Medio Oriente, está en la parte superior en todos los países, seguido por el calentamiento global y la "inestabilidad económica mundial." Esta últim es visto como el fenómeno más amenazante en Grecia, mientras que en Polonia se teme "la llegada de un gran número de refugiados sirios" por encima de todo. Sólo una minoría, encabezada por Polonia, Italia y Hungría, manifiesta que "la fuerza militar es la mejor manera de acabar con el terrorismo."

Por último, la encuesta muestra una tendencia a la separación de los países europeos en la promoción de los derechos humanos a nivel internacional: en sólo cuatro de los diez países bajo investigación (España, Alemania, Suecia y los Países Bajos) la mayoría de los encuestados considera que los derechos humanos deben estar a la cabeza de las principales prioridades de la política exterior de su país.

www.voxeurop.eu | 15/06/16

El Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional se estableció como la referencia por excelencia sobre los niveles de corrupción, desde que se calculara por primera vez en 1995. En este índice, Noruega ocupa la quinta posición.

La nueva clasificación, en la que Noruega es el primer país, se establece según un nuevo “Índice de Integridad Pública” calculado por el proyecto ANTICORRP, un grupo de investigación financiado por la UE. Según exponen los investigadores, el índice mide la corrupción mediante variables objetivas, en lugar de basarse en la percepción de los niveles de corrupción de un país.

“Si bien debemos reconocer el mérito del índice [de Transparencia Internacional], se trata de un índice subjetivo”, afirmaba Alessio Terzi, afiliado del grupo de expertos Bruegel en Bruselas, en una introducción a una charla centrada en el Índice.

Y, aunque la nueva medida guarda relación con el antiguo Índice de Percepción de la Corrupción y con las cifras del Banco Mundial sobre control de la corrupción, también demuestra que, en Europa, los habitantes de Italia creen que su Gobierno es más corrupto de lo que realmente es, mientras que los alemanes tienen una visión quizás demasiado favorable de su administración.

En efecto, Italia ocupa el puesto 27 en el Índice de Percepción de la Corrupción y el 20 en el Índice de Integridad Pública, en una lista de 28 países europeos sobre los que ofrecen datos ambos índices, según un análisis realizado por VoxEurop.

Alemania, a pesar de estar en el sexto puesto en la Percepción de Corrupción, acaba en el puesto octavo en el índice de ANTICORRP. Austria pasa de la posición 10 a la 14, Bélgica de la 9 a la 11, y Croacia, del puesto 21 en Percepción de la Corrupción, al 28 en el Índice de Integridad Pública. República Checa mejora levemente y pasa del puesto 19 al 15.

El Índice de Integridad Pública de ANTICORRP utiliza los "big data" disponibles públicamente en seis ámbitos clave identificados por los investigadores para medir la corrupción: independencia judicial, carga administrativa, apertura comercial, transparencia presupuestaria, ciudadanía digital y libertad de prensa.

Los criterios se han seleccionado en función de un marco teórico creado por Alina Mungiu-Pippidi, profesora en la Hertie School of Governance y un equipo del Centro Europeo de Investigación contra la Corrupción y la Construcción del Estado (ERCAS). Los investigadores de ANTICORRP además aplican una definición más amplia de corrupción que incluye también la atribución de contratos o fondos públicos a amigos de políticos, entre otros criterios.

Mungiu-Pippidi afirmó en el grupo Bruegel de Bruselas que la corrupción, es “cualquier forma de favoritismo, legal o ilegal, que genere un privilegio o la discriminación de ciudadanos o empresas por la acción de una autoridad pública”.

“Nos preocupa el soborno, pero nos preocupa mucho más el favoritismo político”, explicaba Mihaly Fazekas, investigador asociado del departamento de sociología de la Universidad de Cambridge, que también participó en el proyecto de ANTICORRP.

Según Mungiu-Pippidi, solo hay alrededor de 20 países en los que los recursos públicos se distribuyen equitativamente. Nueva Zelanda (4º puesto), Estados Unidos (10º), Corea del sur (16º) y Costa Rica (18º) son los países no europeos entre los 20 primeros en el Índice de Integridad Pública.

Chad y Venezuela ocupan los últimos puestos de los 105 países incluidos en el índice. Estos dos últimos países también registran una mala puntuación en el Índice de Percepción de la Corrupción, en el que ocupan los puestos 147 y 158, respectivamente, de los 168 países incluidos en el índice de Transparencia Internacional.

Nuevos modos de luchar contra la corrupción

Mungiu-Pippidi expuso que la corrupción sigue siendo un problema en Europa y que es la responsable de la mitad de la pérdida de confianza en las instituciones europeas en el tiempo transcurrido entre las dos últimas elecciones europeas.

“Si todos los países de la UE tuvieran que controlar la corrupción en todos los niveles de los Estados más avanzados de la UE, obtendríamos de inmediato la mitad del presupuesto de la UE para este año”, sobre todo en impuestos, explicaba.

No obstante, Europa ha estado luchando más que nunca contra la corrupción, afirmaba Carl Dolan, director de la oficina de Transparencia Internacional de Europa, aunque los marcos legales europeos sigan siendo débiles y aún quede mucho por hacer.

Otro de los objetivos del índice de ANTICORRP es señalar las áreas claves en las que hay que trabajar para contener la corrupción. El Índice “muestra importantes áreas de reformas”, según se lee en el sitio web del Índice. “Si un país no funciona bien en estas áreas, es poco probable que pueda controlar la corrupción”.

El concepto de la ciudadanía digital incluye el porcentaje de población con acceso a Internet de banda ancha, así como el porcentaje de usuarios de Facebook en un país. La medida de la carga administrativa incluye cifras como el número de procedimientos necesarios para poner en marcha un negocio o el número de pagos de impuestos al año, según el sitio web.

La mayor diferencia entre el país con la mejor y la peor puntuación de la UE, Noruega y la región de EE. UU. se registra en el ámbito de la independencia judicial, con puntuaciones que van desde el 9,86 sobre 10 de Finlandia, hasta el 3,37 de la República Eslovaca. Las puntuaciones en libertad de prensa oscilan entre el 5,21 (Grecia) y el 10 (Noruega y Suecia). Bélgica, Croacia, Grecia, Malta y Lituania ocupan las peores posiciones en transparencia presupuestaria, con puntuaciones inferiores a 7, mientras que Irlanda y Francia lideran en apertura comercial.

En todo el mundo, Venezuela se sitúa en el último puesto en independencia judicial y en carga administrativa, mientras que Sierra Leona es el último país en ciudadanía digital, ambos países con una puntuación de 1 sobre 10 en estas categorías. En lo que respecta a transparencia presupuestaria en todo el mundo, Bolivia, Chad, Egipto, Líbano, Birmania, Catar, Arabia Saudí y Venezuela registran una puntuación de 1 sobre 10, mientras que Finlandia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, de 10 sobre 10.

Aún así, no muchos países acudieron a Lancaster House, cerca del Palacio de Buckingham, en Londres, el 12 de mayo de 2016, para asistir a la primera cumbre mundial contra la corrupción. En dicha cumbre, David Cameron denominó la corrupción como “el cáncer en el núcleo de tantos problemas del mundo” y “uno de los mayores enemigos del progreso de nuestro tiempo”.

Tras una jornada de conversaciones, los alrededor de 40 países asistentes firmaron un compromiso para “exponer la corrupción allí donde se encontrara, perseguir y castigar a los que perpetren actos corruptos, los faciliten o sean cómplices de ellos, ayudar a las comunidades que padezcan este mal y garantizar que no se desarrolle en nuestras instituciones gubernamentales, en nuestras empresas y en nuestras comunidades”.

Según afirman los investigadores, el Índice de Integridad Pública constituye una nueva herramienta para medir los efectos concretos, más allá de los titulares que acaparan estas políticas. Pero su dependencia de los datos públicos y de fuentes abiertas es uno de sus puntos débiles.

“Lo importante es que estos datos están ahí”, afirmaba Fazekas. “Lo que hemos hecho ha sido crear las herramientas para analizarlos”.

www.voxeurop.eu | 10/06/16
La Comisión Europea ha planteado a España la necesidad de reducir su déficit del 5% del PIB al 3,7% en 2016 y el 2,5% en 2017, pero el Gobierno podría reducirla solo al 2,9%, como prevé en sus estimaciones, y escapar así del procedimiento de déficit excesivo de Bruselas. Una vez que un estado reduce su agujero público por debajo de este umbral la influencia de la UE sobre el país en cuestión es menor, si bien Bruselas continuará pidiendo que el Gobierno ajuste su desequilibrio presupuestario al 2,5%, según señalan fuentes comunitarias a EP. Por su parte, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, señaló la pasada semana que España podría cumplir el objetivo de déficit público en 2016 solo con la aplicación de los acuerdos de no disponibilidad de gasto previstos para este año, para reducirlo en ausencia de más medidas al 2,9% en 2017 gracias a la inercia del ciclo económico. A partir de ahí, Guindos dejó la puerta abierta al próximo Gobierno para que adoptase las medidas preceptivas para rebajar el saldo negativo de las cuentas públicas al 2,5%. Por otro lado, Bruselas ha pedido a España un esfuerzo estructural del 0,75% para cumplir esta senda, el primer 0,25% este año, que el Gobierno en funciones da por cubierto con esos acuerdos, y el 0,50% restante en 2017. Sin embargo, estas fuentes indican que se dicho límite al gasto podría tomarse como un esfuerzo estructural en la medida en que fuera «permanente». El problema que viene: la deuda Además, la vigilancia de Bruselas no se limita sólo al déficit, sino también a los desequilibrios económicos que persisten y, sobre todo, a la elevada deuda pública de España. Así, además del procedimiento de déficit excesivo en el que aún se encuentra la economía española, también está inmersa en un menos conocido proceso de vigilancia de los desequilibrios macroeconómicos, en cuya posición España va mejorando, pero del que las mismas fuentes han indicado que va a tardar mucho tiempo en salir. Actualmente, España está siendo objeto de esta vigilancia a la par que Finlandia, Alemania, Irlanda, Holanda, Eslovenia y Suecia. Otros países de la UE se encuentran, no obstante, en una situación de desequilibrios excesivos, que España ya ha dejado atrás. Uno de los principales desequilibrios es el de la deuda pública, que supera el 100% del PIB. La Comisión Europea da por hecho que España seguirá siendo una de las economías más fuertes de Europa el año que viene, pero alcanzar el objetivo del deuda del 60% que prevé la UE, más aún en un contexto de inflación negativa, parece complicado. El reglamento comunitario indica que, una vez un país sale del procedimiento correctivo del déficit, del que España saldría previsiblemente en 2018, año para el que las previsiones de su programa de estabilidad ya debería fijar un déficit inferior al 3%, se activaría un procedimiento preventivo, muy estricto también. Según este procedimiento, España tendría que rebajar su exceso de deuda pública a un ritmo del 5% anual, lo que supone unos dos puntos porcentuales. No obstante, en este caso se tiene más en cuenta el ciclo económico y existen mayores flexibilidades, por lo que en caso, por ejemplo, de que la inflación se mantenga en niveles muy bajos, la Comisión Europea podría abrir algo la mano a la hora de exigir el cumplimiento. En caso de que un país no cumpla tampoco esta senda de reducción de la deuda pública, podría enfrentarse a sanciones de hasta el 0,2% del PIB, igual a las que aún está por ver si la Comisión Europea impone a España por el incumplimiento del déficit en 2015.
www.abc.es | 31/05/16
Estados Unidos ha perdido en el último año el puesto de país más competitivo del mundo, que ahora ocupa Hong Kong seguido de Suiza, con lo que el país americano ha quedado relegado a una tercera posición, según el informe anual del Centro Mundial de la Competitividad (CMC). Según los analistas de este centro de estudios, el poderío económico de Estados Unidos ya no basta para mantenerlo en la cumbre de la competitividad mundial, donde estuvo los últimos tres años. Este ránking es elaborado en función del análisis de 340 criterios que se derivan de cuatro factores: desempeño económico, infraestructura física e intangible (educación y sistemas de salud), así como eficiencia gubernamental y empresarial. Asimismo, se basa en las repuestas de 5.400 ejecutivos y personas de negocios a los que se pide evaluar a sus propios países. Para el actual informe, el sondeo culminó hace sólo un mes y reflejó que «la incertidumbre política relacionada con las elecciones presidenciales» y la posibilidad de que el republicano Donald Trump llegue a la presidencia dominan la clase ejecutiva de EEUU, dijo a Efe el director del CMC, Arturo Bris. «La inestabilidad de las políticas penaliza mucho la competitividad. La creación de valores y de empresas requiere que haya certidumbre sobre las políticas, ya que las percepciones determinan el futuro», explicó. Hong Kong se ha erigido como el estandarte de la competitividad gracias a que ha creado un entorno muy favorable para los negocios y a que se ha posicionado como un centro bancario y financiero de renombre. Esta región china, que goza de una amplia autonomía en todas las áreas con excepción de defensa y asuntos exteriores, ha impulsado la innovación a través de impuestos que los autores del informe consideran «bajos y simples», y de la ausencia de restricciones para que los capitales entren y salgan de este territorio. Asimismo, destaca que Hong Kong representa una puerta de entrada privilegiada para las inversiones extranjeras directas a China continental, al mismo tiempo que permite a los inversores de este país tener acceso a los mercados de capitales globales. Sin embargo, el informe recalca que aparte de China, Hong Kong y de Singapur, la competitividad del resto de Asia «ha retrocedido en su conjunto» desde el anterior informe de hace un año. Esto explica que Taiwán, Malasia, Corea del Sur e Indonesia hayan perdido varias posiciones en la clasificación respecto a 2015. Compromiso con la calidad en Suiza De Suiza se explica que, a pesar de su pequeña talla, ha logrado subir al segundo lugar por su compromiso con la calidad. «Esto le permitió reaccionar rápido para mantener su economía en alto», señala el informe que el CMC actualiza anualmente desde 1989 y que es considerado un referente académico. Después de Hong Kong, Suiza y China siguen en la clasificación de países más competitivos -en orden descendiente- Singapur, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Noruega y Canadá. Alemania, el país con más peso económico de la Unión Europea, aparece en la decimosegunda posición, mientras que Reino Unido, que en menos de un mes votará en un referéndum su permanencia o no en el bloque comunitario, se encuentra en el decimooctavo lugar. Bris explicó que el patrón común de los países que se encuentran en los primeros veinte lugares del ránking es que han dirigido sus esfuerzos a crear un ambiente favorable a los negocios e inversiones, al tiempo que se han dotado de infraestructuras y de instituciones inclusivas. En Europa, fueron los países del este -en particular Letonia, Eslovaquía y Eslovenia- los que han mostrado «los avances más significativos» en materia de competitividad. Los países de Europa occidental también han mejorado en esa ámbito de la mano con la recuperación del sector público en el periodo poscrisis.
www.abc.es | 30/05/16
La sede de la Comunidad de Madrid se convertirá la noche del próximo viernes en escenario del primer asalto de la final de la Champions League , con un «duelo» tuitero entre los seguidores del Real Madrid y el Atlético de Madrid que podrá ser contemplado en la fachada de la Real Casa de Correos, ha informado la Comunidad en un comunicado. De esta manera, durante dos horas -de 22.00 a 24.00 horas-, los seguidores de los equipos madrileños podrán enviar tweets de apoyo a los mismos que serán proyectados en este emblemático edificio y que culminarán con la iluminación del mismo con los colores del club que haya conseguido más fervor tuitero. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, participará en este evento que será puesto en marcha con el apoyo de Twitter y que convertirá el kilómetro 0 en un lugar de referencia internacional, al recibir mensajes de todos los lugares del mundo. En esta iniciativa, además, también participarán los equipos que disputan la final, a través de sus cuentas @realmadrid, @atleti, así como la UEFA, @ChampionLeague, que se unirán a la @ComunidadMadrid y a la propia @ccifuentes, para animar la competición. Twitter, a través de sus cuentas @TwitterSpain, @TwitterEspanol y @TwitterSports, invitará a sus usuarios a sumarse a esta iniciativa. De esta manera, a partir de las 22.00 horas y hasta las 24.00 horas, ambas aficiones y los seguidores del deporte podrán tuitear sus mensajes de ánimo. La afición colchonera podrá enviar sus tweets usando el hashtag #km0AúpaAtleti, mientras que los del Real Madrid utilizarán #km0HalaMadrid. A medianoche se conocerá, por la iluminación, el equipo ganador. Milán también se sumará a esta iniciativa y se podrá ver iluminada la sede de Unicredit, el mayor banco de Italia, que posee la torre más alta de la capital lombarda. Anima a tu equipo antes de #UCLfinal e ilumina con tuits La Puerta del Sol, tuitea #Km0HalaMadrid o #Km0AúpaAtleti pic.twitter.com/LOk48KI5Cg— Twitter España (@TwitterSpain) 26 de mayo de 2016Esta iniciativa se une a la promoción que ha previsto el Gobierno madrileño en la región en Milán con varias iniciativas, entre ellas la instalación de una carpa en las inmediaciones del estadio de San Siro desde hoy mismo, en la Plaza Ángelo Moratti, en la que se ubicará una foodtruck que ofrecerá más de 7.000 raciones del mejor queso de la Sierra de Madrid, otras tantas de las prestigiosas aceitunas de Campo Real y casi 22.000 chatos de los caldos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Habrá tres degustaciones diarias, a las 14.00, a las 18.00 y a las 21.00 horas. Además, la carpa de la Comunidad de Madrid mostrará a los milaneses y visitantes de todo el mundo el potencial turístico de la región, con información sobre los lugares más atractivos, bicicletas tematizadas con la imagen de Madrid que recorrerán las calles de la ciudad y un photocall con estampas típicas madrileñas en el que cualquiera podrá posar y compartir su experiencia a través de las redes sociales. El Gobierno regional quiere aprovechar esta oportunidad para llegar a algunos de los principales mercados emisores de turistas a Madrid, como Portugal, Países Bajos, Austria, Irlanda, Reino Unido, Suecia, Brasil y México, y aprovechar la repercusión que tiene el fútbol para atraer más turistas a Madrid, la ciudad de los dos grandes finalistas de la Champions.
www.abc.es | 26/05/16
No llegan a seis millones y medio los austriacos con derecho a voto en las elecciones presidenciales de este domingo. Pero son ellos los que decidirán si Austria va a acometer su más profundo cambio político desde la II Guerra Mundial. Y si Europa da un paso más hacia la renacionalización y la liquidación definitiva del consenso político del bipartidismo centrista europeísta. Este domingo por la noche o, dado el masivo recurso al voto por correo, a más tardar el lunes, se sabrá si el presidente de la República se llama Norbert Hofer o Alexander van der Bellen. ¿Habrá cambio de época o un balón de oxígeno para que el sistema intente reformarse para salvarse? Ni la elección de Hofer, que siempre respetó las reglas democráticas supone un abismo ni la victoria de Van der Bellen aleja la derrota de los partidos tradicionales ante el FPÖ en las elecciones generales, que serán antes de lo previsto con seguridad. Jugarán un papel muy importante en el resultado diversos factores, desde el agotamiento general que siempre produce una gran coalición de la que sin duda se ha abusado, hasta el repunte del paro, los precios de la leche, el miedo a la globalización y ante el acuerdo de libre comercio TTIP o las guerras de Ucrania y Oriente Medio. Pero sin duda el factor que debe considerarse catalizador de todo el terremoto político es la inmigración desde el Tercer Mundo y muy especialmente la crisis de los refugiados que estalló en el pasado verano. Austria es uno de los países más afectados. En el pasado dio cobijo a grandes oleadas de refugiados. Y siempre ha tenido una política de gran generosidad comparable solo a la de Suecia. Es Hofer el que reta al sistema y a la clase política, y dice que hasta aquí se ha llegado en la crisis de los refugiados Pero la crisis que comenzó el pasado verano y que llega sobre una enorme presión de la inmigración musulmana desde hace tiempo con inmensas dificultades de integración y problemas sociales en medio de la crisis han hecho estallar las costuras del aguante y la tolerancia de la población. La inmigración es la clave de toda la crisis política europea porque nutre y refleja a un tiempo una crisis de identidad, de miedo al futuro y de nula confianza en los políticos y caída en la credibilidad de las instituciones. Es Norbert Hofer el que reta al sistema y a la clase política, y dice que hasta aquí se ha llegado. Que hay que cerrar las puertas y cambiar radicalmente las formas de actuar en Europa. También ha sugerido que recurrirá a atribuciones que cree poder usar desde el cargo de presidente. Van der Bellen por su parte se presenta como un defensor del sistema mucho más de lo que a él le habría gustado. Se verá si el miedo al ultraderechista que ha sido el principal argumento en contra de Hofer, aun tiene el efecto deseado por la izquierda que lo utiliza. Hofer ha insistido siempre en distanciarse en los más duros téminos de «las bandas de asesinos de los nazis» con los que su partido no tendría nada que ver. Pero sus adversarios no le creen, por supuesto. El viejo profesor van der Bellen es así el candidato de todos los que tienen miedo que se erija en triunfador Hofer, el joven ingeniero derechista del Partido Liberal (FPÖ) que fue el candidato más votado con muchísima diferencia. Si todos los votantes de la primera ronda que no votaron a Hofer, los socialistas, populares y liberales de izquierdas se unieran como han pedido muchos en la dirección de los partidos tradicionales, el fantasma del presidente derechista en el Palacio de la Hofburg estaría neutralizado. Pero todos saben que esto no será así y que pesará mucho más el hartazgo y el malestar hacia el sistema y los partidos gobernantes. Para Van der Bellen, no facilita las cosas el ser de repente el representante del sistema, él que no es de los dos partidos, el socialista SPÖ y el popular ÖVP, que han dirigido siempre el país y que ahora llevan tres legislaturas gobernando juntos en una gran coalición que se identifica ya con todo el deterioro general. Gran expectación Jamás había despertado una elección presidencial austriaca un interés parecido. Desde 1945 en las primeras leyes aun dictadas sobre los escombros de la guerra y después en el Acuerdo de Estado por el que recuperaba su soberanía, la jefatura del estado se interpretó y asumió por todos como un cargo eminentemente simbólico que sirviera como instancia representativa y moral para la democracia. Sin embargo, en las actuales circunstancias con toda una oleada de populismo que recorre Europa, derechista en el norte, comunista en el sur, la decisión que tome el electorado austriaco tendrá una inmensa repercusión. Porque romperá un tabú ante elecciones en otros países con partidos derechistas al alza. Y porque marca el ocaso del poder y la influencia de los partidos que han gobernado europea occidental desde 1945.
www.abc.es | 22/05/16
Svetlana Alexiévich (Stanislav, Ucrania soviética, 1948) confiesa que, estos días, está leyendo a Chesterton. La autora bielorrusa, premio Nobel de Literatura 2015, necesita aferrarse a los sólidos cimientos de la obra del viejo zorro británico para no caer en esa «agresividad nacionalista» que ahora parece envolverlo todo. Lo confiesa con una mezcla de timidez y reserva, como si temiera equivocarse, u ofender. Pero no es eso. Es pudor. El pudor de quien ha sufrido el desgarro del exilio, de quien ha soportado, en su vida y en su obra, la losa del comunismo soviético. Y modestia. La modestia de quien ha elevado el género periodístico hasta el altar de la Academia Sueca, y responde sin requiebros (y en zapatillas) en un lujoso hotel de Madrid. - Es la primera periodista que logra el Nobel de Literatura. ¿Lo considera un reconocimiento a la profesión? ¿Cómo lo valora? - Yo hago literatura, pero es una nueva forma de hacer literatura, porque me parecía que la modernidad lo pedía. La vida cambia, nuestra conciencia también, y todas las artes buscan nuevas formas de expresión. Todo se sucede de forma muy rápida y no tenemos tiempo, como Tolstói, de escribir sobre acontecimientos que terminaron hace 50 años. Nosotros tenemos que hacer algo ahora, de forma inmediata. Siempre me interesó el hombre pequeño, insignificante. Lo que hago se parece a la tradición rusa, ese intento de componer una obra de un mosaico de testimonios. Esa novela de voces es, de hecho, una conversación con testigos. Me acerco a gente a la que nadie le ha preguntado nunca nada porque se les ha considerado la arena de la historia; les utilizaron para realizar grandes ideas, pero nadie les preguntó qué pensaban de esas ideas. - Y, cuando se acerca a esas voces a las que nadie ha dado voz, ¿lo hace como periodista o como escritora? - Yo les busco. Las novelas de Tolstoi nacieron de lo que leía en la prensa. Lo que tiene mi obra de periodismo es la búsqueda de la gente. La conversación en sí no es una entrevista, sino una conversación sobre la vida. Me interesa conseguir el detalle, la materia del acontecimiento. - Claro, pero cómo determinar dónde comienza la ficción y acaba la realidad… - Existe el deseo de captar la realidad, pero no existe un documento verdadero, tenemos que ver con las versiones de la realidad y con las pasiones humanas. Alguien que me cuenta cosas depende de las pasiones de su tiempo, de los prejuicios que tiene, de sus miedos, de aquello que ha leído, de su felicidad o infelicidad; mientras lo cuenta, está creando una obra. - ¿Cree que esa nueva forma de literatura que usted hace es la mejor herramienta para denunciar la realidad? - Es lo que intento, pero la realidad es inalcanzable, no se puede tocar. Cuando leemos a Plutarco, por ejemplo, vemos sus creencias, sus visiones de la realidad, pero no la realidad misma. Con esta cercanía a la realidad, con esta multiplicidad de testimonios, al cruzar esas narraciones, puedo crear una cierta imagen del tiempo que se acerca, en principio, a la realidad. - De hecho, la Academia Sueca habló de «escritura polifónica». - Sí, es la verdad que surge en el cruce de muchos testimonios. - La cito: «Lo fundamental en las catástrofes es la voz de quienes las sufrieron». - Así es. El testigo es el único que posee el misterio de la verdad porque los políticos, los historiadores, los escritores, usarán ese testimonio para su interpretación de la realidad. Yo trato de captar ese testimonio tal como surge, directamente del testigo. - En «Voces de Chernóbil» asegura que «han pasado veinte años de la catástrofe, pero hasta hoy me persigue la misma pregunta: ¿de qué dar testimonio, del pasado o del futuro?». - La primera versión de este libro se publicó en Japón hace diez años. Estuve en la isla de Hokkaidō, donde se encuentra una de las centrales nucleares más grandes de Japón, y los trabajadores me decían que aquello sólo podía pasar en Rusia, porque es un país desordenado, y los japoneses lo tienen todo controlado. - Y, años después, tuvo lugar el desastre de Fukushima. - Exacto: diez años después hemos visto la civilización convertida en un montón de escombros, un barco encaramado en las rocas... Sólo un milagro les salvó de una explosión más fuerte. Ese es el futuro. - En el discurso de aceptación del Nobel dijo que el momento actual que vive Rusia es «un tiempo de segunda mano». - En los años noventa, soñábamos con la libertad y con la democracia. Veinte años después, hemos sufrido una derrota: Putin, y el propio pueblo, quieren otra cosa. Todo vuelve: otra vez tenemos al Partido Único, el mismo himno, las mismas ideas comunistas, hasta ha vuelto Stalin, y se le abren museos... - ¿Y cómo puede haberse convertido el «homo sovieticus» en ese «homo putinista»? - El pueblo se siente engañado, robado. No se ha podido construir una sociedad justa. Lo que pasa ahora recuerda mucho a la sociedad capitalista del Chicago de los años 30. En los años noventa, éramos muy inocentes, creíamos que la gente, al ser liberada de esa gran cárcel en la que vivíamos todos, sería libre, pero ha resultado imposible. La Perestroika fue obra de Gorbachov, no del pueblo. De pronto, el pueblo despertó en un país completamente distinto. El pueblo quería un socialismo con rostro humano. - Pero, ¿cómo se consigue un socialismo con rostro humano? ¿Usted lo ve posible? - No lo sé. Viví en Suecia cuando me exilié y allí vi algo parecido, pero luego los suecos votaron algo distinto y todo se acabó. Al mismo tiempo, veo elementos del socialismo en muchos países europeos como Alemania o Francia. La idea del socialismo es muy bella, pero exige cierto desarrollo, no se puede conseguir con un camino tan sangriento como el que recorrió Rusia. - Volviendo a «Voces de Chernóbil», es un libro que está prohibido en Bielorrusia, donde usted reside, pese a estar traducido a más de veinte idiomas. ¿Cómo se puede escribir en ausencia de libertad? - Estoy muy acostumbrada al conflicto con el poder. Otra cosa es el conflicto con tu propio pueblo, eso sí que es complicado. Ver cómo el 90% de rusos apoya a Putin y el 80% de bielorrusos a Lukashenko, dos gobernantes totalitarios… - ¿Qué sucede para que la población apoye a regímenes totalitarios? - Es lo que le decía antes: es imposible salir de la cárcel y ser libre inmediatamente. La libertad es un camino muy largo. La gente está muy acostumbrada a una determinada visión del mundo y tiene que recorrer cierto camino hasta que llegue a comprender lo que es la libertad. - ¿Y usted se considera libre? - [Sonríe tímidamente] No lo sé, pero creo que en cierta medida sí. Pasé doce años en Europa y siempre he tratado de comprender por qué nuestra gente no se convierte a la libertad. Pero, ¿puedo preguntarle si usted se considera libre? - Lo intento, al menos. - Eso es, eso es. Porque, en el sentido filosófico de la palabra, es muy difícil decir si eres libre. No dependemos sólo de los aspectos sociales de nuestra vida, también de nuestros familiares, de nuestros miedos, nuestros complejos… de muchas cosas. - Hablando de miedos, recuerdo que cuando le comunicaron que había ganado el Nobel declaró que esperaba que los poderosos de Rusia y Bielorrusia ya no pudieran rechazarla con un gesto despectivo de la mano. ¿Cómo ha cambiado su vida desde entonces? - Ahora es más compleja. La publicidad te hace la vida muy difícil: hablas con un amigo y al día siguiente lo es en un periódico, compras un piso y al día siguiente todo el país lo comenta… - Está más expuesta. - El poder quizás es más cauteloso conmigo, aunque no han comenzado a publicar mis libros, más bien hacen como si no existiera [ríe]. - Hablando del poder y de sus relaciones con la cultura, hace unos días Valery Gergiev dio un concierto en Palmira que fue interpretado como una maniobra política de Putin. ¿Usted cómo lo valora? - Es una catástrofe. La élite cultural rusa ha seguido el juego del intercambio de poder entre Putin y Medvédev. Entre la gente de confianza del poder están personas tan respetadas como el propio Gergiev. Hay muy poca gente honrada entre la élite cultural que se haya opuesto. Cuando pregunto a mis amigos por qué lo hacen me dicen que porque son partidarios de la gran Rusia. Pero no demonizaría a Putin. A fin de cuentas, se trata de un Putin colectivo. Lo que ha hecho Putin es explotar muy bien los sentimientos de la gente humillada y robada, distraerles de las fechorías cometidas por el poder para crear nuevos enemigos en Europa o América. Como decía Dostoievski, en Rusia siempre abundarán niños de taberna soñando con una nueva revolución. Hay muchos jóvenes nacionalistas que consideran que Putin es demasiado débil, que ha cedido Ucrania y se muestra débil frente a Estados Unidos. Esto te hace pensar que podemos ir a peor, que nadie sabe qué se cuece en esta caldera rusa. - ¿Usted cree que irá a peor? - Sí, todo puede pasar. ¿Sabe cuál es mi lectura preferida ahora? - ¿Cuál? - Los libros que hablan de la llegada al poder de Hitler en Alemania y de las vísperas de la Revolución Rusa. - Precisamente, quería preguntarle qué suele leer. - No sé por qué, pero ahora estoy leyendo a Chesterton, algo a lo que aferrarse para no caer en esta agresividad nacionalista que lo envuelve todo. - Ha escrito sobre Chernóbil, sobre la Guerra de Afganistán, sobre la Segunda Guerra Mundial… Me pregunto sobre qué le gustaría dar testimonio ahora. ¿El drama de los refugiados en Europa, quizás? - No, ahora tengo dos temas distintos: el amor… - ¿El amor? - Sí, el amor. Y la vejez y la muerte. Cuando terminé esta enciclopedia de la vida rusa, decidí escribir sobre alguien ajeno a eso, alguien cuya vida se desarrolla alrededor del amor y de la muerte. Es la continuación de la pregunta que llevo años haciéndome: ¿qué es el ser humano? Pero ahora quiero abordarlo de una forma más privada, más humana. - ¿Y no cree que, de alguna manera, vivimos en un exceso de realidad? - No creo que conozcamos la realidad. La información no es la realidad. ¿En qué se diferencia el periodismo de la literatura? En que el periodismo tiene que ver con la información, mientras que la literatura descubre el misterio de la vida humana. Todo lo que algún día llegamos a imaginar ha quedado reducido a la nada comparado con la realidad. Nunca pudimos imaginar que llegaría el momento en que el hombre tuviera miedo de la tierra, del agua. El problema es que el futuro es tan impredecible, tan inimaginable, que le tenemos mucho miedo. Nunca el mundo ha vivido tanto en el presente como ahora, no queremos que ese presente cambie, porque no tenemos fe en un futuro brillante. - Nació en Ucrania y vive en Bielorrusia, pero ha estado exiliada en Suecia, Alemania, Francia e Italia. ¿Cuál es su patria? - [Desliza una amplia sonrisa] Minsk, sin duda, Bielorrusia. Allí crecí y pasé mi infancia, por eso he tenido que volver, porque necesito ese ambiente, la gente sobre la que escribo, el paisaje, su geografía. - Vuelvo a citarla: «A veces me pregunto porqué continúo descendiendo a los infiernos. Creo que lo hago para encontrarme con el ser humano». ¿Cómo se define Svetlana Alexiévich? - [Piensa un largo rato] No me gusto mucho, me gustaría ser más perfecta, mejor persona. Estoy en ello… [reímos ambas].
www.abc.es | 17/05/16
Sábado de calor raro y adelantado para el mayo de Londres. En Archway, barrio un poco anodino al norte de la ciudad, calles despejadas a las dos de la tarde. A unos pasos de la estación del metro, en una perpendicular, se levantan varias naves de ladrillo victoriano, vestigios del legado industrial. En la puerta enrejada de una de ellas, tres jóvenes ríen mientras teclean unos dígitos en una cerradura que se abre. Son artistas que vienen a trabajar a The Bomb Factory. La fundación ofrece 17 estudios a buen precio a una treintena de creadores de medio mundo. Su nombre atiende a que durante la Segunda Guerra Mundial allí había una fábrica de municiones. Tras pasar un patio abierto, accedes a un espacio totalmente blanco, cuya estancia central domina una mesa de pimpón. «Estoy buscando a Jwan Yosef», le digo a un muchacho que avanza cargando materiales. Me indica y enseguida aparece Jwan, uno de los artistas repartidos por los pequeños estudios. Tiene 32 años, resulta ser amable, sosegado, de respuestas que medita bien y atractivo (por lo visto eso significa su nombre en kurdo: guapo). Lleva el pelo revuelto, una camisa de rayas floja y playeras blancas. Las obras que se ven en su estudio parecen elocuentes y elegantes, a veces también provocadoras. En el ojo público Las curiosidades que rodean a Jwan comienzan antes de su nacimiento. Su madre era una cristiana armenia, y su padre, un musulmán kurdo. Un amor complicado para unos sirios, que acabó llevándolos al frío Estocolmo. Jwan nació en Siria, pero es ciudadano sueco y ahora vive en Londres. Desde niño le gustaba dibujar y lo canalizó académicamente, primero en una universidad de Estocolmo y luego en la Central Saint Martins londinense. Ha hecho un par de exposiciones en solitario y anda en la pelea por salir a flote en un mercado muy animado, pero también con muchos aspirantes. Sin embargo, lo ha situado en el ojo público algo ajeno a su talento: el mes pasado, en una gala benéfica en Sao Paulo, apareció de la mano de Enrique Martín, de 44 años, portorriqueño que posee también la nacionalidad española; Ricky Martin para el gran mundo. Jwan accede a hablar de su arte y de cómo ve el mundo. De salsa rosa no tiene ganas. La primera foto de su relación con Martin fue curiosa, seguramente idea suya: ambos en Tokio, con las caras tapadas con mascarillas sanitarias. Jwan comenta que entre la familia de Ricky Martin hay un ambiente políglota, «no solo hablan inglés, también español y francés, tengo que aprender español». También dice que le gusta mucho Madrid, donde el cantante tiene una vivienda, «por esa energía tan especial que tiene la ciudad». -¿Cómo acabó en Estocolmo? -Yo nací todavía en Siria, pero mis padres querían una vida mejor para su familia. La situación de mis padres era complicada, inaceptable en Siria. -¿Por la religión? -Eso es. Mi madre era cristiana armenia, y mi padre, musulmán kurdo. Los dos venían de grandes familias del norte de Siria, en Al-Qamishli [frontera con Turquía]. Era muy complicado para ellos, y cuando yo tenía tres años decidieron moverse a Suecia. -Curiosa elección, Suecia. -Es que ya estaba allí mi bisabuela. Fue muy fácil y armonioso todo. Tuvimos suerte. Mis padres y hermanos siguen viviendo allí. -Su historia es como una parábola del futuro: un sirio que es sueco y vive en Londres. -Sí [se ríe]. Es un modo simpático de hablar de la identidad. Hay una rama arábiga muy drástica, luego una nórdica muy presente. Me siento también muy sueco. -¿Qué ha aprendido de esas culturas? -Creo que la parte árabe es más emocional. Mientras que la parte nórdica es más tranquila y reflexiva. Pueden chocar, pero si te digo la verdad en mi caso me han abierto muchas puertas. -Ha empollado mucho. -Sí. Estudié pintura dos años en una escuela privada, luego me gradué en Konstfack University de Estocolmo, y tras eso me vine a Londres a hacer mi máster en Bellas Artes en Central Saint Martins. -Sin embargo, tras tanto estudiar, parece como si luego se hubiese desnudado de todo lo aprendido para alcanzar una gran simplicidad. -Pues sí, eso está bien visto. La simplicidad es la clave: hacer algo extremadamente fácil de ser contemplado. -Su arte es elegante y se percibe trabajo detrás, no incurre en la moda de los «instaladores», que amontonan objetos normales en una sala y los llaman arte. ¿Qué opina de eso? -Gracias por lo que dice de mí, pero no estoy seguro. ¡Es broma! Mi referencia es siempre la pintura, lo que yo uso es un medio extremadamente clásico. -¿Por qué evita en su trabajo la política y la religión? -Bueno, yo creo que todo el arte de algún modo es político. Hay un punto de vista, y eso es político. Trabajo con la identidad. No diría que no soy político. También exploro el sexo, la pintura, los materiales. Lo que no hago es sentarme y decir: «Esta es mi obra sobre el conflicto sirio». -Pero a veces deben de darle ganas de gritar algo con las obras. -Yo soy sirio, vengo de Siria. Pero no me gusta estrechar mi trabajo solo con una simple declaración política. -Nicholas Serota, el jefe de las galerías Tate, advirtió hace unas semanas de que Londres está perdiendo su creatividad, porque los jóvenes artistas no pueden permitirse vivir aquí. -Es un problema enorme. Si estamos aquí en un espacio como este es precisamente por ese problema. No podrías tener esto en el centro de Londres. Estas naves eran una fábrica de bombas abandonada, que una fundación rehabilitó y convirtió en estudios, con unos precios muy bajos para los estándares londinenses. -¿Qué tal se venden sus obras? ¿Es usted caro? -Tuve la suerte de que cuando fue la gran crisis económica yo estaba estudiando. Ahora puedo vender lo que hago, y eso está bien. Soy muy afortunado de no tener que trabajar en nada más. -¿Qué ha sido de la bohemia? Los jóvenes artistas de ahora parecen unos curillas tipo oficinista comparados con aquellos Bacon y Freud que se devoraban el Soho… -¿Tú crees? [estalla en una gran risotada]. Creo que la gente todavía bebe un montón y tiene un montón de sexo. Aquí hacemos un montón de todo. No diría que tenemos la vida más saludable… -¿Le interesa el arte español? -He pasado mucho tiempo en España. Pero no conozco bien a sus artistas actuales. Me falta familiaridad con su arte moderno. Su historia es riquísima: arte, arquitectura… ¡guerras! [se ríe]. -¿Qué opina de la tragedia de los refugiados sirios? -Es muy difícil hablar de estas cosas cuando están sucediendo, con esa guerra civil tan cruel, ese baño de sangre. Mi punto de vista ha cambiado tantas veces… Unas he pensado «este tiene razón», luego he creído que el otro…. Hoy veo el conflicto como una gran provocación. Mostramos todo, cosas horribles. Eso me hace sospechar. Es como si se quisiese provocar algo que no estoy seguro si debería provocarse. Se está creando miedo en la gente, y el miedo puede ser el mayor diablo. -¿Qué le parece que Londres tenga un alcalde musulmán? -Me parece bien, sí. Yo he vivido en un vecindario musulmán los últimos años, en el este de Londres, que es muy paquistaní, con sus centros islámicos. Es superpacífico, para ser honestos. No me he encontrado con fanáticos religiosos. -¿Trabaja mucho aquí? -Cuando estoy en Londres, paso aquí unas seis horas diarias. En verano haré aquí una exposición. Pero, para ser honesto, tengo que decir que mi próximo paso, el próximo mes, es no trabajar. Estaré trabajando en un proyecto personal. -¿Cómo ha cambiado su vida con su relación, su famosa relación? -¡Mi famosa relación con Enrique Martín! Pues ha sido asombroso; un cambio muy drástico para una vida normal de artista aquí en Londres. Suscitas de repente un montón de atención, pero ¿es una atención que te gusta u otra clase de atención? Es muy interesante hasta ahora. Pero aprendes muy pronto a no ver esa especie de circo. Lo que al final ves es a otro hombre y que tienes una relación. -¿Tuvo algún problema con su familia árabe por su homosexualidad? -No por parte de mi propia familia. Tampoco por parte de los medios. No importa de dónde vengas, sueco, americano, árabe, indio, japonés… todo el mundo entiende la sexualidad.
www.abc.es | 15/05/16
Un documento sobre algunas normas para acudir como espectadores al Festival de Eurovisión que se celebrará entre el 10 y el 14 de mayo en Estocolmo prohíbe introducir la ikurriña, según denuncia Bildu. Sitúa la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca entre la bandera de Nagorno Karabaj y la del Daesh. El grupo parlamentario de Bildu en el Congreso de los Diputados, que es quien ha sacado a relucir el documento, ha pedido una reunión urgente con el embajador de Suecia «por la prohibición/criminalización de la ikurriña». El documento incluye otras banderas como las de Crimea, Kosovo o Palestina entre otras. Eso sí, al comienzo de las banderas prohibidas, el documento explica que se trata de una «lista no exhaustiva». En el mismo se indica el tamaño y las dimensiones máximas que tendrán que tener el resto de banderas. El texto también especifica que serán admitidas la bandera de la Unión Europea y la bandera arco iris. Sin embargo, pide a los asistentes respeto a la naturaleza no política del Festival de la Canción de Eurovisión. El Gobierno Vasco ha iniciado gestiones para mostrar su «profundo malestar» por la inclusión de la ikurriña en la lista de «banderas especialmente prohibidas» por las normas internas de Eurovisión, que este año se celebra en Suecia, junto a otras enseñas como, por ejemplo, la del Ejército Islámico. Acción Exterior del ejecutivo autonómico vasco pedirá a la embajada de Suecia la subsanación del error, ha informado el Gobierno Vasco en un comunicado. Asimismo contactará con RTVE, miembro de Eurovisión, y solicitará la inmediata retirada de la ikurriña de la lista de banderas vetadas. La eurodiputada del PNV en el Parlamento Europeo, Izaskun Bilbao, ha enviado hoy una carta al comisario de Cultura, Tibor Navracsics, en la que le informa del asunto. Bilbao pide al comisario que explique a los organizadores del festival qué es una ikurriña y que anime a corregir «un boicot» que considera «impropio de la historia democrática» del país escandinavo además de «una ofensa para la ciudadanía vasca».
www.abc.es | 14/05/16
José Luis Uribarri siempre se adelantaba. «Los doce puntos de Noruega van a ser para Suecia», decía con voz rotunda a modo de vaticinio durante cualquier retransmisión del festival de Eurovisión. El presentador, que narró para TVE el famoso concurso de la música hasta en diecinueve ocasiones, se hizo célebre gracias a su audacia para predecir los puntos que los distintos países se otorgaban durante la fase de votaciones del certamen. Pero detrás de sus vaticinios, había truco. Las acusaciones de injerencia política y fraude han lastrado la credibilidad y la imagen de Eurovisión. Un eterno estigma al que el festival hace frente con continuos cambios en el sistema de votación pero que sigue desacreditando a un formato sexagenario que busca la mayor limpieza en sus votaciones. La entrada de sistema mixto de televoto y jurado en 2009 palió, de alguna manera, las evidentes tendencias que los votos de los espectadores generaban. Sin embargo, y tal como demuestran los datos que ABC ofrece en este estudio, el sistema de bloques y las «sinergias» tradicionales se mantienen pese a todos los instrumentos reparadores introducidos a lo largo de los últimos años. En Eurovisión, hay cuatro grandes bloques según el origen o destino de los votos de los distintos países: el soviético, que integra a Rusia y los países exsoviéticos; exugoslavos, con los países que formaron la extinta Yugoslavia; escandinavos, integrada por los países nórdicos; y báltico, con Letonia, Lituania y Estonia. La «vieja Europa», integrada por los países históricos del continente, apenas se ayuda entre sí en comparación con el resto de bloques, lo que podría demostrar su posición natural de desventaja con respecto a los demás. Serbia, la gran beneficiada del bloque exyugoslavo Los países exyugoslavos son los que más se benefician entre sí. Su media de puntos en las finales del concurso es de 8,92 sobre doce, más de tres puntos de diferencia con respecto a cualquier otro bloque. Especialmente, Serbia es el país más beneficiado por sus vecinos. Montenegro siempre le da sus doce puntos cuando está a la final, Bosnia no le da nunca menos de diez y Croacia no menos de ocho. Macedonia también otorga una media de nueve puntos sobre doce a los serbios, aunque su absoluta predilección es Albania, a quien siempre le ha dado el «doce» cuando ha llegado a la final con la excepción de 2009. Eslovenia también es generosa con Serbia, a la que ha otorgado una media de diez puntos. Los serbios, por su parte, también reparten mucho amor entre sus vecinos: otorga 10,17 puntos de media a Bosnia, 11 a Macedonia y el año pasado le dio el doce a Montenegro en su primera oportunidad tras la escisión de 2006. Lituania, la «oveja negra» báltica Los países bálticos también muestran un claro apoyo entre sí, aunque Lituania es notablemente la que menos puntos recibe en el intercambio de favores. Los tres países, eso sí, otorgan buenas medias a los países escandinavos y evidencian una simpatía muy especial con Rusia. Estonia mima a países escandinavos como Finlandia (7,13) o Suecia (6,47), aunque su país predilecto es Rusia, con una media de 8,94 puntos. Con respecto a sus vecinos más próximos, apoya mucho a Letonia (7,30), pero muy poco a Lituania (1,89). Algo que no parece molestar a los lituanos, porque Estonia recibe por parte de ellos una media de 7,17 puntos. No supera, eso sí, el registro de Letonia: nueve puntos de media. Los letones, por su parte, también quieren mucho a sus vecino (7,67 a Estonia y 6,13 a Lituania), aunque su favoritismo por Rusia también es patente con una media de 8,60 puntos. El dominio ruso se mantiene entre exsoviéticos Rusia es el candidato de Eurovisión que más se beneficia del poder vecinal. Los datos hablan por sí solos: en los primeros cuatro años de participación, Armenia siempre dio el «12» a los rusos y su nota más baja hasta la fecha es un siete en 2013. Bielorrusia le ha concedido la máxima puntuación en nueve de las doce oportunidades que ha tenido. Moldavia, Azerbaiyán y Georgia no suelen ser tan generosos, pero prácticamente nunca han dejado a la canción rusa fuera de sus favoritos. A día de hoy, Ucrania es el único país de su órbita que le ha dejado de ser leal en Eurovisión tras el enfrentamiento bélico por la península de Crimea: acostumbrados a sus ocho, diez o doce puntos a los rusos, en los dos últimos años no ha pasado de los cuatro. En total, la media de puntos que se reparten entre sí es de 6,50; el segundo dato más alto después de los exyugoslavos. Eso sí, la confrontación política también pasa factura entre ellos. Al ejemplo de Rusia y Ucrania también hay que sumar el de Azerbaiyán y Armenia, en eterna disputa por el dominio del enclave del Alto Karabaj. Los armenios sólo se acordaron de sus vecinos en 2009, cuando les concedió un punto. Los azeríes, nunca. Suecia, el predilecto del bloque escandinavo Los países escandinavos también funcionan como un fuerte bloque. De hecho, cuatro de los últimos siete triunfadores del festival proceden de tierras nórdicas. Suecia es el país que más se beneficia de sus vecinos: Dinamarca le ha concedido tres de sus últimos cuatro «12», Noruega le mantiene una media de 8,46 y Finlandia, 7,92. Islandia le da 6,36 puntos, aunque ellos se inclinan por dar más favoritismo a Dinamarca (9,73). Finlandia es, del bloque escandinavo, el más desligado. Exceptuando Suecia, ningún otro país vecino recibe por su parte más de seis puntos de media y su preferencia es un vecino, pero de otro bloque: Estonia (9,17). El viejo bloque no actúa unido El bloque de países históricos, o la «vieja Europa», no trabaja con la misma coordinación que el resto. De hecho, no existe en el festival un bloque que integre a los países clásicos del concurso puesto que sus puntuaciones son mucho más libres. La media de votos que se dan entre sí es de 2,50; prácticamente cuatro puntos menos que cualquier otro de los bloques ya analizados. Salvo ciertas «sinergias» como la resultante entre Bélgica y Países Bajos, el resto de altas coincidencias son meramente anecdóticas. Un ejemplo sería el de España con respecto a Portugal, donde la media es de apenas seis puntos. Salen mejor parados, sin embargo, países que cuentan con una alta emigración en estos países, como muestran los ejemplos de Turquía (10,25 puntos desde Francia o 9,25 desde Alemania) o Rumanía (8,07 de media desde España). Las otras «curiosas sinergias» Fuera de los bloques tradicionales, hay otros ejemplos sospechosos de intercambio de puntos. Grecia y Chipre forman un caso paradigmático. Los chipriotas han dado siempre el «12» a Grecia con la única excepción del año pasado. Los griegos, mientras, han cumplido con su parte del «trato»: siempre la máxima nota salvo en 2015. Por su parte, Macedonia siempre le ha dado el «12» a Albania en las finales que ha participado salvo en 2007, un gesto de gratitud que los albanos sólo devuelven a medias (6.00 de media). Turcos y azeríes son la pareja perfecta: intercambio de máximas puntuaciones durante los cinco años que coincidieron en el concurso. Mientras, Rumanía ha otorgado a Moldavia siempre su «12» salvo en 2010, cuando le contentó con la segunda mejor puntuación. Moldavia también ha sido generosa con Rumanía, con nueve de once «doces» posibles. Albania, el inesperado aliado de España Para lograr la victoria este año, Barei no podrá contar con dos de los principales apoyos que España tiene el concurso. La intérprete de «Say Yay!» no recibirá votos de Portugal, que se ausenta de esta edición por motivos económicos, y Andorra, que abandonó el concurso hace ya siete años. Desde el año 2000, los lusos han sido los más generosos con nosotros (103 puntos) y los andorranos, los terceros (60). Francia, nuestro otro país vecino, es el segundo que más nos ha puntuado en estas últimas dieciséis ediciones. Fuera del vecinismo, las grandes esperanzas de España pasan por Israel (56 puntos), Suiza (55) y, curiosamente, Albania. Los albaneses han otorgado puntos a España en cuatro de las últimas seis ediciones, incluido un «12» para Ruth Lorenzo, sin que España haya otorgado ni un solo punto a cualquier representante de este país en el mismo espacio de tiempo. Algo más que una cuestión geográfica El factor geográfico es esencial a la hora de analizar las puntuaciones que anualmente se otorgan en Eurovisión. Sin embargo, otros elementos también juegan un papel trascendental para evaluar el reparto actual de los votos en el festival. Según un estudio de dos expertos en estadística del Imperial College de Londres publicado en 2014, las votaciones se basan en «lealtades positivas» derivadas de la «cultura, la geografía, la historia y la migración». De hecho, el mismo estudio deja claro que no se encontraron evidencias convincentes de prejuicio o discriminación contra nadie: «Ningún país tiene realmente algún enemigo». Y es que, pese a las evidentes tendencias en las puntuaciones de Eurovisión, sólo un país (Suecia) ha conseguido más de una victoria en estos últimos catorce años de festival, lo que demuestra que cualquier participante puede ganar el concurso pese a no contar con el apoyo vecinal o cualquier otro factor. Un mensaje de esperanza para un país, como España, que está a punto de cumplir medio siglo sin el ansiado triunfo eurovisivo. Metodología El mapa representa la media de los puntos recibidos y otorgados por cada país, teniendo en cuenta el número de participaciones de cada uno, tanto como finalista como país votante. Importa, por tanto, el número de participaciones entre 2000 y 2015, no el número total de ediciones. Solo aparecen los países que han participado alguna vez en una final en ese periodo. Andorra, República Checa y Eslovaquia, por tanto, no entran puesto que nunca han recibido votos en una final. El número de países votantes cada edición es mayor que el de finalistas, ya que también cuenta con países que han participado pero no se han clasificado para la final. La media de votos no se ha calculado entre el número total de ediciones porque no tendría en cuenta el hecho de que no todos lo países llegan a la final ni participan como votantes cada año. Así, por ejemplo, Grecia ha otorgado una media de 12 puntos a Bulgaria, ya que la única vez que Bulgaria llegó a la final recibió de los griegos la máxima puntuación. Grecia, por su parte, ha recibido una media de 9 puntos de Bulgaria, ya que las nueve veces en las que ha estado en la final y Bulgaria ha votado ha recibido unas puntuaciones de 7, 1, 10, 5, 12, 10, 12, 12, 12, consecutivamente entre 2005 y 2013, los años en los que votaron los búlgaros. Si se hubiera calculado con el número total de ediciones, y no de participaciones, se habría dicho que Bulgaria recibe una media de menos de un punto de Grecia, cuando, en realidad, en la única oportunidad que Grecia ha tenido ocasión de votarles les ha dado la máxima puntuación. La media por países de cada bloque, representada con el gráfico de barras, ha sido realizada bajo la misma premisa que el cálculo anterior, es decir, teniendo en cuenta el número de participaciones de cada país, no el número total de ediciones, tanto como finalista en el caso de recibidos como de votante en el caso de otorgados. Este apartado tiene en cuenta el número de países que conforman cada bloque, distinto en cada caso. El apartado de «bloques» (adónde van sus votos y de dónde vienen), representado con gráficos circulares, recoge los valores totales de las votaciones. Estos apartados no discriminan entre el número de países que conforman cada grupo, ya mostrado en la media de países de cada bloque.
www.abc.es | 12/05/16
El paraíso nórdico no es lo que esperaban o eso demuestran las cifras de refugiados que han decidido regresar a sus países cansados de la larga espera para que sus solicitudes de asilo sean aprobadas en Suecia o Dinamarca. Según el diario Sydsvenskan, el número de personas que busca asilo en Suecia ha disminuido de forma dramática desde que se introdujeron los controles de pasaportes en las fronteras a principios de año, a lo que ahora se añade una nueva situación y es la de las personas que deciden retirar su solicitud y regresar a su país. Hartos de la espera para que su caso sea aprobado, de la vida en los albergues y de la burocracia, los refugiados están acogiéndose al programa de incentivos del gobierno, que concede a cada familia 8.000 euros como ayuda para volver a adaptarse a la vida en sus lugares de origen. Eso sí, el dinero solo lo reciben una vez que han abandonado el país. «Tenemos indicios de que los demandantes de asilo están cansados de esperar un proceso tan largo y de que las cosas no son como ellos imaginaban en Suecia», explica Kristina Ränner de la Agencia de Migración. Así, en lo que llevamos de año son 1.336 los emigrantes iraquís que ha cancelado su solicitud, una cifra que supera al número de personas que han solicitado asilo procedentes de ese país (1.243). Y lo mismo sucede con los procedentes de Afganistán, cuyas demandas de asilo son rechazadas en un 82% de los casos, por lo que 500 de ellos ya han optado por regresar. «El ambiente ha empeorado en Suecia lo que les lleva a tomar otro tipo de decisiones», comentó Ränner. La llegada de refugiados, un valor a la baja Con una población de 9,8 millones de habitantes, Suecia recibió el pasado año a 160.000 personas, siendo uno de los países con más número de refugiados per capita. En octubre el flujo de emigrantes semanal era de 10.000 personas, mientras que en los primeros tres meses de este año apenas 9.000 personas han solicitado asilo, debido al control de pasaportes en las fronteras suecas y a la dificultad de atravesar Europa por la ruta de los Balcanes . La Agencia de Migración también ha revisado a la baja el dinero que necesitará para hacer frente a la llegada de refugiados, aproximadamente 6.000 millones de euros, casi la mitad de lo que calculaba al iniciar el año. Una situación similar se vive en Dinamarca, donde la ministra de Integración, Inger Støjberg, anunció que desde enero de este año cerca de 279 personas han retirado sus solicitudes de asilo, la mayoría de origen iraquí e iraní, aunque también hay algunos sirios, y que muchos otros emigrantes han abandonado el país sin informar a las autoridades. Para Martin Henriksen, miembro del People’s Party, esto constituye una prueba de que los refugiados no eran políticos sino «de conveniencia». El gobierno danés paga los billetes de avión a las personas que regresan voluntariamente a sus países. Dinamarca recibió 21.000 solicitudes de asilo en 2015, un 44% más que en 2014. Sin embargo, desde que se implantaron los controles de fronteras, apenas llegan 45 refugiados por semana comparado con los más de 600 que llegaban el pasado año.
www.abc.es | 12/05/16
Muchos ven en ella la apuesta de futuro de TVE para el festival de Eurovisión. Y la historia parece avalar esta teoría: el mítico Federico Gallo debutó como comentarista en el certamen con 31 años. Uribarri, con 33. Beatriz Pécker, a los 32. Julia Varela se estrenó en la narración del concurso el año pasado con 33 años. Lo hizo en Viena junto a José María Íñigo, con el que, según sus palabras, forma «un buen tándem». Relacionada con el mundo de la música gracias a su trabajo como locutora y redactora de Radio 3, Varela está predestinada a tomar las riendas del festival una vez que el veterano periodista vasco dé el paso atrás. Ella, sin embargo, evita pronunciarse sobre este asunto y reconoce que no es una «expertísima eurofan». «Estoy aprendiendo mucho acerca de las afinidades culturales entre países a la hora de las votaciones. ¡Algunas son inexplicables!», comenta con una sonrisa. Defensora del uso del inglés para intentar ganar el festival, Varela cree que la mejor mejor arma de Barei para llevarse la partida este año es su voz. «Conecta con el público y se maneja a la perfección en el escenario. Es natural y segura». Y además, se muestra muy optimista: «Vamos a ganar, ¿lo dudas?». - Cuando TVE te llamó el año pasado para proponerte comentar Eurovisión, ¿no te entró el miedo por el cuerpo? - Lo primero que sentí fue una sensación de responsabilidad: Eurovisión es el evento televisivo no deportivo con más audiencia del año en España. En 2015, hubo picos de casi ocho millones de espectadores. Cuando me propusieron ser comentarista, pensé que era un programa que interesa a muchísima gente y, sobre todo, que era un proyecto nuevo y atractivo para mí. Lo vi sin duda como una oportunidad y un reto profesional. - ¿Pero sabías algo sobre el festival? ¿Lo habías visto los años anteriores? - Sigo el festival desde niña porque me gusta la música en general. Pero no llego a la categoría de expertísima eurofan. Sin embargo, he trabajado en la mejor radio musical de este país, Radio3. Con ese bagaje, me enfrenté a la retransmisión de Eurovisión como si se tratase de alguno de los conciertos que he comentado para esa emisora. Mi trabajo es glosar con información y apreciaciones interesantes para todo tipo de público un gran espectáculo televisivo. Eso hice, sin tener en cuenta tópicos. - ¿Cómo ha cambiado tu opinión con respecto a Eurovisión tras tus vivencias en Viena? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido? - He aprendido muchísimo acerca de la geopolítica del festival. Es decir, de las afinidades culturales entre países a la hora de las votaciones. ¡Algunas son inexplicables! Lo que más me sorprendió fueron los recursos con los que cuenta el festival. Todo está pensado casi al milímetro, desde la realización hasta el tiempo para comentar entre canción y canción. 45 segundo exactos. Eurovisión es la emisión en directo más longeva de la historia de la televisión y eso se nota. - ¿Y qué tal la colaboración de José María Íñigo? ¿Ha sido fácil o han existido piques? - Es estupendo trabajar con un experto en televisión como José María Íñigo. Él es un tutorial de carne y hueso. Me ha enseñado mucho y este año lo seguirá haciendo. Lo que intentamos es equilibrar su experiencia y su voz veterana con mi inquietud y tono más juvenil. Creo que hacemos buen tándem y este año lo bordaremos. Como persona es cercano, entrañable y de Bilbao. Así que lo pasaremos incluso mejor que en 2015. - ¿Te ves como la «sucesora natural» al frente de las retransmisiones de Eurovisión? La nueva Uribarri, vaya. - Me veo como una periodista que siempre tiene ganas de saber más y de aprender. Ese es mi leit motiv en cualquier proyecto laboral. - ¿Quiere TVE realmente ganar Eurovisión? ¿No hay vértigo por el coste económico y el esfuerzo técnico que supondría? - Al contrario. Pienso que acoger el festival sería un motor económico importante para la ciudad anfitriona, en términos turísticos y de atención mediática. Pero es mi opinión personal, ¡no puedo hablar en nombre de TVE! - Háblanos del experto eurofan que os acompaña en las retransmisiones. ¿Era él el verdadero artífice de las predicciones de Uribarri? - Víctor Escudero trabaja para la organización internacional de Eurovisión y, como dices, es un sabio de este festival. Le apasiona, es como una enciclopedia eurovisiva, y nos aporta información y muchos consejos de cara a la retransmisión. Yo no estaba en la cabina cuando Víctor trabajaba con Uribarri, pero supongo que le ayudaba al igual que hace con José María Íñigo y conmigo. Antes de que cada portavoz pronuncie sus puntos, ¡Víctor ya los intuye! Su conocimiento histórico de las preferencias de los países es tan grande que es capaz de adivinar el destino de las puntuaciones... No hay bola de cristal, solo experiencia. Víctor nos asesora en la cabina y que eso ocurra es un lujo. Además, me cae fenomenal. La votación es un momento emocionante y muy divertido para mí gracias a él. - ¿Qué opinión tienes sobre la polémica del inglés? ¿Debe España cantar en castellano? - Desde 1999, el reglamento de Eurovisión permite cantar en el idioma que cada país prefiera. Aunque no sea el suyo oficial. De las 61 ediciones del festival, la mitad de las canciones ganadoras han sido interpretadas en inglés. De hecho, desde 2008, solo han ganado canciones en el idioma anglosajón. Esos son los datos y hay que tenerlos muy presentes. Eurovisión es una competición donde hay que trazar una estrategia para ganar. Adoro la lengua española, es muchísimo más bella y rica que el inglés. La hablan 500 millones de personas en el mundo. Pero, por desgracia, el inglés es en la actualidad el idioma de los negocios, de la informática, de la política y también de la industria musical. - ¿Y la polémica sobre la ikurriña? ¿Se ha sobredimensionado el asunto? - Es un grave error que por lo que sé a estas alturas ya se ha subsanado. Entiendo que desde el Gobierno vasco hayan manifestado su queja. Es una confusión grande, la ikurriña es una bandera legal, no equiparable a otras banderas no reconocidas por la comunidad internacional. - ¿Por qué estilos crees que TVE debería apostar en el futuro para ganar Eurovisión? - Me gusta hablar del presente, no se me da bien el papel de pitonisa. Creo que a lo largo de estos años las propuestas que TVE ha llevado a Eurovisión han sido variadas. De hecho, esta vez innova con un tema cantando íntegramente en inglés y con un estilo urbano que hasta ahora no se había probado. - ¿Cuáles son las grandes bazas de Barei para intentar lograr el triunfo este año? - Bárbara tiene un herramienta que domina con una intensidad increíble: su voz. Y Eurovisión es, literalmente, el Festival Europeo de la Canción. Lo más relevante es cantar bien. El resto de los instrumentos son pregrabados. La canción es enérgica y con una cadencia pegadiza, es pop con reminiscencias funky, muy bailable. Además, Barei conecta con el público y se maneja a la perfección en el escenario. Es natural y segura. - Mójate y dime qué país ganará este año y en qué puesto crees que quedará España - Vamos a ganar, ¿lo dudas? (ríe) Confío en ello o en, al menos, estar dentro de los diez primeros. Te diría que no creo que obtengan malos resultados estos países: Rusia, Francia, Australia, Suecia, Ucrania... Pero lo cierto es que hay que escucharlos y verlos sobre el escenario del Globen Arena. El directo te hace con frecuencia cambiar de opinión.
www.abc.es | 11/05/16
La primera y, hasta ahora, única vez que España organizó Eurovisión fue en 1969 tras la victoria de Massiel en Londres con su mítico «La la la». Los gastos estimados de ese certamen, que se celebró en el Teatro Real de Madrid y que presentó Laura Valenzuela, fueron de unos cien millones de pesetas. Sin embargo, el gobierno de Franco no escatimó en recursos con tal de ofrecer a través del concurso una imagen moderna de España a toda Europa. Tanto fue así que, incluso se invitó a todos los cantantes, compositores, directores y acompañantes a unas vacaciones pagadas a la Costa del Sol y Mallorca, cenas copiosas, cócteles a granel, tablaos, partido de fútbol y hasta una visita por el Madrid de los Austrias. Salvador Dalí recibió el encargo de hacer el cartel promocional y el lema del festival fue en aquella ocasión «La España diferente». La retransmisión mostró las carencias de una televisión pública que todavía no estaba a la altura de un evento de tal magnitud, pero que solventó con buena nota el reto eurovisivo. Sólo la confusión tras la conclusión de las votaciones, con cuatro distintos ganadores, puso la nota discordante a una noche que atrajo la mirada de más de doscientos millones de personas. El «Vivo cantando» de Salomé fue una de las cuatro canciones triunfadoras de la gala. La última vez que España disfrutó del éxito en Eurovisión. Salomé, cantando «Vivo cantando» en el Teatro Real de Madrid en 1969- eurovision-spain.com Casi medio siglo después, TVE no ha vuelto a asumir la responsabilidad de organizar un programa de televisión que se ha situado en la vanguardia tecnológica, con tres galas de más de ocho horas en directo, países innovando cada año en sus puestas en escena y cuya exigencia técnica es cada año mayor. La rivalidad entre Rusia y Francia por la victoria de esta edición complica las aspiraciones de Barei de ganar el concurso pese a estar bien situada en las casas de apuestas. Su «Say Yay!», primer tema íntegramente en inglés que representa a España en el certamen, tiene la misión encomendada de devolver el ansiado triunfo eurovisivo a tierras ibéricas, pero su coste y la dificultad técnica arrojan dudas sobre si nuestro país podría finalmente acoger el evento. «Por supuesto que podemos», explicaba a ABC el año pasado Federico Llano, jefe de la delegación española desde 2002. «Habría que hacer nuevas partidas presupuestarias y el primer día estaríamos algo confundidos. Sin embargo, es posible. Además, si miramos atrás a los últimos organizadores, estas televisiones pasaron de ser muy pesimistas a, de repente, tener todo el apoyo de su país». El gasto, a medias entre el gobierno y la ciudad Organizar Eurovisión no es tan caro como en un principio se presupone y puede arrojar beneficios si el presupuesto es ajustado. Fue el caso de Viena el año pasado, que invirtió 21 millones de euros en el festival y los ingresos directos fueron de 38. En total, 17 millones de euros de beneficio sin añadir la proyección publicitaria, que pudo alcanzar un valor superior a los cien millones. Malmö 2013, con un beneficio directo de 7 millones de euros, Düsseldorf 2011 y Oslo 2010 también son otros buenos ejemplos que demuestran que organizar Eurovisión, lejos de ser un problema, puede ser una oportunidad única para recibir ingresos y un impulso para el mercado laboral. El año pasado, Viena registró un beneficio de 17 millones de euros En el otro lado de la balanza se encuentra Copenhague 2014. La capital danesa se excedió en el gasto para el acondicionamiento de su sede, los antiguos astilleros de la isla de Refshaleøen, y su gasto pasó de los 20 presupuestados a los 45 en total. El déficit que dejó el concurso en las arcas del Ayuntamiento fue de 15 millones de euros. Suecia ha presupuestado para este año 13 millones dedicados al festival, de los cuales seis serán aportados por el consistorio de Estocolmo. A tenor de los últimos años, organizar Eurovisión cuesta entre 13 y 45 millones de euros. El gasto se reparte principalmente entre dos organismos: la televisión publica del país, con dinero de los presupuestos aprobados por el Gobierno central; y la ciudad sede del festival, principal beneficiaria de los ingresos directos que genere el certamen. Siguiendo el ejemplo de Viena, un Ayuntamiento como el de Madrid tendría que destinar unos 11 millones a organizar el concurso. Con los presupuestos de 2016 que aprobó el gobierno de Carmena, que ascienden a 4.488.000.000 euros, y un gasto como el de Viena de 11 millones, la incidencia del festival en el total del presupuesto sería del 2,45%. Estas cifras van en consonancia, por ejemplo, con lo que gastó el Ayuntamiento de Madrid en las candidaturas frustradas de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2016 (16,8 millones de euros) o 2020 (11,5 millones). ¿Madrid o Barcelona? La primera gran decisión que TVE debería tomar es qué ciudad sería la sede del festival. Para ello, lo habitual es que, en primer lugar, las urbes interesadas en acoger el concurso presenten sus candidaturas y un plan financiero. La Unión Europea de Radiodifusión, por su parte, exige que la ciudad elegida tenga un aeropuerto con buenas conexiones internacionales, gran oferta hotelera y un estadio con una capacidad no inferior a diez mil espectadores que reúna las condiciones necesarias para desarrollar el festival con todas sus exigencias técnicas. Aunque muchas ciudades españolas podrían cumplir con los requisitos, lo normal es que la decisión estuviera entre Madrid y Barcelona. La capital cuenta con el Barclaycard Center (antiguo Palacio de los Deportes) como principal apuesta, ya que en principio cumpliría con todas las premisas establecidas. Eso sí, habría que reubicar los partidos del Real Madrid de baloncesto y el Estudiantes durante los 45 días que el recinto necesitaría estar cerrado para la construcción del escenario, instalación del apartado técnico, ensayos y desarrollo final del festival. El Barclaycard Center, el Madrid Arena y el Palau Sant Jordi, posibles sedes También cumpliría con todos los requisitos el Madrid Arena, que además no cuenta con compromisos permanentes como en el caso del Barclaycard Center. Mientras, en Barcelona, el Palau Sant Jordi podría ser una perfecta sede para el festival. Tendría una capacidad similar al de los dos madrileños y actualmente sólo se utiliza para conciertos y ferias, por lo que su disponibilidad sería total. Con una oferta hotelera y de conexiones internacionales similar entre ambas ciudades, la decisión final podría depender finalmente del porcentaje de gasto que cada Ayuntamiento estaría dispuesto a asumir y las preferencias políticas o logísticas, ya que para TVE sería probablemente más sencillo organizar el festival en Madrid al contar con el grueso de su infraestructura en la capital. Una ciudad «eurovisiva» y una discoteca Además de la sede del festival, que tendría que contar con una sala de prensa con capacidad para más de mil periodistas en un espacio cercano al estadio, es habitual que la ciudad que ejerza de anfitriona construya en una plaza céntrica el Eurovillage, un pequeño núcleo eurovisivo donde se hagan diversas actividades lúdicas relacionadas con el festival y actuaciones de los candidatos, además de una pantalla gigante para seguir desde la calle las galas. En Viena, el coste del Eurovillage fue de 150.000 euros. Por la noche, una de las discotecas de la ciudad deberá transformarse en el Euroclub, un espacio donde se dan cita artistas, fans y prensa acreditada. También es habitual que la organización busque voluntarios, unos ochocientos, para ayudar a los seguidores del certamen y que sean asesorados en asuntos priomordiales como el idioma o el transporte. ¿Quiere TVE ganar Eurovisión? Una vez elegida la sede, todos los esfuerzos deben centrarse en garantizar la seguridad del evento y ofrecer ocho horas de puro espectáculo para una audiencia millonaria. Los organizadores deben buscar una símbología propia (una mariposa en Malmö 2013, un diamante en Copenhague 2014 o un diente de león en Estocolmo 2016) y un lema que recoja el espíritu integrador y transformador del festival. «Es un enlace con la historia del concurso, aunando pasado y presente, que une a todos y cada uno de los países que participan con nosotros», señalaba la televisión sueca este año cuando presentó su lema: «Come together». Además, TVE podría aprovechar el tirón del festival para promocionar los numerosos destinos turísticos españoles y su oferta cultural y gastronómica a través de las postales que preceden a la actuación de cada artista y que, normalmente, recogen elementos característicos del país anfitrión. Una proyección publicitaria masiva y gratuita de la «Marca España» que ayudaría a reforzar a nuestro país como destino preferencial del turismo. «TVE tiene ahora una clara falta de profesionales asentados e identificables» Otro delicado asunto sería el de la elección de presentadores para el concurso. La fórmula es distinta según la edición: desde la figura del único conductor, como en el caso de Petra Mede en 2013, al trío de chicas de Viena 2015 pasando por la tradicional pareja, la fórmula más escogida a lo largo de la historia del concurso. Los presentadores elegidos deben tener un alto nivel de inglés y ciertas nociones de francés, además de experiencia profesional en el directo y estar preparados para saber reaccionar ante cualquier imprevisto. «Eurovisión debería recuperar, con algún cameo o guiño, a Laura Valenzuela, como la presentadora que comandó el único Eurovisión que organizó TVE desde el Teatro Real. Y, por supuesto, debería recaer el peso de la gala en algún rostro de la cadena, para que Eurovisión sirviera como impulso a la imagen del canal», señala Borja Terán, crítico de televisión. Sin embargo, él también advierte: «Ahora mismo, faltan en TVE profesionales asentados e identificables con su ámbito del entretenimiento. Y esa es una asignatura a reforzar por parte de los gestores de la cadena», Para Terán, la historia demuestra que TVE «puede organizar un acontecimiento como Eurovisión e incluso innovar, como sucedió en los Juegos Olímpicos de Barcelona'92. En los últimos años se ha caído en el error de realizar unas galas de preselección que eran un mero trámite, sin crear un evento que interesara más allá de los eurofans. Pero TVE cuenta con los mejores profesionales para organizar el festival. De hecho, cuenta con más capacidad que la televisión austriaca o incluso la sueca», incide. Una opinión que no se comparte del todo en Torrespaña. Varios empleados y responsables de la cadena ponen en duda que el equipo actual pueda llevar a cabo con éxito un trabajo de la envergadura técnica que requiere Eurovisión. «Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, ni siquiera hay un deseo real de ganar el festival. Basta con hacer una buena audiencia y que el producto no muera», señalan a ABC trabajadores de la cadena pública. Para ellos, el certamen sólo sería visto como «un marrón» entre los directivos del ente público al que habría que dar salida «como se pudiera». «España no es que no haga lo posible para ganar Eurovisión, es que sencillamente hace lo mínimo para participar. El problema tiene más relación con la 'ley del mínimo esfuerzo' que con un trasfondo económico», señala a su vez Vicente Rico, redactor de la web eurovision-spain.com. «TVE sufre una época de vagancia creativa. Hay grandísimos profesionales que podrían hacer un gran trabajo, y organizar otro festival como el de 1969 que pase a la historia, con más ideas y menos recursos. Otra cosa es que los que mandan salgan del letargo».
www.abc.es | 11/05/16
Eurovisión cruza los dedos. El show televisivo más importante del continente, que en los últimos años ha hecho evidentes gestos de apoyo al mundo homosexual y cuya base de fans se nutre en buena medida de este colectivo, puede quedar sometido a una dura disyuntiva. Si las casas de apuestas y la gran mayoría de pronósticos no fallan, Rusia se proclamará ganadora del concurso este año gracias a Sergey Lazarev y su canción «You're the only one». Un triunfo, el segundo en la historia eurovisiva del país, que le otorgaría el derecho a organizar el próximo certamen y que ha despertado gran inquietud entre los seguidores del concurso dadas las leyes de carácter homófobo que Putin ha promulgado en los últimos años. Y todo en un momento en que la espiral de crispación que la participación rusa genera ha llegado, además, a cotas problemáticas para la propia organización. En los dos últimos años, sus representantes fueron abucheados por el público y algunos de los asistentes al espectáculo ondearon banderas arcoíris durante sus actuaciones como gesto de protesta. Tanto es así que, en la edición de 2015, la televisión austriaca implementó los «aplausos enlatados» para evitar que los pitos fueron mayoritaríos y durante las votaciones, cuando Rusia lideraba la clasificación, las presentadoras tuvieron que recordar que Eurovisión era «un concurso musical» alejado de cualquier discurso político. En el momento en que Suecia comenzó a remontar, los gritos de apoyo fueron unánimes a favor del candidato sueco y cada «twelve points» que recibía se celebraba como un triunfo. 80 personas fueron detenidas en una marcha a favor de los derechos de homosexuales en 2009 Bajo estas circunstancias, una victoria de Rusia en Eurovisión podría convertir la próxima edición del concurso en un campo minado donde las posibles reivindicaciones y el ejercicio de la libertad de expresión podrían chocar frontalmente con las leyes de un país que, además, ya ha mostrado en anteriores ocasiones tolerancia cero ante este tipo de actuaciones en grandes eventos. Hay incluso antecedentes en Eurovisión: en 2009, único año en el que Rusia ha ejercido como anfitrión del festival, ochenta personas fueron detenidas en una marcha no autorizada celebrada en el centro de Moscú el mismo día de la final. Pese a que por entonces no estaba todavía vigente la conocida como «Ley contra la propaganda homosexual», una forma eufemística de censurar cualquier actividad pública de reivindicación y defensa de los derechos de este colectivo bajo posibles multas y penas de cárcel, el alcalde de la capital rusa ya dejó claro que reprimiría «duramente» cualquier manifestación en este sentido. Hasta artistas participantes en el festival, como el holandés Willem Cornelis, abiertamente homosexual, también anunciaron su intención de acudir a la marcha. Sin embargo, tras no lograr el pase a la final, el propio cantante justificó su ausencia por el temor que tenía a ser detenido por las fuerzas de seguridad rusas. La Policía rusa reprime una manifestación a favor de los derechos de homosexuales el 16 de mayo de 2009, horas antes de la final del festival de Eurovisión- REUTERS No fue el único acto de carácter violento que se vivió en Moscú por entonces, tal como denuncian algunos fans que acudieron a la cita eurovisiva. «Guardo un recuerdo agridulce de mi viaje en 2009», relata Vicente Rico, eurofan y redactor de la web especializada Eurovision-spain.com, la más importante sobre el festival en lengua castellana. «Una parte de la organización y los moscovitas se mostraron muy antipáticos, por decirlo sutilmente, con gestos y tonos muy alejados de lo que se puede considerar un buen anfitrión. Incluso unos amigos españoles llegaron a sufrir una agresión en el metro de camino a la sede. Fue un caso aislado, pero no olvidable», explica. Según relató por entonces la Consejería de Información de la Embajada de España en Moscú, los 'fans' españoles estaban sentados en un vagón del metro cuando «sin ningún tipo de intercambio previo» fueron agredidos por tres hombres. El 5% de los rusos creen que los gays deberían ser, simplemente, «liquidados» Una encuesta de 2013 apuntaba que un 74% de los rusos considera que los homosexuales no deben ser aceptados por la sociedad, un 16% que debían ser aislados de la sociedad y hasta un 5% creía que, simplemente, debían ser «liquidados». «En los últimos años no se pita a la candidatura o al artista ruso 'per se' sino al propio país por amparar y fomentar leyes discriminatorias por razones de orientación sexual. Y este año, con Sergey Lazarev, a pesar de su condición de favorito, ocurrirá lo mismo», vaticina José García Hernández, subdirector también de Eurovision-spain.com. Para él, si finalmente Rusia organiza el festival del año que viene, deberían tomarse todas las medidas posibles para garantizar la seguridad e integridad de los asistentes al festival. Las reglas del concurso eluden cualquier posible veto y sólo exigen al país organizador un plan financiero viable y respetar la libertad de expresión de «participantes, periodistas y seguidores del concurso». Azerbaiyán, el antecedente Pero Rusia no es el único escollo en clave política al que el festival se ha enfrentado. En 2012, la organización dio luz verde a Azerbaiyán como sede del festival pese a las importantes deficencias en materia de derechos humanos y democracia interna que el país azerí sufre, según denuncian diversas ONG's. Al igual que en Moscú, la policía del país reprimió horas antes de la final del festival una marcha y llevó a cabo 70 detenciones de activistas que pedían mayor libertad en el país. «Si Eurovisión no se estuviese celebrando aquí, bajo la mirada de la prensa internacional, estoy seguro de que las consecuencias serían mucho peores», aseguraba Fuad Hasanov, uno de los que fueron detenidos. Azerbaiyán organizó el festival bajo denuncias de falta de derechos y libertades La propia planificación del festival tampoco estuvo exenta de polémica. El Gobierno azerí levantó la sede del concurso, el Palacio de Cristal de Bakú, sobre una barriada que quedó totalmente destruida. Familias enteras fueron desalojadas sin previo aviso y con una mínima indemnización, según Human Rights Watch. Pese a las exigencias de las ONG's y de otros organismos, el festival se celebró con aparente normalidad y sin que la dirección del concurso mostrara ningún gesto condescendiente en favor de las libertades en el país azerí. Más bien, el gobierno local uso el festival como instrumento para potenciar su imagen y transmitir a Europa un mensaje de modernidad y fortaleza. Todo fue controlado, hasta la actuación durante la gran final ante una audiencia de más de cien millones de espectadores de Emin, el yerno del presidente. Sochi, una «prueba fallida» Eurovisión no sería la primera gran prueba de fuego a la que se enfrentaría el gobierno ruso para demostrar su firmeza en la protección de la polémica ley anti-gay. Los Juegos Olímpicos de invierno, celebrados en Sochi en febrero de 2014, ya evidenciaron la magnitud mediática que el debate puede llegar a suscitar cuando los ojos de millones de personas miran hacia Rusia. En ese caso, el gobierno no se amilanó y mantuvo que todo aquel que violara la norma podría ser detenido y expulsado del país. «Sochi es 100% heterosexual. Los atletas gays son bievenidos, pero lo que no queremos es que quieran imponer sus hábitos a los demás», señalaba por entonces el alcalde de la ciudad. Numerosos deportistas como el patinador Blake Skelierup se mostraron muy preocupados por su seguridad mientras que el COI se limitó a asegurar que trabajaba «para garantizar» que los Juegos pudieran «desarrollarse sin discriminación». Su inacción, sin embargo, también despertó críticas en numerosos colectivos y Rusia no consiguió sacudirse la negativa imagen generada pese a su aparente éxito en la organización del evento. Muchos eurofans se plantean no acudir al festival en 2017 si Rusia ejerce de anfitrión Eurovisión 2017 podría quedar abocada a ese mismo fracaso: en un evento donde se ha visibilizado la homosexualidad en numerosas ocasiones y se ha apoyado de manera velada el matrimonio gay, las acciones de protesta por parte de eurofans e incluso de participantes parecen inevitables. La organización, además, quedaría en jaque ante su importante base de seguidores, cuando muchos además ya han dejado claro que no acudirán a Rusia si finalmente el concurso se celebra el año que viene allí. Y Putin, a su vez, no parece que vaya a dar un paso atrás en la defensa de su controvertida ley. «Un festival en Rusia serviría como plataforma para reivindicar la libertad, la tolerancia y la diversidad en un país donde esos principios y derechos escasean»; asegura José García Hernández, que ha cubierto durante doce años consecutivos la información del concurso. «Yo no soy partidario de que la solución sea un veto a Rusia, ya que se estaría aplicando la misma política discriminatoria y de exclusión que se critica». José Juan Satana, presidente del club de fans del festival en España, considera, sin embargo, que no hay que aprovechar el certamen «para hacer una crítica por unos ideales que no comparte todo el pueblo ruso. Hay que ir a disfrutar de algo maravilloso como es la música y el espectáculo en sí, y no a resolver temas políticos ni sociales». 42 países compiten este año por ganar Eurovisión. Además de Rusia, Francia, Australia, Suecia e incluso España parten como favoritos. Los votos de la audiencia decidirán finalmente si Eurovisión se ve precipitado a este complicado escenario o libera al festival de un peligroso juego de la ruleta rusa con demasiadas balas en el tambor.
www.abc.es | 10/05/16
La conciliación familiar y laboral es, posiblemente, uno de los mayores desafíos políticos de las próximas décadas. Llamar la atención sobre las medidas que facilitan la conciliación empleo-familia es el objetivo del Estudio «Empleo y maternidad: obstáculos y desafíos a la conciliación de la vida laboral y familiar», editado por Funcas. La publicación analiza el impulso legislativo que se ha producido en España para mejorar los derechos vinculados a la maternidad y la paternidad, pero subraya el desfase existente entre los cambios socioculturales y los laborales. Margarita León, Zyab Ibáñez y Carolina Muñoz-Mendoza, autoras del estudio, señalan que la precariedad del mercado laboral y la baja productividad española chocan con el disfrute de estos derechos y recuerdan que la crisis y los recortes han supuesto un alto en el camino hacia la convergencia con los países europeos avanzados. En los últimos diez años las excedencias por cuidado de hijos han aumentado un 10,6%, desde las 28.403 en 2005 a las 31.435 en 2014, aunque el incremento no ha sido constante. Entre 2008 y 2014, de hecho, el número de excedencias se redujo un 16,7%. Por sexos, el porcentaje de madres que hicieron uso de la excedencia bajó del 96,67% en 2005 al 94,01% en 2014, mientras que el de padres subió del 3,33% al 5,99%. Las cifras muestran una ligera mejora en la distribución de las cargas entre mujeres y hombres aunque evidencian la persistencia de importantes brechas de género. En el caso de la reducción de la jornada laboral, de los 5,02 millones de ocupados con hijos a cargo, solo un 12,8% se acogió a este beneficio en 2010 (3,3% de los hombres frente al 22,5% de las mujeres). El poco uso de las excedencias y las reducciones de jornada pone de manifiesto que este tipo de beneficios no son incentivos suficientes ya que implican una reducción de los ingresos sin que se vean compensados por los subsidios. Además, abordar soluciones a la conciliación empleo-familia implica tener muy presente la creciente segmentación laboral por ocupaciones entre las mujeres, que es superior a la de los varones, puesto que muchas optan por trabajos o sectores en los que la conciliación es algo más viable, como el sector servicios u ocupaciones poco cualificadas. Existen además más de 15 puntos porcentuales de diferencia en el acceso a la reducción de jornada y excedencia no remunerada entre mujeres de niveles educativos altos y bajos. Las mujeres con niveles educativos más altos tienen más probabilidades de hacer uso del permiso parental y durante más tiempo que las mujeres con niveles educativos inferiores. En porcentaje de PIB gastado en política social y familiar (permisos maternidad, paternidad y cuidado infantil), hay margen para converger con los países europeos más avanzados. Teniendo en cuenta la distribución de ese gasto entre transferencias, servicios y desgravaciones fiscales, Reino Unido por ejemplo destina más del 4% de su PIB a partidas específicas para las familias con un claro predominio de las transferencias monetarias. Por el contrario, países como España, Grecia o Portugal no llegan al 1,5%. Permisos parentales en Europa Los permisos parentales en 21 países de la OCDE van desde las más de 47 semanas de permiso remunerado (en jornadas equivalentes de tiempo completo) de Suecia y Alemania, a ninguna en Australia y Estados Unidos. España ocupa una posición destacada en cuanto al número de semanas de permiso parental que se ofrecen a ambos cónyuges conjuntamente, pero pasa a una de las últimas posiciones cuando se tiene en cuenta el número de semanas remuneradas en términos de jornadas equivalentes a tiempo completo. Esta situación contrasta con lo que ocurre en otros países donde la generosidad de la remuneración es mayor. En Finlandia, por ejemplo, las mujeres pueden tomar solo un tercio de las 48 semanas de permiso remunerado, facilitando así que los hombres tomen tiempo para cuidar de sus hijos. Suiza por su parte es un ejemplo de permisos altamente remunerados, pero orientados únicamente a las madres. Para acercarnos a los países más avanzados en conciliación familiar y laboral, el estudio cita un ejemplo de políticas innovadoras: los permisos de paternidad obligatorios y no transferibles (es decir sólo para padres) que han introducido algunos países nórdicos con el fin de apoyar explícitamente una mayor paridad en la distribución de los tiempos de cuidado y que han disparado su efectividad. Hasta ahora existe una gran disparidad entre las legislaciones que entienden el permiso de paternidad como una ausencia excepcional del trabajo (desde 15 días en España, Francia, Italia y Reino Unido a cinco en Portugal o tres en Alemania) y aquellas que buscan una mayor implicación de los padres en los primeros años de crianza (ocho semanas en Suecia, cinco en Noruega y hasta cinco meses en Islandia). Cuidado infantil En el ámbito de los servicios a la infancia el estudio destaca la gran diferencia entre la consolidación de la segunda etapa de la educación infantil (3-6) dentro del sistema educativo público y la etapa 0-3 donde existe mayor desigualdad. El estudio advierte de que si bien los índices de cobertura han ido aumentando progresivamente, ha sido en buena medida a costa de unos bajos índices de calidad del servicio. Entre las medidas que favorecerían la conciliación figuran una mayor provisión de cuidado infantil para niños menores de tres años y la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, además de ser necesarias reformas que favorecerían a toda la población, independientemente de su situación familiar, como acortar la transición educación-empleo para facilitar la emancipación de los jóvenes, la promoción de trabajos a tiempo parcial de calidad, una mayor racionalización de los horarios o la reducción de las largas jornadas laborales. Otra cuestión es saber hasta qué punto estas mejoras revertirían en mayores índices de fecundidad. Países como Alemania, Holanda o Dinamarca, con apuestas a favor de la conciliación y la natalidad más decididas que en España y los países mediterráneos, siguen teniendo dificultades para alcanzar una fecundidad de reemplazo. Así, las políticas dirigidas a mejorar las relaciones empleo-familia no deberían estar exclusivamente centradas en el problema de la baja natalidad sino en procurar una mejora en la calidad de vida de madres, padres e hijos, independientemente de sus circunstancias sociolaborales.
www.abc.es | 5/05/16
Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció el sábado por última vez una demostración de comedia burlona en la cena con los corresponsales de la Casa Blanca, intervención a la que puso fin al dejar caer su micrófono con estas palabras: “Obama out” (Obama, se acabó), un gesto de las estrellas de la cultura pop que quiere decir que la actuación ha sido tan buena que no hay nada más que añadir. Se mostró nostálgico en ocasiones. “Hace ocho años dije que era hora de cambiar el tono de nuestra política. En retrospectiva, claramente debí ser más específico”, dijo, y admitió que los años se han cobrado un precio: “Estoy gris, canoso...” Afirmó: “el año que viene otra persona estará en este mismo sitio, y nadie sabe quién será ella”, en alusión a Hillary Clinton. Pero los republicanos fueron el blanco de la mayoría de su chistes. Sobre Donald Trump indicó que “ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbaiyán”. En un momento de seriedad, el presidente dio las gracias a la prensa que trabaja en la Casa Blanca y elogió la prensa libre. Antes de su monólogo se proyectó un video burlón de homenaje a sus más de siete años en el cargo, que contenía momentos destacados de errores que cometió, por ejemplo hablando de “57 estados” y equivocándose al deletrear “respeto”, así como momentos ligeros de sus mandatos.
El glamur se abre paso en la cena de los corresponsales de la Casa Blanca, una tradición que cada vez se parece menos a la velada original, el sencillo encuentro con periodistas que el presidente Kennedy instauró en 1962. El discurrir de modelos, actores y famosos compitió fuertemente con el discurso de Barack Obama, que ejerció por octava y última vez como «comediante en jefe» en el hotel Washington Hilton de la capital estadounidense. A sus chanzas, que volvieron a disparar más contra los políticos que contra los periodistas, precedió un auténtico desfile de personajes que por momentos se asemejó a la pasarela de los Oscar de Hollywood. Los actores Damian Lewis y Emma Watson con otros invitados- REUTERS Con el matrimonio Obama como anfitrión de la fiesta, E mma Watson, Hellen Mirror, Will Smith, Kendal Jenner, Carrie Fischer, Irina Shayk, Michelle Dockery, Morgan Freeman, Emily Ratajkowski, Adriana Lima, Kerry Washington, Edward Burns o Christy Turlington compartieron protagonismo con el secretario de Estado, John Kerry , a quien acompañaba su mujer, Theresa Heinz; la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagard; el exalcalde de Nueva York, el millonario Michael Bloomberg; la presidenta del Santander y principal presencia española en el evento, Ana Botín, y el mismísimo Bernie Sanders. Ni el veterano senador demócrata se libró de las burlas presidenciales, cuando recibió el calificativo de «reluciente cara nueva del partido». Christine Lagarde y Ana Botín- REUTERS Aunque Donald Trump volvió a recibir los principales dardos en una cena a la que el humor da pleno sentido. Cinco años después de que Obama se mofara ante el magnate neoyorquino de su autoproclamada capacidad para el liderazgo, el destino ha querido que la candidatura del showman neoyorquino a la presidencia de Estados Unidos, presentada entonces como una fantasía delirante por el inquilino de la Casa Blanca, sea hoy casi una realidad. El contratiempo no impidió a Obama volver a la carga la noche del sábado. Con Erik, el tercer hijo de los Trump, sentado en una de las mesas, el presidente aseguró no entender por qué los republicanos se sorprendían de que el millonario pudiera ser finalmente el nominado del partido, dada su experiencia en política exterior. Y culminó así la ironía: «Ha tenido conversaciones con Miss Suecia, Miss Argentina y Miss Azerbaiyán». También se refirió a su ausencia del showman en la cena, preguntándose: «¿Está en casa comiendo filetes Trump? ¿Tuiteando insultos a Angela Merkel? ¿Qué está haciendo?». El punto débil de Hillary La casi segura rival del magnate en la elección presidencial, Hillary Clinton, se llevó una de cal y otra de arena. Obama dio por hecho que la próxima protagonista del tradicional evento con la prensa de Washington sería ella, en un claro apoyo frente a Sanders. Pero también sacó a relucir su lado débil en la campaña, en el que hurga una y otra vez su rival socialista, su excesiva buena relación con los bancos y los 200.000 euros que cobró por cada conferencia. Mirando ya a su etapa de expresidente, Obama espetó: «Si este material (el discurso) funciona bien, voy a usarlo con Goldman Sachs el año que viene». Erik Trump y su esposa- REUTERS Sobre sí mismo, Obama no desaprovechó la ocasión de reivindicar su mayor popularidad, cercana al 50% de aceptación, transcurrido un año desde la última velada. Pero devolvió la carcajada a los invitados cuando proclamó su confianza en los servicios de seguridad, tras el reciente y enésimo salto de la verja por un desconocido: «Cuando encontraron a Michelle, lograron traerla de vuelta».
www.abc.es | 2/05/16
El presidente Obama protagonizó la octava y última cena de los corresponsales ante la Casa Blanca, la oportunidad anual de la que goza el comandante en jefe norteamericano para burlarse de los periodistas. Pero, como es habitual, el centro de la sátira de Obama volvieron a ser los políticos, sus rivales republicanos, sus más cercanos demócratas y él mismo. En una cena a la que asistió una variopinta representación de políticos, empresarios, actores, modelos y famosos de toda condición, recibidos por el matrimonio Obama, cada vez más la velada nocturna más célebre de la capital de Estados Unidos se parece a la pasarela de los Oscar de Hollywood. Así, Emma Watson, Kendal Jenner, Will Smith y Carrie Fischer, entre otros muchos, departieron con el secretario de Estado John Kerry, Bernie Sanders y la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. Obama se mofó de Donald Trump, de quien dijo no entender por qué en el Partido Republicano no se creen que pueda ser su candidato, e ironizó sobre su experiencia en política exterior: “Ha tenido conversaciones con Miss Suecia, Miss Argentina y Miss Azerbaiyán”. No fue el único momento en que lanzó dardos al magnate. También se refirió a su ausencia de la cena, preguntándose: “¿Está en casa comiendo filetes Trump? ¿Tuiteando insultos a Angela Merkel? ¿Qué está haciendo?” Y remató su especial dedicatoria cuando valoró la capacidad del millonario para cerrar la prisión de Guantánamo: “Trump sabe una o dos cosas sobre destruir propiedades en la costa”. Tampoco sus compañeros de partido se libraron de las caricaturas proferidas por Obama. A Bernie Sanders, el veterano senador que compite con Hillary Clinton, le calificó de “reluciente nueva cara del Partido Demócrata”. Y comparó su frescura con la de “un millón de dólares”, aunque, dada la aversión de Sanders a las grandes donaciones, por las que tanto critica a Hillary Clinton, precisó: “Para ponerlo en términos que entenderás, mejor lo dejamos en 37.000 donaciones de 27 dólares cada una”. A su exsecretaria de Estado le dedicó una de cal y otra de arena. Dio por hecho que la próxima protagonista del tradicional evento con la prensa de Washington sería ella, en un claro apoyo frente a Sanders. Pero también sacó a relucir su lado débil en la campaña, en el que hurga una y otra vez su rival socialista, su excesiva buena relación con los bancos y los 200.000 euros que cobró por cada conferencia. Mirando ya a su etapa de expresidente, Obama espetó: “Si este material (el discurso) funciona bien, voy a usarlo con Goldman Sachs el año que viene”.
www.abc.es | 1/05/16
El cumpleaños del Rey Carlos Gustavo de Suecia será la primera ocasión en la que podrá verse juntos a los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, en viaje oficial después de casi año y medio. La última vez fue en diciembre de 2014, cuando acudieron al entierro de la Reina Fabiola de los Belgas. La Zarzuela anunció que los Reyes asistirán a diversos actos durante la mañana y la tarde de este sábado en Estocolmo, aunque en principio no se quedarán a la cena de gala que tendrá lugar esta noche en el Salón de Estado del Palacio Real. Durante varias semanas se especuló con la posibilidad de que fueran Don Felipe y Doña Letizia quienes acudirían al aniversario del Monarca de Suecia, pero la situación política en España aconsejó en su momento que fueran los padres del Rey los que estuvieran presentes en la gran fiesta de la Casa de Bernadotte. Según ha podido confirmar ABC, los Reyes eméritos tenían previsto viajar en la tarde de ayer a Estocolmo para asistir al Te Deum que se celebra en la mañana de hoy en la Capilla Real (Slottskyrkan) del Palacio Real. Luego se trasladarán al «Lejonbacken» (el «Talud de los leones»), un sistema de rampas fuera del Palacio que lleva el nombre de los leones esculpidos en piedra que las coronan, donde un coro cantará en honor del anfitrión. Don Juan Carlos y Doña Sofía también asistirán al almuerzo ofrecido en homenaje al Rey Carlos Gustavo en el Ayuntamiento de Estocolmo, pero en principio no se quedarán al banquete previsto para esta noche. Desde la abdicación del Rey Don Juan Carlos, el 18 de junio de 2014, las oportunidades de ver reunido al matrimonio han sido escasas, algo más de una decena. La última vez que se fotografiaron juntos en un acto oficial fue con motivo de la cena ofrecida a los Reyes Abdalá y Rania de Jordania en el Palacio de El Pardo a mediados del mes de noviembre del año pasado. Tras el relevo en la Corona, el peso de los actos oficiales ha recaído en Don Felipe y Doña Letizia, y los padres del Rey han pasado voluntariamente a ocupar un segundo plano, alejado de la esfera pública. La Proclamación de Don Felipe el 19 de junio de 2014 permitió ver a la Familia Real al completo saludando desde el balcón del Palacio Real al público congregado en la Plaza de Oriente. Una imagen familiar que se repitió el 20 de mayo de 2015, aunque en esa ocasión se trataba de un acto privado: la Primera Comunión de Doña Leonor, la Princesa de Asturias. El beso de Doña Sofía a su marido en octubre de 2014 cuando el Rey Don Juan Carlos acudió para entregar su donativo a la mesa de la Cruz Roja que la Reina madre presidía en la Puerta del Sol fue un gesto cariñoso del matrimonio que acaparó la atención de los medios. Cuatro funerales Juntos han acudido a entierros y funerales, como el de la Reina Fabiola de los Belgas a mediados de diciembre de 2014, el de la duquesa de Alba, el 15 de diciembre del mismo año que se celebró en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid, el del Príncipe Kardam de Bulgaria, oficiado en el Monasterio de los Jerónimos en junio de 2015, y el del último Infante de España, Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias, que fue enterrado en el Monasterio de El Escorial en octubre de 2015. Este será el primer viaje que Don Juan Carlos y Doña Sofía realicen juntos al exterior en año y medio. De esta forma, los Reyes eméritos acompañarán a al Rey Carlos Gustavo y a la Reina Silvia, en un aniversario tan especial. Las relaciones entre las dos Casas Reales siempre han sido muy estrechas, aunque la Familia Real española no asistió a las bodas de la Princesa Magdalena de Suecia en junio de 2013 ni a la del Príncipe Carlos Felipe dos años más tarde.
www.abc.es | 30/04/16
La sorpresiva e inesperada inclusión de la ikurriña entre las banderas que no se podrían exhibir en la próxima edición de Eurovisión en Suecia ha generado una breve pero intensa polémica en la que han intervenido desde el Gobierno y los partidos vascos hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores. La polémica saltaba al hacerse público que en la página web de las empresas que comercializan las entradas para la próxima edición del festival de la canción de Eurovisión, Globe Arena y AXS, se incluían una serie de ejemplos de las banderas cuya exhibición estará prohibida en la gala de Estocolmo. En dicha web se adjunta una relación, a modo de ejemplos, de banderas prohibidas en la que se incluía a la ikurriña junto a banderas de Estados no reconocidos oficialmente como Palestina, Crimea, Kosovo o el enclave de Nagorno Karabaj, cuya titularidad se disputan Armenia y Azerbayan, entre otras. Bajo el epígrafe de «expresamente prohibida», cerraba esta relación la bandera del grupo terrorista ISIS o Daesh. Este hecho ha provocado la inmediata reacción de las autoridades vascas, con el lendakari, Iñigo Urkullu, al frente, que, desde primeras horas de esta mañana, han exigido a Eurovisión la inmediata rectificación y la exclusión de dicho listado de la ikurriña, bandera reconocida oficialmente como enseña de Euskadi. El lendakari, antes de conocer la rectificación, ha llegado a afirmar que «no sería un mal gesto» que España se negara a participar en Eurovisión en el caso de que no se retire la ikurriña de la lista de «banderas especialmente prohibidas» por las normas internas de dicho evento. Durante toda la mañana el Gobierno Vasco ha mantenido contactos con la Embajada de Suecia en España y con los ministros en funciones de Asuntos Exteriores, Manuel García-Margallo, y de Sanidad, Alfonso Alonso, también presidente del PP vasco. Representantes del Ejecutivo vasco han hablado también con el presidente y el director corporativo de RTVE, José Antonio Sánchez y Enrique Alejo, respectivamente, a quienes solicitaron que exigiesen una rectificación rápida. «Todos han rechazado la presencia de la ikurriña entre las banderas prohibidas», han asegurado las fuentes del Gobierno Vasco. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, pidió una «rectificación urgente» y la Embajada española en Suecia hizo además una gestión urgente informal para que los organizadores de Eurovisión corrigieran la lista. La rectificación de Eurovisión, con solicitud de disculpas incluida «a todo aquel que se sienta ofendido», y la elaboración de un nuevo listado de banderas prohibidas en el que ya no figura la ikurriña, llegó horas después. Eurovisión hizo público un comunicado en el que explicaba que esa «no exhaustiva lista de ejemplos» no estaba prevista para ser publicada y anunciaba que había ordenado que el listado sea inmediatamente retirado y sustituido por un documento oficial, sin ejemplos, en el que se explica que están prohibidas todas las banderas (regionales, locales, etc) que no sean las oficiales de cada país participante. La organización del festival musical han manifestado «comprender y reconocer la sensibilidad que ha podido despertar la publicación de una relación de enseñas 'prohibidas' de organizaciones y territorios, cada uno de ellos de muy diferente naturaleza». A primera hora de la tarde, fuentes del Gobierno vasco confirmaban a ABC que habían recibido disculpas por la inclusión de la ikurriña en la «lista negra». También se le notificó al ejecutivo autonómico que este hecho sería subsanado. Antes de producirse la retirada del listado de banderas, los partidos vascos PNV, PSE-EE, PP, EH Bildu y UPyD, hicieron pública su indignación y protesta por lo ocurrido. La eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao envió, además, una carta al comisario europeo de Cultura, el húngaro Tibor Navracsics, en la que señalaba que la inclusión de la ikurriña es un «error impropio del nivel cultural y la historia democrática de Suecia». La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, calificó de «insulto» que la ikurriña fuera incluida en la lista de «banderas prohibidas», en tanto que el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, manifestó que este hecho «ofende a los vascos». Embajadora de Suecia: «El Gobierno sabe que la ikurriña no tiene nada que ver con el Daesh» La embajadora de Suecia en España, Cecilia Julin, manifestó a ABC que el Gobierno de su país «tiene muy claro que la bandera del País Vasco no tiene nada que ver con el Daesh» y recordó que la responsabilidad del documento publicado es de la entidad organizadora del festival, la Unión Europea de Radiodifusión (EBU). Cecilia Julin insistió en que no se trata de un conflicto entre España y Suecia, aunque reconoció que ha estado en contacto con autoridades españolas y con la Embajada de España en Estocolmo para tratar de favorecer que se subsane el error de incluir la ikurriña junto a la enseña del grupo terrorista Estado Islámico. La embajadora indicó que su Gobierno lamenta lo sucedido, que, en su opinión, tiene efectos negativos en el certamen. Precisamente ayer se celebró un fiesta en la Embajada de Suecia, en la intervino la cantante que representará a España en el festival. Julin indicó que no había hablado aún con el lendakari, Iíñigo Urkullu, pero esperaba hacerlo en las próximas horas para reiterarle al posición del Ejecutivo sueco.
www.abc.es | 29/04/16
ESTOCOLMO (Sputnik) — El primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, llamó a Rusia a respetar el derecho de su país a tomar sus propias decisiones sobre política exterior y seguridad.
El Gobierno vasco ha iniciado este viernes gestiones para mostrar su profundo malestar por la inclusión de la ikurriña en la lista de banderas «especialmente prohibidas» en la próxima edición del festival de Eurovisión. Acción Exterior del ejecutivo autonómico vasco va a pedir a la embajada de Suecia la subsanación del error y contactará con RTVE para que solicite a la UER, ente organizador del certamen, la inmediata retirada de la ikurriña de la lista de banderas vetadas. En total, son diez las banderas que el certamen no permitirá de forma muy estricta que los espectadores puedan exhibir durante las semifinales y la final del famoso concurso. La ikurriña comparte, en este caso, protagonismo junto a las banderas de Kosovo, Palestina, Crimea o Estado Islámico. El documento aclara que no es una relación «exhaustiva», por lo que la organización se reserva el derecho a introducir nuevas exclusiones. Al margen de la lista de banderas «especialmente prohibidas», la organización sólo permite al público mostrar símbolos oficiales de los 42 países participantes, de naciones que ya no formen parten del concurso - Turquía, Portugal o Rumanía, por ejemplo-, y en general los de los Estados miembros de Naciones Unidas. También se admite la bandera de la UE y la arcoíris, símbolo del movimiento de defensa de derechos para personas homosexuales. Esta última es, realmente, la única con connotaciones políticas que el festival admite. La «lista prohibida» publicada por la organización veta especialmente enseñas de territorios en los que hay una reclamación independentista y vinculadas, ya sea ahora o en el pasado, con la violencia. Este hecho explicaría la inclusión de la ikurriña junto a las de otras de territorios como Crimea, Donetsk o la zona del Nagorno Karabaj, que enfrenta a azeríes con armenios. Tampoco se pueden exhibir a pie de escenario ninguna bandera «local, regional o provincial», lo que excluiría también cualquiera de una comunidad autónoma, y aquellas que contengan mensajes ofensivos, discriminatorios o de carácter religioso. A fin de evitar sorpresas, la seguridad sueca confiscará todas las pancartas que no estén redactadas en inglés. Pese a las restricciones, es muy frecuente ver banderas de comunidades autónomas españolas en el festival de Eurovisión. Por ejemplo, en el show inicial del concurso de 2013 se pudo ver una bandera asturiana junto a la ganadora Loreen. Un año antes, durante la actuación de Pastora Soler, ondeó al fondo durante casi toda su actuación una catalana.
www.abc.es | 29/04/16

El Gobierno Vasco ha iniciado hoy gestiones para mostrar su "profundo malestar" por la inclusión de la ikurriña en la lista de "banderas especialmente prohibidas" por las normas internas de Eurovisión, que este año se celebra en Suecia, junto a ...

Suecia es una monarquía constitucional con una forma parlamentaria de gobierno. El Rey, Carlos XVI Gustavo, desempeña únicamente funciones protocolarias como Jefe del Estado. El Parlamento es unicameral, siendo elegidos los parlamentarios directamente por representación proporcional para legislaturas de cuatro años. En Suecia rige el sufragio universal desde los 18 años de edad. La participación electoral fue del 81,4% en las elecciones de 1998. El Partido Socialdemócrata (SAP) se ha mantenido en el poder, unas veces solo y otras en coaliciones, durante los períodos de 1932-1976 y 1982-1991, y también desde 1994, mientras que los partidos no socialistas ejercieron el poder central de 1976-1982 y 1991-1994. Después de las elecciones de 1998, el SAP formó un gobierno de minoría ocupando 131 de los 349 escaños del Parlamento. Las elecciones en octubre 2006 dieron los siguientes resultados: Partido Socialdemócrata (SAP): 130 escaños Partido Moderado (M) : 97 escaños Partido del Centro (C) : 29 escaños Partido Popular Liberal (FP) : 28 escaños Partido Demócratacristiano (KD) : 24 escaños Partido de Izquierda (V) : 22 escaños Partido Ambientalista de los Verdes (MP) : 19 escaños El total de los partidos de gobierno (M+C+FP+KD) son 178 escaños. El total de los partidos de oposición (SAP+V+MP) son 171 escaños. Los parlamentarios fueron elegidos para el período 2006 - 2010.


Desde dbpedia, licencia creative commons CC-BY-SA
w3architect.com | hosting p2pweb.net
afromix.org | afromix.info | mediaport.net | webremix.info