Français | English | Español | Português

Europa Cultura

Finalmente, no hubo tráiler. Se rumoreaba que hoy se mostraría un teaser de 'Spider-Man: Lejos de casa' ('Spider-Man: Far From Home'), sin embargo, Marvel no ha querido robar protagonismo al adelanto de 'Vengadores: Endgame' y Sony ha preferido presentar uno de sus próximos estrenos: 'El hijo' ('BrighBurn'), curiosamente con James Gunn como productor.

Pese a todo, los fans de Spider-Man no terminan el día con las manos vacías ya que Marvel y Sony han realizado una presentación de 'Lejos de casa' en la Comic Con de Brasil donde han mostrado el primer vistazo de la nueva película del superhéroe en acción real (pronto nos llega la versión animada, 'Spider-Man: Un nuevo universo'). A continuación puedes ver la primera imagen de Peter Parker con su nuevo y oscuro traje:

No es exactamente el atuendo negro que volvería locos a los seguidores del "hombre araña" pero definitivamente es una llamativa novedad y las teorías ya han comenzado a extenderse por Internet. Está confirmado que S.H.I.E.L.D. tiene presencia en una historia que lleva al trepamuros por Europa así que este "traje de sigilo" parece parte de una misión que Nick Fury (Samuel L. Jackson) encarga a Peter Parker (Tom Holland) para combatir al nuevo villano: Mysterio, interpretado por Jake Gyllenhaal.

Más abajo he dejado una divertida publicación de Gyllenhaal en Instagram (su debut en esa red social) donde confirma su papel y algunas fotos del rodaje que circulan por la Red, con Misterio y Michelle Jones (Zendaya). Recordemos que 'Spider-Man: Lejos de casa' vuelve a estar dirigida por Jon Watts y llegará a los cines el 5 de julio. Será el tercer estreno del Universo Marvel en 2019, después de 'Capitana Marvel' y 'Vengadores: Endgame'.

También te recomendamos

Continúa el drama de 'Venom': Tom Hardy cree que falta lo mejor de la película y las primeras opiniones parecen confirmarlo

Sony va a exprimir ‘Spider-Man: Un nuevo universo’, antes del estreno ya trabaja en una secuela y un spin-off

#CienciaenelParlamento o cómo Twitter puede crear una cultura política científica

-
La noticia La primera imagen de 'Spider-Man: Lejos de casa' nos muestra el nuevo traje de Peter Parker fue publicada originalmente en Espinof por Juan Luis Caviaro .

www.espinof.com | 8/12/18

Lo que no se le puede negar a Guadagnino es tremendo cuajo a la hora de afrontar su remake del clásico absoluto del cine de terror de los ochenta de Dario Argento: desde sus primeros compases se distancia en la ambientación y estética, y según se va adentrando en una línea argumental con ciertos paralelismos con el original, queda claro que lo hace para tomar impulso y alejarse por completo de su referente. Redondean la entrecomillable traición las declaraciones de mal disimulado desprecio hacia el original del guionista David Kajganich, y por supuesto, algún comentario de vuelta de Argento, diciendo que eso ni es terror ni nada que se le parezca.

En realidad, esa cuestión es la de menos: 'Suspiria' 2018 no se parece en nada a 'Suspiria' más allá de que hay brujas en una academia de baile. Pero del mismo modo que hablábamos de la 'Psicosis' de Gus Van Sant como un experimento que encuentra en la clonación una forma de elaborar un discurso sobre los mitos y la memoria, Guadagnino sigue el camino opuesto, el de la diferenciación casi matemática de su referente para hablar del perdón y la redención, y también de la historia subterránea y mágica que vertebra la Europa del siglo XX.

Lo que pasa es que Guadagnino no encuentra la forma de expresar esa magia (o más bien, no desea hacerlo) como lo hace Argento. Las dos películas más esotéricas del romano ('Suspiria' e 'Inferno' en especial, aunque todo su cine sobrenatural lo es en mayor o menor medida) funcionan como conjuros reales que se despliegan ante los ojos del espectador, llenos de simbología críptica y una estructura y un ritmo casi orgánico.

Argento entendía la magia con pasión mediterránea y febril, y por eso sus películas son horror puro que conecta con la tradición gótica y el gore medieval, reorientando -como también hicieron maestros como Pupi Avati- la fascinación del giallo policiaco por el mundo de la creación (la arquitectura, la pintura, la literatura...) a un terreno de magia y enigmas. Guadagnino, por su parte, también plantea un conjuro, pero el suyo es frío y matemático, rebosa reglas y fórmulas, y de ahí características tan estudiadas y comentadas de esta versión como el personaje en espejo de Tilda Swinton, el horrible epílogo explicativo, la ambientación histórica y los crímenes, bellísimos pero editados al milímetro y sin lugar a la improvisación.

O dicho de otro modo, es la misma distancia que media entre la pasión melenuda, semi-improvisada, palpitante, irregular, cálida de la BSO de Goblin para la película de Argento, y la precisión melódica, calculada y algo difunta de Thom Yorke para la de Guadagnino. El resultado son dos películas opuestas en su ejecución pero muchos elementos en común, hasta tal punto que en el relativo descalabro artístico de Guadagnino, que claramente toma una muy discutible postura de "vamos a mejorar la peli esta barata de terror introduciéndole mensaje denso y contexto histórico", lo más interesante es trazar los hilos (mágicos) que la conectan con la original y descubrir qué se aportan y extirpan mutuamente.

Suspiria como puedas

Las coincidencias, por ello, son especialmente reveladoras: ambas parten de la misma línea argumental, la existencia de un aquelarre en una escuela de danza, pero la versión 2018 escoge explorar esa vía donde en el original no era más que un detalle ambiental. Aquí, Guadagnino convierte la danza en un personaje más y lo lleva al extremo: no solo alguna de las muertes de la película (la mejor secuencia del film, de hecho) plantean una relación íntima entre la danza y la muerte.

Es que además Guadagnino entiende la danza y, por extensión, el arte, como un auténtico ritual, una brujería literal con un negro potencial en su seno. Es una idea que funciona a la perfección en la representación de la obra 'Volk' que están preparando en la academia. Una obra que, no por casualidad, fue coreografiada por Damien Jalet basándose en su propia obra 'Les Médusées' ("Las embrujadas"). Jalet ha confesado que la 'Suspiria' de Argento había sido una de las influencias principales en esa obra.

Y también, por desgracia, la idea de la danza como conjuro arrebatado es una idea muy patente -pero mal ejecutada- en el horrendo final de la película, memorable por las razones equivocadas y que a veces se asemeja a una reformulación de los dantescos clímax, pletóricos de efectos especiales infernales y fuera de sí en películas de género de los noventa. Pero sin la pericia técnica, el atrevimiento conceptual o la lógica de tebeo tronado de aquellas. Esta conclusión, que sin duda dará que hablar -y no siempre para bien-, contrasta con las más que posibles intenciones de Guadagnino de moderar la explosión sensorial del original de Argento con una forma de rodar el resto del film que ya ha sido comparada, por su contención, con Fassbinder o Kieslowski.

Es curioso (y significativo) que Argento y Guadagnino se encuentren precisamente en ese cruce en el que parecía que iban a diferir un maestro del gore mediterráneo curtido en los géneros populares y que nunca se ha distanciado de la zona más hosca del terror (por mucho que lo haya bañado de lirismo y líquidas fantasías oníricas) y un director que nunca ha experimentado con el fantástico y que obtuvo fama internacional con un drama coming-of-age ganador de un Oscar. Pero es en las secuencias de crimen, escasas y puntuales pero notabilísimas, donde Guadagnino parece conectar con el espíritu de Argento, con asesinatos elaboradísimos y sádicos. Quizás sea el origen italiano de ambos y un entendimiento común de la violencia lo que les ha unido en ese punto.

Sin embargo, la diferencia primordial, sin duda, está en un enfoque global que coloca a las películas literalmente en dos esferas de representación distintas. La 'Suspiria' original es casi abstracta, hace un esfuerzo consciente para que esa academia esté en ninguna parte, esa lluvia caiga de ningún sitio, esos colores y crímenes sean puro experimento cromático, no parte de una película de suspense. Guadagnino no emplea una puesta en escena más pegada a la Tierra, que entronca su película, como hemos dicho, con clásicos del drama más o menos realista europeo, más que con sus referentes fantásticos.

Pero además, Guadagnino hace algo que en el caso de Argento habría sido impensable, que es focalizar la acción en un momento histórico muy específico. Como un jugueteo con el espectador iniciado, sitúa su 'Suspiria' en el momento de estreno de la versión original: 1977. Referencias directas al Otoño Alemán, a la Baader Meinhoff, y en una de las decisiones discursivas más discutibles del film, oteando la onda expansiva de lo que sucede en ella hasta la Segunda Guerra Mundial y los campos de concentración nazis. La 'Suspiria' de Guadagnino esquiva la posibilidad de sumergir su academia en el mal aterrador e intangible de la película de Argento, y asienta los pies en la terrible realidad para hablar de la culpa en la Alemania de posguerra y de un romance truncado por el conflicto. De forma especialmente machacona y poco sutil, además.

El resultado es digno de verse, aunque sea solo como experimento de reformulación con un giro total en el discurso y en la estética, permaneciendo asombrosa (e innecesariamente, sobre todo por cómo gira en torno a las Tres Madres, que de pura racionalización parece que de lo que se ha empachado Guadagnino es de 'Inferno'). Pero como historia de brujas que no necesitan colgarse a sí misma el cartel de "esto es importante", la versión de Argento no tiene rival.

También te recomendamos

Dakota Johnson y Tilda Swinton protagonizarán el remake de 'Suspiria' de Luca Guadagnino

Primeras imágenes del remake de 'Suspiria': el director de 'Call Me By Your Name' actualiza el clásico del terror italiano

#CienciaenelParlamento o cómo Twitter puede crear una cultura política científica

-
La noticia Duelo de bailes y brujas: comparamos 'Suspiria' de Dario Argento con 'Suspiria' de Luca Guadagnino fue publicada originalmente en Espinof por John Tones .

www.espinof.com | 8/12/18

La cadena de cines UGC es uno de los gigantes de la distribución en salas y uno de los más reconocibles de Europa. Fundada en Francia en 1941, la cadena tiene el grueso de sus pantallas en Francia, con más de 350 pantallas en cerca de 40 cines. UGC es una de las grandes innovadoras y pioneras a la hora de afrontar y plantar cara a la cada vez más alarmante caída de espectadores de las salas de cine. Y lo hacen de la mejor forma posible: ofreciéndolas a un precio muy, muy asequible.

En Bélgica, país de adopción de un servidor, la cadena UGC tiene siete cines, con dos grandes complejos en la ciudad de Bruselas y 26 pantallas entre los dos, además de distintos acuerdos con otras salas de cine con las que comparten ese detalle tan preciado por buena parte del mundo que es la tarifa plana.

El precio de la entrada

Pero UGC no solo vive de tarifa plana, plan que viene a ser la guinda del asunto, y existen muchas opciones diferentes para acceder a un estreno, reposición o a lo que surja, porque aquí siempre están haciendo cosas en los cines, que van más allá de los descuentos a los mayores de sesenta o a los infantiles, aunque es estimable la bajada de los precios en las salas de cine españolas. En ese sentido, España se marca un tanto a favor, con un precio medio de 7€ por entrada.

Las entradas de cine de la cadena UGC tienen diferentes tarifas según las sesiones y, claro, la edad del espectador. En las sesiones matinales, a las 11 de la mañana, una entrada tiene un precio único de 6,50€, mientras que el precio de las entradas a partir de las 14:00 llega hasta los 11 euros, marca de la tarifa estándar, casi cuatro euros por encima de la actual media española. Esa media actual debería ser el reclamo para los espectadores: amigas, amigos, tenéis unos cines maravillosos en vuestras ciudades (lo sé, no todos), aprovechad estos precios.

Volviendo a UGC, las tarifas reducidas para estudiantes o menores de 18 años (previa identificación) son de 9€ y los grupos escolares tienen la misma tarifa que las funciones matinales. Además, una vez al mes, la cadena organiza UGC KULT, rescatando clásicos de cualquier época y proyectando en 35mm títulos como ‘Psicosis’, ‘El gran Lebowski’ o ‘Heat’.

Como es habitual en el resto de salas de cine, el suplemento para las gafas (reutilizables) en proyecciones 3D se paga. Cada par de gafas cuesta 2€, pero una vez adquieres una puedes llevarlas a todos los pases en 3D que repitas.

Las guerra de las salas

Existen, además, diferentes tarifas recargables, como la tarjeta del metro. La fórmula UGC 5 asciende a 30€ y ofrece cinco entradas mensuales. Nada mal, ya que sale a más de una vez por semana. Pero hay letra pequeña: deben ser pases a partir de las 18:30 de la tarde. Esto que podría parecer un inconveniente en realidad es una ventaja, ya que las entradas a 6€ (el precio por entrada con este abono) son las de las sesiones matinales.

La fórmula UGC 7 ofrece igualmente cinco entradas utilizables cualquier día de la semana a cualquier hora. Su precio es de 39€, con lo que sale cada entrada a algo más de 7 euros y medio.

La verdadera estrella de la función es la jugada maestra llamada UGC Unlimited, algo muy superior a cualquier oferta ofrecida por MoviePass respecto a las salas de cine. Pero como todo en la vida, tiene truco. Mientras el gigante americano planea llegar a España ofreciendo una entrada al día, la tarjeta ilimitada de UGC te da carta blanca para ver todas las películas las veces que quieras. A diario. El paraíso. Por 18,90€ al mes.

¿El truco? Pues que en Bruselas (por ejemplo) apenas hay competencia. Un par o tres de salas más (maravillosas) que compiten como pueden ante el gigante. Asientos reclinables, “sofás” para parejas, servicio de bar… ver una película en una ciudad tan llena de cultura mantiene el estatus de “ritual” que poco a poco vamos perdiendo.

Ahora toca que MoviePass mueva ficha y las salas nacionales acojan la propuesta con los brazos abiertos. Fácil no será, porque UGC hace años que salió huyendo de España. ¿Lo conseguirá MoviePass o terminaremos por convertir los cines que nos quedan en restaurantes y franquicias?

También te recomendamos

¿15 minutos de anuncios antes de una película? Si son necesarios, los cines deben cuidar más la experiencia del espectador

Así funciona Moviepass, la tarifa plana en cines que llegará a España en 2019

Se-Yeon “Geguri” Kim, la jugadora profesional de Overwatch que triunfa en Corea

-
La noticia El cine sin límites es posible: así funciona la tarifa plana en Bélgica fue publicada originalmente en Espinof por Kiko Vega .

www.espinof.com | 18/10/18

Cinco años después de triunfar con 'Ida' (ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa), vuelve el polaco Pawel Pawlikowski con 'Cold War', un drama romántico que ha cosechado toda clase de elogios a su paso por grandes festivales, así como un premio tan prestigioso como el de mejor dirección en Cannes.

Es, por tanto, uno de los grandes estrenos del otoño (para cualquier amante del cine) y no decepciona lo más mínimo. Pawlikowski vuelve a recurrir a la fotografía en blanco y negro para crear una película increíblemente hermosa, un obra extraordinaria donde cada escena, cada plano, cada instante de esta trágica historia, es una obra de arte que podrías quedarte admirando durante horas. Sí, es así de buena. Un inmediato clásico.

Como aclara su título, el film tiene lug y ar durante los años de la Guerra Fría y gira en torno a un romance improbable e imposible que, a pesar de todas las dificultades que se presentan, se va desarrollando de forma dramática y apasionada a lo largo del tiempo. Durante unos 88 minutos que se pasan volando, asistimos al peculiar desarrollo de la relación, pasando por todas sus etapas, desde los momentos dulces a los amargos, desde su principio a su final.

A priori, nada nuevo. Sin embargo, Pawlikowski vuelve a demostrar que lo importante es la narración, cómo cuentas la historia. En este caso, la de dos personas que se conocen por accidente, intentan amarse y ser felices en unos tiempos donde no hay lugar para la belleza, el amor y el arte, a menos que se dedique a fines políticos, a la propaganda.

La acción parte del lado comunista, mostrando su terribles efectos en la vida de los protagonistas y su entorno, y cómo alguien astuto y fiel al partido, aunque incapaz de aportar nada realmente útil o bello al mundo, un hombre absolutamente gris, puede ascender y "triunfar" en la vida. Lo pongo entre comillas porque si has visto la película ya sabrás que su victoria sólo es superficial; en una brillante escena, comprueba que jamás podrá ganar en lo que importa.

'Cold War', un nuevo clásico del (mejor) cine romántico

Es interesante cómo el autor polaco, que comenzó en el documental, arranca su película rindiendo homenaje a la cultura popular y las canciones de amor, encontrando la belleza en los sentimientos de esas letras. Durante esa búsqueda de talentos, el pianista y culto Wiktor (Tomasz Kot) conoce a una desesperada chica de pueblo y pasado problemático, Zula (Joanna Kulig). Ella canta, él se enamora, y la vida de ambos cambia para siempre.

Da igual que hayamos visto cientos o miles de películas románticas, 'Cold War' es especial, te engancha enseguida y te atrapa, con recursos que aparentemente no parecen especiales, lo cual hace que sea aún más sorprendente. Al final, todo depende de la mirada, de dónde se sitúa la cámara y decide qué se muestra al espectador. Vamos viendo retazos de la vida de los protagonistas, capturados de la forma más natural, elegante y artística posible.

El ritmo, la composición y la dirección de actores, todo funciona para dar la sensación de estar viendo algo auténtico, no fingido o recreado. Se encadenan como hermosos cuadros en movimiento, cargados de detalles sutiles, interpretaciones y subtexto, que dicen mucho más de lo que parece a simple vista; quedémonos con el nombre del operador, Lukasz Zal ('Ida', 'Loving Vincent').

También impresiona cómo 'Cold War' nos lleva por un viaje a través de Polonia, Berlín, París o Yugoslavia, durante los años 50, y la ambientación no tiene nada que envidiar a las grandes superproducciones de Hollywood. Sin embargo, es una coproducción europea y sus opciones comerciales son limitadas, no llega con tantas copias como los churros industriales y quizá se convierta en otro de esos títulos de culto que se redescubren en formato doméstico, porque los nombres son polacos y desconocidos para el gran público.

Que así sea. Pero te digo una cosa: cuando la veas, vas a lamentar no haberla disfrutado en pantalla grande. 'Cold War' es una rotunda obra maestra, una de las experiencias cinematográficas más maravillosas del año. No te la pierdas.

También te recomendamos

Estrenos de cine: llegan Venom y Christopher Robin entre cine español y aclamados romances

Lavadora con función vapor: qué es y cómo debe utilizarse

'El pacto': un thriller convencional que deja muestras del talento de David Victori como director

-
La noticia 'Cold War' es una absoluta maravilla: un nuevo clásico romántico fue publicada originalmente en Espinof por Juan Luis Caviaro .

www.espinof.com | 9/10/18

Seguimos destacando en pequeñas píldoras esas otras películas en los márgenes de las secciones principales, pero que merecen nuestra atención. En esta ocasión, dos películas de fenómenos paranormales, aunque con enfoques radicalmente distintos (la argentina 'Aterrados', heredera del terror directo tipo 'Insidious', y la extraña y modestísima producción española rodada en Albania 'The Invocation of Enver Simaku'). A ellas se suma un policiaco francés radical y durísimo, con una interpretación al límite de Vincent Cassell, 'Fleuve Noir'

Fleuve Noir

En un punto intermedio entre la sordidez icónica de Orson Welles en 'Sed de mal' y la histeria desatada de Nicolas Cage en 'Teniente corrupto' está un amenazador y temible Vincent Cassel dando vida a un policía que investiga la desaparición de un niño. Las pistas le ponen tras un profesor de literatura demasiado sensitivo (sensacional Romain Duris) y a sospechar de un posible reclutamiento terrorista, a lo que se suman sus propios problemas, con un hijo adolescente que trapichea con drogas. Todo muy inspirador y constructivo.

Cassel y su policía alcohólico y desfasado son el núcleo de una película oscura y violenta pero, a su manera, muy clásica. Su director, Erick Zonca, rodó hace veinte años 'La vida secreta de los ángeles' (y tan solo un par de películas después, que pasaron desapercibidas) y exprime a Cassell para que brinde una interpretación memorable. Pero la intriga, que se desarrolla lenta y se complica innecesariamente, no está a la altura de su antihéroe. Aún así, su trabajo de atmósfera extrema, su orgulloso abrazo a los excesos y el grimoso personaje de Duris la sitúan por encima de la media.

Aterrados

El director argentino Demian Rugna llegó a Sitges asegurando que llevaba toda la vida con este proyecto bajo el brazo, deseoso de rodar terror. Estoy convencido que entre las a buen seguro muchas revisiones que vivió el guión, se ha aderezado con algunos elementos de terror blumhousero, como los cazadores de fantasmas, entre cínicos y entregados, y el aspecto físico de los espectros, que incluyen niños podridos y ancianos mugrientos. El resultado tiene mucho de película clásica de casas encantadas y bastante de las últimas tendencias del género.

La película se centra en los extraños sucesos inexplicables que acontecen a varios vecinos en distintas casas de un mismo barrio. La película encuentra identidad propia gracias al humor cansado y amable de los investigadores y a la constante crispación de un espantado policía, y resulta inquietante cuando opta por el esperpento (la escena de la ducha) o por un costumbrismo rarísimo (todo lo relativo al niño muerto). El resto del tiempo recurre a los trucos de rigor, efectivos y sólidos, pero que extirpan la originalidad de una película que funciona mejor cuando opta por la extravagancia y por sacar provecho de su ubicación geográfica.

The invocation of Enver Simaku

La primera película del cineasta alicantino Marco Lledó Escartín es una peculiarísima mezcla de falso documental, drama sobre la vida cotidiana en el sureste de Europa y reflexión sobre el impacto de las religiones en las sociedades en conflicto. Para ello se viste de película de posesiones siguiendo los pasos de un periodista que vuelve a Albania veinte años después de la muerte en extrañas circunstancias de su mujer, asesinada por unos hombres fuera de sí, hermanos de un chaval poseído durante años.

En su presentación de la película, el director ha señalado que el argumento se basaba en vivencias reales de su familia, y en su deseo de mostrar algo de la cotidianeidad de una zona de Europa desconocida para Occidente. Sin duda, esa es la parte más interesante de la película: fascinantes recapitulaciones de la turbia historia de las religiones paganas y su mezcla con el cristiaismo, y cómo eso dio pie a creencias que, sin duda, son buen material para el cine de terror.

Pero cuando la película se dedica a los sustos, sus medios le cortan las alas y en parte estropean la fabulosa atmósfera de periodismo oscuro que ha ido construyendo a base de largas e hipnóticas peroratas sobre violencia, creencias y oscurantismo. Aún así, una producción muy estimable y que abre nuevas vías temáticas para el cine de terror, mucho más si tenemos en cuenta que su producción es española.

Recuerda que puedes seguir nuestra cobertura de Sitges 2018 minuto a minuto con este evento.

También te recomendamos

'Suspiria': una imperfecta y arriesgada obra de arte

'Climax': el Gaspar Noé más vibrante y hedonista es también el más superficial

Pasión por la carne de Wagyu: cortes seleccionados en cuatro sencillas recetas

-
La noticia Sitges 2018: el polar de 'Fleuve Noir', la honesta sencillez de 'Aterrados' y la rareza española 'The Invocation of Enver Simaku' fue publicada originalmente en Espinof por John Tones .

www.espinof.com | 8/10/18
BRUSELAS 4 (Europa PRESS) El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha desvelado este martes 4 de septiembre que ya se reunió la semana pasada con las empresas privadas de exhibición, un encuentro que ha calificado como "muy positivo", al tiempo que ha manifestado su esperanza de que la bajada del IVA del 21 al 10 por ciento se refleje en todas las salsas de cine.
www.europapress.es | 4/09/18

Se dice que 'Nanette', de Hannah Gadsby, ha cambiado el panorama de la comedia stand-up. Centra su objetivo en un tipo de comediante muy específico, el que se ridiculiza a sí mismo para reírse de las cuestiones sociales que le afectan. Pero su alcance es mucho mayor: desnudando por completo su personalidad y su condición de mujer y lesbiana, Gadsby demuestra, por encima de cualquier otra cosa, y aunque este stand-up dinamite en cierto sentido las mecánicas del género, que el formato no tiene límites.

Gadsby ha recibido las inevitables críticas que la acusan de elaborar más una charla TED que un espectáculo de stand-up al uso. Por eso hemos seleccionado unos cuantos especiales de comedia, también disponibles en Netflix, que demuestran que el formato no es tan rígido como piensan los críticos de Gadsby. Tenemos clásicos y recién llegados, y gente que trata todo tipo de temas con todo tipo de humor. Esta es una selección de los 13 mejores especiales de comedia de Netflix.

Dave Chappelle: 'The Age of Spin'

Un auténtico clásico de la comedia, que tras desaparecer prácticamente durante una década, ha vuelto a los escenarios con cuatro especiales para Netflix. Se ha criticado que la acidez y causticidad de sus primeros tiempos, en los que los chistes raciales estaban a la orden del día, se han domesticado, pero lo cierto es que Chappelle no solo no ha perdido el ojo para poner sobre la mesa temas controvertidos, sino que los cuatro son una excelente muestra de un cómico con un dominio del ritmo absolutamente pulido. Especialmente brillante es 'The Age of Spin'.

Iliza: 'Elder Millenial'

Iliza Shlesinger trata temas no demasiado originales: la eterna guerra de los sexos, las diferencias entre hombres y mujeres, los rituales de cortejo, la rutina matrimonial. Pero su capacidad para la comedia física es lo que la hace original: el catálogo de voces, la gestualidad, el humor físico, a veces incluso lindando con la comedia muda. En ese campo es una absoluta maestra y hace que sus temas, cotidianos y no muy originales, adquieran un ritmo único y le den una personalidad completamente reconocible.

Jim Jefferies: 'Freedumb'

Este especial arremete contra los tópicos norteamericanos que llevan a los patriotas radicales de ese país a creerse, literalmente, las personas más especiales del planeta. A base de humor de brocha gorda, avalancha de palabrotas, algo de slapstick y no respetar absolutamente ninguna tradición, el australiano Jefferies pone en solfa las tradiciones del país con un humor que, como siempre que se hace bien, es fácilmente extrapolable a cualquier nación europea, y no miramos a nadie.

Anthony Jeselnik: 'Thoughts and Prayers'

El dueño y señor del stand-up de humor negro, con un estilo frío, desapasionado y brutal, como la mismísima muerte haciendo un espectáculo de comedia. Sus chistes no son solo de un impecable buen gusto al 11, sino que conllevan un discurso: el tramo final de 'Thoughts and Prayers' es un miniensayo sobre la utilidad del humor negro como catarsis y como arma arrojadiza. Controvertido y necesario.

Ken Kirkman: 'I'm Gonna Die Alone (And that's fine)'

Humor de lo cotidiano, casi de lo frívolo en su máxima expresión, pero desde una perspectiva militantemente femenina. Kirkman analiza su reciente divorcio, el no tener niños, las presiones sociales y muchas otras cuestiones del día a día de las mujeres, y lo hace con punchlines como apisonadoras, chistes brevísimos y brillantes y, para redondear la pieza, fragmentos propios de sitcom. El resto de sus especiales para Netflix también son estupendos, como la parte de 'Just Keep Livin'?' en la que habla de los piropos.

Marc Maron: 'Too Real'

Ahora famoso por su papel en 'GLOW', quizás uno de los más entrañables y contradictorios de la serie -Sam Sylvia, el director del programa-, Marc Maron demuestra en este estupendo especial que se siente cómodo con el papel del cómico que se autocastiga. Misántropo, arisco, sin concesiones, Maron se aprovecha de su peculiar físico y su cadencia de voz cansada y sarcástica para poner en solfa las convenciones sociales y, sobre todo, emocionales de la vida moderna.

Eddie Murphy: 'Delirious'

Visto hoy, un documento algo perturbador por lo incorrectísimo que resulta. De hecho Murphy, con toda la lógica del mundo, ha pedido perdón por la visión que respira este especial de 1983 sobre la homosexualidad, las mujeres o el sida, entre otros temas. Sin embargo, el arrollador espectáculo físico de Eddie Murphy es digno de verse, en efecto más un actor capaz de encarnar decenas de personajes simultáneamente sobre el escenario (a ver si crees que 'El profesor chiflado' inventó algo) e imitar y parodiar sin freno, en un discurso muy peculiar que solo busca la carcajada y la provocación. Un auténtico huracán, incómodo y arrollador.

Patton Oswalt: 'Annihilation'

Otro cómico de ccorte clásico cuyo principal atractivo no es ser demoledor, reflexivo, reivindicativo u oscurísimo, sino sencillamente muy gracioso. Patton Oswald es una excelente prueba de por qué la comedia clásica norteamericana es el patrón por el que se cortan todas las demás, aunque hable de cosas aparentemente tan manidas como los restaurantes de comida rápida o los bailes de graduación. Este especial, además, tiene un momento especialmente emocional cuando el humorista afronta la muerte de su mujer.

Richard Pryor: 'Live in Concert'

La selección de comedia de Netflix es estupenda, pero se echan en falta clasicazos de la talla de George Carlin, Bill Hicks y un larguísimo etcétera (y eso contando solo a estadounidenses, claro). Esas carencias se compensan un poco con este legendario especial de Richard Pryor que demuestra por qué tantas veces se le ha considerado el comediante de stand-up más importante de todos los tiempos. Fue la primera película centrada en una actuación de este tipo, fue tremendamente influyente y tiene todo lo que hizo grande a Pryor: espídico, salvaje, incorrecto y entrando una y otra vez en temas muy incómodos para la época.

Jerry Seinfeld: 'Jerry Before Seinfeld'

El icono absoluto de la comedia stand-up norteamericana, faro y guía de los cómicos actuales de corte más clásico, y también un multimillonario que se puede permitir desaparecer del mapa durante años, volver con un proyecto tan personal como 'Comedians in Cars Getting Coffee' (que Netflix está emitiendo también) y cobrar cien millones de dólares a Netflix por dos especiales, del que este es el primero. A medio camino entre el documental hagiográfico y una actuación al uso, es perfecto para entender por qué Seinfeld es Seinfeld, aunque cualquiera de las actuaciones de su sitcom sean preferibles.

Sarah Silverman: 'A Speck of Dust'

Si te han dicho que Sarah Silverman es una comediante brutal, que no se corta un pelo a la hora de abordar los temas más controvertidos, quizás 'A Speck of Dust' no te parezca para tanto. Es cierto que es menos cáustico que otros shows de esta excepcional cómica, pero que eso no te engañe: ha sustituido su estilo expansivo y demoledor por otro más sutil pero que igualmente no deja títere sin cabeza. Humor negro, confesiones tan terribles que no sabes si creerte del todo y el inconformismmo marca de la casa... pero en un envoltorio aún más digerible, y por ello, quizás más peligroso.

Reggie Watts: 'Spatial'

Forzando los límites de lo que es o debe ser un especial de stand-up, la increíble versatilidad de Watts le perite introducir canciones, coreografías, humor físico, partes de sitcom y cierta escenografía compleja en el escenario, lo que lleva el show mucho más allá del tópico del humorista solo ante el micrófono. Pero además, su humor brillante y altamente referencial es único, entre los guiños a la cultura nerd y el estilo del típico colega enternamente emporrado. Una bomba a descubrir.

Ali Wong: 'Baby Cobra'

Un brutalísimo especial de comedia sobre la maternidad, el embarazo y todo lo que implica desde la perspectiva de la mujer. Que, por insólito que resulte, rara vez se nos presenta con tanta crudeza u claridad como aquí. Ali Wong no hace un stand-up para todos los gustos, pero demuestra que las mujeres están tan capacitadas como los hombres para hacer comedia salvaje y maleducada. Después de ver este especial, llegarás a pensar que biológicamente están incluso más preparadas.

Y hay más, mucho más que nos dejamos en el tintero: Aziz Ansari ('Buried Alive'), Michael Che ('Matters'), Tig Notaro ('Happy To Be There'), Fred Armisen (‘Standup for Drummers’), Chris Rock (‘Tamborine’), Neal Brennan ('3 Mics')... una auténtica avalancha de humor y puntos de vista que te harán replantearte cómo funciona el humor si toda tu experiencia se ciñe al Club de la Comedia. Si conoces otros ejemplos de cómicos en la plataforma que se nos hayan pasado, compártelo en los comentarios: ya sabes que con este material es fácil que auténticas joyitas pasen desapecibidas.

En Espinof | Las 27 mejores películas de deportes de la historia

En Espinof | Las 22 mejores películas biográficas de la historia del cine

También te recomendamos

La secuela de 'El príncipe de Zamunda' sigue adelante con el creador de 'Black-ish' reescribiendo el guión

Un par de chicos listos: smartphones y smart TVs, la revolución del ocio tecnológico mano a mano

DiCaprio y De Niro, discursos políticos en los Hollywood Film Awards 2016

-
La noticia 'Nanette' y otros 13 espectáculos de comedia stand-up imprescindibles en Netflix fue publicada originalmente en Espinof por John Tones .

www.espinof.com | 3/09/18
El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha reconocido en una entrevista con Europa Press que la posibilidad de intervenir la SGAE podría darse antes de sus elecciones el próximo 26 de octubre, en caso de que la sociedad de autores no cumpliera con los requerimientos del departamento ministerial.
www.europapress.es | 27/08/18
El secretario general del grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso, Txema Guijarro, considera, como ya lo hiciera el ministro de Cultura, José Guirao, en una entrevista a Europa Press, que el Valle de los Caídos "tendría que ser un espacio para la memoria" al igual que el campo de concentración nazi de Auschwitz.
www.europapress.es | 22/08/18
   El exministro de Cultura y Deporte Màxim Huerta ha renunciado a la retribución compensatoria que debería recibir tras haber ocupado durante seis días este cargo, que ascendía a poco más de 1.000 euros, según han confirmado a Europa Press fuentes gubernamentales.
www.europapress.es | 18/07/18
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido este viernes en plena rueda de prensa con la primera ministra británica, Theresa May, que la inmigración, como fenómeno, es muy negativa "para la cultura y para Europa".
www.europapress.es | 13/07/18
os tres mandatarios autonómicos han participado en la conferencia "Europa y el cambio demográfico: un enfoque integrador, sostenible y colectivo", organizada por la Comisión de Política Social, Educación, Empleo, Investigación y Cultura (Sedec) del …
El escritor Xabier P. Docampo, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y uno de los grandes renovadores de la literatura destinada a estas edades, falleció esta madrugada a los 72 años de edad, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales de Cambre (A Coruña), donde residía.
www.europapress.es | 26/06/18
Aparte de brillante estadista, militar curtido, corresponsal de guerra o pintor frustrado, Winston Leonard Spencer Churchill tuvo tiempo también para ser un gran narrador y un historiador reconocido con el Premio Nobel de Literatura en 1953. De ahí que gran parte de la imagen que tenemos hoy de él se la debamos a sus propios escritos y a sus esfuerzos por perfilar su reputación histórica. Como los que se quedan mirando el dedo en vez de a la luna que señala, a la figura de Churchill se la estudia a través de temas muy limitados (escogidos por él) y se le olvida en otros igual de cruciales. Pocos saben que el británico se convirtió en un héroe conocido mundialmente por escapar de un campo de prisioneros en Sudáfrica, que no fue buen estudiante y no pisó la universidad, que fracasó en su primera incursión en política o que su célebre discurso radiofónico tras Dunkerque no fue grabado por él hasta años después. Desiertos políticos Partiendo de la premisa de que Churchill es un desconocido muy conocido, el historiador Richard Toye se ha encargado de coordinar a un equipo de investigadores de relieve como Jeremy Black, Richard Overy y Chris Wrigley, para que cada uno se centre en un periodo de la vida del estadista, y del aspecto de su actividad que mejor conozca, incluida su tormentosa relación con las mujeres o su visión del mundo islámico. El resultado es Winston Churchill: Una biografía colectiva (Crítica), un intento por alumbrar el resto de instantes de su vida. Los oscuros y los más brillantes. «Sin él, Inglaterra estaba perdida sin remedio; con él, Inglaterra ha estado al borde del desastre una y otra vez», afirmó el general sir Alan Brooke, jefe del Estado Mayor Imperial. Medio en broma, medio en serio, la cita del militar resume lo mucho que el país necesitó al primer ministro y, al mismo tiempo, lo mucho que le sobró. Churchill, responsable del mayor fracaso británico de la Primera Guerra Mundial, en Galípoli, pasó el periodo de entreguerras caminando por un largo desierto político. No fue hasta la madre de todas las guerras cuando regresó a la primera línea política. Alcanzó Downing Street en medio de una oleada de fracasos en Europa y habiendo contribuido a la campaña de Noruega que, paradójicamente, provocó la caída de Chamberlain. Su determinación, su buen humor, sus discursos y sus amplios conocimientos de historia suplieron sus carencias como militar y dirigieron el país a través de un camino «arduo y largo» hasta la victoria. Consciente de que su amado imperio menguaba, el político inglés se valió de sus encantos diplomáticos para colarse en el reparto que hicieron la URSS y EE.UU. del mundo. Vaticinó la Guerra Fría e imaginó unos EE.UU. de Europa orquestados por Inglaterra. Toye recuerda en su obra que hizo todo esto mientras lidiaba con una salud quebradiza y una trágica vida familiar que incluyó la muerte de dos hijos.
www.abc.es | 26/06/18
España se adhirió este lunes a la Iniciativa Europea de Intervención (IEI) de la que forman parte nueve países. Se trata de un proyecto de defensa ideado por el presidente francés, Emmanuel Macron, con el objetivo de formar coaliciones militares que reaccionen ante crisis cerca de las fronteras europeas. Todo ello al margen de la OTAN, de la UE y de Estados Unidos. Los otros países de la iniciativa son: Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Estonia y Portugal. La rúbrica del acuerdo tuvo lugar en una reunión paralela en el marco del Consejo de Exteriores y Defensa de la Unión Europea, que tuvo lugar en Luxemburgo. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, propuso la idea en un discurso el pasado septiembre, en un principio recibido con escepticismo, porque la UE había acordado en diciembre un acuerdo de defensa dirigido a desarrollar fuerzas y armamento de forma conjunta. Francia ha liderado esta iniciativa teniendo presente la operación militar que tuvo que llevar a cabo en solitario en enero de 2013 para frenar un avance yihadista sobre la capital de Malí, país que se derrumbaba. Apenas contó con apoyo internacional en el momento más complicado. «Nuestra convicción es que los europeos deberíamos ser fuertes, más capaces que nunca de protegernos a nosotros mismos y nuestra soberanía», aseguró la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, tras la celebración del acto. La clave británica La entrada del Reino Unido en este proyecto le otorga un valor añadido a la Iniciativa Europea de Intervención ya que es, junto a Francia, la principal potencia militar europea con un presupuesto de defensa de 50.700 millones de dólares y unas fuerzas armadas de 150.250 efectivos, además de poseer el arma nuclear. Este foro supondrá otro nexo de unión de Reino Unido con países de la UE en materia militar, más allá de la Alianza Atlántica. «A medida que las negociaciones del Brexit prosiguen, el Gobierno de Reino Unido ha manifestado su deseo de permanecer, sin condiciones previas, como una pieza clave de la defensa y la seguridad europea», aseguró recientemente a ABC Frederick Penn Curzon, secretario de Estado de Defensa, presente ayer en la firma de Luxemburgo. Reino Unido también tiene interés en participar industrialmente en los proyectos futuros de la Cooperación Estructurada Permanente. Para este último objetivo buscaría rubricar algún tipo de tratado con la UE. Por su parte, desde el Ministerio de Defensa español se alude a la «Initiative européenne d’intervention» con el nombre de «Iniciativa Europea de Compromiso Estratégico» y, según las fuentes ministeriales, busca el desarrollo de una «cultura estratégica compartida», cuyo principal objetivo es crear un espacio común de anticipación operativa, inteligencia, planeamiento y apoyo mutuo. «Esta iniciativa, materializada a través de un foro de diálogo y cooperación, no pretende crear nuevas estructuras ni fuerzas conjuntas sino que discurre de manera paralela y compatible con otras iniciativas bilaterales o multilaterales y en refuerzo de las principales organizaciones internacionales de seguridad y defensa, como la ONU, la OTAN, la OSCE, y de forma destacada, con importante vocación europea», aseguró el Ministerio de Defensa español en un comunicado.
www.abc.es | 25/06/18

Hoy arranca simultaneamente en Palma de Mallorca y en Internet el Atlàntida Film Fest, un festival concebido por Filmin con un planteamiento diferente al de otros festivales. Como afirmaron desde Filmin en la presentación del evento, este festival está concebido para el público y no para que las estrellas se repartan premios, y eso se percibe desde el mismo sistema de proyecciones y de las muy variadas propuestas que dan forma al festival.

Durante una semana, del 25 de junio al 1 de julio, se podrá asistir gratuitamente a las peliculas en Palma, así como a distintas actividades relacionadas con las temáticas del festival, que van desde conciertos de artistas como Putochinomaricón o Meneo a charlas y encuentros. Pero Atlàntida Film Fest también existe, virtualmente, en la plataforma VOD: del 25 de junio al 25 de julio la práctica totalidad de las ochenta películas que dan forma al Festival estarán también disponible en Filmin.

Se trata de una decisión que ha llevado al festial a dar un gran salto de público: la séptima edición, el año pasado, fue la segunda que se celebró en Palma, y casi dobló el número de espectadores en las proyecciones, mientras que aglutinó a 53.000 espectadores en Internet. Son cifras que confirman la proyección del festival y su consolidación como una propuesta alternativa a otros festivales.

Un año más, la temática que define al festival es Europa, un eje sobre el que oscilan las distintas secciones, que este año atienden a los títulos de Generación (sobre las distintas formas de juventud en el continente), Identidad (con atención especial a las políticas LGBT), Memoria histórica (sobre lo que nos enseña el pasado), Política y controversia (las instituciones y la respuesta a ellas), Muros y fronteras (con el acento en el siempre controvertido tema de la emigración) y, finalmente, un ciclo retrospectivo sobre el director Kikol Grau.

Entre todas estas secciones se intentará dar una visión completa de esa sociedad europea en constante cambio: de cómo nos sigue impactando nuestro pasado remoto a cómo se configuran las nuevas realidades y conflictos. Nosotros hemos escogido 9 películas de la edición de este año que prometen abrirnos los ojos de muy variadas maneras. Este es nuestro menú para el Atlàntida Film Fest de este año.

El caso Kurt Waldheim

La película inaugural de este año repasa la biografía de Kurt Waldheim, un nazi que llegó a ser Secretario de Naciones Unidas y Presidente de Austria. Ruth Beckermann aborda en este documental su loquísima campaña presidencial austríaca de 1986 y los resultados nos dicen más sobre nuestro inquietante presente de lo que cabría pensar de la biografía de un vetusto político europeo (nazi, eso sí)

El venerable W.

El director nominado al Oscar Barbet Schroeder concluye su Trilogía del Mal con un documental sobre el monje budista Ashin Wirathu, líder del movimiento anti-musulmán en Birmania. Se trata de un fanático que difunde un discurso de odio atroz y fascinante, que bien sirve como punto de partida para conocer el mal absoluto y la corrupción de una fe que originariamente se basa en el rechazo a la violencia, y que en Birmania practica el 90% de la población.

Holiday

Esta película viene acompañada de la etiqueta de "la película más polémica del año" y presumiendo de haber escandalizado a Sundance, que ya sabemos que son aseveraciones que hay que tomarse con una pizca de sal. Cuenta cómo una joven vive una vida de lujo y despreocupación como novia de un exitoso narcotraficante, con quien pasa unas vacaciones de lujo en la Riviera Turca. La aparición de un atractivo hombre prenderá la mecha de una relación explosiva.

McKellen: Tomando partido

Un documental de entre las muchas producciones comprometidas con la causa LGTB que se proyectarán el jueves 28 de junio, día del Orgullo LGBT. Destacan títulos como 'Out', 'Queerama', la española 'Samantha Hudson' o este documental sobre la vida y carrera de Ian McKellen y su compromiso con los derechos LGTB. Desde que hizo pública su homosexualidad con 49 años, el actor, famoso por interpretar a Gandalf o Magneto, ha luchado de muchas formas por la igualdad de derechos de los gays. Este título repasa esas décadas de lucha.

Diario de mi mente

Ursula Meier, directora de 'Home, ¿dulce hogar?' recupera un crimen atroz ocurrido en 2009: un adolescente asesinó a sangre fría a sus padres y contó todos los detalles en un diario que mandó a su profesora de francés. La maestra (interpretada por Fanny Ardant) será interrogada por la policía, y deberá plantearse si sus enseñanzas sobre una literatura especialmente atormentada no tendrán su parte de culpa en el crimen.

Daliborek

El cuarentón Daliborek es soltero, vive con su madre, compone extrañas canciones, es youtuber y nazi. No sin cierta sorna, esta película se acerca de su extraña personalidad siguiéndole en su cotidianeidad, y se pregunta de donde surge el odio que da a alas a él y a tantos como él, y cómo Internet sirve para inflamar un discurso de rencor y desprecio que prende con especial saña en los hombres solitarios y sin vínculos emocionales.

Happy End

Unos días antes de su estreno en salas llega a Atlàntida la última película del siempre polémico Michael Haneke, una de las pocas que además no se podrá ver online en la web de Filmin durante el festival. Esta vez Haneke se sumerge en las miserias de una familia burguesa acomodada (institución que ya recibió buenos dardos en obras maestras del director como 'Caché' o 'Funny Games') con una historia que tiene el tema de la inmigración como trasfondo protagonizada por Isabelle Huppert y Jean-Louis Trintignant.

Permanent Green Light

El polémico novelista Dennis Cooper y el artista visual Zac Farley vuelven a colaborar codirigiendo una película, tras 'Little Cattle Towards Glow'. Esta vez los protagonistas son adolescentes obsesionados con planificar y justificar un suicidio perfecto. La película se inspira en los últimos días de un joven que entra en ISIS y aprovecha para retratar a una generación confusa y donde su entremezclan los deseos de vivir para siempre y de caducar a toda velocidad.

The Forgiven

La película de clausura del festival viene con el sello de Roland Joffe, nominado al Oscar por 'La misión', y que asistirá a la proyección en Palma. Esta vez, como allí, vuelve a sumergirse en el mundo de la fe como solución de conflictos en puntos calientes del globo. Lo hace con la historia del arzobispo Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz interpretado por Forest Whitaker, y que en los últimos años del Apartheid se encuentra con un asesino que busca redención (Eric Bana).

También te recomendamos

La evolución de las interfaces de comunicación hombre-máquina: escribir, tocar, hablar… pensar

Arranca la 6ª edición del Atlantida Film Fest

Sevilla Festival de Cine Europeo 09: 'La cinta blanca', el mejor Haneke

-
La noticia Arranca el Atlàntida Film Fest: estas son sus nueve películas más interesantes fue publicada originalmente en Espinof por John Tones .

www.espinof.com | 25/06/18
Acontecimientos ocurridos entre 1985 y 2015, incluyendo la caída del telón de acero, la guerra de los Balcanes, así como diversas crisis en Siria y Oriente Medio, determinaron un movimiento de emigrantes y refugiados con destino a Europa. La Europa Occidental fue la destinataria de la inmensa mayoría de las peticiones de asilo y de inmigración, cuyos demandantes procedían de Europa Oriental y de las otras zonas indicadas. La revista «Science» publica un estudio que determina el impacto macroeconómico del acceso de emigrantes y refugiados, a los países de Europa occidental en su conjunto, en las tres décadas indicadas. El análisis se basa en datos estadísticos y abarca a todos los países de la Europa occidental (España incluida, naturalmente) con la exclusión de Grecia, Luxemburgo y Suiza, y sin desglose por estados. El estudio plantea conclusiones altamente optimistas sobre el impacto económico del acceso de inmigrantes y refugiados. A pesar de la heterogeneidad en cuanto a cultura y procedencia, se trata de personas jóvenes adecuadas para un desempeño laboral. Admitiendo ciertas diferencias entre inmigrantes o refugiados, se concluye que en cinco años los países de acogida experimentaron beneficios atribuibles a la llegada de nueva fuerza de trabajo. La mejora económica en términos de PIB per cápita, incluso de reducción del desempleo, se pone de manifiesto en poco tiempo, en proporciones que compensan los costes y esfuerzos de asumir la llegada de personas desplazadas. Lo heterogéneo del período considerado tampoco permite una extrapolación exacta a circunstancias concretas de cada momento y de cada país. Pero, en el caso de España, este estudio refuerza la necesidad de una política de población, que no puede basarse en gestos de mayor o menor impacto propagandístico. Es preciso afrontar el desafío del envejecimiento y la baja natalidad, que pone en peligro el relevo generacional y la sostenibilidad de nuestro estado de bienestar. Y no podemos prescindir de la coordinación con la UE, ni olvidar que Iberoamérica debe ser nuestro espacio cultural preferente. César Nombela
www.abc.es | 25/06/18
Ana María Matute, 70 años, dos veces premio Nacional de Literatura y flamante académica, está excitada como una niña en vísperas de un viaje largo tiempo esperado. El martes presenta «Olvidado Rey Gudú», y se prepara para el acontecimiento con la ilusión y el desasosiego de una primeriza. Su mirada inquieta deja traslucir la importancia que este libro extenso (1.300 páginas) y mágico (poblado de duendes, hadas y caballeros) tiene para ella. Uno sospecha que quizá represente un punto y aparte, ahora que la vida vuelve a sonreírle después de dos décadas aciagas. Como si un hada hubiese tocado con su varita mágica a esta mujer con alma de niña. Comenzó a escribir esta obra hace veinticinco años, y muchas veces dudó de que llegara a verlo publicado algún día. Ha sido necesario que su agente, Carmen , prácticamente secuestrase a la escritora y la encadenase a la mesa junto a una estricta secretaria para que las aventuras de este imaginario reino medieval llegaran a buen puerto. Ana María se ha preparado para la entrevista. Está hermosa, recién salida de la peluquería y maquillada con esmero. Coqueta, vigila al fotógrafo: «No me saques hablando, que luego esto va a parecer la galería de los horrores». ¿Por qué ha tardado tanto en escribir «Olvidado Rey Gudú»? Hace veinticinco años tomé la decisión de escribir el libro, pero eso no quiere decir que haya estado veinticinco años escribiéndolo. Mi técnica consiste en escribir primero como un torrente, sin preocuparme de las correcciones para que salga más fresco, y después pulir el texto poco a poco. Lo que ocurrió es que me asaltaron las manías. Pensé que no iban a entenderme, o que no sería capaz de hacerlo como yo lo sentía por dentro. Hasta llegué a pensar que sería, si no mi testamento, sí el compendio de una especie de herencia recibida. El caso es que me obsesioné. ¿Qué le ha decidido ahora a terminar la novela? Simplemente sentí que estaba preparada para hacerlo. Claro que algo influyó la gente que, como Esther Tusquets, Ana María Moix o Carmen Balcells, me insistieron para que me pusiera a trabajar. Personas de su entorno dicen que este es el hbro de su vida... El último siempre lo es. Aunque seguramente éste lo sea con más razón, porque he soñado con él durante mucho tiempo. Me ha perseguido como te persigue la vida, como te persigue tu pasado... Usted ha atravesado una etapa personal difícil que comenzó en los años setenta. ¿Volver al libro supuso el final de una vida y el inicio de otra? Puede que sí. Cada vez que termino un libro es como si cerrase una puerta, porque de alguna manera la literatura está tan ligada a la vida del autor que cada libro marca una etapa. Y en ese sentido es posible que esta novela represente eso que usted dice. Decía usted que teme no ser entendida. ¿Todavía se siente insegura, después de tanta vida literaria, de tantos premios? Sí. Muy insegura. Cuanto más aprendo y cuanto más vivo, más me doy cuenta de lo mucho que ignoro y de lo mucho que me gustaría saber. Pero tendrá amigos que lean los originales y le den su opinión... ¡Huy, no! Nunca. Sólo el editor. ¿También por inseguridad? Más bien por pudor. Mostrar una novela es como ponerte desnuda delante de los demás. Y, además, yo no torturo a mis amigos, ni leo en voz alta ni hago ninguna de esas cosas que suelen hacer los escritores. A mí me horroriza que me lean, y me horrorizan las conferencias. ¿Por qué situó la novela en el siglo X? No lo sé. Me apasiona desde niña. Me atrae de una manera tremenda, como me atraen los bosques. Quizá tengan algo que ver los cuentos que leí siendo niña, con aquellos bosques, con aquellos castillos. La Edad Media siempre fue para mí como un inmenso bosque donde todo puede ocurrir, lo más feroz y lo más maravilloso. «Olvidado Rey Gudú» está poblado de seres fantásticos... Y también reales. Lo que ocurre es que en la Edad Media, unos y otros convivían de la forma más natural. Los hombres creían en esos seres, algunos los sabían ver y otros no. Yo, por ejemplo, sí los veo. Explíqueme eso. Yo sí los veo. A los trasgos, a los duendes, a las hadas, a las pequeñas, menudas, criaturas de la Tierra. Yo he pasado mucho tiempo sola en los bosques, cuando de niña íbamos a La Rioja, a Mansilla de la Sierra, donde mi familia tenía una casa en el campo. Ahí aprendí a conocer el silencio, a sentir el roce de la hierba por un animalito que va pasando. ¡Y he visto al demonio! ¡Cómo que ha visto al demonio! Sí, sí. Era un macho cabrío que estaba subido en una piedra mirándome con ojos amarillos. ¡Me pegué un susto! Aún corro. El demonio se ha aparecido siempre. En los conventos era cosa habitual. Y casi todos los caballeros veían hadas en las fuentes. El que no las veía, era sospechoso. La Edad Media tiene esa espiritualidad maravillosa. ¿Por qué ha situado la acción de la novela en Europa Central y no, por ejemplo, en la Península Ibérica? Porque en la Europa Central se encuentra la Edad Media que a mí me interesa. Salvaje y misteriosa. Cuando allí los caballeros andaban pegándose mamporrazos y despiojándose, en España florecía la cultura árabe. Granada y la escuela de traductores de Toledo. ¿A usted le hubiera gustado vivir en esa Edad Media que refleja su hbro? Ni hablar. ¡Con lo comodona que soy! Hombre, si estuviera en una situación muy, pero que muy privilegiada, aún. ¿Como hada, por ejemplo? Eso. Pero con electricidad, agua caliente y todas las comodidades. «Olvidado Rey Gudú» es una novela bastante inhabitual en la literatura española de hoy. ¿Cómo ve el panorama literario de nuestro país? Hay una cosa muy buena. Aquí siempre hemos padecido las etiquetas: que si la Escuela de Barcelona, que si la de Madrid, que si el realismo social... Ahora no. Afortunadamente, ahora todo el mundo escribe como quiere, como debe ser, porque escribir es algo tan personal y tan íntimo que casa mal con las etiquetas. Además, la variedad es enorme. Están saliendo escritores jóvenes muy buenos y seguimos contando con maravillosos consagrados. ¿Mejor, entonces, ahora que en los años cincuenta, cuando usted frecuentaba las tertulias del café Gijón? Quita, quita. Yo no iba al Gijón: me llevaban arrastrada. Mire: yo soy una mujer que no se aburre nunca, lo he pasado muy bien y muy mal, pero nunca me he aburrido... excepto en las tertulias del café Gijón. ¡Aquellos vociferantes señores que no decían nada! Horroroso. Y es que la posguerra fue muy triste, muy sórdida. Había una envidia, ¡madre del corazón, qué envidia! Se destrozaban unos a otros, no se podían ver. Yo no hablaba, ni me conocían la voz. Cuando me hacían una entrevista era mi marido el que me contestaba. [Cuando habla de su marido, Ana María Matute siempre califica: el bueno y el malo. El del Gijón era, naturalmente, el malo, del que se divorció cuando en España separarse suponía poco menos que la muerte civil] No podía más. Yo soy muy frágil, tanto físicamente como de temperamento. Siempre digo que hacerme daño a mí es facilísimo, como es muy fácil también hacerme feliz. Lo que ocurre es que cuando tengo que enfrentarme a la vida, planto cara con una fuerza que ni sé de dónde me sale. Y me separé. ¡Claro que hubo un revuelo social! ¿Y qué? Mis amigos lo entendieron y lo que pensara la gente que no me interesaba -que, por cierto, eran auténticas legiones- me daba igual. Para usted aquella fue una época brillantísima, al menos en cuanto a premios literarios. Psssí (sin convicción). ¿Se sentía usted privilegiada? Lo pasé tan mal que no me sentía de ninguna manera. Yo veía los premios como un beneficio económico. Aunque algunos me hacían ilusión, lo más importante era el dinero porque entonces era joven, tenía un hijo, y lo necesitaba mucho. Yo nunca he escrito para ganar un premio. ¿Sintió usted que aquellos premios tençían alguna connotación política, alguna relación con que fuera usted mujer? Sinceramente no lo creo. Hombre, a lo mejor si tenían que elegir, en igualdad de condiciones, darle el premio a una mujer o a un hombre, elegían al hombre. Y luego la crítica siempre tenía algún latiguillo que venía a decir: «Está bien, para estar escrito por una mujer». Y encima una mujer guapísima. Lo era. Todo se acaba, hijo. Anda que no habrá roto usted corazones... (Sonríe) Pues... sí. Usted nunca ha entrado en las disputas literarias del país. ¿Por qué? ¿Ay, no! Que diga lo que quiera cada uno. Yo lo acepto todo, porque veo que todo el mundo tiene su parte de razón y su parte de error (yo, la primera). La literatura no es como las matemáticas, no hay verdades absolutas y todo es opinable, afortunadamente. Por eso me parece bien que haya disputas literarias, que se discuta -que discutir viene de discurrir, no de pelearse- y que cada cual defienda sus posiciones. Otra cosa son esos odios feroces que me horrorizan y que son toda una tradición en España. Ahora que es usted académica, tendrá que dejarse ver en Madrid. ¿Le ilusiona esa nueva vida? Como no la conozco, no tengo ni idea. Pero vamos, pienso ser muy formalita (ríe9 y espero qeu no me echen. ¿Qué le gustaría hacer en la Academia? ¿Qué cree que es lo más urgente? (Gesticula con los brazos mientras sus labios dicen «nada» sin emitir un sonido). Pues... no tengo experiencia. Creo que lo primero que habría que hacer es procurar que entraran más mujeres. Yo no me puedo quejar, pero que en trescientos años sólo hayan entrado en la Academia tres mujeres es un poco fuerte, ¿no? Hablemos de su próximo libro. ¿Cómo va «El paraíso inhabitado»? Bueno, ahora debo respirar un poco después del esfuerzo que acabo de hacer. Pero ya estoy colocando las piezas del puzzle y espero no tardar mucho en escribirlo. Ojalá pueda hacerlo antes de morirme o antes de romperme la otra pierna, porque no crea, a mí me pasan cosas tremendas. (Ríe). ¿Se ha puesto un plazo? No. Nunca podría. Tengo tal sentido de la libertad que no soporto que me pongan barandillas. Cuando tuve que terminar «Olvidado rey Gudú» a fecha fija lo pasé fatal. Gracias a Carmen Balcells, que me llevó a su casa y me tuvo allí encerrada hasta que lo acabé. Carmen es una mujer extraordinaría, conmigo se ha portado como nadie. Yo estaba muy nerviosa porque veía que se me echaba la fecha encima, así que estar allí de la mañana a la noche, sin escapaditas y controlada por una secretaria, me fue muy bien. ¿Y ha sacado conclusiones respecto al valor de la disciplina? Sí. Que me gusta más lo otro. Mi manera de trabajar de siempre. ¿En qué consiste? En no organizar nada de antemano. Cuando tengo un libro en marcha, escribo, por lo general, todos los días. Suelo hacerlo por la mañana, a las diez, porque no me gusta madrugar y, además, con sueño ni se puede escribir ni se puede hacer nada. Antes de esa hora soy una especie de ser ambulante, medio zombi, que va buscando café. Más vale no hablar conmigo, porque igual ataco. Escribo hasta que me canso, pero nunca hasta muy tarde. Las noches no suelen dárseme bien. ¿Por qué acostumbra a decir usted que escribir es sufrir? Porque se sufre mucho escribiendo, como se sufre viviendo. Para mí, escribir forma parte de la vida y por eso a veces lo paso fatal; cuando las cosas no salen me digo: «¿Pero qué te crees, cretina? ¿Y tú te llamas escritora? ¡Tú lo que eres es una caquita». Claro que, de repente, un día las cosas comienzan a fluir, y entonces te pones contentísima y te dices: «Geniecito, geniecito». Así toda la vida, ¿se da cuenta? Es como vivir permanentemente entre el frío y el calor, en una continua ducha escocesa. ¿Se siente usted contemporánea, parte del mundo de hoy? Yo siempre he sido aparte, me considero una especie de espectador de todo. Me cuesta un gran esfuerzo comprender el mundo que me rodea, y la gente. A veces me siento muy perdida en el mundo. ¡Me pego cada torta! ¡Me han dado cada una! Seguramente por eso soy una persona solitaria. ¿Sigue la vida política? Lo normal. Nunca he creído en la política y por eso no me ha interesado. Pero sí los problemas sociales. Yo siempre he estado con los perdedores, con la gente que sufre, con los que lloran. El único pecado en el que yo creo, si es que existen los pecados, es hacer llorar a alguien. Eso sí me preocupa: la injusticia y ela buso de poder. ¿Qué le produce asombro? Todo me produce asombro: lo que dice la gente, lo que hace. Mi capacidad de asombro ante el mundo y sus habitantes es tremenda. A veces pienso que me caí de alguna galaxia por error aquí, y vivo así, como un bicho rarito, como puedo o como me dejan. Siempre digo que me parece que aún no he cumplido los doce años... ¿Por qué esa edad precisamente? Porque me siento muy unida a los niños de once años, y más a los niños que a las niñas. Cuando yo era pequeña, las niñas eran muy malas, por la educación que recibían se portaban como señoras recortadas, en miniatura. Nunca admití que al hacerme mayor yo también sería una señora. ¡Qué horror! ¿Qué tal convive usted con la vanidad? No la tengo. Soy profundamente orgullosa, tanto que no me permito el lujo de ser vanidosa.
www.abc.es | 25/06/18
Suiza ha sido muchas veces una isla en mitad de Europa. Lo fue en las Guerras Mundiales, cuando la neutralidad a la que se consagró la convirtió en uno de los pocos reductos del continente donde no caían bombas... Claro que ese estar aislado también te deja anclado en el pasado. En 1971, cuando el derecho al voto femenino ya era una realidad asentada en los principales países del mundo, Suiza seguía sin permitir a sus mujeres participar en la democracia. Un hecho desconocido en un país que vive de exportar al mundo su visión idílica: «En Suiza somos muy buenos dando buena imagen al exterior. Tras la Segunda Guerra Mundial se empeñaron en vender una imagen positiva y lo de que las mujeres no pudieran votar lo escondieron. Es una especialidad nacional lo de poner bajo la alfombra las cosas que no hicimos bien en nuestra historia», explica a ABC la cineasta Petra Biondina Volpe, que dirige «El orden divino», un viaje que se aleja de la parte bucólica de Suiza para entrar al corazón -y las cocinas y salones- de aquellas heroínas que pelearon por equipararse en derechos a los hombres. El orden divino «El orden divino» es, sobre todo, un descubrimiento en Suiza -y de Suiza- por poner luz a un episodio que habían borrado: «En el colegio no nos enseñaron nada de esta lucha de las mujeres por conseguir un derecho básico. Sin embargo, nos dieron mil lecciones de batallas de suizos con los alemanes por un trozo de monte, o guerras contra Italia por un poblado… Pero no me dijeron que las mujeres, nuestras abuelas, se pasaron cien años entregando su vida a este movimiento para que pudiéramos votar», cuenta la directora, que reconoce su trabajo como una forma de homenaje a aquella sociedad. P - Excepto el hecho de no poder votar, según vemos en el filme, la situación de las mujeres era igual de desfavorable que en otros países donde sí existía el sufragio femenino... R - Sí, el hecho de que las mujeres no pudieran votar en otros países no significaba que estuvieran mejor en terminos de igualdad. De hecho, en EE.UU podían votar pero no había igualdad, la que tenían era un desastre. El voto es un derecho democrático, es la base del cambio porque si no puedes votar, no puedes participar en democracia, no puedes cambiar la sociedad. P - Los sesenta fue una época de cambios donde se ganaron derechos, pero en su país llegaron más tarde... R - A finales de los 60 había un movimiento cultural muy fuerte que trajo un cambio cultural y en Suiza teníamos la sensación de estar en una burbuja, muy abajo. Ahora es un poco parecido, que parece que llegas allí, te bajas del tren, y el tiempo se ha parado. No necesariamente es algo malo, pero en los derechos de las mujeres sí que era malo. P - En España, donde vemos Suiza como uno de los países más avanzados, nos sorprenderá descubrir que no es tan real esa sensación... R - En Suiza somos muy buenos dando buena imagen al exterior. Tras la Segunda Guerra Mundial se empeñaron en vender una imagen positiva y lo de que las mujeres no pudieran votar lo escondieron. Es una especialidad nacional lo de poner bajo la alfombra las cosas que no hicimos bien en nuestra historia. En aquella época decían que lo del voto femenino dijeron que era algo antisuizo. P - ¿Qué cambios sociales actuales cree que contarán los cineastas dentro de 40 años? R - Pues me gustaría que fuera sobre los derechos de las mujeres. Los cambios son frustrantes porque son lentos, la gente en el poder no quiere compartir la tarta. Pienso que el movimiento feminista es un movimiento social que no es de hombres contra mujeres, sino de una cultura contra otra. Es el «turbocapitalismo» contra una sociedad justa. Cuantos más hombres se den cuenta de que también les beneficia a ellos este cambio y se unan al feminismo, más posibilidades tendremos de que el feminismo sea más grande. P - ¿Cree que el movimiento del «#MeToo» y el «Time's up» es suficiente? R - El movimiento feminista se ha revitalizado, está muy bien, cuando yo era joven iba a manifestaciones y muchas mujeres me decían: «yo no necesito el feminismo», «soy libre de hacer lo que quiera», «estamos en igualdad». No era sexy el feminismo. Si eras feminista te decían que tenías un problema sexual con los hombres. Luego aquellas mujeres se han convertido en madres y se han dado cuenta de que sus hijas no pueden hacer lo que quieren porque no hay igualdad real... Ellas mismas tampoco pueden hacer lo que quieren... No hay igualdad ni en las nóminas ni en los puestos de poder o en la política. Hay una foto icónica del feminismo donde aparece una mujer mayor con un cartel que pone «No puedo creer que siga en manifestaciones feministas a mi edad». P - Muestras también casos de pequeños gestos de racismo. En las noticias llegan también informaciones similares. ¿Cómo se vive esta situación allí? R - Sí, es muy importante la xenofobia en la película porque en Suiza se le da mucha importancia. Mi padre es italiano y emigró a Suiza en los sesenta y hasta 1978 no consiguió la nacionalidad. Los suizos invitaron a muchos extranjeros a trabajar en su país porque necesitaban fuerza laboral extranjera, pero no los trataron muy bien. Muchos no podían llevar a sus familias. Hoy es un problema grave que los extranjeros no puedan votar porque les dejas fuera de la democracia en la que viven. Es importante sobre todo para la gente que viene de países sin cultura democrática, si les dejas fuera, complicas su integración y creo que la integración está muy relacionada con el derecho a votar, con que se interesan por la vida política del país que los acoge. Si les excluye, van a tener más desapego por ese país, por esa sociedad que no les permite ser parte activa. P - El personaje italiano que vemos en el filme, y no desvelaremos nada, ¿es un homenaje a su familia italiana? R - Sí, sí, ese personaje está inspirado en mi padre; siempre estaba soñando con que la familia tuviera una pizeria, pero no fue así, se pasó la vida en una fábrica. Fue absurdo porque las mujeres en su país podían votar, lo que no significa que la situación de las mujeres fuera mucho mejor… P - ¿Cómo han acogido el filme sus compatriotas? R - Ha tenido éxito porque en el colegio no nos enseñaron nada de esta lucha de las mujeres por conseguir un derecho básico. Sin embargo, nos dieron mil lecciones de batallas de suizos con los alemanes por un trozo de monte, o guerras contra Italia por un poblado… Pero no me dijeron que las mujeres, nuestras abuelas, se pasaron cien años entregando su vida a este movimiento para que pudiéramos votar. Esta película es un homenaje a aquellas mujeres. P - Pese a todo el tema político, el filme es bastante divertido y tiene toques de humor... R - Sí, quería hacer una película divertida de ver, que transmitiera buenas vibraciones, buen humor, para mostrar el feminismo de manera que enganche a la gente. He utilizado todo a mi alcance para hacerla entretenida y divertida porque el cine es seducción. Hay que seducir al público para que venga a la sala. P - ¿El cine, su cine, cree que debe ser útil para cambiar la sociedad? R - El arte tiene el potencial de sacar a la gente de su zona de confort y cambiar sus perspectivas. Si haces una película y la gente sale del cine pensando, aunque sea un segundo, o si consigues sembrar una semilla para que reflexione sobre un asunto y les haga estar alerta con determinados problemas políticos y sociales, será un logro. El cine también está para generar empatía. Vivimos en un mundo donde nos bombardean con noticias de muertes, de guerras… Y es muy difícil «desensibilizarse», pero el cine hace que las personas sean mejores porque potencia su empatía.
www.abc.es | 24/06/18
El Mundial Open Bic es un evento deportivo, infantil y junior, que se celebrará en aguas de Arenys de Mar del 30 de Julio al 4 de Agosto e irá precedido por el Eurochallenge Open Bic. Por lo que dos eventos deportivos de índole internacional tendrán como escenario las aguas del Maresme. Se esperan más de 200 regatistas de más de 15 países, que vendrán acompañados por sus familiares, entrenadores y equipos. Entre ellos el medalla de oro olímpico y 5 veces ganador de la Copa América Russell Coutts que es el entrenador del equipo en con el que compite su hijo. Xavier Torres (Presidente de la Federación Catalana de Vela) ha destacado, durante el evento, la importancia de tener gente practicando deportes acuáticos para tener los puertos llenos de aficionados al mar. Carles Ubach (Presidente del CN Arenys) ha agradecido a Ports de la Generalitat la creación de la Base Nàutica para poder acercar el mar a los ciudadanos de Arenys, ya que uno de los objetivos de esta directiva, a partir de la reciente renovación de la explotación del club, es acercar la vela a todos los niños y niñas de la localidad, y la Base Nàutica es una de las herramientas para conseguirlo. BIC, en los años 80 se lanzó al mundo del windsurf convirtiéndose en líder del sector. Hace 12 años crearon este modelo de embarcación que depende de la federación de windsurf y apuesta por una vela ligera accesible, divertida e inclusiva. Las regatas son rápidas, e incluyen una clase free-style con slaloms, puntos en los que hay que volcar y desvolcar el Open y muchas pruebas más. Actualmente contamos con dos campeones de clase nacionales: Pol Font: Subcampeón del mundo y de Europa y Paula Igual: Campeona del mundo La Alcaldesa de Arenys de Mar, Annabel Moreno, ha compartido con los asistentes como enseguida detectaron las grandes implicaciones de un proyecto de esta envergadura, ya que además de ser una oportunidad para que los niños se acerquen a la vela, es también la ocasión para que Arenys de Mar dé a conocer al mundo la gran oferta cultural, deportiva, gastronómica y literaria que tiene para ofrecer a un turismo de calidad. Fomentar el deporte de base es el principal motor para el futuro empresarial del sector náutico, además de ser una importante cantera de buenos deportistas y campeones.El model o a seguir que se ha planteado durante la presentación, es el francés. Los clubs han de posicionarse como la principal vía de entrada y promoción de la cultura náutica para las futuras generaciones de navegantes.
www.abc.es | 23/06/18
El Comité tunecino sobre Libertades e Igualdad Individuales creado por el presidente Béji Caïd Essebsi ha propuesto este miércoles una serie de grandes reformas sociales, inéditas en el mundo árabe: garantizar la paridad de sexo en la herencia y la despenalización de la homosexualidad. Los avances en derechos sociales, ¿son cuestión de la progresión de la sociedad o de la voluntad política?, ¿está Túnez preparada para despenalizar la homosexualidad? El pequeño país magrebí ha abrazado la paridad vertical en las listas electorales de las pasadas elecciones municipales, en las que una mujer del partido islamista Ennahda puede incluso lograr la alcaldía de la capital: un hecho insólito al otro lado del Mediterráneo. La Autoridad Superior independiente para las elecciones anunció el pasado 13 de junio los resultados definitivos de las elecciones municipales del 6 de mayo, con una participación de solo el 35,6% y en las que ganaron las listas independientes (2.373 asientos), seguidos de los islamistas de Ennahda (2.139) y la coalición laica y conservadora Nidaa Tounes (1.600), estas dos últimas aliadas en la configuración del Gobierno del país en 2015. Las viejas generaciones tienen miedo a dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa, que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la Iglesia «La vieja generación tiene miedo a dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa, que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la Iglesia, que les ha dejado libres. No hemos aprendido a tomar decisiones. En Túnez mucha gente trata de cambiar esta situación y darle un enfoque distinto, pero el Gobierno lo limita todo a la agenda de securitización», señala a ABC Faten Kallel (1980), integrante del partido socioliberal Afek Tounes que dejó el pasado octubre su puesto como secretaria de Estado de Juventud del Gobierno de Túnez, durante su visita el pasado mayo a la Casa Árabe de Madrid para hablar sobre el liderazgo de la mujer en los países árabes. Kallel ha formado parte de la selecta lista del «Young Global Leaders», organizada por el «World Economic Forum». «Dejé la secretaría en octubre porque no tenía la misma visión que el Gobierno. Preferí dejarlo para estar más a gusto con mis convicciones y mis ideas», explica esta graduada de la Universidad de Cartago y de la Universidad París-Dauphine, que ha trabajado como consultora de gestión en varios despachos de abogados internacionales importantes en Túnez. El único fruto democrático de las Primaveras Árabes es uno de los países que se mencionan en el documento del Consejo Europeo para acoger las denominadas «plataformas regionales de aterrizaje» o centros de recepción para los inmigrantes que sean rescatados en el mar. Con menos de 12 millones de habitantes, los tunecinos que viven en el extranjero son cada vez más numerosos desde la revolución... Y una gran parte de ellos son jóvenes. De hecho, cada vez más los que se van o sueñan con irse de su país por la grave crisis económica y la falta de oportunidades para los universitarios. Usted ha sido hasta octubre secretaria de la Juventud del Gobierno de Túnez, y uno de los grandes problemas de Túnez es toda una generación de jóvenes que no tiene esperanzas de encontrar una salida a sus frustraciones. Sí, tenemos un gran problema en Túnez con el sistema educativo, centrado en la formación formal en la escuela. Los otros ámbitos como Deporte, Cultura y la socialización de los jóvenes están abandonados, no existe o hay muy pocas inversiones, y las que hay no se han hecho de una forma moderna para atraer a los jóvenes. Yo fijé una estrategia sobre tres ejes que permiten la socialización, la reintegración de la población con dificultades y la creación de espacios para hacer que diferentes perfiles puedan convivir juntos. Pero desgraciadamente yo pertenecía a un partido minoritario dentro de la coalición de Gobierno, dominado por Nidaa Tounes y Ennahda. Preferí dejarlo. Quería hacer un sistema educativo informal paralelo al sistema formal para la gente que tiene problema de integración, de drogas… No hay un sistema de diálogo y muchos se sienten incomprendidos. Hay que buscar una solución para ellos. ¿Es Túnez una bomba de relojería si no consigue darles a sus jóvenes un futuro mejor? No creo que sea una bomba de relojería. Hay dos tipos de jóvenes: quienes han hecho sus estudios superiores y quieren irse a vivir fuera a Europa, EE.UU... pasa en todos lados; y los que no tienen título y recurren a la emigración ilegal. Es muy raro cuando alguien tiene un diploma y recurre a la inmigración clandestina. Generalmente tienen los medios, visado, y pueden conseguir empleos; sobre todo ingenieros y médicos, y hay una fuerte demanda de Europa para atraer a estas personas. El problema es quien no tiene diploma y cree que no tiene futuro en Túnez. Desgraciadamente, Túnez está en una crisis económica debido a la situación política, por el consenso entre los dos grandes partidos políticos principales que no quieren hacer reformas ni encontrar soluciones para mantenerse en el poder. En 2011 y 2012 hubo una gran oleada de inmigración clandestina. La oleada continúa, pero viene pasando por todo el Mediterráneo. De todas formas creo que ya ha explotado la bomba. Es difícil ir a peor. Ahora la economía empieza a mejorar y hay un poco de crecimiento. En las municipales vi un comportamiento distinto de los tunecinos. Están aprendiendo a votar y las consecuencias de su voto. En 2011 y 2012 ganó el voto del miedo al antiguo régimen, en 2014 fue el voto del miedo a Ennahda por incompetentes. Ahora han votado por convicción. Los dos principales partidos han intentado generar miedo, pero aún así la población ha optado por votar a listas independientes. Ha sido un gran cambio. Con las mejoras económicas tendremos un poco más de esperanza. El mundo antiguo está cambiando con la tecnología, y hay mucha juventud muy innovadora y creativa. En Túnez no tenemos el derecho de hacer volar un dron sin autorización y tenemos «startups» que están investigando en la materia. Es una batalla entre la vieja y la nueva forma de hacer las cosas. Hay mucha gente joven en la clase política que empieza a emerger, que está intentado luchar para implantar una nueva visión. Muchos de los yihadistas tunecinos tenían títulos superiores. ¿En Túnez se ha roto con esa idea de que el fracaso escolar y la pobreza conducen a los jóvenes a la yihad? ¿Qué responsabilidad tiene el Gobierno en no acercar a todos esos jóvenes universitarios o con formación profesional a empleos de calidad? Es un tema muy complejo. Muchos dicen que se unen a la yihad los jóvenes pobres que no han tenido una buena educación. No es eso: se trata de un problema identitario. He trabajado en un proyecto, que no fue aceptado, que radicaba en la idea de que la religión no forma parte de la creencia sino de la identidad. Es el régimen dictatorial el que ha impuesto durante años esta identidad arabo-musulmán en todos los países. Túnez es muy diferente de Marruecos, un poco más próximo a Argelia… tenemos historias diferentes, pero ha habido en los últimos 60 años una imposición de la identidad arabo-musulmán. La identidad es algo indivisible que no se puede tocar. Con el contexto global, cuando la población árabe dice que están marginados y que el islam está amenazado piensa en su identidad. Si yo me siento amenazada en tanto que tunecina -ni musulmana ni árabe-, y si algún día invaden Túnez, por supuesto que iré a defender a mi país. Hay mucha gente que se siente musulmana y es muy fácil adoctrinarla cuando se les dice que el islam está amenazado. Es un problema identitario. Es principalmente eso, no tiene nada que ver con los diplomas. Hay que cambiar el discurso religioso público para que termine en una reflexión. La vieja generación lo limita a la pobreza e ignorancia, pero un ingeniero no es un ignorante. En la I Guerra Mundial corrían para hacer la guerra. Aunque la guerra fuera horrible era un orgullo luchar por defender la identidad. Ahora quieren ir defender su identidad, el islam, en guerras que no entienden. La vieja generación tiene miedo dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la iglesia que les ha dejado libres. No hemos aprendido a tomar decisiones. En Túnez mucha gente trata de cambiar esta situación y darle un enfoque distinto, pero el Gobierno lo limita todo a la agenda de securitización. Recurrir a la identidad permite controlar a la población. Cuando le hablas al intelecto tienes que convencerle, pero cuando desarrollas el miedo y les dices que están amenazados es más fácil tener a miles de personas bajo control La identidad es sinónimo de máquina de votos tanto en Europa como en Oriente Medio y África del Norte. Recurrir a la identidad permite controlar a la población. Cuando le hablas al intelecto tienes que convencerle, pero cuando desarrollas el miedo y les dices que están amenazados es más fácil tener a miles de personas bajo control. Marine Le Pen basó su campaña en la inmigración: «Estáis sin trabajo, moriréis de hambre y desapareceréis». Es un discurso fácil que desarrolla el miedo. En Túnez incluso Nidaa Tounes también basa su discurso en la identidad. La gente se siente amenazada en todo el mundo por la crisis económica. Estamos al final de una era en la que solo cuenta el dinero. Ahora viene una nueva generación más abierta con los millennials y la nueva tecnología. El mundo antiguo se está muriendo y esto provoca un gran pavor. En todo el mundo hay amenazas: zonas con gran problema de agua, inseguridad alimentaria, empleo, contaminación… Cuando la gente no ve solución, tiene miedo y los partidos que se basan sobre la identidad amplifican ese miedo. La nueva generación que hoy tiene 15, 16 o 17 años va a promover un nuevo movimiento global. Tras los ciclos de prosperidad aparece un periodo de violencia marcado por la identidad. Ley contra las violencias hacia las mujeres Souad Abderrahim, del partido islamista Ennahda, podría ser la primera alcaldesa de la capital tunecina. ¿Está Ennahda implicado en la igualdad de las mujeres o es solo el uso de una mujer como vitrina? Sí, ella especialmente es una vitrina para el partido, porque no forma parte de la organización, es más bien independiente, más conservadora que islamista, no es islamista como tal. No me molesta porque sirve a la causa de las mujeres de todas formas. Quizá no termine siendo alcalde, necesita la mayoría municipal y puede que haya coaliciones en su contra, pero cuando Ennahda toma posición en cuestiones progresistas hay que apoyarlo. Sé que son islamistas y su pensamiento no cambiará; hacen maniobras políticas para parecer más progresistas. Si ponen a una mujer al frente de la capital, es muy bueno para el país. Miembros de Ennahda pidieron despenalizar el consumo de cannabis. Yo apoyo eso. El líder del partido, Rachid Ghannouchi, ha dicho que no tenemos el derecho de perseguir a los homosexuales. No hace falta que crea de verdad en lo que promulga, pero si mejora las condiciones de los homosexuales, yo lo apoyo. ¿Van las élites políticas y sociales más rápidas que el grueso de la población, como por ejemplo la ley que combate las violencias contra las mujeres aprobada el pasado verano? No creo que vaya más rápido que la población. No creo que la población esté en contra, pero ha habido campañas de contaminación y denigración contra esta ley. Por ejemplo, en el acoso sexual en la calle ha habido toda una campaña que tenía eslóganes como ligar con una chica y decirle guapa te lleva a prisión. Hacer estas campañas mediáticas es poner a la opinión pública contra la ley. Había que hacerla pasar incluso si la población no está de acuerdo. Es como en Francia con el matrimonio gay: la mitad de la población estaba en contra, pero la reforma se hizo porque había que hacerlo. El presidente actual en Túnez ha sido elegido por un millón de mujeres: ¿qué mínimo que hacer pasar esta ley? ¿Es posible unir los conceptos de feminismo e islam como hacen algunas activistas europeas? ¿Qué es eso de feminismo islamista? No lo entiendo bien. No tiene sentido porque ser feminista es defender a todas las mujeres, no solo a las mujeres musulmanas. Yo no llevo el velo ni pienso llevarlo algún día, pero defiendo a las mujeres que llevan velo. El feminismo es una ideología con una manera de pensar y unos valores… no comprendo ni la idea de feminismo islamista (ríe). El islam no puede ser feminista, porque hay desigualdades en los textos sagrados, imponer el velo para protegerse de los hombres no puede ser feminista. Como dice de Marruecos la escritora Leila Slimani, ¿la sexualidad en Túnez es «haz lo que quieras pero en secreto»? Estamos en la misma situación. Es un tabú la sexualidad, sobre todo fuera del matrimonio, que incluso es combatida todavía por una ley en vigor. Esto cambia en las categorías de la sociedad: la gente es un poco menos acomplejada, sobre todo los jóvenes, que hablan más del tema. Hay estadísticas entre los estudiantes por las que el 60-70 % de chicos y chicas han tenido alguna experiencia sexual y lo dicen. En su Twitter ha criticado mucho al presidente francés, Emmanuel Macron. Como política pienso que con Macron hay mucho de «lengua de madera» (del francés: lenguaje vago, impreciso, pomposo o engañoso): mucha comunicación y muy poco de verdad. En la visita de Macron en Túnez, que fue muy celebrada, hubo mucho de «langue de bois» sobre qué es Túnez, donde hay una mayoría musulmana pero no hay un estado islámico. No entiendo esa correlación de que los musulmanes son malos, pero Túnez es un buen alumno. El problema del mundo árabe no es el islam, son los dictadores y la mentalidad que impusieron durante décadas gracias a Europa y EE.UU., que por ejemplo ayudaron mucho a Ben Ali. Muchos me decían que Túnez era mejor que otros países por la ley contra la violencia a las mujeres, pero no quiero ser mejor o peor. Hay mucha complicidad. Yo esperaba que con 39 años Macron fuera más franco y directo; que dijera las cosas claras. En Túnez hay muchos conservadores, pero también progresistas, ateos; en definitiva, una población que aspira a tener una mejor democracia. Me molesta el discurso de Macron sobre que la Iglesia juega un rol en la República. Es una contradicción: no es bueno mezclar el islam con la política, pero al mismo tiempo el presidente francés viene con un discurso de cómo debe trabajar la Iglesia en la República, cuando los franceses lucharon mucho tiempo para romper con esa idea. Yo esperaba mucho más de la presidencia de Macron. Forma parte -diría que demasiado- del sistema y hace falta una nueva generación que traiga otro sistema.
www.abc.es | 23/06/18
El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, está convencido de que el PP apoyará el Acuerdo Estratégico por la Paz y la Convivencia tras haber sido presentado a los grupos parlamentarios el pasado mes de mayo en las Cortes de Castilla-La Mancha. «No me cabe en la cabeza que el PP no lo firme», dijo. Se trata de un proyecto en el que el también secretario general de Podemos lleva implicado desde hace meses y que le ha llevado a reunirse con numerosas organizaciones y personas, desde refugiados, inmigrantes hasta un encuentro en Bruselas con expertos internacionales en terrorismo celebrado el pasado mes de enero en enero o, incluso, una reunión con el vicario de Toledo, Francisco César García Magán. Así, en una rueda de Prensa celebrada en el Palacio de Fuensalida García Molina presentó los últimos pasos de este proyecto que contempla, entre otras cosas, la creación de un observatorio sobre derechos humanos. El borrador ya se ha remitido a «todas las organizaciones con las que nos hemos reunido, y que tienen implementación de su trabajo cotidiano en Castilla-La Mancha, a once organizaciones sindicales representativas de la región de distintos sectores, y a un total de 53 formaciones políticas que tienen implementación regional e incluso local e institucional». Así, en la línea de trabajo ya desarrollada en procesos participativos como los que se han llevado a cabo en la elaboración de la Ley de Participación y la Ley de Garantías de Ingresos y Garantías Ciudadanas, «que han propiciado los procesos participativos más amplios en la historia de la Junta de Comunidades» y «de hacer a la sociedad civil partícipe de las políticas que hay que implementar en nuestra región», García Molina explicó que se ha elaborado un documento de base «que recoge las aportaciones que generaban mayor nivel de consenso respecto a las problemáticas que queremos atajar». Una firma unánime El deseo del vicepresidente segundo es culminar en la firma unánime del documento para la elaboración e implementación de un Plan Estratégico por la Paz y la Convivencia que seguirá las directrices de la Unión Europea, «que ya funcionan en otros países», y que aglutina tres grandes ejes: proyectos de cohesión social, proyectos para la convivencia interreligiosa, y proyectos para la promoción de la cultura de los Derechos Humanos. El acuerdo podría materializarse, según dijo, antes de las vacaciones de verano. ?? @josegarmolina: Mediante su firma se llegará a un Plan por la Paz y la Convivencia en #CastillaLaMancha que represente los objetivos e intereses de nuestra sociedad plural y diversa. #CLM + info en: https://t.co/5JzHIxVg7z pic.twitter.com/eF4lJJfCYg— Castilla-La Mancha (@gobjccm) 21 de junio de 2018
www.abc.es | 21/06/18
El estado de la conciliación en España mejora y recupera el nivel perdido con la crisis pero la percepción de los españoles cuando se comparan con el resto de Europa continúa siendo muy negativa. Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del Barómetro de la conciliación -índice efr en su edición 2018- que todos los años realiza la Fundación Másfamilia y que este año ha editado en colaboración con Cepsa. El indicador de percepción ciudadana no deja lugar a dudas, y de forma clara y contundente puede apreciarse que la opinión pública española «penaliza» la evolución del estado de la conciliación dentro de nuestras fronteras y en la comparativa con el resto de países de nuestro entorno. De hecho, en cuanto al diferencial del caso español con respecto al resto de países de la Unión Europea, las conclusiones son las mismas conduciendo a un empeoramiento muy significativo . Además, la opinión del ciudadano encuestado en este sentido se posiciona en una clara demanda de servicios y mejoras relacionadas con la conciliación y posiciona a nuestro país en una zona muy alejada de la media europea. De esta forma, pese a que hay cierta mejora y recuperación del nivel perdido todavía, reconoce Roberto Martínez, director de la iniciativa efr de Fundación Másfamilia, «queda mucho camino por hacer, pues el diferencial con otros países de nuestro entorno, con los que compartimos un mismo mercado, una misma cultura y unos mismos valores, es muy elevado». Esperando los resultados del Barómetro de #Conciliación: Recordando Datos https://t.co/ZN6iVgPLme #barometroefr #efr— Fundación Masfamilia (@masfamilia) 19 de junio de 2018Trabajo de todos Pero este trabajo, advierte también Martínez, «es de todos». «Por un lado de la ciudadanía, pues la conciliación está hecha en base a decisiones personales, elecciones de vida. Por otro de la empresa, que aunque compieza a implicarse a buen ritmo, es preciso extender esta cultura y prácticas a las pymes y micropymes que continuan en buena medida de perfil -en el mejor de los casos-, cuando no de espaldas a esta realidad». Las compañías, corrobora Carlos Morán, director de Recusos Humanos de Cepsa, «deben poner a las personas en el centro de atención y asumir su responsabilidad social generadora de empleo de calidad, con políticas inclusivas de plantillas diversas, y abiertas a la negociación colectiva para el establecimiento de medidas de conciliación ajustadas a cada realidad». Invertir en conciliación, prosigue Morán, «es hacerlo en satisfacción, motivación, compromiso, reputación y, por tanto, en eficiencia. En ello los sindicatos han de poner en valor el resultado de estos acuerdos y elevarlos de categoría en el catálogo de reivindicaciones laborales». Respecto a los poderes públicos, señala el director de Fundación Másfamilia, «estos deben mejorar la comunicación con la ciudadanía y ser claros sobre cuál es el modelo español, acerca de qué debemos esperar y qué no...». La Administración, concluye el director de RR.HH. de Cepsa, «es un agente crítico para el impulso de políticas efectivas de concliación, estableciendo servicios de apoyo, y con la promoción, en el ámbito educativo, de un cambio cultura que favorezca la igualdad de oportunidades y la corresponsabilidad». Evolución en 12 de los 91 indicadores analizados En un análisis más detallado de los 91 indicadores objeto de este estudio, con respecto a los valores de la anterior edición (2015) el informe encuentra los siguientes aspectos significativos: 1. El saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) cambia su tendencia con respecto al estudio anterior. Si bien en valor absoluto, se trata de una modificación muy pequeña, nos congratulamos de que entre de nuevo en su zona positiva con un saldo de «tan sólo algo más 10 personas» en 2017. Mucho nos tememos, que la tendencia de este indicador, así como en el conjunto (supraindicador natalidad y demografía) va a continuar empeorando en próximas ediciones, como así parece mostrar el indicador tasa de fecundidad (excluyendo población inmigrante) que cae casi un 2% desde la edición anterior. 2. Continúan incrementándose de manera muy preocupante los casos de bullying escolar en una tendencia que continúa al alza, alcanzando la cifra de 1170 casos en 2017, lo que supone más del doble (104,2 %) que en la edición anterior. En la misma línea se sitúa el indicador consumo de alcohol por los jóvenes, con un incremento superior al 30% (32,9%), alcanzando la cifra del 63,8% de jóvenes que consumen regularmente, sin duda otro dato alarmante. Por último, en una tendencia contraria, el indicador tasa de delito en menores, entra en positivo con un 12,3% de mejora con respecto a la edición anterior. 3. Excelentes noticias en lo referente a la afiliación a la Seguridad Social hasta superar los 18 millones, lo que supone un incremento del 5,3% y supone casi 1 millón más de afiliados desde nuestra anterior edición, continuando de esta forma con una tendencia alcista muy positiva. En la misma línea y tendencia, se mueven otros indicadores como los referentes a tasas de paro entre 25 y 65 años que mejora un 11,3%, y paro juvenil que mejora un 23,9%. La tendencia se invierte, empeorando en esta edición todo un 200%, cuando hablamos del indicador expectativa de proyección de empleo, pareciendo adelantar una ralentización en lo que a creación de empleo se refiere. 4. Indicadores en verde o positivo, cuando a igualdad de oportunidades se refiere, con la excepción de los que hacen referencia a violencia de género. En este caso, tanto víctimas como denuncias ascienden con respecto a la edición anterior hasta, las 49 víctimas en 2017 (11,4% de incremento) y las 166.260 denuncias (15,8% de incremento), aspectos ambos que continúan una línea de ascenso muy preocupante. El resto, y especialmente, ratio de horas dedicadas al hogar de mujeres vs hombres, y ratio de mujeres estudiando carreras técnicas, se incrementan en este caso un 12,9% y un 24,4% respectivamente, tirando al alza el supraindicador igualdad de oportunidades. 5. Avance muy significativo en el indicador trabajadores en riesgo psicosocial, con una mejora del 88,2% en tan sólo dos años transcurridos desde la edición anterior. Habrá que seguir atentos a ver si continua o no la tendencia en ediciones posteriores. En la misma línea, se comporta el indicador consumo de ansiolíticos, antidepresivos y opioides, que pasa de casi 80 dosis / 1000 habitantes en la edición anterior, a 73 (descenso de un 8,1%). Peores resultados, para el indicador tiempo dedicado a actividades de ocio con un descenso del 17,9 %, continuando con la misma tendencia a la baja desde el inicio del barómetro en el ejercicio 2008. 6. En cuanto al supraindicador familia, escasas variaciones con respecto a la edición anterior. Reseñar el indicador tasa de custodias compartidas que asciende un 15% hasta alcanzar el 28% del total. Ligero descenso del 2,2% (466 casos) en indicador de adopciones y acogimientos, si bien en la primera edición mostró un considerable aumento con respecto al 2008 en más de 6.000 casos. 7. Tendencia a empeorar en el indicador personas que realizan horas extraordinarias en nuestro país, pues se incrementa un 11,3% hasta superar las 717.000 personas. En un escenario de trabajo escaso como el español, parece que el trabajo, continúa «acumulándose» en una parte de la población activa sin encontrar las fórmulas de flexibilidad precisas para un reparto más equilibrado. Empeora también el indicador compromiso en la empresa que cae de un 68 a un 64 (5,9%) continuando con la tendencia descendente que ya mostró en la primera edición. Con tendencia de mejora, señalar los indicadores duración media de la jornada laboral (de 34,1 horas a 33,7 horas), lo que supone una ligera mejora del 1,2% y los de productividad (productividad horaria y tasa de crecimiento de la productividad) con ligerísimos avances del 0,7 y 0,4% pero, que merecen una mención por la necesidad de encontrar la senda de la mejora de la productividad, uno de los grandes drivers de la competitividad en las economías modernas. 8. Escasas variaciones de nuevo al respecto de la calidad laboral, donde lo más destacable es la mejoría sufrida en el indicador salario medio anual que pasa de 22.736 € en 2015 a 23.022 € en 2017 lo que supone una leve, pero «esperada», mejoría del 1,3%. Mejora en la misma línea y tendencia, del indicador de la contratación indefinida, aunque en tan sólo un 1,2% en este periodo. Ambos indicadores parecen estar en la senda y dirección correctas, por lo que habrá que esperar a futuras ediciones de este barómetro para confirmar si se trata de algo estructural como el país necesita, o por el contrario es algo coyuntural. Por último, el mayor incremento de mejora corresponde al indicador tiempo de recolocación (inferior a 3 meses) que alcanza ya a un 28% de los demandantes de empleo mejorando un 7,7%. 9. En el ámbito de la diversidad en la empresa, es preciso destacar el indicador de personas con discapacidad ocupadas que asciende un 8,5% desde la edición anterior del barómetro y que implica una tasa de ocupación del 2,5%, lo que constituye una excelente noticia al superar el umbral del 2%. Si bien no debe ser interpretado como un hito conseguido, sino más bien como que estamos en el camino correcto. Otra excelente noticia, nos ofrece el indicador permisos de paternidad habiendo alcanzado en 2017, la cifra de 264.632 lo que supone un aumento del 8,2%. Otro indicador en la tendencia deseada y necesaria. Aunque con mejoras menos significativas, lo hace el indicador mujeres directivas alcanzando un 27,0 % en 2017, lo que supone un incremento del 3,8%. Por el contrario, mujeres consejeras desciende un 2,6% para quedarse en un 22,5%. Ambos todavía alejados de los objetivos europeos a este respecto. 10. El supraindicador gestión de la conciliación continua muy fuerte en esta edición, en lo que queremos interpretar como una clara y decidida apuesta desde la empresa (por lo menos en la mediana y grande) con su compromiso con la conciliación como agente social. Se incrementan las certificaciones efr en un 7,6 % en el periodo 2015 – 2017, y en un 11,8% cuando el indicador es el distintivo de igualdad o DIE. De manera muy significativa, un 36,4%, crece el indicador número medio de medidas de conciliación en pymes, pues ha pasado de 33 a 45 por empresa. Parece polarizarse más la opinión de los expertos de RRHH en relación a si la conciliación es una fortaleza, crece un 18,8%, y los que opinan que es una debilidad, para los que también el indicador crece un 26,8% en esta edición. Fortaleza para algunos, debilidad para otros, la tendencia apunta a que cada vez la conciliación es una cuestión más visible, opinable y demandada en nuestras empresas. Por último, otra buena noticia en este caso relacionada con empresas con teletrabajo que ha pasado del 6,8 al 7,3% (7,4% de incremento) lo que sin duda muestra una tendencia acertada pero una vez más, parece necesario continuar apostando para mejorar la velocidad de incremento. 11. Descensos para muchos de los indicadores que conforman el supraindicador Responsabilidad Social-RSE. Elaboración de memorias de acuerdo al estándar GRI, empresas españolas en el selectivo DJSI y empresas adheridas al Pacto Mundial caen en un 14,2%, 22,2% y 20,7 % respectivamente. La interpretación parece más un aspecto coyuntural que estructural, si bien deberemos esperar a futuras ediciones de este Barómetro para concretarlo. 12. Bastante más plano se muestra el supraindicador reputación, en el que sólo los indicadores evolución de las entidades efr dentro de las 100 mejores para trabajar según Merco Talento, e influencia de la conciliación en la atracción de talento parece sufrir variaciones con respecto a ediciones anteriores, descensos de un 9,7 y un 3,7% respectivamente.
www.abc.es | 21/06/18
España ha pedido al Gobierno de Colombia que, «a la mayor brevedad», negocie «un memorándum de colaboración que permita la participación de arqueólogos y especialistas españoles en las labores de recuperación del pecio» del galeón San José «y en la posterior labor de divulgación y exposición museística de las piezas recuperadas». Esta petición, que consta en la carta enviada por nuestro ministro de Exteriores, Josep Borrell, a su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, con copia a la ministra de Cultura, Mariana Garcés, «no supondría un cambio de posición de España con respecto a la titularidad del pecio, que el Derecho Internacional reconoce como buque de Estado, ni al carácter de cementerio submarino del mismo, ni a la oposición a la explotación comercial del pecio que sostiene España, la comunidad científica internacional y la Unesco», dice el ministro en la misiva entregada al Gobierno colombiano. Esta carta había sido ya un movimiento pensado por el anterior Gobierno y debatida entre los exministros Dastis y Méndez de Vigo que el nuevo responsable de Exteriores no ha dudado en convertir en uno de los primeros asuntos puestos en marcha de su gestión. Borrell continúa analizando la Asociación Público Privada (APP), un modelo de licitación elegido por Colombia para esta empresa, en la que el diseño ha recaído sobre una compañía en la que figuran conocidos cazatesoros, como demostró ABC en sus investigaciones. «Nos preocupa [el pliego para la licitación de la APP] y pone en entredicho los principios de Derecho Internacional aplicables al caso, con independencia de su plasmación en la Convención de la Unesco sobre el Patrimonio Subacuático y de la que Colombia, desafortunadamente, no es signataria». Así ayudamos a Colombia En la misiva, el nuevo ministro de Exteriores español afirma con todo el sentido que «esperamos que esta decisión no impida concretar los ofrecimientos de colaboración del Gobierno de España para explorar conjuntamente los restos del San José y dé continuidad a una etapa histórica reciente en la que España se ha significado por el incondicional apoyo que ha venido prestando al Gobierno de la República de Colombia». Ese recordatorio de las buenas relaciones en los últimos años debería tener una respuesta positiva de la nueva Administración de Iván Duque, reciente ganador de las elecciones presidenciales. En efecto, Josep Borrell extiende en su misiva la explicación de ese apoyo incondicional, un balance que debería haber bastado para que Santos hubiera obrado de un modo diferente. Dice así: «A lo largo de estos años, España ha demostrado sobradamente ser una nación amiga de Colombia en los momentos de mayor necesidad, y la ha respaldado en todas las ocasiones, en todos los foros. Y ello pese a las dificultades; por citar solo dos ejemplos, con las largas y duras negociaciones con la Unión Europea sobre los requisitos de viaje exigibles a los ciudadanos colombianos, o durante el proceso de paz impulsado por el presidente de la República». Por si fuera poco, se recuerda que en el terreno cultural «no hay una nación más comprometida que España con la preservación del patrimonio histórico cultural de Colombia», y señala los recursos y esfuerzos puestos por nuestro país en los centros históricos de Popayán, Cartagena de Indias, la Albarrada de Santa Cruz de Mompox, entre otras iniciativas de cooperación. En el último tramo de la misiva, Borrell insiste «en que el galeón San José es la tumba de 600 marinos españoles que cayeron luchando contra la flota inglesa. El Derecho Marítimo internacional vigente, las convenciones de la Unesco y, sobre todo, las normas consuetudinarias aceptadas por todas las naciones desde hace siglos, exigen que un pecio de estas características sea tratado con el respeto que merece ese navío de guerra, hundido en difícil combate, con toda la tripulación a bordo». Y sigue: «La memoria de la tripulación del San José demanda que la Armada y el Gobierno de España se involucren en los trabajos tendentes a la recuperación del pecio, en estrecha y amistosa colaboración con las autoridades marítimas responsables de la República de Colombia». Concluye con la mano tendida: «Habiendo buena voluntad por ambas partes, tengan por seguro que el margen de negociación de España es amplio». Y presión: «Les escribimos con la esperanza» de que Colombia y España «puedan seguir colaborando en la preservación del patrimonio cultural compartido, como hemos venido haciendo históricamente». Observadores consultados por ABC aplauden el envío de esta carta que, «sin duda, debía haber sido enviada con anterioridad».
www.abc.es | 21/06/18
La directora de la Filmoteca Española, Ana Gallego, deja su puesto para asumir la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional, dependiente del Ministerio de Justicia, según han confirmado a Efe fuentes del Ministerio de Cultura y Deporte (MECD). En un tuit, el MECD felicita a Gallego por su nombramiento y añade que esperan «fichar en breve a un nuevo director/a» para la Filmoteca. «Ana nos lo ha puesto difícil, ha dejado el listón muy alto», concluye el mensaje. Gallego, que ha ocupado la dirección de Filmoteca durante 18 meses, regresa así al Ministerio de Justicia, donde ocupó cargos de responsabilidad en diversas etapas de los anteriores gobiernos socialistas. En concreto, en 2004 fue nombrada subdirectora general de Cooperación Jurídica Internacional en el Ministerio de Justicia, puesto que desempeñó hasta 2010, y después (2011-2012) fue consejera de Justicia en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (UE) en Bruselas. Sustituyó a Chema Prado Licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, entró a la Filmoteca para sustituir, en enero del año pasado, a Chema Prado, que llevaba al frente de la institución desde 1989, más de 27 años. Desde la salida de Prado, la directora del Centro de Conservación y Restauración de la Filmoteca, Mercedes de la Fuente, ejerció como directora en funciones. Fue De la Fuente quien hizo pública la situación «crítica» de la sala Doré, sede de la Filmoteca, donde se detectaron chinches y termitas que obligaron al cierre temporal en 2016, aunque aquel detalle era solo parte de un deterioro que sufría también el equipo profesional, que fue jubilando personal sin sustituirlo y, en otros casos, siendo cambiados por no expertos. Gallego era una de las dos cabezas visibles en las que el anterior equipo de Cultura quiso dejar la dirección de la institución, junto con el periodista y crítico de cine Carlos Reviriego, al que se encargó la dirección artística, que fue elegido por concurso. Dependiente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) desde enero de 1997, Filmoteca tiene como objetivos la recuperación, investigación y conservación del patrimonio cinematográfico español, así como su difusión. Gallego ha permanecido al frente de la Filmoteca hasta que el gobierno de Pedro Sánchez la ha designado directora general de Cooperación Jurídica y Relaciones con las Confesiones, sustituyendo a Javier Herrera. La funcionaria de carrera también ocupó en 2013 el cargo de subdirectora adjunta de Coordinación Interinstitucional en la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, dentro del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, responsabilidad que desempeñó hasta 2016.
www.abc.es | 19/06/18
El hecho de que precisamente un país como Alemania reafirmase la dignidad humana abriendo sus fronteras hace tres años a 1,4 millones de refugiados procedentes de Siria, Afganistán e Irak no debería suponer el final de una líder como Angela Merkel. Sin embargo, la contagiosa revuelta anti-inmigración que se extiende por Europa también llega al país que mayor generosidad ha demostrado durante este inquietante ciclo político jalonado por dilemas morales. La canciller ha descubierto que sus peores enemigos no son otros que sus correligionarios de Baviera, encabezados por su crítico ministro del Interior, Horst Seehofer. La mayor parte del éxodo de personas en busca de asilo en Alemania ha entrado precisamente por Baviera, que comparte una frontera con Austria de 800 kilómetros. Y aunque al inicio la bienvenida fue memorable, con el compromiso del gobierno de Múnich de garantizar una cama a cada emigrante, la buena voluntad se ha esfumado. Baviera ha sido también durante décadas un bastión electoral para los democratacristianos de la CSU. El problema es que la cómoda mayoría absoluta de los conservadores bávaros se encuentra ahora cuestionada de cara a las elecciones previstas en octubre. Sobre todo, con la creciente popularidad de Alternativa por Alemania que está forzando la radicalización de otros partidos y el abandono del principio de corresponsabilidad generado tras la Segunda Guerra Mundial. Por supuesto, el grosero oportunismo de Trump ha llegado también hasta el aspecto más divisivo de la política alemana. El presidente tuiteó ayer que la tasa de criminalidad en Alemania se ha disparado por la inmigración. Un argumento falaz acompañado por un mensaje supremacista: «Gran error se ha cometido por toda Europa permitiendo la entrada de millones de gentes que de forma tan fuerte y violenta están cambiando su cultura». Esto lo dice un presidente que durante un periodo de seis semanas, que terminó el mes pasado, ha separado a 1.995 menores de sus padres cuando intentaban entrar sin papeles en territorio de EE.UU. Germany First no es una solución, es una receta para el desastre.
www.abc.es | 19/06/18
En sus últimos años la ceguera le impedía escribir. El 28 de noviembre de 1987, Elisabeth Mulder expiraba en la Barcelona que la vio nacer en 1904. Nadie se acordaba de ella. Ni en Cataluña ni en el resto de España. «Los periódicos que habían acogido su firma durante años no le dedicaron ningún panegírico, ni siquiera una desangelada nota necrológica», lamenta Juan Manuel de Prada. Cuando el escritor y columnista de ABC leyó a Mulder le sobrecogió el espeso manto de olvido sobre aquella escritora de ambición europea. De entre la literatura femenina años treinta -Mercè Rodoreda, Maria Teresa Vernet, Ana Martínez Sagi, Anna Murrià...- de Prada eleva a Mulder al podio. El mecenazgo de Santander Fundación rescata ahora a la escritora que prefirió la literatura a la vida literaria y la independencia personal a los gregarismos sectarios: «Fue su norma de conducta, en la República, en el franquismo y en la democracia», subraya el antólogo. A los veinte años, peinada «Louis Brooks style», Mulder fascinó con «Embrujamiento» (1927), poemario al que siguió «La canción cristalina» (1928), «Sinfonía en rojo» (1929) -que da título a este volumen-, «La hora emocionada» (1931) y «Paisajes y meditaciones» (1933). Tras ese ciclo lírico de versos carnales y vehementes, la autora barcelonesa inauguró su narrativa con una de las mejores novelas españolas del siglo pasado: «La historia de Java» (1935). «Constituye una parábola de la mujer que quiere expresarse sin cortapisas», comenta de Prada. La novela fascinó a Azaña y a Juan José Domenchina. Camino del exilio, el presidente de la República mandó un motorista a la casa de Mulder para conseguir un ejemplar de la novela. «Si en la poesía Mulder se desnudaba, en la narrativa se enmascara en sus personajes, en la narrativa consolidó su estilo», explica de Prada. Descendiente de padre castellano-holandés y madre catalano-italiana, Mulder se resguardó de la revolución gracias a la bandera que el cónsul holandés plantó en la burguesa casa familiar. Viajera incansable y viuda temprana, publicó en 1941 los relatos de «Una china en la casa» y «Este mundo» (1945) y las novelas «El hombre que acabó en las islas» (1944) o «Alba Grey» (1947): «Al ser más conocidas, ambas novelas no se han recogido en esta antología», puntualiza de Prada. Sí que lo ha sido «El vendedor de vidas» (1953): «Es una joya desconocida que merece figurar entre las mejores aportaciones de Mulder y que en su época no fue bien recibida por la crítica», apunta. El articulismo fue otra faceta de esta escritora prodigiosa. Lo cultivó en «La Vanguardia», ABC, «Ínsula», «Destino», «El Hogar y la Moda», «Brisas»… En este volumen se han seleccionado diecinueve piezas que certifican que Mulder fue un lujo para la literatura española. Más cercana a Somerset Maughan que al tremendismo de Cela y la novela social, Mulder quedó varada en una tierra de nadie: «Ojalá esta antología rompa ese cerco de silencio», concluye de Prada.
www.abc.es | 18/06/18
La canciller alemana se hizo ayer con la voluntad en principio hostil del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, al que acercó al menos al consenso necesario en la próxima cumbre europea a finales de mes en materia de inmigración. A cambio, Merkel garantizó la «solidaridad alemana»con Italia en la la lucha contra la inmigración ilegal contra el desempleo juvenil. Recordó que Alemania e Italia son «importantes socios comerciales» y dejó el asunto al nivel de jefes de gobierno, desautorizando así conversaciones mantenidas por los ministros de Interior de ambos países cuyo contenido no es del agrado de la canciller alemana. Conte pidió en Berlín un «sistema europe adecuado de reparto de refugiados» y una Europa «más fuerte y más justa» que debe reflejarse en el próximo presupuesto marco comunitario. Merkel dio además alguna pista sobre las propuestas para el acuerdo europeo. Si hasta ahora ha insistido en que el acuerdo la que la UE ha llegado con Turquía es un ejemplo a seguir con otros países africanos, ayer lunes dejó caer que tiene el propósito de «evaluar» las posibilidades de establecer «formas de cooperación» con Libia. La canciller aludió a la necesidad de lograr una «estabilización» de la situación en Libia, una «mejora de las condiciones» de la acogida de refugiados e incluso el establecimiento de un sistema que permita tramitar en territorio de ese país las peticiones de asilo. La guerra, en casa La principal guerra de Merkel, de todas formas, la libra en casa. Su ministro de Interior, Horst Seehofer, anunció ayer que dará «paulatinamente» las primeras órdenes de rechazo de refugiados en las fronteras alemanas para dar tiempo a la canciller a obtener un acuerdo europeo. «Si en dos semanas no ha logrado en Bruselas un acuerdo que tenga efectos similares a mi plan, el primero de julio entrará en vigor la nueva normativa», amenazó el miembro de la CSU bávara. Merkel por su parte daba por bueno ese plazo de dos semanas, aunque advertía que no suponía «ningún automatismo», y dio un puñetazo sobre la mesa al afirmar que «llegados a ese punto, sería cuestión de prioridades de competencia», en referencia al artículo 65 de la Constitución alemana que establece que, en caso de desacuerdo entre el canciller y sus ministros, prima el criterio del jefe de gobierno. El tercer pilar No deja de ser un brindis al sol, puesto que eso supondría la ruptura de los dos partidos conservadores hermanos, el fin de la gran coalición y sin duda el fin político de Merkel. El tercer pilar de la gran coalición, por cierto, el Partido Socialdemócrata (SPD), que hasta ahora ha asistido como espectador a la lucha fratricida entre los conservadores, ha levantado por fin la mano. Su presidenta, Andrea Nahles, declaró ayer lunes que «el hecho de que esos dos partidos se pongan de acuerdo en algo no significa automáticamente que ese acuerdo sea asumido por la gran coalición» y pedía la convocatoria de una reunión de crisis antes de la cumbre europea, lo que significa antes de que el gobierno haya cumplido sus cien primeros días. En un bello gesto simbólico y callada declaración de intenciones, en la casa Willy Brandt, la sede del SPD de Berlín, no ondeaba ayer la bandera roja con las siglas del partido, sino la bandera europea. Trump, mientras tanto, seguía enredando en Twitter: «El pueblo alemán le está dando la espalda a sus gobernantes, la inmigración está sacudiendo la débil coalición de Berlín. La criminalidad en Alemania está subiendo. Un gran error por parte de toda Europa el aceptar a millones de personas que radical y violentamente han cambiado su cultura».
www.abc.es | 18/06/18
Durante el próximo mes de Septiembre, los lugares más emblemáticos de Segovia se llenarán de eventos, conferencias y exposiciones gracias al «Hay Festival», que este año cumple su decimotercera edición. Uno de los lemas de este año es la «convivencia en Europa», haciendo especial hincapié en la cultura como nexo de unión entre los países. De este modo, los derechos humanos estarán muy presentes en casi todas las charlas y, como novedad, habrá un programa educativo de eventos y talleres en torno a la música, la escritura creativa, la poesía o la historia. El festival arrancará el 10 de septiembre en el Teatro Juan Bravo. El crítico de cine Carlos Boyero será el responsable de la charla inaugural. Tras su presentación comenzarán los encuentros con distintos autores como Ken Follett («Una columna de fuego»), Sabrina Mahfouz («The Things I Would Tell You: British Muslim Women Write») o el último ganador del premio, Planeta Javier Sierra («El Fuego Invisible»). Las charlas tendrán como tema principal la tolerancia en el cine y la literatura. El «Hay Festival» contará con nueve exposiciones de artes visuales desde el Torreón de Lozoya, en el centro de la ciudad, que irradia la mirada inteligente de Eduardo Arroyo, uno de los artistas españoles más reconocidos internacionalmente. Conversará sobre todos los tipos de artes creativas: pintura, escultura, ilustración, escritura y escenografía. Inauguración del «Hay Festival» en Segovia en 2012 - Antonio Tanarro El Palacio de Quintanar supondrá un viaje a las fiestas y tradiciones de distintas zonas de Brasil gracias a la exposición «Encantados», del multipremiado fotoperiodista Ricardo Teles. En la planta superior de EUNIC España se alojarán cuatro exposiciones que evidencian y cuestionan la historia de convivencia de Europa: «La Primavera de Praga» de Harald Hauswald, compuesta por los retratos de la vida cotidiana de la minoría romaní en Europa del Este de Tomasz Tomaszewski. Podremos encontrar más galerías fotográficas en La Alhóndiga, entre ellas la exposición «Sísifo confuso», que documenta tres años de la vida del escultor gallego Francisco Leiro. Por su parte, en la Casa de la Lectura se expondrán las «Dibugrafías» de Miguel Panadero y José Félix Valdivieso. Por último, en el Colegio de Arquitectos de Segovia descubre a los visitantes los proyectos desarrollados por arquitectos daneses, que crean espacios enfocados a la sostenibilidad medioambiental, económica y social: «Arquitectura para las personas». Las voces femeninas sonarán con fuerza dentro del proyecto «Wom@rts», enfatizando su contribución en la cultura europea. La escritora barcelonesa Clara Usón hablará de libertad y sueños perdidos en la sociedad española de los años setenta a través de su última novela, «El asesino tímido». El proyecto internacional «Bogotá 39» también será altavoz para autoras como Brenda Lozano (México), Mónica Ojeda (Ecuador) y Marina Torres (Brasil). El grupo es la selección de 39 de los mejores escritores de ficción con menos de 40 años. La historia también tiene un lugar privilegiado, y no podemos olvidarnos de Antony Beevor, experto en la Segunda Guerra Mundial, que conversara con Jesús García Calero, sobre la mayor ofensiva aerotransportada aliada y su mayor fracaso militar, la batalla de Arnhem. Las humanidades también estarán presentes gracias a Santiago Iñiguez, presidente de la IE University, que reunirá a la fotógrafa y artista Hanna Collins, al filósofo A.C. Grayling y al compositor y músico William Kingswood para debatir sobre el tema la situción de la las letras en la actualidad. El «Hay Festival» comenzó en una pequeña ciudad entre Inglaterra y Gales, Hay-on-Way, en el año 1987. Dos residentes locales, Peter Florence y su padre Norman Florence desarrollaron la idea y desde entonces «Hay» ha crecido hasta convertirse en uno de los festivales de ideas más importantes del mundo, con ediciones en Europa y América Latina.
www.abc.es | 18/06/18
El espectáculo del guerracivilismo batueco («la gente confrontacional», según el diagnóstico del más culto periodismo deportivo) asombra al mundo: con medio país viviendo abiertamente ya de la industria de la sedición, despiden al seleccionador de fútbol porque anuncia que, después del Mundial, entrenará al Campeón de Europa, y por ahí no pasa el Barcelona de Piqué e Iniesta, club que, comprometido públicamente con el golpe catalán, considera que los intereses del Combinado Autonómico son incompatibles con los del Real Madrid. –No se puede dirigir a España con la cabeza en el Real Madrid. Bueno, eso es como decir que Donatello no puede modelar la estatua ecuestre del Gattamelata en Padua porque tiene el encargo de hacer otra para el príncipe de la casa D’Este en Módena, y otra para Alfonso de Aragón en Nápoles, y otra para Ludovico Gonzaga en Mantua… Vale, Lopetegui no es Donatello, ni siquiera el Donatello de De Gea, el portero que en el United recibe veneración de Gattamelata. Sólo hay dos seres en el mundo incapaces de caminar y mascar chicle al mismo tiempo: el presidente americano Ford y… Lopetegui. La clerigalla periodística tiró incluso de García, que llegó en la moto del mulá Omar para arremeter contra Lopetegui con los «dictum» marca de la casa: «puñalada trapera», «ni salir a la calle», «madridistas bien nacidos», «si te vistes por los pies»… Todos los frailones de misa y olla del negocio (prestes, doctrineros, mosenes, capigorrones, capellanes y epistoleros) saltaron como gatos monteses sobre Lopetegui, apellido «de oro con tres franjas de azur», que había cometido el mayor pecado de soberbia, sentarse en el banquillo del Bernabéu, el estadio donde, según Chillida, su paisano, que también fue portero, «sacar de puerta» (ya con la memoria medio extraviada, a Chillida le encantaba recordarse sacando de puerta con la Real Sociedad en el Bernabéu) era lo más grande que había hecho en su vida; más, desde luego, que todas sus lecturas de Heidegger y todas sus artesanías de hierros a la piedra. –Como ciudadano me fastidia mucho; y como ministro más aún, que la selección haya vivido un momento tan delicado –declara, sin saber por qué, el nuevo ministro de Cultura, que confiesa saber de Lopetegui por lo que ha leído a los patriotas de hojalata en los Fake News, «basilios» que antes denunciaban en el extranjero el peligro que con motivo de la Final de Copa corrían en Madrid las aficiones del Barça y del Athletic por culpa del fascismo de Esperanza Aguirre y que ahora denuncian la traición de Lopetegui… a los valores nacionales. Decimos «basilios» en recuerdo de don Basilio Álvarez, cura gallego, cojo y lerrouxista que a un diputado que le preguntó cómo era eso de que en la misa, sólo a unas palabras suyas, ¡de don Basilio!, Cristo bajaba al vino, contestó: –¡Pues se j… y baja! En las cortes republicanas, don Basilio pretendía que también los sacerdotes pudiesen alcanzar la presidencia de la República, y lo exigió con un discurso tan tremendista que los cronistas glosaron a «un orador anchuroso, que lleva al Parlamento los tonos tribunicios, el amplio ademán, el jadeo de las polémicas», y cuyas oraciones «parecen tener siempre sobre los hombres una cumplida capa romántica, agitada por el viento de la elocuencia». Exactamente igual que los sermones periodísticos, estos días, sobre Lopetegui y los valores. Una vez fuera Lopetegui («Creo que Rubiales ha estado muy bien», interviene Xavi, membrillo de España, al que nadie ha puesto la corona del Burger King que anda buscando), la Inquisición de los «basilios» apunta a De Gea, portero de Mourinho («¡arreniégote demonio!») pretendido por el Madrid («Vade Retro Satanás») que Lopetegui («De las trampas del demonio, libéranos, ¡oh, Señor!») llevó al Combinado Autonómico, donde, al decir de Hierro, que hace suya la norma de los Rangers, «no dejamos tirado a nadie de la familia»”: a Lopetegui simplemente le dieron esquinazo en la gasolinera, como se hace con la abuela cada verano. De Gea falló ante Portugal (no más que Piqué). De haberlo hecho ante Rusia, ahora mismo estaría enfrentándose a un proceso por colusión con Putin. –Nosotros –resume Hierro– en este momento tenemos que ser nosotros mismos.
www.abc.es | 18/06/18
Compromís trasladará al Congreso el debate sobre la financiación autonómica y su petición, en este caso al nuevo Ejecutivo, de una reforma que permita incrementar los ingresos que percibe la Comunidad Valenciana. Dos semanas después de su toma de posesión, el Gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez se someterá por primera la próxima semana al control de los grupos de la oposición en sendas sesiones de control, primero el martes en el Senado, y al día siguiente, miércoles, en el Congreso, donde responderá a una pregunta de Compromís sobre la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana formulada por el portavoz de la coalición nacionalista, Joan Baldoví. Pedro Sánchez se estrenará en el control parlamentario en la Cámara Alta respondiendo a los portavoces del PP, PNV y Coalición Canaria. La primera pregunta que le tocará contestar a Sánchez se la formulará el portavoz del PP en la Cámara Alta, José Manuel Barreiro, que pedirá al jefe del Ejecutivo que informe de los apoyos con los que cuenta el Gobierno "para promover la cohesión y la estabilidad de España". Por su parte, el portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, se interesará por la crisis de los refugiados en el Mediterráneo, con la llegada del buque Aquarius como telón de fondo. Bildarratz preguntará a Sánchez qué iniciativas tiene previsto plantear ante la Unión Europea para abordar de manera conjunta la situación que diariamente sufren un número importante de refugiados que intentan llegar a las costas europeas. La última pregunta que le tocará responder al presidente del Gobierno en el Senado se la formulará la diputada de Coalición Canaria María del Mar Julios, en relación con los plazos que maneja el nuevo Ejecutivo para cumplir los compromisos de la llamada Agenda Canaria. Al día siguiente, Sánchez acudirá también al Congreso para someterse al control parlamentario. La sesión de control en el Congreso presentará importantes novedades debido al cambio de Gobierno, ya que el PP formulará ahora nueve preguntas y una interpelación a los miembros del nuevo Gobierno, en tanto que el PSOE no hará ninguna. El portavoz del PP, Rafael Hernando, preguntará al jefe del Ejecutivo por los "compromisos" que adquirió con los grupos políticos que le apoyaron para sacar adelante la moción de censura contra Mariano Rajoy. Además de responder a Hernando, Sánchez contestará al líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien le interrogará sobre la actualización de las pensiones y el impulso de permisos de maternidad y paternidad "iguales e intransferibles", y a Joan Baldoví (Compromís), sobre la "infrafinanciación" que padecen los valencianos. Entre las preguntas del grupo popular, ninguna de ellas a cargo de exministros de Rajoy, figura una para el nuevo responsable de Agricultura, Luis Planas, referida a su situación en una causa sobre robo de agua a acuíferos de Doñana. "¿Informó al presidente del Gobierno sobre su investigación por delito medioambiental cuando le ofreció ser ministro?", le preguntará Beatriz Escudero, dando pie a la que será la primera intervención de Planas en el Congreso como titular de Agricultura. A la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se dirigirá la diputada Susana López Ares, para saber si comparte "la opinión de otros miembros del Gobierno sobre la responsabilidad fiscal del exministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta". Llegada del Aquarius a Valencia Y a la vicepresidenta, Carmen Calvo, el diputado Carlos Rojas le preguntará por el caso del buque Aquarius, con más de 600 emigrantes a bordo, con el fin de que aclare por las razones por las que el Gobierno haya elegido Valencia como puerto de recepción. Las otras cuestiones del PP serán para el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, respecto a la política penitenciaria del Gobierno; a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, sobre los cambios en la reforma laboral, y a la responsable de Justicia, Dolores Delgado, para conocer sus razones para cambiar al fiscal general del Estado. Preguntará también el PP a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, por su "política de nombramientos", y a la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre el informe de impacto medioambiental favorable que en su día firmó respecto al almacenamiento de gas Castor. En la misma sesión de control el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se interesará por la gestación subrogada ante la vicepresidenta Carmen Calvo, en tanto que Juan Carlos Girauta interrogará a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, por la manera en que piensa el Gobierno "legitimar" la parte del Estatut declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. Desde el PNV, Mikel Legarda planteará a la ministra de Justicia el recurso de la Fiscalía a la sentencia del caso Alsasua. Alberto Garzón (IU), preguntará a la ministra de Hacienda si el Gobierno va a revisar la regla de gasto y las limitaciones presupuestarias "que impiden a las administraciones públicas atender adecuadamente a la ciudadanía".
www.abc.es | 17/06/18
Comenzó en el año 2002 como una modesta iniciativa para rendir homenaje al pasado romano de Lugo y hoy, dieciséis años después, es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, capaz de atraer a más de medio millón de visitantes en apenas tres días. La capital lucense celebra este fin de semana una nueva edición del Arde Lucus, una fiesta que combina a partes iguales el ocio y la recreación histórica a través de cientos de actividades que, año tras año, organizan las más de 44 asociaciones implicadas en el evento. De ellas, 17 nacieron en la ciudad de Lugo, aunque con el paso del tiempo se han ido sumando otras de diferentes lugares de España —como Sagunto, Astorga o Cartagena— pero también de otros países europeos como Portugal, Italia, Rumanía o Francia. «El Arde Lucus ha crecido gracias al gen que tenemos los lucenses, que para las fiestas tenemos arte. Convertir lo que empezó como un desfile de cuatro ilusos en lo que se ha convertido es digno de admirar», explica en conversación con ABC Eduardo Abel, miembro de la asociación de recreación y difusión de la cultura romana Cohors III Lucensium, la más antigua de las que participan en este evento. Tanto este como los otros 43 colectivos que colaboran en la presente edición son los encargados de dar vida a las más de 350 actividades que componen el Arde Lucus, entre las que destacan el mercado de época, los campamentos que recrean la vida en el Imperio y en los pueblos castreños, las bodas celtas o romanas, una recreación del tradicional circo o el popular desfile por las calles de la ciudad. «El secreto del Arde Lucus es que tiene cabida la parte de recreación, que es la que nos motiva a las asociaciones, pero también se mezclan actividades más festivas para que la gente disfrute, como pasacalles o desfiles; se complementa la fiesta con la recreación», resume José Manuel Álvarez, miembro de la asociación de difusión de la cultura castreña Clan de Breogán. Tanto Álvarez como Abel destacan el trabajo de todos colectivos a la hora de mantener el «rigor histórico» en las actividades que conforman el Arde Lucus. Así, explican que cada año, cuando finaliza el evento, se reúnen para analizar la acogida de las distintas iniciativas y para analizar la posibilidad de implementar en la próxima edición propuestas nuevas que respeten la cultura romana y castreña. «Como todas las fiestas que quieren mejorar año a año, el trabajo empieza el día después de que finalice cada edición, aprendes de los errores que pudiste cometer, de las cosas que mejorarías para el año que viene y de ahí van saliendo ideas; algunas caen y otras se materializan al año siguiente», apunta el representante de la Cohors III Lucensium. Principales novedades Entre las novedades de este año destaca la colaboración de dos ilustradores gallegos que dibujarán en estilo cómic historias que rodeen al evento. También se realiza por primera vez una representación teatral sobre la fundación de la ciudad de Lugo y se ha ubicado un pozo de los deseos para que los asistentes puedan hacer sus plegarias a cambio de una moneda; todas ellas actividades que, según las asociaciones, han tenido una gran acogida por parte del público. «Participamos en eventos en toda España y Europa de fiestas de recreación histórica y no encontramos nada igual al Arde Lucus, en ningún sitio. Se ve que aquí prendió con buena mecha, y que arda muchos años».
www.abc.es | 17/06/18
El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y su junta nacional han sido hoy reelegidos por la práctica unanimidad de los votos emitidos por los socios de la entidad, que ha anunciado además que abrirá una delegación permanente en Bruselas "en unas semanas". Más de 28.000 socios han renovado su confianza en Cuixart -en prisión preventiva desde hace ocho meses- y su junta, liderada ahora por su vicepresidente, Marcel Mauri, según los resultados que ha hecho públicos la secretaria de la junta, Marina Gallés, en la multitudinaria asamblea general ordinaria que se ha celebrado hoy en el Pabellón Municipal de Deportes de la Vall d'Hebron de Barcelona. "Se trata del apoyo más amplio recibido nunca por un presidente de la entidad. Pero, desgraciadamente, Cuixart también es el primer presidente de Òmnium Cultural preso", ha afirmado la entidad, que cuenta actualmente con más de 120.000 inscritos. En su intervención en la asamblea, a la que han asistido más de 2.500 personas, Marcel Mauri ha anunciado que Òmnium Cultural abrirá "en unas semanas" una delegación en Bruselas "para denunciar ante Europa los ataques a las libertades y los derechos civiles y para proyectar al mundo la riqueza de nuestra cultura diversa, la inmensidad de nuestra lengua y la defensa férrea de nuestros derechos". A la asamblea de Òmnium han asistido, entre otros políticos de primer nivel, el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el presidente del Parlament, Roger Torrent, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández, ha denunciado la presencia de la alcaldesa en el acto. El acto ha sido presidido por una silla vacía con un lazo amarillo, símbolo que muestra la solidaridad con los dirigentes independentistas presos y los que están huidos de la Justicia española, y en el mismo se ha gritado "independencia" y "libertad" numerosas veces y ha habido actuaciones musicales y de castellers, informa Efe. Cuixart: «Diálogo permanente» El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, encarcelado de forma preventiva desde hace hoy ocho meses, ha pedido hoy al independentismo que apueste por "el diálogo permanente, pero sin renuncias", y le ha instado a huir de "plazos perniciosos" y a mostrarse "generoso". "Más allá de la dirección política real que emprenda el nuevo Gobierno español del PSOE, el soberanismo democrático no puede focalizar su estrategia en el movimiento antirrepresivo. Debe seguir abanderando la oferta de diálogo permanente, pero sin pedir renuncias a nadie", ha señalado Cuixart. Así lo ha considerado en una carta escrita desde la prisión de Soto del Real que ha sido leída por el actor Joan Crosas en la Asamblea General Ordinaria de esta entidad independentista.
www.abc.es | 16/06/18
El hallazgo de una piedra milenaria con una inscripción única revela la existencia de una «comunidad multicultural» en el castillo de Tintagel, aquel que habría visto nacer al rey Arturo en Cornualles, en el suroeste del Reino Unido, durante la Alta Edad Media. Los primeros análisis del descubrimiento, del que informaron hoy los expertos, desvelan que contiene ejemplos de escritura latina, letras griegas y símbolos cristianos datados del siglo VII d.C. Los ejemplos de este tipo de inscripciones de la Alta Edad Media -el periodo inicial de la Edad Media que abarcó los siglos VI al XI- son poco habituales, por lo que «English Heritage», el órgano de gobierno de áreas protegidas del Reino Unido, apuntó que esta roca de 1.300 años es excepcional. Un comisario de la institución, Win Scutt, sostuvo que es «increíble» pensar que «alguien practicara su escritura, con frases latinas y símbolos cristianos» en el acantilado, ya que el castillo está situado en lo alto de una escarpadura. La leyenda cuenta que el rey Arturo, figura de la literatura europea que se presenta como el monarca medieval ideal, fue concebido en Tintagel; el castillo que también habría sido la morada del rey de Cornualles en otra obra cumbre de la Edad Media: «Tristán e Isolda». Los expertos afirman que esta edificación fue el lugar donde se asentaron los primeros reyes de Cornualles, que mantuvieron muchos enlaces comerciales con el Mediterráneo durante la «Primera Edad de Oro de Cornualles». El singular ejemplar fue encontrado el pasado verano en una excavación arqueológica que se estaba llevando a cabo en la zona, donde también se descubrieron cálices de cristal procedentes de España, cuencos de Turquía, huesos de ganado y conchas de ostras. La piedra, de poco más de medio metro de largo (61 centímetros), está hecha en pizarra de la zona y servía como repisa de ventana. Los investigadores señalaron que contiene nombres celtas, como «Budic», romanos, como «Tito» o «Titus», y palabras en latín, como «fili» -hijo- o «viri duo» -dos hombres-. Esta conjunción apunta a que en esa zona del norte de la costa podría haber convivido, según apuntó Scutt, una «comunidad cristiana, culta, con fuertes lazos desde la Europa Atlántica hasta el Mediterráneo». «No sabemos quién hizo esto ni por qué, pero sí podemos decir que en el siglo VII Tintagel tenía escribas profesionales familiarizados con las técnicas de realizar manuscritos y eso ya es extremadamente interesante», puntualizó. Michelle Brown, experta en grafología de la Universidad de Londres, aseguró que todo el conjunto «revela preciosas pistas de la cultura que tenían los habitantes de Tintagel». La inscripción es el segundo ejemplo de escritura del Medievo temprano encontrado en el lugar, donde en 1998 una roca donde se podía leer «Artognou» se confundió con una variante de «Arturo». En los próximos meses los profesionales investigarán más sobre el hallazgo, si bien desde el próximo sábado la piedra estará en exhibición dentro del castillo.
www.abc.es | 16/06/18
Este viernes, en el juzgado de instrucción nº 21 de Valencia ha prestado declaración José Luis Rueda Jiménez, hijo y heredero universal del artista Gerardo Rueda. La jueza Nuria Soler, que instruye el caso del IVAM, le imputó hace unos meses los presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y malversación. Durante su declaración, su abogado el penalista Javier Vasallo, ha preguntado sobre el papel directo de José Guirao, recién nombrado Ministro de Cultura y Deporte y ex Director del Museo Reina Sofía, en relación a estas obras. Guirao, tal y como ha explicado el declarante a preguntas de su letrado y defensa, adquirió siendo director del Reina Sofía obras de Gerardo Rueda por un importe de un millón de euros y recibió una generosa donación por parte del heredero. En un catálogo editado con motivo del décimo aniversario de la muerte del artista, Guirao aseguraba textualmente en referencia a la adquisición que la magistrada pone en duda: «El IVAM ha dado un acertado paso a la hora de valorar la escultura dentro de su producción, adquiriendo algunas de sus piezas más importantes en los últimos tiempos que se ha venido a añadir a otras dos esculturas que formaban parte de su colección desde hace varios años». Ensalzando aún más la generosidad del heredero y la donación que había tenido para con el museo de arte moderno de Valencia: «la generosa donación por parte del hijo, hace que el IVAM tenga la colección pública más importante de esculturas del artista con un total de 49 obras», añadía. Si bien, la abogacía de la Generalitat y la Fiscalía consideran que estas obras de arte no son originales y fueron adquiridas en dos contratos sobrevalorados, uno fechado en 2004 y otro en 2006 por un importe total de 3,4 millones de euros. CEl acuerdo entre Rueda y Guillermo Ponce. El segundo se compromete a contruir cuatro Mesas a cambio de entregar una gratis al Reina Sofía - ABC La defensa ha alegado que para tasar las obras adquiridas, el IVAM tomó como referencia la última venta realizada a un museo por obra similar. Precisamente ese fue el Reina Sofía, siendo director José Guirao. Él mismo presume de ello en el texto referenciado del catálogo ‘Gerardo Rueda. La escultura monumental en la colección del IVAM’ (2006): «También el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía realizó hace casi una década una importante adquisición de obra de Gerardo Rueda entre las que incluían dos esculturas, Gran Relieve (1995-96) y Mesa (1986) de enorme significación». Explica que la adquisición se hizo posterior a su muerte y que las conversaciones se llevaron a cabo con el hijo y heredero José Luis Rueda, hoy imputado. La obra Gran Relieve (1995-96) fue adquirida también por el IVAM por un importe de 360.000 euros en 2004, cuando el Reina Sofía dirigido por Guirao la tasó y adquirió en febrero de 2003 en 360.607, 26 euros. Sobre la autenticidad de esta obra el heredero ha explicado y documentado, al igual que hizo en el momento de firmar el contrato, que su padre dejó cinco obras preparadas en la Fundición Capa con quien trabajaba y que sólo estaba pendiente de montaje, un proceso que se llevaba a cabo de la misma forma cuando el artista vivía. Y también alega que pidió al IVAM que se catalogara como PA (Prueba de autor) y así consta en los documentos presentados. Lo mismo ocurrió con la Mesa (1986) que exhibe el Reina Sofía y que fue una donación por parte del heredero al museo cuyo precio de tasación fue de 72.121, 45 euros. Una de las Mesas de Gerardo Ruedad expuesta en el IVAM en 2006 - Mikel Ponce Otra de las cuestiones que se juzga es el aprovechamiento del museo por parte del heredero para organizar exposiciones con el propósito de valorar la colección de su padre. Algo que la defensa desmonta presentando cientos de catálogos de exposiciones anteriores por medio mundo. Guirao destaca en su texto la especial significación del artista, sobre todo en museos norteamericanos como el Meadows Museum de Dallas, el MoMa de San Francisco o el Sofia Imber de Caracas y en Europa en el Museo Kampa de Praga. «El tiempo y la eficaz y generosa administración del legado de Rueda por parte de su hijo José Luis están consiguiendo poner la obra de Gerardo en el lugar que siempre debió estar», aseguraba el recién nombrado Ministro de Cultura. Ahora tendrá que explicárselo a la jueza que instruye el caso, ya que la defensa del heredero del artista tiene la intención, debido a su implicación, de pedir que se le tome declaración a Guirao en relación a todas estas obras, hechos y su participación. Hoy declaran como testigos Tomas Llorens, miembro del Consejo Rector del IVAM en la época de la compra, quien refrenda la teoría del ministro y va más allá asegurando que los museos de todo el mundo están llenos de obras póstumas. Enfatizando en que Julio González, el escultor al que dio nombre el IVAM, no hizo ninguna escultura en vida, sino que todas las que se exhiben tanto en el museo valenciano como en medio mundo se han fundido póstumamente. También la jueza escuchará la opinión del experto Francisco Calvo Serraller , uno de los críticos e historiadores de arte más importantes del Siglo XX, que fue amigo del artista y conocedor de la difusión póstuma de su obra. «Yo no he hecho nada ilegal. Esto es una película», asegura José Luis Rueda, quien está dispuesto a llegar a donde haga falta con tal de demostrar su inocencia.
www.abc.es | 15/06/18

Vaya periodo más breve ha tenido Màxim Huerta al frente del Ministerio de Cultura y deporte. Ayer miércoles el televisivo periodista anunciaba su dimisión tras descubrirse un fraude al fisco de varios cientos de miles de euros. No nos vamos a meter en este tema, si queréis saber más en Magnet hacen una magnífica explicación, pero toca hablar de su sucesor: José Guirao es ya el nuevo ministro de Cultura del gobierno de España.

El movimiento es curioso, ya que cuando se nombró a Màxim Huerta nos descalabró a todos, siendo uno de los giros más locos de la democracia española en años en un intento de Pedro Sánchez de renovar un ministerio en capa caída en "eterna crisis" y con un pesimismo general del que no se deshace.

Si uno observa la carrera de José Guirao se da cuenta de que Pedro Sánchez ha cambiado a alguien mediático por un pata negra de la cultura, responsable de algunos de los centros culturales más importantes de España. Pero recordando que esto es un medio de cine y televisión vamos a lo que nos interesa: qué significa este nombramiento para el sector audiovisua.

Sus defensores dejan claro que, aparte de preparar un buen gazpacho, es un gestor magnífico y muy interesado por las vanguardias (de hecho su trayectoria en La casa encendida es buena muestra de ello), lo que creo que puede ser un buen punto a la hora de impulsar nuevos modelos de negocio culturales (como las plataformas de streaming).

Uno de los primeros puntos que ya ha asegurado Guirao que es prioritario es abordar la fiscalidad del cine y la televisión. Pasando por la rebaja del mal llamado IVA Cultural (en el sentido de que no hay un IVA único), con el ojo puesto en los que cotizan con el tipo general como las entradas de cine y espectáculos. Asuntos que, reconoce, hay que manejar con el ministerio de Hacienda.

Además, Mariano Barroso, nuevo presidente de la Academia, ya ha declarado su intención de reunirse con el ministro para abordar los temas de financiación y ayudas al cine, un tema pendiente del gobierno saliente y en el que Guirao ya ha destacado como prioridad.

Entre estas medidas se encuentran la combinación de los modelos de financiación y ayudas, el premiar a las producciones con más "mujeres en puestos de responsabilidad" o exigir a las plataformas digitales (HBO, Netflix) invertir el 5% de sus beneficios en ficción europea.

De momento, además de la financiación del cine tiene otros asuntos muy urgentes como es la renovación de RTVE. Asunto del que, junto al tema de la piratería, todavía no se ha pronunciado. Lo cual no significa que, al menos desde el PSOE, no se vaya a seguir trabajando en este sentido. De hecho fue precisamente el gobierno de Zapatero el más duro con temas como la ley Sinde. Veremos cómo se desarrollan las cosas en esta nueva gestión (y cuánto dura Guirao en el Ministerio).

También te recomendamos

Nueva calificación por edades para las películas en España

Crea siete estilos diferentes cambiando pequeños detalles

La ley Sinde perseguirá a quien trafica, no a quien consume, pero el canon lo pagaremos todos

-
La noticia Estas son las primeras propuestas de José Guirao, nuevo ministro de Cultura, sobre el IVA y la financiación del cine fue publicada originalmente en Espinof por Albertini .

www.espinof.com | 14/06/18
Estaba arrollando Sánchez a su adversario por la zurda en el partido que juegan Iglesias y él desde la aprobación de la moción de censura, cuando su ya exministro de Cultura marcó un tanto en propia meta de los que tardarán en olvidarse. Un fantasma del pasado apareció en forma de sentencia y el flamante vencedor de la pugna tuvo que atenerse a sus palabras: «Si alguien en mi partido tiene una sociedad para pagar menos impuestos, estará fuera al día siguiente». Dicho y hecho. Màxim «el breve» ha sido defenestrado. Resultado actual del encuentro: presidente del Gobierno, 4; líder de Podemos, 1. Hasta ayer, el jefe de filas socialista había demostrado un dominio total del balón político, gracias al cual llevaba marcados cuatro goles seguidos en la portería guardada por Pablo Iglesias. El primero fue la formación de un gabinete monocolor, que no asignó ni una cartera a un representante de la formación morada. El respaldo de los diputados podemitas a su asalto a La Moncloa se saldaba así con un «simpa» en toda regla, al menos en el terreno de los cargos, nunca suficientemente ponderados cuando la alternativa es gélida. El segundo se materializó en forma de Consejo de Ministras y Ministros, integrado por un número mayor de mujeres que de hombres. El nuevo presidente establecía con ello un récord de alcance mundial y se colocaba al frente del marcador feminista, arrebatando ese estandarte victorioso a los círculos y las mareas. Carmen Calvo eclipsaba a Irene Montero. Manuela Carmena palidecía ante las once integrantes del Ejecutivo sanchista, provistas en algunos casos de currículos sobresalientes. El tercero, de incalculable valor electoral, entró por toda la escuadra en el Pacto de Toledo, donde por arte de magia se alcanzó un acuerdo unánime para subir las pensiones con arreglo al IPC. Lo que hasta ese momento parecía imposible por impagable se convertía de pronto en factible y desactivaba de golpe las protestas de los jubilados, privando al populismo de otra baza formidable en su lucha por el poder. El cuarto y último viaja en el buque Aquarius rumbo a Valencia. Esos seiscientos seres humanos abandonados a su suerte por las mafias de la emigración ilegal fueron hábilmente instrumentalizados por el jefe del Ejecutivo, que mostró buenos reflejos para convertir la dramática necesidad de esas gentes en virtud del Partido Socialista Obrero Español. ¿Quién se atrevería a cuestionar que un país de la opulenta Unión Europea abriera sus puertas a esos niños abocados a morir ahogados a dos pasos de nuestras costas? Junto a los náufragos del Aquarius, Sánchez salvaba del hundimiento su propia credibilidad y arrebataba a Iglesias el discurso del «welcome refugees», apuntándose un nuevo tanto en el marcador. Un tanto que reflejan ya todas las encuestas, donde el PSOE se alza hasta la primera posición mientras que Podemos es expulsado del podio. Y en esas llegó Màxim… junto al espectro de la corrupción que hace menos de dos semanas expulsó al PP del paraíso. Una historia antigua se lo ha llevado por delante sin darle tiempo a decorar el despacho, no tanto por la gravedad del asunto en sí, cuanto por el nivel de exigencia ética inherente a esa moción censura. Si Rajoy cayó por la Gürtel y Cifuentes por las cremas, Huerta no podía continuar con una condena por fraude. Ni 24 horas ha tardado en dimitir el condenado, pese a lo cual los podemitas no soltarán fácilmente la presa. En materia de regeneración democrática a Sánchez se le ha abierto un frente. Este último gol es de Iglesias.
www.abc.es | 14/06/18
La ficción de TVE, cada vez más variada, quiere seguir recorriendo el mundo, con éxitos como «Estoy vivo» y «Cuéntame»; debutantes como «Fugitiva» y «La otra mirada»; diarias como «Centro médico»; y futuras producciones como «Derecho a soñar», «Monteperdido», «El continental» y «Sabuesos». «Como prueba del desarrollo de la potencia de la producción audiovisual de RTVE», la cadena pública organizó el lunes y martes su primer foro internacional sobre su programación («showcase»), al que acudieron más de 150 empresas de televisión y plataformas de pago de Europa, América y Asia. «La vocación internacional de RTVE viene por el hecho de que somos un operador público en español, un idioma expandido por los cinco continentes que nos permite pensar en una penetración de los contenidos en un mercado importantísimo y en la búsqueda de alianzas para desarrollar proyectos conjuntos», subrayó Enrique Alejo, director general corporativo de TVE, en la presentación del evento. «Queremos potenciar la visión de España, de nuestra cultura, nuestro mundo, nuestra realidad socioeconómica. Nos queremos convertir en unos embajadores de la marca y la cultura española en todo el mundo», añadió el directivo. Además de presentar sus ficciones con productores y actores, la cadena también analizó, en distintas conferencias, el futuro de la industria. Para Joaquín Oristrell, coordinador de guion de «Cuéntame» y creador de «Fugitiva», la supervivencia pasa por conquistar a las nuevas generaciones. «Debemos intentar que la audiencia que tenemos no se nos vaya y enganchar a gente más joven», reconoció en una mesa redonda sobre la creación de contenidos en el siglo XXI. «Los más mayores se han trasladado a los reality shows porque así no piensan en la trama», subrayó. «Se consume mucha ficción, pero de otras maneras», planteó Daniel Écija, creador de «Estoy vivo». Eduard Nafría, de Kantar Media, afirmó en otra mesa redonda sobre audiencias que el consumo de estas nuevas generaciones ha cambiado de forma radical. «La cobertura mensual no ha cambiado, pero la diaria sí. Mientras el 82% de la gente entre 40-45 años pone a diario la televisión, entre los jóvenes de ciertas franjas este porcentaje baja al 50%. En cambio, el 80% consume contenidos en el móvil, por lo que hay que llegar a ellos a través de otros soportes», sostiene el experto. Álvaro Yusti, de Movistar+, insistió en que «el 80% de su ficción de estreno» ya se ve bajo demanda. Con esta meta de conquistar al público millennial y a la generación Z, TVE creó Playz, una plataforma digital joven que ya ha estrenado cerca de una decena de producciones, entre ellas la serie «Cupido», que también se presentó en el evento. Una de sus próximas webseries es «Limbo», una coproducción de misterio y terror entre España y Argentina, que refleja otro de los retos de la ficción patria: hermanarse con el público iberoamericano. Creadores como Javier Olivares («El Ministerio del Tiempo») y Josep Císter («La otra mirada») apuntaron retos como lograr que «haya más mujeres creadoras» y «devolver el prime time a una hora decente». «Con el cambio de Gobierno es un gran momento para pensar que esto es Cultura, es negocio, es pasta y puestos de trabajo. No es especular», sentenció Écija.
www.abc.es | 13/06/18
El Gobierno considera "totalmente solventes" las explicaciones que ha aportado el ministro de Cultura y Deporte, Maxim Huerta, sobre su condena por fraude fiscal a Hacienda, han informado a Europa Press fuentes gubernamentales.
www.europapress.es | 13/06/18
Tres años en el mercado son suficientes para dilucidar si un modelo de negocio tendrá éxito. Es el caso de Lendix, sociedad dedicada a los préstamos particulares e institucionales a empresas. Dicho de otra forma: crowdlending. Este sistema consiste en que inversores ajenos al sector bancario financian proyectos empresariales de pymes que tienen mayores dificultades para lograr que las entidades financieras se rasquen el bolsillo. De ahí nació Lendix, de la necesidad de financiar a empresas de hasta 2.000 empleados con un facturación superior a los 250.000 euros anuales. Con presencia en Francia, Italia y España, esta compañía, que materializó su primer préstamo en el año 2015, aspira a configurar una nueva cultura de financiación. Lo demuestra la ronda de 32 millones de euros que acaban de cerrar para consumar su expansión a Alemania y Países Bajos. Sin embargo, siempre hay un «pero». Mientras la banca ofrece financiación exigiendo garantías de reembolso, en Lendix no solicitan avales para asegurar la devolución del crédito otorgado por particulares y también instituciones como Groupama o el Banco Europeo de Inversión. «Es una actividad con riesgo y por eso recomendamos a los inversores diversificar. Esto viene de un mundo diferente pero al mismo tiempo hay que tener en cuenta que lo que hacemos es generar confianza», explica Grégoire de Lestapis, consejero delegado de Lendix España. Lendix canalizó 10 millones de euros en financiación a pymes en su primer año en España Basan su modelo en la confianza de que las empresas financiadas podrán devolver el dinero prestado. Y, de momento, la teoría se está cumpliendo también en la práctica. De Lestapis señala que «la tasa de morosidad es del 1,3%», lo que evidencia que «se sienten a gusto con nuestro trabajo. Hay riesgo, pero tiene un valor: los particulares están en control de sus ahorros. Es un movimiento profundo de hacer las cosas de manera diferente». Lendix llegó a España en 2017 con la ansiedad de no saber si el crowdlending tendría éxito ya que su presencia, hoy día, sigue siendo residual. Aun así, su experiencia ha sido positiva en ese primer año: 10 millones de euros prestados a 25 empresas, cifras que prácticamente han sido superadas ya en el primer trimestre de este año. Hasta marzo, las operaciones de esta empresa han crecido un 500% interanual al haber canalizado 8,3 millones hacia nueve sociedades, mientras que en el primer trimestre del año anterior apenas hubo proyectos por valor de 1,7 millones. Su objetivo ahora es alcanzar los 30 millones de euros en financiación a pymes en este ejercicio. Un objetivo ambicioso en consonancia con el crecimiento global de la compañía. Hasta ahora, entre todas sus divisiones en países de la Unión Europea, la financiación a empresas se acerca a los 200 millones, de los cuales un 25% ya han sido recuperados por los inversores particulares e institucionales. Competencia De Lestapis, pese a competir con los bancos, no ve en ellos un enemigo. Será por sus 30 años de experiencia en ellos, habiendo llegado a ser director general de BBVA en Francia. Conoce las bondades y defectos de las entidades financieras, los entresijos de los banqueros, porque él mismo se dedicó buena parte de su vida a otorgar créditos y a denegarlos por falta de garantías. Ahora trabaja para la competencia, y es consciente de que plataformas como Lendix jamás supondrán un problema para los bancos. «Sería absurdo pensar que el crowdlending va a sustituir a la banca», señala el CEO, al tiempo que tiende la mano a las entidades financieras: «Nos podemos ayudar unos a otros». Pese a ello, destaca su ambición, preguntado por si su modelo es un riesgo para la economía: «Ojalá un día podamos ser una fuente de desequilibrio macroeconómico pero estamos muy lejos de eso».
www.abc.es | 13/06/18
Empezó pronto la jornada de ayer martes para Kaija Saariaho (Helsinki, 1952). Ronda de entrevistas con los medios, ensayo después con la Orquesta Sinfónica de Madrid y el director Pedro Halffter Caro y, finalmente, el concierto organizado por la Fundación BBVA en homenaje a los galardonados en los premios Fronteras del Conocimiento –prólogo de la ceremonia de entrega que se celebrará hoy miércoles–. La compositora finlandesa recibirá el premio en la categoría de música contemporánea; ella es, precisamente, una de sus actuales puntas de lanza: el «entrelazado perfecto entre los mundos de la música acústica y la tecnología» fue el aspecto que destacó el jurado en Kaija Saariaho, que se muestra tan escueta como satisfecha con el galardón:«es un gran honor». ¿Qué significan los premios a estas alturas de su carrera? Siempre es una motivación para un músico, significa sentir el respeto y el interés por mi trabajo. Por supuesto, para la gente joven tienen una mayor importancia, porque le hacen ver que va por el buen camino. Pero para todo artista que, como es el caso de los compositores, desarrolla un trabajo tan solitario, resulta reconfortante saber que hay gente que lo agradece y lo aprecia. No es frecuente encontrar mujeres compositoras. En estos tiempos de reivindicación femenina, ¿se considera usted una pionera? Es cierto que en la composición no hay muchas mujeres. Es un trabajo muy laborioso que lleva mucho tiempo, y normalmente a las mujeres nos han educado para labores que precisan mostrar mucha empatía y para ayudar a los demás. Por supuesto, todo eso lo quiero hacer también;pero necesito al mismo tiempo organizar mi tiempo para poder componer. Esa idea general de que las mujeres no tenemos la formación para buscar la fuerza de voluntad que necesitamos para hacer lo que queremos hacer no existía. Aunque en los últimos veinte años las cosas han cambiado mucho. ¿Usted ha tenido más dificultades para presentar su obra y desarrollar su carrera por el hecho de ser mujer? Por supuesto. Al principio me resultó muy complicado;cuando era joven yo misma no creía que pudiera llegar a ser compositora. Y nadie de mi entorno lo creía tampoco. Se nota que el mundo ha cambiado desde entonces. Ya no tendrá dudas... El punto de inflexión me llegó cuando tenía 22 o 23 años y me dí cuenta de que ésta era la vida que quería; sentí que si no hacía lo que de verdad quería, el trabajo que amaba, no tendría sentido mi vida delante de mí misma. Una vez que llegas a ese punto, te da igual lo que digan o lo que piensen los demás. Solo quería seguir este camino, y eso me dio el coraje y la confianza en mí misma;aunque todavía, a día de hoy, me sigo cuestionando. ¿Cómo puede hacerlo a estas alturas? En la vida todos queremos ser cada día mejores personas y comunicarnos mejor con los demás. Y en la música sucede igual. Yo no quiero componer notas vacías simplemente porque he encontrado una buena receta. Siempre me cuestiono en ese sentido. Actualmente trabajo en una ópera de grandes dimensiones y estoy haciendo cosas que nunca había hecho antes. ¿Qué encuentra de especial en la ópera como compositora? Me permite colaborar con otros artistas,.y es muy interesante cómo se conjuga la música con otras artes. La ópera va mucho más allá de la música;de alguna manera nos afecta como seres humanos, toca de modo más concreto nuestras vidas. Hay personajes operísticos que nos hablan directamente, que pueden afectar incluso a nuestras decisiones vitales:hay personas que se han acercado a decirme, sobre todo después de ver «L’amour de loin», que les había cambiado la vida porque entendieron que lo más importante en la vida es el amor. Me parece increíble. ¿Ha cambiado su manera de componer al frecuentar la ópera? Ha sido una evolución natural. En algún momento de mi carrera sentí que ya estaba preparada para componer óperas. Y entre ópera y ópera, mi música orquestal sigue el mismo camino que la música escenica. En algunos ámbitos se sigue pensando que la música contemporánea está alejada del público... Eso ha pasado siempre. Cuando Bach escribió las «Variaciones Goldberg» solo las escucharon el Rey y su corte. Nuestros retos hoy son distintos. En una sociedad tan mediatizada y comercializada como la que vivimos la música contemporánea no es un negocio lucrativo, y las grandes multinacionales de la comunicación no muestran interés en ella. Sí creo que los dirigentes culturales deberían ser más responsables y fomentar el apoyo a las artes, no solo a la música. Se trata de nuestro patrimonio espiritual, de la cultura europea en nuestro caso. Y habrá mucha más gente interesada en lo que hacemos si en medio de tanta publicidad, videoclips, estrellas de televisión se creara un espacio para escuchar la música contemporánea, que no deja de ser un idioma más.
www.abc.es | 13/06/18
El Gobierno israelí no interferirá en la elección de la ciudad anfitriona de Eurovisión 2019 , no impondrá Jerusalén como única sede del festival y ofrecerá también Tel Aviv, Haifa y Eilat como candidatas para acoger la competición, informa hoy el diario Haaretz. Israel cede así a las exigencias de la Unión Europea de Radiodifusión (EBU), que habría pedido que se proponga una urbe «menos divisiva y controvertida» que Jerusalén, cuya parte oriental está ocupada a los palestinos desde 1967 y en la que la comunidad internacional no reconoce soberanía israelí. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acordó que el Ejecutivo no interfiera en la elección de la ciudad donde se celebre el concurso musical europeo, tras haber ganado la edición de este año en Lisboa con el tema de Netta Barzilai «Toy». Según el Canal 20 de televisión, Netanyahu tomó la decisión el viernes pasado junto a los ministros de Finanzas y Comunicaciones, Moshe Kahlón y Ayoub Kara, y el fiscal general del Estado, Avijai Mendelblit. La decisión fue transmitida a la ministra de Cultura y Deportes, Miri Reguev, que la semana pasada insistió en que Eurovisión se tendría que celebrar en Jerusalén y, si no, no debería celebrarse en el país. Sus declaraciones se enmarcan en la actual estrategia israelí de impulsar el reconocimiento de su soberanía en la ciudad, tras el reconocimiento estadounidense a su capitalidad y el traslado en mayo a Jerusalén de las embajadas de EE.UU., Guatemala y Paraguay. Ejecutivos de la EBU comunicaron a la emisora pública israelí Kan que no tenían ninguna objeción en que la ciudad santa fuera la sede de la competición, pero pidieron que su elección se sometiera a un proceso regulado y mostraron sus molestias por la politización en la producción del evento. Se espera que Kan y EBU tengan una reunión la próxima semana, en la que, además de Jerusalén, se debatan las ciudades de Tel Aviv, Haifa (ambas en la costa mediterránea) y Eilat (en el sur, a orillas del Mar Rojo y fronteriza con Egipto y Jordania) como posibles sedes. Jerusalén ya acogió Eurovisión en 1979 y 1999, pero la polémica reciente sobre su statu quo ha generado nuevas tensiones en el conflicto palestino-israelí y en el consenso internacional respecto a la ciudad.
www.abc.es | 12/06/18
El mensaje es claro y cristalino: «Vota No. No a la gestión. No a las cuentas. No a los estatutos». Es el mensaje con el que se han presentado varias asociaciones, organizaciones y grupos críticos con la actual gestión de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que el próximo día 21 votará en Asamblea General la aprobación (o no) de sus nuevos estatutos en un clima de división interna total. El motivo de la discordia tiene nombre y apellidos, según comentan: José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la entidad. El pasado mayo, éste aprobó la propuesta de los nuevos estatutos en una votación empatada de la Junta Directiva, que él resolvió con el llamado «voto dirimente». Aunque eso solo es la punta del iceberg. El «madurazo» Según comenta el colectivo autoral crítico con la entidad a través de su manifiesto contra los nuevos estatutos, este cambio es la vía del presidente para «perpetuarse en el cargo con el apoyo de los músicos de “la rueda”», esa presunta red de corrupción que hacía dinero ilícito a partir de los derechos de emisión de música en televisión. No en vano, algunos socios de la SGAE han hablado de que se está fraguando un «madurazo». En estos momentos, más de 500 creadores se han sumado a la protesta; una lista que incluye a pesos pesados de la industria cultural española como Alejandro Amenábar, Álex Ubago o Javier Fesser. Entre las alegaciones de los impulsores del manifiesto destaca la extensión de la presidencia de Sastrón, que con la aprobación de esta reforma podría juntar otros dos mandatos. Es una medida que, además, no se incluye en el resumen de los nuevos estatutos que ha sido enviado a los socios de la entidad, tal y como confirmó ayer el guionista Antonio Onetti. Según informan los promotores del manifiesto, hay más medidas dirigidas a fortalecer la figura del presidente en detrimento de los socios. Es el caso de la limitación del control de la Junta Directiva sobre Sastrón: con la nueva reforma, la capacidad de cesar al presidente recae sobre la Asamblea General, previa petición de la Junta. Es un acto que describen como una forma de «dificultar, todavía más» el cese del presidente. El clima en la SGAE es, como decíamos, de división total. Miguel Hermoso, exvicepresidente audiovisual de la entidad, pidió perdón por su anterior apoyo a Sastrón. «Me equivoqué, me engañó. Quiere debilitar y despiezar a la SGAE. Son unos estatutos suicidas», afirmó. «Todos los socios decentes pedimos la dimisión de Sastrón», agregó Patacho, uno de los impulsores del manifiesto. Algunos, incluso, amenazaron con dejar la entidad si se fraguase la nueva normativa. En este sentido, el colectivo pidió la intervención, tutela si se prefiere, del Ministerio de Cultura en estos momentos de tormenta interna, pues «le compete la tutela de nuestra Sociedad según la normativa vigente». Por ello, le piden que «proteja los legítimos derechos de los socios». Cultura tiene la última palabra Tras la última reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que responde a la normativa europea, el Ministerio de Cultura tiene la última palabra sobre los estatutos de la SGAE. Después de su votación en la Asamblea General, y si salen aprobados, la entidad tiene un plazo de un mes para solicitar su autorización al Ministerio, que tiene la obligación de revisarlos y el poder de frenarlos. Según fuentes ministeriales, este proceso podría dilatarse hasta tres meses después de su recepción. «En el Ministerio confiamos en que el proceso vaya bien. Estaremos atentos y vigilantes, pero en todo caso la responsabilidad de la votación es de la SGAE», añaden. Las voces críticas de la SGAE confían en que se paralicen por «burlas» como la de la «limitación de mandatos».
www.abc.es | 12/06/18
Tras una década con el telón echado, el edificio del antiguo Teatro Albéniz, situado en la calle del Pez numero 11, reabrirá esta vez como un hotel de cinco estrellas de la cadena Iberoestar. Tras una profunda rehabilitación, volverá a abrir sus puertas en el primer semestre de 2019 y conservará el teatro en su interior, según han informado a Europa Press fuentes próximas al proyecto. El Albéniz fue declarado Bien de Interés Patrimonial (BIP) por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en 2016, lo que supuso que el inmueble obtuviese «un reconocimiento y una protección de nivel intermedio». Esta declaración recoge que el inmueble podía tener todos los usos compatibles con la naturaleza del espacio y su configuración. No obstante, la declaración de BIP sí que obliga a los propietarios conservar intacta la sala, el escenario, los accesos a los tres niveles del teatro y las escaleras. El teatro, ubicado en una parcela de 1.377 metros en el distrito Centro, ha tenido distintos usos a lo largo del tiempo: desde la comedia al teatro musical (especialmente a la zarzuela y la revista), durante las primeras décadas del siglo XX; y como cine durante los años 30. Tras el paréntesis de la Guerra Civil, el empresario Máximo Moro concibió en 1942 un proyecto que combinaba distintos usos: sala de teatro, cine, variedades, teatro musical y sala de fiestas, oficinas, viviendas y un hotel. A partir de 1954, con el auge del cine en color, se convirtió en una de las salas mejor equipadas, y se alternó el cine y el teatro, junto con el de una sala de fiestas en el sótano, hasta 1984. Un año después la familia Moro decidió recuperar el edificio como teatro y en 1986 la Comunidad de Madrid arrendó el inmueble como sede principal de la programación teatral y operística del Festival de Otoño de Madrid. En diciembre de 2008 la Comunidad canceló el contrato de alquiler y trasladó toda la programación teatral a los Teatros del Canal. Desde entonces, en 2008, el Albéniz quedó en desuso. El hotel que se inaugurará el año que viene será el segundo de la cadena en Madrid y el establecimiento va en la línea de la compañía de buscar «ubicaciones privilegiadas y edificios únicos en el corazón de ciudades con atractivo turístico». El teatro en su interior permitirá ofrecer «una oferta de ocio única e innovadora», aseguran. Preguntado por este proyecto el consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad, Jaime de los Santos, ha celebrado el nuevo uso del Albéniz, «un espacio reivindicado por la sociedad civil».
www.abc.es | 11/06/18
El empresario británico Arron Banks, que financió la campaña Leave.EU para la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum de 2016, se reunió con representantes del Gobierno ruso en ese periodo, informa este domingo «The Sunday Times». Banks ha negado la información, que califica de «absoluta basura». El dominical asegura haber tenido acceso a unos correos electrónicos que demuestran que el millonario, que también financió al eurófobo partido UKIP, hoy casi extinto, se vio varias veces con el embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, en encuentros organizados por un espía y hasta ahora desconocidos. Según el periódico, Banks, que anteriormente ha admitido una sola «comida, con mucha bebida» con el diplomático en septiembre de 2015, también mantuvo contacto con otros representantes rusos y visitó Moscú durante la campaña del plebiscito. Durante estos encuentros, en los que a menudo estuvo acompañado por su socio Andy Wigmore, el embajador le ofreció participar en un negocio de seis minas de oro en Rusia, oportunidad que Banks dijo a «The Sunday Times» que no aceptó. De acuerdo con el periódico, Banks y Wigmore se vieron con Yakovenko tres días después de que ellos dos y el que fuera líder del UKIP, Nigel Farage, hubieran visitado, en noviembre de 2016, al nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. En declaraciones al dominical, Banks, que está casado con una rusa, ha admitido que posteriormente pasó a agentes rusos los números de teléfono de miembros del equipo de Trump. Fiesta en Notting Hill El día del referéndum, el 23 de junio de 2016, Banks invitó a Yakovenko y al espía que los presentó a una fiesta que organizó en el barrio de Notting Hill, en el oeste de Londres, y también a la velada para asistir al recuento de votos, explica el rotativo. «The Sunday Times» afirma que estas revelaciones de «encuentros antes desconocidos» plantean «cuestiones explosivas sobre los intentos de Moscú por influir en el resultado del referéndum». Banks prestará declaración el próximo martes ante la comisión de Cultura, Deportes y Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes, después de haberse negado primero a comparecer por considerar que es víctima de una «caza de brujas». Arron Banks califica la información de «basura» El empresario ha calificado la información del periódico británico de «basura» y dice ser víctima de una «caza de brujas». Arron Banks aseguró a Reuters que no solo mantuvo encuentros con los rusos. «Nos reunimos con todo tipo de nacionalidades, también hablamos con el Departamento de Estado en Washington, también nos reunimos con altos diplomáticos de la Embajada en Londres», señala el empresario. «De modo que si somos espías rusos, también debemos ser espías americanos», agrega. En este sentido, asegura que explicará el próximo martes sus conexiones con diversos países durante la campaña del referéndum al comité parlamentario que investigan si Rusia trató de influir en la opinión pública briánica antes de la votación sobre el Brexit, como parte de una indagación más amplia sobre el fenómeno de las «noticias falsas». «Esto es tan solo una completa y absoluta basura. Es como la caza de brujas de Salem. Solo insisten en gritar "bruja", "bruja"», aseguró Banks.
www.abc.es | 10/06/18
Luca de Meo, presidente de SEAT El concepto «made in Spain» es un reclamo para el mercado exterior. España es turismo, es cultura, es diversidad pero, ¿y la industria? ¿Estamos aprovechando lo suficiente nuestro potencial? Según los datos publicados por la Comisión Europea, España batió récord de exportaciones en 2017 con un incremento del 8% respecto al año anterior. Un crecimiento progresivo en los últimos ocho años que demuestra la recuperación económica y que es el mejor indicador para medir la competitividad de la economía de nuestro país. Esta es la dirección en la que debemos trabajar. Solo en el primer trimestre de 2018 se exportaron desde la fábrica de SEAT en Martorell 142.000 vehículos, un 21% más que en 2017. Actualmente estamos presentes en más de 80 países de los cinco continentes y exportamos el 80% de los vehículos que producimos. De hecho, nuestras exportaciones representan casi el 3% de todas las exportaciones realizadas en España el año pasado. Esto nos convierte en la compañía industrial española que más exporta y supone, por tanto, un gran orgullo para nosotros pero también una enorme responsabilidad. Esta tendencia de crecimiento no solo se está dando en SEAT, sino también en todo el sector del automóvil en España. Tal y como reflejaron los datos proporcionados recientemente por Anfac, en los primeros cuatro meses de 2018 España ha exportado casi 836.000 vehículos, un 2% más que en el mismo periodo de 2017. Pero hay un dato al que debemos prestar especial atención: en lo que va de año las exportaciones a países no pertenecientes a la zona euro han crecido un 51%. Este es, precisamente, el impulso que debemos aprovechar. Sin perder de vista mercados estratégicos como Alemania, Francia o Italia, tenemos que encontrar el equilibrio comercial y poner la vista más allá de las fronteras europeas. Debemos globalizarnos y saber detectar el potencial de zonas como el norte de África o Latinoamérica, que hay que aprovechar para que España siga siendo un referente del sector de la automoción a nivel mundial. Nuestra industria es uno de los pilares básicos del desarrollo económico de nuestro país; es el tercer sector con más impacto en el PIB. Entre todos hemos conseguido que nuestro país produzca casi tres millones de coches, cuando la demanda interna es de 1,3 millones. Hoy somos el octavo productor de automóviles del mundo y eso es, como me gusta llamarlo, un milagro absoluto. Y es nuestra responsabilidad asegurar esta posición competitiva en un momento de la historia donde las cosas están cambiando de manera radical. La manera de entender el negocio de la automoción ha dado un giro de 180º, pasando de ser meros fabricantes de vehículos a convertirnos en proveedores de movilidad. Esto requiere un esfuerzo extra por nuestra parte para destacar por encima de otros países y convertirnos en líderes y no en seguidores. Tenemos una industria preparada, una red de proveedores de primera calidad y un talento que tenemos que aprender a retener. Tras 25 años en este sector, me he dado cuenta de que la forma de trabajar en España es una mezcla entre la organización, los procesos y la exigencia a nivel de calidad de los alemanes, con un espíritu pragmático, creativo y orientado a resultados que tienen los latinos. Y esa, en mi opinión, es una combinación ganadora. Si no cerramos la puerta al futuro y potenciamos la creatividad, la capacidad de anticipación y la calidad de nuestra industria, no seremos uno más, podremos ser los mejores.
www.abc.es | 10/06/18
Se está convirtiendo en uno de los negocios ilegales más lucrativos y preocupantes, y las organizaciones que están detrás se expanden por tres continentes. El contrabando de angulas, por muy prosaico que pueda parecer, es ya uno de los mayores quebraderos de cabeza de las autoridades medioambientales y de consumo de la Unión Europea. El mercado negro que se mueve en España, que es el país miembro que le ha puesto el cascabel al gato, saca de nuestras fronteras la friolera de 300 millones de euros al año en esta mercancía, según los datos de la Unidad Central Operativa (Ucoma) del Seprona de la Guardia Civil. Unos hombres y mujeres que, desde la primera operación realizada, Suculentas (2011-2012), ya han detenido a más de 80 personas por esta razón. Los beneficios, siempre con la prudencia que piden este tipo de cálculos, son similares o incluso mayores a los del tráfico de heroína: la angula japónica, la más cotizada a nivel mundial, alcanzó este enero, su mes clave, los 26.709 euros por kilo en su venta legal; el «caballo», 27.000. En 2009, las autoridades europeas establecieron la cuota cero, que, en la práctica, significa que no puede entrar ni salir ni un gramo del territorio de la Unión. Se trata de una especie en peligro, según se recoge en el apéndice 2 del convenio CITES. Pero la demanda sigue siendo muy alta; en España y el sur de Francia se consume la angula europea (el alevín de la «anguilla anguilla»), pero en Canadá, Estados Unidos, el norte de Europa, Corea, Japón y China se come la anguila, su forma adulta y engordada. Estas organizaciones tienen paciencia porque son conocedoras del complejo proceso que abarca desde que la anguila europea desova (y muere) en el mar de los Sargazos, en la zona del Caribe, hasta que sus larvas atraviesan todo el Atlántico, para lo que necesitan dos años. Su ciclo es inverso al del salmón: llegan a las costas de Marruecos, donde se produce un cambio de temperatura y salinidad al entrar en las aguas dulces de los estuarios de los ríos, y eclosionan. Se sumergen entonces en el país magrebí, pero también, por millones, en los cauces de España, Reino Unido, Francia y Portugal. Y, allí, al acecho, están ya los pescadores furtivos. Documentación falsa De Europa salen aproximadamente 100 toneladas de angulas al año de manera ilegal. Si los beneficios por kilo en el mercado negro, según consta en la contabilidad de algunas mafias desbaratadas, alcanza los 7.500 euros, las ganancia son extraordinarias: 750 millones de euros. Se calcula que solo de España puede salir el 40% del total europeo, explica un mando del Ucoma. ¿A qué se debe esta fiebre por las angulas? La respuesta principal está en Asia, su gran mercado. Japón absorbe la práctica totalidad de la anguila que se produce en ese continente. Un ejemplo: cada mes de junio, se celebra el «doyo no ushi no hi», que este año durará dos días. En esa tradición se consume solo anguila y prácticamente se acaban todas las existencias. El celo de la cultura nipona con este alimento es tal, que a los ejemplares les practican prueba de ADN para que no les den gato por liebre. La variedad japonesa es la más cotizada, mientras que la europea estuvo en enero en 6.250 euros el kilo y la rostrata (americana), a 8.000 euros. Vanessa Gómez Los pescadores furtivos son españoles y contratados por las mafias, que les pagan entre 180 y 300 euros por kilo de angula. Suelen capturar en Galicia, Andalucía, el Delta del Ebro o País Vasco... Cada comunidad autónoma legisla el cupo de pesca de manera distinta. También se produce la venta legal encubierta, en la que los ilegales arrasan en las subastas de las lonjas, pagando entre 250 y 500 euros. Los grupos cuentan con intermediarios, que cobran de 400 a 900 euros, y los anguleros, de 800 a 1.600, siempre a razón de cada kilo conseguido. Cada organización puede exportar entre 1,5 y 7,5 toneladas en una temporada. Para ello, se valen de documentación que, en principio, está ajustada a la ley; pero bien se corresponde a cantidades mucho más pequeñas o a productos que no son angulas, como mejillones o pulpo. Solo entre el 15% y el 20% del producto se comercializa de manera legal. Las redes cuentan con pescadores furtivos, anguleros y «maleteros» En España operan alrededor de media docena de grupos de tamaño impotante. Una vez tienen la mercancía en su poder, la conservan en viveros y piscifactorías, generalmente cercanos a los aeropuertos por donde los van a sacar. A partir de ese momento, hay dos «modus operandi» distintos. Las organizaciones chinas actúan con «maleteros», que son un trasunto de las «mulas» de los narcotraficantes. Contratan a personas de esa misma nacionalidad que viajan a Asia y en cuyas maletas van las angulas. Tienen 40 horas para todo este proceso, ya que de lo contrario estos animales llegarán muertos a su destino. Envíos de hasta 500 kilos Introducen 600 gramos de producto en cada bolsa, a las que les ponen un poco de agua, sal, frío y les inyectan oxígeno, para que se crean que siguen en el mar y no se «estresen». En cada maleta pueden llevar 12 kilos en total y los escáneres de los aeropuertos no detectan que se trate de ninguna sustancia ilegal, como la cocaína, puesto que solo indican que es mercancía orgánica, como la comida. Esta técnica es utilizada en España a diario, por lo que la cantidad de angula que se exporta así es enorme. La otra modalidad es la de carga aérea. Se mete el producto entre otro de comercio legal en contenedores que vuelan directamente (o haciendo alguna escala en Vietnam, Malasia, Filipinas, Emiratos Árabes) hasta Hong Kong. Allí, los verdaderos líderes de los clanes las engordan en viveros clandestinos, hasta que cada unidad, ya convertida en anguila, alcanza el medio kilo de peso. La razón de ello es que a ese tamaño es como se puede confeccionar el llamado corte «kabayaki», a filetes, el más consumido en Japón. Los envíos por carga aérea son mucho más grandes, de entre 300 y 500 kilos. Hubo una organización que introdujo desde el aeropuerto de Barajas nada menos que 10 toneladas, aunque son utilizados prácticamente todos los grandes aeropuertos del país. Desde el Ucoma de la Guardia Civil insisten en que «cada vez hay más sensibilidad con este asunto», aunque hasta hace pocos años el resto de países no comenzó a tomárselo en serio: «Lo importante es que hemos pasado de algo que era una guerra particular de España a una internacional», indican. Un grupo criminal perdió 4 millones de euros en una estafa piramidal El Ucoma del Seprona de la Guardia Civil es el equivalente a la UCO del Cuerpo, solo que en delitos medioambientales. Son los mayores expertos en este tipo de investigaciones y también realizan los posteriores estudios patrimoniales de las mafias que desarticulan. Estos datos son muy esclarecedores del nivel de ganancia que tienen estas mafias de las angulas. Por ejemplo, una sola organización pudo ganar alrededor de 56 millones de euros en una sola temporada. Estas pesquisas económicas sacan a la luz el entramado de empresas, algunas reales, que utilizan para la exportación del género, pero también el uso de facturas falsas que enmascaran que «venden, en realidad, mejillones a precio de angulas», explican nuestras fuentes. Las redes españolas blanquean el dinero en negocios legales en Suramérica, aunque hubo un clan catalán que perdió nada menos que 4 millones de euros al apostar por una inversión que resultó ser una estafa piramidal.
www.abc.es | 10/06/18